Renombre de los Bastet


bastetrenombre2Al terminar tu aprendizaje y convertirte en miembro de pleno derecho de los Bastet no eres ya por ello igual al resto. No, no me mires así, vale que puedas controlar tus distintas formas, que hables con espíritus y que hayas descubierto algún que otro secreto importante. Eso no te hace más que un cachorro con aptitudes. Para ser mirado con respeto entre los demás deberás ganártelo día a día. Hay Bastet legendarios y otros de los que podemos llegar a avergonzarnos por sus actitudes poco honorables.

Nuestra personalidad, y nuestra imagen ante los demás, se compone de distintas partes. Quien tenga más de las siguientes característas será un Bastet de un Rango mayor:

INTELIGENCIA
Seré rápido y silencioso, vigilaré mi propia sombra, seguiré los susurros y sobreviviré, aprenderé y prosperaré

El Bastet debe ser astuto y sutil. Debe aprender secretos, robarlos sin que nadie se dé cuenta. Debe manipular lo que le rodea para lograr un beneficio para él y su Tribu. El Bastet es fanfarrón y exitoso, ganando fama entre sus congéneres.

FEROCIDAD
No me achantaré, gobernaré mi odio, dominaré mi furia y esparciré a mis enemigos en el viento

Los Bastet no son en sí guerreros natos, pero valoran la valentía, la estrategia en la batalla y la rabia bien dirigida contra un enemigo. Entre los Bastet, este aspecto no se logra sólo con las victorias en la pelea, sino también con los rumores sobre la valentía de un gato o con simples miradas de desafío que nadie puede sostener.

HONOR
Cumpliré mi palabra, actuaré de buen talante, controlaré mi lengua y defenderé a mis iguales

Aunque tienen fama de todo lo contrario, los Bastet sí conocen el honor. Tienen sentido de la responsabilidad y siguen sus propios códigos de conducta. Es justo e imparcial si debe administrar justicia. Un Bastet debe ser leal, honesto y orgulloso.

Autora de la ilustración: Tess Garman