Tzimisce en Edad Oscura

vampiroeotzimisce– No te has portado nada bien.

Dovar Szantovich miró con un peligroso interés los ojos de miedo de Alaia.

– Te di mi hospitalidad. Fuiste mi hija durante estas noches. ¡Qué digo mi hija! ¡Más atendida que una reina! ¿Y cómo me lo devuelves? ¡Traicionándome! ¡Diciendo a ese bastardo medio brujo el lugar donde duermen mis hermanos!

La muchacha se echó a llorar, incapaz de liberarse de las cadenas que la mantenían atada contra la fría pared de mármol. Aquel sótano iba a convertirse en su ataúd.

– Así aprenderás a no traicionarme jamás.- La voz de Dovar fue un susurro, mientras una espina de hueso, afilada como una sierra aunque naciente de su brazo derecho cortaba de cuajo la lengua de la joven.

Desde tiempos inmemoriales han sido los amos y señores del Este de Europa. Extremadamente territoriales, los Demonios han tenido que dejar a un lado sus luchas internas para hacer frente a los ataques de los Tremere y de los Ventrue alemanes. Son Vampiros orgullosos, que se rigen por un fuerte feudalismo y por una inhumanidad latente. La leyenda del monstruo que vive en lo alto de un castillo tenebroso y sumergido entre la niebla se convierte en realidad al cruzar las fronteras de la Vieja Patria en la que su carácter salvaje es la ley.

El honor, el vasallaje y el castigo por cualquier error forman parte de su mentalidad desde las noches pretéritas. Los voivodatos son defendidos sin piedad, a base de sangre y venganza, y sin miramientos ante los intrusos. No es extraño que unos Tzimisce se enzarcen en guerras con otros miembros del Clan por motivos territoriales o de cualquier otra clase. Estos enfrentamientos pueden enfrentar a decenas de chiquillos de Sires rivales que, a su vez, compiten entre sí por afianzar su poder.

Este carácter, sin embargo, convive con un fuerte sentido de la hospitalidad y el protocolo. Además, parte del Clan es conocedor de la magia antiquísima y pagana vinculada a la tierra y la naturaleza. Estos últimos son los koldun, los hechiceros Tzimisce.

APARIENCIA: Dado su control sobre la carne, pocos son normales. Pueden ser sobrenaturalmente hermosos o totalmente alienígenas.

DISCIPLINAS: Animalismo, Áuspex, Vicisitud. Los koldun manejan también la Hechicería Koldúnica. Muchos Tzimisce proceden de alguna de las familias ghoul educadas por el Clan, cada una de las cuales tiene unas Disciplinas y debilidades diferentes.

DEBILIDADES: Los Tzimisce tienen lazos inviolables de carne y espíritu con su patria natal. Siempre que descansan, deben rodearse de dos puñados de tierra de algún lugar que para ellos fuera importante en vida.

VARIACIONES DE LA SANGRE: 

– Koldun:  Estos miembros del Clan aseguran ser los hechiceros más antiguos entre los Vampiros. Su magia nace directamente de la naturaleza, así como de sus creencias paganas. Se consideran los guías y pastores del rebaño mortal y algunos han construido incluso santuarios por Europa Oriental. Los avances de los Tremere y los Ventrue han provocado que muchos de ellos se conviertan en nómadas que ofrecen sus servicios a los voivodas feudales del Clan.

Autora de la ilustración: Alexandra Schastlivaya

logotzimisceok