[Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

Desde la primera edición a la quinta.
Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#21

Mensaje por Alexander Weiss » 09 Feb 2021, 18:23

Imagen LA EDAD VICTORIANA
La fusión de los parlamentos de Inglaterra e Irlanda creó el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda. Parte del acuerdo de la unión fue eliminar cualquier discriminación administrativa contra los católicos, presbiterianos, baptistas y otras religiones minoritarias. Sin embargo, el rey Jorge III bloqueó firmemente los acuerdos, lo que provocó en protesta la renuncia del Primer Ministro William Pitt el Joven. Sin embargo, a partir de 1829 comenzarían a aprobarse una serie de leyes que permitieron la presencia de los católicos en el parlamento, además de otras medidas que suavizaron la discriminación. El Duque de Wellington, héroe de las guerras napoelónicas, persuadió al rey Jorge IV de que no obstaculizara las reformas, aunque hubo algunas revueltas por parte de los católicos que se negaban a financiar la iglesia anglicana en Irlanda.
Entre 1845 y 1849 una serie de plagas arruinaron las cosechas de patatas provocando hambrunas que llevaron a la emigración en masa de los irlandeses. Se estima que de 8 millones de habitantes antes de 1845 la población de la isla se redujo a unos 4.4 millones a principios del siglo XX. El gaélico irlandés se redujo considerablemente al establecerse un sistema de educación público en inglés. Las revueltas irlandesas y los problemas que afectaban a la población de Irlanda llevaron a la formación de una corriente nacionalista moderna, un movimiento social y político que fue cobrando fuerza a lo largo de todo el siglo XIX.
Durante el siglo XIX unas 10.000 familias inglesas poseían prácticamente toda la tierra cultivable de Irlanda. La mayoría residían en Inglaterra, y raramente viajaban a Irlanda, alquilando sus terrenos a granjeros irlandeses. No pagar las rentas significaba desahucios, a menudo violentos. Los abusos llevaron a una reforma agraria, dirigida por Michael Davitt y la Liga de la Tierra. El parlamento inglés emitió una serie de leyes que permitió a la mayoría de los granjeros adquirir sus tierras y redujo las rentas de otros. A finales del siglo XIX terminó la época de los “terratenientes ausentes.”
De forma paralela al problema de la tierra, el problema del autogobierno irlandés se convirtió en un tema de debate hacia 1870. Charles Stewart Parnell fundó el Partido Parlamentario Irlandés, un partido autonomista que se dividió en 1890 tras un escándalo protagonizado por el propio Parnell. Hacia finales de siglo también comenzaron las tensiones entre los nacionalistas irlandeses y los unionistas, que apoyaban el mantenimiento del Reino Unido. La mayor parte de Irlanda era nacionalista, católica y agraria, salvo en el nordeste, una zona unionista, protestante e industrializada. Los unionistas temían perder poder político y económico en un país independiente, mientras que los nacionalistas se consideraban ciudadanos de segunda clase sin un autogobierno. De esta división surgieron dos movimientos: la Antigua Orden de los Hibernos, por parte de los católicos y la Orden de Orange, por parte de los protestantes.

Tras los enfrentamientos anteriores parecía que los dominios irlandeses habían alcanzado la paz, pero se trataba de una percepción engañosa. Los Vástagos de Irlanda simplemente se estaban rearmando para volver a luchar entre ellos. En Belfast la Príncipe Caitlin O'Shae estableció una serie de pactos con los Ventrue de Londres para fortalecer su posición. Por su parte, la Príncipe Elizabeth Bendish de Dublín pronto comenzó a reconstruir su dominio con la ayuda de su progenie. Los Toreador de Dublín pronto consiguieron aliados entre los Brujah, así como entre los Gangrel y Tremere.
De esta manera volvieron a formarse dos facciones entre los Vástagos del Feudo del Ulster y los del Feudo de Connacht. Aunque se produjeron algunas intrigas, las hostilidades no comenzaron hasta la segunda mitad del siglo XIX. Muchos Vástagos de Connacht se vieron afectados por las hambrunas, y siguieron a sus rebaños en la migración, especialmente hacia el Nuevo Mundo. Los que permanecieron, estrecharon sus vínculos, y de la misma forma que comenzaban a formarse tensiones entre irlandeses nacionalistas y unionistas, muchos Vástagos irlandeses se resentían ante lo que consideraban la injerencia de los Vástagos ingleses en sus dominios. Otros se mostraban más pragmáticos, utilizando peones entre ambos bandos, esperando que apareciera un vencedor claro.
Con el tiempo, aunque Belfast y Dublín poseían “Príncipes” nominales, mas bien debían considerarse portavoces de la Primogenitura de los clanes establecidos. En Belfast, Nosferatu y Ventrue eran las facciones más importantes, mientras en Dublín lo eran Brujah y Toreador. Durante esta época, los Vástagos irlandeses también atacaron la influencia de la Estirpe de Inglaterra, temiendo que el Príncipe de Londres conquistara de forma efectiva los dominios de Irlanda.
Las tensiones y revueltas entre mortales fueron utilizadas por los no muertos. Varias revueltas y atentados fueron dirigidos de forma conveniente contra los refugios de algunos Vástagos. Por su parte, los Ventrue de Belfast trataban de desligarse de los pactos contraídos con sus compañeros de Londres. En medio de estos conflictos, la Camarilla de Irlanda era incapaz de prestar atención a sus verdaderos enemigos.
Desde el siglo XVIII la familia Dunsirn de Escocia había invertido en Irlanda, pero a principios del siglo XIX varios vampiros de la familia se instalaron de forma permanente en Belfast. En principio procuraron permanecer apartados de las trifulcas de la Camarilla, a pesar de las promesas de varios Vástagos, aunque en ocasiones supieron vender ventajosamente sus servicios. Los Dunsirn irlandeses se enriquecieron a lo largo de todo el siglo.
Don Rafael Molinero, del clan Lasombra, también utilizó los conflictos irlandeses en su provecho, introduciendo agitadores para desastibilizar la política mortal y de los no muertos, sin necesidad de extender su influencia. Durante el siglo XIX fortaleció la presencia del Sabbat en Irlanda, trayendo a varios Cainitas europeos, incluyendo Gangrel y Tzimisce, aunque la presencia de la secta era más poderosa en el Ulster. Sin embargo, Don Rafael se mostraba cauteloso; sabía que aunque la conquista de la isla por parte de la Espada de Caín era posible, una acción semejante daría al Príncipe Mithras de Londres la excusa perfecta para intervenir El antiguo Lasombra y los Cainitas irlandes prefirieron aguardar una oportunidad propicia para atacar.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#22

Mensaje por Alexander Weiss » 10 Feb 2021, 17:41

Imagen EL ESTADO LIBRE IRLANDÉS
Desde finales del siglo XIX los irlandeses solicitaban un estatuto de autonomía (Home Rule). La resistencia unionista se manifestó en la formación de los Voluntarios del Ulster para oponerse a los nacionalistas. En septiembre de 1914, justo antes del estallido de la Primera Guerra Mundial, el parlamento del Reino Unido aprobó el Acta de Gobierno de Irlanda, que establecía un autogobierno irlandés, pero se suspendió durante la duración de la guerra. Los nacionalistas irlandeses apoyaron la participación en el conflicto junto a los Aliados de la Triple Entente. Hubo intentos de aplicar el acta de autogobierno, pero los nacionalistas y unionistas irlandeses fueron incapaces de llegar a un acuerdo para que el Ulster no fuera incluido.
El período entre 1916 y 1921 estuvo marcado por la violencia. En 1916 se produjo el Alzamiento de Pascua, una insurrección en Dublín para obtener la independencia unilateral de Irlanda. Aunque los insurgentes eran minoría, la violencia de la supresión incrementó el apoyo a los rebeldes. En diciembre de 1918 el Sinn Féin, el partido de los rebeldes independentistas, consiguieron tres cuartas partes de los escaños de Irlanda. El 21 de enero de 1919 se fundó el parlamento de la República de Irlanda que declaró de forma unilateral su soberanía sobre toda la isla.
Al negarse a negociar con el Reino Unido ningún acuerdo que no incluyera la independencia completa, el Ejército Republicano Irlandés, el ejército de la República de Irlanda, inició una guerra de guerrillas. Durante el conflicto, en 1920 el parlamento británico aplicó un estatuto que dividía la isla en Irlanda del Norte e Irlanda del Sur. En julio de 1921 el gobierno británico y el gobierno irlandés acordaron una tregua, y en diciembre firmaron un acuerdo.
El tratado reconocía la creación de un Estado Libre Irlandés, un dominio con autogobierno en la Commowealth de Naciones, similar a Canadá y Australia. Irlanda del Norte podía decidir unirse al Estado Libre Irlandés o permanecer en el Reino Unido. En 1922 ambos parlamentos ratificaron el tratado y se formalizó la independencia del Estado Libre Irlandés. Irlanda del Norte obtuvo su propia autonomía, pero pero decidió permanecer como parte del Reino Unido. Durante las décadas siguientes cada territorio mantuvo la división en función del catolicismo o el protestantismo.

Con el comienzo del siglo XIX los conflictos entre la Estirpe de Irlanda también se extendieron a los dominios de Gran Bretaña. Muchos Anarquistas británicos contaban con el apoyo de los Vástagos irlandeses, de forma más o menos encubierta, y a menudo recurrían a la isla como refugio y lugar de reclutamiento. En el Feudo de Connacht muchos Brujah recordaban la época de gobierno del Séamas el Rojo, y apoyaban a los nacionalistas irlandeses en su objetivo de conseguir la independencia de la isla.
En el Feudo del Ulster, aunque contaban con más vínculos con la Estirpe británica, los Vástagos de Irlanda del Norte desconfiaban del Príncipe Mithras de Londres. El anciano parecía mostrarse indiferente a los conflictos irlandeses, y de hecho, varios “embajadores” londinenses a Irlanda fueron enviados a la isla como castigo. Parecía que el Príncipe de Londres consideraba Irlanda como un lugar donde librarse de elementos indeseables.
En 1915 la Príncipe Caitlin O'Shae del Ulster fue asesinada en un atentado que también destruyó a Lord Thomas Lynch, embajador de Londres y otros Vástagos presentes. El antiguo Primogénito Milesius, del clan Nosferatu, resultó herido y cayó en letargo poco después.
El asesinato fue utilizado por el Príncipe Mithras para intervenir de forma decisiva en Irlanda. Garret Blythe, del clan Ventrue, fue nombrado nuevo Príncipe del Ulster, con gran oposición. Los seguidores de Mithras se extendieron por Irlanda del Norte y atacaron a los Vástagos leales al Feudo de Connacht, especialmente Brujah y Gangrel.
El Alzamiento de Pascua, que algunos Vástagos irlandeses atribuyen a la manipulación de Mithras, sirvió de cobertura para que los seguidores del Príncipe de Londres se introdujeran en los dominios irlandeses. Si la represión fue dura para los mortales, para la Estirpe de Irlanda se convirtió en un reinado de terror. Muchos Vástagos fueron atacados simplemente por apoyar a los católicos irlandeses. Varias Cazas de Sangre fueron declaradas y en 1916 la Príncipe Elizabeth Bendish de Dublón fue asesinada en circunstancias no del todo aclaradas.
La reaparición del antiguo Milesius constituyó un revulsivo para los Vástagos irlandeses. Acusó a Mithras de haber orquestado la violencia para conquistar Irlanda y ordenó a todos los Vástagos ingleses que hubiesen llegado después de 1915 que abandonaran la isla. Siguieron varios años de guerra, abierta y encubierta, y ante la hostilidad recibida, muchos Vástagos ingleses optaron por una prudente retirada.
En medio del conflicto varios Cainitas del Sabbat fueron descubiertos, así como su participación en el atentado que había acabado con la Príncipe de Dublín. Durante un breve tiempo, los Vástagos de toda Irlanda se unieron contra el enemigo común, pero cuando el Estado Libre Irlandés se dividió, los dos grandes Feudos de la isla se distanciaron.
Jonathan Temple, arconte del clan Tremere, fue el artífice que estableció la paz, al menos temporalmente, entre el Feudo de Connacht y el Feudo del Ulster. Poco después recibiría el título de Señor de Irlanda por su clan. Por su parte, Milesius se convertiría en Príncipe del Ulster. Por su parte, los Vástagos de Dublín eligieron como Príncipe a Donal O'Connor, del clan Brujah.
Desde Londres, el Príncipe Mithras había dirigido su atención hacia Europa durante la Primera Guerra Mundial, y dejó los problemas de Irlanda en manos de sus subordinados. En cierto sentido, la situación en la isla le recordaba al problema de la posesiones inglesas en Francia durante la Edad Media. El conflicto irlandés no le preocupaba, cada vez se sentía más distanciado de lo que consideraba una guerra mezquina y de escasa importancia.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#23

Mensaje por Alexander Weiss » 11 Feb 2021, 19:01

Imagen LA REPÚBLICA DE IRLANDA
El tratado que confirmó la separación del Ulster provocó la división de los republicanos irlandeses, entre quienes querían luchar hasta conseguir la unidad de toda la isla, y quienes aceptaban el Estado Libre Irlandés como un primer paso hacia la independencia y unidad completa. Entre 1922 y 1923 ambos bandos se enfrentaron en una sangrienta guerra civil. Los partidarios del estado libre derrotaron a quienes se oponían al tratado, aunque la división permanecería en las décadas siguientes, entre los dos principales partidos políticos irlandeses: el Fianna Fáil y el Fine Gael.
El Estado Libre Irlandés sufrió la crisis económica de 1929 y mantuvo su democracia, a pesar de la formación de varias dictaduras en Europa. El presidente Éamon de Valera del Fianna Fáil consiguió ganar las elecciones de 1932, marcando la aceptación del estado. Sin embargo, el desempleo y las migración eran elevadas, y la población declinó de forma continuada durante este período.
La Iglesia Católica mantuvo una influencia poderosa en el nuevo estado, como en gran parte de la historia de Irlanda. Su influencia provocó que los sucesivos gobiernos mantuvieran políticas sociales muy conservadoras, prohibiendo el divorcio, los anticonceptivos, el aborto y la pornografía, además de promover la censura y prohibición de muchos libros y películas. Además, la Iglesia controlaba la mayor parte de los hospitales, escuelas y servicios sociales.
Con la división de Irlanda en 1922 muchos protestantes emigraron, al sentirse incómodos en un estado nacionalista y católico, así como la violencia de la guerra civil y los años posteriores. La Iglesia Católica también emitió un decreto, conocido como Ne Temere, en el que obligaba a que los hijos de católicos y protestantes fuesen educados como católicos. En cualquier caso, el descenso de la población protestante no se detuvo hasta 1945.
En 1937 se aprobó una nueva constitución que convertía al Estado Libre Irlandés en Irlanda (o Éire). La república permaneció neutral durante la Segunda Guerra Mundial, evitando muchos de los horrores de la guerra, aunque decenas de miles de voluntarios irlandeses sirvieron en el ejército británico. Durante la guerra Irlanda sufrió racionamiento de alimentos y combustible.
En 1949 Irlanda abandonó la Commowealth británica y se declaró formalmente una república, abandonando la soberanía de la corona. Durante esta época también se produjo crecimiento económico y se introdujeron planes sociales. Desde comienzos de la década de 1960 Irlanda buscó la admisión en la Comunidad Económica Europea, consiguiéndolo en 1973.
Los problemas económicos de la década de 1970 provocaron el estancamiento de la economía irlandesa, y los problemas en Irlanda del Norte redujeron la inversión extranjera. Sin embargo, las reformas económicas y la ayuda de la CEE permitieron la recuperación a finales de la década de 1980, con uno de los crecimientos más elevados del mundo, que continuó en los años siguientes. Durante este período Irlanda sería conocida como “El tigre céltico.”
Durante el siglo XXI Irlanda comenzó a implantar políticas sociales muy necesarias, con la legalización del divorcio, la descriminalización de la homosexualidad y el aborto. Los escándalos en la Iglesia Católica, tanto financieros como sexuales coincidieron con el declive de la práctica religiosa.
La nueva prosperidad de Irlanda terminó abruptamente en el año 2008, cuando una crisis financiera provocó la bancarrota del sector bancario y el incremento del desempleo. Los niveles de emigración se elevaron nuevamente.

Sin los Vástagos británicos, la Estirpe de Irlanda volvió a las viejas rencillas, si es que podía decirse que alguna vez las habían abandonado. De nuevo el Feudo del Ulster y el Feudo de Connacht volvían a acusarse mutuamente de interferir en sus dominios, y los dos Príncipes afirmaban que su rival pretendía imponer su autoridad sobre toda Irlanda. Los Tremere se convirtieron en mediadores entre ambas facciones, procurando reducir los conflictos, pero cuando sus esfuerzos comenzaron a ser menospreciados e incluso se les acusó de querer apoderarse de los dominios irlandeses, los Brujos se retiraron a la neutralidad de su capilla.
Desde la década de 1960 los conflictos entre los Vástagos volvieron a reanudarse, y los vampiros del Ulster acusaban a los de Connacht de azuzar a los terroristas del IRA contra ellos. En el Ulster, Nosferatu y Ventrue restablecieron sus antiguas alianzas. El Príncipe Milesius abandonó el poder en 1970 y cedió el dominio a James Valentine, del clan Ventrue, mientras que en el sur, el Príncipe Donal O'Connor fortalecía sus lazos con los Toreador de Dublín.
La situación de enfrentamiento se prolongó durante las décadas siguientes. Varios atentados fueron dirigidos contra refugios o posesiones de los Vástagos, y a principios de la década de 1990 la Estirpe irlandesa se vio expuesta a los ataques del Sabbat.
Tras el abandono de los Vástagos británicos y la desaparición del Príncipe Mithras de Londres, el antiguo Don Rafael Molinero, del clan Lasombra, había decidido comenzar la ofensiva que culminaría con la conquista de Irlanda para la Espada de Caín. Había unificado a los Cainitas irlandeses bajo su mando, y había sido reconocido como Arzobispo. Ahora sólo faltaba consolidar su título abiertamente.
La década de 1990 fue decisiva para la Estirpe de Irlanda. El Señor Tremere Jonathan Temple fue depuesto y “llamado a Viena”, mientras que varios antiguos irlandeses fueron marcados como objetivo por los Cainitas y destruidos. Varios dominios resultaron diezmados.
En 1997 un asesino Assamita consiguió acabar con Don Rafael Molinero, pero su desaparición no consiguió detener el avance de la Espada de Caín. El plan del antiguo seguía adelante sin su ausencia, y su chiquilla Virginie Fortabat tomó las riendas de su legado.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#24

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Feb 2021, 17:10

Imagen IRLANDA DEL NORTE
En 1920 se creó Irlanda del Norte que fue gobernada hasta 1972 por un gobierno unionista, dirigido por el Partido Unionista del Ulster. El Primer Ministro James Craig declaró que sería “un estado protestante para los protestantes.2 La mayoría de la población era presbiteriana o angliana, lo que mantenía fortalecido el poder político de los unionistas.
Durante este período se extendió la discriminación contra los nacionalistas católicos, lo que llevó a la formación de la Asociación de los Derechos Civiles de Irlanda del Norte a finales de la década de 1967, utilizando manifestaciones y protestas no violentas para mobilizar a los católicos y la simpatía de la opinión pública. Mientras tanto, los paramilitares protestantes y católicos recurrieron a la violencia y actos brutales para mantener su poder.
En octubre de 1968 una marcha pacífica por los derechos civiles tras la intervención de la policía provocó disturbios durante los meses siguientes. Para restaurar el orden se desplegaron soldados británicos en las calles de Irlanda del Norte.
La violencia fortaleció a grupos militares como el Ejército Republicano Irlandés (IRA), que se erigieron en protectores de los católicos, vulnerables ante la brutalidad policial y militar. Durante las décadas siguientes el reclutamiento del IRA se incrementó, y la intervención de los soldados británicos resultó insuficiente para detener la violencia civil, solidificando la importancia del IRA para proteger a los católicos. Las tensiones estallaron durante el Domingo Sangriento de 1972, cuando paramilitares británicos dispararon contra manifestantes católicos desarmados. Comenzó así la época de “Los Problemas.”
El parlamento de Irlanda del Norte fue disuelto en 1973. Los protestantes crearon sus propios grupos paramilitares, como el Regimiento de Defensa del Ulster y la Fuerza de Voluntarios del Ulster, que participaron en la guerra contra el IRA. En los enfrentamientos entre católicos y protestantes murieron más de 3.000 personas, civiles y militares. La mayor parte de la violencia tuvo lugar en Irlanda del Norte, pero también se extendió a Inglaterra e Irlanda.
Irlanda del Norte fue gobernada directamente por el parlamento británico, a través de un secretario de estado. Se intentó crear un ejecutivo con representación de católicos y protestantes, y se declaró que la reunificación de Irlanda debía realizarse por consenso, pero las iniciativas a favor del fracasaron. Durante la década de 1970 la policía británica se alió con los paramilitares protestantes para derrotar al IRA, pero aunque la violencia se redujo, no se consiguió acabar con el terrorismo. El IRA buscó apoyo exterior, consiguiendo equipo militar en Libia, pero varios líderes del grupo eran conscientes de que la victoria puramente militar era imposible y durante la década de 1980 comenzaron contactos con el gobierno británico. En 1985 se firmó un acuerdo angloirlandés buscando un cese a las hostilidades, y comenzó un avance progresivo hacia la paz.
Finalmente en 1998, por el Acuerdo de Viernes Santo se formalizó el fin del conflicto entre católicos y protestantes y un acuerdo para compartir el gobierno de Irlanda del Norte. Sin embargo, el nuevo parlamento de Irlanda del Norte fue paralizado por los desacuerdos, hasta que en el año 2005 el IRA declaró el fin de su campaña armada. Inspectores internacionales supervisaron el desarme del IRA y de grupos paramilitares protestantes, y también se realizó una reforma de las fuerzas policiales y militares.

LAS NOCHES DE LA NIEBLA DE SANGRE
A finales de la década de 1990 el Sabbat había acabado con varios antiguos irlandeses, y su presencia en los dominios de la isla estaba clara. Varios Vástagos de la Camarilla huyeron, dejando a la secta debilitada. Entonces los Cainitas comenzaron una Cruzada contra la ciudad de Dublín. Pocos Vástagos sobrevivieron y Virginie Fortabat, una prodigio del clan Lasombra, fue proclamada Obispo de Irlanda.
Y entonces comenzó la caza.
Comenzó con la aparición de una extraña niebla en las calles de la ciudad de Dublín. Los Cainitas desaparecieron uno tras otro. Otros se volvieron locos, afirmando que algo los estaba “royendo” desde dentro y terminaban enfrentándose o suicidándose bajo la luz del sol.
En cuestión de semanas, no quedaba ningún Cainita en Dublín, y en sus calles la niebla fue desapareciendo. Poco después los Tremere, que se habían refugiado en su capilla de Cork, reaparecieron y reclamaron la ciudad como suya.

LAS ÚLTIMAS NOCHES
Los últimos años no han devuelto del todo la tranquilidad a la Estirpe de Irlanda. Tras la desaparición del Círculo Interior y la caída de la capilla de Viena en el año 2008, los Tremere irlandeses comenzaron a dividirse entre ellos. Su posición se debilitó, y poco después decidieron devolver el dominio de Dublín al Príncipe Donal O'Connor, del clan Brujah, a cambio de varios favores y de mantener una presencia importante en la ciudad.
En Belfast el vacío de poder dejado por el ataque del Sabbat fue ocupado por Malcolm, un Malkavian, aunque pocos fuera de su propio clan lo han apoyado. Varios Nosferatu han reaparecido, dirigidos de nuevo por Milesius, aunque no todos están seguros de que sea el antiguo Primogénito. Los Hécata han actuado y aspirarn a apoderarse del dominio, mientras varios cultos dedicados a Lilith, a Mithras y otras divinidades comienzan a ganar prosélitos.
La Llamada ha hecho desaparecer a numerosos antiguos, y ahora sus descendientes tratan de recoger su legado. En la incertidumbre de las Noches de la Gehenna nadie está seguro de lo que podría ocurrir, pero si a algo están acostumbrados los Vástagos irlandeses desde hace siglos, es a nadar en aguas turbulentas.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#25

Mensaje por Alexander Weiss » 12 Feb 2021, 17:29

Imagen LÉXICO VAMPÍRICO IRLANDÉS
Badlod: Sangre contaminada.
Cennimbolg: Despectivo. Se utiliza para chiquillos ignorantes, o para los Anarquistas.
Chisel: Chiquillo.
Craichall: Elíseo.
Fuilmitra: Ventrue.
Garda: Arconte.
Gengerel: Gangrel.
Gasoíche: Vástago.
Gat: Sangre.
Inmharthana: Anciano, Antediluviano.
Malcolm: Malkavian.
Milesoch: Nosferatu.
Morrigui: Brujah.
Pint (Pinta): Recipiente de sangre, a menudo un mortal que sirve como presa.
Scáthoi: Lasombra.
Seanoi: Antiguo.
Seamaireargh: Toreador.
Trinnere: Tremere.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#26

Mensaje por Alexander Weiss » 14 Feb 2021, 18:28

Imagen DOMINIOS VAMPÍRICOS DE IRLANDA

EL FEUDO DE CONNACHT

PRESENTACIÓN
El Feudo de Connacht abarca en teoría todo el territorio de la República de Irlanda. Aunque su líder nominal es el Príncipe de Dublín, en la práctica se trata de una alianza de conveniencia de Vástagos de diversas alianzas que se unieron en su oposición a las injerencias de los Vástagos anglonormandos, y muy especialmente, el Príncipe Mithras de Londres. Sin embargo, la autoridad del Príncipe de Dublín, aunque fortalecida por su influencia en la capital irlandesa, se difumina más allá de la ciudad, y los gobernantes de otros dominios a menudo actúan de forma independiente, o simplemente lo han desoído cuando convenía a sus intereses.
Dublín no es el dominio más antiguo de la isla, pero sí el más poderoso, donde confluyen los diversos clanes irlandeses y donde pueden encontrar algo parecido a un Elíseo donde negociar con cierta seguridad. Esta convivencia también ha permitido que los Vástagos de Connacht concedan cierta importancia a las decisiones que se toman por consenso en el dominio. De todas maneras, a lo largo del tiempo, los aspirantes a Príncipe de Irlanda a menudo han descubierto que no es aconsejable tratar de imponer su autoridad en solitario, y que es mejor alcanzar acuerdos con los poderes que han formado parte de Irlanda desde hace siglos. Sin embargo, eso no les ha impedido tratar de intentarlo, con conflictos y querellas que sólo parecen detenerse frente a enemigos comunes.

TEMA Y AMBIENTE
Tema: Fragmentación. Tras la reciente caída de Londres ante la Segunda Inquisición y la derrota del Sabbat, los Vástagos de Connacht han comenzado a mirar hacia el interior y reclamar sus propios dominios. Surgen viejas rencillas, aparecen nuevos “Príncipes” que reclaman la autonomía de sus dominios y la aparente unidad comienza a desintegrarse, frente a la división de facciones antiguas y nuevas.
Ambiente: El Feudo de Connacht tiene un sabor genuinamente “irlandés”, tanto con los tópicos de la cultural popular como en detalles que a menudo pasan desapercibidos para los extranjeros. Los Vástagos irlandeses pueden parecer alegres y orgullosos, pero al mismo tiempo se encuentran ferozmente decididos a que nadie interfiera en sus asuntos, por mucho que haya quienes afirmen ser los gobernantes.

TRASFONDO HISTÓRICO
El territorio de la ciudad de Dublín (en irlandés Baile Átha Cliaht) ha sido habitado desde tiempos prehistóricos, aunque no parece haberse construido un asentamiento estable hasta la Edad Media. Los colonos vikingos construyeron un asentamiento en el año 841 llamado Dyflin (“agua negra”) junto a un asentamiento gaélico conocido como Áth Cliath (“vado de los juncos”). Los vikingos u ostmen gobernaron Dublín durante casi tres siglos, hasta que fueron expulsados definitivamente por el rey irlandés Brian Boru en la Batalla de Clontarf en el año 1014. El rey Dermot de Leinster expulsó en el año 1171 a los nórdicos de Dublín, derrotando a su rey Ascall mac Ragnaill.
En principio los Vástagos irlandeses, en su mayoría Brujah, Gangrel, Lhiannan y Nosferatu, no mostraron mucho interés por Dublín, más ocupados en enfrentarse entre sí durante siglos por los dominios del interior de Irlanda. Algunos acudieron a Dublín, atraídos por el creciente comercio, y especialmente los esclavos, que constituían una fuente de alimentación, pero durante varios siglos el asentamiento constituyó un terreno de caza neutral. Aunque hubo algunos conflictos, varios Gangrel de origen nórdico y Vástagos gaélicos utilizaron el lugar como punto de encuentro para sus negociaciones.
Es en el año 1185 cuando por primera vez Dublín recibió un Príncipe Cainita. Edward de Kent, un Ventrue de origen anglonormando, consiguió el apoyo de varios Gangrel irlandeses y nórdicos, así como de su propio clan, y reclamó el dominio sobre la ciudad. Sin embargo, su autoridad no iba mucho más allá, y su influencia era rivalizada por John Fairface, un Obispo Toreador de la Herejía Cainita. En las décadas siguientes, ambos Cainitas se convertirían en los principales rivales por el dominio.
No fue casualidad que Dublín se convirtiera en el centro del poder anglonormando tras la invasión de 1169, sustituyendo a Tara como sede de los reyes irlandeses, y años posteriores recibiría su carta de libertades y el derecho a elegir alcalde y prebostes. Durante este período los habitantes nórdicos construyeron un nuevo barrio al norte, conocido como Ostmantown, dejando paso a los nuevos colonos ingleses y galeses. Comenzó la construcción de “La empalizada”, una serie de fortalezas y medidas de defensa contra las incursiones de los irlandeses. En el año 1209 quinientos colonos de Bristol fueron masacrados por el clan de los O'Toole, y el lugar de la matanza se convirtió en un lugar de peregrinación y desafío. No obstante, la ciudad tuvo que pagar periódicos tributos a los clanes irlandeses para evitar sus ataques.
La rivalidad entre el Príncipe Edward y el Obispo John terminó en 1222 con la desaparición de este último en un viaje a Europa del que no regresó. Este suceso, fortuito o no, constituyó un respiro para el Príncipe, que incrementó su influencia sobre la ciudad, y apoyando la colonización inglesa sítuó a varios de sus chiquillos en las fortalezas que rodeaban Dublín. Sin embargo, la posición de los Cainitas anglonormandos era precaria en el mayor de los casos y de no ser por los enfrentamientos entre los Cainitas gaélicos, posiblemente hubiera sido derrocado. Por suerte, con el tiempo consiguió atraer a varios Cainitas gaélicos, especialmente Gangrel y Nosferatu, que incrementaron la población de no muertos de su dominio.
En el año 1297 Dublín se convirtió en la sede del Parlamento de Irlanda, formando por terratenientes y mercaderes. Durante esta época también terminó la construcción de la catedral de San Patricio, la catedral de Christchurch y la Iglesia de San Audoen.
Durante el siglo XIV, a medida que Dublín concentraba cada vez mayor poder político, los Cainitas irlandeses comenzaron a preocuparse. El antiguo Dermod, del clan Brujah, realizó una alianza entre los Gangrel y su propio clan. A cambio de ayudar a los Gangrel a destruir a las últimas Lhiannan de Irlanda, estos se comprometieron a ayudar a Dermot y los Brujah a expulsar a los Cainitas anglonormandos.
La alianza tuvo éxito. El Príncipe Hector de Cork y muchos Ventrue fueron destruidos, mientras que el Príncipe Edward de Dublín consiguió escapar a duras penas, huyendo a Francia en 1315, aprovechando la confusión creada por el ejército del conde Edward Bruce de Escocia, que incendió los suburbios. Sus partidarios se sometieron y rindieron vasallaje a Dermot, que dejó a uno de sus chiquillos, Séamas el Rojo, como gobernante de Dublín. La alianza entre Brujah y Gangrel permaneció al mando mientras Dermot continuaba sus ataques contra los Cainitas del Ulster, que se negaban a someterse a su dominio.
Séamas y sus partidarios gobernaban un dominio de unos 10.000 habitantes, que fue reducido a la mitad debido a los efectos de la Peste Negra de 1348, que reapareció periódicamente hasta el siglo XVII. Sin embargo, los nuevos gobernantes fomentaron la expansión de sus dominios hacia el sur, formando suburbios. Aunque se suponía que los irlandeses no podían vivir en Dublín y sus alrededores, muchos lo hacían, a pesar de las leyes vigentes. De hecho, el gaélico irlandés comenzaba a rivalizar con el inglés como lengua más numerosa de la ciudad.
Ante el abandono anglonormando, los condes de Kildare dominaron la política irlandesa hasta el siglo XVI. Séamas se convirtió en el Príncipe de Dublín, después de que su sire Dermod y sus partidarios fueran destruidos en lucha contra la anciana Magda, la última de las Lhiannan de Irlanda. La destrucción de Dermod también rompió la alianza entre Brujah y Gangrel, y el Príncipe Séamas tuvo que hacer frente a Douglas “el Negro”, el líder de los Gangrel dublineses. Los enfrentamientos entre ambos salpicarían el dominio durante el resto del siglo, hasta que finalmente Séamas consiguió acabar con su rival. Los Gangrel se dispersarían en los alrededores.
Debido a que era el más antiguo de los chiquillos supervivientes de Dermod, Séamas fue proclamado líder de los Brujah irlandeses, y sus luchas contra los Vástagos anglonormandos se confundieron con las Guerras Anarquistas. Durante esta época varios dominios menores se aliaron con Dublín, poniendo los cimientos del Feudo de Connacht en oposición al Feudo del Ulster.
En el año 1487, durante la Guerra de las Dos Rosas, una conspiración de nobles partidarios de la familia York tomó Dublín y proclamó rey al príncipe Eduardo, pero la conspiración fue aplastada y se demostró que el pretendiente era un impostor.
Durante este período el Príncipe Séamas recibió a varios embajadores de la Camarilla, quienes le invitaron a hacer la paz y unirse a la nueva secta, pero estos primeros contactos fueron rechazados. Séamas tenía muchos partidarios entre los Anarquistas y sus enemigos del Ulster eran partidarios de la Torre de Marfil, por lo que los Vástagos irlandeses no se unirían inmediatamente a la secta.
Sin embargo, viendo cómo cambiaba el curso de la guerra y tras consultar con otros antiguos Brujah, finalmente Séamas envió un embajador a la Convención de Thorns en 1493, y fue reconocido como Príncipe de Dublín. La fundación de la Camarilla le permitió obtener cierto reconocimiento y durante esta época Vástagos de otros clanes comenzaron a asentarse en la ciudad, especialmente los Toreador, liderados por Pascoe de Cornualles.
La ciudad de Dublín se benefició de la conquista de Irlanda y el desarme de los clanes irlandeses, aunque sufrió las consecuencias de la reforma anglicana y el pago del mantenimiento de las fortalezas inglesas. Varios dublineses fueron ejecutados por participar en revueltas. La alcaldesa Margaret Balla murió en prisión por sus simpatías católicas y el arzobispo Dermot O'Hurley fue ahorcado.
En el año 1592 abrió el Trinity College, una universidad protestante para los católicos. Sin embargo, las principales familias de la ciudad preferían enviar a sus hijos a las universidades católicas de Europa. Como resultado de las tensiones, las autoridades inglesas fomentaron el asentamiento de los protestantes a través de la administración. En contraste, la gran mayoría de la Estirpe de la ciudad estaba constituida por católicos, y el Príncipe Séamas desanimó el asentamiento de Vástagos protestantes.
En el año 1641 estalló una rebelión en Irlanda, y Séamas aprovechó la ocasión para apoyar a los Anarquistas y provocar disturbios entre sus rivales del Ulster. Sin embargo, a pesar de contar con numerosos apoyos entre los Vástagos irlandeses, no disponía de tanto poder político como creía. Su rival, el Príncipe Géaroid del Ulster recurrió a sus aliados en Londres y la respuesta fue el envío del Justicar Severus, del clan Ventrue, quien contaba con numerosas evidencias -reales y falsificadas- del apoyo del díscolo Príncipe de Dublín a los Anarquistas.
La lucha entre los arcontes y los Anarquistas de Dublín también afectó a otros Vástagos de la ciudad, pero finalmente las fuerzas de la Camarilla se impusieron y Séamas tuvo que huir. El Justicar Severus entró en la ciudad en 1653 y nombró a su chiquillo Robert Fraser Príncipe. El Justicar y sus seguidores realizaron una purga y exilio de la Estirpe dublinesa, expulsando a los partidarios de los Anarquistas o los Vástagos que pudieran constituir una amenaza. Finalmente, en el año 1660 el Príncipe Robert Fraser se retiró, dejando como Príncipe a una joven ancilla, Elizabet Bendish, del clan Toreador, a la que Vinculó por Sangre para garantizar su lealtad.
La Príncipe Elizabeth Bendish era débil, y su título en gran parte nominal, sometido a la decisión del nuevo Consejo de la Primogenitura de Dublín, formada por Malkavian, Nosferatu y Ventrue. El Primogénito Malkavian, Malcolm Fitzgerald, tomó especial interés en el Trinity College y sus estudiantes, convirtiéndolo en su dominio personal. Los protestantes se convirtieron en mayoría en Dublín, entre la llegada de refugiados y la expulsión de los católicos, a los que se prohibió residir dentro del perímetro urbano, aunque la ley no fue aplicada de manera estricta.
Durante el siglo XVIII Dublín aumentó su prosperidad, superando los 60.000 habitantes, y los conflictos dentro de la Estirpe cesaron durante un tiempo. El Primogénito Ventrue, Henry O'Shae, era chiquillo del Príncipe Gearóid del Ulster, y trató de evitar enfrentamientos con el Feudo rival. Por su parte, la Primogénita Nosferatu, Muriel Howard, había actuado como arconte del Justicar Severus, y vigiló para evitar el regreso de la presencia Anarquista. No obstante, con el tiempo, unos pocos Brujah y Gangrel fueron admitidos en el dominio.
Durante este siglo los ingleses establecieron duras leyes penales contra los católicos, pero al mismo tiempo los sucesivos gobernantes tomaron medidas para modernizar Dublín. Muchos edificios destacados y calles se construyeron durante el siglo XVIII, demoliendo los estrechos barrios medievales. Se construyó un hospital para la ciudad y otro para locos y lunáticos, siendo uno de los primeros del mundo.
A pesar de las medidas de este período en el campo del urbanismo y el arte, la población de Dublín en la periferia malvivía en la perifería, debido a la inmigración y la pobreza de la población católica. Bandas de católicos y protestantes se enfrentaban periódicamente en las calles, a veces armados y provocando varias bajas. También eran habituales los disturbios como respuesta a leyes impopulares. No obstante, la inmigración alteró de nuevo el equilibrio demográfico de la ciudad, donde los católicos volvieron a ser mayoría.
Nuevos Vástagos acompañaron la inmigración a Dublín, entre ellos varios Anarquistas que se instalaron en la periferia, aunque periódicamente eran perseguidos. Entre los nuevos habitantes de la ciudad se encontraba Jonathan Temple, un antiguo arconte Tremere, que había fundado una pequeña capilla en Cork y negoció con la Príncipe Elizabeth, tratando de establecer una presencia continuada de los Brujos en Dublín.
Bajo la influencia de las revoluciones en América y Francia, algunos irlandeses radicales formaron los Irlandeses Unidos para crear una república democrática. En el año 1798 los líderes fueron arrestados y la ciudad ocupada por el ejército británico. Hubo algunos disturbios en la periferia de la ciudad, pero Dublín permaneció bajo el control inglés.
En 1798 el antiguo Príncipe Séamas, ahora conocido como James el Rojo, reapareció en Irlanda. Había aguardado su momento, distrayendo a sus adversarios con revueltas menores. Destruyó al Príncipe Gearóid del Ulster y sus partidarios antes de reunir a sus partidarios y dirigirse hacia el sur, hasta Dublín. Antes de su llegada, la Príncipe Elizabeth Bendish desapareció. Su autoridad era nominal, y no estaba dispuesta a sacrificarse por la Primogenitura.
La Batalla de Dublín, o “las noches de la niebla de sangre” consistieron en una serie de enfrentamientos entre los Anarquistas de James el Rojo y los Vástagos dublineses que apoyaban a la Camarilla. La situación se complicó cuando varios Cainitas cayeron sobre los contendientes, aprovechando el caos. Don Rafael Molinero, del clan Lasombra. Cuando James el Rojo consiguió destruir a los Primogénitos dublineses, fue asaltado por una manada de Cainitas que lo diabolizaron, y a su vez se enfrentaron a la ira de los Anarquistas. Cuando finalmente terminó el conflicto, no quedaba ningún vampiro en la ciudad, sólo pequeños montones de cenizas que se disiparon al viento.
La Príncipe Elizabeth Bendish reapareció, reclamando de nuevo la praxis sobre Dublín. No quedaba nadie que discutiera su dominio. Durante la batalla los antiguos Primogénitos habían sido destruidos, y el arconte Fraser, que la mantenía Vinculada por Sangre, fue destruido unos años después. De esta manera, por primera vez la Príncipe Elizabeth se encontraba libre de ataduras y con suficiente poder para reorganizar el dominio a su antojo.
Poco tiempo después apareció uno de los chiquillos de Malcolm, el antiguo Primogénito Malkavian. Adoptó el nombre de su sire y reclamó su autoridad sobre el Trinity College y el hospital de locos de Dublín. Necesitada de apoyos, la Príncipe alcanzó un acuerdo con Malcolm, al mismo tiempo que comenzaba a crear una prole de Toreador para fortalecer su posición.
En el año 1801 se aprobó el Acta de Unión Irlandesa, que fusionaba el reino de Irlanda y el reino de Gran Bretña para formar el Reino Unido. El parlamento irlandés votó su disolución y Dublín perdió su posición política como capital. La ciudad sufrió financieramente la pérdida del parlamento y de ingresos derivados de la presencia de los políticos. En pocos años muchas mansiones de lujo se pusieron a la venta. Muchos barrios elegantes se arruinaron. Sin embargo, los terratenientes irlandeses recuperaron su ciudadanía en el Reino Unido en 1829, después de varios disturbios.
La Príncipe Elizabeth Bendish vio su posición amenazada por los Vástagos de Londres. Algunos incluso afirmaban que al haber abandonado Dublín a su suerte, no tenía derecho a reasumir el dominio. Los Ventrue se convirtieron en sus principales rivales, negociando con los adversarios londinenses de la Príncipe. Sin embargo, Elizabeth se había fortalecido con el apoyo de su propio clan, y pronto acogió en su refugio a varios adversarios de los Ventrue, entre ellos a varios Brujah católicos. En 1829 nombró como Primogénito Brujah a Donal O'Connor. Con el tiempo comenzarían un romance entre ambos.
La pérdida de importancia de Dublín también significó que el dominio protestante se debilió. En el año 1841 fue elegido alcalde Thomas Drummond, el primer alcalde católico de la ciudad desde el siglo XVII. Los católicos enriquecidos crearon nuevos barrios en el nuevo estilo victoriano, y contribuyeron a la prosperidad de la ciudad, aunque no experimentó todo el efecto de la revolución industrial. El nuevo alcalde buscó la restauración de la autonomía irlandesa, convocando manifestaciones masivas para presionar al gobierno británico. A pesar del rechazo del gobierno británico y de la presión del ejército inglés, el movimiento nacionalista cobró fuerza de manera progresiva hacia finales del siglo XIX.
La Principe de Dublín y los Toreador estrecharon lazos con los Brujah irlandeses, y ambos clanes se convirtieron en los principales impulsores del nacionalismo irlandés. Otros clanes como Gangrel, Malkavian y Tremere apoyaron a Elizabeth Bendish en su enfrentamiento a las intervenciones de los Ventrue londinenses, pero se mostraron más neutrales. Paralelamente, también se produjeron algunos enfrentamientos con los Vástagos del Ulster, que veían una amenaza en el dominio de Dublín, y no querían quedar bajo su supremacía.
La alianza entre los Toreador y Brujah de Dublín quedó consolidada en el año 1899, cuando la Príncipe Elizabeth y el Primogénito Donald contrajeron matrimonio, en una ceremonia a la que asistieron representantes de todos los dominios irlandeses.
A comienzos del siglo XX, aunque los Vástagos de Connacht y del Ulster se encontraban enfrentados, a menudo unían fuerzas para evitar la interferencia de Londres en sus asuntos. Muchos Anarquistas encontraron refugio en Irlanda, y la Príncipe Elizabeth de Dublín no tenía inconveniente en utilizarlos contra sus enemigos. Sin embargo, quizás fue demasiado lejos. Tras el asesinato de la Príncipe Caitlin O'Shae del Ulster, el Príncipe de Londres utilizó el incidente como excusa para intervenir en Irlanda.
Durante el Alzamiento de Pascua de 1916, cuando más de mil republicanos irlandeses se rebelaron para proclamar la independencia de Irlanda, varios Vástagos ingleses atacaron el dominio de Dublín. La Príncipe Elizabeth fue asesinada, y su esposo Donal O'Connor, lleno de furia, lideró la resistencia de la Estirpe dublinesa contra los invasores. Aunque la rebelión fue suprimida por el ejército británico, la situación no estaba tan clara entre los irlandeses. Los Vástagos de Londres proclamaron Príncipe al Primogénito Michael Cope, del clan Ventrue, pero se encontraba en minoría. Los Anarquistas irlandeses no sólo llevaron la guerra a las calles de Dublín, sino que también atacaron los refugios de algunos Vástagos de Londres.
El Príncipe Michael Cope fue destruido en una emboscada en 1918, y los Vástagos dublineses eligieron a Donal O'Connor como nuevo Príncipe de Dublín. Por su parte los Vástagos del Ulster habían elegido como Principe al antiguo Milesius, del clan Nosferatu. Los enviados de Londres fueron atacados o expulsados, y finalmente la Camarilla intervino para detener el conflicto. El Primogénito Tremere, Jonathan Temple, actuó como mediador, utilizando sus contactos entre los Justicar. El Príncipe Mithras aceptó retirarse de Irlanda y no interferir en sus dominios. Quizás el Matusalén hubiera decidido continuar la guerra, pero en aquella época su atención se encontraba dirigida a la Gran Guerra que se estaba librando en el continente europeo.
El Príncipe Donal dirigió su atención hacia los mortales, apoyando a los rebeldes irlandeses en la guerra por la independencia. Con el apoyo de los Primogénitos Malkavian y Tremere, el Príncipe Brujah amnistió a varios Anarquistas, y utilizó su influencia para apoyar a los independentistas irlandeses en sus ataques contra los británicos. Varios miembros de la Estirpe de Dublín fueron Abrazados durante esta época. El domingo sangriento, el incendio de la sede del gobierno autónomo irlandés...todos estos actos marcaron con sangre la independencia de Irlanda.
Con la proclamación del Estado Libre Irlandés en 1921, la violencia no terminó, sino que degeneró en una guerra civil entre los irlandeses que habían aceptado un compromiso con los británicos y renegaban de los acuerdos. Varios edificios fueron tomados por los rebeldes, que intentaban provocar a los británicos para que reanudaran la guerra. Aunque la guerra civil fue relativamente breve, dejó un sabor amargo en la independencia.
En cierto sentido, la Estirpe de Dublín ya había tenido su propia guerra interna, así que permanecieron relativamente apartados de la guerra civil irlandesa. El Príncipe Donal contuvo a los Vástagos más radicales, temiendo represalias por parte de Mithras, aunque se dice que algunos Anarquistas Brujah continuaron apoyando la lucha del IRA.
La ciudad de Dublín sufrió durante este período. Más de 1.000 personas murieron en los disturbios, y muchos de los mejores edificios fueron destruidos, por lo que el nuevo estado se enfrentó a la difícil tarea de la reconstrucción.
Por su parte, los Vástagos dublineses comenzaban a recuperar sus heridas. El Príncipe Donal contaba con un fuerte respaldo por parte de los Primogénitos Malkavian y Tremere. Un nuevo Primogénito Toreador fue nombrado en la figura de Peter Burchall, el más antiguo de los chiquillos supervivientes de la Príncipe Elizabeth Bendish. El Clan de la Rosa había sufrido especialmente durante la guerra de independencia, luchando contra los Vástagos de Londres.
Aunque Irlanda se mantuvo neutral durante la Segunda Guerra Mundial, Dublín fue bombardeada en 1941 por los nazis de forma accidental, aunque muchos sospechaban que fue una represalia por el envío de ayuda al Ulster. Una facción del IRA robó munición del ejército irlandés y pretendía conseguir ayuda del gobierno de Alemania para invadir Irlanda del Norte. Sin embargo, fueron detenidos y ejecutados.
Aunque los Príncipe de Connacht y el Ulster habían colaborado, o por lo menos mantenido una tregua durante la guerra de independencia, pronto comenzaron las rencillas. El Príncipe Milesius acusó al Príncipe Donal de haber orquestado el asesinato de su esposa para conseguir todo el poder en Dublín. Enfurecido, el Príncipe ordenó la expulsión de todos los enviados del Ulster, y de nuevo comenzaron las rencillas entre ambos dominios.
Mientras tanto, la ciudad era reconstruida lentamente, debido a las dificultades financieras y los efectos de la Gran Depresión, pero nuevos barrios fueron construidos, aunque todavía permanecían muchos edificios en ruinas en el centro de la ciudad. No fue hasta la década de 1960 que comenzó un desarrollo urbanístico sostenido, que apenas pudo contener el crecimiento de la población. Muchos lugares se convirtieron en refugios para criminales y desempleados.
En la década de 1970, con el comienzo de los enfrentamientos en Irlanda del Norte entre católicos y protestantes se produjeron varias manifestaciones de protesta en Dublín a favor de los católicos, que culminaron en el incendio de la embajada británica en 1972. En represalia, los paramilitares protestantes realizaron atentados en Irlanda.
Durante esta época los Príncipes del Ulster y Connacht intercambiaron mensajes acalorados, acusándose mutuamente de utilizar la violencia en su favor. Sin embargo, más allá de la violencia entre los mortales, en general los Vástagos dublineses mantenían cierta paz entre ellos, aunque indudablemente algunos radicales utilizaron el terrorismo en su beneficio. Los Anarquistas de la ciudad, especialmente Brujah y Gangrel, solían ser tratados con benevolencia por el Príncipe.
La reconstrucción de Dublín destruyó muchos edificios históricos de la ciudad, especialmente de la época eduardiana, pero durante la década de 1980 hubo una mayor conciencia para preservar el legado arquitectónico dublinés, especialmente el trazado medieval. Con la prosperidad económica también comenzó una expansión de la ciudad, con nuevos bloques de apartamentos. La población también se incrementó, superando el millón y medio de habitantes.
La década de 1990 estuvo salpicada por los ataques del Sabbat, que comenzó a mostrarse abiertamente. Varios partidarios del Príncipe resultaron destruidos, especialmente Vástagos de los clanes Brujah y Toreador. De la misma forma, los Tremere realizaron una purga interna, sustituyendo al Señor Jonathan Temple, que había creado una sociedad secreta entre los Brujos irlandeses leal a su persona. Varios miembros del clan fueron “llamados a Viena” y juzgados, siendo sustituidos por Tremere más tradicionalistas.
El Príncipe Donal O'Connor contraatacó a los Cainitas, y mientras el Ulster caía en manos de la Espada de Caín, Dublín consiguió resistir la presión del Sabbat. La destrucción de Rafael Molinero, el líder de los Cainitas irlandeses, a manos de un asesino Assamita, permitió un respiro durante un tiempo.
La Espada de Caín preparó su venganza, que fue rápida e implacable. El Príncipe Donal y los Primogénitos fueron atacados en sus refugios y Virginie, del clan Lasombra, fue proclamada Obispo de Dublín.
Y entonces en 1999 comenzaron “Las noches de la niebla de sangre”, un período en el que los Cainitas fueron cazados uno tras otro, o enloquecían para luchar entre ellos mismos o se exponían a la luz del sol gritando que algo los estaba devorando por dentro. El dominio del Sabbat resultó efímero y los Cainitas desaparecieron.
Poco tiempo después Ophelia Walsh, del clan Tremere, se autoproclamaba Príncipe y reclamaba la ciudad para sí, atrayendo a sus partidarios. En principio los Brujos la apoyaron, aunque Ophelia, que era chiquilla de Jonathan Temple, no era la candidata ideal que esperaban. Poco a poco los Vástagos regresaron a Dublín.

POLÍTICA ACTUAL
En el año 2008 el antiguo Príncipe Donal O'Connor reapareció. Había caído en letargo durante el ataque del Sabbat y había conseguido sobrevivir. No sólo eso, sino que acusó a la Príncipe Ophelia de haber cometido diablerie sobre el desaparecido Primogénito Malcolm, del clan Malkavian. Los Tremere, que no estaban muy cómodos con la Príncipe Ophelia, verificaron que la acusación era cierta y le retiraron su apoyo, pero Ophelia consiguió huir.
Los Brujos se mostraron partidarios de devolver la praxis sobre Dublín al Príncipe Donal O'Connor, aunque con varias condiciones y favores. De esta forma Donal recuperó el dominio sobre la ciudad. En estos momentos en que su clan ha abandonado la Camarilla y varios jóvenes Anarquistas intentan atraerlo hacia su bando, el Príncipe se encuentra con que depende del apoyo de la nueva Primogenitura, dominada por los Tremere y Ventrue, que hasta el momento se han mostrado leales frente a sus adversarios. Por otra parte, varios Anarquistas desencantados con el giro de los acontecimientos, han comenzado a desligar varios territorios del dominio de Connacht, y de esta forma el Feudo de Irlanda ha comenzado a fragmentarse. Entre los Anarquistas y la aparición de un culto dedicado a la Madre Oscura, la autoridad del Príncipe de Dublín sobre el conjunto de su Feudo se reduce con cada noche que pasa.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#27

Mensaje por Alexander Weiss » 18 Feb 2021, 18:45

Imagen LOS CLANES

BRUJAH
Los Brujah son un clan que ha tenido influencia en el Feudo de Connacht prácticamente desde sus inicios, desde los tiempos legendarios de la Morrigan y sus hijos hasta las actuales tribulaciones del Príncipe Donal. El clan sufrió mucho durante el reciente ataque del Sabbat, siendo uno de los principales objetivos de los Cainitas, el regreso del Príncipe Donal les ha permitido recuperar el poder.
Actualmente el clan se encuentra dividido. Aunque los Brujah han abandonado la Camarilla, el Príncipe Donal mantiene su lealtad a la secta. Los partidarios del Príncipe lo consideran algo necesario para conservar la praxis, y tener apoyos frente a la Segunda Inquisición, mientras que los más jóvenes y radicales consideran que debería expulsar a los Vastagos y declarar el Feudo como parte del Movimiento Anarquista. Actualmente la mayoría de los descontentos han preferido abandonar Dublín y probar suerte en otros lugares de Irlanda, mientras que la capital irlandesa es gobernada por el Príncipe y sus partidarios.

Donal O'Connor, Príncipe de Dublín
Donal nació en 1766 en la periferia de Dublín, el séptimo hijo de una familia de campesinos irlandeses. Su padre sabía fabricar cerveza, y a menudo surtía a varias tabernas de la ciudad. Donal ayudaba a su familia en las labores de su granja, y no le gustaba nada los aires de prepotencia de los señoritos protestantes con los que de vez en cuando se cruzaba en las calles dublinesas.
Desde que era pequeño el joven Donal aprendió a defenderse y cobró fama de pendenciero. Con veinte años tuvo la mala fortuna de meterse en una pelea de taberna en la que el hijo de uno de los notables de la ciudad. Nunca ha estado seguro de si fue el responsable, pero fue acusado y tuvo que huir de Dublín.
Huyó lejos, al Ulster, donde se unió a unos bandoleros. Su líder era ghoul de James el Rojo, un antiguo Brujah que había sido Príncipe de Dublín, y que ahora estaba reclutando una prole para recuperar su dominio. Pronto Abrazó a varios de los bandoleros, a Donal entre ellos, y los educó en los principios del clan y del Movimiento Anarquista.
Cuando consideró que estaban preparados, James y su banda atacaron el dominio del Ulster, donde gobernaba un Príncipe Ventrue que había sido rival de James durante siglos. Tras destruirlo junto con varios Vástagos de la ciudad, James se dirigió hacia Dublín, que planeaba conquistar y someter toda Irlanda bajo su dominio.
La batalla por Dublín entre los Anarquistas y la Camarilla fue sangrienta, y la situación se complicó cuando el Sabbat apareció por sorpresa y cayó sobre los contendientes...Todo parecía perdido cuando algo más intervino, algo antiguo y hambriento. Donal recuerda poco más, sólo que gravemente herido, consiguió arrastrarse a la granja de su padre, que todavía seguía en pie, y cayó en letargo en una vieja bodega abandonada.
Cuando despertó unos años después, la Príncipe Elizabeth Bendish, del clan Toreador, gobernaba Dublín. Observó durante un tiempo antes de presentarse, convirtiéndose en el primer Brujah aceptado en la ciudad. No estaba interesado en derrocar a la Príncipe, pero otros miembros de su clan, que recordaban los tiempos de James el Rojo, lo apremiaron para ocupar su lugar. De mala gana, comenzó a buscar apoyos.
Sin embargo, la Príncipe sorprendió a Donal mostrándose dispuesta a aliarse con él y los Brujah. Le dijo que los Vástagos de Londres deseaban sustituirla por un gobernante más sumiso y próximo a sus fines. Aunque de origen inglés, Elizabeth era católica, y estaba dispuesta a apoyar la causa irlandesa, como muchos Brujah.
Comenzó así una alianza entre los Brujah y Toreador de Dublín, y Donal y su “aliada” terminaron enamorándose. Algunos Brujah decían que la Príncipe lo estaba manipulando como un perro, pero no les hizo caso. Finalmente, el romance terminó en matrimonio y Elizabeth y Donal gobernaron a los Vástagos de Connacht, al mismo tiempo que buscaban la independencia de Irlanda como un medio para neutralizar las manipulaciones de los Vástagos de Londres a través del gobierno británico.
El idílico matrimonio duró hasta 1916, cuando Elizabeth fue asesinada en un atentado con bomba. Aunque su Vínculo de Sangre con ella se rompió, Donal estaba furioso y lleno de dolor. Reunió a los Brujah irlandeses y a todos los Anarquistas y se lanzó de lleno a la guerra de independencia, atacando a los Vástagos ingleses que pretendían conquistar el Feudo de Connacht. Demostró ser un guerrero muy capaz y finalmente consiguió destruir o expulsar a sus adversarios al mismo tiempo que Irlanda conseguía la independencia. Nadie se opuso a que fuera nombrado Príncipe.
Gobernó durante décadas, a menudo dejando las cuestiones más complejas en manos de sus aliados, oponiéndose a sus rivales del Ulster y al Sabbat. Cuando la Espada de Caín lanzó un ataque contra Dublín, el Príncipe Donal se encontraba en mitad de la refriega, como en otros tiempos. Sin embargo, fue superado y de nuevo cayó en letargo.
Cuando despertó, de nuevo habían pasado varios años. Se encontraba en unas catacumbas y una voz en la oscuridad le contó lo que había ocurrido en su ausencia y cómo podía recuperar el poder. Se presentó ante los Vástagos dublineses y acusó a la Príncipe Ophelia Walsh de diablerie.
Ahora Donal vuelve a ser el Príncipe de Dublín, aunque su posición no es tan firme como antes. Aunque los Anarquistas lo han invitado a unirse al Movimiento, mantiene su lealtad a la Camarilla, más que nada porque en ella se encuentran los amigos que le quedan. Los ataques de la Segunda Inquisición le preocupan, y cree que con la alianza de la Torre de Marfil los Vástagos dublineses tienen más posibilidades de sobrevivir. Sin embargo, otros no comprenden sus motivos y le han dado la espalda, por lo que puede que en un futuro próximo tenga que acudir de nuevo al campo de batalla.
Donal O'Connor era un joven irlandés mediada la veintena cuando fue Abrazado. Es un hombre alto y pálido, aunque todavía le queda en la piel un tono rubicundo de cuando estaba vivo. Su cabello es pelirrojo, con cejas pobladas y pequeños ojos de color verde oscuro. Suele vestir de forma informal, aunque prefiere utilizar camisas y abrigos. Normalmente se comporta de forma seria y espectante, pero de vez en cuando rompe su fachada con comentarios sarcásticos y estallidos de jovialidad, que sorprenden -e incluso asustan- a quienes los presencia.
Generación: 8ª
Disciplinas: Animalismo 1, Auspex 2, Celeridad 4, Dominación 3, Fortaleza 2, Potencia 4, Presencia 3
Humanidad: 6

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#28

Mensaje por Alexander Weiss » 19 Feb 2021, 17:21

Imagen
GANGREL
Los Gangrel han sido un clan numeroso en el Feudo de Connacht, pero su número ha declinado con el paso de los siglos. Quizás más que ningún otro clan han sufrido los sucesivos conflictos y especialmente, la migración irlandesa del siglo XIX. Muchos Animales decidieron abandonar Irlanda.
En Dublín siempre ha existido un Primogénito Gangrel, aunque ha cambiado con frecuencia. La mayoría de ellos han representado a su clan, pero no han dedicado mucho interés a los asuntos de la ciudad, prefiriendo vagar por el interior de la isla, donde todavía se encuentran varios Vástagos del clan que gobiernan pequeños dominios.
Como resultado, la presencia de los Gangrel en el Feudo de Connacht siempre ha sido una situación volátil y la marcha del clan de la Camarilla no ha cambiado mucho la situación. De vez en cuando algunos Gangrel visitan Dublín y a veces transmiten mensajes al Príncipe, pero muy pocos deciden mantener una presencia permanente a largo plazo.
Desde el siglo XIX algunos Gangrel de Connacht han apoyado el nacionalismo irlandés, e incluso han tomado como nombre de guerra “Lhiannan,” un hecho que despierta la suspicacia de los más antiguos, que recuerdan a sus enemigos, los extintos Druidas.

Siobhán Mahony, portavoz de los Gangrel
Siobhán era hija de unos humildes trabajadores irlandeses en el siglo XIX. Su madre era comadrona y su padre trabajaba cavando pozos negros y limpiando letrinas. Desde que era pequeña aprendió a trabajar duro junto a sus padres y hermanos. Aún en la pobreza, eran felices y se encontraban muy unidos.
Y entonces llegó la Gran Hambruna de 1845. Dos de los hermanos pequeños de Siobhán enfermaron y murieron, y sus padres no conseguían ganar lo suficiente para mantener a la familia. La plaga siguió mermando a los hijos de la familia, hasta que sólo quedó Siobhán.
Y una noche la enfermedad vino a por ella, en la forma de una mujer de cabello alborotado con ojos muertos. Siobhán gritó de terror, y sus padres despertaron a tiempo de enfrentarse a la intrusa.
Siobhán apenas recuerda nada de su Abrazo. Sólo recuerda las primeras noches con un hambre nueva, vagando por los páramos evitando la luz del sol y alimentándose como un animal, de conejos y roedores. Con el tiempo encontró a otro como ella, una ancilla llamada Kelly, que la adoptó como sire adoptiva y le enseñó las costumbres de su clan. Nunca conoció a su verdadera sire, aunque Kelly le dijo que era una “criatura maldita.”
El Abrazo dio a Siobhán una gran curiosidad, y tras aprender lo suficiente de Kelly y viajar un tiempo en su compañía por las Islas Británicas, decidió recorrer el mundo por su cuenta. No regresaría hasta la década de 1920, sintiendo añoranza por el lugar donde había nacido. Por aquel entonces había aprendido a leer y escribir y tenía cierta experiencia en los asuntos de la Estirpe.
Se unió a otros miembros de su clan, y observó los conflictos que dividían a su linaje, entre quienes parasitaban las ciudades y quienes querían conservar la praxis sobre sus dominios rurales. Participó en varias disputas, y en la década de 1980 se convirtió en la portavoz de los Gangrel de Connacht, siendo aceptada como Primogénita. No obstante, pasaba largas temporadas fuera de la ciudad, y fue esta situación la que le permitió sobrevivir cuando el Sabbat atacó Dublín.
Apareció de nuevo hace unos años, y aunque en teoría su clan ya no forma parte de la Camarilla, el Príncipe Donal a menudo la consulta, especialmente para mantener contacto con los Gangrel y transmitir mensajes. Por su parte, Siobhán ha mostrado un renovado interés por los asuntos de Dublín, y varios miembros de su clan acuden a ella como figura de autoridad.
Siobhán tenía unos quince años cuando fue Abrazada. Es una joven de pequeños ojos azules y cabello castaño oscuro, que deja suelto en una larga melena. No es especialmente hermosa, y tiene un aire salvaje que intimida a los desconocidos. Suele vestir como una estudiante de instituto, con ropa informal y muy gastada, prefiriendo los tonos oscuros. Normalmente permanece callada, hablando sólo lo necesario, y su voz suena especialmente grave y severa.
Generación: 10ª
Disciplinas: Animalismo 4, Fortaleza 3, Ofuscación 2, Potencia 1, Protean 4
Humanidad: 5

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#29

Mensaje por Alexander Weiss » 20 Feb 2021, 15:34

Imagen
Ilustración de Zelda Rose
MALKAVIAN
La presencia del clan de los Locos en Dublín ha estado influenciada por la autoridad de su Primogénito, el antiguo Malcolm, que hizo acto de presencia en la ciudad durante el siglo XVII. Este antiguo comenzó influyendo a los profesores y alumnos del Trinity College, y se mostró muy celoso de sus descendientes. De hecho, los Malkavian de Connacth siempre han estado más organizados de lo que resulta habitual en su linaje.
El Primogénito y la mayoría de los Malkavian dublineses desaparecieron a finales del siglo XVIII, durante la batalla entre la Camarilla y los Anarquistas. El clan permaneció desorganizado hasta que unos años después un profesor universitario llamado “Malcolm” se alió con la Príncipe Elizabeth Bendish y asumió la posición de Primogénito.
De la misma forma que su predecesor, Malcolm organizó a los Locos de Connacht, convirtiéndose en una figura respetada por su erudición, codeánse con Toreador, Tremere y Ventrue. Apoyó al Príncipe Donal durante el siglo XX, aunque se mostró más distante que con la Príncipe Elizabeth, y finalmente desapareció durante el ataque del Sabbat contra la ciudad.
Ahora los Malkavian dublineses vuelven a estar desorganizados y no están representados ante la Primogenitura, aunque otros Vástagos comentan jocosamente que no tardará en aparecer otro “Malcolm” que asuma el liderazgo de su linaje.

Molly Quigley, la sombra entre las sombras
Molly no tuvo una vida fácil. Nació a principios del siglo XX, la hija de una prostituta del puerto de Dublín. Vivió su infancia en la calle, a menudo sufriendo malos tratos y palizas y su madre la puso a trabajar en su “negocio”. Molly sufrió mucho hasta que un día estalló. Tomó una navaja de uno de sus clientes y lo degolló. En un arrebato furioso, asesinó a su madre, que intentó detenerla, y dio con sus huesos en prisión. Su situación no mejoró mucho, entre el abuso de los carceleros y sus compañeras.
El Dr. Malcolm se interesó por ella en una de sus visitas, y la vida de Molly cambió radicalmente. El buen doctor comenzó a abrirse paso en el caparazón de mutismo en el que se había encerrado y poco a poco la sacó a la luz. El Abrazo le permitió dejar atrás una vida llena de miseria.
Molly se mantuvo completamente leal a su sire y benefactor. No obstante, la sociedad de la Estirpe la asustaba, y prefería aislarse en hospitales y manicomios, donde de alguna forma se sentia más a gusto. A menudo era una presencia huidiza, una sombra apenas intuida, y pocos Vástagos llegaron a conocerla, salvo cuando se presentaba en compañía de su sire.
Cuando el Sabbat atacó Dublín, Molly acudió al refugio del Dr. Malcolm, para descubrir que había sido asesinado. Y entonces una oscuridad furiosa que siempre había estado latente en su interior estalló. Un Cainita que tuvo la mala suerte de encontrarse con ella fue despedazado por aquella sombra llena de rabia.
No sabe cuánto tiempo pasó, pero cuando recuperó sus sentidos, los Cainitas de Dublín habían sido destruidos, y de alguna forma la oscuridad volvía a asentarse tranquila. Ophelia Walsh, del clan Tremere reclamó el Principado, y Molly supo que era la asesina del Dr. Malcolm. Decidió que la destruiría, pero sabía que necesitaba aliados.
Descubrió que el antiguo Principe Donal había sobrevivido en letargo, y tras arrastrarlo a un lugar seguro lo despertó, hablándole en sueños de lo que había ocurrido, y del crimen de Ophelia. Con su discreta ayuda, Donal recuperó el poder, aunque nunca supo quién era su benefactora.
Ahora Molly permanece en las sombras, aguardando de nuevo. Su venganza contra Ophelia Walsh no ha terminado, y está dispuesta a arrebatarle la sangre que robó su sire. Ha vuelto a aparecer entre la Estirpe, y algunos Vástagos creen que debería ocupar un puesto en la Primogenitura, aunque por el momento Molly no parece interesada en la política. No obstante, se dedica a vigilar los movimientos de Ophelia y sus seguidores, entorpeciendo sus planes y preparando su destrucción, al mismo tiempo que busca aliados.
Molly es una joven andrógina y de edad indeterminada, de cabello rizado y oscuro y con ojos de diferente color: uno oscuro y el otro claro debido a las consecuencias de una paliza. En cualquier caso, casi siempre muestra una mirada asustada. Es bastante morena para ser una vampira, a pesar del tiempo transcurrido desde su Abrazo. Viste de forma discreta, con colores apagados, y a menudo prefiere permanecer apartada de la atención de los demás. Es muy callada y silenciosa, y algunos Vástagos creen que es muda, pero lo cierto es que sólo habla cuando lo estima necesario. Cuando alguien se burla de ella o es amenazada, prefiere desaparecer entre las sombras.
Generación: 9ª
Disciplinas: Auspex 2, Celeridad 1, Dementación 2, Dominación 3, Ofuscación 4
Humanidad: 5
Trastorno: Debido a los malos tratos que experimentó en vida, Molly es una persona huidiza, tímida y desconfiada, pero cuando alguien consigue ganarse su confianza se muestra especialmente leal, aunque muestra su gratitud mediante actos, no palabras. En el interior de Molly se encuentra lo que llama “la oscuridad”, una presencia latente que en ocasiones la ha hecho actuar con furia, especialmente si se ve acorralada. No está claro si es una manifestación subconsciente de su rechazo a los malos tratos, o si se trata de algo más.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 5654
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Taller de Irlanda Nocturno

#30

Mensaje por Alexander Weiss » 20 Feb 2021, 16:04

Imagen
Ilustración de Rafael Gallardo.
NOSFERATU
Los Nosferatu no son bien vistos en el Feudo de Connacht. En gran parte se debe al enfrentamiento entre los Vástagos de Connacht y el Ulster, pero también se debe a los prejuicios que caracterizan a las Ratas de Cloaca como “monstruos degenerados y caníbales” desde hace siglos. En cualquier caso, la animadversión entre el Príncipe Donal y Milesius del Ulster provocó que los Nosferatu no fueran bienvenidos en Dublín, siendo considerados indeseables en el mejor de los casos, y espías a sueldo del enemigo en el peor.
No obstante, las Ratas de Cloaca se las han arreglado para infiltrare en el Feudo de Connacht una y otra vez. Simplemente saben que deben pasar desapercibidas, algo que se les da especialmente bien. En ocasiones, algún Nosferatu extranjero ha visitado Dublín, aunque no ha permanecido mucho tiempo, pero en cualquier caso, el clan no está representado en la Primogenitura de Connacht, ni es probable que lo haga a corto plazo.

Victor Berner
Victor nació en 1969 en Berlín Oeste, en una familia de clase media. Siempre fue un niño muy curioso, y la presencia del muro que dividía su ciudad, no dejaba de intrigarle, pensando en lo que podía haber detrás. Cuando creció su curiosidad le llevó a conocer a varias personas que participaban en el intercambio clandestino de ambas ciudad, y pronto pudo acceder a una red de túneles y lugares desconocidos para la mayoría de los berlineses.
Cuando cayó el muro de Berlín, Víctor compaginó sus estudios de arquitectura con la exploración urbana. Con varios amigos se dedicó a investigar las estructuras subterráneas de Berlín Oriental, y en ocasiones se convirtió en guía improvisado de varios turistas interesados por conocer las entrañas de la ciudad.
Una de sus exploraciones lo llevó a descubrir una serie de túneles secretos y tropezarse con los Nosferatu. Mientras huía de las horribles criaturas cayó por una alcantarilla y hubiera muerto si no hubiera recibido el Abrazo. Con su conocimiento previo, Victor se convirtió en un añadido valioso para las Ratas de Cloaca de la ciudad. En su nueva existencia y disfrutando de su nuevo poder, se dedicó a acceder a lugares prohibidos, e incluso visitó los subterráneos de otras ciudades europeas y contactó con otros miembros de su clan.
Sin embargo, la estructura feudal de la Camarilla le disgustaba. Le recordaba demasiado a la policía secreta comunista, y cuando los Anarquistas se alzaron en armas, Victor se encontraba entre ellos.
Actualmente se encuentra en Dublín, uno de los lugares que todavía no había visitado. Se ha presentado como un “turista” temporal ante el Príncipe, pero aunque el plazo de su estancia ha terminado, Victor todavía permanece en la ciudad. Ha instalado su refugio bajo una antigua cervecería que comunica con el río, y ha conseguido permanecer oculto durante bastante tiempo. Tiene una coartada, llegado, el caso, adoptando una identidad falsa como otro Nosferatu, y presentándose de nuevo ante el Príncipe si es necesario.
Además de satisfacer su curiosidad sobre los subterráneos de Dublín, Victor tiene otros planes. Como por el momento el Príncipe permanece leal a la Camarilla, mantiene un discreto contacto con los Anarquistas de Connacht, que desconocen su verdadera identidad, y les ha proporcionado información sobre los refugios de varios Vástagos destacados del Feudo...sólo por si es necesario.
Victor es un hombre alto, de piel rugosa y áspera de color ceniza. Sus ojos amarillos se encuentran en el fondo de sus cuencas, y todavía conserva restos de cabello y barba de un color rubio oscuro. Viste con ropa práctica y gastada, aunque es capaz de cambiar de aspecto si la ocasión lo requiere. Tiene una memoria extraordinaria para orientarse y recordar los pasajes por los que circula. Cuando se encuentra como alguien es bastante extrovertido, y a menudo se muestra honesto y cordial para ganarse la confianza de sus interlocutores.
Generación: 11ª
Disciplinas: Animalismo 2, Fortaleza 2, Ofuscación 3, Potencia 2
Humanidad: 7

Editor completo

Volver a “VAMPIRO LA MASCARADA”