Madres de sangre, rabia y magia

Madres de sangre, rabia y magia
May
05

Madres de sangre, rabia y magia

Aprovechando que hoy es el día de la madre (oscura o no), hemos dado vueltas a una serie de perspectivas sobre la maternidad en el rol. Nos centraremos en las posibilidades que ofrece Mundo de Tinieblas, pero sin olvidar una generalidad que puede ser aplicada a cualquier juego de cualquier tipo.

Has decidido que tu personaje tenga hijos, ¡genial!, puede ser fuente de grandes historias. Pero en la sección de historia de tu ficha has puesto “es madre” y ahora estás en blanco. ¿Cómo darle contenido?

Os dejamos algunas propuestas. Piensa primero en quién es el padre. ¿Hay amor? ¿Hay odio? ¿Cómo afecta su relación al hecho de tener un miembro más en al familia? ¿Está ausente? ¿Y si es así, le echa de menos? ¿Le pesa ser madre soltera?, etc. Nos podemos aproximar al instinto maternal. ¿Ha tenido hijos porque siempre los ha deseado? ¿O ha sido un imposición social, por época o presión familiar? ¿Han sido fruto de un encuentro amoroso o uno violento? ¿Son buscados o son accidentales? ¿Y cómo le afecta todo eso?

A veces se tienen hijos… pero la madre los sobrevive. ¿Cómo vivió su pérdida? ¿Y si fue ella quien la ocasionó? ¿Y si ella hizo todo lo posible por salvarlos, pero se siente culpable?. ¿Y si directamente desea hijos pero no puede tenerlos? La infertilidad puede ser una fuente de amargura muy dolorosa. ¿Adoptaría? ¿Se siente como una mujer rota? ¿Busca siempre el modo de compensar esa falta? ¿O no le afecta en absoluto?

Los hijos ya no son tan pequeños y ya hay una relación establecida con la madre. ¿Cómo es? ¿Buena, mala? ¿Qué personalidad tienen ellos y cómo casa con la de tu personaje? No todas las familias se llevan bien, aunque se quieran. ¿Son hijos que desobedecen, que la traicionan, que la odian?

Huelga decir que hay muchas facetas que también son aplicables a los padres, pero cada género tendrá sus particularidades según la época y la sociedad en la que se muevan. Invitamos siempre a la experimentación.

Ya mirando más en nuestro campo favorito de Mundo de Tinieblas, vamos a dar ideas en tres ambientaciones para que jugadores o narradores puedan usarlas a su gusto.

Vampiro

El personaje es madre antes de ser Abrazado, lo que ofrece infinitas posibilidades. ¿Desea convertir a sus pequeños? ¿Quiere alejarlos de toda la oscuridad? ¿No puede siquiera verlos porque el Ansia de sangre se lo impide? Puede que les vea crecer desde la distancia, cuidando de su dinastía como Maharet en La Reina de los Condenados de Anne Rice…

El personaje quería ser madre antes de ser Abrazado: la no-muerte impide crear vida en tu seno. Sí, puedes tener chiquillos, ¿pero es lo mismo que tener niños de tu propia sangre? Peor puede ser que además el personaje tenga “Sangre estéril” y sus deseos se vean impedidos incluso tras el Abrazo…¿ Adoptará como mentora chiquillos de otros? ¿Odiará a los retoños por envidia?

El personaje tiene Chiquillos y los ve como a sus hijos, no como meros peones de la Jyhad. El problema, como sabe cualquier Ancilla que se precie, es que los Vástagos que uno abraza siempre acaban clavando cuchillos en la espalda. ¿Y si tuvo un Chiquillo pero debió matarlo para sobrevivir? ¿Y si ahora es su peor enemigo, pero lo sigue amando como una madre?.

Hombre Lobo

La maternidad no es una elección en la sociedad Garou. Todo salvador de Gaia debe dar cachorros con algún miembro de la Parentela para dar más guerreros que luchen contra el Wyrm. ¿Pero y si una loba no quiere? ¿Y si es estéril? ¿Cómo reaccionaría su manada? ¿Y si es una Parentela que ha sido forzada por un Garou? ¿Y si su cachorro se convierte en un seguidor del Wyrm? ¿Y si ella por salvar a su pequeño abraza la oscuridad?

No olvidemos a los Metis. Los frutos de un amor prohibido matan a la Madre a menudo en su nacimiento, pero no siempre…y su relación con ella suele ser complicada.

¿Cómo es ser madre de un cachorro de lobo? ¿Puede una Garou nacida loba comprender la infancia y adolescencia de una humana?

Mago la Ascensión

La Tradición a la que pertenezca la madre afectará sobremanera el modo en el que se relacione con su hijo. ¿Permitirá ella que su pequeño participe en rituales sangrientos Verbena? ¿Empezará a enseñarle a su hija los secretos Herméticos aun cuando no esté permitido? ¿Entrenarán juntos en las artes del Do?

¿Y si el pequeño es visto por otros miembros de una cábala como un posible sacrificio ritual necesario? ¿O una fuente perfecta para experimentar para las Convenciones? A grandes males grandes remedios y la madre puede verse obligada a desertar, huír o sacrificar lo más preciado por un bien mayor. ¿Y si la madre no es una Despertada pero su pequeña sí?

Todo esto no son más que ideas, pequeñas sugerencias que pueden ser tomadas o ignoradas. Pero hay algo que sí es obligatorio y que no podéis olvidar en el día de hoy: dad un buen sacrificio a la Madre Oscura, que se lo merece.

About Magda Dalmau