Iberia Nocturno XXI aniversario

Información y debate de Vampiro Edad Oscura
Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#181

Mensaje por Alexander Weiss » 14 May 2020, 17:30

VENTRUE
Para los Ventrue la península ibérica ha sido un campo de batalla desde hace siglos. Llegaron en época romana para combatir contra los Cainitas de Cartago, y terminada la guerra, conquistaron numerosos dominios, que compartieron con otros clanes.
La caída de Roma y el período visigodo fueron un período de decadencia para los Ventrue romanos, que perdieron terreno ante el empuje de sus enemigos. Su presencia fue reforzada en los inicios de la Reconquista, con la llegada de varios Patricios poderosos llegados de Francia, y de nuevo se encontraban en la ofensiva. No obstante, su poder a menudo se encontraba limitado por el poder de otros clanes, especialmente los Lasombra. Actualmente, aunque siguen siendo un clan importante en la península, a menudo se encuentran superados por otros clanes que se adelantan a la hora de apoderarse de los dominios durante la Reconquista.
Todavía quedan algunos Ventrue de linaje romano, descendientes del antiguo Camillus de Roma, especialmente representados en el Reino de Aragón y Al-Ándalus. Le siguen en importancia un linaje descendiente del antiguo Alexandre de París, especialmente influyentes en el Reino de León. Por último, en las juderías del reino de Aragón se encuentran unos pocos Cainitas descendientes del antiguo Elías, cuya sangre procede de la nobleza del antiguo reino de Israel.

ANASTASIO EL GALLEGO, COMANDANTE DE LA RECONQUISTA
Nacido en el año 970 en la familia de un escudero menor en Ribadeo, Anastasio mostró gran habilidad con las armas desde una temprana edad, y fue enviado a entrenar al servicio del rey Sancho el Gordo de León. Con la lucha constante contra los musulmanes, Anastasio tenía amplias oportunidades de mostrar sus talentos marciales y se convirtió en capitán de caballería cuando sólo tenía veintiséis años. Pero el servicio al rey de León no se pagaba bien, y Anastasio viajó al norte a Francia, a vender sus habilidades a señores con mejores bolsas. Luchando de forma independiente, continuó labrándose una reputación formidable como guerrero, y lo más importante, como líder. Sus tropas no lo abandonaban en momentos inoportunos y nunca malgastaba la vida de sus hombres innecesariamente.
En el año 1006 Anastasio aceptó una oferta del Barón de Aire para ayudarlo en un ataque contra el Obispo de St. Desuna, que disputaba el derecho del barón a llevar sus piaras de cerdos a alimentarse en el bosque que marcaba la frontera entre sus dos posesiones. Aunque esto le pareció a Anastasia una pequeña disputa má entre dos señores feudales menores, la lucha enmascaraba una guerra más sutil y antigua. El Obispo era un peón de Clodauuiva, el Príncipe Lasombra de Dax, mientras que el Barón de Aire era la víctima incosnciente de Henri Beaucaire, señor Ventrue de Pau. Aunque amobs Cainitas enmascaraba su guerra en las batallas entre sus dos clanes para conseguir influencia en Francia, lo cierto es que los dos se habían odiado durante décadas y la escaramuza menor entre sus dos peones era sólo una batalla más en su lugar disputa.
Henri había enviado a un chiquillo a acompañar el ataque, pero había calculado mal, y su chiquillo descubrió demasiado tarde que Clodauuiva estaba al lado de su siervo, y cuando despertó para descubrir que su peón, el obispo, había sido derrotado, se abalanzó sobre el chiquillo de Henri, derribándolo. Sin embargo, en ese momento Anastasio intervino y consiguió clavar una estaca al Cainita mientras bebía del desafortunado Ventrue, y no queriendo arriesgarse a más problemas con lo que creía que era un demonio, hizo que lo quemaran lo más rápido posible. Henri estaba encantado por haberse deshecho de su rival, y cuando Anastasio regresó a Pau, persuadió al mercenario de que aceptara el Abrazo a su servicio.
Henri Beaucaire estaba buscando guerreros en su Francia natal para llevarlos a la península ibérica, donde se había convertido en el principal poder Cainita en el reino de León. Aspiraba a convertir el reino en el principal poder de la península y con los Ventrue al mando. Anastasio se convirtió en su general predilecto, y colaboró con otros chiquillos para extender la influencia del clan con el avance de la Reconquista.
Sin embargo, el Príncipe de León demostró ser demasiado atrevido y terminó siendo destruido en una emboscada de los Ashirra en 1136, debilitando el poder de los Ventrue en el reino. Por aquel entonces Anastasio ya había pasado más de cien años como Cainita, pero realmente el Abrazo no había cambiado mucho su perspectiva sobre el mundo. Siguió prestando su servicio a otros Príncipes y viajó a otros lugares como Inglaterra y Tierra Santa, y sus señores nunca tuvieron motivo alguno para dudar de su lealtad. Aunque Anastasio se ha mostrado independiente, por lo general lucha al servicio de quien mejor pague. Aunque hubiera podido hacerlo, nunca ha reclamado ningún dominio, prefiriendo no encontrarse atado a ningún territorio.
En el año 1205 el Arzobispo Ambrosio Moncada de Madrid le ofreció una paga magnífica por liderar la guerra contra los Ashirra musulmanes en la Reconquista en la Sombra. Aparte de la habilidad indudable de Anastasio, su neutralidad en las disputas e intrigas de los Lasombra y los Amici Noctis es su otra gran virtud. En años posteriores, Anastasio ha actuado para conquistar los dominios de Al-Ándalus y desplazar a los sultanes Ashirra. El Arzobispo ha insinuado que lo apoyaría si quisiera reclamar el dominio de Oviedo en premio a sus servicios, pero Anastasio es consciente de que tiene mucho que ver con la aversión de Moncada por Marbuena, la Príncipe actual, a quien considera una persona débil. Para mantener a su patrón contento, ha establecido un refugio en la ciudad, aunque pasa más tiempo en la frontera sur. A menudo duerme dentro de un cofre de armas reforzado con acero y custodiado por sus fieles ghouls.
Si los Amici Noctis tuvieran idea de cuánta información ha conseguido adquirir Anastasio, puede que no llegara a la próxima noche. De forma similar, si otros antiguos Ventrue comprendieran lo que les oculta, recibiría todavía menos misericordia. Sin embargo, Anastasio es un hombre discreto que prefiere guardarse sus opiniones y luchar en las batallas para las que se le ha contratado, esperando su próximo desafío. Su papel en la reconquista es muy conocido, y tiene el respeto de muchos Cainitas, especialmente debido a su relación con el Arzobispo de Madrid. Que no suela utilizar toda su influencia es considerado una señal de necedad o astucia, dependiendo del punto de vista. En realidad, sólo se atiene a su juicio y su espada; no confía en el Arzobispo de Madrid, pero le permite creer que tiene cierto control sobre él.
Anastasio es la antítesis de un caballero cristiano noble. Es un hombre bajo, moreno y robusto, que se parece mucho a un moro, y algunos Cainitas chismosos han extendido rumores sucios sobre la virtud de su madre. Pero su aspecto oculta gran fuerza, paciencia e ingenio. Normalmente viste con sencillez, con camisa y pantalones, más parecido a un campesino que a un guerrero. Simplemente se asegura de transmitir una apariencia inofensiva y nunca comete el error de subestimar a sus enemigos,
Clan: Ventrue.
Sire: Henri Beaucaire.
Naturaleza/Conducta: Autócrata/Defensor.
Generación: 7ª
Abrazo: 1006
Edad aparente: Mediados los treinta.
Atributos: Fuerza 4, Destreza 4, Resistencia 3; Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 2; Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 3
Habilidades: Alerta 3, Atletismo 2, Esquivar 3, Intimidación 2, Liderazgo 4, Pelea 3; Armas C.C. 4, Equitación 4, Etiqueta 3, Interpretación 1, Supervivencia 3, Tiro con Arco 2; Lingüística 3, Política 3, Senescal 2
Disciplinas: Animalismo 1, Dominación 3, Fortaleza 4, Potencia 2, Presencia 2
Trasfondos: Aliados 5, Criados 5, Influencia 3, Posición 4
Virtudes: Convicción 2, Autocontrol 4, Coraje 5
Camino: Reyes 6
Fuerza de Voluntad: 9
Nota: Anastasio sólo se alimenta de guerreros que hayan derramado sangre.

ELÍAS, SEÑOR DE SEFARAD
Elías nació en una familia judía cuando el reino de Israel estaba ocupado por Egipto durante la dinastía de los Ptolomeos. Su padre pertenecía a la nobleza, aunque era un hombre bueno y humilde que enseñó a sus hijos que la nobleza de la sangre tenía que ser acompañada de la nobleza de los actos, y Elías creció admirando a su padre.
Sin embargo, estalló la guerra entre los Ptolomeos de Egipto y los Seléucidas de Siria, y el padre de Elías marchó a la guerra. Ganaron los Seléucidas y la familia de Elías tuvo que exiliarse con unos parienes que vivían en Alejandría. Elías deseó vengar a su padre, que había muerto en la guerra. Una noche Elías hablaba con unos amigos de sus deseos y cómo lamentaba que la falta de dinero le impidiera levantar un ejército para recuperar el reino de Israel. En la oscuridad de la noche sus palabras fueron escuchadas.
La anciana Nefer, una Cainita milenaria, podía comprender la necesidad de vengar a su padre, pues ella misma había conocido en su momento al gran Horus. Intrigada, observó a Elías durante un tiempo, e incluso se le dio a conocer bajo otra identidad. Cuando Elías quedó postrado en el lecho, consumido por una enfermedad, sólo lamentaba no haber podido hacer que su padre se sintiera orgulloso. La anciana decidió que lo ayudaría.
Estuvo bajo la tutela de su sire durante un tiempo, y ella le habló de la lucha entre los diversos clanes, y la guerra que dividía Egipto entre los partidarios entre el divino Osiris y su hermano oscuro Set, ambos campeones de la luz y la oscuridad. Los descendientes de Set prosperaban en la corrupción, y ahora estaban bebiendo la sangre del reino de Israel bajo la ocupación de los Seléucidas.
Elías viajó a Israel, donde fomentó y apoyó la rebelión de los israelitas contra los Seléucidas. Acompañó presonalmente a los macabeos y tomó servidores entre ellos, para finalmente ayudar a sostener su gobierno. Sin embargo, quedó enfurecido cuando las élites judías comenzaron a intrigar y luchar entre ellos, debilitando el reino de Israel hasta que quedó bajo protección romana. Desde entonces Elías decidió que actuaría al lado del pueblo, rechazando gobernantes indignos.
Contra la ocupación romana se alzó una milicia urbana y campesina que se alzó contra los romanos y los aristócratas judíos que los apoyaban. Aparecieron los sicarios, que asesinaron a opresores y causaron disturbios en Jerusalén. Como había hecho con los macabeos, Elías les prestó su apoyo e incluso llegó a acompañarlos directamente, pero en una batalla contra un destacamento de legionarios, su corazón fue atravesado por el mango de madera de un pilum y los soldados romanos prendieron fuego a aquella criatura que se resistía a morir.
Los leales servidores de Elías consiguieron robar su cuerpo con grandes pérdidas y su leal Rebekah le dio toda su sangre para que pudiera curarse. Consiguió recuperar la consciencia justo a tiempo de devolverle un poco de su sangre y convertirla en su chiquilla. Cuando Jerusalén fue arrasada por los romanos, Elías y su chiquilla Rebekah decidieron huir y viajaron por todo el Imperio Romano.
Elías entró en letargo poco después de la caída de Roma y despertaría unos siglos después. Con el paso del tiempo su fuego rebelde se había apagado un poco y decidió regresar a Egipto para volver a ver a su sire. Fue entonces cuando se unió al Inconnu.
Desde el siglo X se ha instalado con su chiquilla Rebekah en Barcelona, y ambos han decidido erigirse en protectores de la comunidad judía, especialmente contra los Cainitas y otras amenazas sobrenaturales. La Príncipe Mireia Subira de Barcelona ha aceptado que el barrio judío se convierta en dominio exclusivo de Elías, y otros Cainitas saben que atacar a los judíos es tentar al desastre. Más de alguno ha sufrido algún desafortunado “accidente.”
Por supuesto, Elías es consciente de que ni siquiera su considerable poder le permite estar en todas partes, pero procura extender rumores sobre su verdadero alcance para disuadir a otros Cainitas. Al mismo tiempo también ha emprendido su propia purga de la corrupción. Poco después de llegar a la ciudad destruyó un templo de Set oculto, y también ha actuado para neutralizar los planes de las Serpientes. Ni siquiera los mortales especialmente corruptos están a salvo de su ocasional ira. Su chiquilla y amante Rebekah reside con él en Barcelona, y también recibe invitados Cainitas de vez en cuando, especialmente de su propia religión, como Menahem de Girona o Sara de Toledo. En los últimos tiempos ha recibido noticia de los ataques que está recibiendo la comunidad judía de Girona, y siente que debería investigar.
Elías es un hombre joven de piel pálida por la enfermedad que lo llevó a la tumba. Tiene cabello castaño y rizado, con barba y bigote, ojos negros y grandes, y una nariz aguileña. Viste con ropas sencillas, procurando pasar desapercibido en sus largos paseos por el barrio, vigilando y atento. Cuando habla con alguien suele mostrarse apasionado en su discurso, y cuando se enfrenta a una justicia en ocasiones gesticula y golpea la pared.
Clan: Ventrue.
Sire: Nefer-meri-Isis.
Naturaleza/Conducta: Defensor/Rebelde.
Generación: 5ª
Abrazo: Siglo II a.C.
Edad aparente: Mediados los veinte.
Atributos: Fuerza 5, Destreza 6, Resistencia 5; Carisma 6, Manipulación 5, Apariencia 4; Percepción 5, Inteligencia 7, Astucia 6
Habilidades: Alerta 5, Atletismo 4, Esquivar 5, Liderazgo 4, Subterfugio 3; Armas C.C. 5, Equitación 2, Interpretación 3, Sigilo 2, Supervivencia 4, Trato con Animales 3; Investigación 5, Lingüística 6, Medicina 4, Ocultismo 4, Política 5
Disciplinas: Animalismo 4, Dominación 6, Fortaleza 7, Ofuscación 4, Potencia 5, Presencia 5, Protean 3
Trasfondos: Aliados 4, Contactos 5, Criados 2, Posición 3, Recursos 3
Virtudes: Conciencia 4, Autocontrol 3, Coraje 5
Camino: Humanidad 7
Fuerza de Voluntad: 8
Nota: Elías sólo se alimenta de ricos y poderosos que hayan cometido una flagrante injusticia.

ELVIRA ENRÍQUEZ, PRÍNCIPE DE LEÓN
Cuando Henri Beaucaire llegó al reino de León, cada uno de sus chiquillos se convirtió en una pieza de lo que consideraba una corte que se extendería por todo su dominio, de manera que dependieran unos de otros. Eligió a Elvira cuando decidió que su corte necesitaba una reina que inspirara a sus vasallos con su imagen...y que acabara con los rumores maledicentes sobre la sexualidad del propio Henri.
Elvira era una dama de la corte del rey Alfonso VI. Se había criado entre la nobleza leonesa como dama de compañía de la reina Inés de Aquitania. Siempre se mostró correcta con su señora, y le dio palabras de ánimo cuando el monarca la repudió, acusándola de ser estéril.
Pero Elvira estaba siendo observada por Henri, quien decidió que aquella dama leonesa sería su reina. Se fijó principalmente en su hermoso aspecto, pero también apreció que fuese una buena administradora. Satisfecho, le dio el Abrazo...y casi la pierde, pues Elvira quedó horrorizada por haberse convertido en Cainita e intentó suicidarse. El Príncipe de León estaba pensando en destruirla y elegir de nuevo, pero Anastasio, hermano de sangre de Elvira, en una actitud muy poco habitual en él, le ofreció consuelo y la ayudó a seguir adelante.
Elvira se mantuvo sumisa con su sire, acompañándolo en las recepciones a otros Cainitas y dando la imagen de consorte digna y leal. Cuando su sire se ausentaba, ella quedaba a cargo de la regencia de León, sin atreverse a realizar demasiados cambios.
Con la muerte de Henri Beaucaire en 1136 quedó liberada de la abrumadora presencia de su sire, y sus hermanos de sangre acordaron que ella heredaría la posición de Príncipe de León, aunque otros afirmaban que no estaba preparada para asumir semejante responsabilidad. Elvira continuó actuando de manera discreta, e incluso propuso a los Lasombra una alianza para participar juntos en la Reconquista en la Sombra. Sin embargo, desde la victoria de las Navas de Tolosa los Magistri ven en cualquier aliado una rivalidad indeseada, así que las ofertas de sus emisarios han sido cortésmente rechazadas.
Elvira ha buscado el apoyo del padre Fernando de Burgos, un confesor Malkavian que también tiene su propia influencia eclesiástica en los monasterios del norte de la península. En realidad Fernando ha percibido la debilidad de la Prínciep y planea atraerla a la Herejía Cainita.
Sin embargo, Elvira tiene sus propios planes. Estuvo detrás del asesinato de su sire, advirtiendo a unos Ashirra de que Henri Beaucaire se preparaba para realizar una nueva incursión en Badajoz. En estos momentos en que el reino de León se ha unido a las posesiones de la Corona de Castilla trata de mantener cierta autonomía, y puesto que los Lasombra no están interesados en apoyarla, planea enfrentar al Arzobispo Ambrosio Moncada de Madrid con el padre Fernando de la Herejía Cainita, buscando que se debiliten mutuamente, y cuando llegue el momento presentar una nueva oferta de ayuda.
Elvira fue Abrazada por su belleza. Es una dama alta, de cabello largo y liso de color castaño, y hermosos ojos de color azabache que destacan en un rostro redondeado y joven. Viste con la moda de la monarquía, mostrándose digna como una reina, y llevando una pequeña diadema de oro y zafiros. Cuando habla, lo hace con voz suave y tímida, pero en realidad tiene una mente muy ingeniosa y calculadora, siempre buscando la mejor manera de aprovechar una situación. Demasiado tiempo pasó a la sombra de su sire, y ahora no está dispuesta a dejarse avasallar.
Clan: Ventrue.
Sire: Henri Beaucaire.
Naturaleza/Conducta: Juez/Solitaria.
Generación: 7ª
Abrazo: 1077
Edad aparente: Unos veinte.
Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 2; Carisma 3, Manipulación 4, Apariencia 5; Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 3
Habilidades: Alerta 2, Empatía 2, Expresión 3, Liderazgo 1; Armas C.C. 2, Etiqueta 4, Interpretación 2, Pericias 2, Sigilo 1; Academicismo 2, Investigación 3, Lingüística 2, Política 3, Senescal 4
Disciplinas: Auspex 2, Dominación 3, Fortaleza 3, Ofuscación 1, Potencia 1, Presencia 3
Trasfondos: Aliados 3, Contactos 4, Criados 2, Influencia 2, Posición 4, Recursos 4
Virtudes: Convicción 3, Autocontrol 4, Coraje 3
Camino: Reyes 6
Fuerza de Voluntad: 6
Nota: Elvira sólo se alimenta de mujeres que hayan sido repudiadas por sus esposos.

FLAVIO SIDONIO, PRÍNCIPE DE ZARAGOZA
Cayo Flavio Sidonio era hijo de una de las mejores familias de Roma. Desde que era pequeño mostró actitud por la filosofía y como parte de su familia patricia podía dedicarse a estudiar y filosofar todo lo que quisiera, viviendo de rentas. Para Flavio, Platón y su república de reyes filósofos era el exponente más elevado que podía ofrecer la filosofía.
Tras quedar huéfano, Flavio convirtió su mansión en un lugar donde se reunían sabios y literatos de Roma, debatiendo sobre diversos temas filosóficos, arte, literatura y también de política. Tras copiosos festines regados con el mejor vino, lo mejor para continuar era un debate sosegado.
El Príncipe Camillus de Roma acudió una noche y participó en el debate. Frente a los ideales elevados de la divinidad que Flavio planteaba, el antiguo Ventrue opuso que los humanos eran seres materiales y por lo tanto los deseos materiales también podían ser elevados, poniendo como ejemplo a hombres virtuosos de la época de la República que también habían tenido deseos que no habían menoscabado su grandeza, antes bien, los habían hecho ser conscientes del mundo en el que vivían.
Flavio y el Príncipe Camillus se mostraron interesados por continuar el debate y finalmente una noche Flavio fue invitado a un lugar especial, bajo las calles de Roma, donde recibió el Abrazo. Su sire le mostró que ahora era una criatura de deseo, y aferrándose al deseo podía ser algo todavía más grande.
En los siglos siguientes Flavio se convirtió en consejero de su sire y finalmente recibió su propio dominio en Zaragoza, donde llegó a tiempo de fomentar las primeras persecuciones cristianas. Para Flavio la nueva religión era una amenaza para el orden romano y desde entonces la ha seguido combatiendo durante siglos, fomentando las persecuciones y tratando de debilitar la influencia de la Iglesia sobre su dominio. En estos momentos se da cuenta de que está librando una batalla perdida y que necesita buscar una nueva perspectiva que le ayude a someter a los Cainitas cristianos, y especialmente a sus traicioneros chiquillos.
Desde hace siglos Flavio ha permanecido en contacto con la Manus Nigrum, una secta antiquísima que tiene agentes en la ciudad. Quizás el apoyo de esa secta sea realmente lo que necesita para mantenerse en el poder, pues sabe que los antiguos que forman por ella simplemente se despreocupan de las religiones. En estos momentos se encuentra en negociaciones, pero cada vez más la influencia de la Manus Nigrum sobre Zaragoza es más fuerte. Sus aliados observan y vigilan ante cualquier señal de traición hacia el Príncipe, preparados para golpear.
Flavio es un hombre maduro, de largo cabello escaso en las sienes, y barba canosos, a imitación de su ídolo, el filósofo Platón. Como el filósofo tiene hombros anchos, pero su vida ociosa le dio un cuerpo ligeramente obeso, aunque no por ello es menos diestro y fuerte. Suele mostrar un ingenio sarcástico y le gusta demostrar su erudición, especialmente cuando se trata de humillar o contrarrestar un discurso religioso. Normalmente suele vestir con sencillez. Hace tiempo que dejó atrás las togas, pero irónicamente ha encontrado los hábitos monacales sorprendentemente cómodos. Viste con el hábito gris del sacerdocio de cenizas, y en verdad, se considera un sacerdote del deseo.
Clan: Ventrue.
Sire: Camillus.
Naturaleza/Conducta: Autócrata/Juez
Generación: 6ª
Abrazo: Siglo I d.C.
Edad aparente: Casi cincuenta.
Atributos: Fuerza 4, Destreza 3, Resistencia 4; Carisma 5, Manipulación 6, Apariencia 2; Percepción 4, Inteligencia 6, Astucia 4
Habilidades: Alerta 2, Esquivar 2, Expresión 5, Intimidación 3, Liderazgo 4, Subterfugio 4; Armas C.C. 2, Etiqueta 3, Interpretación 2, Pericias 2, Sigilo 2; Academicismo 5, Investigación 4, Lingüística 3, Ocultismo 3, Política 4, Teología 2
Disciplinas: Animalismo 3, Auspex 4, Dominación 5, Fortaleza 5, Obtenebración 2, Potencia 3, Presencia 5
Trasfondos: Aliados 3, Contactos 4, Influencia 2, Posición 5, Rebaño 3, Recursos 4
Virtudes: Convicción 5, Instintos 3, Coraje 4
Camino: Pecado 7
Fuerza de Voluntad: 7
Nota: Flavio sólo se alimenta de muchachos atrapados por el deseo. Normalmente utiliza su Presencia sobre sus víctimas antes de alimentarse.

NADIM INB NURI, INTERMEDIARIO PROFESIONAL
Nadim ibn Nuri es un ambicioso Ashirra que planea hacerse un nombre sin importarle los obstáculos que los antiguos puedan interponer en el camino hacia su éxito. Un andalusí de Sevilla que creció en el barrio del puerto aprendiendo el oficio de comerciante de su padre, fue primero convertido en ghoul y después Abrazado por un Ventrue que necesitaba un agente en el lugar, por lo que ahora se encarga de la tarea ingrata de coordinar los asuntos del clan Ventrue en la zona y vigilar las idas y venidas de otros vampiros dentro y fuera de la ciudad. El hecho de que la mayor parte del clan Ventrue haya pasado de relacionarse con los antiguos romanos a los enemigos cristianos de Al-Ándalus contribuye a su crispación, y otros Ashirra desconfían de sus intenciones.
Sin embargo, Nadim ha encontrado formas de sacar provecho de su complicada situación; ha conseguido gran información de todo tipo, desde el tipo de recipientes de los que beben los Ventrue que visitan Sevilla hasta los refugios preferidos de los viajeros del Qabilat al-Khayal, o los vicios retorcidos de los Raye'en al-Fen. También acumula pequeños favores por servicios ajenos a su profesión, que si sabe utilizarlos bien se convertirán en favores importantes cuando llegue el momento, incrementando su posición entre los Ventrue. Por supuesto, es perfectamente posible que su sire y los antiguos le asignaran a Nadim su posición no como castigo, sino siendo conscientes de sus capacidades.
El aspecto aniñado de Nadim contribuye a que muchos de sus clientes no lo consideren mucho más que un chico de los recados con pretensiones. Su rostro moreno y sus mejillas se conservan saludables aunque está muerto, y mantiene la inocencia en sus ojos grandes. Refuerza esa impresión vistiéndose con los pantalones y túnica de un rico estudiante.
Clan: Ventrue.
Sire: Nuri.
Naturaleza/Conducta: Superviviente/Vanguardista.
Generación: 9ª
Abrazo: 1132
Edad aparente: Casi veinte años.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 3; Carisma 4, Manipulación 3, Apariencia 3; Percepción 3, Inteligencia 2, Astucia 4
Habilidades: Alerta 2, Atletismo 2, Empatía 3, Esquivar 2, Liderazgo 1, Pelea 2, Subterfugio 3; Comercio 4, Etiqueta 2, Pericias 3, Sigilo 2, Trato con Animales 2; Investigación 3, Lingüística 3, Política 2, Senescal 2
Disciplinas: Animalismo 1, Dominación 3, Fortaleza 2, Presencia 3
Trasfondos: Contactos 4, Criados 2, Influencia 2, Mentor 3, Recursos 4
Virtudes: Conciencia 3, Autocontrol 3, Coraje 3
Camino: Humanidad 7
Fuerza de Voluntad: 6

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#182

Mensaje por Alexander Weiss » 14 May 2020, 23:32

LÍNEAS DE SANGRE

BAALI
De la misma forma que los Cainitas se alimentan de la sangre derramada en los conflictos, existen depredadores más insidiosos que se alimentan de la miseria y el dolor, y que revolotean como moscas carroñeras en torno a los campos de batalla de la península ibérica. Desde tiempos antiquísimos, los Baali han ensuciado con su presencia estos territorios, y algunos asumen la leyenda de Gerión como uno de los suyos, gobernando sobre un culto que realizaba sacrificios impíos. Con los cartagineses también llegaron algunos infernalistas, que disimulaban sus sacrificios entre los cultos oficiales a Tanit y Baal Hammon.
Ante la llegada del cristianismo los Baali se vieron obligados a ocultarse más, retrociendo ante la cruz y los símbolos de los santos, y posteriormente ante la media luna. Sin embargo, los supervivientes aprendieron a ser más sutiles, convirtiendo Toledo en su fortaleza, donde crearon una escuela para infernalistas de todos los clanes. De la purga que siguió, pocos escaparon...
Pero ahí siguen, bebiendo de la miseria y el dolor de los muchos campos de batalla y episodios de la reconquista, desde las matanzas de las incursiones, a los episodios de odio contra las minorías religiosas, o los males cotidianos que surgen en cada rincón. Y en la intensa rivalidad por el poder y la supervivencia, siempre hay oídos dispuestos a escuchar sus palabras.
En los últimos siglos se ha producido una unión abominable entre los Lasombra y los Baali, que ha engendrado un oscuro linaje descendiente del infernalista Azaneal, y que ahora extiende sus tentáculos por la península ibérica. Hace unos años consiguieron que en Sevilla el día se volviera negro como la noche, y de las sombras surgieron criaturas del Abismo dispuestas a sembrar la destrucción a su paso y encontrando numerosos servidores dispuestos.

EL ÁNGEL NEGRO
Este antiguo (o antigua) Cainita ha dejado por completo atrás su humanidad. ¿Fue uno de los servidores que acompañaron al infernalista Azaneal en busca de la fortaleza perdida de Corozaín? ¿Fue un esclavo de sacrificio? Lo primero que recuerda esta criatura es el dolor y la tortura, la profanación en un pozo sin luz y finalmente el renacer.
Su linaje es producto de la unión entre las tradiciones de adoración de Ahriman y Baal, y ha conseguido un poder impresionante mediante su servicio a los poderes del Abismo. Regresó hace siglos de su peregrinación impía y ahora se encuentra en Valencia, de donde surgieron sus ancestros. Su poder es impresionante, pero también procura ser sutil, cortejando a los demonios, eligiendo con cuidado a sus subordinados y procurando realizar sus ritos lejos de Valencia para evitar suspicacias y atenciones indeseadas. También ha engatusado a otros Cainitas, como el antiguo imán al-Fulani para que llegado el momento atraigan sobre ellos la atención de sus enemigos y así poder evitarlos...o destruirlos.
El culto del Ángel Negro todavía es pequeño, pero se extiende rápidamente. Sus principales víctimas son los Místicos del Abismo del clan Lasombra, siempre inseguros sobre las entidades sobre las que adoran, y a los que no resulta demasiado complicado encauzar hacia otros amos en la oscuridad.
Cuando se digna salir de su forma sombría, el Ángel Negro parece una figura consumida y marchita de color rojizo. Una visión más cercana permite contemplar con horror que su cuerpo ha sido desollado. Sus ojos son dos orbes negros abiertos al Abismo.
Clan: Azaneali.
Sire: Maleazus.
Naturaleza/Conducta: Monstruo/Solitario.
Generación: 8ª
Abrazo: 1099
Edad aparente: Indefinible.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 3; Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 0; Percepción 5, Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 2, Esquivar 4, Intimidación 5, Liderazgo 2, Pelea 2, Subterfugio 3; Armas C.C. 3, Sigilo 4, Supervivencia 2; Investigación 3, Lingüística 3, Ocultismo 4
Disciplinas: Auspex 2, Celeridad 1, Daimonion 3, Dominación 2, Obtenebración 3, Ofuscación 2, Presencia 2, Taumaturgia Oscura 2
Sendas taumatúrgicas: Robo del Espíritu 2
Trasfondos: Contactos 3, Criados 2, Influencia 1, Mentor 3, Rebaño 2
Virtudes: Convicción 3, Instintos 3, Coraje 3
Camino: Abismo 6
Fuerza de Voluntad: 6

GADEA, CAZADORA DE DEMONIOS
Gadea era una chica mozárabe que nació y vivió en las calles de Toledo, buscando maneras de sobrevivir día tras día. Con el paso de los años vio morir a varios de sus hermanos y amigos, sin que a nadie le importara, pero ella siguió día tras día, pensando sencillamente que algún día conseguiría una vida mejor o que Dios se apiadaría de su sufrimiento después de la muerte.
Pero ese día nunca llegó. Una noche fue secuestrada de la calle y se esperó lo peor, aunque ¿qué podía ser peor que lo que ya había sufrido? Y sin embargo, su vida todavía podía empeorar.
Fue llevada a unas catacumbas oscuras, donde su cordura se quebró contemplando horrores abominables, sacrificios en la oscuridad, gritos de dolor y rezos a...ese nombre es demasiado horrible para recordarlo, mucho menos para pronunciarlo. Durante toda una noche grabaron en su piel con agujas de hueso extraños símbolos, convirtiendo su cuerpo en un libro sagrado y finalmente algo respondió.
Después llegaron la confusión, y los gritos de rabia y dolor. Gadea estaba demasiado confundida para comprender, pero creyó que unos ángeles habían venido a salvarla, aunque sus salvadores no lo eran.
No sabe qué vio su sire en aquella carcasa torturada, si hubiera sido mejor acabar con su miseria, pero el caso es que recibió el Abrazo y consiguió sobrevivir, aferrándose al pensamiento de seguir adelante. Sus salvadores la alzaron y reconstruyeron, y le preguntaron en busca de respuestas. Cuando terminaron con ella le preguntaron si quería vivir o morir en paz, y Gadea sólo tenía una respuesta: seguir adelante.
Así Gadea se unió a la Orden de Moloch, y por primera vez en mucho tiempo comprendió. El mundo debía seguir adelante, y para ello era necesario detener a quienes querían destruirlo y dejar sólo cenizas. Tras completar su adiestramiento en un templo de los Moloquim regresó a su ciudad natal, Toledo, donde se convirtió en una vigilante y cazadora de demonios. Ahora vigila la ciudad atenta a las señales de infernalistas, o si alguno de los supervivientes de la noche en que fue secuestrada decide regresar.
Los estará esperando.
Gadea es una muchacha joven de apariencia sencilla, con rostro moreno y anguloso, larga cabellera despeinada y rizada de color negro y una actitud inquietantemente silenciosa. Cuando descubre su cuerpo se ve el rastro desvaído de una horrible escritura indescifrable, así como varios pedazos de carne expuesta. Suele vestir con harapos y esconderse en el barrio donde nació, pero cuando cae la noche comienza a recorrer las calles de Toledo, siguiendo caminos bajo tierra y sobre los tejados, observando y esperando.
Clan: Baali.
Sire: Sahar.
Naturaleza/Conducta: Fanática/Superviviente.
Generación: 7ª
Abrazo: 1080
Edad aparente: Pasada la adolescencia.
Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 4; Carisma 2, Manipulación 2, Apariencia 2; Percepción 4, Inteligencia 2, Astucia 4
Habilidades: Alerta 4, Consciencia 3, Esquivar 3, Fullerías 4, Intimidación 2, Pelea 2, Subterfugio 2; Armas C.C. 4, Tiro con Arco 3, Sigilo 4, Supervivencia 2; Investigación 3, Lingüística 2, Ocultismo 3
Disciplinas: Celeridad 1, Daimonion 4, Ofuscación 3, Potencia 2, Presencia 2
Trasfondos: Contactos 2, Mentor 4
Virtudes: Convicción 3, Instintos 3, Coraje 3
Camino: Pecado 6
Fuerza de Voluntad: 7

MIRABELLE, LA BAILARINA DIABÓLICA
El origen de Mirabelle se encuentra enturbiado. No puede recordar quién fue en vida, sólo la oscuridad y el dolor de su renacer en las profundidades de la fortaleza de Corozaín, cuando su sire la miró a los ojos y desde su mirada vacía simplemente le dijo: “Levántate y anda.”
Desde entonces Mirabelle ha tomado muchos nombres e identidades, adoptando una máscara distinta en cada ocasión para ocultar el horrible monstruo que lleva dentro. Su identidad actual es la de una danzarina de un grupo de artistas ambulantes a los que devoró mientras viajaba por el oeste de Francia, buscando, y finalmente en el Sacro Imperio Romano Germánico encontró un culto de Baali, y con su poder se convirtió en una diosa para ellos.
Mirabelle tenía instrucciones de su sire de oscurecer el cielo en un día concreto. Con sus adoradores recorrió varias cábalas de magos y Cainitas adoradores de lo infernal y lo dispuso todo para el día señalado.
Y en el año 1230 el cielo de Sevilla se oscureció en pleno día. Por toda Europa los servidores de Mirabelle unieron sus voluntades para ocultar el sol y bajo la oscuridad los demonios despertaron de su sueño, sembrando el caos. En la propia Sevilla un anciano despertó y los Cainitas sevillanos entraron en frenesí, sintiéndose repentinamente hambrientos. Sólo la intervención apresurada de unos entrometidos impidió que aquella noche durara un día entero. El culto de Mirabelle fue destruido, pero ella dejó que murieran por ella para ponerse a salvo.
Ahora ha regresado a Sevilla y continúa con sus planes, A medida que la reconquista cristiana se acerca se derramará sangre. Mirabelle espera provocar la matanza de los miles de inocentes que viven en la ciudad, y recoger la cosecha de almas para realizar un nuevo milagro oscuro. Sus amos se agitan en sueños y quieren despertar y caminar por el mundo de nuevo.
Mirabelle es una mujer de mediana estatura, con su piel del color de la ceniza. Sus ojos negros carecen de pupila, y todo su cuerpo se encuentra rasurado. Para ocultarse de miradas indiscretas se cubre con largos vestidos y velos de viuda. Normalmente se mueve tranquilamente y en silencio, pero está poseída por una alegría siniestra y en su refugio baila desnuda para sus amos, en un frenesí en el que termina derramando sangre.
Clan: Azaneali.
Sire: Azaneal.
Naturaleza/Conducta: Monstruo/Vividora.
Generación: 6ª
Abrazo: 1002
Edad aparente: Casi treinta.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 5, Resistencia 3; Carisma 4, Manipulación 5, Apariencia 2; Percepción 3, Inteligencia 4, Astucia 3
Habilidades: Alerta 2, Atletismo 3, Fullerías 2, Intimidación 4, Liderazgo 2, Subterfugio 3; Armas C.C. 3, Interpretación 4, Sigilo 4; Investigación 2, Ocultismo 5, Sabiduría Popular 2
Disciplinas: Celeridad 2, Daimonion 6, Obtenebración 5, Ofuscación 3, Presencia 3
Trasfondos: Criados 3, Mentor 5, Rebaño 3
Virtudes: Convicción 3, Instintos 2, Coraje 4
Camino: Abismo 7
Fuerza de Voluntad: 7
Nota: Mirabelle conoce rituales de Misticismo del Abismo.

MOHAMMED BEN FARUK, SULTÁN DE SILVES
Mohammed recuerda aquel día. Formaba parte de una tribu de beduinos del desierto que estaban abrevando en un oasis cuando los bandidos cayeron sobre ellos, pasándolos a cuchillo. Mohammed consiguió escapar, espoleando a su dromedario hasta que se perdió en el desierto. Finalmente cayó la noche y mientras buscaba en la oscuridad, su montura se derrumbó y Mohammed cayó en un pozo entre las arenas.
En la oscuridad se abalanzaron sobre él. Lo colgaron de unos ganchos y se alimentaron de él como garrapatas, bebiendo su sangre y obligándole a devorar una nauseabunda mezcla de sangre e insectos. Y tras aquella tortura llegó la revelación.
Él y sus compañeros horadaban las arenas del desierto, poniendo trampas para los viajeros. Cuando caía la noche, en ocasiones salían a la supervivencia y como un enjambre de langostas caían rápidamente sobre un asentamiento antes de que rompiera el día.
Y entonces un día fueron ellos los cazados. Mohammed reunió a sus hermanos supervivientes y emigraron como langostas viajeras hasta llegar al mar, donde había fondeado un barco de esclavos para aprovisionarse. Los Baali se alimentaron hasta hartarse y después pidieron a sus amos demoníacos que los guiaran.
El barco maldito llegó en una noche sin luna al puerto de Silves, donde sus ocupantes condenados sabían lo que debían hacer. Capturaron a uno de los Ashirra y leyeron su mente como un pergamino bebiendo sus recuerdos. A continuación atacaron, se saciaron y se vistieron con pieles nuevas.
Ahora el sultán Mohammed ben Faruk, del clan Lasombra, gobierna Silves desde hace décadas y no ha perdido el tiempo, utilizando el tráfico de esclavos para saciar su sed y la de sus amos, también ha hecho desaparecer a los Ashirra de la ciudad, sustituyéndolos uno tras otro y ha construido un pozo de sacrificios donde las moscas que bailan en la inmundicia zumban revelando secretos oscuros.
El enjambre debe seguir creciendo y Mohammed ha hecho un buen trabajo engañando a los incautos. El ambicioso y necio Vicente Cardona se ha convertido en su peón, y le ha abierto las puertas de los dominios que ha conquistado a cambio de ofrecerle vasallaje. Los Apóstoles del Tercer Caín han llegado a Silves buscando nuevos adeptos y Mohammed también se ha apoderado de sus almas. Si los herejes Cainitas buscan un mesías, Mohammed les proporcionará uno bajo la forma de uno de sus amos, y juntos entonarán cánticos en la oscuridad, alimentándose gozosamente como si no hubiera un mañana...
Mohammed es un hombre pequeño, delgado y fibrado de rasgos andróginos, en el que destacan sus piernas largas y delgadas. En vida fue un beduino del desierto, pero ahora viste las ropas lujosas, negras y escarlata, del sultán de Silves. Su mirada es alegre y satisfecha, disfrutando con su corte de los muchos placeres que su dominio tiene que ofrecer. Quienes se acercan pueden percibir un intenso y empalagoso aroma a perfume que utiliza para ocultar el hedor que realmente oculta. Cuando recibe invitados se muestra obsequioso y divertido, no dudando en halagar a sus invitados hasta que llega el momento de derramar sangre.
Clan: Baali.
Sire: Ifrit
Naturaleza/Conducta: Superviviente/Vividor.
Generación: 8ª
Abrazo: 935
Edad aparente: Poco más de veinte.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 5, Resistencia 4; Carisma 3, Manipulación 4, Apariencia 3; Percepción 3, Inteligencia 2, Astucia 4
Habilidades: Alerta 2, Esquivar 3, Intimidación 2, Liderazgo 1, Pelea 3, Subterfugio 4; Armas C.C. 2, Etiqueta 2, Sigilo 4, Supervivencia 4, Trato con Animales 3; Ocultismo 3, Política 2
Disciplinas: Animalismo 2, Daimonion 4, Obtenebración 2, Ofuscación 5, Potencia 2, Presencia 3
Trasfondos: Aliados 3, Contactos 3, Influencia 2, Rebaño 4, Recursos 4
Virtudes: Convicción 4, Instintos 2, Coraje 3
Camino: Pecado 6
Fuerza de Voluntad: 6

RABOSSA LA REDIMIDA
Ha visto demasiado, sus recuerdos mortales quedaron atrás hace mucho tiempo, sepultados por décadas y décadas de orgías, sacrificios y todo tipo de perversiones. Recuerda la Gran Mezquita de Damasco bajo una luna llena, la sonrisa de un viejo sultán y después oscuridad. Un pozo negro de una oscuridad tan absoluta en el que pudo pasar siglos, hasta que el Ángel Negro la sacó de allí, la llevó hasta Valencia y le dio una nueva vida.
Pero aquella resurrección tuvo un precio, que pagó noche tras noche en las criptas del monstruo, bebiendo su sangre y saciando los instintos perversos de sus adoradores. La Rabossa fue abusada y vejada, pero también se convirtió en un instrumento de tortura y crueldad para los prisioneros. Víctima y verdugo, mártir y tentadora, la doble naturaleza de su pasado y persona, que la ha destrozado por dentro y ha terminado aceptando su sino.
Pero el vínculo se ha roto, algo en su sangre ha cambiado, el ángel más negro se ha cansado de ella y por fin tiene la oportunidad de escapar. Quizás alguien pueda ayudarla a huir, son muchos los secretos que conoce, no la dejarán marchar tan fácilmente, la peseguirán sus hermanos de la oscuridad. O quizás sólo esté buscando un alma desprevenida a la que manipula, corromper y servir a su amo en bandeja.
La Rabossa es una mujer delgada y consumida, con su mirada asustada, y cabello corto y negro. Sus ojos son claros y ambarinos, y normalmente no deja de mirar paranoica de un lado a otro, pensando en que la persiguen. Normalmente se recubre con harapos, ocultándose entre otros mendigos.
Clan: Azaneali.
Sire: El Ángel Negro.
Naturaleza/Conducta: Monstruo/Niña.
Generación: 9ª
Abrazo: 1152
Edad aparente: Casi veinte.
Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 3; Carisma 2, Manipulación 3, Apariencia 2; Percepción 3, Inteligencia 2, Astucia 3
Habilidades: Alerta 1, Esquivar 2, Fullerías 3, Pelea 2, Subterfugio 2; Armas C.C. 1, Sigilo 3, Supervivencia 2; Investigación 2, Ocultismo 3, Sabiduría Popular 2
Disciplinas: Daimonion 3, Obtenebración 3, Ofuscación 2, Presencia 2
Trasfondos: Mentor 3
Virtudes: Convicción 3, Instintos 3, Coraje 2
Camino: Abismo 6
Fuerza de Voluntad: 5

Avatar de Usuario
Justycar
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 2105
Registrado: 14 Jul 2019, 07:43
Ubicación: Valencia
Mensajes miarroba: 2.302
Antigüedad: 26 de Septiembre de 2017

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#183

Mensaje por Justycar » 14 May 2020, 23:51

Estaba pensando hace un momento ¿No era esta la época en la Melinda Galbraith vivía en España? Pues sí, ahí está, Melisendra Galdrán.
:lol:

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#184

Mensaje por Alexander Weiss » 15 May 2020, 11:25

KIASYD
Entre los Cainitas de la península ibérica se cuentan leyendas sobre algunas figuras extrañas, que desafiaban las convenciones habituales, mostrando poderes y rasgos extraños. Algunos afirmaban poseer la sangre de los dioses antiguos y otros en fin, jugaban con los espíritus salvajes que acechaban en los límites de la humanidad. Se trata de criaturas excepcionales y muchos vampiros de estas noches ni siquiera saben que existen.
Y ahora desde el corazón de Europa cabalgan jinetes oscuros, cumpliendo la voluntad de su amo, dejando un rastro de sucesos extraños y en ocasiones desapariciones a su paso. Y según se dice, algunos de estos jinetes merodean en torno a las cortes de los Lasombra, dejando maravillados a los Magistri con sus rostros extraños y sus poderes que también pueden invocar la sustancia de la oscuridad.

JUAN DE MONTILLA, EL ESCRIBA DEL DIABLO
Juan nació diferente. Quizás demasiado diferente, porque fue abandonado en el bosque para que muriera. Pero no murió. Alguien cuidó de él. Y años después unos monjes encontraron un niño desnudo en el bosque y lo criaron en su monasterio. Allí le enseñaron a leer, escribir y cuidar de la tierra, y le dieron el nombre de Juan. Demostró una gran inteligencia y unas capacidades sobrehumanas y todos quedaron maravillados. Algunos decían que era un muchacho bendecido por Dios...y otros por el Diablo.
Finalmente Juan tuvo que huir del monasterio, perseguido por una turba asustada. Sus padres adoptivos y hermanos le ayudaron a escapar y entonces salió al mundo. Su sed de conocimiento lo llevó a recorrer muchos lugares, aprendiendo y registrando lugares secretos. Descubrió que tenía sangre de hadas y conoció a distintos espíritus, algunos hermosos y otros terribles. Sin embargo, nunca se detenía demasiado en un mismo lugar, pues con el tiempo la gente se mostraba inquieta, así que continuó viajando y contemplando las maravillas y horrores que el mundo ocultaba.
En una ocasión llegó a un extraño castillo, y mientras registraba las mazmorras encontró una extraña puerta. Con su conocimiento místico consiguió abrirla y se adentró en la oscuridad.
Fue un viaje azaroso y lleno de dolor, y cuando regresó al mundo el tiempo había pasado. Juan también había cambiado, apartado para siempre de la luz del sol y acompañado por la oscuridad a dondequiera que iba. Sin embargo, lo que no había cambiado era su sed de conocimiento, acompañada ahora por la sed de sangre.
Permaneció oculto de otros hasta que llegó el momento, experimentando con su nueva naturaleza, y cuando se sintió lo bastante fuerte reanudó sus viajes. Siguiendo las voces que le hablaban desde la oscuridad, se presentó en las cortes de los Lasombra, como uno de los Kiasyd. Muchos Cainitas se sintieron sorprendidos ante aquella criatura extraña, pero Juan había aprendido lo suficiente para saber cuándo no era bien recibido más allá de los saludos corteses.
Ahora Juan se dedica a vagar por la península ibérica, registrando las bibliotecas y lugares de conocimiento. A veces se detiene el tiempo suficiente para establecer un refugio seguro antes de continuar. Actualmente se encuentra en León, donde se dedica a recorrer los monasterios de la zona en busca de conocimiento, pero pronto planea viajar hacia el sur, para contemplar con sus ojos la civilización de Al-Ándalus antes de que desaparezca.
Juan es una criatura escuálida y muy alta, con piel pálida que resplandece suavemente bajo la luz de la luna. Lleva su cabello largo y oscuro, enmarcando un rostro delgado e inhumano, con unos ojos completamente negros como ópalos y un tenue brillo dorado. Sus brazos son largos y delgados y terminan en manos de seis dedos. Habla con una voz llena de sabiduría, con un tono cantarino y suave que no parece de este mundo. Para evitar suspicacias, suele cubrirse con un manto amplio y un hábito negro de monje. En algunos lugares se dice que la Muerte en persona camina por los alrededores.
Clan: Kiasyd.
Sire: Marconius.
Naturaleza/Conducta: Arquitecto/Solitario.
Generación: 6ª
Abrazo: 851.
Edad aparente: Casi cuarenta.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 4, Resistencia 3; Carisma 4, Manipulación 4, Apariencia 4; Percepción 5, Inteligencia 6, Astucia 5
Habilidades: Alerta 3, Consciencia 5, Esquivar 4, Empatía 3, Expresión 5, Subterfugio 2; Armas C.C. 3, Interpretación 4, Pericias 3, Sigilo 4, Supervivencia 3, Trato con Animales 3; Academicismo 5, Ciencias 4, Investigación 4, Medicina 3, Ocultismo 5, Sabiduría Popular 4, Teología 2
Disciplinas: Animalismo 3, Celeridad 2, Dominación 4, Fortaleza 3, Mytherceria 6, Obtenebración 5, Ofuscación 4, Potencia 3
Trasfondos: Aliados 2, Contactos 4, Mentor 5, Recursos 3
Virtudes: Conciencia 3, Autocontrol 3, Coraje 4
Camino: Humanidad 7
Fuerza de Voluntad: 7

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#185

Mensaje por Alexander Weiss » 15 May 2020, 13:25

LHIANNAN
Hubo un tiempo en el que las Lhiannan fueron uno de los linajes más numerosos y poderosos de la península ibérica, parasitando el sacerdocio de los pueblos celtas e íberos y creando sus propios cultos sangrientos, recibiendo sacrificios y luchando contra sus enemigos, especialmente los hombres lobo, que las consideraban una abominación que profanaba sus lugares sagrados. Por su parte las Lhiannan consideraban que su linaje las convertía en diosas, para proteger a la humanidad de los monstruos que tomaban forma de bestia.
Durante siglos esta guerra continuó, en una especie de equilibrio sobrenatural, hasta que llegaron los Cainitas romanos. Las legiones arrinconaron a las Lhiannan en el norte de la península, donde resistieron y sobrevivieron. Entonces, cuando el Imperio Romano se debilitó, salieron de sus refugios y trataron de recuperar el poder, pero entonces llegaron enemigos peores. Acompañando a los pueblos germánicos acudieron feroces Gangrel, enemigos jurados de las Lhiannan, a quienes consideraban traidoras, y destruyeron a todas las que encontraron.
En la Edad Oscura las Lhiannan sobreviven como pueden, un linaje menguante, disperso y aislado por sus numerosos enemigos. En la península ibérica ya sólo quedan dos cultos Druidas con cierta fuerza: en Galicia y las montañas de Navarra.

EDUNXE, LA REINA CIEGA
Hace mucho tiempo que Edunxe no recuerda el mundo de la luz. Era pequeña cuando cayó a un pozo, y tras ser rescatada, después de sufrir una serie de delirios y fiebres, perdió la vista. Al principio sufrió en la oscuridad, pero pronto se dio cuenta de que su mente había despertado y podía ver a los espíritus y dioses de la tierra.
Los sacerdotes de su pueblo supieron que la niña tenía un don, y se la llevaron con ellos, para que les aconsejara y les hiciera conocer la voluntad de los dioses. La niña se sintió halagada y aunque en ocasiones convertía su propia voluntad en la voluntad de los dioses, con el tiempo comenzó a actuar de manera más responsable.
Y finalmente fue reclamada por una diosa de verdad, que le dio su sangre para conectarla con ella y poder ver a través de sus ojos. Ella se sintió asustada por las visiones de sangre y guerra que veía, pero intentó hacerse valer como elegida de la diosa.
Pero no todos estaban de acuerdo con la voluntad de los dioses. De más allá de las montañas llegaron feroces guerreros y entre ellos llegaron lobos que bebían sangre. Cayeron sobre el culto de la diosa y mataron a sus adoradores, profanando los antiguos lugares de culto. Aunque gravemente herida, la diosa consiguió escapar, gracias a la advertencia de su protegida. Sin embargo, apartada de su santuario, la diosa comenzó a morir, así que hizo los preparativos para convertir a la niña en su sucesora.
Cuando llegó el momento intercambiaron su sangre. La niña sintió dolor pero pronto comenzó a escuchar una voz en su interior que le decía que debía resistir. De alguna manera se convirtió en la diosa y ahora eran una y la misma, y así tomó el nombre de Edunxe. Sin embargo, algo en su sangre se debilitó, y descubrió que aunque podía bendecir a sus adoradores con ella, ya no podía convertir en dioses a otros.
El culto de Edunxe ha conseguido sobrevivir hasta estas noches gracias a una alianza con otros Cainitas paganos del clan Nosferatu, que también han habitado en las montañas de Navarra desde hace siglos. La Bruja de Baztán y la Reina Ciega se han aliado, para mantener alejada la influencia de sus enemigos y mantener las antiguas costumbres entre vascones y navarros. Sin embargo, la presencia de los feroces hombres lobo y de cazadores de brujas, aconsejan discreción.
Edunxe era una niña cuando fue Abrazada, mantenida durante mucho tiempo como ghoul. Es pequeña y pálida, con largo cabello negro y rizado, con sus dos ojos blancos y ciegos. Cuando se presenta ante sus adoradores suele ir vestida con túnicas y diademas antiguas, así como pinturas rituales. Sin embargo, su voz delata una personalidad mucho más vieja y madura, la voz de una diosa de la tierra y las montañas acostumbrada a ser obedecida.
Clan: Lhiannan.
Sire: Edunxe.
Naturaleza/Conducta: Autócrata/Niña.
Generación: 7ª
Abrazo: 655
Edad aparente: Cerca de la adolescencia.
Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 3; Carisma 4, Manipulación 3, Apariencia 3; Percepción 5, Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 2, Consciencia 5, Empatía 3, Liderazgo 4; Pelea 2; Armas C.C. 1, Interpretación 2, Sigilo 3, Supervivencia 4, Trato con Animales 4; Investigación 2, Medicina 2, Ocultismo 5, Sabiduría Popular 5
Disciplinas: Animalismo 4, Auspex 5, Celeridad 3, Ogham 6, Ofuscación 3, Presencia 4
Trasfondos: Aliados 4, Contactos 3, Influencia 2, Rebaño 4
Virtudes: Convicción 3, Instintos 3, Coraje 3
Camino: Bestia 6
Fuerza de Voluntad: 6

NAVIA, LA DIOSA DEL AGUA
Cuando anglos, sajones y jutos invadieron las Islas Británicas, muchos de los habitantes britanorromanos huyeron buscando una tierra más pacífica, asentándose en varios puntos de Europa. Uno de esos lugares fue el norte de Galicia, donde crearon la diócesis de Bretoña.
Pero entre los britanos que llegaron a Galicia no sólo había cristianos. Un grupo que adoraba en secreto a una antigua diosa de las aguas la llevaron con ellos para salvarla de los ataques de los invasores sajones y sus dioses, feroces como lobos. Sin embargo, lejos de su santuario la diosa se encontraba cada vez más débil, por lo que instruyó a sus adoradores para que buscaran una sucesora.
Navia fue la elegida. Fue educada desde que era niña para el sacrificio, y cuando llegó el momento la arrojaron al mar, donde la diosa aguardaba para darle su sangre y unirla con los espíritus y el mar de la costa gallega. Tras instruirla en las costumbres de las Lhiannan, la diosa de las aguas se sacrificó para darle fuerza y poder a su chiquilla.
Imbuida con la esencia de su sire, Naia asumió su posición y legado. Con el paso del tiempo creó un pequeño culto en el norte de Galicia, que ha conseguido sobrevivir a las invasiones de suevos, visigodos, árabes y vikingos, así como a los ataques ocasionales de los Gangrel y de otros Cainitas. Por el momento ella y sus chiquillos han mantenido una presencia discreta, creando una Alianza bajo las aguas del mar que de vez en cuando exige sacrificios a sus adoradores entre los pescadores gallegos. Algunos de sus descendientes también se han extendido tierra adentro.
En estos momentos la principal preocupación de Navia es el cristianismo. Recientemente algunos de sus adoradores han sido descubiertos y castigados por su “herejía”. La antigua Lhiannan teme que su culto sea descubierto o atraiga la atención de otros Cainitas. Por el momento ha redoblado sus precauciones, y ella sus chiquillos mantienen la adoración de sus seguidores con toda la discreción que es posible. Hace tiempo que no tiene contacto con otros miembros de su linaje fuera de su culto y teme que ella y sus chiquillos sean los últimos. La preocupación y el miedo a ser descubierta la han vuelto un poco paranoica, por lo que prefiere mantenerse oculta y manifestarse indirectamente a través de sus adoradores o realizando algunos “milagros.”
Navia fue preparada para el sacrificio a los dioses, y es un joven saludable y hermosa. De estatura media, muestra una gran belleza sobrenatural en la que destacan sus ojos azules y su cabellera de tono rubio oscuro. Normalmente no usa ropa, y quienes la han visto en el mar a menudo la confunden con una sirena. Ella se considera una diosa antigua, y se preocupa por la seguridad de sus adoradores.
Clan: Lhiannan.
Sire: Sulis, diosa del agua.
Naturaleza/Conducta: Visionaria/Enigmática.
Generación: 8ª
Abrazo: 403
Edad aparente: Finales de la adolescencia.
Atributos: Fuerza 4, Destreza 3, Resistencia 3; Carisma 4, Manipulación 3, Apariencia 5; Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 3
Habilidades: Alerta 5, Atletismo 3, Esquivar 3, Fullerías 3, Intimidación 3, Liderazgo 3, Pelea 2; Armas C.C. 2, Pericias 2, Sigilo 4, Supervivencia 5, Trato con Animales 3; Lingüística 2, Medicina 2, Ocultismo 4, Política 3, Sabiduría Popular 4, Teología (pagana) 4
Disciplinas: Animalismo 4, Auspex 4, Celeridad 3, Ofuscación 4, Ogham 5, Presencia 5
Trasfondos: Aliados 4, Criados 3, Influencia 1, Rebaño 3
Virtudes: Conciencia 4, Autocontrol 3, Coraje 3
Camino: Cielo 7
Fuerza de Voluntad: 5

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#186

Mensaje por Alexander Weiss » 15 May 2020, 17:23

SALUBRI
Los Salubri han viajado por la península ibérica desde tiempos antiguos, guerreros y sanadores solitarios que en algunas ocasiones trascienden en las leyendas de otros clanes. Una de las leyendas más antiguas es la de “Iacob el Iluminado”, la historia de un antiguo del clan de los Unicornios que habría llegado de oriente acompañado por siete discípulos, y que habría estado presente en los primeros siglos del cristianismo. Muchos Cainitas no dejan de ver cierto paralelismo entre la leyenda de Iacobus y la del apóstolo Santiago, y algunos se preguntan si el antiguo vampiro se encontrará durmiendo bajo la catedral de Compostela, pero aunque algunos han emprendido su búsqueda, ninguno lo ha encontrado.
Cuando la presencia del antiguo Shaitan y los Baali de Toledo fue expuesta, entre los Cainitas que acudieron para purgar el nido de infernalistas se encontraban varios guerreros Salubri. Durante un tiempo acompañaron a los cruzados cristianos combatiendo a los almorávides y almohades, pero desde el Día Malvado y el asesinato de Saulot la mayoría se han marchado, en busca de venganza contra los Tremere o tratando de ocultarse en otros lugares, lejos de sus enemigos.

LAILA, LA GUERRERA OCULTA
Cuando los musulmanes pusieron sitio a la fortaleza bizantina de Taormina en Sicilia, todos sus habitantes hicieron lo que pudieron para resistir. Eligia sólo trabajaba en las cocinas, pero con otras mujeres acudieron en las murallas para arrojar piedras y todo lo que estuviera a mano contra los invasores. Armada con una pequeña hacha sorprendió a un fornido guerrero que subía por una escala y lo empujó hasta hacerlo caer por la muralla.
Sin embargo, finalmente la fortaleza cayó, y el comandante dispuso que las mujeres y los niños huyeran en una pequeña embarcación para evitar caer en la esclavitud. Estuvieron a la deriva durante varios días hasta que finalmente llegaron a la costa de Italia. La heroicidad de Eligia no pasó desapercibida. Sin embargo, ella sólo quería seguir trabajando y ganarse la vida humildemente.
Pero lo que no pudo hacer la guerra, lo hizo la enfermedad. Unas fiebres la postraron en el lecho y un caballero que se encontraba de viaje se acercó a visitarla. Una de sus hijas se había salvado gracias a la valentía de Eligia, y en agradecimiento quería ofrecerle la oportunidad de formar parte de una orden secreta dedicada a combatir el mal en el mundo. Ella tenía el coraje, y él le daría la fuerza y la educación necesaria para luchar.
Sin estar muy segura, Eligia aceptó y recibió el Abrazo entre los Salubri y entonces comenzó su adiestramiento en las filas del clan, y la valiente cocinera fue convertida en una guerrera. Su sire la guió a través de los pasos de la Sangría y la convirtió en su escudera. Después de varios años de duro adiestramiento se convirtió en una igual de su sire, eligiendo el nombre angelical de Elarel.
Los caballeros Azariel y Elarel recorrieron Europa, combatiendo a los infernalistas, y muy especialmente al odiado linaje Baali. Cuando la escuela infernalista de Shaitan fue descubierta en Toledo, varios guerreros Salubri acudieron. Allí Elarel combatió a los Baali y otros Cainitas que habían sido corrompidos por su influencia, se abrió paso entre los demonios y finalmente la batalla terminó, habiendo purificado la ciudad. Sin embargo, su sire se encontraba entre quienes habían caído.
Elarel continuó su lucha en solitario, eligiendo a algunos hombres y mujeres merecedores del Abrazo. Sin embargo, tras el Día Malvado, cuando Tremere asesinó al reverenciado Saulot sintió que algo en su interior se rompía. Tras sufrir un ataque de los Usurpadores mientras viajaba por Francia, decidió ocultarse en la península ibérica.
Ahora Laila se encuentra en Valencia, entre los Gangrel de Taifa. Sólo el anciano Shabaqo el Nubio y unos pocos elegidos conocen su verdadera identidad. Entre sus nuevos compañeros Laila comparte lo que sabe del arte de las armas y también aprende de ellos. A cambio recibe protección y amistad, aunque en los últimos tiempos se siente intranquila. Ha visto indicios familiares de la presencia de los Baali en Valencia y está dispuesta a purgarla.
Laila es una mujer joven, pequeña y robusta, de cabello corto y negro y grandes ojos visionarios. Es una compañía alegre y dispuesta, firme en sus convicciones y sin temor, tal y como su sire habría querido. A pesar de tomarse muy en serio sus principios, tiene un carácter alegre y extrovertido. Entre los Gangrel de Taifa se cubre con la modestia musulmana, con un pañuelo que recubre su frente y un velo.
Clan: Salubri.
Sire: Azariel.
Naturaleza/Conducta: Defensora/Vividora.
Generación: 8ª
Abrazo: 902
Edad aparente: Unos veinte.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 4, Resistencia 5; Carisma 3, Manipulación 2, Apariencia 3; Percepción 3, Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 2, Consciencia 1, Empatía 3, Esquivar 3, Expresión 2, Pelea 2; Armas C.C. 5, Equitación 3, Etiqueta 2, Pericias 3, Supervivencia 2, Trato con Animales 2; Academicismo 2, Investigación 3, Lingüística 3, Ocultismo 3
Disciplinas: Animalismo 3, Auspex 3, Celeridad 2, Fortaleza 5, Potencia 2, Protean 1, Valeren 4
Trasfondos: Aliados 3, Contactos 2, Mentor 5, Rebaño 2, Recursos 4
Virtudes: Conciencia 4, Autocontrol 4, Coraje 4
Camino: Humanidad 7
Fuerza de Voluntad: 7

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#187

Mensaje por Alexander Weiss » 15 May 2020, 18:02

VERDADEROS BRUJAH
Con la caída del Imperio Romano, un grupo de Verdaderos Brujah trató de salvar lo que podía del antiguo saber clásico. Durante el período visigodo intentaron convertir el sur de la península en un lugar de erudición, apoyándose en las iniciativas como los obispos Isidoro y Leandro de Sevilla. También trataron de que la zona quedara bajo la influencia del Imperio Bizantino, pero finalmente sus esfuerzos fueron en vano, por lo que decidieron buscar otros lugares más adecuados para sus proyectos.
No obstante, algunos de sus descendientes no se han desanimado, acudiendo a los centros culturales de Al-Ándalus, siendo conscientes de que el período de esplendor del Islam ha pasado y ahora es el momento de rescatar lo que puedan, al mismo tiempo que supervisan las semillas de las primeras universidades de los reinos cristianos y tratan de hacerlas florecer.

EUDERO, EL SABIO DE SALAMANCA
Eudero era hijo de un noble visigodo y de una mujer hispanorromana de Cartagena. Cuando estalló una guerra civil entre los visigodos por la sucesión al trono, su padre apoyó al rey Atanagildo, que pidió ayuda a los bizantinos para deshacerse de su rival Agila. El emperador bizantino, aceptó, y sus tropas pronto ocuparon varias plazas en el sur de la península ibérica, formando una nueva provincia.
El padre de Eudero entregó la plaza de Cartagena a los bizantinos, y alojó a varios enviados del emperador en su casa. Entre los recién llegados se encontraba un arquitecto llamado Casandro, que tenía grandes planes para la ciudad y la provincia. Eudero se sintió fascinado por aquel hombre, que le habló de la gloria de la Antigua Roma y que tenía unos conocimientos asombrosos. Finalmente se convirtió en su discípulo, aprendiendo a leer y escribir bajo su tutela.
El aprendizaje de Eudero fue prolongado y finalmente, cuando los bizantinos fueron expulsados de la península ibérica unas décadas después, acompañó a su sire tras haber recibido el Abrazo, y viajó a Constaninopla, contemplando el esplendor de la nueva Roma, y aprendiendo con Casandro y otros Verdaderos Brujah.
Sus hermanos de clan creían que era necesario restaurar el esplendor de Roma en Occidente, como estaba ocurriendo en Oriente, y Eudero decidió que comenzaría por su propio hogar. Regresó al reino visigodo en el siglo VII, pero tras un encontronazo con los Cainitas de Cartagena, huyó al norte, donde estableció su dominio sobre la ciudad de Salamanca. Por desgracia, sus proyectos quedaron interrumpidos con la invasión musulmana, que provocó que cayera en letargo.
Despertó siglos después, sorprendido por todo lo que había cambiado a su alrededor. Salamanca era una pequeña villa, pero no por ello carecía de potencial. Haciéndose pasar por un cantero y escultor, Eudero pasó varias décadas observando y adaptándose a la nueva época.
Su oportunidad llegó cuando el Príncipe Gonzalo Peláez, del clan Ventrue, perdió a su sire. Era un Cainita joven, y otros más experimentados ya comenzaban a pugnar por desplazarlo del poder. Eudero se presentó ante el Príncipe y le ofreció su experiencia como consejero. Lo único que pedía a cambio era poder realizar varios proyectos en la ciudad, comenzando por la construcción de la catedral. En parte acosado por sus rivales, e interesado por una oferta que le parecía ventajosa, aceptó.
Desde entonces Eudero ha participado en la construcción de la catedral, aportando un par de detalles en los planos, aportando dinero para una nueva escultura, y al mismo tiempo está interesado en la formación de una escuela catedralicia, para fomentar un nuevo renacer cultural en el lugar. Como consejero del Príncipe Gonzalo Peláez goza de su confianza, y su principal objetivo es neutralizar las conspiraciones de sus rivales y proteger el dominio. Ante otros Cainitas se presenta simplemente como un vampiro del clan “Brujah”, pero se muestra muy frío con los visitantes ocasionales de su supuesto clan.
Eudero fue Abrazado en la plenitud de sus facultades físicas, y fue educado cuidadosamente antes de recibir la sangre. Es un hombre de rostro serio, de cabello negro y liso, ojos negros y una nariz prominente. Su afeitado es muy pulcro y su forma de vestir aunque sencilla, transmite dignidad y nobleza. Aunque cuando expone sus proyectos es claro y con una retórica encantadora, en las relaciones personales es un hombre más callado, que permanece impertérrrito ante cualquier chiste o insulto.
Clan: Verdadero Brujah.
Sire: Casandro.
Naturaleza/Conducta:
Generación: 7ª
Abrazo: 566
Edad aparente: Mediados los veinte.
Atributos: Fuerza 4, Destreza 4, Resistencia 4; Carisma 3, Manipulación 3, Apariencia 3; Percepción 3, Inteligencia 5, Astucia 3
Habilidades: Alerta 2, Atletismo 3, Esquivar 2, Expresión 4, Liderazgo 2, Pelea 2; Armas C.C. 3, Equitación 2, Pericias 4; Academicismo 4, Investigación 3, Lingüística 3, Ocultismo 2, Política 3, Senescal 4
Disciplinas: Auspex 2, Dominación 3, Fortaleza 3, Potencia 4, Presencia 4, Temporis 5
Trasfondos: Contactos 3, Criados 3, Influencia 2, Mentor 3, Recursos 4
Virtudes: Conciencia 2, Autocontrol 4, Coraje 4
Camino: Humanidad 5
Fuerza de Voluntad: 7

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#188

Mensaje por Alexander Weiss » 15 May 2020, 20:00

APÉNDICE II:
NUEVOS LINAJES Y CONSEJOS


Ven pues, ahora, te ruego, maldíceme este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra; pues yo sé que el que tú bendigas será bendito, y el que tú maldigas será maldito.
-Números, 22, 6

AZANEALI
Cita: ¿Lo oyes? Por supuesto que no puedes oírlo. Es el sonido del silencio. El murmullo de las tinieblas, el grito del vacío. Pero ahora soy parte de la oscuridad. Ahora oigo.
Trasfondo: Hace varios siglos, un viajero Baali llamado Azaneal llegó a Valencia. Decía haber encontrado la puerta de la oscuridad, en las tierras de Oriente, y convenció a varios Lasombra que adoraban a los poderes del Abismo para que le acompañaran de regreso y poder abrirla. Partieron en un oscuro peregrinaje a la ciudad maldita de Corozaín y se adentraron en sus secretos.
Sólo Azaneal sobrevivió, quizás por casualidad o quizás porque así lo había previsto, convirtiéndose en el Señor de Corozaín y Abrazando una prole, que envió por el mundo para unir a todos los Cainitas infernalistas bajo su estandarte. Los Baali más antiguos lo ignoraron, y otros se enfrentaron a él, fomentando las divisiones en el linaje maldito.
Los Azaneali o Hijos de Azaneal están unidos en la condenación y por los cambios que sufrió su fundador al adentrarse en la ciudad de Corozaín. Afirman que son los portadores de la sabiduría del Abismo donde aguardan los Durmientes, y aspiran a imponerse sobre otros infernalistas. Desde sus inicios se han enfrentado a los antiguos Baali, que creen demasiado cómodos en su complacencia, pero han obtenido seguidores entre los infernalistas más jóvenes. Algunos Cainitas que conocen este horrendo cisma consideran que los Azaneali actúan como los Furores entre los Baali, y no ven como malos ojos que los retoños del Diablo se maten entre ellos.
Por lo que se refiere a los propios Baali, muchos consideran a Azaneal un arribista con suerte en el mejor de los casos, y a muchos les gustaría conocer los secretos qué descubrió en Corozaín, que fue hace milenios la fortaleza del anciano Shaitan, hasta que otros clanes le declararon la guerra. Sin embargo, Azaneal y su prole se muestran muy celosos a la hora de compartir ese conocimiento, que constituye su principal ventaja.
Aunque la línea de sangre se originó en Oriente Medio, se ha extendido en los últimos siglos. Los Azaneali han creado nidos en el Mediterráneo Oriental, pero también han seguido a la inversa el peregrinaje de su fundador, llegando hasta la península ibérica, donde intentan dominar al resto de los Baali, o por lo menos aliarse con ellos. El eclipse que afectó a la ciudad de Sevilla y sus alrededores hacia 1230 fue una demostración del poder que han alcanzado, y que ha atraído en los últimos años a muchos Cainitas adoradores del Diablo hacia sus filas.
Apodo: Ángeles Negros, Ángeles de las Sombras, Hijos de Azaneal.
Apariencia: Los más antiguos de la línea de sangre han sido Abrazados entre los pueblos que habitan en Oriente Medio, pero en los últimos siglos también han incluido entre sus filas a algunos cruzados, que han regresado a Europa llevando la sangre de su linaje. Dentro de la línea de sangre se encuentran hombres y mujeres de diferentes niveles sociales. Muchos se hacen pasar por Cainitas del clan Lasombra, con los que comparten vínculos comunes, y a menudo son confundidos con los Angelis Ater, los infernalistas del clan.
Refugio: Donde surge la oportunidad. Si tienen la posibilidad de elegir o buscar un lugar cómodo, prefieren los lugares donde no llega la luz en ningún momento, ya sea cámaras subterráneas, pozos o cuevas profundas. Algunos construyen habitaciones secretas o utilizan armarios donde pasan horas encerrados meditando en la oscuridad.
Trasfondo: Entre los infernalistas, los Azaneali no son demasiado selectivos, corrompiendo con su sangre todas las clases sociales. Confían en que la oscuridad interior abrirá los ojos de sus chiquillos tras el Abrazo, y aspiran a influenciar todos los lugares. Por lo general se sienten atraídos por las personas que tienen una visión propia o que de alguna forma cuestionan el orden establecido, especialmente las religiones.
Creación del personaje: Como se ha dicho, el Abrazo de los Azaneali es diverso, aunque valoran especialmente los Atributos Mentales y la capacidad de profundizar en uno mismo (Percepción). Los Talentos intuitivos como Alerta y Consciencia también son muy valorados, así como los Conocimientos para descubrir secretos infernales, como Investigación y Ocultismo. Cualquier Trasfondo es adecuado para los Azaneali, pero los más habituales son Aliados, Contactos y Rebaño.
Aunque los Azaneali más jóvenes todavía conservan su Humanidad, poco a poco son instruidos en el Camino del Abismo, una rama infernalista del Camino de la Noche que se basa en la veneración de la oscuridad y las criaturas que la habitan, que según se dice son anteriores a la Creación y algún día regresarán.
Disciplinas de clan: Daimonion, Obtenebración, Ofuscación.
Debilidad de clan: Los Azaneali son el fruto de una impía unión entre los Baali y los Lasombra, y por lo tanto han heredado las maldiciones de ambos linajes. De los Baali han heredado su aversión a los símbolos sagrados y su vulnerabilidad a la Fe Verdadera. De los Lasombra han heredado su carencia de reflejo y su debilidad a la luz del sol, recibiendo +1 al daño sufrido por la luz solar. Además, en ocasiones las sombras que rodean a un Azaneali (no necesariamente las que proyecta), se mueven de forma inquietante.
Organización: Azaneal es el vínculo que mantiene unida a la línea de sangre, y todos sus descendientes siguen sus órdenes. Sin embargo, por debajo de él la estructura se diluye. A grandes rasgos el linaje se comporta como un gran culto, que consiste en una serie de nidos dispersos, cada uno gobernado por un líder que normalmente es el sire de los demás. Al contrario que los Baali, los enfrentamientos internos de la línea de sangre no son frecuentes, y cuando Azaneali de nidos distintos se encuentran, se reconocen como hermanos en la oscuridad. Esta unidad a menudo es fomentada a través de la instrucción en el Camino del Abismo.

Avatar de Usuario
Justycar
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 2105
Registrado: 14 Jul 2019, 07:43
Ubicación: Valencia
Mensajes miarroba: 2.302
Antigüedad: 26 de Septiembre de 2017

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#189

Mensaje por Justycar » 15 May 2020, 20:33

No encuentro a los Assamitas ¿Los has puesto? Estoy dándole vueltas al trasfondo de un hechicero. Estoy buscando el clan por las últimas 5 páginas y no lo veo por ninguna parte.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2885
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Iberia Nocturno XXI aniversario

#190

Mensaje por Alexander Weiss » 15 May 2020, 20:39

BAJOS CLANES

ASSAMITAS
Los Asssamitas de la península ibérica tienen una presencia muy antigua, llegando con fenicios y cartagineses. Sin embargo, su principal período de esplendor se encuentra unido al esplendor de Al-Ándalus, donde gobernaron como uno de los clanes más poderosos e influyentes. Sin embargo, tras haber resistido y luchado en sucesivas oleadas para defender sus dominios en Al-Ándalus, y haberse ganado la enemistad de otros clanes, tanto entre cristianos y musulmanes, ahora se encuentran en una situación difícil, reflejando la decadencia que se abate sobre los últimos dominios musulmanes. Muchos miembros del clan optan por la vía del exilio, mientras que otros permanecen, dispuestos a luchar hasta el final.
La casta de los Visires ha prosperado en la administración y burocracia de Al-Ándalus, mientras los Guerreros acompañaron a conquistadores y soldados. Los Hechiceros a menudo han ocupado una situación intermedia, pero en general, las tres castas se encuentran bien representada en la península ibérica. La gran mayoría se encuentran entre los Ashirra musulmanes, pero los intereses de unos pocos en ocasiones les llevan a infiltrarse entre los Cainitas.

HILEL AL-MASAARI, ANTIGUO SULTÁN DE CÓRDOBA
Hilel nació como esclavo y fue vendido a una tribu árabe, donde fue educado en el manejo de las armas para servir como guardaespaldas de un poderoso jeque. Al servicio de su amo luchó en las frecuentes rencillas entre los pueblos de Arabia, y cayó recibiendo una flecha que iba dirigida a su amo. Su lealtad no pasó desapercibida y uno de los Hijos de Haqim lo reclamó, primero como servidor y posteriormente le dio el Abrazo y la libertad.
Hilel se sintió confuso y de alguna manera sentía que no había hecho nada más en su vida que servir a los demás, como estaba haciendo ahora con su sire y el clan Assamita. Ganó un combate tras otro y consiguió fama de invicto en batalla, convirtiéndose en uno de los favoritos del califa de la casta de los guerreros. Sin embargo, Hilel no estaba satisfecho, sino que ansiaba servir a un propósito superior.
Y entonces el profeta Mahoma extendió su mensaje por Arabia, y Hilel acudió a escucharle, intrigado por lo que oía decir de aquel hombre. Aunque continuó sirviendo a su clan, acudía siempre que podía a escuchar las palabras del profeta, y finalmente, recibió el Islam en su corazón. Junto a vampiros de otros clanes formó la hermandad de los Ashirra. Otros Assamitas se mostrarón escépticos por la nueva religión, pero muy pronto Hilel descubrió que no se encontraba solo.
Acompañó a los musulmanes en su expansión y se ocupó para desviar o sabotear los intereses de otros clanes en el mundo musulmán, pero terminó viéndose envuelto en la política y las intrigas de los descendientes de Caín. Acechando entre las sombras desde Damasco acompañó la conquista musulmana hasta Al-Ándalus, esperando que la conquista seguiría imparable a través de los Pirineos hasta el corazón de Europa, pero el destino tenía otros planes y cuando el príncipe Abderramán de la familia de los Omeyas, a quienes había servido, se convirtió en emir de Córdoba, Hilel al-Masaari se convirtió en sultán de la ciudad con gran reticencia, una decisión que no confortó su corazón guerrero.
Al-Masaari era un terrorífico guerrero, pero no era un buen gobernante, estando ausente la mayor parte del tiempo. Durante gran parte de los siglos siguientes una serie de visires gobernaron en su lugar, prefiriendo acudir al campo de batalla, utilizando las invasiones almorávides y almohades como fachada para realizar sus propios ataques en el norte. Sin embargo, los invasores bereberes se corrompieron y debilitaron, provocando la aparición de un caos de taifas enfrentadas entre sí, ante el avance imparable de los cristianos. Mientras otros desacataban su autoridad en Córdoba, el sultán seguía empeñado en sus campañas militares.
A pesar de que sus enemigos se encontraban a las puertas, para Hilel dejar la ciudad era algo impensable, así que se preparó para luchar una última batalla. Cuando los Leones de Rodrigo atravesaron las puertas como una horda feroz, estaba avisado y fue a por ellos. Pocos sobrevivieron a su ira, y los supervivientes terminaron huyendo. Aunque había vencido, Hilel cayó en letargo, siendo apartado del conflicto por sus subordinados.
Quienes han llegado a ver más allá del manto borroso con el que suele ocultarse, afirman que su piel se ha vuelto oscura hasta alcanzar un tono caoba que parece absorber la luz de la luna, y que no tiene pelo en la cabeza ni en el pecho.
Clan: Assamita (Guerrero)
Sire: Pelagón
Naturaleza/Conducta: Defensor/Autócrata
Generación: 6ª
Abrazo: 580
Edad aparente: Finales de los 30.
Atributos: Fuerza 6, Destreza 5, Resistencia 6; Carisma 3, Manipulación 2, Apariencia 3; Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 4, Empatía 2, Esquivar 5, Pelea 3; Armas C.C. 6, Equitación 3, Etiqueta 3, Pericias 2, Sigilo 5, Tiro con Arco 4, Trato con Animales 3, Academicismo 2 Investigación 3, Ocultismo 2, Senescal 3, Política 4, Teología 4
Disciplinas: Auspex 3, Celeridad 5, Extinción 5, Fortaleza 2, Potencia 4, Ofuscación 6, Presencia 2
Trasfondos: Aliados 2, Criados 3, Influencia 3, Rebaño 3, Recursos 4
Virtudes: Conciencia 3, Autocontrol 3, Coraje 5
Camino: Cielo 7
Fuerza de Voluntad: 9
*Nota: Estos rasgos estaban disponibles antes de que cayera en letarog.

NAZIRAH, HECHICERA DE GRANADA
Era otro día caliente y polvoriento en Jerusalén cuando Nazirah supo que su padre Gadi había encontrado la muerte al tomar el reino latino de Edesa a los infieles. La llegada de la Segunda Cruzada sólo fortalecio su convicción de que había muerto al servicio de Dios, y decidió abandonar su vieja vida y dedicarse a destruir a los infieles.
Su oportunidad llegó antes de lo que había rezado para que llegase. Una noche, al volver a casa de la oración de la tarde, Nazirah se encontró con su sire. Literalmente se tropezó con un soldado cristiano, herido y viviendo como un mendigo. Conforme buscaba un arma con la que reventarle la cabeza, una oscura figura descendió. El silencio envolvió la escena y Nazirah observó admirada cómo el cristiano se quedaba sin sangre. Entonces el asesino silencioso se volvió hacia Nazirah, sonrió y pudo escuchar otra vez. El monstruo le dijo que existían muchas formas de atacar a los ejércitos de la cruz. Si ella estudiaba bajo la mirada de sus amos, quizás sería digna de unirse a ellos. Si no, moriría. Al día siguiente Nazirah dijo adiós a su familia, y siguiendo las instrucciones que había recibido la noche anterior, encontró su camino hasta uno de los del linaje de Haqim. Entre ellos se esforzó por reconciliar la devoción hacia Haqim y el deber hacia Dios, y se dedicó a sus estudios. Después del Abrazo, se convirtió en una hechicera formidable, dando órdenes a espíritus y poderes mucho más antiguos que los de la religión de Mahoma.
Nazirah solicitó que se le permitiera viajar a Al-Ándalus, esperando participar en los planes de los Banu Haqim para la península, poder servir a su amo y a su Dios y encontrar el equilibrio que buscaba. Se hicieron los preparativos necesarios en y el invierno de 1197 llegó a Granada. Nazirah se alió con el sultán Badr, del clan Lasombra, el líder devoto de la ciudad. Dedicó varios años a ayudar al sultán, expulsando a cualquier vampiros que no fuera Ashirra de la ciudad y aplastando a los rivales del sultán Badr. Cumplió bien su deber, pero siempre se sintió intranquila cuando se la llamaba para actuar en contra de sus compañeros musulmanes. Cuando el dominio del sultán sobre Granada pareció seguro, se retiró de las actividades nocturnas para estudiar hechicería y la sociedad de Al-Ándalus.
En las décadas que han pasado, Nazirah ha llegado a dos terribles conclusiones. La primera es que Dios es lo más importante de su vida, no Haqim. La segunda es que la causa musulmana en Al-Ándalus está condenada. Estas conclusiones la han puesto en contra de otros Assamitas andalusíes, a quienes culpa de no haber aprovechado lo suficiente la inercia y el impulso que las invasiones de almorávides y almohades trajeron a Al-Ándalus. Espera conservar lo que pueda, primero recogiendo las enseñanzas ocultistas andalusíes y en segundo lugar, apoyando un reino musulmán que pueda resistir contra la marea cristiana. Cree que el reino de Granada podría muy bien serlo y que el sultán Badr es una bestia política, dispuesto a comprometer su fe por el poder continuado. Busca en las sombras a otro Ashirra que pueda cambiar el destino.
Durante sus investigaciones místicas, Nazirah ha descubierto las maquinaciones de muchos dominios musulmanes, También ha hecho desaparecer muchos documentos y artefactos ocultistas de los dominios amenazados por el avance del cristianismo.
Nazirah ha instalado su refugio en una pequeña mezquita en las afueras de Granada. Recibe un gran consuelo durmiendo bajo una casa de Dios. La fe del edificio le causa molestias continuas, pero se siente reconfortada espiritualmente sabiendo que Dios le permite estar en su csa. Esta prueba nocturna de su voluntad reafirma su valor. Sus servidores mortales conocen su naturaleza, aunque al principio creían que era un mensajero del ángel Gabriel. Ahora la sirven como sus ghouls.
Nazirah es una mujer menuda, más atractiva que bella. Sus movimientos parecen torpes y lentos, casi sin coordinación, pero nunca se la ha visto tropezar o chocar con algo. Suele vestirse con túnicas negras y sencillas de gran calidad; en las ratas ocasiones cuando debe vestirse para la acción lleva una blusa holgada, pantalones y una capucha, todo negro. Comprende la necesidad de actuar con decisión y unidad, pero se siente incómoda matando a otros musulmanes. Está segura de que antes o después tendrá que elegir publicamente entre Dios y Haqim, y teme porque esa noche no llegue.
Clan: Assamita (Hechicera)
Sire: Malik al-Wali
Naturaleza/Conducta: Autócrata/Juez
Generación: 8ª
Abrazo: 1151
Edad aparente: Principios de los veinte.
Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 3, Carisma 3, Manipulación 5, Apariencia 3, Percepción 5, Inteligencia 4, Astucia 4
Habilidades: Actuar 3, Alerta 3, Empatía 3, Esquivar 3, Pelea 2, Subterfugio 4; Armas C.C. 3, Equitación 2, Etiqueta 4, Sigilo 4, Tiro con Arco 3; Academicismo 2, Investigación 3, Leyes 2, Ocultismo 3, Política 3
Disciplinas: Auspex 3, Extinción 2, Hechicería Assamita 4
Sendas de hechicería: Senda de los Susurros Celestiales 4, Senda del Despertar del Acero 3
Trasfondos: Contactos 4, Criados 2, Mentor 4, Posición 2, Recursos 1
Virtudes: Conciencia 4, Autocontrol 3, Coraje 3
Camino: Cielo 5,
Fuerza de Voluntad: 7

UMAR AL-RASHID, TITIRITERO ALMOHADE
En vida Umar fue un cadí islámico en Egipto, pero tras recibir el Abrazo se trasladó a los confines del mundo musulmán en el Magreb. Allí observó el potencial del fervor fundamentalista islámico entre los bereberes y decidió que podrían ser un arma útil para extender la influencia de Alamut y mejorar su propia posición. Llegó a Al-Ándalus durante el derrumbe del Califato de Córdoba y Umar quiso cambiarlo todo. Convenció a otros Assamit de Alamut que el poder de Córdoba estaba agotado y que la dinastía almorávide sería el sustituto adecuado para restaurar el feroz espíritu del Islam en la península ibérica, haciendo retroceder a sus enemigos. Cuando los almorávides invadieron Al-Ándalus sin saberlo fueron acompañados por una horda de jóvenes Assamitas guerreros, que fueron bien recibidos por Umar. Muchos de estos guerreros encontraron la Muerte Final, pero otros consiguieron desplazar a sultanes Ashirra demasiado decadentes y conformistas, y derrotar a los Cainitas cristianos. Umar se instaló en Sevilla con una red de compañeros de su clan que estaban en deuda con él.
El gobierno del sultán Lasombra no era de su agrado para sus planes, pero siendo un ejemplo de la casta de los visires no intentó hacerse directamente con el poder. En su lugar apoyó a Gerushah bint Yoav, una judía conversa al Islam, como nueva sultana y comenzó a tejer su telaraña de intrigas en la península. Consideraba que la mayoría de los Lasombra con sus intrigas habían debilitado la posición del Islam, así que procuró desplazarlos como sultanes del gobierno de los dominios de las taifas. Durante unas décadas pareció que los planes de Umar funcionaban y que se convertiría en el principal poder de los Ashirra de Al-Ándalus. Sin embargo, pronto encontró una rival en Miriam bint Aisha, que tejía redes de influencia con la misma sutileza que él y estaba dispuesta a neutralizar sus planes, ya que no deseaba ver los dominios de la península en manos de un “extranjero.”
Los planes de Umar se desmoronaron a largo plazo. Primero el empuje de los almorávides se debilitó por la oposición y los conflictos internos, pero previendo esta situación impulsó la entrada de los almohades en Al-Ándalus para sustituirlos, acompañados de una nueva oleada de guerreros Assamitas. Pero gran parte de sus planes dependían del apoyo que recibía desde Alamut, donde su gran mecenas, el líder visir Khaldun apoyaba su visión. En 1171 Khaldun cedió su posición como líder de los Visires ante su rival Rebekah. Los almohades no pudieron reunificar todas las taifas musulmanas contra los cristianos y terminaron recibiendo una aplastante derrota en la Batalla de las Navas de Tolosa que desmoronó su poder sobre Al-Ándalus.
Umar fue así despojado de sus principales aliados y su telaraña de influencia entre los almohades resultó destruida, debiendo actuar con decisión para reparar los daños. En el año 1230 apoyó a los Lasombra para desplazar a la sultana Gerushah, haciendo que su sucesor recibiera parte de las responsabilidad del fracaso de almorávides y almohades, pero el Qabilat al-Khayal no está dispuesto a cargar con sus culpas. Entre los Assamitas esparció los mismos rumores culpando al sultán Hilel al-Masaari de Córdoba y manchando su reputación, aunque su heroica defensa de la ciudad ante los Cainitas cristianos ha acallado las críticas. Mientras tanto se dedica a protegerse de las intrigas de su rival Miriam bint Aisha, y está seguro que es la responsable de buena parte de sus problemas. No se rinde y cree que todavía queda esperanza. En el norte de África sus agentes se esfuerzan desesperadamente por traer a nuevos defensores del Islam y ha enviado mensajes al sultán Badr de Granada, tratando de forjar una alianza pero no ha recibido respuesta. Umar lucha frenético contra el tiempo, mientras los cristianos dirigen su atención hacia Sevilla...
Umar es un hombre árabe delgado y de rasgos marcados, con su piel oscurecida por la maldición de su clan, con una pequeña barba y bigote pulcramente recortados. Su mirada es impasible y calculadora. Viste con la sencillez de un jeque bereber, con ropas sin excesivos adornos y la cabeza cubierta con un turbante. Se esfuerza constantemente por suprimir cualquier atisbo de intranquilidad, pero tras los últimos contratiempos le resulta cada vez más difícil.
Clan: Assamita (Visir)
Sire: Benoa
Naturaleza/Conducta: Tirano/Juez
Generación: 7ª
Abrazo: 992
Edad aparente: Finales de los cuarenta.
Atributos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 3; Carisma 4, Manipulación 5, Apariencia 3; Percepción 4, Inteligencia 4, Astucia 4
Habilidades: Alerta 4, Empatía 3, Esquivar 2, Expresión 4, Liderazgo 3, Subterfugio 4; Armas C.C. 2, Etiqueta 4, Pericias 2, Sigilo 3, Trato con Animales 2; Academicismo 4, Investigación 3, Leyes 4, Ocultismo 2, Política 5, Senescal 3, Teología 4
Disciplinas: Auspex 4, Celeridad 3, Extinción 4, Ofuscación 2, Presencia 5
Trasfondos: Contactos 4, Criados 3, Influencia 3, Posición 4, Recursos 3
Virtudes: Convicción 4, Autocontrol 5, Coraje 3
Camino: Reyes 7
Fuerza de Voluntad 7

ZUBAYDA, SULTANA DE CARTAGENA
Zubayda nació y vivió en Córdoba, hija de una liberta musulmana que había continuado al servicio de su señora, administrando los asuntos de su casa y cuando Zubayda alcanzó la mayoría de edad, también compartió las labores de su madre, que esperaba que heredara su puesto. Sin embargo, alguien más la necesitaba, un joven visir del clan Assamita, que pretendía mantenerla ocupándose de la administración de sus ghouls y su refugio en su ausencia.
Sin embargo, el Abrazo abrió los ojos de Zubayda. Ya no era una simple servidora, sino que en la sangre había llegado el momento de servirse a sí misma. Cuando tuvo la oportunidad habló con otros Assamitas y finalmente se despidió de su sire, que se sentía traicionado y le dijo que no volviera. Acompañó a otros Ashirra musulmanes y viajaron a Murcia una nueva ciudad recién fundada, donde gobernaron durante décadas y el sultán Yasar al-Nahyan, un erudito Nosferatu, era su señor. Sin embargo, pronto comenzó una rivalidad con el visir Omar al-Aziz, del clan Lasombra, a quien consideraba poco de fiar. Se sentía inquieta ante los avances de Omar, que llegó a solicitarle matrimonio, pero rechazó sus avances y compartió sus inquietudes con el sultán al-Nahyan.
Para evitar males mayores, el sultán de Murcia envió a Zubeyda como representante al puerto de Cartagena, y finalmente se sintió libre para administrar y gobernar según se le antojara. Recibió varias cartas de Omar al-Aziz, pero nunca respondió.
Cuando el sultán al-Nahyan de Murcia fue asesinado y sustituido por Omar al-Aziz en 1172, los temores de Zubeyda se hicieron realidad. No fue depuesta, pero tuvo que recibir a varios Assamitas guerreros enviados por el nuevo sultán en Cartagena, para garantizar su obediencia, y pronto se dio cuenta de que también se encontraban allí para vigilarla. Procuró mostrarse sumisa para evitar represalias, pero al mismo tiempo consiguió mantenerse en contacto con varios Ashirra opuestos al gobierno del sultán Omar.
Poco a poco Zubeyda vio su oportunidad. La usurpación del poder de Omar no había sido bien vista entre los Lasombra, y pronto el dominio de Murcia comenzó a ser cercado. A medida que el poder de los almohades se debilitaba, también lo hacía su autoridad, y Zubeyda comenzó a actuar más libremente. La firma del Tratado de Alcaraz en 1243, que ponía el reino de Murcia bajo el vasallaje del reino de Castilla fue la oportunidad que estaba esperando, y tras convencer a sus guardianes Assamitas, Zubeyda se proclamó sultana de Cartagena en 1243 rompiendo con la autoridad de Murcia. Sin embargo, los problemas no han terminado para ella, pues varios Cainitas cristianos han llegado a la ciudad para apoderarse del dominio, aunque por el momento ha conseguido ganarse la confianza de los guerreros Assamitas de Cartagena para respaldar su autoridad y defender su hogar.
Zubayda era una joven atractiva cuando recibió el Abrazo, con una belleza natural que procura realzar con túnicas de seda anaranjada y joyas de oro. Sus ojos son grandes y negros, destacando en un rostro ovalado y de rasgos finos. Bajo dominio almohade se cubría por completo, según ordenaba el rigorismo islámico, pero desde que reclamó su posición como sultana ha comenzado a vestirse como corresponde a su posición, ocultando sus labios bajo un velo pero mostrando su mirada decidida.
Clan: Assamita (Visir)
Sire: Habus al-Karim
Naturaleza/Conducta: Arquitecto/Conformista
Generación: 9ª
Abrazo: 819
Edad aparente: Unos veinte.
Atributos: Fuerza 2, Destreza 3, Resistencia 2; Carisma 3, Manipulación 3, Apariencia 4; Percepción 4, Inteligencia 4, Astucia 3
Habilidades: Alerta 2, Empatía 3, Expresión 2, Liderazgo 3; Armas C.C. 1, Comercio 2 Etiqueta 4, Interpretación 3, Pericias 3; Academicismo 2, Ocultismo 2, Política 2, Senescal 3
Disciplinas: Auspex 3, Celeridad 1, Extinción 3, Ofuscación 2, Presencia 4
Trasfondos: Aliados 2, Contactos 2, Criados 1, Posición 3, Recursos 3
Virtudes: Conciencia 3, Autocontrol 3, Coraje 3
Camino: Humanidad 7
Fuerza de Voluntad: 6

Editor completo

Volver a “Vampiro Edad Oscura”