Libro de Linaje: Ghille Dhu

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#31

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Sep 2019, 18:44

Imagen

LOS CULTIVACABEZAS
La naturaleza influye en la humanidad. Desafía, inspira, provoca miedo y maravilla a la vez. Sin embargo, en su nivel más primario y universal, aísla. Puede apartar a un hombre lejos de los demás y poner a prueba sus capacidades y pensamientos. Desde tiempo inmemorial algunos Ghille Dhu han decidido imitar este papel poniendo a prueba y enseñando a la humanidad. El más famoso de estos Ghille Dhu es el conocido como Caballero Verde, que enseñó a Sir Gawain una lección sobre el temor y el honor. Se desconoce si forma parte de la sociedad que le rinde tanto honor, pero en cualquier caso eso no disminuye la admiración que recibe. Muchos Cultivacabezas incluso adoptan su misma hacha larga en homenaje.
¿Y qué hace un Cultivacabezas para llevar a cabo su tarea? Sencillamente poner a prueba y enseñar, algo que puede hacerse en cualquier parte. Algunos miembros de esta sociedad incluso disfrutan de manera perversa adentrándose en los bastiones más profundos de la humanidad, apartando a sus elegidos de sus comodidades, aislándolos aunque estén rodeados por sus compañerso.
Estos Ghille Dhu pueden encontrarse en cualquier parte y sus métodos son igualmente diversos, recurriendo a la fuerza y la intimidación o a la manipulación sutil y planes ingeniosos, aunque lo primero suele ser más habitual. La unidad de los Cultivacabezas se encuentra es en lo que esperan conseguir mediante sus acciones. En estos días casi todos tratan de inspirar y fomentar lo que consideran las mejores cualidades de la humanidad: amor, honor, coraje, respeto por la naturaleza, empatía y creatividad. Cuando encuentran estas virtudes las incrementan y cultivan. Raramente se habla entre ellos de lo que ocurre cuando sus elegidos carecen de ellas, pero debería recordarse que sus hachas tienen bordes realmente afilados.
Entre ellos los Cultivacabezas se tratan con la misma exigencia y firmeza que a los humanos, si no más. Los jueces deben ser los más dignos de todos. Con frecuencia buscan pruebas y peligros para mejorarse y la mayoría siguen códigos de honor similares a los de los Trols -aunque un Trol no sería capaz de reconocerlos. Los Ghille Dhu Cultivacabezas buscan hombres y mujeres que sean honestos y persistentes y no exigen nada que no se exigirían a sí mismos, algo que consideran natural. La muerte también forma parte del ciclo que conocen, y consideran que hay cosas peores que la muerte.
En el mundo moderno los Cultivacabezas son más escasos que en siglos anteriores, y muchos Ghille Dhu consideran que su momento ha pasado. Ante la necesidad de proteger el Sueño Verde, la actitud tradicionalista de los Cultivacabezas parece estúpida. Deberían ocuparse de extender la diferencia, probando todo lo que funcione. Los Cultivacabezas responden que los métodos nuevos no son necesariamente mejores que los viejos, y lo rápido no es necesariamente mejor que lo lento. Plantar una semilla puede cambiar el mundo. Y los más radicales...bien, quizás el Sueño Verde haya llegado a su fin natural, y hay cosas peores en este valle de lágrimas.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#32

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 00:32

Imagen
ESTEREOTIPOS

El anciano de su isla, Coshagh Darrag, habla:
Amigo mío, por naturaleza los Ghille Dhu no son criaturas muy sociables, salvo entre los suyos. No es que nos ocultemos de los demás o no conozcamos la etiqueta adecuada, pro no solemos buscar la compañía de otros Kithain sin motivo. Los árboles y aves son suficiente compañía para nosotros. Quizás eso nos aparte de los demás -nos llaman Gallain, como si fuéramos parientes lejanos en lugar de hermanos- pero la verdad es que recibimos con alegría la compañía de cualquier hada que se aventure en nuestro reino. Sólo que algunos se encuentran más dispuestos que otros.
Como el tiempo apremia, voy a darte una visión generalista y bastante buena de lo que podemos esperar de los diferentes Linajes. ¿Quieres conocerla?

KITHAIN

BOGGANS
No son tan malos. Por una parte son muy serviciales manteniendo vivas las viejas costumbres, manteniendo los lazos de la familia y utilizando lo que les rodea. Todo eso son cosas que podemos valorar. Por otra parte, a menudo parecen tan atrapador por la mejor manera de ayudar a los demás que se olvidan de experimentar un poco de maravilla. Deberían salir más, ir de acampada sin una tienda, o sin fuego, o sin un saco de dormir, y estar solos con el mundo por un tiempo. Sin embargo una puerta siempre abierta sigue siendo una barrera entre su idea de comodidad y la naturaleza.
Por lo menos son amistosos. Si los Boggans no se ocuparan de mantener la paz entre las Cortes todo se desmoronaría en cuestión de días.

CLURICANOS
En una ocasión me invitaron a asistir a la reunión estacional de los Cluricanos que se celebró en el Temple Bar en Dublín. No fue difícil encontrarlos: debía haber unos quince de ellos en el pub que tenía la música más ruidosa, las voces más estridentes y el mayor número de mortales hechos polvo en la calle, vomitando su gloria etílica en mitad de la acera. Desde luego fue una ocasión maravillosa mientras duró -la verdad, cuando pienso en ella, no recuerdo ni la mitad de la noche- pero cuando todo el mundo se fue, terminé preguntándome qué sentido tenía todo aquella. Desde luego está bien desmelenarse y disfrutar de un poco de Glamour cuando puedes, ¿pero para qué? Celebrar por celebrar es algo agradable pero que no lleva a ninguna parte.
Así son los Cluricanos. No se pueden tomar nada en serio, ni siquiera a ellos mismos, así que simplemente se dedican a llenar sus corazones de sonido y furia, y nos arrastran a los demás para que los acompañemos mientras puedan.

ESHU
Cuando era joven, tuve la idea de viajar por los diversos reinos y dominios feéricos del mundo para conocer a los diferentes “hombres verdes” de las hadas: los yaksha de la India, las dríadas de Grecia, los aluxes de México. Pero no sabía prácticamente nada de esos países porque nunca había salido del mío. Decidí viajar en compañía de una Eshu, y debo decir que no podría pedirse una compañera más sabia o ingeniosa. Parecía conocer las costumbres de todos los lugares por los que pasamos y se desenvolvía bien en los lugares que no conocía, aprendiendo las costumbres locales en cuestión de horas. En bares y campamentos era la alegría de la fiesta y cuando estábamos solos mantenía un completo respeto por mis costumbres y mostraba más disposición a aceptar la magia de la tierra que la mayoría de la gente que he conocido.
Es raro que el ansia de viajar se apodere de la sangre de un Ghille Dhu, aunque a veces ocurre. Cuando nos separamos al final del año y regresé a mis tareas en mi Hegen, todavía sentía el impulso de seguir el camino como nunca antes. Si nunca la hubiera conocida, nunca habría apreciado la deliciosa textura aterciopelada del desierto, ni escuchado la misteriosa canción de la araucaria. Les vendría bien a todas las hadas pasar un año así con un Eshu por lo menos una vez, porque aunque me siga doliendo tener que volver a casa para ocuparme de mis responsabilidad, he traído de vuelta historias maravillas que hacen que mi aislamiento sea casi soportable.

NOCKERS
Nos esforzamos en gustarles. De verdad. Pero en el mejor de los casos son quisquillosos y en el peor inaguantables escupideras de tacos y blasfemias, siempre obsesionados con las máquinas y las herramientas, considerando el mundo que les rodea como materia prima. Sin duda crean Tesoros maravillosos por los que la comunidad feérica debería estar agradecida. Desde luego se han mostrado muy valiosos en tiempos de guerra. Pero cada fase de la vida de nuestro Linaje les ofende por uno u otro motivo: no tienen tiempo para la curiosidad de nuestros Infantiles, ni soportan la pasión de nuestros Rebeldes, ni muestran paciencia para las lecciones de nuestros Gruñones. Me temo que Nockers y Ghille Dhu siempre estarán separados, no como enemigos, pero totalmente incapaces de comprender cómo podrían encajar las prioridades de los otros. La verdad es que es toda una lástima.

PISKIES
A veces creo que hasta sus Gruñones son niños. No iría tan lejos como para decir que son tontos, pero desde luego no tienen la profundidad filosófica que utilizamos para charlar con los Sátiros en los páramos de noche. Supongo que ocurre como con todo: nosotros los Ghille Dhu comprendemos que hay un lugar para todo y que todo tiene su lugar, incluyendo la maravilla y la ilusión y la alegre bienvenida que ofrecen los Piskies. Sus hogares no siempre son los más cómodos, y en lugar de ofrecerte su última cerveza como un posadero Boggan, te dejarán que hagas lo que quieras. Tienen el encanto irresistible de los Pooka, sin toda esa tontería. Y no podrías encontrar mejores compañeros para los niños pequeños. Los Piskies nunca ha terminado de crecer, lo que está bien; pero les damos lástima, porque crecemos y envejecemos demasiado rápido. No necesitamos ni queremos su lástima, porque comprendemos que con la edad llega el conocimiento -pero con ese conocimiento nos damos cuenta de que no pueden evitar su naturaleza infantil. Y así, un poco escocidos por dentro, toleramos su comportamiento y nos relajamos en su alegría.

POOKA
¡Perfectamente maravillosos! Bueno, la mayor parte del tiempo. Bueno, cuando se portan bien. Si nosotros somos la tranquila majestad de los bosques y páramos, los Pooka son la alegría de los lobos corriendo por el bosque, o de los pájaros cantando entre las ramas de los árboles. Creo que desde el principio los humanos estaban celosos de la vida salvje que veían comiendo, durmiendo y jugando sin más preocupación que los depredadores o el mal tiempo (puede que la verdad sea diferente, pero todo es una cuestión de perspectiva, ¿no?). De esas imágenes de libertad surgieron los Pooka, como nosotros surgimos de la creencia en el orden natural de las cosas. Por lo tanto resulta apropiado que nuestros dos Linajes se lleven tan bien. Hasta que los Pooka hacen alguna trastada como envolver los árboles con papel higiénico, o extienden unas pocas palabras que provocan que Nockers y Redcaps acudan enfadados a los bosques. Es una parte enloquecedora de lo que hacen, pero quizás lo toleremos mejor que otros.
Quienquiera que diga que son mentirosos y ladrones no lo ve nada claro. No son mentirosos, sino que no les impresiona la verdad mundana. No son ladrones, sino que son curiosos y bromistas sin remedio. Piensa en los niños humanos; mejor todavía, piensa que tener un niño, y comenzarás a entender.

REDCAPS
A todos los que rechazan a los Redcaps simplemente les recordaría esto: ¡sin la cadena alimenticia, imáginate que caótico sería el mundo! El hambre de la naturaleza no se puede y no se debería saciar jamás. Sólo es parte del ciclo, naces, vives y cuando llega el momento alguien tiene que encargarse de la tarea de disponer de tus restos y dejar sitio para que crezca algo nuevo. En el bosque ocurre constantemente. No excuso su violencia, o su grosería, o su crueldad, pero aquí y allá existen unos pocos que han asumido una noble dignidad en lo que defienden. Si te encuentras con quienes carecen de ella, dirígelos al siguiente Henge, o Feudo o Paso. Por desagradables que sean las fuerzas de naturaleza, cuando se descontrolan pueden ser realmente aterradoras.

SÁTIROS
Lo mejor que le pudo haber ocurrido al mundo griego y romano. Es maravilloso desarrollar tu intelecto, pensar en cuestiones filosóficas y metáfisicas sobre la vida y todo el mundo, pero si eso es todo lo que conoces, entonces estás olvidando lo que lo hizo “especial” en primer lugar. Nos guste o no, la mayoría de nosotros estamos atrapados en nuestros cuerpos, aquí y ahora, y en lugar de preocuparnos constantemente de ese hecho, ¿por qué no disfrutarlo de vez en cuando? Los Sátiros me recuerdan lo que se siente con la sangre corriendo por nuesetras venas, la sensación de la tierra bajo nuestros pies, y el feroz gozo de una canción resonando a través de nuestros pulmones. Por no mencionar el hecho de que no pocos de su tribu se unen a nosotros cuando nos movemos, demasiado rápidamente, a través de nuestros años de Rebeldes (Supongo que debe ser algo que llevamos en la piel).
Siempre nos aseguramos de invitar a unos pocos a nuestras celebraciones; ningún Beltane estaría completo sin un tragos de Sátiros que nos ayude a dirigir la fiesta. Sin embargo, en ocasiones nos gustaría que pensaran en el gran esquema de las cosas. Simplemente disfrutar del aquí y ahora puede salvarte de la apatía y los dolores de la mente, pero la fuerza primaria física debe compensarse con momentos de silencio para apreciar de verdad el contraste.

SELKIES
Estas compañeras son una tragedia sobre dos patas (o una cola). Conectamos con ellas más profundamente que con la mayoría de los demás Linajes por varias razones. Varias de ellas viven en nuestras costas, y han residido allí casi tanto tiempo como nosotros. Podemos comprender su distanciamiento de la sociedad feérica, relegadas para siempre a los límites, incapaces de asentarse en las ciudades que bullen de Glamour apasionado o lejos de su hogar. Y nosotros sentimos el tormento de estar atrapados entre dos mundos: el mar y la tierra para ellas, los bosques y las ciudades para nosotros. Pero aunque nosotros más o menos seguimos aferrándonos desesperadamente a nuestras tradiciones, creo que las Selkies han olvidado la mayor parte de las suyas. Ahora que son poco más que melancolía y nostalgia, transmiten sus pieles sin jamás sentirse realmente cómodas con ellas. He conocido unas pocas excepciones, pero aquí estamos hablando en general. El pueblo de las focas es un Linaje hermoso y de ojos marinos que nunca estará contento -si alguna vez pudieron.

SIDHE
Honestamente no sé por qué todo el mundo se puso tan contento cuando volvieron, pero la verdad es que nosotros nunca fuimos sus vasallos. Regresaron y reclamaron sus viejos dominios y lucharon contra los Plebeyos, y durante todo eso, nosotros nos hicimos a un lado, cuidamos de nuestros hogares y ofrecimos solaz a quien lo necesitaba (Aunque todo sea dicho, no conozco ni un solo Sidhe que alguna vez nos pidiera ayuda; supongo que eso nos deja firmemente en el lado de los Plebeyos por defecto). Ahora afirman que han vuelto a ser los gobernantes de la tierra, pero dudo que ninguno de ellos pueda decirte cuántos Ghille Dhu viven en su supuesto dominio, ni donde se encuentran sus Henge. Hubo un tiempo en que podríamos haberlos temido y despreciado, pero en estos días tenemos cosas más importantes de las que preocuparnos. Así que déjales que se pudran en sus castillos, soñando con leyendas y guerras y jugando a la política. Hace mucho que olvidaron lo que es el mundo, y desde que volvieron no han hecho nada para recordarlo; no tenemos nada que decirles.

SLUAGH
Posiblemente nunca me sentiré tranquilo junto a los Sluagh. Me imagino que surgieron por primera vez de las sombras del bosque nocturno, las pesadillas humanas con forma sobre las ramas que se mueven y las telarañas, pero hasta ahí llega nuestra relación. Se escurren en los límites de la sociedad feérica y se guardan sus secretos, así que hasta cierto punto podemos sentir simpatía por ellos. Sé que tienen muchos secretos y como yo también tengo muchos propios disfrutaría de la oportunidad de sentarme y charlar con ellos durante un rato (si es que puedes conseguir oírles), pero aparte de eso dudo que tengamos mucho más interés los unos por los otros. Y esos pocos que se han convertido en criaturas malditas de verdad es mejor evitarlos...
Pero tengo una sospecha que me gustaría compartir. De vez en cuando escuchas historias sobre Sluagh que hablan con fantasmas de la misma manera que nosotros los Ghille Dhu hablamos con los seres fatuos que habitan los árboles y las rocas. Es verdad que cualquiera con medio cantrip entre sus orejas puede aprender a hacer lo mismo, pero nosotros tenemos el talento de hablar con la Tierra de manera más profunda, lo que puede proporcionarnos gran sabiduría. Me pregunto si los Sluahg tienen una familiaridad similar con la muerte y sus ecos, y si saben mucho más de lo que dejan ver. Quizás sea necesario vigilarlos, aunque preferiblemente de lejos.

TROLS
Echamos de menos a los Trols. Solía haber muchos que compartían nuestras tierras, y al contrario que los Sidhe que extendían sus manos y decían que la tierra les pertenecía, los Trols plantaban sus enormes pies y decían que pertenecíamos a la tierra. Ellos eran los gobernantes que los Sidhe deberían haber sido, que cuidaban a sus protegidos como un padre de sus hijos. Pero supongo que con los sueños de la humanidad atrapados entre la añoranza del hogar de los Boggans y la increíble majestuosidad de los Sidhe, no había más espacio para el tipo de benevolencia y honor que defiende un Trol. Durante la Guerra de la Hiedra muchos de ellos acudieron a nuestros Henge, y les dimos la bienvenida con los brazos abiertos. Después de que terminara la guerra, lloramos por sus caídos, y plantamos tejos y acebos en su honor. Son la roca de la que el resto de nosotros debería depender en tiempos de necesidad, pero últimamente se ha erosionado por demasiados asuntos trivaiesl. Ahora quedan demasiado pocos y esperamos que pronto regresarán con nosotros.

NUNNEHI
Los Ghille Dhu deben aprender rápidamente a no lamentarse si quieren tener esperanzas de seguir adelante. Pero yo me lamento de dos cosas que tienen que ver con los Nunnehi: Lamento que vivan tan lejos y lamento que mis compañeros menos educados los encontraran primero. La humanidad -'¡y también los Kithain!- han arrasado sus tierras y los han expulsado a los rincones de los sueños que todavía los alimentan, como nosotros hemos sufrido. ¡Ojalá que hubiéramos hecho ese viaje primero! Pero quedaban pocos de nosotros en Escocia e Irlanda hasta los siglos XVIII y XIX e incluso entonces la mayoría de nosotros no habríamos sobrevivido a un viaje tan largo. Si nos hubiéramos encontrado con los Nunnehi antes que los Sidhe, y los Nockers y los Redcaps, entonces quizás les habríamos causado una buena primera impresión, manteniendo el mismo respeto por el mundo que nos rodea. He oído que tienen todo tipo de magia extraña que rivaliza con la nuestra en su armonía con la naturaleza; pagaría enormemente por la oportunidad de encontrarme con uno de estos parientes y compartir conocimiento. Supongo que cada año que pasa es cada vez más difícil, y es una jodida lástima.

PERDIDOS
Desde luego en nuestro Linaje hay bastantes. Demasiado Ghille Dhu se han vuelto locos en la guerra por mantener el mundo verde y vivo, razonando que si se entregan por completo al Glamour y al Ensueño, conseguirán el poder para hacerlo. Pero la verdad es que sólo se aíslan, encerrándose más y más mientras los muros de la Banalidad los rodean y se hacen cada vez más altos. Son como burbujas del pasado atrapadas en el tejido de la realidad, y que finalmente deben estallar, extendiendo la locura en todas dirección. Rescátalos a cualquier coste, pero si es necesario, deben ser recortados como las malas hierbas.
En una ocasión acompañé a los Buscadores de la Primavera y llegamos al hogar de un Perdido. Era el lugar más hermoso que he visto en mi vida, y si no fuera por el hechizo que llevaba, me habría perdido por completo (como le había ocurrido a otros muchos antes que a mí, perdidos en el Ensueño cuando la Locura se apoderó de ellos). El viejo Ghille Dhu hablaba consigo mismo mientras su piel cambiaba a todos los matices de verde mientras lo mirábamos, el ojo lamentable de esa tormenta y con gran dolor atravesamos su pecho con una espada. A veces no queda esperanza.

INANIMAE Y NATURAE
¿Algún otro Kithain conoce la existencia de estos parientes? Los Inanimae son un pueblo maravilloso, lleno de vida e historias. Algunos de ellos han sido educados para creer que éramos malos, tramperos y pastores que intentaban atraparlos y manipularlos por el bien de los mortales, pero los que no conocen comprenden que somos sus aliados y queremos defenderlos. Las Kubera siempre han estado especialmente unidas a nosotros, y todos hemos aprendido mucho. Y también tenemos una conexión que estoy seguro que algunas hadas ni siquiera sospecha: existen espíritus de la tierra que no han nacido de los sueños, sino de la propia Gaia. No son hadas ni tienen conexión con la humanidad, habitando en su propio mundo. De la misma forma que los Sluahg se comunican con los muertos sin reposo, nosotros tenemos nuestra propia conexión con los espíritus de la naturaleza. Hemos aprendido muchos misterios del mundo bajo su tutela; dicen que nuestro Arte de Raithe es el resultado de esa alianza. Siempre es agradable sabe que aunque estemos solos y con amigos siempre tendremos compañeros que nos ayuden.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#33

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 00:33

Imagen

ENEMIGOS

THALLAIN
Odiosas plagas. Son una afrenta a la propia Tierra, y nunca deberían haber surgido de la corrupción de los Fomorianos. Hemos oído historias de que en ocasiones, hasta nosotros nos encontramos tan hundidos en la oscuridad que nos secamos y convertirmos en parodias, caminando por los campos y extendiendo el caos por donde pasamos. ¿Cómo puede la tierra soportar la presencia de semejante criaturas? Son peligrosos, eso seguro, así que lo mejor es tratar de librarte de ellos siempre que puedas, salvo si las consecuencias son más peligrosas que la acción.

FOMORIANOS
Los hombres lobo me han hablado de la existencia de pequeños Fomorianos que han caminado por la tierra durante siglos, extendiendo la corrupción a su paso. Sólo espero que ellos, como nosotros, sepan lo que está en juego cuando una de estas aberraciones camina libre. Estos hijos de los Fomorianos son bastante peligrosos, pero pueden ser derrotados con un noble esfuerzao; una manada de Fianna a los que estoy orgulloso de considerar amigos míos acabaron con dos de ellos el año pasado para detener lo que llamaron una “Perdición”- Pero estas criaturas sólo son escoria de la Tierra animada por los movimientos de las grandes bestias que yacen bajo la superficie: criaturas de los sueños que han trascendido las meras definiciones de espíritu de la tierra o señor de la pesadilla. Los señores Fomorianos son los líderes de ese ejército corrupto, y de ninguna manera se los debe permitir caminar libres. Corromperán el mundo en una burla de sí mismo, y en esta ocasión los Tuatha no están para defendernos. Mata a los pequeños Fomorianos siempre que sea posible sin hacerte daño y mantén viva la tierra, porque si muere y el terror se extiende, las cosas que duermen en sus criptas se alzarán de nuevo.

WICKENS
Hay quienes dicen que son nuestros reflejos oscuros, criaturas retorcidas y secas construidas -no crecidas, ¿comprendes- con mimbre, paja y ramas atadas con cuerdas hechas de cáñamo. Algunos dicen que son construidos a partir de nuestros restos, que nos queman y construyen más como ellos a partir de las cenizas y de nuestras parientes lejanas, las Kubera...No sabemos la verdad, pero sabemos que son peligrosos y crueles, y que se están extendiendo. Son hijos del Invierno, y el Invierno se acerca...si fueron cambiados por las mentiras de los Fomorianos o retorcidos hasta la raíz por el humo de las fábricas, o nacieron así porque en el pasado cumplían un propósito...lo cierto es que ya no son Ghille Dhu...Les ayudaríamos si fuera posible, pues siguen siendo parientes nuestros, pero...

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#34

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 00:37

Imagen

Imagen

WICKENS
El Pueblo de Mimbre, los Espantapájaros, las Efigies del Miedo, Los que crecen en sangre…
Los Ancianos Oscuros están rompiendo sus cadenas, y sus servidores se hacen cada vez más atrevidos, día tras día. Y los Wickens se están preparando, encendiendo las hogueras y recogiendo madera para las piras. Y qué hay mejor que una hoguera encendida con los restos de Kuberas y Guille Dhu…
Tan monstruosos son estos horrores, los Wickens, también conocidos como las Efigies del Miedo, hechas de mimbre y paja. Son los parientes Thallain de los Hombres Verdes, los Ghille Dhu. Son monstruos que se han unido al Sueño Fomoriano, para los que el miedo esta dulce como la miel y la sangre tan preciosa como el agua.
Entre las Kuberas, Ghille Dhu y otros seres feéricos se murmura que los Wickens construyen a más de su vil especie construyendo un hombre de mimbre con las cenizas de una hoguera en la que han sido quemados seres feéricos –como los Kithain-, las ramas de un árbol muerto que fue el Ancla de una Kubera y mimbre hecho con los juncos recogidos de un campo regado con sangre, como un campo de batalla. La noche después de que el hombre de mimbre haya sido quemado un Infantil Wicken surgirá de las cenizas. Se desconoce si esta leyenda es verdadera o falsa. También se rumorea que los Ghille Dhu que son Deshechos por la Banalidad renacen como Wickens, o que pueden convertirse en Wickens uniéndose a ellos y sus ritos y encendiendo las hogueras.
Otras leyendas dicen que hubo un tiempo en que los Wicken eran una rama de los Ghille Dhu, los parientes secos de los Hombres Verdes que encendían las hogueras y cuidaban del Sueño Verde durante los largos meses del Invierno. Pero muchos los temían y rechazaban, otros los adoraban, y estas emociones oscuras enraizaron en ellos, regadas por las fuerzas de la Pesadilla.
También se rumorea que la recién regresada Casa Varich de Rusia ha luchado con criaturas similares a los Wickens, conocidas como Kostroma.
Apariencia: Los Wickens son delgados y escuálidos hasta el punto de la consunción. Se visten con cuerpos humanos, como hacen otros Thallain, pero no pueden negar, cuando se les ve en su verdadera forma, que han nacido de la Pesadilla y pertenecen a sus reinos.
Un Wicken es una criatura asexuada hecha de mimbre y paja; sólo una cabeza con dos ojos sin párpados, dos brazos, dos piernas y un torso. Carecen de rasgos, excepto los que surgen de los movimientos del mimbre de su rostro y sus nudos y hebras. Algunos Wickens tienen cabezas hechas de harapos y cuerpos de paja trenzada, que se mantienen unidos como ropas de espantapájaros y esqueletos internos de palos. La mayoría de los Wickens llevan ropa cómoda, arrugada e informal, que parece mal puesta sobre sus cuerpos.
Estilo de Vida: Los Wickens abandonaron la sociedad de los Ghille Dhu, sus parientes lejanos, durante la Guerra de los Árboles; si las leyendas son ciertas, no sólo lucharon contra los Tuatha de Danaan, sino también contra el Imperio de las Hojas de los Inanimae.
Como resultado de su expulsión de la sociedad feérica y de las horribles leyendas que los rodean, los Wicken evitan a los Ghille Dhu y a las Kubera (Se sabe que los Glomios han organizado partidas de caza ante el rumor de que un Wicken se encuentra en la ciudad) y normalmente se los encuentra junto a Adhene y Kithain como los Ankou, Ia Salkat, Redcaps y Sátiros. Todos estos Linajes comparten con las Efigies del Miedo gusto por la vida rural y sus comodidades. Sin embargo, como son criaturas que prosperan con el miedo y la sangre, los Wicken no son seres muy sociables, y suelen vivir solos, aislados en granjas decadentes y mansiones rurales donde se sienten libres para roer eternamente sus propios miedos y miserias.
Infantiles: Los Infantiles Wicken son pequeñas bestias, dispuestas a explorar el mundo y verlo sangrar. Están llenos de energía y a menudo tienen que ser contenidos por sus mayores para que no traicionen su presencia a los Sidhe y otras facciones a los que les encantaría encerrarlos en algún lugar profundo y tirar la llave.
Rebeldes: Los Rebeldes Wicken son los más comunes; alimentan y mueven los engranajes de la sociedad Wicken, hasta donde existe. Los Wicken cazan Kithain y otras hadas, construyen las hogueras, las encienden, y sirven como mensajeros entre las Cortes Fomorianas y los Gruñones Wicken.
Gruñones: Los Gruñones Wicken son seres reclusivos y solitarios, y los Infantiles y Rebeldes hablan con miedo de ellos. Los Wicken tienden a volverse más secos y retorcidos cuando envejecen, así que los Gruñones suelen ser criaturas retorcidas y demacradas, cuyos rostros secos y arrugados hacen juego con sus almas arrugadas y secas.

AFINIDAD

Objeto

PRIVILEGIOS
Secretos en el Viento: Los Wickens suelen colgarse de una cruz de madera, como si fueran espantapájaros. Lejos de ser una actividad masoquista, es la forma en que la mayoría utilizan su Privilegio. Mientras el Wicken pase por lo menos una hora al día solo bajo el cielo abierto, abriéndose a los rayos del sol y al viento, consigue una conexión con “los secretos que lleva el viento” (lo que significa cualquier cosa pronunciada en voz alta en un radio en kilómetros igual al Glamour del Wicken). Para utilizar este Privilegio, tira la puntuación de Glamour del Wicken con una dificultad de 7. Cada éxito permite al Wicken hacerle una pregunta al Narrador. Sin embargo, la respuesta debe haber sido pronunciada en voz alta por otro ser. Además, el viento es caprichoso, y pronto se olvida de lo que oye, así que Secretos en el Viento sólo puede recuperar información que no tenga más de un día.
Avivar las Hogueras: Los Wickens son inmunes al daño del fuego. Sienten incomodidad y dolor (penalizaciones de heridas) pero realmente no sufren daño ni caen inconscientes por el dolor causado por el fuego. Sus cuerpos sólo arden y siguen ardiendo, a pesar de estar hechos de mimbre y paja, un hecho que los hace muy buenos como combustible y muy útil para alguien que quiere quemar a sus enemigos. Más de uno de ellos, culpable de haber ofendido a los Ancianos Oscuros, arde en las profundidades de un horno, atrapado para siempre. Otros arden en laboratorios Nocker o forjas Dougal. Inmolarse y correr para sembrar el caos entre los enemigos es una táctica de guerra habitual entre los Wicken.

FLAQUEZAS
Regados con Sangre: Los Wicken necesitan sangre para sobrevivir, o se marchitan, quiebran y rompen. Algunos van tan lejos como para bañarse en sangre, pero la mayoría sólo toman lo que necesitan para sobrevivir. Cada semana, los Wickens deben dañar con sus propias manos o un arma a un ser sensible y consciente, y ungirse con su sangre. Este ritual debe realizarse de noche. No es necesario matar a la víctima y de hecho, si la sangre es entregada voluntariamente, el Wicken gana un punto de Glamour. Sin embargo, cada semana que el Wicken no pueda realizar este rito, pierde un punto de Glamour y pierde un Nivel de Salud no absorbible, pues su cuerpo se marchita y quiebra. Estos Niveles de Salud no pueden ser curados excepto bañándose en sangre.
Enemigos del Verde: Los Wickens sufren una dificultad de +3 en las tiradas Sociales (excepto la Intimidación) contra las Kuberas, Ghille Dhu y todos los seres feéricos armonizados o unidos al Sueño Verde.

ESTEREOTIPOS
Kithain: Ahora se creen poderosos y elevados, pero nos rezaban igual que los mortales.
La Corte Sombría: Venid, venid conmigo al Samhain. ¡Os enseñaré lo que es el miedo!
Kuberas y Ghille Dhu: Y ahora arderéis, sí…
Fomorianos: Es el momento de derrocar a los Kithain y entregar la corona a los señores desposeídos de la Pesadilla.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#35

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 00:38

Imagen

PRÓDIGOS

VAMPIROS
Supongo que deberíamos considerarnos afortunados por no tener mucha relación con estos tipejos. Se aferran como garrapatas a las ciudades y nosotros procuramos evitarla; vagan por la noche y nosotros somos mucho más felices de día; no les gusta el fuego y nosotros solemos utilizarlo en la mayoría de nuestros rituales. Unos pocos, los llamados “Gangreleros” o algo así, son conocidos por atravesar nuestros dominios de vez en cuando, pero es una ocasión rara y excepcional. En conjunto me dan lástima, desde una distancia segura y respetable: ¡Qué cosa tan horrible debe haber sido arrancado de la Rueda de tal manera! No envejecer nunca y sentir el paso del tiempo, para embriagarse más y más con sangre y conspirar contra tus hermanos hasta que no quede ninguno.
Qué pena.
Pero como he dicho: desde una distancia segura y respetable.

HOMBRES LOBO
A veces son un poco aterradores, pero no son malvados. Nos codeamos con los hombres lobo con mucha más frecuencia que con los Pródigos humanos, y a veces no dejo de preguntarme si no estaríamos emparentados en un lejano pasado. Ellos se reencarnan como nosotros, en carne humana, y están protegidos por las Nieblas o algo similar, como nosotros. Son defensores de Gaia, y en ese aspecto hay un respeto mutuo entre nosotros. Pero mientras que nuestras costumbres suelen ser más productivas y pacíficas, ellos son casi siempre máquinas de matar primero y faros espirituales en segundo lugar. Mientras no los enfades, existen varias familias que son bienvenidas en nuestros Henge...los Fianna, los Roehuesos, los Hijos de Gaia y los Caminantes Silenciosos son aliados especialmente buenos.
Y de la misma forma que sufrimos en este mundo moderno, las tribus de los lobos también disminuyen: quizás deberíamos ayudarnos más, como deberíamos haber hecho en el pasado que olvidamos hace mucho.

MAGOS
Puedo hacer generalizaciones sobre los vampiros y cambiaformas con una excepción aquí y allá, pero con los magos siempre es una cuestión de acertar o perder. Un par de ellos son cabrones realmente aterradores, que tienen poder para hacer que nos marchitemos hasta la ancianidad con su mera presencia -mucho peores que la Gente del Otoño. Y un par de ellos están en armonía con la Tierra de maneras que no podemos comprender, con los espíritus y estaciones, cantando himnos dedicados a su nombre. Hay bastantes en las Islas Británicas, y he oído que hay muchos más en otros lugares. Por estos lares vemos a muchos seguidos de las viejas costumbres que se hacen llamar como la hierba Verbena, y que son grandes compañeros en los ritos de los seguidores de Cernunnos. Y existen unos tipos bienintecionados, los Portavoces de los Sueños o algo así, que son únicos porque siempre parecen percibir el Ensueño y lo que somos sin asustarse.
Sin embargo, por lo general un mago es tan predecible como una tormenta, que puede ser capaz o no de controlar...todos ellos son individuos únicos, y aunque todos son hábiles, todos son peligrosos.

WRAITHS
Admito que nunca he visto un fantasma y no creo que lo vea nunca. Dicen las historias que por las noches los escuchas lamentándose, llorando por las almas de los difuntos recientes. O se meterán en tu dormitorio y te robarán el aliento de la boca. Pero mis noches son tranquila, y si existieran esas criaturas, sentiría una gran lástima por ellas. Su destino es igual al de los vampiros, con la diferencia de que carecen del consuelo del mundo material para hacer que su separación del orden de las cosas sea más soportable. Los Sluagh hablan con los fantasmas y sienten un vínculo con la muerte; nosotros nos encontramos en el otro extremo del espectro, compartiendo nuestro vínculo con la vida. Por lo que sé, quizás sea por eso que nunca se nos aparecen y no puedo imaginarme a un Ghille Dhu que termine uniéndose a las filas de los Sin Reposo ¿Pero quién sabe?

OTROS
¿Un cadáver que salió arrastrándose del pantano y comenzó a caminar? ¿Quién te ha contado eso? Por supuesto que no sé nada. Nada de nada. ¿Por qué debería...?
Supongo que deber haber otras cosas ahí fuera ¿y por qué no debería? “Existen más cosas en el cielo y en la tierra de las que sueña tu filosofía”, pero éstas son las que conozco y de las que puedo hablar.

MORTALES
Y por último supongo que debo hablar de los mortales. Son un grupo curioso. A nuestra propia manera, todos somos mortales, con una sabiduría feérica que se extiende más allá de su percepción. Cuando los observamos, existen tantos tipos de humanos como humanos y nada podrá cambiar eso: son fuentes de diversidad y sueño. Algunos nos respetan y se preocupan de nosotros -en ocasiones los Encantamos para que puedan compartir la maravilla de un páramo o un Henge Ghille Dhu- y otros no, lo que lamentamos. Pero son el elefante en la cristalería, por mucho que los intentemos ignorar, luchando con más fuerza inconscientes del hecho de que si se controlan, si no recuerdan lo que hemos hecho por ellos, estaremos perdidos Así que presta atención a los mortales. Muéstrales compasión, amor y maravilla. Podrían salvarte el culo algún día.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#36

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 12:52

ImagenImagen
CAPÍTULO TRES: HOMBRECITOS Y MUJERCITAS VERDES

“Puedo escuchar a los ancianos hablando en bajo con palabras dulces,
los árboles ancianos escuchando canciones que se cantaron antes.
Mi amigo y yo recogiendo esqueletos de hojas,
haciendo pequeños montones, oh, y atravesando la hierba.”

-Alela Diane “Los árboles ancianos”


GHILLE DHU FAMOSOS

EOGHANN EL LOCO
En el registro de personas desaparecidas de Escocia, el nombre de Eoghann es el de Edward Buchanan, un estudiante de la Universidad de Stirling. Las hadas que lo conocieron en esa parte de su vida recuerdan sus batallas con el notorio Dauntain Calum el Negro, y cómo finalmente se vio obligado a matar a su antiguo mentor para salvar su hogar. Pero lo que no se esperaba fue el terremoto que retumbó en el Ensueño cuando Calum murió, un efecto que destrozó el paisaje onírico alrededor de Stirling y dejó ciego y loco a Eoghann. Las hebras del destino cambiaron, y cuando a Eoghann se le interrogó sobre lo que había ocurrido simplemente dijo con desesperación:
-El rey ha muerto; toda esperanza se ha perdido.
Esa noche se marchó a los páramos de las Tierras Altas, dejando hojas muertas y cardos floridos a su paso. Desde entonces pocos lo han visto y menos todavía han regresado de su risco solitario con la mente intacta. Algo en Eoghann cambió aquella noche, abriendo su mente a todo el tapiz del Destino, y ahora este anciano Perdido (a ojos de las hadas) aguarda un visitante que llegue y lo alivie de su carga. Sabe mucho más de lo que pretendía saber, y aunque su poder de profecía se ha descontrolado sin límite, es una especie de vergüenza aislada para su Linaje, un compañero anciano que no volverá. Sin embargo, no lo han entregado a las autoridades escocesas, que buscan al asesino de Calum, ni lo entregarán a nadie que pueda Deshacerlo para siempre. El tiempo dirá si en los rincones de la mente enloquecida de Eoghann queda alguna perla perdida de sabiduría que los Ghille Dhu podría necesitar algún día.

VAUGHAN DAVIES
Es un malentendido frecuente creer que los Ghille Dhu habitan exclusivamente en Escocia. La verdad es que se encuentran extendidos por todo el mundo, con diversos Linajes, pero nunca han abandonado del todo las Islas Británicas, su primer hogar y el más querido. Vaughan Davies es uno de los Ghille Dhu más respestados de las islas, apartándose de la política de sus compañeros y de otros Kithain en su hogar en Gales. Su santuario, Glyn Severn, ha resistido el caos de los últimos años, y él atribuye su joven apariencia y su formidable conocimiento a su amor por la tierra, que se dedica a mantener y preservar. Recientemente ha comenzado el proyecto de cartografiar las líneas de energía y los Pasos a los que están conectadas, para comunicarse mejor con las hadas de diferentes lugares del mundo, especialmente los Ghille Dhu que habitan en Henge apartados.
Vaughan es el típico Ghille Dhu ermitaño, pero también es un buen compañero hospitalario al que es bueno tener de tu lado si necesitas Glamour o refugio en su rincón del mundo.

BERCILAK DE HAUTDESERT
Aunque los Ghille Dhu no son especialmente conocidos por sus proezas marciales, entre ellos hay algunos guerreros capaces y poderosos, especialmente entre los Rebeldes. Quizás el más famoso de todos sea Bercilak de Hautdesert, de quien se dice que ha caminado por Gran Bretaña desde los primeros días de la cristianda. Las hadas más guerreras afirman que fue el último campeón verdadero de las viejas costumbres en las Islas Británicas, sobreviviendo hasta bien avanzada la Ruptura, extendiendo su sabiduría y avivando el valor en los corazones de hadas y mortales por igual durante siglos. Las leyendas cuentan que desapareció en el Ensueño poco después de que lo hicieran los Sidhe, que ninguno de los nobles se atrevió a interponerse en su camino, pues se contaba entre las hadas más poderosas y su fuerza era la de cinco Trols. Pero juró que regresaría cuando la tierra y su gente tuvieran mayor necesidad; desde luego, algunos Ghille Dhu susurran que ese momento ya ha llegado.
Bercilak fue inmortalizado en un canto épico sobre él, su bella esposa y Sir Gawain, de la Tabla Redonda del rey Arturo. El episodio muestra la estructura típica de muchas historias en la que un hada sabia comparte una lección importante con un caballero recién ordenado.
Los Ghille Dhu razonan que con Bercilak de su lado, conseguirían cambiar su suerte con facilidad y volverían a ser conocidas. Y también vigilan las colinas buscando su figura envuelta en hojas, completamente vestido de verde, esperando que los rumores de su regreso sean ciertos.

KORÉ
La figura más trágica del Legado de los Ghille Dhu es Koré, también llamada Perséfone o Proserpina. Era la hija de una poderosa dama Ghille Dhu de la antigua Grecia y de su errante amor Cernunnos; hasta los mortales han llegado a conocer su historia: un señor del inframundo (un Sidhe Oscuro, según creen algunas hadas) se enamoró de ella y se la llevó a su reino. Mientras su madre se desesperaba y permitía que las estaciones se convirtieran en invierno, Koré, hambrienta y solitaria, se comió unas pequeñas semillas de granada antes de que se le permitiera regresar a la superficie. Pero esas semillas la condenaron a pasar tres, o cuatro, o seis meses (las historias varían) cada año como Reina del Inframundo, y de esa manera tenemos invierno cada año. Y ése es el mito sobre las estaciones que los antiguos griegos contaban a sus hijos.
Como siempre, la verdad es complicada. ¿Qué le ocurrió a Koré después de que ocurriera todo eso? No desapareció simplemente de escena, tras haber cumplido su propósito instructivo. Los pocos relatos que han llegado hasta hoy sugieren que con cada año que pasaba, su presencia en el Inframundo alteraba su cuerpo y mente cada vez más, convirtiéndola en una criatura cruel, apasionada y bastante desequilibrada. Cuando su madre le daba la bienvenida de regreso entre los Ghille Dhu en cada ocasión, se mostraba cada vez más distante, fría hacia su propio pueblo, y finalmente un año no regresó.
Su madre la lloró, pero la verdad es que se encontraba aliviada de que su hija hubiera decidido apartar su alma retorcida para siempre. El Invierno se la había llevado -después de todo, era lo correcto- y Koré terminó siendo olvidada. Sólo los Jardineros de los Serbales siguen reverenciándola, recordando las flores que hacía brotar a su paso, y el trigo que crecía el doble de alto ante su sonrisa.
Qué le ocurrió, en qué se convirtió y dónde terminó: todo son teorías y sospechas entre as hadas. Pero los últimos que la vieron susurraron que había desarrollado un frío rencor hacia el que había sido su pueblo y que aulló maldiciones sobre los Ghille Dhu mientras descendía otra vez al Inframundo. Razonan que seguramente la Banalidad terminó reclamándola, pero cuando los guardianes de estas viejas historias las transmiten a otros, siempre parecen un poco inseguros.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#37

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 12:54

EJEMPLOS DE PERSONAJES

Imagen

EL REY PESCADOR
Cita: Si te dijera lo que sé, ¿te haría algún bien? No es lo que sé lo que importa, es cómo lo vayas a utilizar. Y por tu conducta, creo que no tienes la intención de utilizar mi conocimiento apropiadamente. ¡Así que jódete y sal de mi casa, antes de que te dé una patada en el culo!
Trasfondo: Toda tu vida supiste que te aguardaba un gran destino.
Creciste en la pobreza pero feliz, el séptimo de trece hermanos en la “tradicional” familia escocesa de las Tierras Altas. Para cualquier urbanita de Stirling o Aberdeen tu vida posiblemente le hubiera parecido horrible. Tú y tus dos hermanos mayores dormíais en jergones de paja sobre el suelo sucio y caminabas dos kilómetros a pie para conseguir agua de la fuente, y en invierno teníais que compartir cualquier pájaro que pudiérais cazar. Pero estabas orgulloso de tu hogar y de tu familia, y pronto atrajiste la atención de otras familias locales. Apreciaron tu sinceridad y honestidad cuando vino la gente de la ciudad a preparar un candidato para el distrito local, y a medida que te hacías adulto te prepararon para un futuro en la política. Te enseñaron lo mejor que pudieron y aunque preferías volver a os páramos, buscando ovejas perdidas, respetaste los deseos de tu pueblo; ¿cómo podías decepcionar a la gente, tu gente, que te había dado tanto?
Cuando fuiste a la universidad, fue una bendición mixta. Tus padres y abuelos estaban felices por tu buena suerte, pero tú dudabas ante el pensamiento de dejar tu hogar atrás. Sin embargo, por última vez obedeciste los deseos de tu familia y viajaste a la ciudad, con los pensamientos de tu futuro en el parlamento escocés bailando en tu cabeza. En una semana ya no podías soportarlo más; el estricto régimen de las clases era mucho más duro que el de la escuela de la aldea a la que habías asistido, y los demás universitarios escoceses no sabían nada de sus raíces en las Tierras Altas. Todos tenían ordenadores portátiles y teléfonos móviles, estudiaban Historia del Arte y Derecho, pensando sólo en sí mismos. Una noche escapaste de su compañía, y en los bosques fuera de la ciudad, algo te ocurrió. En tus sueños, la tierra te cantó, y comprendiste, desterrando tus miedos y frustración. Cuando el sol salió a la mañana siguiente contemplaste con fascinación el color de tu piel, el hermoso verde la hierba del verano. Otro Ghille Dhu había observado tu Danza del Sueño a la sombra de un roble cerca y te tomó de la mano, explicándote lo que te había ocurrido.
Fue entonces cuando supiste que nada volvería a ser lo mismo.
Tu familia te convenció de que volvieras a la universidad durante un mes. Tu cabeza era un remolino de posibilidades; pensando en el bien que podías hacer a tu pueblo como su representante mortal y feérico. Activista político durante el día, guardián de los campos durante la noche. Por primera vez en tu vida todo encajaba en su lugar y tenía sentido, había un objetivo definitivo a la vista. Pero entonces comenzó la batalla. La primera criatura del Ensueño que te encontraste, aparte de tus compañeros Ghille Dhu era un ser terrible, un caballero con armadura negra, un brillo gélido en sus ojos y una espada claymore inmensa en sus manos. Acabó con muchos de tus compañeros, destrozando sus débiles defensas “Plebeyas” antes de dirigirse hacia ti. Cuando despertaste sólo podías recordar el dolor, y cuando miraste tu piel, viste que había adquirido el color ceniciento de un pino viejo. Luchaste por levantarte, y viste los restos de tus hermanos y hermanas, esparcidos alrededor de la hoguera agonizante. Te dedicaste a enterrar sus restos, limpiar el lugar y ordenar sus pertenencias durante una semana, pero cuando volviste a tu vida solitaria, no quedaba nada para ti.
Todo el mundo había puesto muchas esperanzas en tus habilidades, y ahora todo se había perdido. No podías encontrar ánimo ni fuerza salvo en tu amargura e incluso eso no te ha llevado muy lejos.
Consejos de interpretación: No eres un fracaso, a pesar de lo que pienses. Los talentos que poseías para cambiar el mundo siguen en tu interior. Sin embargo, estás completamente amargado y distanciado del Glamour: en pocas semanas el gran destino que habías esperado durante toda tu vida se abrió ante ti como una flor, y entonces, como una helada repentina, todos lo que te habían salvado de la Banalidad por primera vez y te habían dado algo por lo que vivir, se marchitaron de golpe. No sabes nada de la sociedad Changeling excepto que uno de ellos vino y destrozó tu vida. Ahora te sientes viejo e inútil, inseguro de cómo utilizar tus dones: tu familia tampoco sabe qué hacer contigo. A menudo te sumes en un sombrío silencio introspectivo, y después vuelver a despertar a la amarga verdad del mundo que te rodea, sacudido por un violento rencor cuando es necesario. Durante toda tu vida la gente había admirado tu fuerza y tu naturaleza firme y honesta; ahora, cuando más necesitas esa fuerza, encuentras que curar tu cuerpo y tu alma te resulta muy difícil.
Corte: Oscura.
Aspecto: Gruñón.
Legados: Desgraciado/Ermitaño
Atributos Físicos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 4
Atributos Sociales: Carisma 2, Manipulación 2, Apariencia 2
Atributos Mentales: Percepción 3, Inteligencia 3, Astucia 2
Talentos: Alerta 1, Esquivar 1, Intimidación 2, Pelea 2, Sagacidad 2, Subterfugio 1
Técnicas: Armas C.C. 3, Etiqueta 3, Liderazgo 3, Supervivencia 2, Trato con Animales 2
Conocimientos: Enigmas 1, Leyes 1, Lingüística 2, Política 2
trasfondos: Henge 4, Quimera 1, Recursos 2, Tesoro 3
Artes: Adivinación 2, Soberanía 2
Reinos: Hada 3, Naturaleza 2
Glamour 4, Fuerza de Voluntad 5, Banalidad 5

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#38

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 13:05

Imagen

LA HIJA DEL GRANJERO
Cita: Lo siento señor, pero mi padre no está en casa ahora mismo. Pero...¿puedo ofrecerle algo para beber?
Trasfondo: El sexo es algo fácil. Cuando llegaste a la pubertad sabías muy bien todo sobre cómo lo hacían los animales de la granja y tenías tus propias sospechas de que los humanos -aunque mamá y papá eran mudos sobre el tema- lo hacían de la misma manera.
Tu padre intentó mantenerte protegida, ya que eras su pequeña niña, pero lo inevitable iba a ocurrir antes o después, que pasarías una noche con un hombre. Y cuando ocurrió fue como un mal chiste que siempre había soído: un joven viajero se había quedado a dormir en el granero, apartado de la hermosa hija del granjero, mientras tu lo vigilabas nerviosa desde tu dormitorio, intentando verlo desde la ventana. Pudiste ver cómo se quitaba la camisa en el pajar, extendiendo una sábana en el suelo, y lo deseabas tan apasionadamente que tuviste que esforzarte para no saltar de la ventana hacia el granero en aquel momento. Con cuidado esperaste a que oscureciera y bajaste por la escalera, saliste por la ventana de la cocina para que la puerta no crujiera. El viajero no se sorprendió cuando subiste la escalera del pajar vestida en camisón; de hecho parecía como si te hubiera estado esperando.
Sin embargo, no fue del todo como habías esperado.
En primer lugar dolía un monton cuando lo hiciste; nadie te había contado esa parte. En segundo lugar, por cada truco que habías aprendido prestando atención a los animales, a las películas y a tus amigos de la escuela, el viajero conocía veinte; era como si conociera tu cuerpo mejor que tú. Y lo más extraño de todo, cuando lo miraste a la luz de la luna, viste cuernos en su cabeza y pezuñas en sus pies. Muda de sorpresa, miraste tu propia piel, y a la misma luz viste que era de un color esmeralda y brillante. Bueno, fue demasiado.
Gritaste como una loca, tu padre llegó corriendo y el extraño misterioso se desvaneció riendo en la noche. Tus padres te consolaron un rato, pero resultaba obvio que no podían ver cómo habías cambiado. Les aseguraste que no era culpa del viajero, sino tuya, y que ahora querías irte a dormir; cuando despertaste, todo lo que pasó por tu mente es que en esa ocasión la habías jodido de verdad.
Y entonces el viajero regresó. Te pidió disculpas y te explicó lo que había ocurrido: eras una Kithain y había despertado tu naturaleza feérica. Te ofreció una vida en el camino junto a él, viajar por el país y ver todo lo que el mundo tenía que ofrecerte (sin mencionar las chicas del camino), pero educadamente lo rechazaste, porque la hija de un granjero siempre tiene responsabilidades. Sin embargo, le dijiste con un guiño coqueto que siempre sería bienvenido.
Desde entonces has aprendido más de tu naturaleza, has tranquilizado a tu padre con amor filial y con un nuevo conocimiento sobre las actividades de la granja, mientras sigues explorando tu sexualidad reprimida a sus espaldas (lo que no sabe no le hace daño). El capitán del equipo de fútbol universitario durante dos semanas; un chico de tu clase de arte cindo días después, incluso dos atletas del equipo de atletismo al mismo tiempo un mes después. No puedes creer que nunca hubieras amado tanto la vida como ahora.
Consejos de interpretación: Eres una de las chicas más alegres, trabajadoras y completamente sensuales que han vivido en tu lugar. Resulta demasiado fácil para la gente (o los Kithain) clasificarte con un comentario despreciativo e ignorante: salida, puta, guarra, etc. Pero quienes te conocen -y en estos momentos casi todos los Kithain viajeros del Medio Oeste han acudido a ti en algún momento- comprneden el amor y la admiración que sientes por todos y todo lo que te rodea. No es que estés ansiosa de sexo, simplemente te enamoras de la gente en rápida sucesión, queriendo conocerlas y compartir lo que eres con ellas. Al mismo tiempo, en las horas de luz te dedicas a aprender todo lo que puedes sobre cultivar cosas, porque algún día la granja de tu familia terminará en tus manos. No es una mala vida. Quienes hablan contigo dicen que tu inocencia no puede durar tanto, pero por lo que a ti se refiere, puede durar para siempre.
Corte: Luminosa.
Aspecto: Rebelde.
Legados: Orquídea/Pavo Real
Atributos Físicos: Fuerza 3, Destreza 2, Resistencia 2
Atributos Sociales: Carisma 4, Manipulación 3, Apariencia 4
Atributos Mentales: Percepción 3, Inteligencia 2, Astucia 3
Talentos: Alerta 1, Empatía 3, Persuasión 3, Sagacidad 2
Técnicas: Etiqueta 2, Interpretación 3, Pericias 3, Supervivencia 3, Trato con Animales 2
Conocimientos: Medicina 3, Saber 2
Trasfondos: Henge 2, Soñadores 2, Tesoro 1
Artes: Prestidigitación 2, Primal 1, Soberanía 2
Reinos: Actor 4, Hada 1, Naturaleza 2
Glamour 4, Fuerza de Voluntad 2, Banalidad 3

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#39

Mensaje por Alexander Weiss » 13 Sep 2019, 15:13

Imagen

LA ECOTERRORISTA
Cita: Ha llegado el momento de que te preguntes lo que quieres de verdad. ¿Ves esos kilómetros de bosque sin contaminar? ¿Quieres tener eso u otro centro comercial, otra comunidad cerrada, otro mar de aparcamientos, casas y basura? Es el tiempo de marcar la diferencia, y esta vez vamos a hacer bien el trabajo.
Trasfondo: Había una vez una niña que vivía junto a un hermoso bosque. Sus padres habían vivido en la ciudad, pero querian volver a la naturaleza. Su madre era una alfarera de Eureka, Estados Unidos, su padre tenía una licenciatura en Religiones Orientales por la Universidad de Berkeley. Los padres de la niña la animaron a jugar en la naturaleza, la enseñaron a trabajar con las manos, e hicieron excursiones y acampadas en los bosques del estado de Washington durante días e incluso semanas. Nunca tuvo que preocuparse de ir a la escuela o hacer amigos de los niños ignorantes atrapados en sus Gameboys y adictos al O'Tolley's: el bosque era su escuela, y los árboles sus compañeros de clase. Siempre había sabido que era especial, así que no fue una sorpresa para ella cuando su piel se volvió verde una primera, en el día en que aparecieron las primeras flores. Corrió a los bosques para enseñarles a sus amigos lo que había ocurrido y ellos le susurraron que estaban muy contentos por ella. Y así pasaron las estaciones.
Y tú deberías haber vivido feliz para siempre.
Un día los bulldozers llegaron al bosque y acudiste corriendo junto a tu madre, suplicándole que hiciera algo para pararlos. Pero resultó que la compañía maderera había obtenido los permisos en la ciudad cercana; tus padres podían ser arrestados si interferían, ¿y quién cuidaría de ti? Alguien quería construir una nueva autopista entre los árboles; otro constructor pensó que casas de un millón de dólares eran justo lo que necesitaban aquellos trozos supervivientes de “belleza natural.” Así que contemplaste, impotente, cómo tus amigos caían uno tras otro bajo aquella marea de metal y humo. Fue entonces cuando aprendiste lo que era la rabia, la frustración y el odio, cosas con poder que tus padres nunca te habían enseñado.
No fue muy complicado salir a escondidas de casa una mañana, y llegar sin ser vista al lugar donde estaban comenzando a construir la autopista. Tú y tu padre habíais trabajado juntos un verano arreglando el viejo Honda que utilizábais para ir a buscar comida a la ciudad, así que sabías muy bien cómo funcionaban los coches. Robaste una lata de gasolina y comenzaste literalmente a empapar el trailer del capaz. Finalmente te escurriste dentro de uno de los bulldozers y comenzaste a manipular unos pocos botones y palancas. Cuando los trabajadores llegaron, desapareciste en la espesura y desde la distancia contemplaste el caos que habías provocado con expresión satisfecha.
Pasó el tiempo, y tus planes se hicieron más atrevidos a medida que te hacías mayor y tu persistencia se incrementaba. Tu piel se oscureció y tu cuerpo se endureció con tu mente; comenzaste a pedirle a tu padre libros de química e ingeniería. Si alguna vez sospechó algo, nunca llegó a decirte nada; quizás lo aprobaba en silencio. De noche te escurrías sigilosamente a los lugares donde habían talado árboles y plantabas semillas y brotes, susurrándoles que todo volvería a estar bien pronto y que debían crecer grandes y fuertes y retorcer sus raíces para romper las máquinas de los hombres.
Pronto encontraste a otros como tú, y comenzo la verdadera aventura.
Consejos de interpretación: Eres una persona protectora, carismática y persuasiva, pero cuando algo que te resulta querido es amenazado te conviertes en una pesadilla de sangre fría. Después de flirtear con Greenpeace y otros grupos ecologistas, decidiste que no eran lo bastante radicales para ti; se necesitaba acción. Así que la mayor parte del tiempo actúas de manera independiente y libre, provocando accidentes y saboteando maquinaria aquí y allá, y pronto conseguiste seguidores. Ahora diriges tu propio grupo de humanos radicales (¡y un par de Changelings) en los bosques del Noroeste, dejando de lado la universidad para seguir tu propia cruzada personal. Tras la destrucción te aseguras de plantar nueva vida, ¿qué propósito tiene lo que haces si no sale nada bueno de ello?
Que el cielo ayude a la gente si alguna vez diriges tu atención a la gran ciudad.
Corte: Oscura
Aspecto: Rebelde
Legados: Cabecilla/Regente
Atributos Físicos: Fuerza 3, Destreza 3, Resistencia 3
Atributos Sociales: Carisma 4, Manipulación 4, Apariencia 3
Atributos Mentales: Percepción 2, Inteligencia 3, Astucia 3
Talentos: Alerta 1, Atletismo 2, Empatía 1, Esquivar 3, Intimidación 1, Persuasión 2
Técnicas: Armas de Fuego 2, Conducir 2, Liderazgo 2, Pericias 1, Seguridad 3, Sigilo 2, Supervivencia 2
Conocimientos: Ciencia 3, Informática 2, Leyes 1
Trasfondos: Contactos (organizaciones ecologistas) 2, Recursos 2, Soñadores 2
Artes: Prestidigitación 1, Primal 2
Reinos: Actor 4, Hada 1, Naturaleza 1
Glamour 4, Fuerza de Voluntad 3, Banalidad 3

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3202
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Libro de Linaje: Ghille Dhu

#40

Mensaje por Alexander Weiss » 15 Sep 2019, 18:43

Imagen

LA BRUJA BUENA
Cita: ¿Y qué estás buscando, querida? Quizás te gustaría algo que aliviara la enfermedad que sufres, devorándote por dentro...¡Oh, por favor, no llores! ¿Qué he dicho? Oh, ya veo...¿Que cómo lo he sabido? Es algo muy sencillo de ver, querida, cuando aprendes a hacerlo.
Trasfondo: Mamá siempre quiso mantener vivas las viejas tradiciones. La acompañabas a su granja o a otros lugares donde tejían tartanes y aprendiste canciones tradicionales antes de aprender a caminar, tus nanas en gaélico. Cada día del año extendía su abrigo en el suelo y ponía en él todas las plantas del brezal, señalando cada una y contándote su historia o de dónde venía y cómo crecía. Era difícil llegar a fin de mes, con doce chicos y chicas en una cabaña, pero lo conseguíais. Y un año cuando la primavera llegó, y tu piel se volvió tan verde como la hierba gresca, alegraste a tu madre cantando todas las canciones perfectamente, contándole la historia de las hierbas, incluso las que no conocía. La ayudaste a criar a los pequeños y las tejedoras de tartanes dijeron que seguramente te convertirías en una mujer sabia, bendiciendo a los bebés y el ganado, cultivando remedios en el jardín (Y mientras tanto buscaron por todas partes el mejor marido para ti).
Pero no pudo ser; la viruela se te llevó antes de que cumplieras los quince años.
Así que quedaste sorprendida cuando volviste a despertar unas décadas después. Volvías a ser una niña, y ahora había fábricas cerca, y en esta ocasión tenían dos padres. Pero érais mucho más pobres que antes, y no había tiempo para charlar ni aprender nada; ahora tenías que palear carbón en una caldera catorce horas al día sólo para ganarte el pan. Intentaste hablarle a mamá de las plantas, o conseguir que te acompañara cantando las viejas canciones, pero no era la misma mamá de antes y no le importaba. En cuestión de meses tu piel pasó de ser verde a gris, y moriste todavía más joven en esta ocasión, tras perder un brazo en un accidente en la fábrica, antes de que cumplieras los trece años.
Los años siguieron pasando, y tuviste buena y mala suerte, pero las ocasiones en las que despertabas en el Ensueño eran las que recordabas, uniendo hebras de música y conocimiento, y siguiéndolas y tejiéndolas como los hilos de tweed. Cada vez que salías de la Crisálida (porque así descubriste que era así como la llamaban después de encontrarte con otro de los tuyos en Stirling durante la Gran Guerra), seguías por donde lo habías dejado y hacías lo que podías para mantener vivo el antiguo conocimiento. ¿Qué había de bueno en un cuerpo que olvidaba esas historias y sabiduría? No te importaban los coches, los ordenadores y otros inventos; te las habías apañado bien sin ellos durante más de doscientos años, gracias. Pero morir joven ya no era lo habitual, así que cuando los viejos señores regresaron, aunque sólo eras una niña pequeña, decidiste que no te conformarias más, y en esta ocasión vivirías todo lo que pudieras, y enseñarías tus propias canciones.
Y aquí estás. Quienes te conocen dicen que quizás puedas durar para siempre, aunque no terminan de creérselo; pero tú sólo sonríes, les guiñas el ojo, les ofreces un poco de miel fresca para su té y una sonrisa afortunada, guárdandote tus propios secretos.
Consejos de interpretación: Una rareza entre los Ghille Dhu, has conseguido rechazar la Banalidad hasta bien entrada la madurez. Tus hijos han crecido y han dejado tu hogar encantador en las montañas, y la mayor, bendita sea, ya está esperando su propio hijo. Los Changelings atribuyen tu longevidad a tu aislamiento, pero conoces de primera mano el poder de tener algo por lo que vivir, y algo que te mantenga viva; aunque sólo sea tu conocimiento enciclopédico de las costumbres populares, y que alguien saque algo de provecho de ellas. Y quizás sea debido a tu memoria sorprendentemente clara para alguien como tú, pero te sientes despreocupada por la llegada del Invierno, porque has visto en persona que las estaciones siempre terminan volviendo. En tus siglos feéricas has conocido una serie ininterrumpida de vidas y has acumulado muchos secretos que estás dispuesta a compartir con quienes muestren respeto por la tierra, su guardiana y sus tradiciones, a los que estás dispuesta a dar la bienvenida.
Corte: Luminosa
Aspecto: Gruñona
Legados: Sabia/Fatalista
Atributos Físicos: Fuerza 2, Destreza 2, Resistencia 2
Atributos Sociales: Carisma 3, Manipulación 2, Apariencia 3
Atributos Mentales: Percepción 4, Inteligencia 3, Astucia 3
Talentos: Alerta 2, Empatía 3, Persuasión 1, Sagacidad 3
Técnicas: Etiqueta 2, Herbalismo 3, Meditación 2, Pericias 2, Supervivencia 4
Conocimientos: Enigmas 2, Gremayre 1, Medicina 1, Rituales 1, Saber 3
Trasfondo: Henge 1, Quimera 1, Recuerdo 3
Artes: Adivinación 1, Primal 1, Raithe de Primavera 1
Reinos: Actor 2, Escena 1, Hada 2, Naturaleza 3
Glamour 4, Fuerza de Voluntad 5, Banalidad 5

Editor completo

Volver a “Changeling”