[Recurso] Libro de Linaje: Ghille Dhu

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#21

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 15:48

Imagen

PRIVILEGIOS Y FLAQUEZAS DE LOS GHILLE DHU

TODOS LOS ASPECTOS
Conociendo y comprendiendo su conexión con la naturaleza y la Madre Tierra, los Ghille Dhu son capaces de cosechar Glamour no sólo de la creatividad e inspiración de los humanos, sino de la propia energía de la naturaleza en estado puro: de los árboles, de las plantas, de la tierra misma y del agua. Por supuesto, el Legado de cada Ghille Dhu determina su manera de cosechar el Glamour; algunos Ghille Dhu prefieren alimentarse de la energía natural, considerando que los humanos están “contaminados” mientras que otros prefieren no sobrecargar a la Madre Tierra innecesariamente, prefiriendo tomar la inspiración humana. En cualquier caso, tanto la naturaleza como la humanidad están a disposición de los Ghille Dhu a la hora de recoger Glamour.

GIRA LA RUEDA (INFANTILES – PRIMAVERA)
Los Infantiles Ghille Dhu conocen bien los giros de la Rueda del Año y el azar, y de alguna manera confían más en la intuición y la espontaneidad para ir a donde quieren.
Sistema de juego: Los Infantiles Ghille Dhu pueden volver a repetir cualquier tirada, sin necesidad de gastar un punto de Fuerza de Voluntad, una vez por historia.

ROSA Y ROBLE (REBELDES – VERANO)
A los Ghille Dhu les gusta afirmar que es la naturaleza la que los viste, y como la naturaleza son bellos y fuertes. Se trata de una belleza primaria, natural, algo que atrae instintivamente a quienes lo observan, mientras que la fuerza es una manifestación de la naturaleza de la tierra sobre la que caminan.
Sistema de juego: Los Rebeldes Ghille Dhu adquieren un punto de Apariencia y otro de Fuerza, aunque eso incremente su puntuación por encima de cinco. Este Privilegio es efectivo tanto en la forma feérica del personaje como en la mortal.

SABIDURÍA DE LA EDAD (GRUÑONES – OTOÑO)
Los ancianos Ghille Dhu no sólo están conectados con la naturaleza, sino que adquieren una mayor conexión mística con el Ensueño y sus ciclos, percibiendo los cambios a través de los espacios naturales donde el Ensueño es más poderoso, y adquiriendo sabiduría e información insospechada a través de la telaraña natural que une todo.
Sistema de juego: Una vez por historia, un Ghille Dhu puede hacer una pregunta relacionada con hadas y duendes. Debe realizarla en un lugar natural, como un sitio en el que se pueda cosechar Glamour (¡No sirve la maceta de un centro comercial!). Una tirada con éxito de Fuerza de Voluntad les concede una respuesta del Ensueño. Una simple pregunta de “sí” o “no” tiene una dificultad de siete; preguntas más complicadas tienen una dificultad mayor. Un fallo significa que el Ensueño no proporcionará más respuestas sobre ese tema particular, sin importar lo bien que estén formuladas las preguntas. En general, esta habilidad puede ser utilizada una vez cada ciclo lunar. La dificultad se incrementa en uno por cada uso adicional. Se dice que utilizar esta habilidad en exceso es especialmente peligroso y el resultado es la desaparición repentina del Ghille Dhu que se atreva a desafiar esta tradición.

EL BESO DEL INVIERNO
Desde sus inicios los Ghille Dhu siguieron el ciclo de las estaciones, y el crecimiento de la Banalidad en el mundo ha acelerado esta conexión de forma descontrolada, envejeciendo a los Ghille Dhu de manera prematura.
Sistema de juego: Cada vez que un Ghille Dhu sufre una Muerte Quimérica envejece automáticamente hasta su siguiente Aspecto (Infantil-Rebelde-Gruñón; Primavera-Verano-Otoño). Además, cada vez que el personaje adquiere un punto permanente de Banalidad debe efectuar con éxito una tirada de Glamour (a la misma dificultad que su nivel actual de Banalidad) o pasará al siguiente Aspecto. Este rápido envejecimiento sólo afecta a su semblante feérico, no a su forma mortal. Si el Aspecto feérico del Changeling ya es Otoño, su ser feérico muere. No existe manera de que un Ghille Dhu rejuvenezca. El espíritu del duende se marcha, hasta que renazca en otro cuerpo.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#22

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 15:50

Imagen

LA RETRIBUCIÓN
Al anciano de su isla, Coshagh Darrag, le preocupan menos los mezquinos intereses de las Cortes, que considera paparruchas:
Existen muchas cosas en las que Luminosos y Oscuros no están de cuerdo. Cómo conseguir Glamour, cómo comportarse en la vida cotidiana, cuáles deberían ser los objetivos de una Búsqueda...y otras. Pero la mayoría de las hadas -y los Ghille Dhu no son una excepción- defienden el más importante de los códigos, la Retribución. Puedes cacarear todo el día sobre si el cambio es bueno o no, o si el amor es esencial, o sobre la naturaleza del honor, o de todo lo que quieras. Pero cuando llega la hora de la verdad, estos seis pequeños principios son los que guían nuestras interacciones con los mortales y entre nosotros, o por lo menos deberían hacerlo. Los Sidhe son quebrantadores descarados, lo que resulta divertido teniendo en cuenta que fueron ellos quienes los crearon. Pero déjame que te cuente cómo interpretamos sus mandamientos...

EL DERECHO A LA HEREDAD
Bien, la verdad es que no tenemos nobles. E igualmente es verdad que nos importan un ardite quienes digan que son nuestros señores. ¿Y entonces para qué sirve? Los Sidhe se dedican a pisotear este principio considerándolo una carta blanca para hacer lo que quieran a quieran, mientres se encuentre en “sus” tierras y se niegue a besarle el culo a Su Pomposa Señoría. Se presentan en nuestros Feudos y comienzan a ladrar órdenes. Me encanta señalarles que el Derecho a la Heredad realmente sólo se aplica a la nobleza, y por lo tanto como no somos nobles no tienen ningún derecho sobre nuestra propiedad, así que lo mejor que pueden hacer es largarse.
Entre los Ghille Dhu, cada Ghille Dhu, la relación es sencilla: si tienes un Henge, lo tratas correctamente y lo proteges, lo defiendes de sus enemigos y juzgas a todas las cosas en función de tu respeto a la tierra. A cambio la tierra te protegerá. Es una relación mucho más directa que toda esa tontería de vasallos y lealtad feudal, ¿verdad?

EL DERECHO A SOÑAR
Hasta hace poco, habría insistido mil veces en este principio. No es que nos dediquemos a Inspirar y Saquear como locos por todo el campo, que si somos técnicos, es una violación de este principio. Después de todo, hemos sido bendecidos con la habilidad de cosechar Glamour de la propia tierra. ¿Para qué necesitamos jugar con los sueños de los mortales? El problema con esta ley es que en las últimas décadas los sueños mortales se han vuelto cada vez más modernos y cosmopolitas. Pocos de ellos están relacionados con la belleza inmaculada de la naturaleza que tanto nos esforzamos por proteger, y cuando lo hacen, normalmente tiene algo que ver con construir una cabaña o una mansión en el campo o algo así. Así que aunque de vez en cuando nos dediquemos a inspirar a un humano aquí y allá, simplemente para mantenerlo en contacto con la naturaleza y quizás porque es mejor que los humanos tengan algo más que sueños de asfalto y cemento. Resulta difícil cuando esos sueños primarios desaparecieron en tiempos antiguos, pero nos quedó la capacidad de cosechar de la naturaleza para compensar -y puede que ahora eso también esté amenazado por la desconsideración de los mortales.

EL DERECHO A LA IGNORANCIA
La prohibición contra el Encantamiento perdió casi todo su sentido de ser el día en que emprendimos la Senda del Changeling. ¿Renacemos en cuerpos humanos y emergemos de nuestras Crisálidas para terminar abandonando todo lo que aprendemos en esta vida o nos arrojamos contra la Banalidad para guardar nuestros secretos? Me temo que no podemos hacerlo. Antes o después, alguien terminará recibiendo un toque de Glamour: un amigo, un padre, un amante, un hijo. Y cuando he dicho que los Ghille Dhu pueden inspirar a unas pocas personas elegidas para que recuperen su amor por el mundo, normalmente lo hacemos imbuyéndolos con Glamour (El verde brilla mucho más cuando están Encantados). Por otra parte, estoy de acuerdo en que no deberíamos revelarnos en masa a la humanidad. Nos perseguirían y después la Banalidad acabaría con todos nosotros para siempre. Así que debemos mantener un delicado equilibrio entre no revelar demasiado y compartir nuestro amor por la naturaleza. ¿Comprendes?

EL DERECHO AL RESCATE
Posiblemente nos tomemos este principio más en serio que cualquier otro Lianje, pues es el que nos da más problemas. Tenemos una orden entera dedicada a rescatar a nuestros ancianos perdidos -¡y jóvenes!- de las fauces de la Banalidad. Demasiadas hadas refunfuñan y dicen que es una pérdida de tiempo. No se dan cuenta de que las almas feéricas raramente renacen de nuevo del Ensueño: vuelven a nacer, reencarnándose una y otra vez en la Rueda de la Vida, pero la Banalidad detiene los ejes de esa rueda. Las hadas perdidas significan menos hadas, y para nuestro Linaje necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir. Así que rescatamos a todos los que podemos de nuestra familia, e incluso a los de otros Linajes cuando tenemos ganas y estómago (Confieso que los Sidhe raramente atraen mi atención, pero son mucho más susceptibles al frío de la Banalidad, así que suelo hacer excepciones con los que se muestran educados y amistoso). Sin embargo, cuando has rescatado a esas hadas, habitualmente se encuentran débiles por las experiencias sufridas; ¿qué curación hay para ellos? ¿Retirarnos a nuestros Henge y contemplar con los ojos abiertos como la Banalidad se acerca cada vez más?
En resumen, este principio significa que debemos recuperar a nuestros compañeros perdidos y contraatacar.

EL DERECHO AL REFUGIO SEGURO
A menudo damos la bienvenida a los viajeros en nuesros salones, mientras muestren el mismo respeto que nosotros. Dimos refugio a los Plebeyos en tiempos de necesidad y guerra cuando nos lo pidieron, pero aparte de huir de la Banalidad o requerir nuestros talentos únicos, ¿qué razones tienen para llamar a nuestras puertas y qué razones tenemos para abrírselas? Nuestros Henge son lugares aislados, y preferimos que sigan siéndolo. No puedo decir más sobre el asunto.

EL DERECHO A LA VIDA
Muy bien, volvamos a ello: el Derecho al Rescate es tan importante como éste. Y por lo general cada Linaje también lo cree así (excepto, por supuesto, unos pocos arrogantes Sidhe). La Banalidad detiene la Rueda de la Vida, pero la muerte -y lo peor de todo, la muerte por hierro frío- directamente la rompe en pedazos. No nos queda esperanza si nos dedicamos a matarnos entre nosotros, o permitimos que otros mueren, eso es permitir que el Glamour desaparezca del mundo poco a poco. La mera idea de asesinar a otro es anatema, y menos a otras hadas, salvo quienes hayan cometido los peores crímenes o se dediquen a destruir sin control y no puedan ser detenidas de ninguna otra manera. El Glamour es precioso, pero no al precio de permitir el caos descontrolado. A menos que se cruce esa línea, lo único que nos resulta tan valioso como la propia tierra, somos nosotros.
Espero haberte iluminado cuál es la perspectiva de los Ghille Dhu sobre la Retribución. La verdad es que no creo que nuestras ideas sean tan diferentes, aunque otras hadas nos consideren extraños y diferentes. Quizás deberíamos acudir con más frecuencia a la corte...me gustaría, pero...bien...me temo que es un lugar terriblemente aburrido. Prefiero dedicarme a meditar en los campos en cualquier momento. Por supuesto que puedes venir. ¿Has visto? El Derecho al Refugio Seguro en acción. Qué líder tan generoso soy.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#23

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 16:15

Imagen

POLÍTICA
“Interésate por la política o se interesará por ti.”
-Ralph Nader

Bríd McManus describe asuntos mundanos mientras preparar un cóctel de productos tóxicos:
No sé si has estado últimamente en un Parlamento de los Sidhe, chico, pero si no has estado, te contaré lo que necesitas saber: Aburrido Como la Mierda. Se dedican a Hablar y Hablar sobre la Retribución y la última Búsqueda Épica y la Santidad del Ensueño, bla, bla, bla. Sólo el Señor Cornudo sabe cómo todavía no se han deshecho en pedazos con tanto aburrimiento banal.
Puede que pienses que es un poco extraño que una chica Ghille Dhu, entre todas las criaturas, esté más interessada por la política mortal que en dónde conseguir el siguiente trago de Glamour u otras preocupaciones feéricas. Permíteme asegurarte que tengo más de medio cerebro debajo de este -si puedo decirlo- fabuloso y espléndido físico esmeralda. Estudié cursos de filosofía política en la universidad antes de dejarla el semestre pasado. ¿Por qué? Porque todos los profesores eran unos cerdos machistas que no podían pensar más allá de lo que decían los libros. Por eso.
De todas formas tiene sentido si lo piensas en la manera en que varios de nosotros participamos en el debate político. Lógicamente a los demás Kithain no les preocupa mucho su bienestar mientras la humanidad siga soñando Glamour a su alrededor: la gente siempre necesita risas y esparcimiento, y para eso se hicieron los Pooka. Siempre tendrá miedo de la oscuridad y lo desconocido, ideal para los Sluagh. Siempre soñarán con el liderazgo de los Sidhe, el ansia de viajar de los Eshu y la fascinación por la tecnología de los Nockers.
Pero el Sueño de la Tierra está desapareciendo rápidamente, y por lo tanto, la mejor defensa es una buena ofensiva, y debemos llevar la batalla a su propio campo. No es sólo una cuestión de salvar el medio ambiente, es salvar lo que somos. Por eso te encontrarás a muchos de nosotros merodeando por las ciudades, preparando manifestaciones y protestas y participando en ellas, poniendo demandas y pleitos por una u otra razón, y desde luego, hasta asistir a la universidad para conseguir algo de conocimiento y hacer cambios de verdad en el sistema.
El problema es que no estamos hechos para este tipo de cosas. Los Nockers y Redcaps tienen espacio de sobra, pero en su naturaleza está actuar sin dirección. Nosotros participamos en el debate político por necesidad, pero no tenemos resistencia para soportar la Banalidad y terminamos Deshechos o escapando a las colinas para encontrar algo de paz en nuestras almas.
No hace falta decir que los Partidos Verdes y ecologistas en conjunto reciben nuestros votos. No es que seamos votantes especialmente interesados, pero cuando un candidato dice: “¡Respetad la Tierra! ¡Salvemos nuestros bosques! ¡Menos contaminación!”, obviamente lo considero un aliado. Otros Ghille Dhu quieren menos tecnología, algunos quieren más derechos civiles, algunos quieren una cosa y otros quieren otra, pero por lo general solemos mirar hacia la izquierda en nuestro espectro político, salvo algunos viejos resentidos.
Europa es el mejor lugar para nuestro debate político; hay muchas personas de nuestro lado en muchos países, incluso en la querida y vieja Escocia, aunque últimamente nos hemos quedado sin suerte allí. Los Estados Unidos son un lugar más duro y difícil. Hay mucha gente opuesta a nuestros objetivos. Apoyaremos a cualquier candidato que consideremos que apoyará mejor nuestros intereses, y en los lugares donde los ecologistas no tengan representación, habrá un hombre o una mujer que quiera limpiar los parques y las calles, mejorar las condiciones de vida de los niños, proclamar un día para plantar árboles y otras iniciativas. En las ciudades pequeñas normalmente podemos inspirar y marcar la diferencia, y te sorprendería cómo pueden cambiar los “partidos” cuando un candidato tiene que convencer a menos de mil personas. Cuando todo el mundo se conoce por el nombre, tienes los principios para trabajar en igualdad y cooperación.
Quizás el mundo se haya vuelto demasiado grande para nosotros. Todavía no puedo creer lo que veo cuando voy a una ciudad como Londres o París y veo millones y millones de personas, moviéndose por las calles sin cuidado, y la política es una fuerza gigante bajo la superficie que sólo asoma su cabeza de vez en cuando, aunque tenga la capacidad de sacudir el mundo. Así que tienes que acariciarle el cuello como un animal, mimar a un lado y al otro, de modo que cuando se levante y gruña impulsado por los votos, quieras que vaya en determinada dirección. Así es como ganas terreno...o lo pierdes.
Lo siento. Nunca he sido buena creando metáforas; soy una chica de acción. Pero eso es lo que pienso sobre la política: cuando la política es lo que controla el mundo, y el mundo es lo que determina tu superviencia, harías bien en aprender como controlar la política. Y aprender bien.
Y cuando la política falla entonces puedes recurrir a, bien, acciones más drásticas. Pásame esa botella de ahí. Eso es, la que tiene calaveras y huesos por todas partes. Ah, y no aspires demasiado el vapor, ¿me has entendido?

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#24

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 16:40

Imagen

RELIGIÓN

El Hermano Espino predica en voz alta:
Como bien dices, creo que nos resulta difícil ser religiosas. Oh, cierto, antes de que despertara para conocer lo que soy, era un feligrés normal; a mi madre no le hubiera gustado que no fuera así. Pero existe una transformación de tus creencias y de la forma en que ves el mundo que surge con la transformación de tu cuerpo en la Crisálida. Los humanos se muestran inseguiros hacia las corrientes de creencia que los rodean. Sospechan que puede haber algo ahí, pero no tienen la valentía ni la habilidad para percibirla. Somos únicos porque incluso cuando somos Infantiles sabemos que en el mundo hay más de lo que se aprecia a simple vista, de una forma que pocos creyentes pueden apreciar; cuando atravesamos la Crisálida, todas nuestras certezas se justifican. ¿Pero cómo podemos mantener viva nuestra propia creencia?
Entre los Ghille Dhu, la Historia y la Tradición son fuerzas poderosas. Conservamos las Costumbres Antiguas, con letra mayúscula (algunos de los demás Kithain se ríen y burlan de nosotros a nuestras espaldas, pero da igual). Cuando sabes que hay algo más en el mundo que lo que has visto hasta el momento, tienes que creer que existe una fuerza que lo guía detrás, un orden en el caos. No estoy hablando de la Banalidad, que impone forma a lo que no debería tenerla, pero estoy en contra de la idea de que las hadas deberíamos ser criaturas de vida y energía completamente libres, alzándonos del Ensueño para volver a él. Si no tuviéramos algo de inteligencia para crear un par de reglas, nunca habríamos conseguido convertirnos en lo que somos, y si quieres llamar a esa inteligencia Dios, los Tuatha, o algo completamente distinto e indefinido es asunto tuyo.
Resulta divertido cómo se mezclan las historias. Los Sacerdotes de Cernunnos las mantienen tan puras como es posible, pero ni siquiera nosotros sabemos mucho más de la verdad que el conocimiento antiguo. Los Tuatha nos despertaron de la materia pura de los sueños sin diluir, dieron forma a nuestras costumbres y nos guiaron a los sueños de los mortales como embajadores en el Mundo del Otoño; caminaron sobre la tierra y las historias los siguieron a su paso; y cuando terminaron desaparecieron, y cuando los dos mundos comenzaron a separarse, dejaron sólo lugares encantados y templos extraños. Y parecen una apuesta tan buena como los señores del orden que he mencionado. No sólo estuvieron aquí: les hemos dado nombres irlandeses por conveniencia, pero la verdad es que viajaron por todo el mundo, siguiendo caminos que no conocemos.
Así que supongo que para los Ghille Dhu la religión no es una cuestión de devoción a algo que no podemos ver ni experimentar. Sabemos, y eso crea un tipo diferente de fe: una creencia basada en el respeto, la memoria, la moralidad y la tradición. En mi grupo nos llamamos Sacerdotes, pero no buscamos conversos, ni tenemos un libro sagrado ni una doctrina sobre el más allá. Ofrecemos sacrificios a nuestro Señor Cornudo en su forma terrenal, honrándolo a través de nuestras acciones. Rezamos con la esperanza de que pueda escucharnos, y nos ayude en nuestro dolor, aunque honestamente creo que duerme muy profundamente. Existen religiones mortales que siguen las mismas creencias -tengo muchos amigos Soñadores que son neopaganos o sintoístas- pero la mayoría suelen distraerse preocupándose por lo que hay más allá, en lugar del aquí y el ahora.
¿Somos un pueblo creyente? Desde luego. Pero nuestra fe es nuestra acción, no una creación separada que está por encima de nosotros; lo que creemos guía cada paso y movimiento que damos. Yo no camino por el bosque sin saludar a cada árbol y flor; no hablo sin pensar en qué bien pueden ofrecer mis palabras. Así es cómo vivimos, y nuestra última esperanza de conservar lo que queremos. Y si todo el panteón de los Tuatha está escuchando, pregunto educadamente, cada vez que puedo, y les pido que vuelvan y traigan algo de luz para que todo el mundo vea.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#25

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 17:14

Imagen

CULTURA

Una pariente lejana de Galicia (de camino a Concordia), llamada Casandra Sangría, ofrece tímidamente su opinión:
Sí, por supuesto. A menudo me pregunto: “¿Qué estoy haciendo aquí? ¿De qué sirve?” mientras observo, pongo avisos y reparto bolsas de tela en el supermercado...ya sabes, el calentamiento global sigue descontrolándose. La basura se acumula y el agua está sucia, los peces se mueren...¿De qué sirve? Es muy triste cuando incluso mis compañeros Kithain me hacen esa misma pregunta. Algunos Ghille Dhu prefieren esconderse en los Henge, realizan sus rituales e ignoran el mundo real, protegiendo sus pequeños terruños y despreocupándose del resto. Yo creo que es una actitud egoísta y estúpida y a veces me escuchan. Y a veces no.
¿Pero cuál es la alternativa? ¿Dejar que el mundo se vuelva gris y marrón, que el aire se convierta en humo, que el agua se convierta en lodo, que todo se muera y que los árboles sean sustituidos por rascacielos? ¿Dejar que todo desaparezca así, de golpe? ¡Paf! Somos un pueblo de sueños, esperanza y maravillas, y si desaparecemos, será muy malo. Pero no entiendo por qué mis compañeros de Linaje pierden la esperanza. Dicen que el Sueño Verde se muere o que hace mucho tiempo que murió. Dicen que murió cuando los humanos comenzaron a construir casas y a domesticar a las plantas.
Yo digo que eso no es verdad.
Cuando miro por mi ventana veo árboles, jardines y flores cuidados con devoción y cariño. Veo maleza detrás de las casas y enredaderas donde los humanos no se molestan en mirar. Escucho pájaros y veo ardillas cuando los coches han pasado, y después de la primera lluvia, cuando sales fuera, puedes oler el Sueño Verde alzándose de la tierra. Mira las obras de todos los pintores y fotógrafos de paisajes. ¡No está muerto!
La diferencia es que los humanos también tienen sus sueños. Cuando los hongos brotan en la corteza de un árbol, ¿qué ocurre? Si el árbol es demasiado fuerte, el hongo se muere; o el hongo roba demasiada savia del árbol, y el árbol muera. Pero quizás aprendan a vivir juntos y el hongo crezca hasta las ramas, dejando pequeños anillos dorados como una escalera. Es...simbiosis. Sí, el Sueño Verde ha menguado, pero no ha desaparecido, y de la misma forma que necesita un espacio, también debe dejar espacio para otros sueños, como el Sueño Humano: Tener control sobre algo de su espacio, manipular algo de lo que ven. ¡Por eso han surgido jardines y parques en las grandes ciudades e incluso en las azoteas! ¡Por eso las familias se van a hacer picnic al campo! ¡Por eso algunas compran terrenos de cultiva! ¡Por eso salen a pasear por el campo el fin de semana, para desconectar! El Sueño Verde todavía es fuerte como una salida del Sueño Humano.
Por supuesto eso no significa que debamos dejar de luchar. Los sueños se agitan e inclinan como árboles en una tormenta; muy a menudo son los humanos, con sus cañerías y asfalto, quienes destrozan la naturaleza. Pero mira la cara de una persona que ven un amanecer entre las colinas, o se sienta en un bosque de abedules. Observa cómo reaccionan ante una fotografía de Ansel Adams o una pintura de Monet. El cambio se percibe primero en los ojos, y después en la boca; ¡no pueden creer que algo tan hermoso exista! Y cuando son conscientes, quieren protegerlo. Por eso hago lo que hago, porque hasta los humanos se niegan a destrozar toda la selva por...no sé, vacas. O se niegan a matar a todos los pájaros porque su canción moleste sus oídos. O se niegan a envenenar todo el agua porque no podrian disfrutar de la playa, y eso es peor que no temer maquillaje y pintura de uñas. Cuando la naturaleza los toca, reciben pasión, pero muy a menudo simplemente se frustran porque no tienen tiempo ni dinero para ayudar.
Yo te digo que comiences por las cosas pequeñas. Usa el cubo de reciclaje, apaga las luces cuando no las usas, cierra las ventanas en invierno...¿Suena estúpido, verdad? Pero estamos tratando de inspirar a la sociedad en la que vivimos, para bien o para mal. Es estúpido pensar que escondiéndose se arreglará las cosas, como es estúpido pensar que dedicar días a recoger la basura del parque nos devolverá los bosques que cubrían la tierra. Pero por lo menos intenta buscar el equilibrio. No me gusta la política. Me gusta que la gente tome las cosas en sus manos para marcar la diferencia, porque es lo que funcionará. Llámame idealista si quieres, pero es mejor que ser una cínica. La mejor forma de verlo es intentarlo, así que he venido preparada: aquí tengo unas bolsas de tela. Cincuenta céntimos y puedes salvar el medio ambiente. Comienza por esa puerta y yo comenzaré por esta...¿estás preparado?
¡Buenos días, señor...!

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#26

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 17:43

SOCIEDADES DE LOS GHILLE DHU

Imagen

LOS SACERDOTES DE CERNUNNOS
La mayoría de los Ghille Dhu consideran que la batalla por el dominio de la naturaleza ha terminado por el momento; todo lo que queda es proteger los trozos de naturaleza que quedan e impedir que sufran más daño, y cruzar los dedos para que el Invierno pase pronto. Pero todavía quedan unos pocos baluartes donde las antiguas tradiciones se mantienen vivas, donde se resiste la modernidad lo mejor que se pueda y se supervisan los márgenes de la sociedad en rincones remotos de Escocia e Irlanda. Los Sacerdotes de Cernunnos constituyen la mayoría de esta facción conservadora, defendiendo una mezcla de ritualismo autodidacta, cosmología tradicional céltica y el uso práctico de la tierra para sostener a su pueblo. La mayoría de los Ghille Dhu más modernos los observan con un poco de tristeza, considerándolos una causa perdida, pero al mismo tiempo los admiran un poco por su devoción pura. Y después de todo, la Banalidad todavía no ha conseguido acabar con ellos.
La estructura de los Sacerdotes de Cernunnos solía ser muy compleja, con grupos de ancianos que enseñaban a los bardos, que a su vez enseñaban a los iniciados extendidos por las Islas Británicas. Sin embargo, cuando su número comenzó a disminuir, quedó sólo un pequeño consejo de hadas ancianas dirigiendo a las demás, ya sea enviando a uno de los suyos como boticario a una ciudad, o como ministrel a otra. Sin embargo, siguen guardando con celo sus misterios y rituales, y aunque la antigua cadena de mando puede haber desaparecido, el misticismo que rodea a la orden sigue siendo muy poderoso. Han cultivado el uso de Glamour y Gremayre, junto con Artes como Primal o Raithe en todo su desarrollo; en algunos ámbitos un Sacerdote de Cernunnos es tan poderoso como hechicero como cualquier de los Sidhe del Círculo de Cristal (Y aunque aceptan Plebeyos entre sus filas si han aceptado su doctrina de respeto a la naturaleza, no se conoce ningún caso en que un Sidhe haya sido aceptado).
Una vez es aceptado, un miembro de la orden recibe el título afectivo de Herne si es varón y de Sheela si es mujer, y lleva un pequeño broche con forma de hoja de roble para indicar su alianza. Por lo general desempeñan sus propias misiones, dedicándose a mantener vivas las viejas tradiciones de armonía con el mundo de los humanos, pero todos se reúnen para celebrar los principales festivales feéricos del año (A menudo organizan las celebraciones en las que los Ghille Dhu y las hadas locales son bienvenidos).
El rasgo principal de la orden es su firme creencia en que Cernunnos, que marcó a los Ghille Dhu de muchas maneras, finalmente volverá reencarnado en el Mundo del Otoño; lo tratan como una figura casi mesiánica. Por encima de todo, los Sacerdotes destacan la importancia del regreso de Cernunnos y la creación de un mundo verde para darle la bienvenida; para conseguirlo se sacrificarán a sí mismos si es necesario...o a los demás.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#27

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 17:49

Imagen

LOS GUERRILLEROS DE GAIA
Un añadido reciente a los Ghille Dhu, los Guerrilleros (habitualmente conocidos como “Rodadores Libres”, “Hierbajos Asesinos” o “Verdecillos”) se han dedicado a la restauración de la pureza y sostenibilidad de la Tierra frente a la creciente industrialización y el cambio climático. De la misma forma que el movimiento ecologista se ha extendido entre la humanidad, estos Ghille Dhu también han decidido tomar el problema entre sus propias manos; los de mentalidad más política se unen a grupos ecologistas, mientras los más radicales se unen entre ellos con el propósito de destruir lo que creen impuesto sobre el orden natural. Especialmente activos en las décadas de 1970 y 1980, en los últimos años el grupo se ha tranquilizado un poco, aunque algunos de sus compañeros (que por lo general contemplan sus actividades con una mezcla de aprobación tácita e incomodida) sospechan que sólo se están preparando para hacer Algo Realmente Gordo.
Aparte de sus lazos con otras sociedades feéricas raciales, los Verdecillos también tienen conexiones con organizaciones mortales, especialmente con el movimiento de La Tierra Primero, el Frente de Liberación de la Tierra, Greenpeace, y varios grupos de sabotaje industrial. Aunque sus aliado feéricos son escasos, la organización compensa su tamaño con una cuidadosa aplicación de Glamour y Artes para conseguir sus objetivos de manera que los humanos no pueden. Unos pocos informes ocultos del gobierno de los Estados Unidos, realizados en lugares de construcción, incluyen descripciones de enredaderas que brotan del terreno para detener máquinas excavadoras, estructuras que fueron destruidas de la noche a la mañana por extrañas tormentas y ciclones y carreteras cortadas por matorrales que resisten todos los herbicidas y que parecen volver a crecer en un momento, incluso con los equipos de mantenimiento mirando.
Los Guerrilleros de Gaia carecen de estructura; por lo general actúan como operativos independientes, en ocasiones en grupos pequeños de tres o cuatro. Dejando de lado las sospechas de una conspiración para apoderarse de la sociedad, no parece haber muchos motivos para sus ataques, aparte de romper máquinas y terraformar lo que encuentran al azar.
Sin embargo, los Verdecillos razonan que deben aprovechar cualquier oportunidad de defender a Gaia. Todas las hadas que se interpongan en su camino son tan culpables como los humanos que han causado la destrucción de la tierra; en el límite de la Restitución, harán todo lo que puedan para eliminar a sus oponentes (y debido a su profundo adiestramiento en las Artes de Primal, Piréticas y Viaje, no son enemigos a los que subestimar).

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#28

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 18:05

Imagen

LOS JARDINEROS DE SERBALES
Aunque los Ghille Dhu, como cualquier otro Changeling, tienen la habilidad de cosechar Glamour de los sueños de lor mortales -y a menudo prefieren los sueños de atardeceres en campos soleados- tienen la ventaja de disponer de recursos en la naturaleza sin contaminar. Lo poco que queda es una fuente de energía fácilmente renovable para el Linaje, que tienen la habilidad única de poder aprovechar la energía primaria de valles y bosques. La responsabilidad de los encantadores y serviciales Jardineros de Serbales es doble: proteger celosamente estos trozos de naturaleza virgen de los extraños, ya sea mediante medios legales o no, y dedicar su tiempo a recorrer su dominio, cosechando el Glamour de la tierra. Han refinado el proceso hasta su máxima eficacia, vagando de una localización a otra siguiendo un circuito fijo que sigue las líneas naturales de energía, sin tomar demasiado de una vez, siempre asegurándose de que el siguiente Jardinero de Serbal que pase consiga reunir suficiente Glamour.
Desde luego esto no impide que otros Ghille Dhu también disfruten de los beneficios de la tierra, pero los Jardineros de Serbales lo hacen hasta el punto de apartarse de los intereses humanos ordinarios de la mayoría de las hadas; su vocación es su responsabilidad. Sin embargo, ese trabajo constante de cosechar Glamour, los sitúa en riesgo de caer en la Locura, que soportan felizmente a cambio del orgullo con que disfrutan de su trabajo. Los más hábiles de ellos a menudo reúnen grandes cantidades de Glamour que almacenan y destilan y distribuyen entre su Linaje, creando Tesoros para protegerse del Deshacer, o fortaleciendo sus santuarios. En el sistema de jerarquía de los Ghille Dhu hasta los sacerdotes y maestros de ceremonias deben mostrar reverencia a un Jardinero del Serbal que pase por su Henge, porque son la sangre vital que circula por el Linaje.
Un Jardinero del Serbal siempre puede ser reconocido por su bastón: una vara entera de madera trenzada, tallada y retorcida sobre sí misma tres veces, a menudo adornada con plumas, frutos, hojas verdes y dientes animales. Aunque los Jardineros no hablan al respecto, suelen llevar Tesoros poderosos con los que protegerse.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#29

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 18:18

Imagen

LOS BUSCADORES DE LA PRIMAVERA
No es un secreto para los demás Linajes, que los Ghille Dhu han sido golpeados con especial dureza por los cambios provocados por la Ruptura. Mientras la humanidad se apartaba de la Rueda del Año, del poderoso patrón del ciclo de las estaciones y de la Tierra, sus sueños se volvieron defectuosos y rotos, una tendencia que terminó reflejándose en los cuerpos de los propios Ghille Dhu. Las sacudidas desiguales de la rueda han trastornado a estas hadas tan sensibles, junto con la marea de Banalidad que se ha vuelto especialmente intensa en estos últimos años. Aunque las estadístias nunca han sido su fuerte, los Ghille Dhu estiman que casi se ha triplicado la proporción de miembros Deshechos y Perdidos.
Los Buscadores de la Primavera están decididos a revertir esta tendencia. Asumiendo el cuarto principio de la Retribución como guía, el Derecho al Rescate, y llevándolo a su significado pleno, han aceptado, con juramentos de determinación, el desafío de localizar, curar y despertar a sus compañeros. Algunos Ghille Dhu han olvidado quiénes son y deben permanecer aislados -a veces a la fuerza- de la Banalidad antes de que se recuerden a sí mismos, un proceso para el que los más temperamentales no siempre se muestran agradecidos. En unos pocos bosques olvidados algunos ancianos se han hundido en la Locura en un intento de resistir el caos que el Invierno ha traído sobre sus tierras, lo que hace que en ocasiones los Buscadores tengan que abrirse camino hasta el Perdido y utilizar la Banalidad como un bisturí pequeño y delicado para detener la locura. Son conscientes de que a veces la solución es complicada o gris, y están dispuestos a hacer lo que sea necesario para restaurar el equilibrio entre quienes deben mantener un equilibrio mayor. Sin sus cuidados, es muy posible que el conjunto de los Ghille Dhu estuviera condenado, tambaleándose entre el Glamour y la Banalidad con más descontrol hasta desaparecer.
Al contrario que la mayoría de los Ghille Dhu, que permanecen en sus hogares la mayor parte del tiempo, raramente aventurándose en otras tierras, los Buscadores de la Primavera viajan por necesidad, mucho más que otras sociedades del Linaje. No siempre limitan sus servicios a los Ghille Dhu Perdidos, y a veces ayudan a otras hadas como pago por el paso y la hospitalidad en un Feudo. Por lo tanto, entre otros Kithain, son uno de los rostros mejor conocidos de los Ghille Dhu.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3589
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#30

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 18:31

Imagen

LOS VIRIDIANOS
A primera vista los Viridianos no son una sociedad de verdad. Son los representantes de los Ghille Dhu ante elr esto del mundo, quienes salen de los bosques para cidar de las ciudades. Diseñan parques, coordinan la restauración urbana, preservan espacios abiertos, combaten la contaminación, defienden el Protocolo de Kioto y se mueven en política con facilidad. Para algunas hadas son una especie de chiste, perdiendo el tiempo con esas cosas cuando los objetivos de su Linaje requieren acciones mucho más directas (habitualmente suelen relacionarse con los partidos ecologistas, lo que también los convierten en un chiste para algunos humanos). Pero ante semejantes burlas, los Viridianos se limitan a sonreír, saludar y seguir su camino.
Pero las acciones de los Viridianos van mucho más allá de lo que otros Kithain, e incluso la mayoría de los Ghille Dhu, sospechan. Antes de convertirse en sabios políticos y diseñadores urbanos eran conocidos en el mundo de la clandestinidad feérica como terribles asesinos, formando parte de una liga conocida como la Zarpa del Mono. Los Viridianos son conocidos por incluir a otros Kithain entre sus filas, mientras estén dispuestos a seguir los objetivos de la orden; en los últimos tiempos han reclutado a algunos envenenadores de la Casa Daireann. Se rumorea que utilizan aplicaciones de Adivinación sutiles para determinar qué líderes, políticos, activistas o figuras religiosas podrían convertirse en un obstáculo, y entonces actúan para “retirarlos.”
Estos actos les han proporcionado los motes de “podadores”, “herbicidas” o incluso “mafia Ghille Dhu”. Por supuesto, a ningún hada que conozca sus actividades se les ocurriría llamarles esas cosas a sus caras sonrientes y bien afeitadas.
La orden se mantienen unida mediante la superstición y juramentos de poder; la membresía es estricta, limitada y muy exigente. Si los jugadores quieren que uno de sus personajes se una a la orden, el Narrador determina los beneficios y las desventajas, excepto que debe adquirir el Defecto: Ojos de Changeling (1 punto) (los ojos de un Viridiano adquieren un color verde brillante después de realizar su juramento final, y apenas se puede ocultar con gafas de sol), a cambio de obtener un punto en el Trasfondo: Contactos para representar sus nuevas conexiones.

Editor completo

Volver a “Changeling”