Role Playing... Gay

Role Playing… Gay
Jun
30

Role Playing… Gay

El mundo de los juegos de rol, en sentido amplio, ha sido una fuente de ocio agridulce para mucha gente del colectivo gay. A cambio de la inmersión en otros mundos y realidades, generalmente mas apetecibles que los que los propios jugadores viven, se enfrentan con que la representación de su “categoría” roza desde lo mínimo a lo inexistente. Este argumento podría despertar inmediatamente el rápido (y avispado) comentario de “Es que la sexualidad no es TAN importante en estos juegos”. Bueno, quizá no en un dragón de bronce encantado guardando una mazmorra (Nota del autor: Desde aquí apoyo a los dragones metalizados y demás mobs de mazmorra a encontrar el amor en la forma que quieran) pero… centrándonos en MdT,  es un mundo en el que cada deseo o represión pueden ser la clave entre la salvación y la destrucción del personaje. Y, para nosotros, jugadores, quizá el paso clave que cruce la barrera entre la inclusión y el ostracismo.

El Hambre entre tinieblas: Si mencionamos los conceptos “MdT” y “homosexualidad”, es muy probable que nuestras neuronas nos dirijan al nombre de su juego estandarte: Vampiro. Y es que la homosexualidad y los Vástagos (en un término amplio) han recorrido mucho camino juntos. Pero no nos equivoquemos: Que Drácula, Lestat y Carmilla fueran todos tan “abiertos” no era casual ni un simbolo libertario, ni mucho menos. Era un apunte hecho para demostrar la laxa moral del personaje, su rebelión a los estándares y costumbres. Antes de ponernos románticos y alzarnos en armas bajo esa bandera, meditemos. En este caso la homosexualidad no es mas que una herramienta literaria de doble filo. Al final, solo consigue una curiosa paradoja comparativa entre vampiros y homosexuales: relegados a la noche a cumplir sus apetitos lejos de los ojos de “la gente normal”.

Distopía igualitaria: Dejando aparte la de Toreador depravadillos de medio pelo que haya podido dejar esta sub-cultura, hay algo que desde muy pronto me llamó la atención del universo MdT: su aceptación sutil, y no exagerada, de la situación. Un mundo en el que, para los meros humanos, es otra opción empaquetada para alimentar los mercados de aquellos que mueven los hilos de tan tenebroso escenario. Pero más allá, una ristra de PNJ incluyen sus propias historias, cerrando más o menos sus opciones desde lo meramente carnal a Amor Verdadero (¡+5!), con todas sus puras y retorcidas versiones. Ademas hay verdaderas estrellas que ponen su bandera multicolor sobre el escenario, como las Queens of Mercy de Montreal Nocturno. En la práctica, inclusión, visibilidad y, sobre todo y más importante, un terreno fértil sobre el que construir un personaje completo, sin caer en la apología pomposa.

Salir del cajón de personajes: ¿Quiere decir todo esto que debamos construir Crónicas en un mundo chupichachi en el que horrores innombrables se arrastran en los callejones un mundo sin pizca de homofobia? Pues, como siempre, es elección de los integrantes de mesa. Lo que sí puedo afirmar es que llevar un personaje gay, bi o trans es una experiencia muy recomendable para la comprensión y el aprendizaje, especialmente con Narradores tan crueles como puede ser la propia realidad. ¿Que pasa si tu Corista tiene que lidiar con unos sentimientos “ímpios” para el resto de su Círculo? ¿Como lleva un Fenrir el conflicto entre la Letanía y su impulso sexual? ¿Como puede vengarse una victima de la homofobia si el Velo le calla?

O puede que no queráis que esto coarte la forma de ser de vuestro personaje. Y eso está igual de bien, ser una pincelada más de color en uno de los pocos afortunados que no tiene que vivir en una guerra constante contra su propia naturaleza. En ambos casos, puede que te sorprendas aprendiendo y, sobre todo, luchando en pos de tu propio Orgullo.

Autora de la fotografía: Ana Muñoz

About Oniric

Leave a comment