Enemigos de Caín 

vampirosobrenaturalesLos Cainitas somos seres básicamente urbanos, por lo que tenemos bastante relación con otros seres sobrenaturales. Desde antaño hemos tenido batallas con ellos, pero también múltiples acuerdos. Les dejamos disfrutar la ilusión de ser gobernantes diurnos para luego dirigir el mundo a nuestro antojo cuando cae la noche.

Hombres Lobo: Los Vampiros suelen evitarlos en la medida de lo posible. En algunas ciudades logran débiles alianzas para no atacarse entre sí, pero en general los Cainitas se alejan de los bosques. No obstante, algunas zonas del Sacro Imperio y del norte de Europa son un continuo campo de batalla entre dos razas que se odian desde hace siglos.

Otros Cambiaformas: La relación entre los Cainitas y otras tribus de Cambiaformas es prácticamente nula a excepción de algunos puntos geográficos concretos en los que puedan coincidir puntualmente.

Changeling: En las zonas más recónditas del continente (Galicia, Escandinavia, Rusia…), los Vampiros han llegado a tratar con la Buena Gente. Es una relación extraña: los Cainitas no entienden a los Changeling, pero a muchos (particularmente a los Malkavian), les fascina su existencia. Suelen respetarse unos a otros.

Demonio: No hay término medio en la relación entre Cainitas y Demonios. La mayor parte no cree en su existencia o, en el caso de haber comprobado que sí han vuelto a la tierra, los rehuyen o persiguen sin descanso. No obstante, unos pocos (los Baali y los infernalistas, básicamente) aceptan convertirse en sus esclavos a cambio de supuestos favores y ayudas en la Larga Noche.

Wraith: Los Vampiros temen a los fantasmas. No entienden qué extraño proceso les lleva a ese estado entre la vida y la muerte tan distinto del propio vampirismo. No obstante, no suelen preocuparse demasiado por ellos, ya que es difícil que un Cainita se impresione por una aparición o una casa encantada. Existe, no obstante, un enfrentamiento directo entre la familia Giovanni y los Wraith por el desarrollo de la Disciplina de Necromancia.

Cazador: Los Cazadores son un peligroso juguete para los Cainitas. Generalmente desprecian la idea de que un humano, por mucha Fe que tenga, pueda matarlos. Pero, al mismo tiempo, tratan de utilizarlos como armas contra otros enemigos vampíricos. Armas que a veces se escapan de su control.

Momia: Sólo los Seguidores de Set saben de la existencia de este tipo de seres sobrenaturales. Desde hace milenios se han perseguido por el control de Egipto en una guerra sin cuartel.

Mago: La opinión de los Vampiros sobre los Magi no es muy buena desde la llegada a la sociedad Cainita de los Tremere. Por lo general, un Cainita parte de la base de que un Mago es un humano excepcional, pero indudablemente inferior a un Cainita. No suelen interesarse por ellos.

Autora de la ilustración: Lane Brown (Deviantart)