[AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

Moderador: Jebediah_Gogorah

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 4120
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

[AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#1

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 10 Nov 2019, 22:26

{ https://www.youtube.com/watch?v=OgcY6qlzdf8 - Veridis Quo by Daft Punk }

Los besos fueron cálidos cómo el sol que se adivinaba entre las persianas y que hacía curiosas formas al ser cortadas por los coches voladores que a cierta distancia, llenaban de falsa vida la ciudad. Vuestros cuerpos se dejaron llevar por la pasión, frotando vuestros sexos y ajenos a cualquier cordura; entremezclando, saliva, sudor y fluidos.

Trás el extásis supremo, y aún con vuestros diafragmas en constante búsqueda de aire, Matthius tapó su cuerpo con las suaves sábanas negras, y se giró hacia Artis, jugueteando con su dedo en su lampiño pecho. Se había colocado sus características gafas de pasta. Los dos hombres yacían juntos en la cama, con las piernas entrelazadas y sus miembros aún semierectos. Cogió la mano del cultista y llevó sus dedos hacia su recortada barba, deseando que jugueteara con ella. Entonces, le dijo:

- Esto si es un despertar, querido... ¿Quieres que le diga a Ana María que nos prepare algo para desayunar y charlamos?
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Zagreo (Artis Herran Walker) (PeteryPan)
Bailarín anti-tecnológico

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#2

Mensaje por PeteryPan » 13 Nov 2019, 18:08

Refugiarme en los brazos de Matthius había sido una sabia decisión, limpiando mi mente y mi cuerpo de las sensaciones e impresiones que la incursión a la torre tecnócrata había grabado. El ambiente y la energía que se condensaba en aquel apartamento lleno de plantas y de relajación, repleto de reflexión filosófica y de consciencia vital, lo reconfortaba y recargaba, así como el contacto piel y piel, y los repetidos orgasmos rítmicos e intensos que conseguía junto a su amante y amigo lo insuflaban de fe en la vida y en el disfrute de los placeres sencillos y no tecnológicos.

Se dejó caer a un lado de su compañero de cama, disfrutando de la sensación de cansancio y relajación del momento, jugando con la barba de Matthius sin ningún problema y con la sensualidad habitual en él, recobrado por completo. Lo hacía sin mirar, pues estaba hipnotizado con el sol que ascendía por el horizonte. Se quedó en silencio tras la pregunta, disfrutando de la información que recibía de sus sentidos. Su estado era tal que sin esfuerzo veía el fluir de las energías mágicas que lo rodeaban, traslúcidas, débiles, pero más intensas que las existentes fuera de aquel lugar. Desde la esquina de la habitación se acercó una forma líquida y acuosa, seductora, sonriéndole con misterio y conocimiento oculto. Lo invitó a seguirla con un dedo que apareció de repente de un brazo etéreo. Sin esperar su reacción, el avatar se giró y desapareció como la espuma de las olas al romper en el océano. Zagreo se levantó de la cama y se colocó una de las batas de corte oriental que Matthius tanto gustaba adquirir, especialmente por lo favorecedoras que eran a las formas masculinas. Mientras se alejaba tras la invitación de su avatar, se giró, reflejándose la luz del sol del amanecer en su cara atezada. Sonrió lleno de confianza:

- Por supuesto. Tenemos que hablar de unas cuantas cosas y si es con unas frutas de tu huerto y mermeladas de esas que te gusta importar en medio, mejor que mejor. Incluso si Ana María quiere añadirse, estaría encantado.

Guiñó el ojo y siguió el camino marcado por la ondina etérea que lo guiaba en aquel camino vital…

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 4120
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#3

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 13 Nov 2019, 18:50

{ https://www.youtube.com/watch?v=2H5rusicEnc - Ave Maria by Schubert }

Zagreo fue siguiendo a Matthius, vestido con la misma indumentaria ligera y sensual, que ensalzaba dos cuerpos apolíneos aunque con diferente tonalidad cutánea. Artís tenía la piel del tan preciado café tostado de su tierra paterna. Matthius la exposición perfecta del hombre caucásico, de mejillas encendidas y piel blanquecina.

Ambos recorrieron descalzos la casa, sobre el suelo ajedrezado, saliendo de su estancia de doble puerta de estilo rococó. Mobiliario en blanco adornado con pan de oro por doquier. Pasaron el largo pasillo, flanqueados por grandes estanterías, donde antiguos tomos y tratados sobre botánica, parecían imperfectamente colocados, denotando su común uso, y llegaron al segundo de los jardínes de la casa. Bastante menor que el primero donde el amante del neo pagano realizaba todo tipo de experimientos.

El jardín era de forma ovalada, de corte irregular, donde las plantas crecían libres pero cuidadas, sin un corte ornamental que las enjaulara en un espacio. En el centro de ellas, una mesa metálica y blanca no muy grande de tamaño círcular, con sus sillas a juego. Un mobiliario inglés que hizo al cultista creerse en el País de las Maravillas. En la mesa, frutas de diferente origen: mangos jugosos, pomelos cortados y sanguinolentos, la más hermosa y nutritiva de las piñas... y como siempre el suave aroma del azahar.

Cómo anticipando la situación, Ana María rellenaba unas tazas humeantes de café americano. Saludó con una sonrisa a Artís, sin sorprenderle su estancia allí. Probablemente los gemidos de un despertar salvaje la habían sacado de las rémoras oníricas. Cosa que por otro lado, debido a la promiscuidad del señor, estaba más que aconstumbrada.

Matthius se sentó frente a Artís al que, gentilmente acomodó la silla, y seguidamente, cogió una tajada de sandía que devoró como si saboreara el más sabroso de los sexos, y con cierta cadencia sensual al compás de la suave música que cómo el olor de la flor del naranjo, siempre estaba presente. Al finalizar la fruta, mantuvo sobre su hombro derecho, con los dedos índice y pulgar el trozo sobrante y apareció volando Hércules, uno de los pocos ejemplares de papagayo común existentes aún en la tierra. Su plumaje era tan bonito como chillón, con rojos, azules y en menor medida, verdes tonalidades cubriendo la totalidad de su menudo cuerpo. El loro se posó sobre su hombro, picoteando sobre la cáscara de la sandía.

Mientras se llevaba la taza a sus ahora, enrojecidos labios, te preguntó: - ¿Tienes algo que contarte, querido? - Su pie descalzo jugueteaba con tu pantorrilla por debajo de la mesa.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Zagreo (Artis Herran Walker) (PeteryPan)
Bailarín anti-tecnológico

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#4

Mensaje por PeteryPan » 17 Nov 2019, 14:15

Moverse por aquella casa era como ducharse con agua fresca tras un día caluroso y seco. Los temores y las preocupaciones se disolvían ante aquel refugio de belleza desordenadamente organizada, que mezclaba a la perfección civilización y naturaleza, como en uno de esos catálogos de decoración que su madre ojeaba cuando Artis era pequeño. El ambiente era húmedo, casi neblinoso en algunas habitaciones, y los olores y el frescor fluían por las estancias como una corriente energética revitalizadora. Al cultista le sobraba un poco lo recargado de los muebles, pero reconocía que su amigo y amante tenía un ojo poco común para mezclar algo tan rimbombante con la sencillez vegetal.

Disfrutó del paseo descalzo por aquel suelo termodinámico, que iba atemperándose a medida que notaba presión uniforme, y saludó con calidez a Ana María, preguntándole por su estado y por cómo le iba todo, como dos personas que ya se tenían cierta confianza. La invitó a quedarse, pues no tenía recelos hacia ella. Se sentó con recreación, moviendo la bata para que quedase bien colocada y arrastrase por el suelo con cierta disposición aristocrática, influido por aquel entorno tan elitista, y sus ojos se llenaron de los colores vivos de la fruta madura que protagonizaban su campo de visión. Se ensancharon sus aletas nasales cuando aspiró con fuerza el olor a azahar, que tanto lo relajaba y enamoraba, y se dejó caer en aquel respaldo recto como las figuras eternas de aquellos cuadros holográficos de la Época Antigua que se recostaban en actitud ociosa y dramática. Cogió un trozo de piña, un melocotón anaranjado y rojizo, la mitad de un pomelo y unas pocas de fresas, colocándolo todo en una artística composición encuadrada. Sintió el aire moverse cuando el magnífico y extinto ejemplar de papagayo voló hasta el hombro de su cuidador. Sus colores volvían grises el resto de las tonalidades que lo rodeaban, tal era su magnificencia. Con aquella ave en el hombro Matthius tenía cierto aire de pirata. Se colocó sensualmente una fresa en la boca mientras notaba su pie en la pantorrilla.

-Pues… muchas cosas tenemos que hablar. Para comenzar, y no me cambies de tema, ¿qué es eso que hablamos ayer sobre ser más radical en cambiar la situación? ¿Qué te traes entre manos, amigo?


Mientras hablaba comía, disfrutando de aquellos sabores ya extintos en aquel mundo. El café caliente sentaba de maravilla.

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 4120
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#5

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 17 Nov 2019, 15:16

{ https://www.youtube.com/watch?v=cWc7vYjgnTs - Nessun Dorma from Turandot by Lucianno Pavarotti }

Matthius hizo un silencio, y retiró la pierna con delicadeza pero no con la suficiente sutileza como para que no pareciera forzado. Su postura se tornó rígida en la silla, tomando cierto deje autoritario, pero sin tornar el gesto amable. Era una clara señal, de que se dejaban temas pasionales de lado, para hablar de asuntos serios. En su pequeño lapsus oratorio, pudiste notar el agua caer sobre las piedras blancas en aquella pequeña cascada que se escondía tras la vegetación.

El loro también noto la poca sutileza del movimiento, y salió volando, majestuoso, hacia donde mismo había venido. Un graznido como despedida, que parecía entonar con la ópera que sonaba de fondo y que era capaz de endulzar el más agrío de aquellos cítricos, que tan pintones y olorosos, se esparcían sobre la mesa de desayuno.

- ¿Por qué iba a cambiar de tema? - dice casi indignado y con una mueca como sonrisa - Pues creo que lo dejé bastante cristalino, querido Artís. - Coge una copa de cristal vacía y se la presenta ante él, delante de su plato inacabado de fruta - Vivimos una noche eterna... nos tapan el sol y el aire tan necesarios para vivir... mientras sus bolsillos capitalistas se siguen llenando de vil metal. Es hora de actuar. De salir de este inmovilismo que nos precede desde esta era de comodidades tecnológicas. - Su discurso se va elevando - Mira lo que te rodea, Artís. Esta casa... esta casa no debería ser tu refugio de paz... si no lo que está fuera. Ese es nuestro verdadero hogar, no las cuatro paredes y el techo que nos acoge. - Coge un pomelo cortado por la mitad - Vivimos una noche eterna... escucha, escucha al Señor Pavarotti - cierra los ojos y se levanta de la silla, agitando sus brazos al compás de la música - Nessum Dorma! Nessum Dorma!... ¡Nadie duerma!... despertad ya, malditos humanos y salvad nuestra casa... que no permitan desangrar más a nuestra Gaia - exprime desde lo alto el pomelo dejando caer su rojo néctar sobre la copa con cierta imprecisión - He hecho contactos con nuevos amigos que quizás me ayuden en esta empresa... y... y... y esa noche eterna... - en un momento catártico y casi mágico sus palabras coinciden con la música. Parece improvisado, aunque si no lo conocieras diría que era un momento genuinamente premeditado. Alza la copa, derramando parte del contenido, más por el brusco movimiento que por su contenido - Dilegua, o notte. Tramontate, stelle. Tramontate, stelle. All'alba vincerò. Vincerò! Vincerò!*1 - Tras el épico discurso cantado con mucha peor voz que el tenor italiano, bebió el zumo de pomelo, cayendo dos hilos rojos por la comisura de sus labios, y con una sonrisa casi enajenada.
► Mostrar Spoiler
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Zagreo (Artis Herran Walker) (PeteryPan)
Bailarín anti-tecnológico

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#6

Mensaje por PeteryPan » 21 Nov 2019, 21:02

El aire se congeló y las energías se ralentizaron, tal fue la reacción tensa y defensiva de aquel que Artis creía conocer tan bien. Su espalda se colocó recta de forma inconsciente, como preparando el envite, y los pliegues de la bata se desdibujaron, cayendo alrededor de la silla. Apoyó los codos en la mesa, con un gesto serio, aunque con una sonrisa escondida. Una fresa giraba en sus dedos, recreándose en la sensación de que se avecinaba algo emocionante. La tensión aumentó el volumen de todo lo demás, como un contraste que destaca un color. El ave escapó, también intuitiva de que algo explosivo se acercaba.

Observó el discurso y los gestos de Matthius, entre excitado, interesado y desconfiado, viendo varios Matthius intercalados en aquella obra de oratoria. Le encantaba de él esa vena teatral y pomposa que podía llegar a tener, pese al aspecto de botánico tranquilo y parsimonioso que transmitía si no lo conocías en profundidad. Todo aquello era vibrante, fuera real o no, y lo transportaba a otro tiempo, a otro espacio, lo arrastraba a un mundo más vivo y mágico; se sentí palpitante, inundado de la ira, la esperanza y el miedo que recorrían aquellas palabras. Pero a la vez la prudencia se escabullía por aquella pantalla de ciego optimismo, aunque no fuera en Zagreo una virtud habitual. Aquellos amigos que él mencionaba… ¿quiénes eran? Porque si sus nuevas amistades lo habían llenado de ideas tan combativas, ellos mismos serían guerreros, terroristas o algo similar y Matthius era muchas cosas, pero no era un luchador.

Dejó que se bebiera dionisíacamente el zumo de pomelo, como un vampiro disfrutando de su copa de sangre llena de vida, mientras la música y la cascada competían en llenar el aire de vibraciones cristalinas. Cuando su amigo respiró tras el trago, él se levantó, dejando que la bata se resbalara hacia los límites de sus hombros, quedando su pecho apolíneo al descubierto en su totalidad. Levantó su copa llena de zumo de granada, su preferido, y brindó por el discurso.

-Felicidades, amigo, por semejante oratoria. Me has llenado de una vida poco encontrada en este mundo gris -bebió un sorbo largo y continuó, alargando la mirada desde el líquido hacia su amigo, como con pereza seductora-. Comparto todo lo que has dicho y no has hecho más que reflejar un sentimiento que a mí también me recorre y me corroe por dentro. Pero me causa curiosidad este cambio en ti y estos nuevos… amigos.

Dejó la copa vacía en la mesa y cogió otra pequeña fruta mientras comenzó a caminar por la sala, rozando las hojas de las plantas y disfrutando la sensación de sentirse un rey de la antigüedad con aquella bata que se deslizaba por el suelo. Se giró sensual, en un estado de ánimo teatral contagiado por su amigo, y volvió hablar.

-Cuéntame algo más de estos colaboradores.

Sonrió ampliamente.

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 4120
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#7

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 22 Nov 2019, 15:51

{ https://www.youtube.com/watch?v=2CM_J3r-Nt4 - Cello suite nº1 by Johann Sebastian Bach }

El griego observaba la elegancia de un cuerpo apolíneo en perfecta comunión con aquel pequeño biotopo construido en su enorme apartamento. La escena de Zagreo disfrutando de su fresa, y con el tacto de cientos de hojas queriendo abrazar su cuerpo llenó su espíritu de regocijo, mientras su fisiología respondía al erotismo de su particular Venus de Milo.

Se acercó hacia él con cierto sigilo... y lo abrazó por detrás. Le hacía notar su sexo a la vez que le besaba el cuello. En una mano, el café humeante, y la otra recorriendo el pectoral dorado del Cultista.

- Oh... querido. Conoces cada rincón de mi piel... cada secreto de mi cuerpo. - Volvió a besar sonoramente el hombro de Artís. - Y hállame aqui indefenso de nuevo para ti... pero para desnudar mi alma, necesito algo más de ti que un desayuno y tu inmensamente grata compañía... - Separó su cuerpo, en cierto sentido, con la intención de dejar claro que era capaz de controlar los impulsos de la carne y con su batín abierto dejando ver su pene semierecto recogió entre sus dedos, con una sutileza suprema, unas buganvillas que colgaban. Sus palmas se inundaron de sus pétalos fucsia que olió casi con fogosidad. - Necesito algún gesto que me demuestre que de verdad estás unido a mi causa... no quiero que seas mi particular descanso del guerrero. Los conocerás y sabrás de ellos... pero a su debido tiempo... - Dejó marchar de sus manos las flores, casi como el amado que se aleja en la estación, y la planta agitara su pañuelo fucsia de despedida. Volvió a la mesa, y se sentó con cierta frialdad, sorbiendo un prolongado y sonoro sorbo de líquido negro. Dando fe de aquella dualidad e indiferencia que a veces, te sacaba de quicio.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Zagreo (Artis Herran Walker) (PeteryPan)
Bailarín anti-tecnológico

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#8

Mensaje por PeteryPan » 25 Nov 2019, 18:05

Allí se estaba gestando una lucha a la que Artis no estaba acostumbrado a luchar con su amigo y amante Matthius. Solían disfrutar de disputas intelectuales, especialmente sobre mitología, botánica o estética, pero aquello destilaba un tinte diferente. Aquí había desconfianza de fondo, una pantanosa sensación de que los sentimientos que comenzaban a atisbarse en lo hondo del botánico anegaban cada vez más partes de su mente. Nunca había sentido ese recelo, ni siquiera cuando casi no se conocían y el desconocimiento los distanciaba.

Su dualidad emocional no lo sorprendía, aquello no era nuevo, pero en aquel nuevo contexto no sólo lo sacaba de quicio, sino que lo escamaba. Zagreo cambió su actitud seductora por una más marcial y tensa, acercándose a la mesa y adoptando una postura seria e inquisitiva.

- Amigo, me preocupas. No te había visto nunca con esta actitud y estas demandas de pruebas de confianza... ¿Quiénes son ellos y qué turbios negocios se traen entre manos para semejante desconfianza? ¿Acaso no te he demostrado una y otra vez mi confianza? ¿Te he fallado alguna vez?


Arrastró la mano a través de la superficie, con un gesto literal de su acercamiento emocional.
► Mostrar Spoiler

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 4120
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#9

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 28 Nov 2019, 17:33

- ¿Turbios negocios?... Querido... la guerra que estamos a punto de librar conllevará sus sacrificios... inequivocamente - Volvió a fijar la mirada en ti por encima de las gafas, mientras hojeaba la prensa - y por supuesto... la causa está por encima de cualquier relación carnal o fraternal. Tienes y debes comprender, que debo tenerlo todo bien atado.

Se levantó de la mesa, ligeramente airado y barruntando tu comentario, en disposición de abandonar la habitación, dando por finalizado el desayuno postcoital. No era la primera vez que tomaba aquella actitud, pero había algo latente que hacía que posiblemente las dudas de Zagreo no fueran infundadas.

- No pretendo tu confianza - dijo en un tono extraño - ni siquiera tu lealtad. - Ya te daba la espalda - Tan solo que llegado el momento, no intentes detenerme... - arrojó con desdén la servilleta en el plato y abandonó la sala con el mismo garbo con el que había entrado. Con algo menos de teatralidad y algo más de premura. La celeridad del que quiere sentenciar una conversación y no quedarse a escuchar los reproches.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Zagreo (Artis Herran Walker) (PeteryPan)
Bailarín anti-tecnológico

Re: [AD] Escena: 04.b - La Casa de Las Flores

#10

Mensaje por PeteryPan » 07 Dic 2019, 18:41

Aquella escena lo comenzaba a poner de los nervios. La teatralidad le divertía... hasta cierto punto y en según qué contextos. Dejó que se marchara y cogió sus cosas de la silla de la entrada donde las había dejado horas antes, donde habían comenzado a desvestirse apasionadamente. Buscó a Ana María y le dejó una nota para su jefe, indicándole que vendría lo más pronto posible con una respuesta.

Mientras bajaba por el ascensor se quedó meditativo, reflexionando sobre todo lo que estaba ocurriendo... El encuentro con la Tecnocracia, la misión encomendada, el cambio operado en Matthius... En el fondo todos estos cambios y movimientos lo apasionaban, lo revitalizaban, pero no dejaban de darle miedo, especialmente el encuentro con la Tecnocracia... Necesitaba ir a su casa y relajarse. Siempre que se dejaba llevar en su casa alguna idea o nueva perspectiva le llegaba a la mente. Llegó al nivel de la calle y buscó un taxi; odiaba tener que gastarse dinero en algo así, pero necesitaba llegar pronto a casa. En el trayecto le envió un mensaje a Lang, preguntando dónde se encontraban y cómo iba la investigación. Esperaba que ellos hubieran conseguido algún avance...

Cerrado

Volver a “[AD] Escenas”