Nosferatu

Los Nosferatu se dedican en esta época a lo mismo que vienen haciendo desde los tiempos anteriores al ascenso de Roma: a la recopilación e intercambio de información. Malditos por su aspecto grotesco, deforme y monstruoso, habitan en los peores lugares de las grandes ciudades traficando con la información y los rumores. Y en estas noches de imperio de la tecnología, la información y los rumores suelen ser los mejores métodos para alcanzar el poder o para hundir a un enemigo.

Aunque el resto de Vampiros siente asco, pena o miedo al encontrarse con una Rata de Alcantarilla, nadie puede negar en este tiempo que su valor como informadores, espías y consejeros es mayor del que han tenido nunca. Viven aislados en teoría, pero se aprovechan de la hipocresía de los demás para sobrevivir creando complejas redes de favores, chantajes y deudas.

No obstante, muchos transitan por los límites de la cordura. Algunos Nosferatu son seres trágicos y entrañables, sumidos en el dolor, la pena y la desesperación. Otros, en cambio, se aprovechan de su situación para ser crueles, egoístas y carentes de misericordia. En todo caso, son los Vampiros más propensos a vivir juntos o, al menos, mantener una constante comunicación entre ellos. Comunicación que en ocasiones incluye códigos secretos, páginas web imposibles de rastrear y uso de todo tipo de animales como mensajeros y aliados. En algunas ciudades estas comunidades son un gobierno paralelo de facto con el que conviene mantener una buena relación.

SECTA: Camarilla, aunque no pocos siguen la senda de los Independientes o de los Anarquistas por la exclusión social que sufren.

DISCIPLINAS: Animalismo, Potencia, Ofuscación

ESPECIAL: Los Vampiros de este Clan son deformes para toda la eternidad. Su puntuación en Apariencia es 0.

MÁS INFORMACIÓN: Los Nosferatu en la Edad Oscura

Autor de la ilustración: Luciano Fleitas (Deviantart)