Libro de Linaje: Ghille Dhu

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#11

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 15:00

Imagen

LOS NIÑOS VERDES DE WOOLPIT
Según el cronista William de Newburgh, durante el reinado del rey Esteban de Inglaterra en el siglo XII, los aldeanos de Woolpit descubrieron a dos niños, un hermano y una hermana, junto a uno de los fosos de lobos que daban su nombre a la aldea. La piel de los niños era verde, hablaban un lenguaje desconocido y su ropa era extraña. Los niños fueron llevados al hogar de Richard de Calne, y rechazaron la comida durante varios días hasta que les ofrecieron unas habas verdes, que consumieron con ansia. Poco a poco los niños se adaptaron a la comida normal y con el tiempo perdieron su color verde. El niño, que parecía ser el más joven de los dos hermanos, enfermó y murió poco después de que él y su hermana fueran bautizados.
Después de aprender a hablar inglés, la niña superviviente explicó que habían venido de una tierra donde el sol nunca brillaba y la luz era como el crepúsculo. El cronista afirma que la niña dijo que era la Tierra de San Martín, donde todo era verde. La niña fue incapaz de explicar cómo habían llegado a Woolpit. Estaban pastoreando el rebaño de su padre cuando escucharon un gran estruendo (según el cronista, las campanas de Bury St. Edmunds) y de repente se encontraron en el foso de lobo donde los habían encontrado. Se habían perdido y guiados por el sonido de las campanas finalmente aparecieron en esta tierra.
La niña, que recibió el nombre de Agnes, trabajó durante muchos años como sirvienta en la casa de Richard de Calne, donde se la consideraba “muy descuidada e impúdica.” Finalmente se casó con un hombre de King's Lynn, llamado Richard Barre, donde todavía seguía viviendo cuando fue escrita la crónica.
Para los Ghille Dhu el suceso de los niños verdes de Woolpit es un testimonio descorazonador de los efectos de la Banalidad que se abatió sobre su pueblo. Afirman que cerca de Woolpit se encontraba un Feudo, habitado por el Linaje, pero la cercanía a la iglesia terminó devorando el lugar y sus habitantes, y los dos hermanos habrían sido los únicos supervivientes, siendo con el tiempo consumidos por la Banalidad que los rodeaba. No obstante, hay quienes dicen que Agnes consiguió adaptarse mediante la Senda del Changeling, y que algunos de sus descendientes todavía consiguieron unirse a sus ancestros Ghille Dhu.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#12

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 17:53

Imagen

LOS AÑOS DEL MEDIO
Me habría gustado que la marea de la industria y la Banalidad se comportara como hacen las mareas, creciendo para después retroceder. Sin embargo a alguien por el camino se le ocurrió plantar en la mente de la humanidad la idea de que en vez de aceptar lo que el mundo ofrecía, sería mucho más provechoso dedicarse a tomar todo lo que quisieran. Estoy seguro de que al principio la intención de los humanos era inocente -si utilizaban un sistema de cultivo en lugar de otro tendrían más comida para alimentar a sus hijos- pero no pensaron en las consecuencias, porque sus memorias son mucho más reducidas que las de las hadas. ¿Y qué ocurre con ciertos sistemas de cultivo? Que después treinta años eres incapaz de cultivar nada en esa tierra. Así que los humanos talaron los bosques para plantar trigo y perdieron los frutos que los árboles podían proporcionar y la caza que habitaba en la espesura. Construyeron presas en los ríos y los llenaron de molinos, matando a los peces y contaminando el agua. Excavaron las colinas buscando metales y piedras preciosos para sus reyes sin pensar. ¿Qué podrían cultivar después? ¿Cómo conseguirían alimento? Hicimos lo que pudimos para que comprendieran -después de todo, ahora estábamos junto a ellos, moviéndonos incómodos dentro de su carne- pero eran criaturas inquietas e impacientes.
Lo bueno de los siglos después de la marcha de los Sidhe fue que teníamos libertad completa sobre los sueños que fluían en nuestras tierras. Ya no teníamos que pagar tributos a los nobles locales, ni nuestros valiosos Soñadores eran secuestrados para llevarlos a Arcadia, ni teníamos que sufrir horribles maldiciones si cometíamos alguna ofensa de la que ni siquiera éramos conscientes. Fueron días de trabajo duro y gratificante (aunque ineficaz) seguido de charlas amigables junto al fuego. Por supuesto, fue una época llena de enfermedades, de hambrunas y de pobreza; la vida era corta. Pero lo mejor para llenar el tiempo que tenías eran las historias y los sueños de maravillas y tesoros que nunca habían sido encontrados, o que habían desaparecido de este mundo. Recuerdo -o sí, en otra vida, hace mucho tiempo- haber pasado toda la noche con una familia que vivía en Loch Lomond como jornalero. Sembramos, regamos y cosechamos, y cada noche había canciones e historias, ceilidhs (Nota: baile festivo y tradicional escocés) una vez al mes, y las mentes de los niños estaban llenas de sueños de delicia y maravilla. Fue una época que quería que durase para siempre, tal y como había deseado antes, que la tierra nunca degeneraría en el elaborado sistema de dar y tomar que los campesinos habían desarrollado. Fueron buenos tiempos.
Pero la humanidad siguió trotando hacia adelante, y cuando los humanos descubrieron las cosas maravillosas que podían hacer con los metales, y que el Ensueño los perdone, los combustibles fósiles, no hubo vuelta atrás. Pisaron el acelerador (que todavía no había sido inventado) y salieron disparados hacia su destino. Ahora las hojas de nuestros henge (lugares sagrados del neolítico) caían más rápido y el delicado tejido de los sueños se erosionaba bajo la prsión de la Banalidad. Debes saber que no fueron esos avances en sí lo que nos marchitaban, sino cómo se usaban, y el estilo de vida que creaban. La máquina de vapor y la locomotora no nos mataron (aunque muchos de nuestros hogares fueron destruidos para hacerles sitio, a pesar de nuestras protestas). Fue que la máquina de vapor fuese aceptada y considerada un triunfo sobre la naturaleza, una prueba más del dominio de la humanidad sobre el mundo. Fue que para alimentar la máquina de vapor hubiera que arrancar el antiguo carbón de las entrañas de la tierra. Fue que para conseguir ese carbón hubiera que romper las espaldas y los espíritus de los desposeídos, incluso de los niños. La tierra dejó de ser el lugar donde tu familia había sobrevivido durante generaciones; ahora era algo que alquilabas al gobierno. Los impulsos naturales de la vida no dejaron lugar para la crianza de tus hijos y vivir feliz; ahora tenías que ganar todo el dinero que fuera posible para no morir hambriento y olvidado.
¿Por qué los humanos creyeron que deberían hacerse todo eso as sí mismos? Nunca lo he sabido...
La lección de este horror en su forma más pura, fue la An Gorta Mór de Irlanda, la Gran Hambruna Irlandesa, cuando muchos de nuestros compañeros humanos y hadas por igual murieron de hambre. Suele decirse que la culpa fue de los propios irlandeses, por vivir en lugares apretados y tener demasiados hijos; algunos susurran que fue la maldición de una alianza de brujas. ¿Sabes lo que trajo la plaga? Nada especial. Viajó a través de los mares, no pudimos detenerla a tiempo, y los humanos, que habían aprendido a ignorar la naturaleza de la Tierra y habían permitido que su agricultura defectuosa se extendiera como un fuego oscuro, murieron a miles porque ellos mismos eran demasiado arrogantes como para ayudar a los necesitados. Los señores ingleses ignoraron las peticiones de ayuda. Las familias irlandesas se apelotonaron como ratas en los barcos de emigrantes para trabajar como sirvientes más allá del océano porque no tenían ninguna otra elección. Los niños se quedaban huérfanos roían los huesos de sus hermanos. Puede que para algunos la guerra sea la cara más fea de la humanidad, cuando miles de soñadores pueden caer de golpe, pero este desastre agrícola fue una de nuestras heridas más graves. Nuestros protegidos hacía tiempo que nos habían olvidado, y no tenían ni idea de cómo solucionar aquel problema, y la desesperación se extendió por todas partes.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#13

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 17:54

Imagen

EL GHILLE DHU DE LOCH A DRUING
Durante el siglo XVIII, en un bosque de abedules cerca de Loch a Druing, al noroeste de Gairloch, en Escocia, vivía un Ghille Dhu, que fue visto por muchos de los campesinos del lugar. Los abedules crecían cerca de una fuente junto a unos colinas. Según quienes lo vieron, el Ghille Dhu era u hombrecillo de aspecto descuidado, que se vestía con musgo y hojas verdes que recogía de los árboles.
Una noche de verano una niña llamada Jessie Macrae se perdió en los bosques, pero el Ghille Dhu la encontró y cuidó de ella hasta la mañana siguiente, cuando la llevó de vuelta a casa. En los años siguientes otras personas vieron al Ghille Dhu, e incluso jugaba con varios niños, pero Jessie fue la única que hablaba habitualmente con él. Aunque no vivía con los humanos, con el tiempo se convirtió en una presencia aceptada en la comunidad.
Tiempo después Sir Hector Mackenzie, terrateniente de Gairloch reunió a un grupo de hombres para cazar y capturar al Ghille Dhu. Cinco cazadores se reunieron y disfrutaron de una fiesta por la noche antes de partir en su misión de capturar al hombrecillo. A pesar de buscar toda la noche y en los días siguientes, los cazadores nunca consiguieron encontrar a su presa.
Los campesinos de Loch a Druing no permanecieron con los brazos cruzados ante la perfidia de su terrateniente e hicieron todo lo posible para ocultar al Ghille Dhu. Jessie y los niños del lugar hicieron todo lo posible para que los perros perdieran el rastro, y la pólvora de los cazadores terminó mojada misteriosamente. Burlados y despechados, los cazadores terminaron renunciando.
Todavía hoy Gairloch sigue siendo un lugar hospitalario para los Ghille Dhu y en cada generación unos pocos Soñadores del lugar han ayudado a los miembros del Linaje cuando ha sido necesario.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#14

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 17:55

Imagen

LA RUEDA GIRA, Y GIRA, Y GIRA
Hablar de la Revolución Industrial es como tener un doloroso grano en el culo. Puede que pienses que en conjunto los Ghille Dhu estábamos total y completamente opuestos a ella. Expansión minera, tala de bosques, búsqueda de petróleo, sobrepastoreo...la población explotó, los nuevos recursos la alimentaron, la población volvió a crecer todavía más, y ese círculo vicioso continuó durante generaciones. Y todavía continúa, y la tierra paga el precio. ¿No deberíamos estar todos indignados y condenar esta situación? Bien, la mayoría de nosotros lo esetamos. A mí me gusta considerarme alguien de pensamiento abierto; he vivido largo tiempo y nosotros los Ghille Dhu hemos aprendido que vivir mucho tiempo te proporciona más sabiduría en tus años de otoño de lo que parece posible. Tolerar y comprender es algo bueno, y puedes usar esas cosas para derrotar de manera más decisiva a tus oponentes. Odio las fábricas y la contaminación tanto como cualquier hada, pero comprendo por qué los humanos decidieron que las necesitaban y comprendo las decisiones que tomaron para obtener las comodidades que crearon. La industria permitió el avance de la medicina, que impidió que muriéramos antes de salir de la Crisálida. La industria creó mejores transportes e intercambios de ideas, lo que permitió que los sueños y Soñadores se extendieran. (Y por primera vez recuperamos el contacto con parientes olvidados y perdidos por todos los rincones del mundo: los yaksha de la India, los leshy de Europa Oriental, y criaturas todavía más extrañas de América. Extendidos por todos los continentes, capaces de volver a conversar fuera del Ensueño). E incluso en su opresión, la cultura de la industria permitió la aparición de los sueños reaccionarios del nacionalismo y el marxismo, para bien o para mal, que inspiraron a la humanidad. Así que si me preguntas si odio todo lo que ese mundo engendró te respondo que no, porque de él también surgieron algunas cosas buenas. ¿Creo que este mundo podría haberse construido de manera distinta? Joder, sí. Especialmente cuando consideras que los niños sanos, la conexión con los demás y muchas maravillas que llenan el mundo son cosas que les podríamos haber dado a los humanos si no nos hubieran olvidado. En lugar los humanos quisieron hacerlo todo solos y con sus dos manos, sin darse cuenta de que se tardan milenios de prueba y error para producir el mismo resultado sin efectos secundarios tan dañinos.
La verdad es que no puedo culpar a los humanos por su deseo de ser independientes de la naturaleza, pero joder, me habría gustado que hubieran tenido un grano de sentido común antes de lanzarse como locos por este camino.
Por supuesto, el contrapunto es que al final lo malo sobrepasó lo bueno, aunque al principio no lo pareciera. Todos los nuevos movimientos de teoría científica, de religión y filosofía, de caridad y de arte que nacieron de la Revolución Industrial no pudieron impedir el estallido de dos Guerras Mundiales y la violación de tres continentes hasta la primera mitad del siglo XX. Fue absolutamente aterrador contemplar las trincheras de Francia y Alemania durante la Gran Guerra, que en el pasado habían sido campos verdes y bosques vírgenes. Sentimos cómo la Tierra temblaba hasta sus cimietos cuando las nubes de gas venenoso se extendieron por su superficie. Al final todo un sinsentido. Nada se ganó, y mucho se perdió. Y como he dicho antes la innovación fue tan opresora y Banal como la gente que la utilizó; los exploradores que viajaron a África, Australia y el Amazonas no buscaban nuevas tierras y culturas que abrazar y festejar; sino que eran meras herramientas para conseguir gloria y beneficios para unos pocos. Incluso en nuestros hogares en Escocia vimos cómo los coches comenzaban a meterse por los caminos ocultos, y los aviones pasaban rugiendo y atravesando el cielo.
Lo peor de todo llegó con el fin de la guerra, cuando los humanos perdieron su pasión por la supervivencia y volvieron a ser complacientes y egoístas, y en esta ocasión se embriagaban con plástico y productos químicos de toca clase surgidos de los avances militares. Tenían más hijos que nunca. Toda la humanidad cayó en una apatía somnolienta que era tóxica, así que nos retiramos a las profundidades de nuestros bosques, esperando encontrar algún tipo de respiro pronto, antes de que la energía nuclear y el DDT terminaran matándonos a todos.
Sin embargo podíamos sentir algo agitándose en el límite de la consciencia. Surgió el movimiento Beat, seguido por los movimientos ecologistas y hippies, zumbando suavemente en la distancia durante las décadas de 1950 y 1960. La carrera espacial cogió impulso, y la maravilla por las nuevas fronteras del espacio comenzó a avivar de nuevo los sueños. Había algo esperando el momento adecuado para encenderse en el Ensueño y salvarnos a todos, trayendo el Glamour de regreso al mundo, y nosotros, temblando con el intenso frío del Otoño, estábamos dispuestos a aceptarlo. No teníamos ni idea de qué o quién iba a ser nuestro supuesto salvador.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#15

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 17:57

Imagen
EL LABERINTO LARGO DE SKARA BRAE
Debería mencionar una leyenda importante de nuestro pueblo mientras hablamos de esto. La Revolución Industrial también llevó a la naciente arqueología a convertirse en una ciencia respetable; los arqueólogos ya no se limitaban a desenterrar artefactos antiguos, ahora se dedicaban a desenterrar civilizaciones enteras. Una de las que encontraron en nuestra vieja fortaleza de las Islas Orcadas fue Skara Brae, quizás el asentamiento humano más antiguo de las Islas Británicas. Recordarás que he hablado de cómo la agricultura y las ciudades fueron los primeros pasos en el largo camino de la humanidad hacia nuestro olvido. Skara Brae fue un caso especial. Un anciano Ghille Dhu cuyo nombre se ha perdido ante las corrientes del tiempo gobernaba este pequeño asentamiento, y durante siglos fue lo que hubiéramos deseado para nuestros protegidos: habitaban en viviendas sencillas, cuidaban de los animales, realizaban ofrendas a su señor a cambio de bendiciones para que crecieran plantas y frutos, salud y larga vida y los protegiera del mar salvaje que podía ser maravilloso y terrible a la vez.
Pero entonces apareció una chica. Dicen que se trataba de una Fomoriana disfrazada, una exploradora o algo así, enviada para espiar aquel trozo idílico de tierra en los confines del norte del nuevo campo de batalla entre Fomorianos y Tuatha de Danaan, Gran Bretaña. El Ghille Dhu quedó fascinado ante semejante belleza, y toda la energía del asentamiento de Skara Brae fue dirigida a cumplir sus caprichos. Por orden del señor, los hombres sabios de la aldea utilizaron su conocimiento para construir un laberinto bajo Skara Brae y las dunas de los alrededores, que aislaría la aldea y confundiría a los viajeros en cuerpo y mente. El señor de Skara Brae pensó que el laberinto permitiría mantener el asentamiento aislado e igual para siempre, pero no se dio cuenta de que sus súbditos no prosperarían si no eran capaces de viajar, encontrar a otros, o enviar a sus rebaños al sur para que se alimentaran en invierno. Así que después de un tiempo terminaron alzándose contra él, exigiendo que los liberara de aquel paraíso. En respuesta, el señor de Skara Brae, envenenado por las mentiras de su amante, respondió con furia, sumergiendo la aldea en el mar. Cuando se dio cuenta de lo que había hecho, se sintió superado por el dolor, y expulsó a la mujer de su hogar. Su laberinto se hundió sobre sí mismo, separando Skara Brae y todas las ruinas que habían quedado bajo el suelo, donde pronto fueron recubiertas por tierra y hielo yermo.
La tentadora había conseguido su objetivo: aislar a una de las hadas más poderosas de Gran Bretaña y eliminar a un enemigo potencial. Pero el señor de Skara Brae sobrevivió y durmió bajo la colina, y su magia se extendió a su alrededor, confundiendo a los viajeros que se acercaban. Sólo la intensa Banalidad de finales del siglo XIX consiguió finalmente romper la barrera del laberinto mágico y los arqueólogos descubrieron las ruinas; hasta el momento todas sus hipótesis han sido incorrectas. Sin embargo, me preocupa que al atraer a los turistas para que vean las viejas ruinas y continuar excavando en busca de joyas o utensilios, toda esa actividad termine afectando al señor celoso y arrepentido del lugar, si es que no ha sido consumido por el paso banal del tiempo. Si todavía sigue, pronto podría despertar y la tierra temblará de nuevo hasta que acaba con la descreencia que lo rodea.
Por otra parte el laberinto no ha desaparecido del todo: las hadas que visitan la aldea en ruinas ven ecos de sus antiguos habitantes y se sienten demasiado confundidas para su gusto. Todavía quedan fantasmas en Skara Brae y conservan gran parte de su poder.
Recuerda esta lección: a pesar de nuestras mejores intenciones, los humanos siempre tratarán de escapar de las jaulas más bonitas en las que pretendamos encerrarlos; y a pesar de nuestras mejores intenciones, hasta nosotros podemos quedarnos atrapados en ellas.


Imagen

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#16

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 17:59

Imagen

1969 O CÓMO APRENDIMOS A DEJAR DE PREOCUPARNOS Y A IGNORAR A LOS SIDHE
Cuando las puertas del Glamour se abrieron de golpe en el verano de 1969 no sé exactamente qué esperábamos que ocurriera. La primera cosa de las que nos dimos cuenta es de que repente nos hacíamos más numerosos; no sólo es que hubiera más Changelings que nunca, sino que el número de Ghille Dhu se disparó de golpe. A continuación, casi de inmediato, los Sidhe aparecieron en nuestras tierras; siempre habían sido numerosos en las Islas Británicas, y aunque muchos de ellos terminaron en América, en nuestro hogar aparecieron bastantes, y en cuestión de días ya afirmaban que ellos habían llegado primero. Yo sólo era un Infantil en aquel tiempo, pero todavía recuerdo las conversaciones de mis ancianos en los henge; creo que estábamos más motivados por la curiosidad que por la rebelión. Y entonces en 1969 estalló la guerra, que en las Islas Británicas conocemos como la Guerra de la Hiedra y en Concordia como la Guerra del Acuerdo.
Hay algo que debes entender sobre nuestra interacción con los nobles feéricos. La verdad es que nunca llegamos a odiar tanto a los Sidhe como algunos de los otros Changelings. La realidad es que en los siglos anteriores nunca se habían preocupado de nosotros, y desde luego no teníamos paciencia para soportarlos, pues la mayoría eran pequeños fanfarrones vanidosos que jugaban con espadas y escribían poesía de mierda. Sólo nos cruzábamos alguna vez cuando decían que un trozo de bosque o una colina pasaban a formar parte del Condado de Cualquierlado, una parcela de terreno sin cultivar en el que se fijaban. Nunca llegaban a imponer su dominio en los lugares que nos importaban: simplemente se limitaban a dibujar fronteras en los mapas y dejaban que la naturaleza siguiera su curso, lo que nos parecía bien. En unas pocas ocasiones exigían nuestra presencia en la corte (supongo que algunos se creían que éramos sus jardineros), y éramos felices ignorándolos, pues después de todo, si tomaban las armas contra nosotros, ¿quién cuidaría de sus tierras? Deja que los Boggans se ocupen del coto de caza y antes de que te dés cuenta, no tendrás caza ni lugares naturales, porque todo estará lleno de rosales, parterres y quién sabe qué más.
Así que cuando los Plebeyos y los Sidhe comenzaron a matarse en las calles de Glasgow y el Rey Ross viajaba de corte en corte pronunciando discurso, simplemente nos sentamos en nuestros páramos, brezales y claro, ofrecimos pociones de curación a quien las quería y ocultamos a bastantes amigos Plebeyos si era necesario. Me gustaría pensar que permanecimos tan neutrales como pudimos, pero la guerra fue bastante breve e irrelevante. Los nobles llegaron, tomaron las tierras que hacía siglos habían dejado al cuidado de sus vasallos, la mayoría los trató con el debido respeto de unos señores, y sabiamente, dejaron la mayor parte de Escocia tranquila.
Comprendo que las cosas fueron bastante más complicadas en Concordia. Y los Ghille Dhu que habían conseguido llegar hasta allí se vieron involucrados en una guerra más intensa y prolongada.
Otro hecho importante que debemos mencionar es que durante la década de 1970 nos fue bastante bien. Estábamos embriagados con la sangre nueva que se unía a nuestas filas, y el movimiento ecologisa se estaba extendiendo por América y Europa. Rachel Carson, James Lovelock, e incluso Al Gore y Ralph Nader más allá del charco, toda una serie de pensadores e idealistas que hablaron en contra de todas las prácticas que estaban destruyendo el planeta. No podíamos creer lo que escuchábamos cuando los políticos se metieron en esas multitudes y salieron al frente gritando: “¡Eh, estáis haciendo daño a la Madre Tierra!”. Y la gente escuchó...más o menos: comenzaron a pedir menos contaminación, festejaron el Día de la Tierra y por primera vez fueron conscientes del calentamiento global, y fueron creadas Agencias de Protección Ambiental en varios países. Fue espectacular. Bastantes de nosotros viajamos de ciudad en ciudad, dando conferencias o participando en manifestaciones y protestas. ¿Qué importaba que los Sidhe hubieran vuelto? Teníamos cosas más importantes que hacer y peces más grandes que pescar.
En mi opinión la década de 1970 fue una época maravillosa que vivir (La música folk también regresó. Cuánto la echo de menos). Nos asentamos en una especie de complacencia, que supongo que significa que algunas de las cagadas que siguieron a esta década bendita fueron en parte culpa nuestra. Se descubrió el agujero en la capa de ozono, y se produjo el accidente nuclear de Three Mile Island, el de Chernóbil y el desastre industrial de Bhopal. Las especies en peligro de extinción se habían convertido en un estandarte para la conservación de la naturaleza, pero de alguna manera el ritmo de destrucción de las selvas se aceleró. No soy un teórico, pero supongo que se trata de un ciclo de la Historia: cuando las cosas van mal, terriblemente aburridas y difíciles, se produce una reacción de la gente que lleva a una pequeña Edad de Oro, un paraíso lleno de ideas, cambios y renovación. Y entonces la gente se acomoda de nuevo, como siempre, y comienza a preocuparse más del dinero y el poder que en ayudarse mutuamente. Creo que es lo mismo...habíamos visto a la humanidad cambiando poco a poco con la economía, jugando con la tecnología y por lo general volviendo a cometer los mismos errores de siempre.
Lo más trágico de todo esto es que no habíamos considerado las consecuencias del incremento de nuestra población a la luz de estos retrocesos. La Banalidad siempre ha sido nuestra depredadora: la sobreexplotación y la contaminación humana nos llevan al límite y nos vuelven locos. En nuestro Linaje siempre han surgido varias hadas y duendes que se han Deshecho, cayendo en la locura u olvidándose de sí mismos, pero no tuvimos en cuenta que al duplicarse o quizás triplicarse nuestra población en esas décadas, significaría que aparecerían muchos más Ghille Dhu locos. Nos rompió el corazón ver tantas caras nuevas que en cuestión de años se perdían ante la desesperación y la furia, como si una plaga hubiera caído sobre nosotros.
Mientras la edad de la tecnología nos llevaba a internet y la globalización, y la industria se reajustaba en el mundo desarrollado, volvimos a aislarnos. Las demás hadas se adaptaron bien, aunque habían sufrido a manos de la nobleza en las guerras; nuestra situación era agridulce y al revés. Después de un largo otoño, habíamos disfrutado de un breve verano, sólo para ser golpeados con mucha más dureza cuando el frío de la Banalidad regresó. Y cabizbajos, coronados de hojas muertas, nos retiramos a nuestros bosques y brezales para prepararnos para la noche más larga que se extendía ante nosotros.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#17

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 18:00

Imagen

ECOLOGÍA PROFUNDA
¿Recuerdas la primera vez que viste un árbol floreciendo en primavera o un arco iris después de una tormenta? ¿La primera que viste flores abriendo sus pétalos o setas surgiendo de la noche a la mañana por arte de magia? Cuando éramos niños no había explicación para lo que veían nuestros ojos, había maravilla, experiencia. Estábamos íntimamente conectados con esas cosas. Sentíamos que habíamos brotado de la misma Tierra y nos respetábamos más, porque éramos hermanos y hermanas. Así es el estado natural de las cosas hasta que nos convencieron de que no era así -que estábamos por encima de nuestros hermanos y hermanas, a pesar de que sus misterios son más antiguos que los nuestros. Llevó milenios redescubrir esa intuición de respeto y hermandad, pero los Ghille Dhu siempre la han conservado. Los Ghille Dhu siempre han sentido a Gaia latiendo en sus corazones. Aunque tú la has vuelto a encontrar, le has sonreído y la has dejado pasar como una armonía agradable en tu mente, nosotros nunca hemos dejado de cantar con ella. Es eso lo que significa sentir lo que sentimos: saber que no somos diferentes de un árbol, de un arroyo; no nos consideramos separados de la naturaleza y creer lo contrario es convertirte en una enfermedad para el mundo. ¿Por qué alguien querría creer que está por encima de todas las cosas? Preferimos sangrar todos los sueños de nuestras venas que pasar un minuto separados de la naturaleza, a la que le debemos todo.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#18

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Sep 2019, 18:01

Imagen

AHORA
Y todo esto nos trae al final. Nuestro número se reduce, y sentimos que la tierra nos llama con dolor. Las hadas se destruyen unas a otras en Concordia y otros lugares. La nueva locura se llama tecnología e internet y todo eso. Permanecemos tranquilos en nuestros Henge, sintiendo el latido del Glamour y sus corrientes circulando deprisa, y quizás pronto todos seremos Deshechos.
Pero ése es uno de los rasgos que nos convierten en lo que somos. Desde los primeros días de la humanidad nos han visto como quienes mueren para renacer de nuevo, quienes sobreviven incluso en los días más duros, oscuros y fríos. Quizás si tuviéramos fe en nosotros para poder marcharnos como hacíamos en la juventud del mundo, si permitimos que la Banalidad cubra las semillas de nuestros sueños como un manto de nieve, finalmente la humanidad regresará a la tierra que ha abandonado, y provocará el deshielo fresco de nuestro poder. No sé qué hará falta para que ocurra, o si llegará a ocurrir algún día.
A algunas hadas les preocupa en qué se reencarnarán al morir, pero nosotros sabemos que siempre hemos estado unidos a la rueda de las estaciones; lo que nos preocupa es si esa rueda continuará girando. Es una extraña sensación contemplar los bosques por la tarde y sentir que eres el único que se preocupa de ellos.
Pero sólo soy un viejo gris, al que los años y los pensamientos se le han llevado la energía. Vete y habla con otros jóvenes como tú y posiblemente escuches una historia completamente distinta. Pero ni siquiera me queda esperanza de que esta charla te haya proporcionado sabiduría. Te diré que...no creo que me quede tiempo para volver a hablar tanto, mientras la luz desaparece en el oeste siento que las últimas hojas caen de mi corona. Así es nuestro camino. Así que simplemente deja que te desee buenas noches y deja que me prepare. ¿Puedes sentirlo en el aire? Es el frío que viene; doy la bienvenida a la noche. Muy pronto no quedará nada de mí, pero de alguna forma, te prometo que nos volveremos a encontrar.
Quizás más pronto de lo que piensas.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#19

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 12:52

CAPÍTULO DOS: EL PARTIDO VERDE

“Ven por las colinas a la tierra
donde la fantasía es gratis.
Y párate donde las montañas
se encuentran con el cielo
y las rocas llegan al mar.
Donde los ríos corren claros
y el helecho es oro al sol.
Y las preocupaciones del mañana
deben esperar a que este día haya terminado.”
-Canción tradicional


PERSONAS SENCILLAS Y NATURALES
El bosque aguarda en silencio. Sin embargo, a medida que el viajero se adentra él comienza a dar trazas de actividad. Varias figuras envueltas en diversos tonos de verde se acercan, y los Ghille Dhu reciben a uno de los suyos, dispuestos a compartir la sabiduría que el Linaje ha compartido durante milenios. Se intercambian saludos, palabras amables, e incluso algunos presentes sencillos, y tras unos momentos de distensión, uno de ellos toma la palabra y comienza:

Imagen

LA CORTE LUMINOSA
El Hermano Espino, Sacerdote de Cernunnos, habla de su herencia Lunosa:
Puede parecer natural que muchas gente de nuestro Linaje prefiera el orden general y el encanto de la Corte Luminosa. Es un legado que surge de la vida, la creatividad, la nobleza y todas las cosas buenas...o eso parece. Pero la realidad es que ninguna de las Corte recibe nuestra completa alianza: en los días antiguos, la Corte que gobernaba estaba determinada por las estaciones, y nosotros seguíamos ese ciclo. Sin embargo, en estos días y época, cada quien debe seguir su propio corazón, y aunque he elegido la senda Luminosa, no pocos de mis compañeros se declaran Oscuros. No importa, pues compartimos objetivos similares y en general nos llevamos bien. En lo que diferimos es en la forma de cumplir nuestro deber, y qué virtudes respetamos. Dejadme que os ilumine...

MUERTE ANTES QUE DESHONOR
Nunca me gustó este principio, y todavía es considerado como el principal de la sociedad Luminosa. Posiblemente porque no me gusta mucho moverme en medio de esa sociedad. La muerte es un espectro constante sobre nuestras cabezas y tenemos responsabilidades importantes que no podemos abandonar. ¿Deberíamos sacrificarnos y dejar que se pierda todo lo que depende de nosotros por un ridículo código de lealtad o vanidad? Por supuesto que no. Pero te diré lo que significa para mí: Preferiría a morir a que alguien se interponga entre mí y el conocimiento y los rituales que protejo. Preferiría morir que permitir que alguien contamine el hogar de mi gente, y de buena gana que interpondría ante cien espadas si eso significara que uno de los míos podría hacer cosas más grandes que yo. Ése es nuestro honor, y por ese código -no el vanidoso feudalismo de los Sidhe- daría mi vida. Pero para nada estoy deseando morir, ¿entiendes?

EL AMOR LO CONQUISTA TODO
Bueno, más o menos. El amor es una creción noble, y es que los nos permite hacer nuestro trabajo. Si no amamos lo que hacemos, ni amamos el planeta en que hemos nacido, no seríamos tan buenos en lo que hacemos, ¿verdad? Creo que el amor aparece en muchas formas diferentes, y aunque el amor romántico y sus versiones cortesanas son realmente poderosos, el amor que pones en tus acciones también lo es. Amar de verdad lo que haces te permite impedir que tu vida se vuelva Banal. Si los demás pudieran sentir lo mismo...el amor lo conquistaría todo si todo el mundo lo llevara en sus corazones en igual medida, pero trágicamente, vivimos en un mundo desigual. Por lo menos, ése es mi punto de vista.

LA BELLEZA ES VIDA
Me atrevería a decir que es demasiado suerto, aunque todo es subjetivo. He oído hablar de Sidhe que durante la Edad Mítica se dedicaban a destruir todo lo que consideraban feo, desde criaturas recién nacidas en la naturaleza a infantes humanos con alguna deformidad. ¿Pero acaso esas criaturas no eran hermosas para sus madres y familias? Puedes darte cuenta de que estos tres principios están interconectados: a menos que algo te parezca bello, te resultará imposible amarlo. Y a menos que ames algo profundamente, te resultará imposible protegerlo como es debido. Y si es destruido debido a tu indiferencia o cobardía, entonces habrás cometido un gran error, y un poco más de belleza -por no decir, vida- habrá desaparecido del mundo. Los Ghille Dhu cuentan cómo el mundo natural es la esencia de la belleza, y en un sentido muy real, es vida para nosotros. Sin embargo, cada Linaje tiene su propia fuente de belleza y sería estúpido pensar que cerrando las fuentes de los demás porque no son hermosas a nuestros ojos el mundo sería mejor y no perjudicaríamos a alguien en el ciclo de la vida.

NUNCA OLVIDES UNA DEUDA
La cuestión es: ¿significa que siempre recordemos pagar nuestros deudas o que siempre nos aseguremos de recordar las deudas de las demás? La verdad es que ambas cosas. Quizás una cláusula compleja y curiosa, pero tenemos largas memorias y seguimos este principio porque no podemos evitarlo. Nuestras vidas consisten en el pago de una deuda: servimos a la Tierra que nos trajo a la existencia y solemos proteger a los humanos que de forma similar nos dieron forma. Pero también esperamos que los demás paguen esa deuda y sean conscientes de ella. No es que seamos demasiado quisquillosos, pero los humanos de estos tiempos son completamente descuidados cuando se trata de cuidar a su Madre. Bastaría con algo tan nimio como tirar la maldita lata de aluminio en el cubo de reciclaje. Nosotros creamos colosales obras de hermoso Glamour y ellos creen que les resulta difícil recordar cómo hacerlo. Su deuda se acumula, y como dice este principio, continuaremos recordándosela como recordamos la nuestra.
Creo que estos principios no son tan difíciles de seguir. Pero quizás a mis compañeros Oscuros les gustaría sacar a relucir un poco de su filosofía...

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3232
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#20

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 12:53

Imagen

LA CORTE OSCURA
Brid McManus, una Rebelde bohemis, filosofa sobre el camino de los Oscuros:
Bien, bien, no es que tengamos un problema con la Corte Luminosa. Como cualquier Ghille Dhu Luminoso te diría, las divisiones más importantes son las que se encuentran entre primavera y verano, otoño e invierno: La Rueda del Año. Pero algunos de esos Sidhe y sus lacayos Plebeyos se obsesionan demasiado con la caballería y los códigos legales, ¿y quién tiene tiempo para eso?
Desde luego yo no. En conjunto, todo lo que necesitan es relajarse. Y puede que pienses: “oh, ¿Y entonces a qué se dedica un Ghille Dhu oscuro? ¿A plantar flores sin ton ni son?” ¿Y a quién es mejor preguntar que a alguien que se conoce a sí misma?

EL CAMBIO ES BUENO
¡Por supuesto! Vivimos nuestras vidas siguiendo patrones de cambio, un ciclo que se renueva constantemente. ¿Qué sería de nosotros sin cambio? La paradoja es que si consideras que este ciclo es demasiado rígido y lo rompes, y entonces te dedicas a vivir tu vida en completo caos y anarquía, ¿No se consideraría también un estado constante y estancado de caos? (¿Pensaste que como soy hermosa y descarada no tengo suficiente cerebro? Puedo debatir de filosofía tan bien como cualquier hada, gracias). Así que tratemos de encontrar un feliz punto medio. Mantenemos el camino de las estaciones, y nos adaptamos en un parpadeo, y jugamos con el tiempo para que el mundo se siga moviendo...el cambio es vital, pero debe templarse con estructura. De otra manera todo se cae en pedazos; mira cómo envejecemos ahora, pasando de una estación a otra demasiado rápidamente. Es el resultado de jugar demasiado con el caos. Estoy segura de que más de un Linaje podría contarte una historia parecida. Pero desde luego, no puedes seguir el mismo camino para siempre...hemos sido separados de nuestra Rueda y sufrimos las consecuencias.

EL GLAMOUR ES LIBRE
Déjame explicarte algo absolutamente vital que debes comprender: sin Glamour, se acabó. Todo. Sin clímax, sin desarrollo, sin final. ¡Puf! No más hadas. Y lo que los relamidos Luminosos no entienden es que a veces tienen que inclinarte y ensuciarte las manos para seguir adelante. Piensa en el Glamour como en un río, fluyendo felizmente. Está bien y es bueno inspirar a algunos mortales: piensa en ello como si desbloquearas sueños, limpiando la maleza que impide que el río discurra como debe. Pero a veces tienes que meterte con un cubo y llenarlo para no morirte de sed. Y sí, interrumpes la corriente, pero para rejuvenecerte y que no te mueres, para que puedas seguir regenerando la corriente otras diez veces. Un pequeño río de Glamour bien cuidado no va a servir nada excepto para el hada que se vincula a él, y nosotros intentamos regar el mundo entero. ¡Por lo tanto, libera el Glamour! ¡Inunda el paisaje! Yo preferiría morir ahogada que sedienta.

EL HONOR ES UNA MENTIRA
No te equivoques. No odio a los Luminosos. Simplemente creo que varios son retrógrados caducos, que merecen que les arranquen un ojo o dos. El honor no siempre es una mentira. Solía ser una forma muy orgullosa y noble de vivir tu vida, sacrificándote por los demás, y bla, bla, bla. Sé que nuestros compañeros Luminososo insisten mucho en que el honor es muy personal, y que protegen la naturaleza contra sus enemigos, lo que les da el derecho a actuar como pomposos y capullos Sidhe. Sin embargo, te diré la verdad hasta donde nuestro Linaje está involucrado: el honor ha muerto. Murió cuando las primeras fábricas comenzaron a vomitar humo negro sobre los campos negros, o cuando los ferrocarriles comenzaron a atravesar las montañas, o cuando los bebés comenzaron a morir cada año. Entonces el honor murió y se convirtió en una cuestión de supervivencia. Dicen que si renunciamos a los que nos hace nobles y honorables frente a la destrucción no somos más que animales cobardes. Yo les digo que me llamen todo lo que quieran, porque cuando las nieves más espesas nos cubran, yo estaré entre los listos que sobrevivirán hasta la Primavera.

LA PASIÓN ANTES QUE EL DEBER
Pero eso no significa que descuide mi Henge, o que permanezca impasible cuando veo cómo la naturaleza es destruida. Simplemente no me comporto estúpidamente. Si un bulldozer está arrasando un bosque, no me pondré delante de él con los brazos en alto, pronunciando una proclama vacía. Pincharé neumáticos; me uniré a un grupo ecologistas y conseguiré que cien mortales se encadenen juntos frente a las máquinas; pondré un poquito de magia en sus cabezas. La pasión es lo que debería impulsarlos, no una moral anticuada. La pasión es un fuego que debemos alimentar. Todo está interconectado: el Glamour mantiene el horno encendido, y sin las cadenas del honor, somos capaces de provocar cambios y generar más Glamour para que siga encendido. Así funciona la supervivencia. A muchos Plebeyos Luminosos les han lavado el cerebro para que crean que siguen el sistema porque es “lo correcto”, pero sin gustarles, sin pasión, y por lo tanto nunca alcanzarán el tipo de vida gloriosa al que podemos aspirar.
Espero no haber sonado demasiado egoísta. Cada uno de nosotros, Luminosos y Oscuros, nos pintamos con estos colores, pero al final, somos hadas. Hemos coexistido antes; podemos volver a hacerlo. Tengo muchos amigos Luminosos y sabemos cuándo no hablar de política en nuestras reuniones. No suele terminar bien. Más que enfadarnos, creo que nos miramos unos a otros con lástima y diversión; pero cuando comienza a llover mierda, estamos todos ahí para ayudarnos, Ghille Dhu con Ghille Dhu, y hadas con hadas. Eso es lo que significa ser Kithain: un Parlamento de Sueños para defendernos a todos.

Editor completo

Volver a “Changeling”