Ciudad Trasgo (Ambientación para Changeling)

Ciudad Trasgo
Feb
25

Ciudad Trasgo

Nota de Webvampiro: esta ambientación es una ayuda para jugar a Changeling en pleno centro de Nueva York. Esta es una versión resumida de una ambientación completa que incluye un profundo trasfondo histórico, personajes e ideas para jugar. Quien desee profundizar más, puede contactar con el traductor de este artículo (el original es de Chris Howard) en nuestro foro de Changeling.

Enterrada en las profundidades bajo los edificios de Manhattan, Ciudad Trasgo es uno de los principales feudos feéricos de la isla. El supuesto territorio del feudo se extiende bajo dieciséis bloques de edificios del medio este de Manhattan, e incluye túneles que discurren por debajo del Ford Fundation Building. El oeste del territorio toca la Gran Estación Central, y al este se encuentra limitada por el edificio de las Naciones Unidas, el East River y el túnel de Queenstown. El centro del feudo se encuentra directamente debajo del edificio Chrysler. Una combinación de Glamour e ingeniosas modificaciones arquitectónicas oculta el territorio feérico del mundo exterior. Trabajadores del metro, sin techo que viven en las alcantarillas e incluso otras entidades sobrenaturales pasan cerca del centro del feudo ignorando por completo su existencia.

En el año 1664 el Dr. Zachary Tapp, un loco arquitecto, matemático y místico Nocker, huyó de Londres (posteriormente diría que fue “por razones de salud”). Su rápida huida coincidió con la conquista inglesa de Nuevo Ámsterdam (actualmente Nueva York) a los holandeses. La mayor parte de los primeros Kithain de Manhattan consistía principalmente en Pooka, y el astuto Dr. Tapp pronto se quedó con sus propiedades. Les pagó poco más de los 24 dólares que se habían pagado a los pueblos nativos a cambio de Nueva York (reforzando así la opinión de los Nocker sobre la ingenuidad de los Pooka). Sin embargo, lo que los Pooka no le mencionaron es que hacía poco les habían robado la tierra a los nativos Nunnehi, y los changelings nativos estaban decididos a recuperarla. Los Pooka estaban más que dispuestos a deshacerse de la tierra, y los Nockers más que dispuestos a comprarla (reforzando así la opinión de los Pooka sobre la ingenuidad de los Nockers). Los Nockers se pasaron los siguientes veinte años en una guerra sangrienta contra los Nunnehi.

Tapp pronto descubrió la razón del deseo fanático de los Nunnehi por recuperar el lugar. Bajo la superficie de la isla se encontraba una Gruta onírica y natural de gran poder. Las Cavernas de Cristal Negro eran una fuente natural de Glamour mucho más poderosa de lo que se había imaginado. La noticia pronto se extendió entre la comunidad Nocker. Tapp vio que la oportunidad era ideal para hacer realidad el sueño de su vida de crear una obra viva y móvil de escultura arquitectónica. Todos los elementos iniciales de la estructura subterránea del feudo fueron diseñados con cuidado para que coincidieran con la estructura de la ciudad de Nueva York en desarrollo; su integración con la ciudad circundante ha sido casi perfecta. El feudo prosperó enormemente vendiendo mercancías manufacturadas a humanos y Kithain por igual. Ciudad Trasgo comenzó siendo una serie de túneles conectados, de no más de dos pisos de altura. Sin embargo, a medida que la construcción se extendía y mejoraba, sus raíces comenzaron a profundizar cada vez más en el subsuelo de la isla.

Los habitantes del feudo (que a menudo se hacen llamar “Trasgos”) son en su mayor parte Nockers y de naturaleza indudablemente Oscura. Las teorías sobre lo que ocurre en el interior del feudo son muy diversas, aunque pocos extraños han visto algo más que el mercado del feudo. A pesar de su oscura reputación, Ciudad Trasgo han conseguido establecer una posición única en la sociedad changeling. Sus habitantes son artesanos extraordinarios, incluso para ser Nockers, y sus ingeniosos inventos tienen una demanda elevada por toda Concordia. Hasta los changelings que fruncen el ceño ante la “villanía nocker” se tragan su orgullo para comprar lo que quieren.

El feudo es opulento hasta para lo que es lujo entre los changelings. La decoración es una mezcla de exceso barroco y victoriano. La madera pulida y el bronce se encuentran por todas partes. Luz suave e indirecta proporcionada por ingeniosas lámparas de aceite, hace brillar adornos de oro, espejos y grandes obras de arte (humano y Kithain). Hasta los pasadizos secretos del feudo (y hay cientos) son lujosos espacios forrados de paneles de mahogania negra, decorados con obras de arte menores. Una exposición de las invenciones más ingeniosas de los nockers decora el feudo y cientos de criaturas artificiales vagan por sus salones. Estos constructos son obras maestras de relojería, animadas con Glamour. Son de todo tipo y variedad: cigüeñas de bronce, cocodrilos de jade, libélulas de plata, leopardos de oro con manchas de ónice, etc.) y superan a los habitantes changeling del feudo por diez a uno. La mayoría de estas criaturas quiméricas tienen una inteligencia rudimentaria, y pueden convertirse en una fuerza formidable si son convocados para defender el feudo.

Las escaleras que parecen ascender han sido construidas en un ángulo en el que realmente descienden. Las puertas van a parar a paredes de ladrillo, o a escaleras de 100 escalones. Salones, escaleras, habitaciones e incluso suelos enteros han sido construidos sobre un sistema oculto (y completamente silencioso) de cintas transportadoras, vías, palancas y estaciones. La sala que ayer iba a dar a la biblioteca hoy comunica con la cocina, y mañana es un túnel subterráneo.

El feudo se transforma constantemente sin que nadie se dé cuenta y sin ser limitado por las constantes construcciones de Nueva York. Los cambios del feudo atraviesan estaciones de metro, sótanos privados, alcantarillas y líneas eléctricas con total impunidad.

La Ciudad Trasgo no negocia con otros Kithain dentro del feudo. En su lugar ha comprado varias de las galerías del Fulton Fish Market al sur de Manhattan. Los humanos que compran allí simplemente ven pescaderos vendiendo su mercancía. Sin embargo los Kithain perciben a los Nockers y otros changelings entre la multitud. Estos comerciantes venden pescado a los mundanos, y armas de extraordinaria calidad, herramientas y objetos de lujo a los changelings que visitan el mercado. Los Kithain de otros feudos de la Costa Este también vienen aquí a comprar y vender, proporcionando al mercado el ambiente de un bullicioso y frenético bazar feérico. En todas partes el lugar es conocido como el Mercado Trasgo. En ocasiones los humanos normales consiguen “accidentalmente” algún tipo de artesanía nocker, lo que de forma invariable les proporciona mala suerte. El horario del mercado comienza a medianoche y termina en torno a las ocho de la mañana. Recientemente, parte del mercado ardió tras un incendio inexplicable. Aunque la policía sospecha del crimen organizado, los trasgos tienen sus propias sospechas…

About Alexander Weiss

Leave a comment