[SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

Moderador: Mu_

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 846
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

[SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#1

Mensaje por Mu_ » 15 Feb 2020, 10:20

Tras casi un minuto de espera la puerta se abrió. Esta vez la atendía el mismo propietario de la mansión, Qiubai. Vestía un kimono negro sujeto con un cinturón de un rojo intenso. Sobre la solapa, el símbolo del yin y el yang en azul y rojo.

- ¡Oh! Hola Hija. Llegas antes de tiempo.

Guió los pasos al interior de la casa, por sus estrechos pasillos hasta el sótano. Era la tercera o la cuarta vez que Sương visitaba la casa, pero seguía admirando la suntuosidad y el número de adornos. Sin embargo, sus ojos entrenados en el Yin también podían apreciar que la pintura empezaba a ceder a la humedad, algo que debido al clima es frecuente en las casas vietnamitas, pero no en las que son tan lujosas como ésta.

Sin romper el silencio más de lo estrictamente necesario, el Padre la dejó en la sala privada del sótano, y tras servirle un vaso de té, se disculpó.

- Permíteme unos minutos.

Sương suspiró lánguidamente. La ausencia le daría una última ocasión de reconsiderar su aproximación a la hora de hablar con él, un asunto que le parecía muy complejo.

Para empezar, aún no tenía claro cómo dirigirse a él en general, pues era la primera vez que participaba en un Wu y aún no se conocían realmente tanto entre ellos. En las familias mortales vietnamitas, el único referente que tenía, al padre se le debe de tratar invariablemente con respeto, aunque también con una naturalidad e informalidad que no estaba seguro de que aplicase entre los người ma.

Y más delicado aún era el tema de su posible relación con el crimen. En distintas ocasiones la vampira había escuchado que era algo así como un cabecilla de la mafia china. ¿Pero de qué forma se podia preguntar eso educadamente?

Sin embargo, no tenía más remedio que sacar el tema. Desde que superó su Prueba de Hielo y Fuego había estado siguiendo la pista de los dos rufianes que un día la mataron sólo para dar una represalia a su padre. Si sólo fuera por la muerte, si sólo fuera por la brutal paliza y el haberla dejado pudriéndose, podría dejarlo pasar. Pero el tormento en Yomi era algo que hacía que lo demás parecieran minucias. Y ellos debían pagar, aunque sólo fuera para sepultar la deuda y poder seguir adelante.

Desgraciadamente, en todo este tiempo no había podido encontrar ni rastro de ellos. La pista se había enfriado en el tiempo de su muerte, resurrección e instrucción, y, francamente, ella no tenía ninguna experiencia en el mundo del crimen. Ahí es donde esta visita esperaba que pudiera servir de algo.

Miró a su alrededor. La habitación permanecía en la penumbra, alumbrada tan sólo por tenues luces ocultas tras las molduras del techo. El vasito de té seguía humeando desde la mesa cuadrada del centro de la habitación, el termo debía de estar realmente caliente. Sobre las paredes, dagas, libros y adornos varios. Varios de ellos lucían letras chinas, testimonio del legado cultural de su dueño. En una de las estanterías, los destartalados cuadernos de Lạnh destruían la armonía estética de la sala.

Qiubai entró por la puerta, ahora vestido con un traje caro y peinado impecablemente. Se sirvió un vaso de té del termo y se sentó en el lado de la mesa frente a ella.

Sương había escuchado cosas terribles de los Tigres Diablo. Había de hecho experimentado su brutalidad en manos de las Hadas Matronas, los vampiros que se ocupaban en enderezar a los chih mei. Pero el Padre del Wu siempre se había mostrado mesurado y muy correcto.

Sin embargo, era un hombre muy directo y no se prestó a la conversación de cortesía.

- ¿Y bien?
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 846
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#2

Mensaje por Mu_ » 15 Feb 2020, 10:29

Spoiler
Mostrar
@Nyxe

Ésta es la escena que pensé para re-enganchar con la trama principal de Suong. Revisa por favor que te cuadre todo (cuando la escribí no tenía acceso al trasfondo del personaje), y corrige o modifica lo escrito, que prácticamente todo es pensamiento de tu personaje, como veas oportuno.

La idea principal es ésa: por el trasfondo de tu personaje no tienes un contacto directo con el mundo criminal, por lo que necesitas ayuda, o consejo como mínimo de alguien que sí (y los rumores dicen que Qiubai lo tiene).

Recuerda que es el Padre del Wu, así que como mínimo habría que hablarle de usted (como hacen los hijos con los padres en las familias normales).

Por ahora llevaré yo a Qiubai, y creo que con la información que tengo del personaje y lo que conozco a Vicente, no meteré la pata en esta escena. No obstante, si vuelve @Vicente J, puede tomar el control si quiere. Mis planes originales era favorecer que llevaseis vuestras tramas en equipo, pero con este nuevo enfoque puede haber trama en común, pero escenas individuales.
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 453
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#3

Mensaje por Nyxe » 05 Mar 2020, 18:51

Tras casi un minuto de espera la puerta se abrió. Esta vez la atendía el mismo propietario de la mansión, Qiubai. Vestía un kimono negro sujeto con un cinturón de un rojo intenso. Sobre la solapa, el símbolo del yin y el yang en azul y rojo.

- ¡Oh! Hola Hija. Llegas antes de tiempo.

Guió los pasos al interior de la casa, por sus estrechos pasillos hasta el sótano. Era la tercera o la cuarta vez que Sương visitaba la casa, pero seguía admirando la suntuosidad y el número de adornos. Sin embargo, sus ojos entrenados en el Yin también podían apreciar que la pintura empezaba a ceder a la humedad, algo que debido al clima es frecuente en las casas vietnamitas, pero no en las que son tan lujosas como ésta.

Sin romper el silencio más de lo estrictamente necesario, el Padre la dejó en la sala privada del sótano, y tras servirle un vaso de té, se disculpó.

- Permíteme unos minutos.

Sương suspiró lánguidamente. La ausencia le daría una última ocasión de reconsiderar su aproximación a la hora de hablar con él, un asunto que le parecía muy complejo.

Para empezar, aún no tenía claro cómo dirigirse a él en general, pues era la primera vez que participaba en un Wu y aún no se conocían realmente tanto entre ellos. En las familias mortales vietnamitas, el único referente que tenía, al padre se le debe de tratar invariablemente con respeto, aunque también con una naturalidad e informalidad que no estaba seguro de que aplicase entre los người ma.

Y más delicado aún era el tema de su posible relación con el crimen. En distintas ocasiones la vampira había escuchado que era algo así como un cabecilla de la mafia china. ¿Pero de qué forma se podia preguntar eso educadamente?

Sin embargo, no tenía más remedio que sacar el tema. Desde que superó su Prueba de Hielo y Fuego había intentado encontrar a los dos rufianes que un día la mataron sólo para dar una represalia a su padre. Si sólo fuera por la muerte, si sólo fuera por las puñaladas y el haberla dejado pudriéndose, tal vez podría dejarlo pasar. O tal vez no. Pero el tormento en Yomi era algo que hacía que lo demás parecieran minucias. Llevaba acumulando odio hacia ellos desde que escapó de su tumba. Según otros vampiros, no eran pocos los que recibían su segundo aliento para compensar una deuda kármica, como pudiera ser la venganza. Y ella deseaba hacerselo pagar, aunque sólo fuera para sepultar la deuda y poder seguir adelante.

Desgraciadamente, en todo este tiempo no había podido encontrar ni rastro de ellos. La pista se había enfriado en el tiempo de su muerte, resurrección e instrucción, y, francamente, ella no tenía ninguna experiencia en el mundo del crimen. Y Sương a veces pensaba que tal vez fuese lo mejor. Porque también le temía al infierno, y no estaba tan segura de que realmente hubiese vuelto para vengarse. Recordaba muchas cosas del infierno -demasiadas-, pero no era capaz de recordar cómo había escapado, mas allá de un tren y un rostro familiar pero borroso. Pero de lo que sí estaba segura era de que no había vuelto a pensar en aquellos dos hasta que regresó de entre los muertos. En el Yomi solo había sentido miedo y dolor, tan intenso que no dejaba lugar para el odio, solo para desear que aquello terminase. No, puede que ellos la hubiesen matado, pero había llegado al Yomi ella sola. Y por algo mucho mas leve que matar a alguien. Por más que quisiera saldar aquella cuenta y que muchos vampiros le dijesen que debía hacerlo. Por más que prácticamente todos habían matado a alguien y ella sabía que tarde o temprano se vería obligada a ello también. Incluso aunque el propio Dharma que había escogido instaba a aceptar la muerte no solo como algo inevitable, sino incluso como algo valioso y útil por sí mismo, Sương no se atrevía a hacerlo. Había tenido la inmensa suerte de recibir una segunda oportunidad. Tenía miedo de matar a alguien y demostrarle al Cielo, al Ciclo, a Dios o a quienquiera que decidiese su Destino que no se había equivocado al arrojarla al infierno.

Sin embargo, tras la conversación que tuvo con Cúc hacía un par de noches, no dejaba de darle vueltas a otra posibilidad. Tal vez nadie le había dado una segunda oportunidad. Puede que no tuviera la opción de "portarse bien para que le levantasen el castigo". Si su sentencia ya estaba escrita, ella no era más que una prófuga. Y el día que la Muerte la alcanzase la devolvería al Yomi, seguramente para que sufriera un tormento mayor. Así que debía aprovechar el tiempo que tenía para llevarse todo lo que pudiera. Y tal vez, si lograba vivir lo suficiente, llegase a hacerse tan sabia que pudiese escapar de las reglas del mismo universo. Pero para hacerlo, lo primero que debía hacer sería librarse de la carga de aquella venganza.

Así que al final la cuestion pasaba por aquellos mafiosos, de los que ni siquiera sabía el nombre. ¿Debía dejarlos vivir o merecían la muerte? Sương nunca había estado segura de si consideraba la pena de muerte algo moralmente justificable, pero con la amenaza del infierno no quería arriesgarse. Sin embargo, planteado de aquella manera... también imaginaba que si había gente que merecía morir, se trataba de gente como ellos. ¿A cuanta gente habrían matado? ¿A cuanta gente extorsionarían? ¿No sería el mundo un lugar mejor sin ellos? ¿Como de grave podía ser realmente que desaparecieran?

Así que Sương había terminado decidiendo que iba a acabar con ellos, y dependiendo de lo que sucediese entonces, decidiría. Tal vez le ayudase a pasar página. Tal vez lograse aprender algo con ello. Aún si se daba cuenta al hacerlo de que se había equivocado, si no se sentía mejor tras haberlo hecho, no creía que esa muerte en específico fuese a dejar una mancha tan grande en su alma que no pudiese lavar. Incluso si al encontrarse frente a ellos decidía que aquella no era la manera, no iba a llegar a una conclusión si no lo intentaba. Pero antes, desde luego, tenía que encontrarlos. Ahí es donde esta visita esperaba que pudiera servir de algo.

Miró a su alrededor. La habitación permanecía en la penumbra, alumbrada tan sólo por tenues luces ocultas tras las molduras del techo. El vasito de té seguía humeando desde la mesa cuadrada del centro de la habitación, el termo debía de estar realmente caliente. Sobre las paredes, dagas, libros y adornos varios. Varios de ellos lucían letras chinas, testimonio del legado cultural de su dueño. En una de las estanterías, los destartalados cuadernos de Lạnh destruían la armonía estética de la sala.

Qiubai entró por la puerta, ahora vestido con un traje caro y peinado impecablemente. Se sirvió un vaso de té del termo y se sentó en el lado de la mesa frente a ella.

Sương había escuchado cosas terribles de los Tigres Diablo. Había de hecho experimentado su brutalidad en manos de las Hadas Matronas, los vampiros que se ocupaban en enderezar a los chih mei. Pero el Padre del Wu siempre se había mostrado mesurado y muy correcto.

Sin embargo, era un hombre muy directo y no se prestó a la conversación de cortesía.

- ¿Y bien?

-Lo primero, muchas gracias por lo de anoche, Padre -dijo Sương, mientras cogía el vaso de té. -No pude dárselas anoche como es debido, y de verdad que se lo agradezco. -En aquel momento, Midori y Cúc posiblemente fueran las únicas amigas que tenía, y Sương había tenido verdadero miedo ante la idea de que hubiese podido pasarle algo a Midori. Pero necesito pedirle ayuda otra vez -dijo, e hizo una pequeña pausa, como si no estuviese segura del todo de cómo hacer la pregunta-. ¿Usted ha tenido trato con la mafia, verdad?

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 846
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#4

Mensaje por Mu_ » 14 Mar 2020, 00:34

El rostro de Qiubai cambió de forma súbita, sutil siempre dentro de su frialdad, pero lo suficiente como para que la vampira se diera cuenta de que había dicho algo inapropiado.

- ¿Te parezco que tengo pinta de italiano? ¿Cómo se te ocurre preguntarle algo así a alguien? -dijo, severo.

Bebió de un trago el té achicharrando, concentrándose en la sensación. El gesto pareció calmarle un poco.

- Creo que lo que querías preguntarme es que si tengo negocios. Bueno, he tenido negocios. Y todavía tengo. ¿Por qué te interesa eso?
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 453
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#5

Mensaje por Nyxe » 14 Mar 2020, 13:27

Sương puso -intencionadamente- una cara entre apenada y algo sorprendida. No pretendía insinuar que Qiubai estaba en la mafia, aunque éste se lo acabase de confirmar.

-No he dicho tratos, no pretendía insinuar eso. -Sương se planteó explicarse algo más, pero si Qiubai había admitido que sí tenía "negocios", tampoco quería patinar otra vez.

-¿Sabe usted algo acerca de salones de juego? -preguntó Sương, intentando escoger las palabras- ¿O sobre cómo funcionan los prestamisas? -Sương hizo una pequeña pausa.- Verá, llevo tiempo buscando a dos hombres que sé que están metidos en ello. Pero no he logrado encontrarlos. Y he pensado que tal vez un hombre de negocios como usted, aunque solo sea de segundas o por comparación, entendería mejor que yo cómo funcionan esa clase de cosas -dijo encogiéndose de hombros-. Así que por eso me gustaría pedirle ayuda.

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 846
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#6

Mensaje por Mu_ » 25 Mar 2020, 23:44

- De-de-de-de... -dijo el Padre para quitarle imortancia -. Oké.

Después se tomó un momento para hacer un escrutinio sobre los rasgos adolescentes de ella.

- ¿Y qué es lo que puedes querer tú?
Spoiler
Mostrar
Me está cogiendo el toro. Me gustaría tener esta escena resuelta antes de la partida, para no hacer una escena a medias. Si no nos da tiempo a acabarla entre nosotros, intentaré dejarla escrita el domingo o el lunes, aunque luego la revises y reescribas.[/color].
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 453
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#7

Mensaje por Nyxe » 26 Mar 2020, 20:47

Spoiler
Mostrar
Por mí no te preocupes, no se cómo estareis en Vietnam pero en España te aseguro que no puedo hacer muchos planes XD
Sương también miró a Qiubai, intentando pensar en cual sería la mejor forma de explicárselo. No se había tomado de la mejor manera que fuese directa al grano, pero tampoco le había dado excesiva importancia. Por otro lado, su Dharma tenía fama de ser... violento, aunque fuera con justicia, así que con suerte no vería mal lo que se proponía. Pocos vampiros parecían verlo mal-. Pero al fin y al cabo lo que pretendía pedirle era que fuese cómplice en un intento de asesinato. Qiubai se había referido a sus asuntos como "negocios", y era posible que no fuesen más que eso. Quizá no del todo legales, pero no toda la mafia se dedicaba a andar disparando a gente como pintaban en las películas -o apuñalándola por la calle, pensó mientras se llevaba una mano a las costillas-. Había quien vendía drogas blandas, animales exóticos, ropa de marca falsa o quien simplemente se saltaba las aduanas para pagar menos impuestos. Quería creer que Qiubai era de esos y que no había mandado hacerle a nadie lo que le habían hecho a ella. Pero tal vez precísamente por eso, no estuviese dispuesto a llegar tan lejos por ella.

-Quiero saldar una deuda con ellos -respondió. No quería decir directamente que quería matarlos o asesinarlos, en parte porque sonaba muy fuerte y en parte porque tampoco estaba completamente segura. Pero su tono de voz dejaba bastante claro en que sentido lo decía. -Mi padre tenía un problema con el juego -empezó a explicarle tras una pequeña pausa. Realmente no estaba segura de cómo contarselo, ya que no se lo había dicho a mucha gente. ¿Cómo le cuentas a alguien cómo moriste? Pero si quería que Quibai le ayudase le pareció que por lo menos merecía saber sus motivos, y tampoco era una historia muy complicada. -No se si perdió contra quien no debía y no pudo pagarle, o si le pidió dinero a unos prestamistas y no lo devolvió. Pero alguien decidió que se había hartado de esperar. Dos chicos me apuñalaron por la calle, y alguien mató a mis padres mientras estaban en casa. Supongo que fueron los mismos.

Sương recordó haber vuelto a su casa y encontrársela con un cordón policial. A pesar de que había salido cavando de una fosa común, quería creer que todo aquello no había sido más que una pesadilla horrible, que sus padres estarían en casa preocupados por ella. Era una estupidez, por supuesto, pero en aquel momento no estaba para pensar con claridad. Y se le cayó el alma a los pies cuando vió lo que había pasado, porque realmente ya lo sabía. Su padre se lo había dicho en el infierno. Se había encontrado con él, antes de que la atraparan en aquella especie de burdel de pesadilla, y le había confesado que les habían matado por sus deudas. En aquel momento se marchó corriendo, no quería saber nada de él, aunque ahora lamentaba no haberle preguntado más cosas. En cualquier caso, después comenzó su verdadera tortura y dejó de pensar en ello por mucho tiempo.

-Fueron estos dos -dijo, sacandose dos dibujos del bolsillo de su chaqueta. Sương no dibujaba demasiado bien, había tenido que pedir ayuda para hacerlos, pero eran dos retratos robot bastante buenos. No habia olvidado aquellas caras. Tampoco había olvidado la matrícula del coche en el que llegaron, lo vió alejarse mientras se retorcía en el suelo. En aquel momento intentó memorizarla con la esperanza de denunciarles si sobrevivía, y porque prefería repetir eso como un mantra a pensar en el dolor de las puñaladas. Pero no tenía ningún dato mas sobre ellos.

-No se que voy a hacer cuando les vea -le dijo a Qiubai- pero necesito encontrarles.
Spoiler
Mostrar
He inventado un poco la información según me ha ido resultando coherente, pero si crees que debería saber más, menos, que debería haberlo encontrado de otra forma o no te encaja que se hubiese encontrado con su padre en el infierno me dices y lo cambio.

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 846
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#8

Mensaje por Mu_ » 27 Mar 2020, 21:39

Spoiler
Mostrar
No te preocupes, al revés, me gusta tener manga ancha con la narración, especialmente si lo hacemos por foro. Podríamos habernos tirado dos semanas para decidir lo de las fotos :D


-Quiero saldar una deuda con ellos -respondió. No quería decir directamente que quería matarlos o asesinarlos, en parte porque sonaba muy fuerte y en parte porque tampoco estaba completamente segura. Pero su tono de voz dejaba bastante claro en que sentido lo decía. -Mi padre tenía un problema con el juego -empezó a explicarle tras una pequeña pausa. Realmente no estaba segura de cómo contarselo, ya que no se lo había dicho a mucha gente. ¿Cómo le cuentas a alguien cómo moriste? Pero si quería que Quibai le ayudase le pareció que por lo menos merecía saber sus motivos, y tampoco era una historia muy complicada. -No se si perdió contra quien no debía y no pudo pagarle, o si le pidió dinero a unos prestamistas y no lo devolvió. Pero alguien decidió que se había hartado de esperar. Dos chicos me apuñalaron por la calle, y alguien mató a mis padres mientras estaban en casa. Supongo que fueron los mismos.

Mientras hablaba, su Padre escuchaba con la vista puesta en ella, sin interrumpir en ningún momento. En su rostro, ninguna emoción, solamente paciencia y serenidad. Si le impresionaba escuchar a una adolescente relatando su propia muerte violenta, lo disimulaba a la perfección.

Sương recordó haber vuelto a su casa y encontrársela con un cordón policial. A pesar de que había salido cavando de una fosa común, quería creer que todo aquello no había sido más que una pesadilla horrible, que sus padres estarían en casa preocupados por ella. Era una estupidez, por supuesto, pero en aquel momento no estaba para pensar con claridad. Y se le cayó el alma a los pies cuando vió lo que había pasado, porque realmente ya lo sabía. Su padre se lo había dicho en el infierno. Se había encontrado con él, antes de que la atraparan en aquella especie de burdel de pesadilla, y le había confesado que les habían matado por sus deudas. En aquel momento se marchó corriendo, no quería saber nada de él, aunque ahora lamentaba no haberle preguntado más cosas. En cualquier caso, después comenzó su verdadera tortura y dejó de pensar en ello por mucho tiempo.

Hubo un silencio espeso en la sala. Si su Padre no parecía especialmente afectado, por otro lado mostraba paciencia y en ningún momento trató de apresurar a su Hija..

-Fueron estos dos -dijo, sacandose dos dibujos del bolsillo de su chaqueta. Sương no dibujaba demasiado bien, había tenido que pedir ayuda para hacerlos, pero eran dos retratos robot bastante buenos. No habia olvidado aquellas caras. Tampoco había olvidado la matrícula del coche en el que llegaron, lo vió alejarse mientras se retorcía en el suelo. En aquel momento intentó memorizarla con la esperanza de denunciarles si
sobrevivía, y porque prefería repetir eso como un mantra a pensar en el dolor de las puñaladas. Pero no tenía ningún dato mas sobre ellos.

Con la misma parsimonia y silencio, Qiubai tomó los retratos y los miró atentamente. Volvió la mirada a Sương un instante, tal vez preguntándose si ella había sido capaz de dibujar o describir a sus asesinos con tanta precisión, y volvió a estudiar los dibujos.

- Las deudas hay que pagarlas -dijo con despreocupación mientras seguía mirándolos-. Si no estás dispuesto a pagar, no deberías pedir dinero. Y si no estás dispuesto a asumir ciertas consecuencias... no deberías pedir dinero a cierta gente.

Levantó un poco los ojos para observar la reacción de Sương.

- Algo distinto es matar a una muchacha que no tiene culpa de nada. No sólo es cobarde, es injusto. En fin, ¿qué quieres que haga? ¿Qué has venido a pedirme? ¿Quieres que me encargue yo de esos rufianes, o los quieres matar con tus propias manos?

-No se que voy a hacer cuando les vea -le dijo a Qiubai- pero necesito encontrarles.

- Lo siento no los conozco.

Puso los retratos sobre la mesa y los deslizó hacia ella, pero a mitad del movimiento se detuvo, manteniéndolos.

- Aunque tengo una idea que te puede interesar.

» No sólo no sabes donde encontrarles. Yo te podría dar algunos consejos, pero ellos te llevan ventaja porque serías tú la que te metes en su mundo. Seguramente oirían de ti y te verían antes de que tú los encontrases. Y si te reconocen, o te atacarán, o huirán a un agujero o vete tú a saber qué haría un mortal cuando ve un fantasma de alguien que han matado tras ellos.

» Curiosamente a mí me pasa algo parecido. Tengo que seguir una pista, pero a donde tengo que ir a buscar la información me conocen, y a mis hombrs también. Pero, ¿y si cambiamos los papeles? Yo puedo encontrar a tus enemigos, y tú puedes ir a echar un vistazo a cierto lugar.


Volvió a mirar inquisitivamente a Sương, y ésta por primera vez creyó adivinar algo de emoción tras sus ojos.
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 453
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#9

Mensaje por Nyxe » 28 Mar 2020, 00:53

- Las deudas hay que pagarlas -dijo con despreocupación mientras seguía mirándolos-. Si no estás dispuesto a pagar, no deberías pedir dinero. Y si no estás dispuesto a asumir ciertas consecuencias... no deberías pedir dinero a cierta gente.

Levantó un poco los ojos para observar la reacción de Sương, pero esta no reaccionó de ningún modo. Por un momento temió que Qiubai se negase a ayudarla porque consideraba justo lo que le había sucedido, pero si ese miedo se reflejó en su rostro, fue de forma casi imperceptible.

- Algo distinto es matar a una muchacha que no tiene culpa de nada. No sólo es cobarde, es injusto.

A Sương se le escapó un suspiro de alivio inaudible y dijo
-Quiero encontrarlos por mí, no por mi padre. -Por ella, podía quedarse una eternidad en el infierno.

En fin, ¿qué quieres que haga? ¿Qué has venido a pedirme? ¿Quieres que me encargue yo de esos rufianes, o los quieres matar con tus propias manos?

-No se que voy a hacer cuando les vea -le dijo a Qiubai- pero necesito encontrarles.

- Lo siento no los conozco.

Puso los retratos sobre la mesa y los deslizó hacia ella, pero a mitad del movimiento se detuvo, manteniéndolos.

- Aunque tengo una idea que te puede interesar.

» No sólo no sabes donde encontrarles. Yo te podría dar algunos consejos, pero ellos te llevan ventaja porque serías tú la que te metes en su mundo. Seguramente oirían de ti y te verían antes de que tú los encontrases. Y si te reconocen, o te atacarán, o huirán a un agujero o vete tú a saber qué haría un mortal cuando ve un fantasma de alguien que han matado tras ellos.

Sương no estaba tan segura de que fuesen a reconocerla. Habían pasado varios años, y tampoco se detuvieron a mirarla. Pero aun así seguramente tuviese razón, la verían venir antes de que ella los encontrase. Bajó la vista. Tampoco se equivocaba en otra cosa. Solo eran fantasmas. Fantasmas con un cuerpo, tal vez, pero no dejaban de ser almas abandonadas por un mundo que ya les había dejado atrás y en el que no debían estar. Como el Sol se encargaba de recordarles cada vez que alcanzaba su piel.

» Curiosamente a mí me pasa algo parecido. Tengo que seguir una pista, pero a donde tengo que ir a buscar la información me conocen, y a mis hombrs también. Pero, ¿y si cambiamos los papeles? Yo puedo encontrar a tus enemigos, y tú puedes ir a echar un vistazo a cierto lugar.


Volvió a mirar inquisitivamente a Sương, y ésta por primera vez creyó adivinar algo de emoción tras sus ojos. Y a Sương casi se le escapó una sonrisa, que intentó esconder porque no le parecia apropiado. Estaban hablando de crímenes al fin y al cabo. Pero inmediatamente dijo:

-Me parece perfecto. Si puedo ayudarle.

Por un momento Sương se planteó que tal vez se había apresurado al aceptar la propuesta, ya que Qiubai no le había dicho a dónde quería que fuera. Pero realmente no le preocupaba demasiado. Sương había descubierto durante sus primeras noches que era muy resistente, incluso para ser un vampiro. Y también había aprendido a potenciar esa resistencia con su chi. Ella acostumbraba a cazar acechando a los mortales, y no siempre le había salido bien. Pero nunca había sufrido nada que no pudiese curar rápidamente, a pesar de que le habían dado sillazos, le habían sacado navajas, e incluso una vez la atropellaron. No era tan fácil matar a quien ya estaba muerta. Además, también había aprendido a usar su chi para volverse prácticamente invisible, por lo que seguramente pudiese ir allí sin que nadie se diese cuenta siquiera. No, hacía mucho tiempo que había dejado de tener miedo a ir sola por la calle de noche. Y sabía que había muchas cosas que aún debía temer. Hombres Bestia, mortales que supieran a qué se enfrentaban, y la ira -y la justicia- de otros vampiros. Pero no a un puñado de mafiosos. Mientras no sacasen una motosierra o intentasen prenderle fuego tenía poco a lo que temerle.


-¿Que necesita que haga?

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 846
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

Re: [SGN][002 - 000][Sương][Qiubai] Un intercambio

#10

Mensaje por Mu_ » 29 Mar 2020, 23:33

Aspiró por la nariz sonoramente antes de contestar.

- Bien, como te he dicho yo puedo estar en una situación similar. Llevo un tiempo buscando a una chica. Hace poco me han informado de que podría estar en el Hotel Afrodita. Un burdel de mala muerte. Pero no quiero intervenir directamente porque si no está allí realmente, puedo poner sobre alerta a mis enemigos, y podrían moverla de sitio, o usarla de rehén. El favor que te pido a cambio es que puedas ir allí y averiguar si la chica está allí. Su nombre es Yin... esto... te daré una foto antes de salir.

El Padre aparentaba la misma calma, pero no conseguía engañarla. Si estaba pidiéndole ese favor es porque esa chica significaba algo para él.

Spoiler
Mostrar
La situación del coronavirus es mucho mejor en Vietnam, gracias a que la población estuvo muy concienciada (o aterrada) desde el primer instante. Desgraciadamente, mi mujer y yo estamos en España encerrados en casa como todos. :eusa-shifty:
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Editor completo

Volver a “[SGN] Interpretación”