Gobiernos y formas de poder (Vampiro)

Gobiernos y formas de poder (Vampiro)
Abr
20

Gobiernos y formas de poder (Vampiro)

Vampiro es el juego del poder y la política. Es cierto que otros juegos de Mundo de Tinieblas pueden presentar diversas estructuras de poder y jerarquía, de hecho prácticamente todos presentan estos elementos, pero es en Vampiro donde se desarrollan más en profundidad. Pero es posible que tú, narrador y/o jugador, estés aburrido del mismo esquema de siempre: Príncipe, Primogenitura, Elíseo, plebe. El modelo estándar para desarrollar una partida de Vampiro. Lo que puedes esperarte aunque juegues con un grupo al que acabas de conocer o cuando vas a unas jornadas.

Por ello, este artículo va a tratar de ofrecer pequeñas pinceladas de otras estructuras de poder que existen en el mundo real y cómo se pueden adaptar a ambientaciones de Vampiro para intentar ayudar a ampliar el punto de vista.

Monarquía absoluta. Una posibilidad es eliminar el juego social más o menos soterrado de Vampiro para convertirlo en algo totalmente clandestino. Manda un Príncipe o un dirigente totalitario cuya palabra es ley, sea esta acorde o no con las Tradiciones. No existe un segundo escalafón. Su influencia, antigüedad o recursos militares y terroríficos son tales que no necesita ni consejeros. Una evolución de este modelo es la “dictadura militar” en la que el Príncipe y sus secuaces mantienen el poder mediante la fuerza, la opresión y la persecución sistemática de opositores. ¿Qué podemos explorar en esta ambientación? El liderazgo paranoico, el miedo y dependencia (¿por qué sigue habiendo vampiros en ese territorio?), las conspiraciones secretas, la lealtad extrema al líder.

Teocracia. Bien sea bajo un gobierno de corte absolutista como el anterior o bien mediante el gobierno de una comunidad o grupo de creyentes, la sociedad nocturna se fundamenta en torno a un ideal religioso, sea una religión tradicional o sea un culto vampírico. Aquellos no creyentes son perseguidos o tolerados a cambio de importantes cesiones. ¿Qué podemos explorar en esta ambientación? El misticismo, la relación con la religión y la muerte, el milenarismo, el odio religioso, la falta de libertad.

Bicefalias y Triunviratos. Este sistema está desarrollado en la metatrama oficial con el modelo de gobierno a tres de Constantinopla Nocturno, por ejemplo. El liderazgo se reparte entre dos o tres vampiros que tienen idéntica posición de cara a sus súbditos aunque quizá cada uno se ocupa de campos diferentes (uno puede ser un mariscal militar, otro un líder religioso y otro un burócrata, por ejemplo). El resto de vampiros puede sumarse a la lealtad a uno de ellos en concreto además de ser fiel al sistema en sí. ¿Qué podemos explorar en esta ambientación? El reparto de poderes, la lucha entre Clanes y familias, la envidia por el Estatus y la influencia o la colaboración entre diferentes.

Oligarquía. Un grupo de vampiros, uno o varios Clanes o incluso un linaje familiar se reparte el poder, la influencia y los recursos. Puede que alguno ejerza de Príncipe o que tengan uno como marioneta siempre que obedezca a los intereses del lobby dominante. Toda competencia es vigilada y eliminada si se convierte en potencialmente peligrosa. ¿Qué podemos explorar en esta ambientación? El reparto de poder entre varios, la corrupción, los sobornos y chantajes, las vendettas.

Parlamentarismo. Existe un gobierno vampírico, probablemente también un Príncipe (en forma de “monarquía o república parlamentaria”), pero el poder emana en realidad de las decisiones de una mayoría social vampírica. Puede que el Príncipe sea joven, tenga poco poder o que haya Clanes muy influyentes que realmente marquen las líneas políticas. ¿Qué podemos explorar en esta ambientación? La colaboración, el liderazgo coordinado, el liderazgo débil, la corrupción o la lucha por tener una mejor posición.

Parlamentarismo constitucional. Añadimos la coletilla de “constitucional” para referirnos al poder de las Tradiciones u otro tipo de código vampírico. El Príncipe ejerce su poder sólo si cumple a rajatabla con la ley aceptada socialmente. ¿Qué podemos explorar en esta ambientación? El respeto a la ley, el acuerdo social, la dependencia que el líder tiene de las costumbres aceptadas por el resto de vampiros.

Asamblearismo. No existe un Príncipe como tal. Si hay una clase o persona dirigente, simplemente es el brazo ejecutor de las decisiones de la mayoría, las cuales pueden estar sometidas o no a una ley. Es el conjunto de la sociedad el que toma las decisiones a seguir en todo momento, sean estas coherentes, civilizadas… o totalmente enfermizas. ¿Qué podemos explorar en esta ambientación? La pertenencia a un grupo, el dilema moral de escoger por el bien común o tomar decisiones violentas por la seguridad de todos, la lucha por tener una mayor voz o influencia.

Esperamos que os puedan servir de ayuda estas ideas para salir de la organización tradicional de una partida de Vampiro. ¿Conocéis otros modelos?, ¿los habéis usado en vuestras partidas?

About Voivoda de Castilla

Fundador de www.webvampiro.com

Leave a comment