[Recurso] Entre el rito y la militarización del lenguaje

Avatar de Usuario
HeyderLópez13
Mensajes: 22
Registrado: 26 Jul 2020, 20:34
Ubicación: Medellín Colombia
Contactar:

[Recurso] Entre el rito y la militarización del lenguaje

#1

Mensaje por HeyderLópez13 » 24 Ene 2021, 22:05

Uno de los asuntos con los que lidia mago es el lenguaje, y el papel que el lenguaje juega en la Guerra de Ascensión. Las palabras tienen poder, mucho más cuando se trata de una guerra por la realidad.

El lenguaje ha sido desde el terreno sagrado y místico que encarna lo ritual, hasta el terreno del imperialismo, del colonialismo, del totalitarismo. Hoy día el lenguaje es el terreno del control de la información, la manipulación, la destrucción de la identidad.
¿Tenemos acceso a la verdad? En el mundo contemporáneo vivimos permanentemente rodeados de puntos de vista no de verdades. A su vez, el lenguaje se hace cada vez más plano, más simple, más breve, como una emulación de la sociedad de velocidad en la que vivimos, una sociedad que prefiere las small talks a las conversaciones, que prefiere el aforismo fácil al ensayo sesudo.
Este va a ser un ensayo un tanto extenso sobre el lenguaje y el universo de Mago la Ascensión en tres partes: 1. El lenguaje dentro del universo de la Orden de Hermes. 2. El lenguaje dentro del universo del Nuevo Orden Mundial. 3. El lenguaje dentro del universo de Mago la Ascensión y los juegos de rol.

Así que empecemos:

1. Orden de Hermes: El lenguaje perdido
Imagen
Banda sonora: https://youtu.be/gaUthm9RQWg

Para la Orden de Hermes el lenguaje es el territorio mismo de la magia: hablamos como hablamos porque las cosas y las palabras se parecen, hay un lazo que las une, el mago es aquel que realiza las analogías, aquel capaz de unir el cielo y la tierra con el don de la palabra.
Para el Nuevo Orden Mundial el lenguaje es un territorio de control, de lazos entre personas, algo que permite crear redes, un instrumento de poder, pero también una forma de unificar, de consolidar, de construir un imperio. Ese imperio es el imperio mismo de las ideas, los ideales tecnocráticos, el Nuevo Orden empieza por el lenguaje mismo del mundo contemporáneo: un lenguaje desprovisto de magia, un lenguaje pragmático, un lenguaje de la practicidad, el lenguaje de la geopolítica, el lenguaje de la guerra.

En Mundo de Tinieblas el lenguaje juega un papel fundamental en las interacciones entre las distintas facciones. No es sólo que sea el lenguaje el instrumento a través del cual se construye el relato mismo de la Guerra de Ascensión, sino que el conflicto deriva en sí mismo de un problema lingüístico: La incapacidad de traducir los términos de manera que el otro pueda comprendernos, la incapacidad de entender el lenguaje del otro.

A lo que se asiste es a un universo en lo que nada es lo que parece. El asunto es que las mentiras terminan por ser ciertas, y aquellos mitos de antaño, aquellas viejas rivalidades pertenecientes al terreno de la fábula tienen aún poder sobre el mundo.
El Mundo de Tinieblas es un mundo dominado por el mito, pero un mito que se adentra ya en la era contemporánea, un mito con la capacidad de convertirse en desinformación, en noticias falsas, capaz de replicarse a sí mismo como la misma maldición vampírica.
El lenguaje oprime, nuestros mitos, nuestras historias, pesan sobre nosotros, aquellas mentiras que han dicho aquellos que estuvieron antes que nosotros regresan.

El uso del lenguaje por parte de la Orden de Hermes lidia con la idea de transformar la putrefacción en oro. Como Midas, los Herméticos tienen la facultad de transformar en oro aquello que acarician con las palabras. No es extraño entonces, que de todas las facciones de los Tradicionalistas encarnen de una forma mucho más precisa el poder colonizador e imperialista de la magia. Por eso, en cierto sentido, los Herméticos encarnan un ideal un tanto reaccionario: el deseo de regresar a un mundo donde el lenguaje era portador de la magia, donde el lenguaje era portador de verdad y sentido, donde aún había una narrativa.

Para los herméticos el mundo moderno no será castigado, es el castigo, es en cierta medida un reflejo de la hubris de los magos. El lenguaje ha cambiado, les ha sido arrebatado el poder ritual, y ahora sus palabras se sienten sólo como delirio, como si estuviesen hablando en lenguas.
Sin embargo, conservan aquel ideal alquímico: El lenguaje es aquello que distingue al mago, es el lenguaje lo que asemeja el mago a dios, el lenguaje es el terreno de comunión con el mismo Creador, con Hermes.

El lenguaje era la música de las esferas, pero el hombre ha cambiado el lenguaje por las cosas y ha olvidado los símbolos que existen tras las cosas, es decir: ha olvidado lo real de las cosas, ha preferido la imitación, aquello que se presenta ante sus sentidos, aquello que palidece ante la verdad.
En su obsesión con el lenguaje pragmático, naturalista, positivista, ha cambiado el símbolo por la promesa de la razón, pero, como si de una obra divina se tratase, tampoco ha obtenido la razón, sólo la ambigüedad y la incertidumbre.

En este sentido, el hombre ha perdido la capacidad del habla, ha enmudecido. Ya no es inocente, ya no conoce la verdad, ya no ve la luz, ahora ha sido lanzado a un Mundo de Tinieblas. Este es el camino del mago (el camino del tonto, diría el Tarot): El hombre que poseía la palabra sobre el destino, ahora es presa misma del Destino, la magia es una carga, el lenguaje es también una maldición.

Antes hablábamos el lenguaje divino, intentamos construir la Torre de Babel, y la Torre fue derribada.

Y aun así, ¿Cómo se puede desafiar a Dios sino a través del lenguaje? ¿Qué otra cosa tendría la capacidad de negarlo? ¿De qué otra forma podría un mortal parecérsele?

2. Nuevo Orden Mundial: Consensus Gentium
Imagen
Banda Sonora: https://youtu.be/-ebJbU0najk

"Si el pensamiento corrompe el lenguaje, el lenguaje también puede corromper el pensamiento"-Orwell.
Argumentum ad populum: Si mucha gente lo cree, entonces tiene que ser cierto. ¿La realidad se funda sobre una mentira entonces?, ¿Estamos condenados a ser víctimas de la subjetividad de las masas? Si esto es así, resulta terrible.

Y por supuesto, es algo que debería corregirse. ¿Cómo? a través del lenguaje, el lenguaje es el instrumento del poder, el instrumento de la colonización, el instrumento que permite la interiorización de la disciplina y el orden.

El Nuevo Orden Mundial es el pastor de la humanidad, aquellos que entonan la "Canción Profética", no se cuestiona aquello que parece correcto, no se cuestiona aquello que aparenta ser sensato. No tiene por qué ser correcto ni ser sensato, sólo parecerlo.

Pero aquella canción, aquel canto, prontamente se vuelve contra sí mismo: ¿Estamos obrando bien, estamos haciendo bien? ¿Acaso no nos estamos convirtiendo en aquello que tanto despreciamos? El pastor convertido en lobo.

La idea que atraviesa a todo el Nuevo Orden Mundial es la idea de que existe una naturaleza humana, un Concensus Gentium. Como guías del nuevo mundo, es el Nuevo Orden el que determina lo que debería ser ese consenso, la política, la ideología, todo lo demás, simplemente está para reforzar aquel consenso. Es un instrumento para beneficio del espíritu humano.

Y si lo queremos: La guerra es la paz; libertad es la esclavitud; ignorancia es fuerza. Quien controla el pasado controla futuro.Alguien tiene que tomar las decisiones difíciles.

Ante un mundo donde la verdad se desmorona, donde el lenguaje es ambiguo, donde no puede distinguirse la verdad de la mentira, proveemos certeza. Algo a lo que aferrarse, cimientos para edificar la vida de los individuos, estabilidad.
La Voluntad Colectiva cambia el curso de la historia, entendiendo dicha voluntad podemos dar forma a la historia.

La propaganda juega un papel importante en ello: Nuestros hermanos tecnócratas y herméticos han propagado el mito de Mistridge, la asediada capilla hermética y el triunfo de la tecnología. Ambas versiones son falsas, y ambas se valen de un símbolo poderoso para construir un relato instrumental.

¿Le interesa a las Tradiciones o a la Tecnocracia que se sepa la verdad de lo ocurrido en aquella batalla? Por supuesto que no, las masas no quieren la verdad, son incapaces de tolerarla. Todos son peones en la Guerra de Ascensión, pero quienes "conocen las palabras" son aquellos que mueven las fichas.

En días más recientes, fue la Guerra Fría lo que nos cambió. La sociedad anhelaba control, anhelaba una sociedad de vigilancia, anhelaba militarización. Nos convertimos en el reflejo oscuro de la Voluntad Colectiva, el consenso nos invitó a tomar un curso de acción.

El mundo ha cambiado desde el final de la Guerra Fría, pero el lenguaje, ¡ah, el lenguaje! el lenguaje permanece.
El nuevo milenio trajo la idea de que todo era posible, necesario, un mundo sin moral ni ética, lo que antes era el uso propagandístico y colonizador del lenguaje, se transformó en el lenguaje como un arma.

Por supuesto, hubo cambios favorables antes de eso. Las mujeres, antes silenciosas, hijas calladas ante la toda poderosa figura del padre (Dios, la ley, el gran hermano, la autoridad, la cámara de vigilancia, el Nuevo Orden, el Ojo que Todo lo Ve, el castigo y la culpa), seres no lingüísticos, animales que no habitaban el lenguaje se convirtieron en sujetos, individuos, aprendieron a hablar.

Hemos creado un mundo de mártires, si permites que existan mártires, permites que tengan argumentos. ¡Ah, el lenguaje tiene la capacidad de herir y trastornar, me alegra que seas consciente de ello!

Querían igualdad, les hemos hecho forma a imagen y semejanza de sus prójimos, no son tan distintos como creen, simplemente tratan de distinguirse como acción refleja, como mecanismo de supervivencia lingüística.

El Colegio de Estudios de Género se encargó de eso: darles un espacio, al mismo tiempo que les pedía que moderasen la voz. ¿O es que acaso el feminismo no puede obedecer los designios del Gran Hermano? ¿Acaso los discursos liberadores no pueden ser usados a beneficio del Nuevo Orden? Hazles creer que son libres y aterrorizados te llamarán para que les pongas las cadenas, para que les des estabilidad y orden.

También a ellos les hemos dado un lenguaje, han aprendido a jugar el juego, ya no están mudos: saben usar el lenguaje como instrumento de subversión.

Pero es el inglés el que nos ha permitido construir el mundo en el que vivimos, el que ha fomentado el Nuevo Orden Mundial, el instrumento a través del cual ejercemos control sobre nuestras colonias.

No se engañen: el lenguaje es un instrumento imperialista y de revolución, al mismo tiempo. El lenguaje tiene la posibilidad de destruir al mundo, los Nefandos lo saben, nosotros también.

Hoy día, el discurso decolonial toma fuerza. Ya el lenguaje comienza a transformarse en otras cosas, sin embargo, algunos entre los nuestros están habituados a un lenguaje colonialista y militarista.

Con las mujeres primero dominamos su habla, su lenguaje, les impedimos hablar, las hicimos hablar el idioma del hombre y las despojamos de sus símbolos, de cualquier posibilidad de autorepresentación.

Con los indígenas hicimos lo mismo, les arrebatamos su lenguaje, les hicimos hablar inglés. Y hoy día, cualquier joven miserable del Tercer Mundo que quiera acceder a la riqueza tiene que venir aquí, al Paraíso, al Primer Mundo, y hablar nuestro lenguaje, el lenguaje de la riqueza, el lenguaje del poder, el inglés, la lengua franca.

3. El lenguaje en el universo de Mago la Ascensión:

Imagen
Banda Sonora: https://youtu.be/LxCJQ4yHErM

La manera en que se presentan las cosas en los juegos de rol importa, pero en un juego que va precisamente sobre ese tipo de problemas importa muchísimo más.

En los juegos de rol, el lenguaje está constituido en el mundo de juego, las interacciones de los jugadores le dan forma, las descripciones del narrador dan forma a este mundo.

Representar a los personajes en sus propios términos, con su propio lenguaje, es también la posibilidad de construir mundos más significativos.
En especial, porque en los juegos de rol: el lenguaje es el instrumento principal a través del cual se efectúa la narración. Y que además el lenguaje de los juegos de rol es transgresor puesto que es literatura, porque para ser literatura sólo necesita ser lenguaje. Los juegos de rol son literatura oral.

Pero eso también indica algo: ¿Por qué en las narraciones se parte de que lo que cuenta el narrador es cierto? ¿Qué tal si el narrador es un narrador no confiable? ¿Qué tal si lo que se nos narra es la manera sesgada como la verían nuestros personajes, y no lo que realmente está ocurriendo? ¿Por qué seguir pensando que el narrador es un ser omnisciente que siempre cuenta la verdad?

Es decir: si el lenguaje tiene la capacidad de dar forma al mundo, también tiene la capacidad de ofrecer cierto tipo de perspectivas, perspectivas que quizá entran más en juego cuando la visión que se nos da no es totalizante, cuando es motivo de dudas, cuando hace que nos cuestionemos sobre la naturaleza de aquello que nos es narrado.

El lenguaje también brinda la posibilidad de que las mecánicas y sistemas del juego sean mucho más que simples mecánicas: se conviertan en retórica, en una manera de ver el mundo, en una manera de interactuar con el mundo en relación con los temas que ofrece el propio juego de rol.

Permite algo: Lidiar con aspectos que van más allá del terreno del juego, lidiar con asuntos que hacen parte del mundo real. Porque, además, el juego de rol es siempre una experiencia transmedial en la que está involucrada: el lenguaje, la música, la literatura, la imagen, la escultura (las miniaturas), etc.

Es precisamente porque el lenguaje es significativo y la narración es significativa que los juegos de rol pueden generar respuestas en el mundo real. Pueden llevarnos a reaccionar frente a ciertas cosas, nos pueden violentar (en el sentido de hacernos pensar).

Al igual que en la magia de los miembros de la Orden de Hermes, el lenguaje tiene la capacidad de conectar mundos diversos, de conectar la ficción con el mundo real. Así, el juego deja de ser un instrumento de alienación para convertirse en un instrumento del pensamiento y también del placer, de la sensación, de la imaginación: al imaginar otros mundos posibles, otras sociedades posibles. Estas sociedades posibles ya no se ven bajo el rótulo de “lo alterno”, sino de aquello que es, aquello que el lenguaje de juego trae consigo, aquello que rodea a los personajes que interpretan.
Dicha interacción permite que la narrativa del mundo de juego interactúe con la narrativa personal.

La Guerra de Ascensión, su militarismo, el uso ritual y militar del lenguaje se ven reflejados en el personaje mismo, y en aquel que lo interpreta. El jugador no es un mero observador, es un participante activo de aquel uso ritual o colonizador del lenguaje.

Al hacer esto, Mago está también diciendo algo: El jugador está hablando el lenguaje de la Guerra de Ascensión, está hablando el lenguaje del opresor.
Y eso es importante por algo: En Mago los magos son opresores, son seres que creen que pueden pensar por la humanidad, que pueden guiarla, que pueden conducirla a través del lenguaje, a través de la retórica, a través de la magia. Y sin embargo: las masas tienen la capacidad de afectar colectivamente el lenguaje que estos Magos hablan, la manera en que libran la Guerra de Ascensión.

La amenaza que enfrentan todos en el mundo de Mago es la colonización por parte de los otros grupos, y en el caso de los humanos: la colonización por parte de los propios magos, quienes a través de la razón instrumental justifican sus luchas y su papel como guardianes de las masas. Tanto las Tradiciones, como la Alianza Dispar, como la Tecnocracia. Y ni hablar de la enloquecida retórica de los Merodeadores, o de la darwinista y sociópata visión de los Nefandos.

Es el lenguaje y los distintos lenguajes lo que permite la Guerra de Ascensión. Pero también lo que impide que se caiga en un mundo a imagen y semejanza de una tiranía mágica.

El juego de rol permite, a la manera de los Dioses, un juego de las divinidades: Es un modelo que permite simular los cambios de un mundo y su trama, presentar situaciones y personajes que evolucionan, presentar un mundo tan fluido como el lenguaje mismo.

Las descripciones del narrador (aunque puedan ser extensas) pueden quizá alterar la jugabilidad del juego mismo, pero no afectan la construcción del mundo: al contrario, presentan el mundo, permiten su representación en la mente de los jugadores. Y, de hecho, ese mundo construido sólo a través del lenguaje, se enriquece precisamente de esta oralidad: El lenguaje permite la comprensión del mundo, las descripciones permiten entender el mundo.

La narración oral permite entender el mundo del juego, pero es también la que permite la entrada de sus personajes jugadores: El lenguaje es el juego mismo. Y entre más se crea dicha oralidad, el lenguaje comienza a hablar sobre el mundo de juego, sobre el papel que sus personajes (y ellos como jugadores) ocupan.

Los jugadores no solamente descifran las temáticas, símbolos y significados del juego y la trama del narrador; construyen dichos símbolos y significados: los alteran.

En este sentido, al enfrentarse a la oralidad, al interactuar con la narración que el narrador ofrece y de la cual ellos son también participantes y creadores, los jugadores tienen una mayor perspectiva sobre cómo sus acciones afectan el mundo de juego.

Si el Paradigma y la práctica son el instrumento lingüístico a través del cual se canaliza la magia mediante la descripción. Entonces el Paradigma es una expresión de los conflictos mismos del mundo de juego: La Guerra de Ascensión. El conflicto en Mago es un conflicto derivado del uso del lenguaje. Pero al mismo tiempo: dicho Paradigma se verá amenazado, confrontado, contrastado por los otros, e inclusive negado. Como una especie de Dispositivo el Paradigma asegura que el Mago va a enfrentar oposición, mejor dicho: es el vehículo que asegura que la Guerra de Ascensión seguirá en curso, por una razón: La incapacidad de traducirlo al lenguaje de los otros.

Para poder realizar magia, el Mago debe hacerlo bajo ciertas normas, bajo cierto lenguaje, bajo cierto Paradigma, bajo ciertos Instrumentos. El lenguaje posibilita la alteración del mundo y la realidad, pero él está atado al lenguaje mágico que conoce.
Las palabras pueden matar, las palabras son magia, las palabras son instrumento de transgresión, libertad y dominación.

El Paradigma restringe el rango de pensamiento, lo limita, de la misma manera que la Neolengua en la novela de Orwell. Es decir: El Paradigma hace que todas otras formas de ver la realidad sean subalternas, degeneradas o imposibles.

La rebelión contra el Consenso parece casi imposible, en el sentido de que rebelarse contra el Consenso es rebelarse contra la propia humanidad, contra las propias masas. La Tecnocracia ha logrado retener algo de control haciendo que la humanidad hable un lenguaje común, una especie de “neolengua” del Gran Hermano, pero aun no es la lengua franca, y aún hay terrenos (Zonas de Realidad) donde el paradigma tecnocrático no es el dominante.

El uso de la Magia en mago cuestiona algo: La tiranía y los métodos que se pueden usar para oponérsele. De nuevo: lenguaje, la humanidad tiene la capacidad de hablar un lenguaje distinto, un lenguaje propio. Aunque la humanidad da forma al Consenso, pareciera que la humanidad permanece silenciosa, es decir: no despertada. Su boca aún no articula ninguna palabra que le sea propia en el universo de Mago. Y quienes han logrado articular un lenguaje, ya no son humanos.

El lenguaje en Mago es una especie de “universo de los posibles”, que establece los límites, que fija las normas, los patrones mismos de la Guerra de Ascensión, las imposibilidades de las masas no-despertadas y los problemas de los Artesanos de la Voluntad. Es el lenguaje el que fija los campos de acción, es el lenguaje el que fija los hábitos, las formas de comportarse, las formas de interactuar y relacionarse con las demás facciones.

En Mago, el mundo real depende de que exista un consenso sobre lo real, como animales simbólicos lo real es el lenguaje, el lenguaje es el terreno en donde se habita, el lugar en donde despertados y no-despertados se desenvuelven. La cultura es semiótica, la acción del hombre es ante todo una acción simbólica.

En un mundo donde las diferentes facciones luchan por establecer lo que es posible y no, el lenguaje es el terreno de lucha. Es el lenguaje lo que marca lo que es posible o no, mejor dicho: si se domina el lenguaje se niega cualquier posibilidad de rebelión.

El triunfo que la Tecnocracia gozó en la edición revisada consiste en que consiguieron presentar todo lo que hacían las demás facciones como algo imposible, como algo impensable, como algo alterno, como una bonita utopía que no sólo no era realizable, sino que además era peligrosa, porque no estaba cimentada en las bases de lo posible, de lo que era real, de lo que era factible hacerse. Mejor dicho: todo aquello que era ajeno a sus intereses era presentado como algo alterno e inviable, es decir: se le negaba su posibilidad lingüística, se le negaba su uso en el lenguaje común. Y al mismo tiempo, se construía la visión de que todos estábamos ahora atados por un mundo común, una visión común, una carga común, que impedía cualquier otra alternativa.

Las palabras que quedan, las que aún no han sido erradicadas en el lenguaje, sólo producen aislamiento, alienación, solipsismo. Es así como se siente el ciudadano del Mundo de Tinieblas, sumergido en un universo cada vez más oscuro, cada vez más opresivo, donde la rebelión es inútil, donde la imaginación cuesta y no da nada a cambio.

Y lo único, el único territorio que queda son las palabras, las palabras propias. ¿Será la humanidad capaz de pronunciarlas?
Los temas de mago lidian con problemas que van más allá del juego mismo. La idea de que los juegos, o las obras de arte se auto contienen y sólo tienen sentido en sí mismas es una forma de quitarles cualquier valor lingüístico y político que pudiesen poseer, cualquier significado valioso, cualquier posibilidad de afectar el mundo.

En Mago, el Camino del Tonto, la Hubris siempre está ahí para recordar que: el oprimido que anhela venganza rápidamente puede convertirse en un opresor. Pero al mismo tiempo, que aquel Mago que permanece inmóvil termina siendo devorado.

Es decir: En Mago, es el lenguaje lo que está en peligro, la destrucción real de las comunidades que pueden hablar dichos lenguajes. Que son destruidas por el afán colonial (Tecnocracia), o por el lenguaje mismo de la ignominia y el darwinismo social (Nefandos), o de la locura (Merodeadores). Y, sin embargo, eso no hace que la Alianza Dispar o los Tradicionalistas sean héroes, puesto que siglos de guerra los han convertido tanto en víctimas como en victimarios.

El lenguaje también puede ser un terreno para decolonización o desarticulación de la Guerra de Ascensión. Si es que fuese posible que los magos se librasen de los estereotipos comunes, serían capaz de ver la verdadera amenaza: los Nefandos que son alimentados por la destrucción del lenguaje.

Al final, la Guerra de Ascensión ha sido la idea de sustituir siempre un lenguaje con otro, en lugar de la idea de tolerar los distintos lenguajes, de permitir un intercambio entre los distintos lenguajes, pero un intercambio que no ignora los peligros de la colonización, de la Guerra de Ascensión, de los daños que se han sufrido, que no es ingenuo.

Al final, no es tanto que el lenguaje sea opresivo o liberador, sino que puede ser usado para ambos fines. Y eso es lo mismo que puede decirse de la Magia en mago.

Juegos como Mago la Ascensión van más allá de sí mismos, de su propio terreno, no son sólo juegos (el arte, el entretenimiento, todo es ideológico, además, dicen algo más allá de sí mismos). Es un vehículo para la construcción de mundos a partir de una narración densa, con un lenguaje significativo y sofisticado, un vehículo que puede servir para entender problemas del mundo real.

Aunque la coerción mediante el lenguaje esté presente dentro de las temáticas de Mago, no hay que olvidar que, pese a que sea un universo de ficción, dicho problema es un problema real.

Insert_comentary_1231851=True: Teko Dragon ACCESS
Keyword: 01001001 01101110 01101110 01101111 01100011 01100101 01101110 01100011 01100101 Dando acceso a datos… Cargando… ¡HECHO!

Supongo que esa ha sido una introducción interesante. ¿Pero quién necesita lenguaje cuando existe el código? Si te tragas todo esto, tarde o temprano terminarás con una bala en el cráneo. No es que los Tecnos sean amigos del dialogo, las Pelotas Locas aman la divagación pero son contagiosos, y aunque a los Nefys les guste mucho hablar también les va eso de devorar las almas de gente LAME como tú. ¿Qué, acaso pensabas que la Guerra de Ascensión era algo lindo? Más te vale que espabiles, nos vemos en Spy's Demise para intercambiar algunos cuantos codes. ¡Oh amigo, tendrías que verlo por ti mismo! La Telaraña Digital 3.0 va a ser awesome. ¿Quién dijo que la puta Guerra de Ascensión no puede ser entretenida? tengo asientos de primera en esta Guerra de Núcleos

Truth Spoken: All Answers Are Hidden in the Dark Side of Mars. I WANT TO BELIEVE WE ARE NOT ALONE!
Sphinx and Panopticon can suck my plug-in (they are telling beautiful lies). Listen: Porthos was a Hacker, God is a DJ, Heylel is bullshit, the Threat is Null, and Nefys are coming.


PGP 5# [waghk413954bbbt-Ordo key dddt185380rtdgj24789904€&:«/=)6«&€ 4:)&€:/=(224679 6&!:86);«8«;:78-Gao ni'mah

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5690
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Entre el rito y la militarización del lenguaje

#2

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Ene 2021, 00:19

Me ha gustado, y muy acorde con el espíritu del juego. :clap:

Avatar de Usuario
Justycar
Narrador de Vampiro y de Mago
Narrador de Vampiro y de Mago
Mensajes: 4244
Registrado: 14 Jul 2019, 07:43
Ubicación: Valencia
Mensajes miarroba: 2.302
Antigüedad: 26 de Septiembre de 2017

Re: [Recurso] Entre el rito y la militarización del lenguaje

#3

Mensaje por Justycar » 25 Ene 2021, 08:38

El propio Brucato hace referencia a Creando el consenso como una de sus principales referencias literarias a la hora desarrollar la Tecnocracia. Noam Chomsky fue un psicólogo que estudiaba la interacción entre el lenguaje y la realidad que este va creando.


https://es.wikipedia.org/wiki/Consenso_manufacturado

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 5151
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

Re: [Recurso] Entre el rito y la militarización del lenguaje

#4

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 25 Ene 2021, 12:41

Tus aportaciones son muy buenas @HeyderLópez13. Deberías prodigarte más por el foro.

Pero si te pediría encarecidamente que, para una mejor legilibilidad, fragmentaras la información en varios posts. Por ejemplo, cada uno de esos apartados que haces, podrían ser un post, perfectamente.

Se hace más legible y ameno, y nos permite retomar la lectura con mayor facilidad.

Saludo
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Avatar de Usuario
Ébano
Mensajes: 176
Registrado: 07 Abr 2020, 20:57

Re: [Recurso] Entre el rito y la militarización del lenguaje

#5

Mensaje por Ébano » 26 Ene 2021, 16:05

Estoy de acuerdo con Jebediah, @HeyderLópez13 deberías publicar más, estaría especialmente encantado de leerte. Son reflexiones que para Mago son muy necesarias y guían mucho a los jugadores y narradores más exigentes.

Avatar de Usuario
HeyderLópez13
Mensajes: 22
Registrado: 26 Jul 2020, 20:34
Ubicación: Medellín Colombia
Contactar:

Re: [Recurso] Entre el rito y la militarización del lenguaje

#6

Mensaje por HeyderLópez13 » 26 Ene 2021, 17:41

Muchas gracias a todos, trataré de escribir más artículos, y de presentar los apartados de forma episódica para facilitar la lectura. :)

Editor completo

Volver a “Mago”