Taller de Edad Romana: Asia

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#41

Mensaje por Alexander Weiss » 29 Mar 2020, 23:03

Imagen TZIMISCE
Tras la Guerra contra los Baali, la península de Anatolia recibió a los perdedores de una guerra que había dividido al clan Tzimisce entre los partidarios de las artes de la carne y quienes la rechazaban como una manifestación de corrupción. Estos Tzimisce del llamado “Viejo Clan” emprendieron un éxodo que los llevó hacia el este. Algunos perecieron, pero finalmente encontraron un refugio en las lejanas montañas del Cáucaso. Unos pocos encontraron refugio entre los vampiros de Asia Menor, situándose como consejeros y hechiceros en las cortes de los no muertos. Este linaje casi ha desaparecido con el paso de los siglos, pero todavía quedan algunos, que se dice han encontrado protección en una antigua secta de nigromantes.
La provincia romana de Asia también suele ser frecuentada por los descendientes de un antiguo dios conocido como Dracon, que ha convertido la isla de Chipre en su dominio. Estos “draconianos” son eruditos e investigadores, que se dedican a recopilar información para añadir a la biblioteca de su señor. Varios de ellos han acudido a las bibliotecas de Pérgamo y Éfeso para copiar antiguos volúmenes, y también han ayudado a otros clanes con su sabiduría.
Sin embargo, no hay tregua entre el Viejo Clan y los Draconianos. Cuando se encuentran comienza una tensión silenciosa. Sólo la cortesía y las costumbres honorables extendidas en el clan impiden que estalle un conflicto abierto, y a veces, ni siquiera eso es suficiente.
Con el tiempo los Draconianos irán adquiriendo cada vez más influencia, especialmente cuando Dracon se una a otros ancianos y construya el Sueño de Constantinopla en el siglo IV. Los Draconianos abrazaran su forma peculiar de cristianismo, formando una orden monástica.

Strigea (7ª Generación): Strigea ya conocía a los vampiros en vida antes de recibir la sangre. Había estudiado los misterios de la tierra y practicaba su magia en las tierras de Armenia. En su ambición ofendió a los espíritus, y la maldijeron con una enfermedad que la consumía por dentro, por lo que vendió su alma a un vampiro a cambio de su servidumbre.
Strigea se comportó como una buena esclava, y cuando aprendió de su pater todo lo que necesitaba lo traicionó y le robó su sangre. Otros intentaron hacerla pagar por su traición, pero ella respondió con poder y se abrió camino devorándolos. Finalmente tuvo que huir, dirigiéndose hacia el oeste.
Acudió a las cortes de otros vampiros, poniendo su magia a su servicio y ganándose una siniestra reputación. Finalmente reclamó un dominio en los confines de Asia y Frigia, se hizo llamar Strigea y utilizó su hechicería para mantener su privacidad. La tierra fue considerada maldita y pocos se atrevían a recorrer su territorio.
Con el tiempo Strigea abandonó su hogar y tomó nuevas formas, algunas horribles y otras aterradoramente hermosas, recorriendo las ciudades de Asia con otras identidades, observando y aprendiendo. Cuando encontraba alguien que la necesitaba, se presentaba de manera discreta y le ofrecía su poder. Varios vampiros débiles consiguieron derrotar a sus enemigos, y otros se encontraron maldecidos por los dioses.
Pocos conocen el alcance del poder de Strigea o de sus numerosas identidades. Algunos hablan de una bruja que aparece en la noche, ofreciendo sus servicios a los incautos, siempre a cambio de un precio, y hay quienes rumorean que se trata de una de los Baali.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#42

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 11:35

LINAJES MENORES
Imagen BAALI
El linaje de los Baali mantiene una siniestra reputación en Asia desde hace milenios. Muchos vampiros conocen las antiguas leyendas sobre una isla en el Egeo, donde los Baali intentaron romper los sellos que retenían a los Titanes y casi provocaron la destrucción del mundo de no haber sido por la acción conjunta de varios clanes que se aliaron para detenerlos. En aquellos tiempos los cielos se tiñeron de negro y las aguas de rojo con el poder desatado por el linaje maldito.
Sin embargo a lo largo de los siglos y a pesar de las advertencias, algunos vampiros, especialmente ansiosos de poder o de otras cosas, corrieron el riesgo de pactar con los Baali. El Culto de Cibeles fue infectado por su presencia insidiosa, y la Magna Mater se convirtió en una diosa realmente oscura que aullaba exigiendo sacrificios y lanzando maldiciones contra sus enemigos. Sólo la actitud decidida del clan Capadocio, dirigido por su propio fundador, consiguió arrancar a los Baali del Culto de Cibeles, y expulsar a la falsa diosa, purgando a todos sus adoradores corruptos.
Desde entonces y más allá de la animadversión general de los vampiros asiáticos, el Culto de Cibeles mantiene la vigilancia sobre sus fieles, impidiendo que los Baali regresen. No obstante se rumorea que unos pocos sobreviven en el letargo de los siglos, aguardando su momento, mientras que otros acechan en lugares apartado e islas olvidades, continuando con sus repugnantes ritos.

Marcia Sabina (8ª Generación): Rodana nació en Cartago, en una familia de sacerdotes del dios Baal Hammon. Aprendió los ritos del dios y cuando tuvo suficiente edad fue iniciada en los misterios de Moloch, sufriendo un duro aprendizaje y finalmente superando los pruebas y recibiendo la sangre. Le enseñaron que el mundo había sido creado sobre la derrota de los Hijos de la Oscuridad Exterior, criaturas impías, que si eran despertadas, provocarían su destrucción. El objetivo de los Molochim era cazar a los adoradores de esas criaturas e impedir la catástrofe.
Y poco después Cartago cayó, destruida por los romanos, empujados por los enemigos de los Molochim. Rodana se ocultó entre los vencedores y regresó con ellos a Roma, donde asumió una nueva identidad y se dedicó a cazar a los adoradores de los Hijos, frustrando sus planes, hasta que consideró que se estaba exponiendo demasiado y se ocultó en Asia.
Desde el siglo I Marcia Sabina se encuentra en Esmirna, donde ha creado a su alrededor un culto de cazadores de vampiros. Se hace pasar por una vampira del clan Toreador, mecenas de las artes y que ha financiado varios proyectos arquitectónicos. Al mismo tiempo también adiestra nuevos Molochim y se dedica a buscar el rastro de otros adoradores de los Hijos.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#43

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 11:49

Imagen LAMIAE
Las Lamiae son un linaje reciente, surgido del Culto de Lamia, una antiquísima religión que se extendió por el norte de África y Oriente Medio, exaltando los principios de la feminidad y de la noche. Rara vez se mostraba abiertamente, prefiriendo infiltrarse dentro de otras religiones aceptadas, y reuniendo un grupo de seguidores selectos a través de una serie de misterios esotéricos.
El Culto de Cibeles fue una de las religiones en las que se infiltraron los seguidores de Lamia, y pronto crecieron en influencia y poder, extendiéndose por toda la península de Anatolia y más allá. Sin embargo, resultaron amenazados por otras facciones de vampiros, y muy especialmente los Baali, que amenazaron con absorber el culto de Lamia.
Ante la amenaza, la Suma Sacerdotisa Lamia tomó una decisión drástica, recibiendo la sangre del anciano vampiro conocido como Lázaro y estableciendo una alianza con el Antediluviano Cappadocius. Con la ayuda del clan Capadocio las Lamias consiguieron “purificar” el Culto de Cibeles, destruyendo o expulsando a los Baali y asumiendo el control del culto con sus aliados. Al mismo tiempo la sangre de los Capadocios cambió dentro de las Lamias, conectándolas con la oscuridad de su diosa y convirtiéndolas en una línea de sangre de portadoras de una plaga del más allá.
Actualmente las Lamiae son numerosas dentro del Culto de Cibeles, que constituye su principal facción de influencia en la provincia romana de Asia. Entre ellas también se encuentra el culto guerrero de las Amazonas, que suelen actuar como guardianas de los Capadocios y de sus lugares sagrados, y que constituyen el rostro más visible del linaje.
Con la llegada del cristianismo y a medida que el clan Capadocio cambia para adaptarse a la mitología judeocristiana, las Lamiae también realizan algunos cambios en su organización, identificando a la Madre Oscura a la que veneran con la semítica Lilith.

Casandra (6ª Generación): Casandra quedó huérfana debido a una epidemia cuando ya comenzaba a atraer las miradas de los varones de su vecindad. Afirmaba que podía ver a los espíritus de los difuntos, y muchos la consideraron una bruja. Y entonces un día desapareció.
Unos desconocidos habían oído hablar de su visión y la llevaron al templo de Cibeles en Pesinunte, donde fue cuidada y educada por las sacerdotisas de la diosa, que le enseñaron los ritos y misterios. Con el paso de los años asumió su liderazgo.
Pero bajo el manto de la diosa se encontraban vampiros. Casandra contempló horrorizada como algunas de sus compañeras eran sacrificadas o corrompidas, y cuando quedó sola, reunió a sus pocos seguidores y emprendió un largo peregrinaje hasta el Primer Templo de Lamia, donde a los pies de la Suma Sacerdotisa relató lo que había ocurrido.
La Suma Sacerdotisa convocó a la diosa y a través de una serie de sueños las sacerdotisas supieron lo que tenían que hacer. Un anciano vampiro llegó en la noche para compartir su sangre con Lamia, y cuando se marchó, Lamia la compartió con varias elegidas, entre ellas Casandra.
En los años siguientes hubo guerra entre los vampiros Baali y los Capadocios, pero cuando la guerra terminó, las Lamiae habían resultado victoriosas. Casandra fue elegida para administrar el Culto de Lamia en Asia, extendiendo su linaje y manteniendo su alianza con los Capadocios, que también habían sido introducidos en el Culto de Cibeles.
Casandra suele oficiar los ritos de Lamia en el gran templo de Pesinunte, pero suele viajar para visitar otros templos, especialmente en Éfeso, unida con los Capadocios locales. Al mismo tiempo se mantiene vigilante ante cualquier señal de corrupción, enfrentándose a cualquier vampiro ajeno a su linaje que intente asumir el control del culto.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#44

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 12:37

Imagen LHIANNAN (GÁLATAS)
Cuando los gálatas invadieron Asia Menor y crearon el reino de Galacia en el siglo III a.C. no veían solos, sino que traían con ellos a sus dioses, entre ellos un antiguo dios cornudo de la guerra que gobernaba con su culto a los gálatas. Este antiguo, se encontró con el Culto de Cibeles en Frigia, y estableció una alianza, asumiendo varios atributos del dios Attis.
Sin embargo, el dios de los gálatas fue destruido en el siglo I a.C. con la ocupación romana, y sin un liderazgo, el linaje se dividió en una serie de pequeños cultos. Algunos vampiros gálatas buscaron la protección del Culto de Cibeles, dirigido por las Lamiae, mientras que otros continuaron su camino.
Los Lhiannan (o Gálatas, como suelen ser llamados por los vampiros de Asia), a menudo son confundidos con los vampiros Gangrel, a los que consideran simplemente cambiados por su culto a los dioses de la naturaleza, especialmente a la diosa Artemisa.

Dionisio de Ancira (8ª Generación): Diodato era un guerrero gálata, que tras ser herido en batalla fue ofrecido al dios de la guerra. En una ceremonia en la noche recibió la sangre y fue enterrado en una arboleda sagrada, de la que surgió cambiado. En los siglos siguientes se convertiría en un protector de su pueblo, luchando en varias batallas para defender el reino de Galacia.
Pero finalmente los gálatas resultaron derrotados y conquistados por los romanos. El santuario del dios fue tomado y quemado, y Diodato cayó en letargo, despertando unas décadas después.
Desde el siglo I Diodato ha asumido una nueva identidad. Como Dionisio ha reunido un pequeño culto en una arboleda sagrada, donde se veneran a los antiguos dioses de los gálatas. Libre de las ataduras que lo vinculaban a su pater, Dionisio utiliza la religión de forma oportunista, afirmando ser diferentes dioses en función del momento. Desconfiado de otros vampiros, salvo cuando cree que puede obtener algo de ellos, a menudo se desplaza con su santuario, cuyo altar contiene un sarcófago en el que descansa mientras duerme.
Normalmente Dionisio se asienta cerca de un lugar de su elección. Sus adoradores crean un escenario bucólico de fiesta, donde varias bestias se mueven pacíficamente. Los adoradores del dios atraen invitados a su fiesta, y cuando llega el momento hacen “desaparecer” a algunos, que son sacrificados para saciar la sed de Dionisio.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#45

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 13:03

Imagen VERDADEROS BRUJAH
Se dice que durante la Guerra de Troya, entre los invasores aqueos había vampiros que deseaban destruir la ciudad por ser el santuario de Troile, un linaje griego creado por dos dioses gemelos. Sin embargo, este linaje fue atacado por los Brujah, y los supervivientes se ocultaron en el Oráculo de Delfos, donde permanecerían aprisionados hasta el siglo IV a.C.
Los Verdaderos Brujah, como se hacían llamar, afirmaban haber sido traicionados por los descendientes de Troile, y permanecieron apartados de ellos, dedicándose a sus propias búsquedas de sabiduría. Cuando Filetaro fundó el reino de Pérgamo, uno de ellos acudió ante él, y satisfecho, terminó compartiendo su sangre.
Filetaro gobernó el reino de Pérgamo en muerte como lo había hecho en vida. Sin embargo, era consciente del delicado equilibrio de poderes políticos, viendo cómo los reinos pequeños eran absorbidos por imperios más grandes, y cómo la guerra provocaba la destrucción de ciudades prósperas. Cuando los romanos comenzaron a intervenir en la política de Oriente Medio, Filetaro percibió hacia donde se dirigía el poder, y en principio alió su reino con Roma. A medida que los romanos derrotaban uno tras otro a los reinos de Oriente Medio, Filetaro decidió enfrentarse militarmente a los romanos era tentar al desastre, y permitió que el reino de Pérgamo fuera cedido pacíficamente a la República de Roma.
Sin embargo, cuando los romanos incrementaron los impuestos en su nueva provincia de Asia dudó. La guerra contra el rey Mitrídates del Ponto y las represalias tomadas contra las ciudades asiáticas incrementaron su preocupación, y cuando el general Marco Antonio regaló la Biblioteca de Pérgamo a la reina Cleopatra de Egipto entró en cólera como no había hecho en mucho tiempo.
Su chiquillo Artemón, que ejercía como intermediario ante los romanos comenzó a ser tanteado por el Senado Eterno sobre la conveniencia de deshacerse de Filetaro. Artemón sabía que si se negaba los Ventrue romanos enviarían a sus propios asesinos, o peor aún, decidirían destruir Pérgamo, así que tomó una difícil decisión y para salvar el legado de su pater lo traicionó.
Artemón anunció al Senado Eterno que Filetaro había sido destruido, y el Princeps Servio Lutaciano se convirtió en gobernante de Pérgamo con Artemón como su consejero. Sin embargo, Artemón no había destruido a Filetaro, sino que lo atravesó con una estaca y lo dejó en letargo en un lugar secreto, hasta que llegaran momentos mejores.
Pérgamo prosperó bajo el dominio romano. Algunos de los volúmenes de su biblioteca fueron devueltos. No del todo satisfecho, Artemón viajó por la provincia romana de Asia, creando nuevos centros de saber y bibliotecas, diseminando el conocimiento y evitando así que se concentrara demasiado, haciéndolo vulnerable al desastre. Durante sus viajes también Abrazó a unos pocos chiquillos para que continuaran su legado.
Los Verdaderos Brujah continúan con su labor a lo largo del dominio romano, y son puestos a prueba con la destrucción provocada por las invasiones bárbaras y la llegada del cristianismo. Los supervivientes salvan lo que pueden, y custodian el conocimiento, llevándolo a otros lugares más seguros.

Flavia Melitene (7ª Generación): Flavia Melitene era una rica dama de Pérgamo, esposa del consejero Flavio Metrodoro. Aunque había adquirido una considerable cultura de forma autodidacta, ansiaba poder compartirla con otros, acumulando una considerable colección de libros. Cuando el emperador Adriano visitó la ciudad en el año 128 conoció a Flavia entre los notables de Pérgamo, y ella le expuso varios de sus proyectos. Con el dinero aportado personalmente se construyó una gran biblioteca, asociada al templo de Asclepios, y una gran estatua del emperador fue situada en su centro. La generosidad de Flavia fue aclamada y reconocida,
Flavia atrajo la atención de Artemón, filius de Filotaro. Tras una serie de conversaciones decidió convertir a Flavia en su propia filia, para que se ocupara de custodiar las bibliotecas de Pérgamo en su ausencia, pues se encontraba ocupado supervisando la construcción de la gran Biblioteca de Celso en Éfeso. Artemón la tentó con la posibilidad de una eternidad dedicada al conocimiento que tanto amaba.
Tras el Abrazo, Flavia mantuvo el contacto con su esposo y su hijo, y a través de ellos dispuso de gran influencia sobre el gobierno de la ciudad, procurando no provocar la desconfianza del Princeps Lutaciano. De hecho, ambos vampiros mantienen una gran amistad, aunque Flavia procura mostrarse inofensiva y convencerlo de que no es una amenaza para su poder. La mayor parte del tiempo procura dedicarse al cultivo del conocimiento, especialmente a través de los eruditos que acuden a Pérgamo para consultar sus bibliotecas.
La destrucción de su pater Artemón durante el saqueo de Éfeso por los godos, constituye un duro golpe para Flavia. En los siglos siguientes tomará medidas para proteger el conocimiento atesorado en Pérgamo y llegado el momento se marchará de la ciudad para encontrar un lugar más seguro.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#46

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 18:32

OTROS
Imagen LUPERCOS
Los vampiros de Asia deben medir sus pasos, pues los Lupercos también están presentes en las noches, especialmente en las zonas rurales y no les agradan demasiado los no muertos. Fuera de las grandes ciudades, más de un vampiro descuidado ha terminado encontrando su final, y los momentos de convulsión en las ciudades son aprovechados por los hombres lobo para atacar a sus enemigos.
Quizás el grupo más numeroso de los Lupercos de Grecia y Asia Menor sea el culto de las Furias Negras, un círculo de feroces mujeres guerreras que adoptan forma de lobas y que veneran a Selena y sus muchos rostros. Que el Culto de Cibeles y el de Artemisa de Éfeso hayan sido parasitados por los vampiros las enfurece. Las Furias y los adoradores no muertos de Cibeles han sido enemigos durante milenios, y no parece que la guerra entre ambos vaya a terminar.
Otra facción más moderada es la de los llamados Hijos de Gaia, un culto de hombres lobo adoradores de la madre Tierra, que celebran ritos de fertilidad y curación. Sin embargo, también se consideran protectores de la humanidad, y aunque pueden alcanzar acuerdos puntuales para evitar conflictos innecesarios, cuando llega el momento no dan cuartel a los vampiros. Hay quienes dicen que entre ellos hay un grupo que conoce el medio de acabar con la maldición de la no muerte, pero ningún vampiro se ha atrevido a contactar con ellos.
El desarrollo de las ciudades griegas y asiáticas también ha atraído a un grupo de hombres lobo urbanos conocidos como los Protectores, que habitan en lo que la mayoría de los Lupercos consideran “territorio enemigo.” Estos Protectores guardan estrechos lazos entre sí, protegiendo sus intereses, y se ven atraídos por el desarrollo de la civilización. Aunque en ocasiones luchan contra los vampiros, también alcanzan acuerdos para repartirse territorios y evitar perjudicar sus intereses. Otro grupo urbano, los Roehuesos, habitan entre los desposeídos y los esclavos y en ocasiones actúan como sus protectores.
Una dinastía de hombres lobo conocidos como la Garra Conquistadora, ha acompañado a los romanos en su expansión por el Mediterráneo. Se trata de una nobleza entre los Lupercos, dedicándose a proteger a las grandes familias, procurando protegerlos de la influencia de otras criaturas sobrenaturales. Por suerte, no son demasiado numerosos.
Hace milenios entre Europa y Asia gobernaba una dinastía de reyes que podían tomar la forma de leones, llamados los Mor-Griazz. Sin embargo, perdieron en una guerra legendaria hace milenios y su número menguó hasta desaparecer hacia finales del siglo I a.C. No obstante, en las tierras montañosas del Cáucaso sobreviven algunos leones, y alguno de ellos podría poseer el don del cambio de forma.
En ocasiones las costas de Asia reciben la visita de brujos capaz de tomar la forma de felinos que forman parte del llamado Culto de Bastet. Son especialmente curiosos y escurridizos, ansiando el conocimiento esotérico, pues parece que tratan de romper una antigua maldición que ha recaído sobre linaje, y por la que guardan un feroz odio hacia el oscuro dios Set y sus descendientes.
Se dice que entre los adoradores del dios Apolo surgió un culto que adquirió la capacidad de adoptar forma de cuervos. Conocidos por su elocuencia e ingenio, estas Sombras de Esopo suelen viajar como rapsodas y poetas, portando la bendición del dios. Normalmente permanecen neutrales, pero suelen advertir de la cercanía de una calamidad. Como otras criaturas capaces de cambiar de forma, prefieren evitar a los vampiros.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#47

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 18:51

Imagen MAGOS
En el mundo griego la magia suele ir asociada a los dioses, y sus practicantes suelen formar cultos dedicados a las divinidades. La diosa Hécate suele ser la patrona de la mayoría de los practicantes de la magia, pero otros adquieren sus propios dones recurriendo a otros dioses. Poderosas hechiceras como Medea o Circe eran conocidas en la antigüedad, creando una tradición de magia muy diversas y con numerosas facciones enfrentadas entre sí.
En Asia los cultistas de Cibeles son poderosos, conociendo magia sobre la vida y la muerte, capaces de lanzar poderosas bendiciones y maldiciones, además de conocer los medios para invocar a los muertos y adivinar el futuro. Sin embargo, los cultistas de Cibeles se encuentran dominados por los vampiros, que controlan el culto desde hace siglos, morando a su sombra.
El Culto de la Granada mantiene la adoración a los dioses del inframundo, especialmente a Hades y Perséfone. Este culto de nigromantes surgió en reacción al control de los vampiros sobre el Culto de Cibeles, uniéndose frente a lo que consideraban una amenaza. Se dice que estos nigromantes han encontrado su propio camino hacia la inmortalidad a través de las escrituras del sabio Cabiro. Otros forman parte de un culto de asesinos que se dice surgieron de la caída de Troya.
Las Hijas de Hipólita son un grupo de guerreras de Artemisa que habitaban entre las amazonas del mundo antiguo antes de su derrota en el siglo IV a.C., cuando su fortaleza fue conquistada por Alejandro Magno. Las Hijas de Hipólita conservan el legado de sus antepasadas, y sus ritos guerreros, pero también conocen magia para bendecir la fertilidad de los campos y animales. En ocasiones han hecho frente común con el culto de las Furias Negras, pero las relaciones entre Lupercos y magos no suele ser muy estrecha.
Con los romanos llegaron otros grupos de místicos, siendo el Culto de Mercurio el más poderoso de todos, realizando ritos y ceremonias para asentar el paradigma de Roma y por la prosperidad del Imperio. Sus seguidores conocen ritos antiquísimos y complejos y a menudo actúan para defender los territorios romanos de amenazas sobrenaturales.
De las sucesivas corrientes filosóficas y avances de las ciencias también han surgido cultos de místicos. Los Pitagóricos utilizan las matemáticas para alterar las probabilidades y la realidad, mientra que el Círculo de Hipócrates ha sido capaz de desarrollar técnicas médicas muy avanzadas para su época, aunque algunos de sus errores han creado monstruos de leyenda. Otros científicos son capaces de crear complejas máquinas mediante su artesanía, mientras que otros elevan literalmente la mente de quienes escuchan sus ideas.
Con la llegada del cristianismo pronto surgen entre ellos varios obradores de milagros, que también reclutan a algunos místicos entre sus filas. Durante un tiempo incluso existe cierta competencia entre los Cantores de Mitra y las Voces Mesiánicas, pero estos últimos terminan imponiéndose.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#48

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 19:40

Imagen FANTASMAS
El inframundo griego forma parte del Reino de Estigia, creado por los antiguos muertos griegos y el divino Caronte, que sirve a la voluntad de los reyes Hades y Perséfone. Las sucesivas catástrofes naturales y guerras han provocado una amplia destrucción, y muchas ciudades han terminado por aparecer en el inframundo. Aunque en el inframundo o Hades existen algunas necrópolis, la más destacada sin duda es la de Troya. Muchos edificios fantasmales son desmantelados y llevados poco a poco hasta el Reino de Estigia, que se encuentra en las profundidades del inframundo, donde Caronte reside en la Torre de Ónice.
El inframundo griego es fácilmente accesible mediante poderosos ritos necrománticos, pero existen varios portales que constituyen una entrada factible al mundo de los muertos. En Hierápolis se encuentra uno de los más conocidos, pero también existen otros dispersos por el mundo griego, en los que a menudo se construyen santuarios conocidos como Plutonion. Los Capadocios buscan especialmente estos lugares donde la barrera entre vivos y muertos es más fina, y se dice que la fortaleza del clan en Erciyes fue construida precisamente sobre una de estas entradas.
La llegada de los romanos provoca una alianza entre los muertos griegos y romanos. El Reino de Estigia se extiende mediante la diplomacia y la fuerza por todo el mundo dominado desde Roma. El propio Caronte no se conforma con ser un mero protector de los muertos y con el tiempo asumirá el título de Emperador.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#49

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 19:51

Imagen DIOSES MENORES
Como todo el mundo griego, Asia está llena de leyendas donde los dioses se manifiestan a los mortales, aunque a medida que pasa el tiempo, y especialmente a partir del siglo I, parece que se muestran más distantes, más evasivos. La provincia asiática ha sido el escenario de muchos mitos, y muchas ciudades a menudo remontan su fundación a la época de las leyendas. Durante la Guerra de Troya los propios dioses tomaron partido a favor de aqueos y troyanos, e incluso llegando a participar en persona en las batallas. Ante las invocaciones de sus adoradores en ocasiones también hacen acto de presencia e incluso de manera más fortuita, simplemente mostrando que siguen presentes.
Y por debajo de los dioses existen muchas criaturas de leyenda y pueblos mitológicos que han habitado y que todavía habitan en las tierras de Asia: dríadas, centauros y sátiros en los bosques, tritones y nereidas en el mar, y ninfas y espíritus que representan fenómenos naturales e incluso ideales de inspiración, como las musas. Sin embargo, la decadencia del paganismo y la necesidad de supervivencia distanciarán cada vez más a los dioses de los mortales y los encuentros con las criaturas de leyenda serán cada vez más esporádicos. De alguna forma parece que estos seres se muestran cada vez más débiles, debido a que las creencias que les dan sustancia también se debilitan.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4070
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Taller de Edad Romana: Asia

#50

Mensaje por Alexander Weiss » 30 Mar 2020, 20:40

Imagen LA CRÓNICA DE ASIA
En una encrucijada entre continentes, una Crónica ambientada en la provincia romana de Asia permite ofrecer varias posibilidades de escenario en el que se mezclan el mundo griego, romano y de Oriente Medio. Aunque esta ayuda está pensada especialmente para la época romana entre el siglo I a.C. y el siglo V nada impide que un Narrador emprendedor decida ambientar su Crónica durante el auge de las ciudades griegas de Jonia, o en los reinos de Lidia y Pérgamo. La fidelidad histórica no importa tanto como una buena historia, y la inspiración que ofrece este suplemento sólo es un comienzo.
La ciudad nueva: Los personajes acompañan a un grupo de colonos griegos o romanos que quieren poner los cimientos de una nueva ciudad. Sin embargo, el lugar elegido está lejos de ser pacífico y posee sus propios conflictos. Las relaciones con los habitantes locales y las criaturas sobrenaturales obligará a los personajes a buscar alianzas o iniciar conflictos. Con el paso del tiempo las ambiciones de los reinos vecinos, ya sean lidios, griegos, persas o romanos puede llevar a los personajes a tener que ampliar sus relaciones a un ámbito más internacional.
Las raíces de los dioses: Los habitantes de la ciudad donde habitan los personajes emprenden la construcción de un nuevo templo y son necesarios recursos y mano de obra, que puede estar a disposición de los personajes ofrecer. Como vampiros los personajes pueden influir en la formación del culto e incluso tomar en sus manos la decisión de convertirse en intermedarios de los dioses. Otros cultos rivales también pueden convertirse en un problema.
Asia Vampirica: Los personajes son Abrazados en Roma para consolidar el dominio del Senado Eterno sobre los territorios de la provincia de Asia. Consolidar sus dominios no será tarea fácil, pero hay posibilidades de obtener un gran poder en las prósperas ciudades asiáticas. Pueden encontrarse con competidores dispuestos a aprovechar sus fracasos, o con enemigos que defienden hasta la muerte lo que han construido.
Las Vísperas Asiáticas: Aunque el último rey de Pérgamo cede a los romanos su reino en el año 133 a.C., el nuevo gobierno no es aceptado pacíficamente. Estallan revueltas apoyando a un supuesto hijo ilegítimo del monarca difunto, y con la llegada de los colonos romanos se producen expropiaciones de terreno y los impuestos se elevan endeudando a muchos nativos. Cuando el rey Mitrídates del Ponto derrota a los romanos es bienvenido en las ciudades griegas y asiáticas, y al ordenar la matanza de los ciudadanos romanos muchos habitantes de Asia están más que decididos a cobrarse venganza. Los personajes pueden luchar para contener las revueltas y defender a sus protegidos, o pueden tratar de sacar provecho en medio de una situación de caos.
Anno Domini: Asia es uno de los primeros lugares donde se extiende el cristianismo en el Imperio Romano, gracias a la predicación de figuras tan destacadas como el apóstol Juan o Pablo de Tarso, que crearon varias comunidades cristianas por toda Asia. Desde los inicios surgen enfrentamientos contra los creyentes paganos, que derivan en matanzas y la aparición de mártires. Cuando el cristianismo se convierte en religión oficial del Imperio Romano en el siglo IV la situación se invierte, y comienzan a tomarse medidas contra los paganos que con el tiempo también provocarán acusaciones de impiedad, persecuciones y destrucción de edificios y obras de arte. Los personajes pueden haberse convertido al cristianismo, y apoyar la nueva religión desde sus inicios, o tratar de defender el legado del paganismo, participando en las luchas de poder, tanto entre mortales como entre vampiros.
Reconstrucción: La costa de Asia Menor es una zona de gran actividad tectónica, y sufre periódicos terremotos que arruinan ciudades y pueden cambiar la situación política en un momento. Los personajes se encuentran en medio de uno de estos eventos, que puede cambiar de manera drástica el equilibrio en la sociedad de mortales y vampiros. La supervivencia puede derivar en la aparición de oportunidades, o quizás la aparición de carroñeros e invasores que aprovechan la ocasión para atacar a los personajes.

Editor completo

Volver a “Otras ambientaciones de Vampiro”