Ayuda: El Salvaje Oeste: Los hombres lobo de México

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2399
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Ayuda: El Salvaje Oeste: Los hombres lobo de México

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 12:30

Imagen

EL SALVAJE OESTE: LOS HOMBRES LOBO DE MÉXICO

Por James A. Moore. Completado por Magus.

La mentalidad de los hombres lobo mexicanos y la de los estadounidenses posee numerosas diferencias. La principal de ellas procede sencillamente de su historia diferenciada. Muchos de los Garou nativos de los Estados Unidos están comenzando a contactar con sus congéneres procedentes de Europa. En México, los intercambios entre nativos y europeos se han producido desde hace varios siglos; y por fortuna los peores estallidos de violencia, derramamiento de sangre y conflictos territoriales son cosas del pasado. Muchas de las rivalidades amargas que han rugido entre los hombres lobo de los Estados Unidos simplemente ya no son un problema para los Garou mexicanos, pero eso está cambiando. La guerra entre Estados Unidos y México terminó hace unas décadas, pero la posibilidad de extender sus territorios más allá del Río Grande constituye una tentación que muchos hombres lobo estadounidenses han considerado. Las tribus Uktena y Wendigo creen que los europeos no han causado tanto daño al sur de la frontera como el que están causando en los Estados Unidos. Esta idea es fomentada por el hecho de que muchas bandas de guerreros indios utilizan la frontera mexicana como una forma conveniente de evitar la captura por parte del ejército estadounidense. Si los colonos europeos están decididos a apoderarse de la tierra de los indios, quizás deberían buscarse una tierra mejor. El problema es que demasiados de los Garou Puros están muy confundidos con la realidad. Las diferencias culturales entre las tribus nativas de México y las de los Estados Unidos son tan grandes como entre europeos y nativos. Para empeorar las cosas muchos de los indios que huyen de los Estados Unidos creen que se dirigen a una tierra donde los europeos no ejercen su autoridad, y el hecho es que los europeos han gobernado México durante mucho más tiempo; simplemente su presencia no es tan destacada.
Lo que el gobierno de los Estados Unidos considera la “Frontera Salvaje” durante mucho tiempo ha formada parte del territorio nominal de México. Pero eso también está cambiando. El descubrimiento de oro y otros minerales preciosos en lugares donde los mexicanos nunca se molestaron en buscar está atrayendo colonos y las áreas sin habitar de México están atrayendo más atención que nunca. Las nuevas prospecciones mineras y la repentina conquista de una tercera parte del territorio mexicano por parte de los Estados Unidos han cambiado la perspectiva política de forma sustancial. Hace un siglo los mexicanos tenían tanta tierra que no sabían que hacer con ella, y ahora tienen menos tierra que la que creen necesitar.
Además, los Estados Unidos ya han comenzado a realizar diversos contactos políticos, sociales y económicos con México, tratando de conseguir más territorios, o por lo menos sus recursos, ahora que la guerra entre ambos países ha terminado. La fiebre del oro también ha difuminado las fronteras mucho más de lo que a ambas partes les gustaría admitir. Los estadounidenses que buscan oro no tienen motivos para ignorar la riqueza potencial de México simplemente porque un mapa les dice que no pueden cavar donde quieran. De la misma forma que los furtivos siempre encuentran las mejores piezas cazando en territorio prohibido, los mineros tienden a pensar que las colinas “brillan” más al sur de la frontera. Los rumores olvidados sobre la leyenda de El Dorado, la ciudad de oro, han vuelto a salir la luz, y hay numerosos prospectores tratando de descubrir lo que oculta esa leyenda de riqueza.
Desde otra perspectiva: tanto los Garou Puros como los Portadores del Wyrm están comenzando a considerar México un lugar maravilloso que visitar. Este cambio de actitud está causando movimientos sustanciales en una zona donde los hombres lobo y otros cambiaformas pensaban que ya sabían todo lo que necesitaban saber unos de otros.
Las tribus de los Señores de la Sombra y los Roehuesos han sido las más influyentes en México durante largo tiempo, y ambas reconocen a regañadientes su poder y sus ámbitos de influencia. Las demás tribus europeas nunca han estado presentes en México en gran número, pero eso está cambiando. Los Jinetes de Hierro han dirigido su atención al sur de la frontera de los Estados Unidos y están comenzando a instalarse en el territorio, trayendo con ellos ferrocarriles y telégrafos, lo que resulta una gran alegría para la población humana de muchos lugares. Sin embargo, a los demás cambiaformas no les hace gracia esta repentina invasión. Incluso a los Roehuesos y a los Señores de la Sombra les desagrada la atención que atraen unos territorios que durante largo tiempo han considerado “suyos”. Recientemente han estallado varios conflictos en mitad de México entre las tribus, y en el norte del país estos conflictos ya llevan varios años. La mayoría de las disputas son en parte atenuadas debido a la amenaza de los vampiros del Sabbat, pero no significa que no sigan produciéndose. No obstante, los enfrentamientos entre Garou son más cuestiones políticas que físicas.

CAMADA DE FENRIS
La Camada de Fenris ya ha comenzado a mirar hacia el sur, y viendo las batallas contra las Sanguijuelas ha comenzado a considerar la expansión de su terreno de operaciones. Aunque por el momento no se ha producido una migración considerable de grupos de la Camada hacia México, no es raro que manadas de esta tribu viajen a México y pongan a prueba la fuerza de los diversos clanes mexicanos. Un grupo en particular, que se hacen llamar los Cazarrecompensas, se dedican a perseguir a las manadas de vampiros del Sabat que se encuentran en la frontera hasta México antes de acabar con ellos. La mayoría de los Garou mexicanos les dan la bienvenida por su ayuda, pero algunos creen que sus intenciones no son por completo inocentes. Aunque la manada de los Cazarrecompensas es intertribal, no hay duda de que los líderes pertenecen a la Camada de Fenris, o que son igual de salvajes y brutales que siempre.

CAMINANTES SILENCIOSOS
Los Caminantes Silenciosos son en México, como en otros lugares, un enigma para las demás tribus. Hasta el momento sólo un puñado de Caminantes Silenciosos se ha trasladado al país, provocando pocos problemas y por lo general siendo considerados visitantes bienvenidos por parte de las tribus. Sin embargo, eso también podría cambiar ahora que tantos Portadores del Wyrm están anunciando su presencia.

COLMILLOS PLATEADOS
Desde su perspectiva, los Colmillos Plateados acaban de descubrir México, y poco a poco un pensamiento ha comenzado extenderse en sus corazones y mentes: el fracaso de los Señores de la Sombra por expulsar a los vampiros del Sabbat del país es una evidencia clara de que los Señores de la Sombra no son lo bastante poderosos ni dignos de gobernar México. Aunque sus contactos con la tierra de los aztecas no son tan evidentes como los de otras tribus europeas, procuran dejar muy claro que pretenden “corregir” la situación.
Los Colmillos Plateados están actuando, pero lo están haciendo con una gélida y calculadora sutileza. En lugar de atacar abiertamente el derecho de los Señores de la Sombra a gobernar, en estos momentos están utilizando su influencia para que las demás tribus se encarguen del problema por ellos. Y también están utilizando sus conexiones humanas. Algunas de las empresas y compañías de Francia y de los Estados Unidos que se están interesando en México para sus inversiones, disfrutan del respaldo de los Colmillos Plateados. Aunque utilizan a la Camada de Fenris y a los Señores de la Sombra para realizar la mayoría de sus contactos directos en el país, los Colmillos Plateados también utilizan su influencia entre los Roehuesos para debilitar la base de poder de los Señores de la Sombra en México. Los Colmillos Plateados no han atacado abiertamente por la sencilla razón de que no necesitan hacerlo.
Aunque muchos Señores de la Sombra sospechan que el efímero, despreciado y difunto “emperador” Maximiliano de Austria era un peón de los Colmillos Plateados, están equivocados. En estos momentos los Colmillos Plateados no desean hacer nada tan evidente. Por otra parte, ven en la actual situación de los Uktena mexicanos una señal de que están haciendo lo correcto. Después de tres siglos de relaciones con los Señores de la Sombra, el conjunto de la tribu Uktena sigue aislada y al margen de los Garou europeos. Los Uktena también deben aprender su error. Los Colmillos Plateados tienen planes para México, y en esos planes no se incluye un lugar en el liderazgo para los Señores de la Sombra. Y por supuesto, los Señores de la Sombra no están dispuestos a sufrir en México las mismas indignidades y humillaciones que han sufrido por parte de los Colmillos Plateados en otras partes del mundo. Los Colmillos Plateados no son bienvenidos y pretenden que la autoproclamada “nobleza” de los Garou lo comprenda claramente.

CONTEMPLAESTRELLAS
Si los Caminantes Silenciosos son raros, los Contemplaestrellas son completamente desconocidos en México. Pero esto también está cambiando rápidamente. Los pocos miembros de la tribu que han acudido al país están haciendo todo lo que pueden para aprender la historia de los pueblos y culturas, así como las tradiciones y costumbres de los demás cambiaformas de la zona. Existen pocos lugares donde las Razas Cambiantes han conseguido convivir bastante bien durante muchos siglos, ejerciendo un considerable impacto sobre la cultura humana. Los misterios de la cultura mexicana y su supervivencia son un enigma que tratan desesperadamente de comprender.

FIANNA
De la misma forma que la Camada de Fenris está realizando incursiones en los territorios mexicanos, los Fianna también están dando a conocer su presencia. El país está lleno de oportunidades, y los Fianna siempre están tratando de aprovecharlas. Como resultado, muchos miembros de esta tribu están descubriendo rápidamente las ventajas de vivir al sur de la frontera de los Estados Unidos durante un tiempo prolongado hasta que el enfado provocado por el exceso de la última fiesta se calme. Los Fianna también han descubierto algo inusual en México: un país donde la gente más pobre todavía sabe cómo pasarlo bien cuando llega el momento, y muchos de ellos disfrutan de buena gana de su espíritu festivo. Muchos Parientes Fianna también están abandonando los Estados Unidos debido a las disputas territoriales y los asesinatos ocasionales. Aunque no todos los Fianna que cruzan la frontera son culpables de asalto o robo para asegurar su bienestar, la mayoría de los que acuden a México han cometido suficientes cosas en los Estados Unidos como para querer alejarse de los problemas. Por supuesto, hay excepciones, como los que simplemente quieren disfrutar del modo de vida de México, o los que han viajado tanto que se han dado cuenta de que los Estados Unidos son más pequeños de lo que creían. Uno de los principales motivos que llevan a los Fianna a viajar a México es que uno de los suyos participó en la fundación de Nacogdoches y en el estallido de la guerra que cambió Estados Unidos y México. La hierba siempre parece más verde en el prado de al lado –por lo menos en lo que se refiere a los Fianna.

FURIAS NEGRAS
Las Furias Negras han tenido una presencia larga y continuada en México, remontándose a la época antes de que la Tecnocracia y los Invasores llegaran. En un pasado lejano una banda de mujeres Garou se encontró y alió con el archimago conocido como El Dorado. Desaparecieron del recuerdo cuando el hechicero abandonó el Reino de Gaia con su legendario reino, pero él y sus aliadas son recordados en mitos que se extienden hasta el sur de México, donde el río Amazonas surca el continente sudamericano. Hasta cierto punto la tribu mantiene su presencia en México, y sus miembros están trabajando para hacer cambios en una sociedad donde las mujeres casi siempre han sido ciudadanas de segunda clase. Aunque no son tan activas como la Camada de Fenris o los Fianna, también están anunciando su presencia de nuevo, con honor y salvajismo. El campo más fuerte de las Furias Negras de México es el de las Buscadoras, las Furias que buscan aventuras y tesoros. Aunque algunas de las más militantes han comenzado a apoyar la noción de igualdad entre sexos en México, la mayoría de estas guerreras parecen más interesadas en detener a los vampiros del Sabbat y buscar a las legendarias guerreras amazonas que dejaron su hogar en Grecia hace más de quinientos años.

GARRAS ROJAS
A los Garras Rojas no les gusta lo que ven en los recién llegados de los Estados Unidos. Muchos de estos salvajes Garou han oído historias sobre la caza de lobos en los territorios del norte, y consideran que lo que ocurre en los Estados Unidos es una evidencia de que podría ocurrir lo mismo en México. La triste y amarga ironía de la situación es que muchos Garras Rojas están realizando ataques preventivos contra los viajeros de los Estados Unidos, y es probable que acaben provocando el mismo problema que tratan de evitar. Por otra parte, la participación de la tribu ha sido decisiva para detener la llegada de numerosos vampiros del Sabbat que han acudido para unirse a sus congéneres no muertos de México.

HIJOS DE GAIA
Los Hijos de Gaia también están acudiendo a México, como han hecho desde hace siglos. A pesar de la Guerra de la Rabia y las atrocidades cometidas contra las demás Razas Cambiantes hace tanto tiempo, los Hijos de Gaia defienden los mismos intereses en México que en los Estados Unidos. Siempre hay demasiados conflictos entre las tribus y alguien tiene que encargarse de tranquilizarlas. ¿Y quién mejor que los Hijos de Gaia? Varias manadas de estos diplomáticos y pacifistas han viajado a México, y hacen lo que pueden para evitar que las tensiones entre tribus estallen y se conviertan en algo peor.

ROEHUESOS
Los Roehuesos han estado en México durante tanto tiempo como los Señores de la Sombra, pero nunca han sido demasiado destacados. Con la expansión de los Estados Unidos, la situación está cambiando. Los Roehuesos mexicanos y estadounidenses han descubierto un sorprendente secreto –son uno de los mayores grupos de Garou europeos del Salvaje Oeste. También han descubierto que los vampiros del Sabbat están preparando una gran incursión en la frontera y acaban con tantos de ellos como pueden. Los Roehuesos fueron los primeros en percibir la amenaza del Sabbat y son los más decididos a eliminarla. A ambos lados de la frontera los Roehuesos pelean duro para detener las estrategias expansionistas del Sabbat, reuniéndose en manadas y cazando a los vampiros dondequiera que pueden encontrarlos. La lucha se les está yendo de las manos y la tendencia de los vampiros a crear más de los suyos entre las clases más desfavorecidas de la sociedad se ha convertido en una ofensa personal a los ojos de muchos miembros de esta tribu. Mientras las demás tribus Garou se dedican a sus propios intereses y planes, los Roehuesos se concentran en el problema más importante de México, la destrucción de una inocencia triste y extraña.

SEÑORES DE LA SOMBRA
Los Señores de la Sombra son quizás la tribu que ha invertido más esfuerzos y energía con respecto a la expansión de los Garou en México. Han dominado el país durante siglos, y saben que los Colmillos Plateados pronto harán algo para cambiar el orden establecido si es que no han comenzado ya. Mientras los Roehuesos y los Uktena de México han permanecido separados de sus contrapartidas de los Estados Unidos, los Señores de la Sombra se esfuerzan por mantener contactos con sus congéneres estadounidenses y europeos. Su red de contactos es firme y pretenden utilizarla para tener ventaja en las disputas territoriales que saben que terminarán estallando.
Hasta el momento han trabajado de forma despiadada en todos los frentes para mantener la confusión entre las autoridades humanas, porque si los humanos no pueden unirse y establecer un gobierno estable en el país, los Señores de la Sombra podrán continuar adoptando y diseñando sus propios métodos para proteger sus territorios. Por lo que a los Señores de la Sombra se refiere, los Uktena y las Razas Cambiantes de México no forman parte de la ecuación. Su presencia ha sido reconocida y se han realizado acuerdos con ellos para mantener cierta paz en la zona. Irónicamente a quien más temen a los Señores de la Sombra mexicanos es a los demás tribus europeas. Los Garou europeos son mucho más agresivos, mucho más decididos a realizar nuevas conquistas y por lo tanto constituyen una amenaza mucho más seria a su base de poder. Todo aquello por lo que han luchado durante siglos, el territorio y la posición que han creado para ellos, se encuentra en riesgo, y los descendientes de los conquistadores españoles están decididos a conservar lo que tienen por cualquier medio necesario. Incluso han llegado a contactar con los Roehuesos, por nauseabunda que les parezca semejante acción.

UKTENA
Los Uktena de México están aprendiendo rápidamente que sus parientes tribales de los Estados Unidos no siempre son tan sabios como pretenden ser. Las diferencias entre las culturas tribales estadounidenses y mexicanas, aunque no son tan extremas como las diferencias con la civilización europea, están comenzando a manifestarse. Los Uktena mexicanos son mucho más tolerantes hacia los europeos que sus contrapartidas de los Estados Unidos, y las tensiones suelen estallar cuando se discute sobre la forma de tratar con los Invasores y si deberían tomarse o no mayores represalias contra ellos, ocasionando discusiones tediosas y frustrantes. Además, que los Uktena mexicanos continúen practicando algunos ritos aztecas resulta molesto para los Uktena estadounidenses, de la misma forma que a los Uktena mexicanos les molesta que los estadounidenses hayan aceptado otras razas humanas en la herencia de la tribu. Al contrario que en los Estados Unidos, los Uktena mexicanos han hecho todo lo que han podido para evitar mezclar su sangre racial con los europeos, yendo tan lejos como marginar o expulsar a la prole de herencia mixta. Los Uktena mexicanos consideran a estos “Infelices” como una vergüenza, y no les gusta que sus parientes estadounidenses engendren más de estas criaturas mestizas y las consideren parte de la tribu. Se trata de un hecho escandaloso para su forma de vida.

WENDIGO
Los Wendigo que cruzan la frontera de México no reciben una buena acogida, ni siquiera de los Uktena. Traen con ellos un salvajismo que los Uktena de México habían olvidado por completo, por no hablar de su odio irracional a todo lo europeo. Algunos Wendigo pueden tolerar a los Portadores del Wyrm, pero a muchos les gustaría matar a todos los hombres lobo blancos y arriesgarse a sufrir las consecuencias. La tozuda ferocidad de su actitud irrita a los Uktena casi tanto como los propios Portadores del Wyrm. Y de nuevo, las diferencias culturales entre ambos grupos son enormes. Como sus Parientes y los humanos de México, los Uktena han introducido en su filosofía no sólo elementos de la religión azteca, sino también de la religión católica. Se trata de elementos menores, como algunos festivales y días santos en los que los Uktena participan a su manera, pero para los Wendigo estos pequeños cambios son una señal de debilidad, una evidencia de que los Uktena mexicanos se han debilitado e incluso corrompido. Los tótems de los Wendigo no son los tótems de los Uktena –y en este caso las diferencias cosmológicas son intolerables para ambas tribus.

La expansión Garou en México ha comenzado, y los hombres lobo han comenzado a tomar posiciones en una batalla que puede comenzar mañana o puede que nunca. La principal dificultad es que nadie sabe realmente en quién confiar, mientras que los demás cambiaformas observan y esperan con el aliento contenido, inseguras de si tendrán que luchar o no una nueva Guerra de la Rabia contra los Invasores. Aunque hasta el momento se han producido pocos conflictos, todas las Razas Cambiantes saben que el resurgimiento de los Garou Portadores del Wyrm en su territorio sólo puede significar problemas.

LAS BESTIAS DE MÉXICO

ANANASI
Las Ananasi se han enfrentado con los Garou en el pasado, y no les gusta lo que han visto. Aunque los hombres araña siempre se han mantenido distantes de los demás cambiaformas, la distancia entre las Ananasi y las demás Razas Cambiantes siempre ha sido más reducida en México. Aunque nunca intentaron proteger ni considerar a los humanos como sus compañeros, también jugaron un papel guiando y protegiendo a los humanos de su propia locura.
Pero las Ananasi tienen sus propios problemas en estos días. Están luchando su propia guerra, que cada vez es más brutal. Las Ananasi Comanches han venido a México, extendiéndose por el país y atacando todo lo que creen que debe ser destruido. Hasta el momento uno de sus objetivos favoritos han sido los solitarios hombres araña de América Central. Las Arañas Comanches viajan en manadas, al contrario que sus compañeras, y están más que dispuestas a aprovecharse de su injusta ventaja. Ya han aparecido en el norte de México y se están dirigiendo a las selvas y llanos de las regiones del sur. Sin embargo, no están preparadas para el recibimiento que las demás Hijas de Ananasa les han preparado. Alertados por los Corax y Nuwisha, los hombres araña de México se están reuniendo en un número sin precedentes. Las selvas de Nuevo Laredo se han convertido en un campo de pruebas para una nueva filosofía entre los hijos de la Tejedora y del Kaos, y no hay duda de que cuando estalle la violencia habrá un gran derramamiento de sangre. La mayoría de los cambiaformas han abandonado la zona, dejando solos a los hombres araña, aunque unos pocos Garou europeos han confundido esta actitud con una señal de que pueden apoderarse del territorio. La población de arácnidos en la zona se ha incrementado tanto que muchos humanos también se están marchando del lugar, creyendo que la presencia de las arañas es una señal de brujería maligna.
Existen rumores de que se está produciendo un cambio entre los Ananasi mexicanos, una extraña mezcla de energías físicas y místicas que podría dar a una raza de hombres araña completamente nueva que tomaría el control de la región destruyendo a quien se atreva a aventurarse en su territorio. La principal pregunta que se hacen la mayoría de las Razas Cambiantes es si este cambio es o no una señal del creciente poder del Devorador de Tormentas.

BASTET
Los Balam de México también tienen sus propios problemas, y culpan de la mayoría de ellos a los Garou. Los días de gloria del pasado, cuando eran adorados como Mensajeros de los Dioses, han terminado, y la amargura producida por la pérdida de sus elevadas posiciones ha sembrado una semilla oscura de odio dentro de muchos grandes hombres felino. Aunque la mayoría continúan practicando las filosofías y costumbres que adoptaron cuando los aztecas ascendieron al poder, unos pocos han pervertido esas creencias rituales y han caído en las garras del Wyrm. Al menos dos grupos de Balam mexicanos están cazando a los “enemigos de su pueblo” y han elegido a los Invasores como el objetivo de su ira. Al contrario que la mayoría de sus congéneres, estos hombres jaguar poseídos por el Wyrm han comenzado a realizar sacrificios a nuevos tótems oscuros. Prefieren utilizar Garou en sus sacrificios, creyendo que los espíritus de sus enemigos son lo mejor para satisfacer el apetito de sus nuevos dioses. La mayoría de los Balam creen que el Devorador de Tormentas está detrás de estos nuevos poderes, y estos “Gatos Nocturnos” deben ser destruidos pues se han alejado demasiado del Kaos. Los Balam prefieren encargarse por sí mismos de sus congéneres corruptos, y hasta el momento su deseo ha sido respetado. Pero el problema que viene del norte está comenzando a acabar con la paciencia de las demás Razas Cambiantes, y si los Gatos Nocturnos no desaparecen pronto, intervendrán.
Aunque más raros en México que en los Estados Unidos, los Pumonca disponen de cierta presencia al sur de la frontera. También dejan muy claro que no les gusta lo que ven. Como los Wendigo, les molesta que sus Parientes mezclen su sangre con otras razas humanas, y la actitud de los Balam y sus costumbres aztecas es casi suficiente para hacer que los ataquen nada más verlos. Hasta el momento sólo han realizado unos pocos ataques serios contra otros cambiaformas de México, pero eso puede cambiar rápidamente. Tras un encuentro reciente con los Gatos Nocturnos los Pumonca se quedaron con una sensación de amargura y el deseo de rectificar una situación que sólo puede empeorar. Aunque se trata de un rumor sin confirmar, varios de los cambiaformas de los Estados Unidos que han venido a México dicen que los hombres puma se están reuniendo para viajar hacia el sur y ocuparse de toda la corrupción que puedan encontrar. Si sus propias tierras están siendo conquistadas por los soldados europeos, puede que consideren justo devolver el favor en el sur y detener la creciente corrupción que según ellos puede respirarse en el mismísimo aire de México.

CORAX
Los Corax de México vigilan y esperan, escuchando y hablando entre ellos. Observan los cambios que se están produciendo y se muestran interesados, pero todavía no han decidido ningún tipo de acción. Sus compañeros de los Estados Unidos están dispuestos a compartir información y ambos grupos toman nota y examinan las consecuencias de lo que debe hacerse en el país, que de repente se ha convertido en un gallinero de intrigas políticas y asesinatos. Hasta el momento lo único en lo que se han puesto de acuerdo es que no les gusta el creciente número de vampiros del Sabbat que han acudido a México. Aunque no se dedican a atacar activamente a los no muertos, están encantados de hacer saber a los Garou y a los Balam dónde se ocultan esas criaturas. Sus acciones han sido una de las actitudes más responsables de los cambiaformas en México hasta el momento. Pero la cuestión es si lo que han hecho es demasiado poco o llega demasiado tarde.

MOKOLÉ
Los Mokolé no se están tomando muy bien la situación de México. Han comenzado a actuar casi con tanto salvajismo como los Garou. Algunos de ellos parecen contentos quedándose en sus pantanos y desiertos (apareándose con los Monstruos del Gila) y esperando a que cambien los tiempos, pero la mayoría han comenzado activamente a cazar y destruir todo lo que huela a Wyrm. Muy a menudo, eso significa masticar y destrozar unos pocos vampiros. Pero aparte de los invasores no muertos, los Mokolé también han comenzado a atacar a las Fera corrompidas por el Wyrm. Las Ananasi Comanches han aprendido por las bravas a no tomarse a broma a los hombres saurio, y han descubierto para su desagrado que estos depredadores monolíticos son duros de matar y ocasionan una gran masacre antes de morir. En una batalla reciente, una Mokolé aniquiló a una banda de siete Ananasi sola. Aunque resultó herida en el conflicto, se ha recuperado por completo y ahora se dedica a perseguir a otras Arañas del Wyrm. Al contrario que las Ananasi de México, las Ananasi Comanches no están preparadas para los Mokolé y su forma brutal de justicia.

NAGAH
Aunque no son especialmente numerosas, la presencia de las Nagah resultó revitalizada con la llegada de Parentela procedente de África, aunque su influencia no es tan poderosa en México como en el Caribe o Luisiana. El poder de los hombres serpiente de México se ve favorecido por la protección del tótem Uktena. Muchos espíritus de su prole –como las serpientes aladas- también sirven a los Wani que favorecen a las Nagah. Durante la Segunda Guerra de la Rabia la tribu Uktena ocultó o protegió a los hombres serpiente por respeto a los espíritus que compartían.
Gracias a la colaboración de los Corax, las Nagah se ocultaron e hicieron creer a las demás Razas Cambiantes que habían muerto, retirándose estratégicamente de sus nidos y territorios tradicionales, e incluso aislándose de sus propios Parientes. Por esta razón y debido a su forma de vida aislada y secretista, muchos de los hombres serpiente que nacen en México son de raza ahi –metis. Son más numerosos en el sur del país, escurriéndose discretamente y eliminando de cuando en cuando a las Fera que descuidan sus tareas –Si los Bastet no lavan sus trapos sucios, los Gatos Nocturnos pueden convertirse en su próximo objetivo.

NUWISHA
Los Nuwisha se han marchado. Quedan unos pocos dispersos aquí y allá, pero los acontecimientos en el norte han tenido repercusiones en México, y los hombres coyote han desparecido de la Tierra. Los pocos que quedan son demasiado cínicos o amargados, o simplemente se toman la vida tan a risa que no se molestan en hacer nada. Si alguien le pregunta a un Nuwisha sobre la situación actual en México casi todos dirán lo mismo: “Dejemos que los Garou defiendan la tierra que nos han quitado. Lo que plantaron en el pasado ahora es su cosecha.” Unos pocos parecen haberse vuelto locos, asumiendo riesgos extremos cuando se enfrentan a los enemigos, y o bien terminan muriendo o sobreviviendo a sucesos en los que deberían haber muerto. La única respuesta que dan a su conducta irracional es sorprendente: “El tiempo de Xochipilli ha llegado, y debemos jugar como él nos dice.”

RATKIN
Los Ratkin han estado en México durante tanto tiempo como han existido ciudades portuarias en el país –y todo ese tiempo han sido invisibles. Prefieren no participar en las disputas de los demás cambiaformas, prefiriendo dedicarse a vivir tan cómodamente como les sea posible. En Veracruz y otras localizaciones similares han establecido redes de información y reservas de objetos que pueden serles útiles. Su carencia de participación en la situación actual no significa que hagan oídos sordos a los acontecimientos que conmueven los fundamentos de México. Están muy, muy atentos, sobre todo desde que los Camazotz fueron destruidos por los Señores de la Sombra. En cierto sentido los Ratkin consideraban a los hombres murciélago sus parientes, y para algunos Ratkin la forma de pensar de los Camazotz era simplemente una parte familiar que raramente visitaban. Han hecho todo lo posible para incomodar a los Señores de la Sombra desde entonces, pero nunca de una forma que pueda llevar a represalias contra ellos.

ROKEA
Por lo que se refiere a los Rokea, sólo muy ocasionalmente se mezclan en los asuntos de los habitantes de No Mar. El impacto que han causado sobre los océanos todavía no les ha enfurecido…demasiado. De vez en cuando alguno de ellos acaba con algún pescador demasiado atrevido que irrumpe en sus dominios marinos o que se dedica a pescar a sus Parientes, especialmente en el mar Caribe, donde habita una gran concentración de Rokea. Entre las Razas Cambiantes existen rumores de aislados y endogámicos asentamientos costeros habitados por lugareños que adoran a los hombres tiburón y otros espíritus de las profundidades. Estos lugareños a menudo muestran rasgos deformes y semejantes a los de los peces. Otros creen que realmente se trata de algo más siniestro, quizás una raza de fomori…

Parece que ha llegado el momento de que los descendientes de Queztalomic detengan de nuevo la locura de los humanos, algo igual de cierto para los seguidores del Corruptor. Aunque la mayoría de los Mokolé habitan en las regiones del sur de México, unos pocos han decidido viajar hacia los Estados Unidos y preparar una resistencia adecuada. Pocos entre las Fera mexicanas están sorprendidos de ver a los grandes lagartos atravesando el árido desierto, pero los Invasores han descubierto una nueva razón para temer a las criaturas de México y los vampiros del Sabbat han descubierto que los hombres lobo no están solos como defensores de Latinoamérica.

Editor completo

Volver a “Hombre Lobo”