Cambia de color

Cambia de color
Abr
25

Cambia de color

Chicago, Berlín, Montreal, Los Ángeles, Nueva York. Sólo en un primer vistazo no he salido ni de Norteamérica ni de Europa. Centrar las ambientaciones en esos territorios (de modo abrumador en Estados Unidos y Canadá) fue uno de los pecados de las primeras ediciones de los juegos de Mundo de Tinieblas. En lo que tiene que ver con los suplementos es un lastre etnocéntrico que todavía no se ha superado, pero hay que reconocer que las ediciones 20º Aniversario abren un poco más el foco y poco a poco comienzan a indagar en África, algunos puntos de Sudamérica o en determinados lugares de Oriente Medio.

Ahora bien, es aún insuficiente. Una ambientación tan grande y completa, con tantas especies de Pj’s (Clanes, Tribus, etc.) con tantas subespecies a su vez parece constreñida si no salimos de los límites que nos marca el mundo globalizado occidental que conocemos. Por ello, os sugerimos algunas ideas para dejar atrás esa poca amplitud de miras.

Empieza por los personajes. El primer paso fundamental es variar las procedencias de los Pnj’s y animar a los jugadores a que hagan lo mismo con sus Pj’s. Sí, de acuerdo, tiene poco sentido introducir a un japonés en una partida de Edad Oscura ambientada en un pueblo de Inglaterra. Pero las partidas contemporáneas permiten la inclusión multiétnica en casi cualquier parte del mundo. Personalmente, me parece todavía alucinante, y un poco pobre, la inmensa cantidad de partidas fan-made que hay ambientadas en España… ¡en las que hay no hay personajes de origen latino y/o magrebí!. De paso, esto nos lleva a otro punto que se debería tratar en otra entrada: evitar los estereotipos. Crea, por ejemplo, un Vampiro marroquí del Clan Ventrue, un pequeño empresario que nada tenga que ver con los Assamitas. Basta con mirar alrededor.

Bucea en la Historia. Es normal que cada uno busque sus referentes culturales más cercanos. En el caso de quien esto escribe, este rasgo se circunscribe a la historia grecolatina europea. Pero con un poco de interés y sin necesidad de hacerse cinco años de carrera podemos encontrar fascinantes intrigas en cortes asiáticas, complejas jerarquías sociales en pueblos americanos o sociedades desarrolladas en el África medieval. El ser humano es al final ser humano tenga el color que tenga. Amamos, vivimos, morimos y nos matamos por motivos bastante semejantes en todo el mundo y lo hemos venido haciendo desde hace tiempo.

Globaliza tu escenario. Piensa por un instante qué referencias de otros países tienen en un solo día. Es probable que hayas comido algo producido por una empresa de Estados Unidos pero cultivado en Sudamérica, que hayas visto en la televisión una noticia sobre Siria, que buceando por Internet te hayas encontrado un vídeo curioso sobre un deportista keniata y que te acuestes viendo una serie sueca. Esas mismas referencias las tiene ya cualquier ciudadano del mundo con conexión a Internet. Intenta reflejar esos elementos en tus narraciones, esas referencias multiculturales propias de la globalización que unen el mundo cotidiano de gente que viva en Canadá, Senegal o Dinamarca.

Google Maps. Esto puede parecer una tontería, pero puede ayudar mucho a ambientar una partida. Basta con explorar con Google Maps o con buscar en Google imágenes de lugares desconocidos. Algo tan simple como poner “African fortress” en Google nos conduce a múltiples imágenes de fortalezas africanas que bien pueden valer toda una partida. Y no digamos las posibilidades que ofrece la navegación por casi cualquier ciudad del mundo, lo que nos puede ayudar a ambientar una partida viendo los edificios como si estuviéramos en el lugar concreto.

Autor de la ilustración: Shameema Dharsey

About Voivoda de Castilla

Fundador de www.webvampiro.com

Leave a comment