Los Últimos Elegidos (Mago La Ascensión)

Los Últimos Elegidos (Mago La Ascensión)
Oct
24

Los Últimos Elegidos (Mago La Ascensión)

Con esta entrada iniciamos una serie de artículos en la que os vamos a ir proporcionando información sobre las partidas que se juegan en Webvampiro tanto por si os interesa uniros cuando haya plazas como también para que puedan servir como inspiración o ayuda de juego para narradores y mesas. Con ustedes… “Los Últimos Elegidos”

“Han pasado ya 15 años desde que la Tecnocracia se apoderó del mundo, y la magia está condenada a morir. Pero desde los Reinos de Horizonte, varios Archimagos preparan la Reconquista. Y empezarán por la última capilla Caída. La de Notre Dame de París. Pero ellos no pueden cruzar la Celosía sin hacer saltar las alarmas de la Tecnocracia.

Para ello contarán con varios recién Despertados, pero a los que se les atribuye un gran potencial, a los que se les reunirá en un punto secreto. Llegados desde diversos puntos del mundo, ellos constituyen la esperanza del mundo mágico. La esperanza de los Durmientes de escapar del yugo de la realidad, del Gran Hermano y de contratos a tiempo parcial”.

 

Copia del Mensaje de Zacharias Blake alias “M@dM@x” (Adepto Virtual) el 31 de diciembre de  1999, colgado en la red. Borrado 32 horas después.

Ey… tú. Despierta. No no, tranqui. No eres el puto Neo. Pero si te voy a pedir algo parecido a perseguir al conejo blanco.

¿Te lo han contado ya? ¿Ha llegado a tus oídos? Sí… esos putos chupapollas de la Tecnocracia han ganado la guerra. Oh, perdona. Si te suena a chino lo que te acabo de escribir, no te preocupes, ni tú ni yo estamos locos. Eres un Durmiente. A ti quizás te suene más lo de Efecto 2000. Pero no te preocupes. Acuéstate y mañana el sol brillará de nuevo para ti. Hazte un favor y no sigas leyendo.

Despertado. ¿A ti sí te ha sonado verdad? Esos gilipollas de negro que nos llevan dando por culo desde tiempos inmemoriales. Pues sí, hazte a la idea. Han ganado. Escóndete en un puto agujero, huye a algún plano astral o lámele el culo a algún Maestro para que te lleve a Horizonte consigo. Lo que sea, con tal de no llamar la atención.

¿Ah, que acaso crees que les ha bastado con acabar hasta con la última Capilla del puto planeta? No tronco, no. Van a ir a por ti y a por mí. Te sacarán de tu madriguera y te despellejarán. Lo que sea, con tal de que no vuelvas a decir “Abracadabra”, agites unas runas en el aire, o lo que carajo quieras que hagas o como lo hagas. Se acabó la Magia, colega. Asúmelo.

Mira a los Durmientes. Míralos. Lo ignoran y si lo supieran no les preocuparía. Ellos se conforman con tener el último modelo de Macintosh, la última vacuna contra la gripe o les manden unas fotitos de la exploración de Marte. Así que no me vengas con chorradas de resistir y de sobrevivir. No vale ninguna opción que no sea escapar. Nadie ahí fuera te quiere. Ni tu casera. Venga tío, ni tu madre te trae croquetas ya, enganchada a la caja tonta, ¿me equivoco?… Jajaja Touché, brother.

No hablo por hablar. Piénsalo. Esas cámaras último modelo colocadas estratégicamente en la esquina de tu calle, y en la otra calle, ese ‘tic’ que se oye en tu teléfono cuando descuelgas… y qué me dices de ese buscador que lo está empezando a petar… jajaja  ¿en serio? Colocar palabras y mostrar resultados, ¿pero dónde crees que va esa información? Te lo resumo yo todo en una sola palabra: CONTROL. Y no. No hablo de la marca de condones. Aunque si quieres podemos hablar también del control de la población por parte de los Progenitores, esterilizaciones masivas y cánceres de próstata… pero eso otro día.

Ahora tengo que irme. Yo creo que te lo he dejado claro, ¿no? Hemos perdido. Han ganado. Sí, puedes pirarte, ya sabes, olvídate de la Ascensión, vuelve a ver en monocolor, y a por otro contrato de trabajo temporal.

[…] FIN DE LA TRANSMISIÓN […]

 

El fin de la Guerra

A finales de 1999, la Tecnocracia daba un golpe mortal al Consejo de las Tradiciones. La magia, ahogada, era defendida apenas por unas pocas Capillas alrededor del Mundo en  Malasia, Tokyo, Río, Nueva York, Doissetep en Toledo y sus extensiones en Boston,  y  París, la última en caer, con la aparición de la misteriosa Estrella Roja de los Cielos.

Muchos de los grandes Maestros y Archimagos ya se habían marchado al Reino de Horizonte viendo el cariz que estaba cogiendo la situación. Convencidos de la derrota, simplemente fueron desapareciendo. En realidad, el fortalecimiento de la Celosía ya les estaba dando bastantes motivos para sospechar de los planes de la Tecnocracia. El Consejo de las Tradiciones, inmerso en sus propias batallas internas y más centrado en ellas que en hacer frente común a la Unión, no supo reaccionar (o quizás no fue capaz), y la Tecnocracia tuvo éxito en su golpe de efecto. Un cúmulo de situaciones azarosas, “una mano de 4 Ases en una partida de cartas”, hizo que la Tecnocracia se hiciera con el control.

La Unión Tecnócrata, preocupada por el posible caos que todo este golpe final acarreara sobre la realidad, quiso adelantarse y advirtió a las Masas sobre un posible cúmulo de situaciones caóticas en el mundo, inventando el Nuevo Orden Mundial, el llamado Efecto 2000. Un supuesto problema que darían todas las computadoras a nivel mundial, debido a un bug causado por la costumbre que habían adoptado los programadores de omitir la centuria en el año para el almacenamiento de fechas (generalmente para economizar memoria), asumiendo que el software solo funcionaría durante los años cuyos nombres comenzaran con 19. Una patraña de la que aún se ríen los Adeptos Virtuales cada vez que hablan de los “Cara Grises”. Este efecto produciría una serie de problemas en cadena, que podrían afectar a la funcionabilidad global de los sistemas, generando una serie de situaciones caóticas que sumieran a la sociedad, durante al menos un tiempo, en un total caos. Pero dicho efecto apenas tuvo notoriedad. Una vez más, el control tecnócrata sobre la magia de los Despertados les permitió no tener que sacar dicho As de la manga y finalmente el efecto 2000 quedó más en mito que en realidad. Pero durante un tiempo fue fruto de discusiones, disgustos y malestares, sobre todo en los mundos financieros y bursátiles.

 

Los Últimos Días

Cuando hasta Doissetep había caído, cuando la mayoría de los Archimagos ya se habían ido, ya se sabía que todo estaba perdido. La Capilla de Notre Dame era la única que quedaba en pie.

Dentro de la catedral, el Consejo discutía más sobre cómo no habían visto venir la situación que sobre cómo evitar el asedio al que estaban siendo sometidos. Hacía semanas había caído la otra capilla de París, la Capilla de la Concordia y con ella su Diácono Primo, Padre Lucciano, al que los Tecnócratas habrían dado caza en su huida a Estrasburgo. Notre Dame no cayó sin presentar batalla. Conocedores de sus limitaciones y de su derrota final, prepararon un portal en la mismísima antesala al Nodo. El combate se prolongó durante dos días y una noche hasta que los miembros de la Capilla, con algunos de sus miembros gravemente heridos, traspasaron el portal y provocaron su cierre, muriendo así el último vestigio de lo que se conoció como Magia asociada. La última Capilla de la Tierra había caído.

El cúmulo de Paradoja fue tal que provocó el derrumbe de parte de uno de los muros de la Catedral, así como el desbordamiento parcial del río Sena; hechos que el Nuevo Orden Mundial achacó al estallido de una gaseoducto que se descontroló debido a las tareas de mantenimiento que se estaban llevando en la zona.

Los Durmientes de las zonas colindantes se quejaron durante días de dolores de cabeza, estados de ansiedad y otro tipo de problemas logísticos como lluvia de objetos, antenas calcinadas, aparición de manchas en paredes, combustiones espontáneas de objetos, etc.

 

Una nueva era gris

Con la caída del último bastión en la Tierra, la Tecnocracia era dada por vencedora en la Guerra de la Ascensión. El progreso científico continuaba, y la magia, agonizante, estaba condenada a morir.

Sólo pequeños grupos aislados de Magos vagaban por las ciudades, intentado evitar la asfixia y la presión a las que les tenía sometido la Unión, sobretodo la facción Iteración X. Los magos que no conseguían esquivar dicho control escapaban fuera de las ciudades, a monasterios, bosques u otros emplazamientos donde poder contactar con otros de su condición. La Tecnocracia, consciente de ello, prefería centrarse en las urbes, y simplemente encomendaba una tarea a los Ingenieros del Vacío: la de mantenerles informados de las ubicaciones de dichas agrupaciones de magos.

Remotos lugares de África, partes del Amazonas, zonas de Siberia y del Himalaya eran constantemente escaneadas por los Ingenieros con el propósito de tener censados a los Magi y controlar que no volvieran a las Metrópolis. Las propias batallas que ahora (y siempre) libraban los Magos entre sí una vez más beneficiaban a la Unión que, impasible, reforzaba el control sobre las ciudades.

Durante la década del 2000 al 2010, Despertar fue una tarea muy traumática, y quién lo hacía, se enfrentaba a un mundo de constante defensa y estado de ansiedad permanente. Se produjo una caída considerable de Despertares, que hizo que la población de Despertados sufriera un gran varapalo, con una reducción importante de sus miembros.

Qué decir que vagar a otros mundos o “caminar de lado”, se volvió imposible. El refuerzo constante de la Celosía, lo hizo difícil a la vez que doloroso. Si es verdad que se podía seguir “cruzando” en diversos sitios, como bosques, selvas o en el mar  (al fin y al cabo la Tecnocracia tampoco es omnipoderosa), pero sí que podía resultar traumático.

En el lustro del 2010 al 2015, la cosa mejoró un poco para los Despertados. La Unión Tecnócrata, relajada después de una década de continuas victorias, se centraba ahora más en el control de la vida del Durmiente. Para ello, el Nuevo Orden Mundial explotó una serie de herramientas (algunas con mayor o menor éxito) sobretodo en el mundo de las comunicaciones. El programa del NOM conocido como “Creación de un nuevo Yo en la Red” fue un éxito y el brutal auge de las redes sociales, y más en concreto de Facebook, hicieron que el NOM se frotaran las manos con la cantidad y cantidad de bytes de información privada, predicciones de consumo y datos estructurales que intercambiaban los ignorantes Durmientes. En estos 5 años, muchos avatares, algunos poderosos, empezaron a salir de su letargo y volvieron a resurgir los Despertares. Aunque el control de la Tecnocracia seguía siendo férreo, la persecución no era tan extrema, si bien esto no era ápice para que los desbandados magos amagaran con intentos de reunión. La mayoría permanecía agazapada intentando sin mucho éxito contactar con otros Despertados.

Sobra decir que durante este tiempo, la mayoría de los Despertados carecieron de Mentor. Obligados a un conocimiento autosuficiente de sus nuevas habilidades, la evolución mística de los mismos fue más lenta de lo normal.

 

Forjando un nuevo día

Pero no todos los Maestros en Horizonte tienen la creencia de que la Guerra de la Ascensión ha acabado. Y otros que sí lo creen no pretenden quedarse de brazos cruzados mientras la Magia es arrebatada del Mundo. Maestros de naturaleza inconformista se han ido reuniendo estos 15 años en Horizonte, y perpetran un plan para plantar batalla a la Tecnocracia.

Durante todo este tiempo se han dedicado a diseñar cada uno de los pasos de este plan. Saben y conocen que su intervención directa supondría un estrepitoso fallo, ya que al cruzar la Celosía saltarían todas las alarmas. Y si lograran superar dichas alarmas, el peso de toda la Tecnocracia les caería encima de un solo plumazo.

Se necesitaría un acuerdo total entre todos los Archimagos y Maestros en Horizonte para generar una segunda Guerra de la Ascensión, directa, con la Tierra como campo de Batalla. La Paradoja, el Hubris, y el propio gen del Mago de las Tradiciones a no poder llegar un acuerdo han llevado estos inconformistas magos, esperanzados de llevar de nuevo la Magia al mundo, a seguir adelante con dicho plan. Estos mismos Maestros son los pertenecientes a la Capilla de Notre Dame, la última que cayó en la Tierra. Es más que probable que el plan esté destinado al fracaso, pero es el único resquicio de luz que han encontrado, entre toda la oscuridad predominante. Para ello pretenden que, de una manera discreta, Despertados de todo el mundo, Magos de avatar fuerte y forjado destino, formen un grupo, que desde las sombra empiece a allanar el terreno para la llegada de los Maestros. Ellos son tal vez la última esperanza para la Magia. Se trata de Los Últimos Elegidos.

Narrador: Jebediah Gogorah

Vídeos en Youtube

Foro de la partida

Foro de Mago La Ascensión

About Jebediah Gogorah

2 comments

  • Arya.Schwarz
    Oct 24, 2017 @ 19:15 pm

    Pintaza!

    Responder
  • garbansitogitano
    Oct 25, 2017 @ 5:05 am

    Como antiguo jugador de esta partida sólo diré que es un lujazo de historia, un lujazo de narrador y un lujazo de compañeros jugadores. Muy bien entrelazada, un trasfondo cuidado al detalle y un narrador que se devive por su partida y sus jugadores. ¡Excelente!

    Responder

Leave a comment