Toreador

Los Toreador viven una época dorada. El arte y el placer no están sujetos a restricciones en la mayor parte del mundo conocido y los Degenerados cabalgan esa ola para disfrutar noche tras noche. No obstante, acostumbrarse a las diversiones también les lleva hacia el aburrimiento. Por ello, la mayor parte de miembros del Clan intentan ir un paso más allá, explorar las sensaciones que aún no han tenido, lo que convierte a algunos en peligrosos monstruos hedonistas.

El Clan disfruta más que ningún otro de la convivencia con los mortales, por lo que suelen estar presentes en todos los campos de la actividad humana y son fervientes defensores de la Mascarada. Se consideran mecenas y musas de los mortales. Siguen las modas y las crean, generan opinión y crítica, nunca pasan desapercibidos. Adoran el lujo, la apariencia y la belleza en todas sus formas. A diferencia de otros Clanes en los que sus miembros tienden a refugiarse juntos, los Toreador (a pesar de lo sociales que son) prefieren buscarse refugios individuales y generalmente decorados con gran gusto.

En la sociedad nocturna, los Toreador se aprovechan de todas esas cualidades que les convierten en expertos conocedores de la sociedad humana. Muchos son Príncipes, embajadores o importantes consejeros. Otros ejercen como Arpías o se entregan a juegos políticos por puro entretenimiento. Los que tienden a una personalidad más bohemia son respetados artistas o visionarios a los que unos no soportan y otros se entregan como fieles admiradores.

SECTA: Camarilla

DISCIPLINAS: Presencia, Áuspex, Celeridad

ESPECIAL: Todos los miembros del Clan se quedan ensimismados ante el arte o algo, o alguien, sumamente bello. En tal estado de éxtasis son incapaces incluso de defenderse a sí mismos ante un posible ataque.

MÁS INFORMACIÓN: Los Toreador en  Edad Oscura

Autora de la ilustración: Kittrose (Deviantart)