Preludio: Lazos del Pasado

Moderador: Sebastian_Leroux

Sebastian_Leroux
Mensajes: 2976
Registrado: 16 Jul 2019, 13:10
Mensajes miarroba: 6.464
Antigüedad: 29 de Febrero de 2016

#11

Mensaje por Sebastian_Leroux » 09 Feb 2017, 17:32

Spoiler:
► Mostrar Spoiler

Sebastian_Leroux
Mensajes: 2976
Registrado: 16 Jul 2019, 13:10
Mensajes miarroba: 6.464
Antigüedad: 29 de Febrero de 2016

#12

Mensaje por Sebastian_Leroux » 12 Feb 2017, 11:31

Cuando Jordi despertó lo primero que hizo fue comprobar su teléfono móvil. Durante el día era vagamente consciente de que habían llegado varios mensajes de Carme, incluso de que había intentado contestarlos luchando contra su propia naturaleza que le aplastaba contra su lecho. Pero ahora mismo no recordaba ni su contenido ni el de sus respuestas. Mierda, no quería volver a fastidiarla, ahora que las cosas volvían a estar mejor entre ellos... También le había escrito algo la petarda de Giner, pero eso ahora daba igual. Allí estaban lo de Carme... Leyendo en vertical primero, y releyendo después con más calma, Jordi comprobó que no había motivo de alarma. Carme le contaba sus progresos para conseguir un vestuario adecuado, y más interesante aún, cómo un contacto en el embajada francesa le había pasado la lista de invitados a la fiesta: la subdirectora de Lluires estaba sencillamente encantada ante la prespectiva de tener a mano durante unas horas tantas figuras de la alta sociedad de Barcelona que nunca daban entrevistas, mucho menos a un rotativo como el suyo. Con algo de mano izquierda, le contaba Carme, podrían tirarles de la lengua a esos ricachones en un ambiente relajado y de alta gradación alcohólica, y sacar material para forrar la portada del períodico durante todo el año entrante.

Jordi dejó el móvil con una sonrisa y se dirigió a la ducha pensando en lo que tenía que resolver durante esa noche, la víspera de la fiesta. Según les había dicho María, su esmoquin estaría listo sobre las diez, y tenía que pasar a recogerlo. Y luego estaba el siempre desagradable tema de la alimentación... probablemente era una buena idea mantener el hambre lo más a raya posible mañana. La cara pálida que le devolvía el espejo empañado de su baño ya había perdido la sonrisa, pero ciertamente su expresión era algo más relajada que de costumbre. La palidez, sin embargo... Ponderando la posibilidad de pedirle a Carme también consejos sobre maquillaje ("Eso sí que iba a hacerle gracia", pensó volviendo a sonreir) mientras se secaba el pelo con una toalla, volvió a coger su móvil y poniendo el modo altavoz pulsó uno de los enlaces que Giner le había mandado también la noche anterior bajo el escueto epígrafe "Información necesaria". Era un archivo de audio, alojado en uno de esos misteriosos servidores que se autoborraban 5 segundos después de haber accedido al archivo. La voz de la ghoul inundó su casa:

- Señor López, le pido disculpas una vez más por el incidente de anoche, pero realmente es urgente que me confirme su asistencia al evento del consulado antes de las diez de la noche de hoy, o en otro caso me veré obligada a buscarle un sustituto e informar a mis superiores y a los suyos - Jordi miró el reloj de su salón, aun tenía una hora generosa para hacer la llamada- Déjeme explicarle primero lo que se espera de usted, y bajo que condiciones tendrá que desempeñar su papel, pero en cuanto oiga y entienda estas instrucciones, por favor, contacte conmigo.

Después de esta introducción, Jordi escuchó, con un gesto cada vez más ceñudo, una historia extraña acerca de una información malkavian (¿había dicho sueño profético?) sobre el próximo asesinato de un agregado cultural que en realidad era algún tipo de pez gordo toreador en misión diplomática a Barcelona, así como una relación de posibles responsables (¿había dicho terroristas anarquistas?)... sin embargo, fue el final de la grabación lo que terminó por helar la expresión del brujah.

- Por último, y como intenté decirle en el probador ayer, el protocolo y la etiqueta para una recepción formal de un emisario como de la Bonnafont requiere cierta explicación. Además del esmoquin o el traje y una educación exquisita, los usos y costumbres de la corte de Villon requieren que los invitados a un evento social de esta categoría vayan acompañados por un sujeto "sans peche", esto es, sin pecado. Dicho de otra manera, un mortal, que cada invitado entrega simbólicamente al anfitrión mientras dura el festejo en señal de agradecimiento y para que este contribuya al solaz del resto de invitados. Aunque esta contribución puede ser exclusivamente sanguínea, en principio se espera que los acompañantes sans peche sepan comportarse con una educación exquisita, pero además pueden contribuir a la fiesta de muy diversa manera, por ejemplo con alguna capacidad artística o simplemente siendo sujetos interesantes. Supongo que no es tan diferente a llevar una botella de vino a una fiesta normal. Soy consciente de que estas instrucciones pueden ser ridículas o complejas para alguien ajeno al clan, pero por favor, entienda que para un sujeto criado en la corte de Villon, la observación estricta del protocolo social es...

Jordi había dejado de escuchar después de "sanguínea".


Editor completo

Volver a “Cuentos al Amor de la Lumbre*”