El Despertar

Tienes miedo. Crees que te puedes estar volviendo loco. Temes confesárselo a nadie. Si confías en un sacerdote podría llevarte directamente a la hoguera. Si hablas con tu familia podrían repudiarte. Estás solo. Sólo ante tus miedos y tus pesadillas. Has llegado a plantearte incluso el suicidio, escapar de tus propios temores. ¿Pero existe pecado más grande que ése?

Sí, entiendo bien lo que te pasa. Has comenzado a ver el mundo con otros ojos. Con los ojos que realmente son capaces de ver la realidad, de ir más allá del engaño que supone el tapiz que tenemos delante de nosotros. Ya no tiene marcha atrás. Vives rodeado de Durmientes, pero has Despertado. La llama de la Magia verdadera se ha encendido en tu interior y será un fuego que arderá eternamente. La mala noticia es que tus pesadillas son reales. Escuchas voces que realmente te están guiando por un camino determinado. Sí, eres capaz de predecir lo que va a suceder, esa intuición escribe una línea en el libro de los
acontecimientos verídicos. Los pájaros cantan para ti.

La buena noticia es que tu Despertar te convierte en un verdadero elegido. Sea de Dios, si eres creyente, o de la naturaleza o simplemente del azar. La fortuna te ha sonreído. La realidad es ahora barro en tus manos. Y debes ser cuidadoso con este don. Si excedes tu ambición, la propia realidad sabrá cómo ponerte en tu sitio. Y será doloroso. Pero si eres discreto y sutil ya no serás más una oveja, sino un pastor.

Yo te guiaré. Bienvenido al mundo real.