Bastet / Reinos Guarida

bastetereinosPara evitar problemas con la Gran Familia, primero debes aprender a medir tus pasos y no mear en el jardín de otro. Especialmente sagrado es el territorio de un Bastet llamado Reino-Guarida. Un Bastet poderoso es capaz de consagrar una porción de sus dominios mediante un rito mágico que lo vincula a su esencia y lo protege contra las incursiones de los forasteros. Este ritual da lugar a un Reino-Guarida, una fortaleza espiritual donde el Bastet reinante domina la tierra y a sus habitantes.

La magia especial del lugar permite al Bastet hacer cosas que de otro modo le estarían vedadas. El territorio se extiende hasta la Umbra Próxima, creando así un mini-reino. A menos que alguna fuerza mayor lo destruya, el lugar es seguro. En el mundo espiritual se asemeja a un Dominio al que los viajeros no pueden acceder sin permiso. Por lo general, los Bastet no entorpecen las idas y venidas por su territorio, siempre que se respete al anfitrión, a los habitantes y al terreno. Los que no sean capaces de esto serán devorados.

Poseer un Reino-Guarida permite al Bastet:

CAMINAR DE LADO: No necesitará además ningún objeto brillante para poder atravesar la Celosía y acceder a la Umbra o hacer el recorrido inverso.

BRINCAR: Dar un salto y desaparecer para volver en otro lugar en décimas de segundo.

PRESENTIR: Al dedicarse a sus tierras, se convierte en su guardián. Ataques de la Umbra, masacres, ejércitos cruzando el territorio y otros desastres provocan una fría descarga de dolor que dura hasta que investiga la alteración.

LOCALIZAR: Tras abandonar el Reino-Guarida, el sentido de la orientación para volver a él es perfecto.

OJEAR: Puede ver lo que sucede en el Reino desde cualquier lado de la Celosía.

LA MANADA: Puede llevar a sus allegados a través de la Celosía. Basta con tocarlos mientras Caminan de Lado.

Como ves, atacar a un Bastet en su propio terreno conforma un peligro extremo. Son adversarios terribles que cuentan con recursos a tener en cuenta. Muchas manadas Garou desaparecieron durante la Guerra de la Rabia por ser demasiado estúpidos para comprender esto. Los Reinos-Guarida son personales, creados por un Bastet y dominados solo por él. Se pueden legar voluntariamente o ganar en combate mediante un duelo ritual entre dos Bastet, el rey y el usurpador, aunque el dueño del Reino-Guarida puede usar las ventajas de su Reino en ese combate.

En la Umbra, el Reino-Guarida toma una forma diferente en función de quien reine en él. Para un Khan puede parecer la fortaleza de un Maharahá oriental, mientras que para un Bubasti puede parecer una pirámide. Siempre se representa en formas de difícil acceso, pues el Rey no desea ser molestado.

Autor de la ilustración: Jocarra