Las Esencias de la Magia

-Y ahora, queridos y jóvenes aprendices, os demostraremos que no existen dos hechizos iguales. Maese Krumler, si es tan amable de ayudarme…

Y ante la vista de todos, los dos maestros demostraron que no es igual la llama furiosa del incendio que el fuego misterioso y azulado de un cementerio…

La Esencia determina la personalidad de la Magia de un Despertado. Aunque centenares de Magos son capaces de crear fuego o de curar una herida, seguramente la manera de hacerlo de cada uno será absolutamente propia y singular. Cada Mago tiene una huella particular y un carácter que se transmite en sus hechizos haciendo que estos sean muy llamativos o extremadamente sutiles.

La Esencia determina también las características del Daemon, o guía espiritual del Mago. Existen cuatro tipos diferentes de Esencias:

CASTELLUM: La Esencia Ordenada. Es el carácter calmado y sereno, que inspira al Mago a hacer grandes obras casi carentes de defectos. Se corresponde con la tierra, lo masculino, la dirección norte o los signos zodiacales de Tauro, Virgo y Capricornio. El Mago teje telarañas de seguridad donde reinaba el caos, trae paz, sosiego y orden. Por todo ello es la Esencia más numerosa en la Orden de la Razón.

FURO: La Esencia Dinámica. Es el carácter fogoso, iracundo y creativo. Se corresponde con el fuego, lo femenino, la dirección sur o los signos zodiacales de Aries, Leo y Sagitario. El Daemon lleva a estos Magos a derribar y crear, a no rendirse nunca. Es el espíritu del caos y el asombro. Son Despertados curiosos y rebeldes que crean una Magia que nunca pasa desapercibida.

MARE: La Esencia Primordial. La búsqueda y el misterio son la seña de identidad de estos Despertados. Se corresponde con el agua o el metal, lo femenino, la dirección oeste o los signos zodiacales de Cáncer, Escorpio o Piscis. Representa la Magia del silencio, la inquietud y lo desconocido. Estos Magos suelen generar extrañas sensaciones en quienes tratan con ellos.

SUSURRO: La Esencia Buscadora. Esta Esencia es la mezcla de las anteriores, a la que añade un constante intento de buscar nuevas formas de entender la Magia. Estos Magos son más pacientes que los Furo, más imaginativos que los Castellum y menos oscuros que los Mare. Estos Despertados son amantes de lo místico y de la experimentación, y raramente logran el mismo efecto dos veces. Son espíritus inquietos incapaces de reposar.