[Lore] El Anticubo y la Fundación Alhambra

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 4120
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

[Lore] El Anticubo y la Fundación Alhambra

#1

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 30 Jul 2020, 19:52

EL ANTICUBO Y LA FUNDACIÓN ALHAMBRA

Por Anders Sandberg
Imagen
La mayoría de los magos maldicen las fuerzas de la paradoja, pero tienen que reconocer que también protegen la realidad de las cosas más allá. Al menos una vez, La Paradoja ha derrotado a una de las Cosas más importantes.

Durante el invierno de 1872 en Darmstadt, un grupo de barrabbi herméticos liderados por el infame nefandi Samuel K. Reuss (quien él solo derrotó y mató lentamente a más de 50 inquisidores y cazadores enviados por las tradiciones, la iglesia y la tecnocracia) intentó un ritual importante para abrir una grieta a través de los mundos a su Señor, una Cosa sin nombre más allá del Abismo. Habían obtenido acceso a un Nodo poderoso, y con ellos tenían los restos de varios soldados muertos en la guerra en importantes líneas ley. El barrabbi planeó usarlos como enlaces simpáticos para drenar varios nodos remotos y sacrificar sus almas.

El ritual fracasó. Se abrió una grieta, pero la poderosa red de Entropía, Cardinal, Correspondencia y Espíritu se volvió inestable en presencia de la Cosa. Por un momento, la ciudad entera de Darmstadt colgó entre el mundo físico y el Abismo, donde la oscuridad se movió para devorar su tenue luz. Luego, la realidad estática encajó en su lugar y selló la grieta con una fuerza tremenda. La reacción arrugó el tiempo y el espacio alrededor de la parte herida de la realidad, sellándola e implosionándola como un agujero negro. El edificio donde tuvo lugar el ritual y todos sus habitantes, humanos y de otro tipo, fueron totalmente destruidos cuando Paradoja se encontró con el Más Allá. El señor Nephandi fue atrapado en la vorágine.

Cuando un grupo de magos llegó al lugar unas horas más tarde, liderados por las intensas fluctuaciones en los campos de quintaesencia, encontraron lo que llamaron el Anticubo. Era una cosa pequeña, alrededor de un decímetro de ancho pero extrañamente deformada. Parecía un cubo pero visto desde adentro. No tenía color u otras propiedades, pero parecía reflejarlas de los alrededores de alguna manera extraña. Este objeto paradójico parece ser un defecto permanente en el tejido de la realidad. Sus paredes están hechas de Paradoja implosionada y quintaesencia atrapadas por un conflicto insoluble.

Dentro (si eso tiene algún significado para un objeto de adentro hacia afuera), un gran Señor Nephandi está atrapado. Muchos magos oscuros sintieron su repentina ausencia en todo el mundo, y varios K'llasshaa se destruyeron asi mismo con fuego y agua. Pasó más tiempo antes de que las Tradiciones se dieran cuenta de lo que había sucedido, pero finalmente la cábala que había encontrado y tomado el Anticubo entendió lo que llevaban. Horrorizados, buscaron consejo de los Maestros de las Tradiciones.

Pronto se hizo evidente que la fuerza que mantenía al Señor encarcelado era una paradoja. Si el Anticubo fuera eliminado de la realidad estática, sus paredes podrían debilitarse. Para mantenerlo a salvo, tenía que ubicarse en la realidad normal. Y así, la Fundación Alhambra fue creada para salvaguardar el Anticubo y evitar la liberación de su contenido.

La Fundación Alhambra originalmente consistía en los magos que encontraron el Anticubo, pero con el tiempo otros magos se unieron a la vieja guardia. Al principio, el Anticubo se mantuvo en un pequeño apartamento en Ginebra. Durante la Segunda Guerra Mundial, la Fundación temió que los nefandos lo encontraran y contactó con la Tecnocracia. Lo invitaron para ayudarlos a mantener el Anticubo bajo llave. La Tecnocracia aceptó y se hizo cargo. Trasladaron la Fundación a Zúrich, donde le dieron un nuevo hogar en un edificio de oficinas extremadamente anónimo.

El primer presidente tecnocrático de la Fundación hizo una sorprendente oferta a los antiguos miembros: en aras de mantener la realidad estable y segura, la Fundación aceptaría la ayuda de los magos de la Tradición. Si un tradicionalista descubriera algún tipo de artefacto que amenazara la realidad, podría dárselo a la Fundación sin temor al Pogromo. Aunque muchos magos de la Tradición se muestran escépticos ante la oferta, y varios intransigentes dentro de la Tecnocracia han argumentado que es casi una traición, la Fundación aún mantiene esta política.

En los años de la posguerra, la Fundación comenzó a reunir otros artefactos peligrosos para mantenerlos fuera de las manos nefandas, merodeadoras u otros grupos peligrosos. En varios escondites altamente protegidos en Suiza, la Fundación mantuvo objetos que podrían socavar la realidad pero que no podrían ser destruidos. Los cachés están hoy rodeados de poderosas Zonas Paradojas, salas tecnomagickal y seguridad mundana.

Además de dichos artefactos originales, la Tecnocracia a veces usa la Fundación para mantener otras cosas que no quieren o no pueden destruir. Esto ha dado lugar a los persistentes rumores sobre "Hangar 13" donde se guarda todo, desde el Arca de la Alianza hasta la Bombilla Inmortal. La verdad es un poco más práctica. La mayoría de los escondrijos consisten en cajas de acero o primium selladas y marcadas con códigos de barras, en habitaciones con vigilancia electrónica activa en todo momento y mamparas de primium.

La Fundación está organizada como un pequeño grupo democrático, dirigido por un presidente (actualmente Vito Tagliaferri de los Ingenieros del Vacío) y otros siete tecnomantes. Cada uno tiene una sección diferente, que abarca desde las cinco secciones de contención que mantienen los artefactos hasta I+D y defensa. En el pasado, la mayor parte del trabajo ha sido mantener el control sobre las colecciones, pero recientemente ha aumentado la cantidad de actividad de los Descendidos y la seguridad se está convirtiendo en una preocupación importante.

En la Guerra de Ascensión, la Fundación se erige como uno de los pocos ejemplos (abiertos) de colaboración entre las Tradiciones y la Tecnocracia. No hay duda de que muchos nefandos darían voluntariamente sus vidas para obtener el Anticubo y trasladarlo a la Umbra con la esperanza de liberar al Señor que permanece, impaciente, en su interior.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Editor completo

Volver a “Mago”