Crónicas de Nueva Orleans-Grand Masquerade 2016

Crónicas de Nueva Orleans
Sep
09

Crónicas de Nueva Orleans

Han pasado dos días ya desde que volví de New Orleans y aún no me puedo quitar la sensación del aire cálido que te abordaba cuando salías del Hotel.

Fueron cinco días de conocer a jugadores, no sólo de EE.UU., sino de México, Italia, Alemania… Por no hablar de los actuales directivos de White Wolf ¡E incluso a los Antiguos!

Escuchamos historias de la voz de Mark Rein·Hagen y Travis Williams de cómo fueron los inicios de la empresa, cuando tenían que ayudarles los padres de Rein·Hagen a producir los libros, incluso una ocasión que, acababan de llegar a Atlanta con las cajas de libros de Vampiro: La Mascarada (la primera edición de todas) y se les cayó del coche, haciendo volar los libros por toda la carretera. De cómo, también, había insistido el padre de Mark (un hombre religioso) para que los personajes de los jugadores tuvieran un sistema moral que les impidiese convertirse en monstruos. Gracias, padre de Mark Rein·Hagen, por darnos la Humanidad.

Estos libros pocos años después serían perseguidos por los aficionados al primer RPG que nos ofreció jugar a ser el monstruo que nos acecha desde la oscuridad de debajo de la cama.

Tuve la oportunidad de conocer a Scott Harben, autor de las ilustraciones de “Teatro de la Mente – Hombre Lobo: El Apocalipsis” que, creedme, nos harán disfrutar por su realismo y perfección, y de charlar con Tim Bradstreet, ilustrador clásico y actual, para la edición 20º Aniversario, de Vampiro (además de portadísta para Marvel). Como curiosidad, me contó que le encantaban los castillos, a lo que yo respondí enseñándole fotos de el de San Antón, de Coruña, y de paso la Torre de Hércules, el más antiguo faro en funcionamiento. Hay que señalar que se quedó bastante impresionado con ambos.

Pude hablar con Rick Thomas y agradecerle tantos años de revisiones de la estética y diseño de los libros (y de las líneas en general), para perfeccionar más unos juegos que, de por si, ya eran bastante buenos a mi parecer en su ambientación, además de con los actuales encargados de White Wolf: Tobias Sjogren, Shane DeFreest, Martin “Elrickson”, Karim Muammar y Dhaunae DeVir (a quien le envío un inmenso abrazo por hacer posible mi viaje), que se encargaron de dejarnos bien claro que las cosas seguirían para delante. Tienen un proyecto muy claro, y es el de ofrecernos un Mundo de Tinieblas más serio, más oscuro y empapado en el clásico ambiente de terror primario que nos impele a alejarnos de la oscuridad.

Por otra parte, no tuve un momento libre en esos cortísimos cinco días. El hotel escogido para la convención tenía varias salas en las que se realizaron varios paneles, desde numerosas interpretaciones en vivo de Vampiro y de Hombre Lobo (todos los días por lo menos una o dos), hasta charlas como las de “Vampires & Vino” o “Wolves & Whiskey”, que se trataban de pequeñas catas informales de varios vinos y whiskeys mientras numerosos fans charlábamos con los creadores de las líneas de juego mientras, tanto ellos como nosotros, nos contábamos anécdotas e impresiones sobre cada uno de los dos juegos.

No fui a más que la primera de las interpretaciones en vivo, porque aunque la ambientación era increible, la trama muy interesante y los jugadores que me encontré allí eran muy competentes, me encontraba rodeado de gente que sólo me entendía cuando hablaba en inglés, y mi inglés todavía está algo oxidado, haciendo que la “interpretraducción” fuera un poco dificil en el mejor de los casos y me exigiera muchísima concentración. Hay que mencionar que parte de la escenografía incluía elementos que habían sido cedidos por el estudio que había rodado True Blood, así que os podéis imaginar el nivel de calidad.

Sí, en cambio, fui a ambas catas de vino y whiskey (que eran en dias distintos, claro). En una de éstas (Wolves & Whiskey) se comentó algo que los que conocemos Mundo de Tinieblas ya sabemos, pero que para el resto de la gente es raro conocer, y es que fue White Wolf quien inició la guerra entre Vampiros y Hombres Lobo que tan por sentado se da en el cine, cómics y novelas de la actualidad.

Mark soñaba, nos decía, con el día (quizá, no tan lejano a juzgar como avanzan las tecnologías) en el que sólo tuviésemos que ponernos unas gafas de realidad virtual y estaríamos en Mundo de Tinieblas. Poder estar en una cafetería, y que tu móvil te indique que hay un Nosferatu cerca al que le puedes consultar ese problema que tienes con el Príncipe de tu ciudad. Llevar la experiencia del jugador a un nivel de mayor inmersión mientras estábamos jugando. No puedo más que estar completamente de acuerdo con él.

Sin embargo, la Grand Masquerade 2016 no se quedó sólo en eso. Tuvimos contacto con escritores, como los de “I am Zombie”, un nuevo juego de rol de temática oscura que, esperemos, llegue pronto (porque tiene una pintaza excelente), con fans que llevaban su caracterización al siguiente nivel, como una chica vestida con maquillaje corporal, látex, dientes prostéticos, lentillas, cola y que parecía una auténtica Gárgola de verdad (ganadora del primer premio en caracterización); talleres de creación de personajes para las partidas de rol en vivo (a este tipo de eventos pueden venir hasta los que no han interpretado en su vida), un escultor de colmillos prostéticos con el que, por 100$, podías tener unos colmillos adaptados perfectamente a tu boca y de una apariencia muy natural (yo me pillé unos xD), y todas las noches, por si fuera poco, fiesta desde medianoche en adelante. La última de las cuales, en el maravilloso Succubus Club, en la que disfrutamos entre otras de la actuación de Dj Achilles (Justin Achilli) en el escenario de un teatro reconvertido a discoteca.

Eso, sin mencionar la ciudad, claro…

La gente te saludaba por la calle sin conocerte de nada. Con eso ya resumo mi sensación de estar como en casa. La arquitectura, principalmente colonial y llena de balconadas favorecía la acústica que llenaba la calle de músicos callejeros y, dado el calor que hacía, podías pasear por Bourbon Street (me arriesgaría a asegurar, por su arquitectura y localización cercana al Misisipi, la misma calle en la que Tom Cruise encuentra a Brad Pitt en “Entrevista con el Vampiro”) y saltar de la música de un bar a la del siguiente, porque todos tenían las puertas abiertas de par en par y absolutamente en todos había música en directo.

¿Conocéis la típica escena del protagonista de la peli fumando un cigarro en el balcón mientras la calle se ilumina con neones de colores y se oye perfectamente un saxofón tocando de fondo? Eso era lo que se vivía desde las balconadas en Bourbon Street.

No puedo terminar sin mencionar el Misisipi. Igual que en el caso del Nilo, se nota perfectamente cuando una ciudad hace su vida en torno al río, y New Orleans no está exenta de este influjo. Las libélulas a lo largo del paseo del Misisipi eran muy habituales, igual que ver a los barcos llevando a turistas que decidían visitar las diferentes partes de New Orleans desde otro punto de vista. Porque yo sólo os estoy hablando del centro del Cantón Francés… Sin duda, se notaba por qué los Vampiros en la mayoría de las ficciones actuales escogían NOLA como destino permanente. Porque es una ciudad que nunca duerme, o más bien, que se levanta por la noche.

Sólo espero que algún día podamos organizarnos y tener nuestro propio baile de máscaras, al menos una cuarta parte en calidad de la que tuvo la Grand Masquerade 2016.

Un saludo a todas y todos los fans de MdT. Caminad por las sombras.

Manuel Marcos, “EnOcH”, Peral Villaverde es el maquetador de, entre otras, las ediciones 20º Aniversario en castellano de Vampiro y Hombre Lobo o de suplementos como “Cazadores Cazados II” o “Anarquistas Liberados”.

About Marcos Manuel "EnOcH" Peral Villaverde