La Guerra de los Príncipes

vampiroeoguerraDespués de siglos de tensa calma, los Vampiros más poderosos de Europa han llevado sus rencillas y ansias de poder directamente al campo de batalla. A la conquista de territorios en el este del continente o a las intrigas palaciegas en grandes ciudades como París se ha sumado la aparición del Clan Tremere gracias al asesinato del fundador de otro Clan. Una serie de acontecimientos que han despertado a los más antiguos de sus plácidos sueños.

La Guerra de los Príncipes es el escenario que impregna toda la Edad Oscura. Los Ventrue alemanes se han lanzado a la conquista de tierras tradicionales de los Tzimisce. Los Lasombra mediterráneos luchan contra los musulmanes y los Cainitas que los acompañan. Y los actos salvajes que acompañaron a la Cuarta Cruzada como colofón definitivo en el que se dieron todo tipo de venganzas, amenazas y traiciones. Nunca antes se había visto en el campo de batalla a tantos Vampiros luchando en persona y acompañados de ejércitos de esclavos y Ghouls. La guerra total se ha desatado y no hay cuartel. Y los escenarios son variados:

Marcas del Este: El ascenso de los Tremere a costa de, entre otras cosas, su experimentación con los Tzimisce; así como la cercanía geográfica de los territorios de unos y otros ha desatado una batalla campal en tierras del este de Europa. Una guerra que los Ventrue germanos han aprovechado para tratar de conquistar territorios del Clan Tzimisce en Transilvania, Hungría o Prusia.

Las Cruzadas: Estas llamadas a la conquista religiosa impulsan a muchos Cainitas hacia el este, bien sea para conseguir territorios, aumentar el poder o solventar viejas venganzas. Un brutal derramamiento de sangre sobre el que se ha alzado un nuevo enemigo en el este: el Clan Assamita.

La Inquisición: Toda acción conlleva su reacción. Los Príncipes no contaban con la aparición de un grupo de mortales cargados de fe, magia y armas que pueden destruir a casi cualquier Vampiro. Y la locura de sangre de la guerra hace brillar a los Vampiros, convirtiéndolos en objetivos primordiales para los Cazadores.

La Reconquista de la Sombra: Los Cainitas islámicos de Al-Ándalus resisten a duras penas el empuje de los reinos cristianos de la Península Ibérica. Otro inmenso escenario de guerra que está desgarrando al Clan Lasombra, ya que devotos de una fe luchan contra sus propios hermanos de Clan que siguen una fe diferente.

Ascenso de los Bajos Clanes: El caos y las injusticias que acompañan a las guerras, así como el trato despótico de muchos Príncipes, están comenzando a hacer germinar la semilla de la insurrección entre los Vampiros más jóvenes y entre los que pertenecen a Clanes sin poder. De momento se han presentado sólo los primeros síntomas de una posible rebelión, pero el futuro ha sido testigo del efecto de estos primeros pensamientos de protesta Anarquista.

Autora de la ilustración: Danila Kalinin