[Lore] La Hermandad de Bertrando

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 5141
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

[Lore] La Hermandad de Bertrando

#1

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 07 Ago 2020, 19:11

LA HERMANDAD DE BERTRANDO

Por Anders Sandberg
Imagen
Este es un pequeño grupo de magos dedicados a la protección de la humanidad. Se ven a sí mismos como una especie de policía mágica, destruyendo sin piedad a cualquier mago que amenace a la sociedad. Están bien organizados, entrenados y son fanáticos. Lo que los hace aún más atemorizantes es que parecen creer en su causa y no se han dejado corromper por la codicia o el deseo de poder.

La Hermandad de Bertrando se fundó durante la Edad Media en Europa, como respuesta a los muchos magos que experimentaban con el diabolismo u otras actividades peligrosas. El fundador, solo conocido como Bertrando, parece haber sido un mago influyente en la Orden de Hermes. Al principio, era solo una especie de policía secreta y no oficial que investigaba en secreto rumores de diabolismo o abuso de la magia. Si encontraban al sospechoso culpable, a menudo lo entregaban a los Quaesitors, la Inquisición o las autoridades mundanas. Durante el final de la Edad Media, el grupo se volvió cada vez más extremo. Vieron cómo la oscuridad se extendía por todas partes, cómo la pestilencia y el hambre estallaban y el número de magos involucrados en ellas crecía constantemente. Sentían que tenían que luchar contra el mal con más fuerza y ​​en lugar de simplemente rastrear a los delincuentes, también los castigaban, la mayoría de las veces con la muerte. El nombre del Rayo Oscuro se volvió temido entre los magos de todas las tradiciones.

Cuando parte de la Orden de Hermes. sobre todo grupos menores, se disolvió, en parte debido a los ataques generalizados de la Inquisición, en parte debido al caos interno, muchos de los magos de la Casa Quaesitor se unieron a la Hermandad. Se convirtió en un ejército secreto, esparcido por Europa. Durante los años que siguieron, la organización rastreó a muchos magos y los mató, a menudo por delitos menores. Lentamente, los ataques cesaron a medida que los magos aprendieron a esconderse o tal vez porque se habían vuelto muy pocos. La Hermandad también se redujo, una vez más convirtiéndose en una pequeña organización.

Hoy todavía existe y una vez más busca destruir a todos los abusadores de los poderes de la magia. Mata sin piedad a Merodeadores, Nefandos, y cualquier mago de las Tradiciones que sientan que hace un mal uso de sus poderes. Su relación con la Tecnocracia es un poco extraña. Dado que su idea de la magia es bastante medieval, tienden a considerar a la mayoría de los tecnomantes como no magos y solo atacan a la Tecnocracia si descubren que ha usado algo que es claramente mágico de una manera inadecuada. Se consideran a sí mismos jueces sobre magos individuales, no organizaciones enteras como la Tecnocracia. La Tecnocracia, por otro lado, los considera aliados contra los Merodeadores y los Nefandos y los tolera mientras no se vuelvan contra ellos.

La Hermandad de hoy es pequeña, solo una o dos cábalas de magos organizadas en pequeños equipos. Los miembros son todos formalmente iguales, pero cada equipo está dirigido por un veterano, generalmente el miembro más experimentado. También hay un sistema de clasificación informal, según la experiencia, el poder, la dedicación y cuánto tiempo ha sido miembro el mago. Se invita a los miembros potenciales a unirse y se les somete a una serie de pruebas agotadoras para medir la lealtad del miembro, la experiencia mágica y la voluntad de destruir despiadadamente la magia maligna.

Su ideología es simple: deben proteger a la humanidad de todo tipo de mal uso de la magia. El "mal uso de la magia" está definido por la Hermandad y es bastante flexible. El uso de la magia para beneficio personal está prohibido, al igual que manipular o controlar a otra persona, herir o matar personas con magia y, por supuesto, cualquier magia que trate con espíritus malignos. Por supuesto, toda la magia utilizada para cometer crímenes de naturaleza mundana está prohibida. Los castigos que dan son fuertemente medievales y generalmente bastante duros. Las ofensas menores, como el uso de magia en los juegos de azar o el robo, se castigan con la mutilación. Los delitos más graves, como la demonología, se castigan con la quema en la hoguera (si es posible).

La Hermandad no tiene reglas estrictas, pero generalmente tiende a recurrir a los viejos juicios de los Códices. Cada Códice es un viejo diario que contiene los detalles de los casos contra sus enemigos y los castigos. En la actualidad, los Códices recopilados suman 15 grandes volúmenes. Se requiere que todas las cábalas de la Hermandad guarden copias de los Códices e ingresen sus acciones en ellos. A menudo son lecturas bastante espantosas, pero también importantes fuentes de información sobre la organización y sus víctimas. Es por eso que la Hermandad guarda cuidadosamente sus Códices y perseguirá sin piedad a cualquiera que tenga una copia. Sin embargo, hay algunos ejemplares que se han perdido (especialmente después de la Edad Media, cuando el número de miembros de la Hermandad comenzó a disminuir).

Los miembros son en su mayoría reclutados del Coro Celestial, la Orden de Hermes y rara vez de la Hermandad Akáshica. La mayoría de los miembros mantienen en secreto su lealtad a la Hermandad y, a menudo, ocupan puestos destacados dentro de sus propias Tradiciones. Sus principales enemigos, además de los obvios Merodeadores y Nefandos, son los Eutánatos, Verbena, Huérfanos y algunos grupos de la Orden de Hermes, que han sido perseguidos por el grupo durante mucho tiempo. Sin embargo, hoy en día no muchos magos conocen la existencia de la organización y la mayoría piensa que es cosa del pasado. La Hermandad tampoco se publicita y tiende a evitar dejar rastro.

Sus métodos son una mezcla entre la magia y el trabajo de detective y cuando atacan a un malhechor, a menudo usan métodos mundanos. Han descubierto que la mayoría de los magos están bastante bien preparados contra ataques mágicos o sobrenaturales, pero pueden derribarse fácilmente con un poco de pensamiento, planificación y experiencia. Cuando terminan con el criminal, a menudo arreglan las cosas para que parezcan un accidente o un crimen mundano.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Editor completo

Volver a “Mago”