Bastet / Jamak

bastetjamakJoven cachorro, ven. ¿Recuerdas ayer, cuando me dijiste que te habías encontrado con un ave carroñera que te había hablado? Te dije en que no era el momento de hablar de ello y que meditaras al respecto. ¿Lo has hecho ya? ¿Qué crees que era ese buitre?

¡¡Exacto!! Veo que no eres estúpido, lo que me hace sentir cierto orgullo como Kuasha. En efecto, era un espíritu. Pero no un espíritu cualquiera, no. Era un Jamak. Ese espíritu te desconcertó, te provocó y se burló de ti, pero te ofreció su ayuda… por un precio. Acabas de comenzar una relación que puede aportarte grandes frutos y no pocos esfuerzos. De ti depende continuarla o no.

Por muy independientes que seamos, sabemos que vivimos en un mundo cruel, y un buen espíritu aliado puede ser la diferencia entre la supervivencia y la extinción. Estos aliados suelen surgir de la nada para ofrecer sus servicios a cambio de un par de favores. Si la palabra es buena, ambas partes podréis forjar un pacto. Aunque estos pactos suelen durar un año o menos, algunos han abarcado vidas enteras.

Los Jamak no aparecen porque sí cuando los necesitamos. Solo conceden sus favores si les apetece y cuando ellos deciden, y créeme si te digo que son exigentes.Además, suelen conceder Dones, pero no creas que es lo mismo que enseñarlos. Un Don concedido puede y debe emplearse de inmediato, sin necesidad de gastar Gnosis ni posibilidad de fallo alguno. Una vez usado, se perderá, no conocerás su secreto ni sabrás como repetirlo. A veces también los enseñan y muchos Dones de Tribu proceden de Jamaks particularmente generosos. En ocasiones, el Jamak podría aparecer para ofrecer su guía o auxilio, o enviar animales mundanos para ayudar. Esto solo pasará si estás en serios aprietos, y también podrías estar en esa situación y no recibir ayuda de él, pues son impredecibles.

Estos son algunos de los Jamak que puedes encontrarte:

TROZO DE HUESO: Esta amenazadora ave carroñera acecha cerca de los moribundos y de los condenados, a la espera de picotear sus cadáveres. Los Bastet honorables suelen evitarlo, pero los más listos (especialmente los Bubasti) saben que posee importantes conocimientos que compartir con aquellos que toleren su compañía.

Favores: En ocasiones susurra al oído del Bastet pistas y atisbos que predicen el futuro, aunque antes el gato ha tenido que soportar el hediondo aliento del espíritu, su horrenda presencia y sus repugnantes comentarios.

Prohibición: Es un deslenguado al que le gusta meterse con los Bastet melindrosos para pasar el rato. Suele ofrecer bocados en descomposición de animales muertos acompañados de vaho vomitivo, siendo obligado soportar esas afrentas para ganarse su favor.

MARIPOSA: Las muchas formas de Mariposa recuerdan a la metamorfosis que es el corazón de la creación. Nunca deja de cambiar y explota siempre en nuevas formas, colores y tamaños. Favorito de los Balam, Bagheera y Qualmi, valora el talante pacífico del corazón embelesado por la danza eterna.

Favores: Otorga a sus aliados el Don del Tío del Mono, y hace más difícil que un Bastet entre en Frenesí.

Prohibición: Sus aliados no podrán atacar a un enemigo movidos por la cólera, solo en defensa propia.

MANTIS: Sabia y paciente, elude los conflictos soñando. Conoce los siete niveles de silencio, desde la meditación hasta la muerte, y se los enseña a sus aliados. Cuando aceche un problema, permanecerá inmóvil y esperará hasta que aparezca la solución. Los Khan y los Bagheera la comprenden especialmente bien, así como los Simba del Kalahari.

Favores: Envía sueños y profecías a quienes sepan quedarse quietos para despejar la mente. Esta disciplina puede ocupar una hora o más.

Prohibición: Sus aliados no pueden ser irreflexivos ni temerarios.

MANDÍBULAS DE CEPO: Este devorador, un espíritu amigo predilecto de los Bubasti, guarda el conocimiento místico. Mandíbulas de Cepo, un Espíritu-Caimán o Cocodrilo (según donde se le encuentre), acecha bajo las aguas de la transición, observando el curso de los acontecimientos hasta que alguien se acerque a su almacén de secretos. Si es merecedor, lo pondrá a prueba hasta que resuelva una serie de acertijos. Si da muestras de irreflexión o duda ante lo que ha de hacerse, Mandíbulas lo consumirá, matándolo en ocasiones, aunque lo más probable es que lo marque para prevenir a otros Jamak acerca de su cobardía.

Favores: Siempre está poniendo a prueba a sus elegidos: quien adivine la respuesta a sus adivinanzas alcanzará una sabiduría especial para resolver enigmas. La ferocidad del Viejo Mandíbulas de cepo también añade un punto extra de Rabia.

Prohibición: No podrán vacilar a la hora de hacer lo que sea necesario para aprender un secreto mágico. Nunca elige a cobardes ni a necios.

TZINZIE: Tzinzie, el Señor de las Moscas, zumba sin cesar mientras ronda el universo, picando a quien le apetece e incordiando a la gente nada mas porque sí. Defiende el no dar la cara, la naturaleza del bromista que pasa silbando junto a seres más lentos y mayores, embaucándolos con falsas promesas antes de desaparecer,entre risas. La mayoría de los Bastet no presta atención a este espíritu enojoso, pero quieres lo comprenden se dan cuenta del buen buscador de disparates que puede llegar a ser Tzinzie. Al bailar bajo las narices de los soberbios y los iracundos, el Señor de las Moscas pone al descubierto su propia necedad. Aquellos que se suman a su baile descubren que los pasos a seguir son bien sencillos.

Favores: Los que se alíen con Tzinzie suelen aprender los dones: Pies de Gato, Primer Golpe y Birlar, y adquieren una especial destreza cuando huyan de un oponente de mayor tamaño y más poderoso.

Prohibición: Los elegidos de Tzinzie jamás podrán meterse con los débiles ni dejar vivir tranquilo a alguien que muestre arrogancia y una gran confianza en sí mismo.

SUSURROS: El espíritu de los secretos, guía a sus aliados hacia nuevos descubrimientos. Flota en el aire, invisible y apenas audible. Cuentan que es el eco de los propios Jamaa, voces celestiales que se filtran al mundo mortal en forma de recuerdos difusos. Es difícil de encontrar y tiende a aparecerse solo ante los Bastet más sabios.

Favores: Sus aliados tienen muchas más posibilidades de resolver un enigma. Podría conceder Dones como Travesía de la noche, Travesura Invisible u Oreja de Fisgón.

Prohibición: Tendrán que evitar hacer ruido, sobre todo al hablar.

REY DE LOS GATOS: El Rey de los Gatos, veloz, rápido y astuto, encarna tanto las brillantes obras de Rahjah como el encanto oscuro de Cahlash. Aunque la mayoría de los Bastet se decantan por un aspecto u otro, muy pocos se dan cuenta de que ambos espíritus son uno solo. Hay quien le ve como el primero de los de su especie, el que salvó a Seline de Asura. Otros creen que se trata de un avatar de ambos espíritus padres. Es un truhán pulcro, de lengua tan afilada como su espada. Aunque cambie de apariencia según la ocasión, prefiere los aparejos propios de un espadachín. Adopta la forma de un gato negro o blanco (este más a menudo), pero prefiere el aspecto humano, retando a sus enemigos. Es el alma de la rebelión arrojada y favorece a aquellos que saben vivir y morir con estilo.

Favores: Sus aliados son más gráciles y habilidosos que los demás. Apuesta fuerte, ríete de la muerte y nunca salgas sin hacer una reverencia. Puede enseñar cualquier Don Bastet, pero raramente lo hace.

Prohibición: No tolera una disposición sobria. Si sus aliados se sumen en la depresión o la melancolía, los abandona.

IKA-IKA, EL REY MONO: Espíritu alborotador y jactancioso, representa el capricho, el engaño, la incoherencia y la ferocidad. Sus amigos, no obstante, comprenden la sabiduría inherente al caos del rey Mono y respetan su tendencia a saltarse las reglas cuando se presente la ocasión. Cuando encuentre a alguien que merezca su respeto, se convertirá en un aliado leal y poderoso. Si bien podría burlarse de sus amigos, o gastarles bromas, será el primer Jamak en hacer acto de presencia si las cosas se tuercen. Está claro que le encanta enojar a los suyos, por lo que apreciará al gato que haga lo mismo.

Favores: Un favor del Rey Mono se traduce más destreza y la capacidad de hacer inusuales acrobacias. Suele ser frecuente que enseñe a sus amigos Dones tales como Escalador de Árboles, Ver a lo Lejos, Tormenta de Garras y Tío del Mono.

Prohibición: A Ika-Ika le gusta la anarquía: sus amigos tendrán que saber cómo saltarse las normas y soltarse la melena. Aún así, también deben saber cuando parar. El rey Mono simboliza el caos controlado, no la crueldad. También deben saber lo que vale la amistad. Cuando se sienta salvaje podría aparecerse en persona, en forma de mono o de un hombre demente. Sus amigos deberán darle la bienvenida si quieren conservarlo.

SEÑORA DE LOS FELINOS:  Sublimación de la esencia de la creación, encarnación de la maternidad feroz, de la gestación y la pasión. Aparece bajo distintos aspectos, unas veces como un gran gato blanco y otras como una mujer ataviada con luz de luna, una diosa guerrera, un búfalo blanco, un tigre albino o un diminuto gato azul. A menos que se enfade, su voz será tan suave como su tacto, y todos los sonidos se atenuarán en su proximidad. Enseña todas las habilidades de supervivencia y suele aparecer cuando sus seguidores la necesitan, nunca antes. Por gentil que parezca, puede ser feroz e impredecible, madre ejemplar, amante apasionada, diosa de la guerra o viajera misteriosa.

Favores: Acude a consolar a sus hijos perdidos o asustados, o para congregarlos para la batalla. Enseña todos los Dones Felinos a aquellos que lo merezcan. En ocasiones concede un poder especial o envía animales en ayuda de un fiel, aunque suele acudir en persona para aconsejar al gato y marcharse.

Prohibición: Aborrece la corrupción. Enconada enemiga de Asura, la destrucción innecesaria o la perversión son anatema para ella. El Bastet que se una a Cahlash la perderá para siempre.

PÁJARO DEL TRUENO: Llega siempre impulsado por unas alas infinitas, igual que un ángel de rasgos animales en el cielo. Sus dominios son el coraje y la pureza, duerme en las cimas de las montañas y surca los cielos bajo formas tan distintas que el ojo humano no puede reconocerlo. Calibrador del coraje, ruge y estalla para asustar a los buscadores de visiones al tiempo que los insta a ser valientes. Aquellos pocos que puedan soportar la furia del grito de Pájaro de Trueno se ganarán el respeto de este espíritu. Vive cubierto de nubes. No tiene cabeza, pero sí un pico cuajado de dientes afilados. Carece de pies, pero no de garras capaces de apresar. No posee rostro, pero brotan relámpagos de sus ojos cuando está enfadado. Aunque parezca un espíritu colérico, le gustan los humanos y prefiere a los Pumonca y a los Wendigo por encima de cualquier otra criatura. En su voz se escucha el crepitar de la creación. El batir de sus alas levanta los vientos. Los gatos que puedan soportar sus pruebas de valor se verán recompensados con su amistad.

Favores: Muchos Dones de los Pumonca proceden de él y se los enseñará a sus gatos predilectos. En caso de emergencia, podría mandar un rayo para que los Bastet tengan oportunidad de reagruparse. Los halcones y las águilas suelen acudir en auxilio de los amigos de este Jamak. Sus enemigos huyen en desbandada, presas del puro terror.

Prohibición: Detesta a los cobardes. Huir de cualquier cosa por culpa del miedo le costará su favor a un aliado, aunque tiende a ser más compasivo que la mayoría de los espíritus. La corrupción y sus agentes les resultan abominables: el aliado de este Jamak deberá destruir cualquier cosa que esté mancillada o, cuando menos, intentar redimirla. Quienes se alíen con las fuerzas del deterioro (incluidos Vampiros, Fomori y Perdiciones) podrían ser abatidos por los relámpagos.

HATII, EL ATRONADOR: Este espíritu elefante, uno de los Jamak más poderosos, rara vez escoge aliados entre los felinos, y jamás elegirá a un Simba. Nunca perdona una afrenta ni olvida un gesto de bondad. Los Khan lo aprecian como aliado y lo tienen por un amigo fuerte y sabio que bendice a sus escasos elegidos con una piel dura y una memoria excelente.

Favores: Se precisa un acto sobresaliente de coraje o sabiduría para atraer la atención de Hatii, y sus favoritos son los que protegen heroicamente manadas de elefantes, especialmente de otros Bastet. Concede además una resistencia legendaria en el combate. En ocasiones ofrecerá pistas para resolver un rompecabezas desconcertante. En las sabanas africanas o las llanuras de la India, una manada de elefantes podría acudir en ayuda del Bastet en peligro de muerte.

Prohibición: Deben defender las manadas de elefantes siempre que sea posible y dar caza y asesinar a alguien que mate a un elefante por diversión o para quedarse con su marfil.

REY DE LAS BESTIAS: Este león espíritu reta a sus rivales con rugidos orgullosos y aplasta a sus enemigos bajo poderosas zarpas. Su melena brilla como el amanecer y su rugido equivale a quinientos truenos. Ninguna criatura puede sostener su mirada mucho tiempo y terminaría escabulléndose acobardada a ocultarse. Es un déspota vanidoso que exige sumisión absoluta y dota a sus favoritos de fuerza y talento mágicos. Raro es el Bastet que pueda permitirse el patronazgo de este espíritu, y son muchas las manadas Simba que lo veneran juntas.

Favores: Siempre habla con voz formal y exige que sus aliados actúen en conformidad. Sus aliados pueden obtener más fuerza y capacidad para intimidar a sus enemigos. También enseña muchos Dones si cree que la manada lo merece.

Prohibición: Constituye un aliado exigente. Sus fieles deben inclinarse ante su majestad a la vez que dominen a cualquier otra criatura a la vista. Cualquier desliz o muestra de cobardía les costará su ayuda a toda la manada, puede que para siempre.

Autora de la ilustración: Agnes Landgraf