[Recurso] Los Legados Ahogados

Edad Romana, Estirpe de Oriente, Edad Victoriana, etc
Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

[Recurso] Los Legados Ahogados

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 31 Oct 2020, 17:50



LEGADOS AHOGADOS

Por Porakê Martins, Alex Pina, Frank Malcher y Júlia GMA.

Imagen

Ilustración de Alyne Leonel.

Ésta es la historia, como me fue contada por quien me guió a las profundidades del Guyra y me permitió regresar al Apeker, como un Ahogado, y que ahora, cumpliendo mi deber con Ceiuci, Charía y Jaci, comparto contigo, nuestro nuevo hermano...
Después de que Yamandú creó el mundo, y así se hizo, dividió el Guyra y el Apeker y dio origen a los Grandes Espíritus. Amaru, la Gran Serpiente, moldeó la Tierra y su inverso; Jaci y Guaraci, desde lo alto del cielo, dividieron entre sí el dominio de todas las cosas arriba y abajo; y Charía, el jaguar celestial, con astucia y osadía, se colocó entre los dos hermanos para mediar entre sus disputas.
De todo lo que había sido creado, sólo los humanos insistían en faltas respeto al Equilibrio que los Grandes Espíritus habían instituido, y en su propósito de mantenerlo, Charía eligió entre los humanos que habitaban en el interior de la selva, más concretamente en las cuencas de los ríos Orinoco y Amazonas, una líder sabia, capaz de ver más allá de la superficie de las cosas y vislumbrar los secretos ocultos del Fondo. Su nombre era Ceiuci, y por obra de Charía fue exaltada como la mayor y poderosa entre los Ancestros de su pueblo, conquistando por derecho propio, un lugar entre los Grandes Espíritus.
Ceiuci, desde su hogar en el Fondo, guiaba a su pueblo a través de sus Pajés, mortales tocados por el Fondo, y así prosperaron, cultivando la selva como un inmenso jardín y construyendo magníficas ciudades junto a los ríos y el corazón de las zonas salvajes, donde sus descendientes aprendieron a convivir con Equilibrio con la Superficie y el Fondo, durante toda una Era. Pero el amor de Ceiuci por su pueblo no conocía límites y cuantom más prósperos sus descendientes se volvían, más prosperidad ansiaban. Entonces el Equilibrio se rompió de nuevo y la prosperidad se convirtió en decadencia, para tristeza de Charía, que disgustado, castigó a Ceiuci con la Maldición de la Gula, torturándola eternamente con un hambre que nada sería capaz de saciar.
Desesperada y decidida a buscar el perdón de Charía, Ceiuci devoró con más voracidad que nunca los secretos del Fondo, recorriendo el río Arriba y Abajo, hasta que creyó haber encontrado una solución. Forjó un pacto con Jaci, el Señor de la Noche, y utilizó sus nuevos conocimientos para alcanzar de nuevo la Superficie mediante un poderoso ritual a los grandes Pajés del pasado, ordenándoles que guiasen a su pueblo hasta alcanzar una nueva era de prosperidad, como representantes inmortales del orden que quería restaurar. Ella los llamó los Ahogados, por haber regresado a la Superficie después de haberse sumergido en las profundidades del Fondo. Así surgieron los Primeros.
Última edición por Alexander Weiss el 31 Oct 2020, 23:04, editado 4 veces en total.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#2

Mensaje por Alexander Weiss » 31 Oct 2020, 17:51

Imagen

Ilustración del Diario de la Yihad de Beckett.

TRASFONDO OFICIAL DE LOS LEGADOS AHOGADOS
Los Legados Ahogados son la exótica y misteriosa estirpe de los vampiros nativos de Sudamérica en el universo del Mundo de Tinieblas, presentados en el último suplemento de la edición 20 aniversario de Vampiro: la Mascarada: el Diario de la Yihad de Beckett, en los siguientes términos:

¿QUÉ SON LOS LEGADOS AHOGADOS?
Ellos afirman ser Vástagos, aunque pocos vampiros pueden comprobar la veracidad de su existencia. De acuerdo con los propios Legados Ahogados, han controlado los asuntos de la Estirpe de Sudamérica desde hace generaciones. Su control secreto les ha permitido evitar gran parte de las purgas de la Camarilla y el Sabbat, donde el conflicto abierto provocaría su destrucción, como ocurrió con sus antepasados indígenas. En estas noches, pocos ancillae o neonatos Ahogados proceden de los descendientes de los pueblos nativos. Pocos incluso trazan sus orígenes hasta Caín y consideran el Libro de Nod como poco más que ficción barata. Ellos tienen sus propias historias, sus propios linajes y sus propias tradiciones. Sin embargo, el predominio de la religión católica en Sudamérica suscita gran interés entre algunos Ahogados, que tratan de vincular su historia con la de los trece clanes. Este grupo crece con cada noche que pasa.
Desde que Hernán Cortés y Francisco Pizarro reivindicaron su dominio sobre América, los Legados Ahogados comenzaron a Abrazar entre los invasores españoles y portugueses. La cultura de los vampiros sudamericanos rechazó aferrarse a su rebaño de alimentación y reproducción, devastado por los europeos con enfermedades y guerras. Se adaptaron al mismo tiempo que muchos de sus rebaños nativos fracasaban.
En algunos casos, prometieron vengar a sus ancestros. Sin embargo, la mayoría se contentaron con infiltrarse en las sectas de la Camarilla y el Sabbat, para aprender lo que pudieran, y finalmente, actuar al margen del control de cualquier organización. La facilidad con la que un vampiro puede reclamar un linaje Brujah, Toreador, Ravnos o Setita sorprendió a los propios Legados, cimentando sus disfraces a largo plazo.
En estas noches decisiva, los Legados Ahogados finalmente proclaman su dominio de forma abierta. Utilizan su prolongada fachada en toda Sudamérica y las purgas mortales en juego en los dominios más notorios. Desde el interior de sus crisálidas, los maestros de la ocultación aparecen como vencedores. Ya no necesitan derramar más sangre. Están hartos de hacerlo desde hace más de cinco siglos.

Muy poco se añadió a esta información inicial en los suplementos de Vampiro: la Mascarada más allá del propio Diario de la Yihad de Beckett, atribuyendo a los Ahogados del Legado Cipactli la destrucción de Xavier de Cinçao, miembro del Círculo Interor Tremere, así como en el suplemento Anarquistas de V5 establece que un Ahogado del Legado Kalku se hizo pasar por un Vástago del clan Tremere durante un tiempo, asumiendo la posición de Príncipe de Buenos Aires. Lo que deja muy claro, aunque poca información ha sido revelada sobre los Legados Ahogados, es que van a adquirir gran importancia en el escenario sudamericano de la 5ª edición de Vampiro: la Mascarada.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#3

Mensaje por Alexander Weiss » 31 Oct 2020, 17:51

Imagen

NUESTRA PROPUESTA PARA LOS LEGADOS AHOGADOS DE V20
Aunque resulte bastante posible que Paradox presente en breve su versión oficial para los Legados Ahogados en el contexto de V5, nosotros en Brasil in Darkness, aprovechamos la oportunidad ofrecida por la licencia abierta de Storytellers Vault, que sólo autoriza la publicación de material fan para el Mundo de Tinieblas clásico hasta la cuarta edición, la edición 20 aniversario de esa línea de juegos, para presentar nuestra propia visión de los Legados Ahogados, aún en el ámbito de V20, con la esperanza de influir de alguna manera en los creadores de material oficial presentando una visión del juego de los fans brasileños.
Lo que tú, lector, tienes a continuación es un esbozo del contenido que planeamos ofrecer en breve a través de Storyteller's Vault, un contenido, que aunque sea hecho por fans, están siendo desarrollado con un cariño especial por fans sudamericanos para fans sudamericanos, como parte de nuestra búsqueda por conseguir una representación digna en nuestro universo favorito de los juegos de rol.
Nuestra propuesta parte de las migajas de información oficial sobre los Legados Ahogados y el escenario sudamericano del Mundo de Tinieblas clásicos, reunidas a la luz de la cosmovisión nativa, amazónica y caribeña, que versan sobre dos dimensiones metafísicas distintas, pero complementarias, la Superficie (el dominio de lo visible) y el Fondo (el dominio de lo invisible). Buscamos inspiración en los Legados Laibon, tal y como fueron presentados en el suplemento oficial de Kindred of the Ebony Kingdom, de la tercera edición de Vampiro: la Mascarada, donde se establece que los vampiros nativos del continente africano poseen, además de una variante de Humanidad, que llaman Aiye, una segunda característica, llamada Orun, exclusiva de esta estirpe de vampiros y que funciona como una Senda de Iluminación paralela a la primera, pero que proporciona una mayor comprensión del mundo espiritual, además de la posibilidad de interactuar, tanto con los fantasmas de los muertos, como con los espíritus de la naturaleza.
En nuestra propuesta para los Ahogados establecemos dos características análogas a la de los Laibon, pero todavía más influenciadas por la cosmovisión animista de los pueblos nativos de Sudamérica, características que decidimos llamar Apeker (del tupi-guaraní para “superficie”) y Guyra (del tupi-guaraní para “fondo”).
Ahogados nos parece un término apropiado para quienes se consideran a sí mismos como Criaturas del Fondo convocadas para permanecer en la Superficie y cumplir su papel con los Ancestros y los espíritus, junto a los mundanos, como cuerpos que emergen a la Superficie después de visitar las profundidades de los Dominios Invisibles, cobrando tributos de sangre para mantenerse activos, resistiendo el paso del tiempo.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#4

Mensaje por Alexander Weiss » 31 Oct 2020, 17:52

Imagen

Ilustración de Mari Morgan.

LÉXICO AHOGADO
Ahogados, Los: La Estirpe de vampiros nativos de Sudamérica y el Cariben, que mantienen un vínculo estrecho con el Fondo.
Amaru: la Gran Serpiente, el Incarna de los Ríos, en especial del Gran Río Amazonas, reverenciado por los Ahogados como la que moldeó tanto Río Arriba como Río Abajo.
Ancestros, Los: Los Wraith, los espíritus ancestrales de los muertos vinculados a la cultura indígena, los muertos sin Reposo que vagan Río Bajo, normalmente relacionados con el Reino Sombrío de Ticum.
Apeker: la Superficie, los Dominios de lo Visible, la Realidad Material, así como el vínculo con estos dominios.
Capacocha: Las Momias sudamericanas, consideradas la respuesta de Guaraci a la creación de los Ahogados, siendo sus eternos rivales.
Ceiuci: La Anciana Hambrienta, el Incarna de la Ambición, a quien los Ahogados atribuyen su propia creación. Supuestamente, Ceiuci fue la antigua señora de los pueblos de la selva, y algunos acreditan que también representa el antiguo orden matrilineal, siendo finalmente maldecida por Charía y sustituida por su hijo, Jurupari.
Celestiales, Los: Guaraci y Jaci, los espíritus en la cúspide de la jerarquía espiritual.
Charía: El Jaguar Celestial, el Incarna astuto e implacable responsable del equilibro cósmico de las Tierras Ancestrales. También conocido como Akuanduba, el Espíritu del Equilibrio, bajo la forma de un indígena que toca una hermosa melodía con su flauta mágica.
Cipactli: Legado Ahogado formado por quienes reivindican ser herededos del Primer Ahogado y líderes legítimos de la sociedad de los Ahogados, aunque los demás Legados no suelen tomarse en serio sus alegaciones. Sin embargo, son considerados los mayores especialistas en los secretos de Río Arriba. También llamados Hambrientos, Depredadores o Morubixabas.
Condenados, Los: Un vampiro que recurre a la magia de sangre (Taumaturgia, Necromancia, etc.) para manipular el Fondo, en detrimento del Guayra.
Criaturas del Fondo, Las: Los Invisibles, tanto los muertos sin reposo como los espíritus naturales.
Cruzar la Superficie: Proyectar los sentidos en los Dominios Invisibles.
Cupendiepes: Legado Ahogado formado por caminantes tradicionalmente responsables de la comunicación entre los Ahogados dispersos por todo el continente americano, y especialistas en los viajes espirituales por el Fondo, también conocidos como Mensajeros, Andirás o Camazotz.
Disciplinas Ahogadas: Las Disciplinas exclusivas de cada uno de los Legados Ahogados, manifestaciones de su vínculo con Guayra y no simplemente de su naturaleza vampírica.
Dominios Invisibles: Consulta el “Fondo.”
Dominios Visibles: Consulta la “Superficie.”
Encantados, Los: Seres feéricos nativos de los Territorios Ancestrales, que los Ahogados consideran parientes más jóvenes, ingenuos y efímeros, también conocidos como Caapuas o Nanatüs.
Espíritus: Los espíritus de la naturaleza, que residen Río Arriba.
Ferales, Los: Hombres Lobo y otros Cambiaformas, que los Ahogados consideran parientes irascibles, imprevisibles y salvajes, cuyo origen es anterior a ellos.
Fondo: Los Dominios Invisibles, la realidad más allá de la Celosía o la Mortaja.
Grandes Espíritus, Los: Los espíritus más poderosos entre la jerarquía de las Criaturas del Fondo, incluyendo tanto Incarnas como Celestiales.
Guaraci: El espíritu del Sol, considerado enemigo de los Ahogados, relacionado con el día, la vida, la razón y el orden, hermano y rival eterno de Jaci.
Guyra: El Fondo, los Dominios Invisibles, la realidad más allá de la Celosía o la Mortaja, así como su vínculo con eses dominios.
Incarna: Espíritus muy poderosos, normalmente sólo por debajo de los Celestiales en la jerarquía espiritual. Charía, Amaru y Ceiuci son ejemplos de Incarnas.
Invisibles, Los: Las Criaturas del Fondo, tanto muertos sin reposo como espíritus naturales.
Jaci: El espíritu de la Luna, considerado aliado de los Ahogados, relacionado con la noche, la muerte, la locura y el caos, hermano y eterno rival de Guaraci.
Jurupari: El Gran Legislador, poderoso Espíritu Ancestro que instituyó el orden patriarcal entre los pueblos indígenas del interior de la selva amazónica, considerado por los Ahogados como hijo espiritual de Ceiuci.
Kaledjaa: Legado Ahogado formado por asesinas terribles, tradicionalmente responsables de castigar a los Ahogados que dan la espalda a las tradiciones, convirtiéndose en una amenaza para sus pares, también conocidas como Emisarias de Ceiuci, Guarinin, o simplemente Flechas.
Kalku: Legado Ahogado formado por hechiceros altivos y capaces de someter a los mundanos a su voluntad, tradicionalmente responsables de “pastorear” el rebaño de los Ahogados. También llamados Titiriteros, Embusteros o Pastores.
Karai Pihare: Legado Ahogado formado por discretos exploradores y espías que tradicionalmente cumplían un papel destacado en los conflictos ancestrales contra Capacocha, Ferales y Perdidos, también llamados Hombres de la Noche, Pomberos o Caulin.
Legados Ahogados: Los diferentes linajes Ahogados que comparten la misma sangre y esencia espiritual, cada uno de ellos afirma descender de uno de los Primeros, que se habrían sacrificado para permitir la creación de nuevas generaciones de Ahogados después de la traición del Primer Perdido.
Línea de Agua: La barrera que separa los Dominios Visibles de los Dominios Invisibles, es decir, la Superficie y el Fondo (consulta “Superficie” y “Fondo”).
Lostundos: Legado Ahogado de los maestros en las artes de la infiltración y la ocultación, tradicionalmente utilizados para sustituir a mortales en posiciones clave, según interese a los Ahogados, también conocidos como Sedientos, Imitadores o Crespines.
Mortaja, La: La barrera que separa la Superficie de Río Abajo.
Mundanos: Las criaturas incapaces de hundirse en el Fondo, especialmente los humanos.
Pajé: Hechicero mortal tocado por el Fondo.
Película: La barrera que separa la Superficie de Río Arriba.
Perdidos: Los vampiros “occidentales”, que los Ahogados consideran invasores de sus Territorios Ancestrales.
Primer Perdido, El: En la mitología Ahogada fue un disidente y traidor entre los Primeros, considerado el Patriarca de todos los Perdidos y reconocido entre ellos por el nombre de Caín.
Primeros, Los: Los legendarios primeros Ahogados, supuestamente creados directamente por Ceiuci a través de un ritual desconocido para guiar a sus descendientes mundanos. Según la tradición, se sacrificaron para permitir la creación de los Legados Ahogados.
Reino Sombrío de Ticum, El: Los dominios de Río Abajo, controlados por los Espíritus Ancestros de tradición indígena y afro-brasileña, también conocido como el Reino Sombrío de Tucuma.
Río Abajo, El: La parte del Fondo sintonizada con las emanaciones de la muerte, el Dominio de los Ancestros, el Inframundo.
Río Arriba, El: La parte del Fondo sintonizada con la vibración de la vida, el Dominio de los Espíritus de la Naturaleza.
Ritos Ahogados: Los rituales secretos exclusivos de los Ahogados, imbuidos de poder espiritual por el vínculo de Guyra.
Sumergirse en el Fondo: Cruzar físicamente la Línea de Agua, un acto excepcional y muy peligroso para los Ahogados.
Superficie, La: Los Dominios Visibles, la realidad Material.
Territorios Ancestrales, Los: Sudamérica y el Caribe.
Tininga: Legado Ahogado de especialistas en los secretos de Río Abajo, tradicionalmente considerados agentes y emisarios de los Ancestros en la Superficie, también conocidos como Unhudos, Cuerpos Secos o Sombríos.
Titlacauan: Considerados el más reciente de los Legados Ahogados, son el brazo Ahogado del Culto a Tezcatlipoca, también conocidos como Nuevos, Espejos Ahumados o Restituidos.
Tocados por el Fondo: Cualquier criatura en la Superficie, capaz de acceder al Fondo; por lo general reciben algo de respeto por los Ahogados, que los consideran parientes.
Yamandú: La entidad primordial y creadora abstracta de todas las cosas, y al mismo tiempo, toda la creación, sinónimo de Teluria para magos y cambiaformas.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#5

Mensaje por Alexander Weiss » 02 Nov 2020, 15:59

Imagen

Yamandú fue el origen de toda la creación, y al mismo tiempo ella es la propia creación. Y fue su deseo dividirla entre la Superficie y el Fondo, Materia y Espíritu, Visible e Invisible, Apeker y Guyra. Los Ferales, aunque más antiguos que nosotros, son menos sabios y suelen dividir toda la creación en tres fuerzas distintas: el Caos, el Orden y la Decadencia, como si los aspectos inherentes a ella se pudieran separar unos de otros.
Nosotros todavía seguimos las enseñanzas de Ceiuci y sabemos que todo lo que existen, encima y debajo de la Línea de Agua, tanto Río Arriba como Río Abajo, posee una parte de esas tres cosas. No se permite existir nada que no tenga su lugar en el Equilibrio que es mantenido por Yamandú y perseguido por Charía. Sin embargo, existen quienes insisten en rebelarse, quienes se pierden por orgullo o los que eligen uno de esos tres aspectos por elección o naturaleza. Hasta Jaci y Guaraci, los mayores entre los Grandes Espíritus, tienen partes de estos tres aspectos en sus propias esencias, aunque Jaci ame al Caos por encima de los otros dos, y Guaraci valore más el Orden, y que pocos por debajo de ellos se enorgullezcan de servir a la Decadencia.
Para que no te conviertas en uno de los Perdidos o te unas a la búsqueda de Charía del Equilibrio perdido de Yamandú, no necesitas ser ningún santo. El jaguar que devora a la capibara y sus crías para saciar su hambre y sus instintos, es parte de Yamandú y sólo cumple su papel. Basta con que recorras tu camino como quien navega en un río revuelto, evitando encallar en sus riberas. Y las riberas que delimitan el camino que los Ahogados deben navegar son las enseñanzas dejadas por Ceiuci, sobre el Guyra y el Apeker.

GUYRA Y APEKER
Los Ahogados consideran su condición como muertos vivientes, seres del Fondo exiliados en la Superficie, como un estado potencialmente maldito, de dolores y angustias eternas, a menos que, guiados por las enseñanzas de Ceiuci, su patrona espiritual, puedan, con autocontrol y consciencia, cumplir su papel como agentes de la voluntad de los Grandes Espíritus que mantienen el Orden Cósmico. Al final, a nada se le permite existir sin un papel en la existencia, aunque los locos intenten ignorar su papel, e incluso los más impíos depredadores y los espíritus errantes de los ancestros, que los Mundanos llaman fantasmas, tienen su potencial para mantener el equilibrio de la creación. O por lo menos es en eso en lo que creen los Ahogados.
Los vampiros que ignoran esas enseñanzas, o simplemente no poseen ningún vínculo con el Fondo, suelen ser despreciados por los Ahogados. Ese desprecio puede asumir formas que van desde el desprecio abierto, a la aceptación dolitda, pasando por la indiferencia. En la jerga de los Ahogados, esos vampiros Mundanos, son llamados simplemente como los “Perdidos” e invariablemente son considerados criaturas malditas y apartadas del orden cósmico que defienden las Tradiciones Ahogados.
Por otra parte, los Ahogados se consideran a sí mismos como seres elegidos por los Grandes Espíritus para transitar entre las dos dimensiones de la existencia, la Superficie y el Fondo, mediando entre los mundos de vivos y muertos, de lo visible y lo invisible, la material y el espíritu, lo natural y lo sobrenatural. En tal dualidad el Apeker representa la vida, lo visible, la materia y la naturaleza; mientras que el Guyra representa la muerte, lo invisible, el espíritu y lo sobrenatural.
Los observadores incautos intentan comparar esta dualidad con el paradigma Kuei-jin sobre el Yin y el Yang, pero esta comparación puede resultar bastante inapropiada, y la incompatibilidad más evidente es la perspectiva Ahogada sobre los mundos más allá de los Dominios Visibles, pues mientras que los Kuei-jin suelen relacionar la Umbra natural de los Garou y otros Cambiaformas con su concepto sobre el Yang, y el Inframundo con el concepto del Yin, para los Ahogados ambos pertenecen al dominio del Guyra.
Curiosamente la Umbra Alta o Astral, a la que pueden acceder los Cainitas con proyección astral, los magos Despertados y los usuarios de poderes psíquicos suele resultar extraña para los Ahogados, pues son incapaces de acceder directamente a ella. Sólo los Ahogados más poderosos tienen la posibilidad de alcanzarla, mediante viajes largos e increíblemente peligrosos desde la Umbra o el Inframundo.
En la perspectiva de los Ahogados, aunque los Perdidos sean criaturas sobrenaturales, sus preocupaciones e intereses suelen limitarlos a los Dominios Visibles y a las cuestiones pragmáticas que envuelven su propia supervivencia y su influencia entre sus iguales y la sociedad mortal. Sin embargo, los Ahogados tienen intereses y preocupaciones que van más allá de ese ámbito.
Los Ahogados poseen, y normalmente tratan de cultivar, un vínculo con el Fondo. Para estas criaturas el Guyra representa este vínculo con el mundo más allá de la realidad visible y tangible para los Mundanos, término que utilizan para referirse a quien carece de acceso a los Dominios Invisibles.
Por lo general, los Ahogados pasan sus no vidas navegando por el camino estrecho y sinuoso entre los límites impuestos por las dos Sendas de Iluminación que abrazan paralelamente: el Apeker guarda muchas similitudes con la Humanidad de los Cainitas; mientras que el Guyra representa su vínculo particular con los Ancestros y espíritus. En ambos casos, las virtudes relacionadas con estas dos Sendas son: Conciencia y Autocontrol.
Aunque sea posible seguir el Apeker como una Senda de Iluminación independiente, en alternativa a la Humanidad de los Cainitas, los Ahogados que alcanzan el nivel 0 de Guyra invariablemente son considerados todavía peores que los Perdidos, por haber contemplado el orden cósmico y haberle dado la espalda. Existen rumores de que existen formas de recuperar niveles de Guyra, incluso después de llegar a 0. Sin embargo, jamás se ha conocido a alguien que lo haya conseguido.
Los Ahogados alejados de su vínculo con el Fondo, son tratados como Cainitas y pierden acceso a los beneficios del Guyra, incluyendo sus niveles de Disciplina de Legado, acceso a rituales, además de acceso al Fondo. Muchos de ellos tratan de compensar esa limitación dedicándose al estudio de la senda taumatúrgica de Manipulación Espiritual o Necromancia, que pueden desarrollar espontáneamente a niveles rudimentarios, debido a sus conocimientos previos, aunque esas Disciplinas resulten sustitutos pobres de los poderes Ahogados. Estos disidentes suelen ser perseguidos o rechazados por los demás Ahogados, aunque para estos Ahogados Perdidos, conservar los secretos de su sociedad suele resultar lo más conveniente y beneficioso que compartir lo que saben con Cainitas mezquinos e ignorantes.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#6

Mensaje por Alexander Weiss » 02 Nov 2020, 16:24

Imagen

APEKER, EL VÍNCULO AHOGADO CON LOS DOMINIOS VISIBLES
El Apeker es una característica que funciona exactamente como la Humanidad Cainita o el Aiye Laibon, aunque parte de principios ligeramente distintos para reflejar las particularidades de las culturas tribales locales de su origen.
Un Ahogado con un nivel elevado de Apeker es una criatura capaz de reconocer las necesidades de los demás y considerarlas tan legítimas como las suyas y controlar sus deseos personales ante la necesidad de supervivencia de las poblaciones humanas y del reencuentro de la humanidad con su sentido perdido de comunidad y equilibrio con la naturaleza. Al final, sin humanidad no pueden existir Ahogados, y al fin y al cabo, todas las formas de vida, e incluso las formas de no vida se encuentran irremediablemente conectadas.
Obviamente, seguir la Senda del Apeker no significa que ningún Ahogado sea un santo. Los Ahogados son vampiros, lo que significa que en esencia son depredadores que necesitan nutrirse con la vida que toman de sus víctimas para mantenerse inmortales. Como la Humanidad de los Cainitas, el nivel de Apeker sólo mide el esfuerzo de los Ahogados para aferrarse a los lazos de empatía y conciencia que impiden que sus Bestias interiores tomen por completo el control de sus acciones. Además de eso, el nivel de Apeker es decisivo para la habilidad del personaje de interactuar con los Mundanos, imitar estar vivo y permitir el acceso del Ahogado a la Umbra.
Los Ahogados que son capaces de mantener niveles elevados de Apeker durante largos períodos de itiempo suelen ser respetados por sus iguales por su capacidad de conciliar su esencia depredadora con la conciencia de su vínculo con los Mundanos. Muchas veces se recurre a ellos para que medien entre los Ahogados y los Mundanos o Perdidos (Cainitas), aunque por lo general, se suele considerar menos impresionantes que alcanzar o mantener niveles elevados de Guyra.

EFECTOS DE APEKER
La puntuación de Apeker del Ahogado refleja la fuerza de su conexión con el mundo de los vivos y la sociedad mundana, así como la calidad de esa conexión. Mide primero la proximidad con la mortalidad y después, la capacidad para controlar a la Bestia. Este rasgo no indica la “bondad” o la compasión de un Ahogado. En lugar de eso, está sujeto a las acciones que reflejan o provocan esas cosas.
-Apeker indica la posición del vampiro en una jerarquía de pecados que considera la moralidad de las acciones en relación a las criaturas de la Superficie, desde las presas de los Ahogados hasta los infames Perdidos. Siempre que el Ahogado cometa un acto considerado igual o menor en la jerarquía de lo que indica su puntuación de Apeker, debe tirar su puntuación de Conciencia (dificultad habitual, 8) para determinar cómo asume sus acciones. Un fallo en esta tirada indica que el acto tuvo poco impacto emocional en el personaje, salvo, quizá, alivio o una leve sorpresa. Por lo tanto, el personaje pierde un punto de Apeker. El éxito mantiene la puntuación actual e indica que el personaje se encuentra incómodo con su comportamiento, siente remordimientos por sus acciones y mantiene su nivel de Apeker.
-El Apeker también determina cuánto se mantiene equilibrado el Ahogado con el “pulso de la vida”, y si él, o ella, es capaz de hacerse pasar por un humano. Una puntuación de 7 o más en Apeker permite al Ahogado hacerse pasar como un mortal de manera natural, sin la necesidad de gastar puntos de sangre con ese objetivo. Así, a partir del nivel 7 de Apeker, el Ahogado pasa sus días en un estado semejante al sueño de los mortales y puede despertar más temprano que los Ahogados con niveles inferiores en este rasgo, que experimentan el día como una hibernación similar a la muerte. Una puntuación baja de Apeker proporciona a los Ahogados un aspecto más similar a un cadáver, pero no añade ninguna característica que un cuerpo humano no debería tener. Por cada nivel de Apeker por debajo de 7, el Ahogado necesita gastar un punto de sangre sólo para hacerse pasar por un humano mortal durante el resto de la escena.
-Una puntuación de 8 o más en el rasgo de Apeker se considera notable incluso entre los demás Ahogados. Sólo a partir de 8 en esta característica el Ahogado consigue conectar lo suficiente con la vibración de la vida para acceder Río Arriba (La Umbra natural de los hombres lobo y demás cambiaformas) mediante su nivel de Guyra.
-Además, los otros rasgos del personaje pueden ser limitados por su puntuación de Apeker. Durante el día, el jugador de un personaje Ahogado no puede tirar en ninguna acción, más dados que la puntuación de Apeker de su personaje.

JERARQUÍA DE PECADOS DE APEKER

Nivel de Apeker Orientación Moral
10 Venerable Pensamientos egoístas
9 Compasivo Pequeños actos egoístas.
8 Atento Destruir o vandalizar propiedades ajenas
7 Normal Heridas emocionales o físicas causadas a otros (intencionadas o no).
6 Reservado Robo, hurto o extorsión
5 Distante Violación accidental (matar, o causar daño físico o psicológico permanente sin intención)
4 Insensible Violación pasional (asesinato, o agresión física o psicológica con daño permanente bajo la influencia del frenesí).
3 Indiferente Violación premeditada (asesinato, o agresión física o psicológica con daño permanente de forma deliberada).
2 Bestial Violación negligente (Alimentarse estando saciado).
1 Monstruo Crueldad o sadismo.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#7

Mensaje por Alexander Weiss » 02 Nov 2020, 17:11

Imagen

GUYRA, EL VÍNCULO AHOGADO CON LOS DOMINIOS INVISIBLES
El rasgo Guyra varía de 0 a 10 y señala la fuerza del vínculo entre el Ahogado y los Dominios Invisibles, funcinando como una Senda de Iluminación paralela al Apeker. Sin embargo, Guyra es mucho más que una senda de iluminación, también es una fuente de poder exclusiva de los Ahogados, más allá de la comprensión de los Cainitas, a los que simplemente llaman los Perdidos.
A medida que recorren la senda del Guyra, alcanzando niveles cada vez mayores, los Ahogados afirman que dejan atrás su condición de muertos vivientes malditos y se convierten poco a poco en criaturas del Fondo, ya sea como terrores ancestrales que someten a la humanidad como guardianes o guías iluminados, y cada vez más se convierten en agentes de los Grandes Espíritus, lugar idealizado por Ceiuci, su creadora.
Esta característica permite a los Ahogados acceder a Disciplinas exclusivas de sus legados e imbuye con poder sobrenatural sus rituales. Según la tradición de los Ahogados en el pasado todos los vampiros poseían un vínculo natural con los Dominios Invisibles. Sin embargo, este vínculo se perdió cuando los vampiros rechazaron su papel en el Equilibrio Cósmico y se ocuparon sólo de sus propios instintos y deseos egoístas.
Los personajes con puntuaciones bajas de Guyra descubren que el contacto con los fantasmas/espíritus les resulta reducido y difícil. Por otro lado, quienes tienen puntuaciones elevadas de Guyra descubren que a veces los Dominios Invisibles se vuelven indistintos, y pueden tener problemas a la hora de distinguir los dos lados de la “Línea de Agua”, además de volverse cada vez más abiertamente sobrenaturales cuanto mayor sea su nivel de Guyra. Los Ahogados con niveles avanzados de Guyra suelen tener aspectos extraños y su mera presencia puede incomodar a los mortales más sensibles, haciendo cada vez más difícil su convivencia con el mundo actual, lo que lleva a muchos, incluyendo entre los propios Ahogados, a considerarlos una reliquia del pasado y una especie peligrosamente cercana a la extinción. Sin embargo, las fieras acorraladas suelen ser violentas e imprevisibles, y los Ahogados no son una excepción.

EFECTOS DEL GUYRA
El Guyra es un rasgo exclusivo de los Ahogados, que ganan y mantienen de forma similar al Apeker o la Humanidad. Mantener o elevar el nivel de Guyra exige más que el mero gasto de puntos de experiencia, también exige un compromiso con los principios morales y de conducta, siguiendo una rígida jerarquía de pecados, lo que se suma a las obligaciones del Apeker. Es decir, los Ahogados deben seguir dos Sendas de Iluminación, cada una con su propia jerarquía de pecados. Ser negligente en esas exigencias puede llevar a la reducción del nivel de Guyra del personaje. No existen “puntos de Guyra” para gastar, sino que la actitud del personaje durante la Crónica puede llevar a la pérdida de niveles de Guyra a discreción del Narrador.
Al alcanzar Guyra 0, se considera muy difícil, sino iimposible, volver a adquirir niveles de este rasgo; la espiritual no es algo fácil de encontrar, especialmente cuando se es un muerto viviente maldito. La pérdida del último nivel de Guyra del eprsonaje provoca la pérdida del acceso a cualquier beneficio proporcionado por esa característica, como el acceso a la Disciplina exclusiva de su Legado y a los rituales Ahogados, además de la pérdida completa del contacto con los Dominios Invisibles más allá de la Línea de Agua. En el proceso el personaje pasa a ser considerado un Perdido por todos los demás Ahogados. Los personajes en esta condición infame suelen tratar de desarrollar Disciplinas como Necromancia o la senda taumatúrgida de Manipulación Espiritual, como sustitutos pobres de una verdadera conexión con el Fondo, lo que sólo los lleva a una decadencia todavía mayor, ya que la cultura Ahogada considera a quienes utilizan esos poderes todavía más corruptos y despreciables que los propios perdidos, refiriéndose a los Necromantes y Magos de la Sangre como “Condenados.”
-Se necesitan tiradas de Guyra para que los Ahogados puedan interactuar con las criaturas del otro lado de la Línea de Agua, tanto los fantasmas de Río Abajo (Inframundo), como los espíritus de Río Arriba (Umbra).
-Se necesitan tiradas de Guyra para ativar algunos niveles de las Disciplinas exclusivas de los Legados Ahogados, siempre que el mero gasto de puntos de sangre no sea suficiente.
-El nivel de Guyra también limia el número de dados que el Ahogado puede tirar en la activación de rituales.
-Por último, el Guyra se puede utilizar para activar Fetiches, objetos mágicos imbuidos con poder espiritual. Siempre mediante una tirada de Guyra con una dificultad igual al nivel del Fetiche +4. En el caso de que ese Fetiche haya sido creado por los Ahogados, un fracaso en la tirada de activación significa que no podrá volver a ser utilizado en esa noche. Si el Fetiche no ha sido creado por los Ahogados, un crítico, significa que el personaje nunca más poderá utilizar ese Fetiche, debido al rechazo del espíritu imbuido en el objeto a colaborar con el Ahogado.

JERARQUÍA DE PECADOS DE GUYRA

Nivel de Guyra

10 Venerable
Orientación Moral
Contradecir tu naturaleza no muerta o Ahogada (negarse a alimentarse, intentar mantenerse activo durante el día, o dejar de cumplir el papel establecido tradicionalmente por el Legado).
Beneficios y restricciones especiales
Capacidad de utilizar Disciplinas de hasta nivel 5 en los Dominios Invisibles, Restricción de Legado nivel 5.

9 Guía
Orientación Moral
Evitar deliberadamente el contacto con el Fondo (como suprimir tu nivel de Guyra para hacerte pasar por un Perdido).
Beneficios y restricciones especiales
Capacidad de utilizar Disciplinas de hasta nivel 4 en los Dominios Invisibles. Restricción de Legado de nivel 4.

8 Maestro
Orientación Moral
Interferir cuando las criaturas del Fondo están cumpliendo su propósito o incluso, no actuar ante esas interferencias.
Beneficios y restricciones especiales
Capacidad de utilizar Disciplinas de hasta nivel 3 en los Dominios Invisibles. Restricción de Legado de nivel 3.

7 Veterano
Orientación Moral
Utilizar poderes y conocimientos sobrenaturales para obtener beneficios mundanos.
Beneficios y restricciones especiales
Capacidad de utilizar Disciplinas de hasta nivel 2 en los Dominios Invisibles. Restricción de Legado de nivel 2.

6 Experimentado
Orientación Moral
Situar el bienestar de los Mundanos por encima del bienestar de los Ahogados y de las criaturas del Fondo.

Beneficios y restricciones especiales
Capacidad de utilizar Disciplinas de nivel 1 en los Dominios Invisibles. Restricción de Legado de nivel 1.

5 Experto
Orientación Moral
No cumplir las tradiciones culturales de los Ahogados (como no instruir a los Ahogados menos experimentados sobre sus deberes y tradiciones).
Beneficios y restricciones especiales
Posibilidad de cruzar la Línea de Agua/Acceso a Disciplinas exclusivas del Legado/Acceso a Rituales Ahogados/Sin restricciones de Legado

4 Conocedor
Orientación Moral

Actuar abiertamente contra otro Ahogado que cumple las Tradiciones, cuando sus acciones no te perjudican abiertamente.
Beneficios y restricciones especiales
Posibilidad de cruzar la Línea de Agua/Acceso a Disciplinas exclusivas del Legado/Acceso a Rituales Ahogados/Sin restricciones de Legado

3 Efectivo
Orientación Moral
Faltar al respeto a las criaturas del Fondo o no cumplir acuerdos con ellas (esclavizar a un fantasma u obligar a un espíritu a actuar contra su naturaleza, aunque no haya acuerdos con esas criaturas).
Beneficios y restricciones especiales
Posibilidad de cruzar la Línea de Agua/Acceso a Disciplinas exclusivas del Legado/Acceso a Rituales Ahogados/Sin restricciones de Legado

2 Manifiesto
Orientación Moral
Ignorar deliberadamente a los Espíritus Ancestros
Beneficios y restricciones especiales
Posibilidad de cruzar la Línea de Agua/Acceso a Disciplinas exclusivas del Legado/Acceso a Rituales Ahogados/Sin restricciones de Legado

1 Incipiente
Orientación Moral
Cualquier acto que arriesgue la pureza de los territorios Ahogados (pactos con los Perdidos que perjudican a los Ahogados, destruir a fantasmas o espíritus o cooperar con empresas explotadoras de recursos naturales).
Beneficios y restricciones especiales
Posibilidad de cruzar la Línea de Agua/Acceso a Disciplinas exclusivas del Legado/Acceso a Rituales Ahogados/Sin restricciones de Legado

En contrapatida, el Guyra también impone limitaciones a los Ahogados. Cualquier mortal que posea un nivel de Fuerza de Voluntad menor que el nivel de Guyra del Ahogado se sentirá incómodo en su presencia. La forma precisa en la que eso ocurre dependerá del nivel de Apeker del personaje en cuestión. En personajes con Apeker 5 o menos, los efectos del Guyra harán que los mortales se sientan incómodos en presencia del Ahogado, sintiendo escalofríos o percibiendo detalles inquietantes, como intervalos largos entre los parpadeo o movimientos extraños o antinaturales. En personajes con Apeker 6 o más, los efectos del Guyra inspiran una reverencia casi religiosa, que irónicamente también provocará distanciamiento, pues los mortales se sentirán indignos ante una presencia tan gloriosa. De cualquier manera, ya sea de forma negativa o no, queda clara la naturaleza sobrenatural del Ahogado, aunque los mortales no sean capaces de describir qué ven “erróneo.” Los vampiros y criaturas sobrenaturales no sufren los efectos del Guyra.
Además, cualquier esfuerzo para detectar la presencia sobrenatural de un personaje Ahogado recibe una bonificación de un dado por cada dos niveles de Guyra que el Ahogado posea. Es como si el mundo material señalase al Ahogado como una presencia ajena, lo que los hace especialmente vulnerables a los investigadores y cazadores de lo sobrenatural, aunque muy pocos, más allá de los propios Ahogados y de los nativos más tradicionalistas de Sudamérica y el Caribe estén familiarizados lo suficiente con la cultura Ahogada para saber más detalles. Esta debilidad también indica que el Ahogado es una criatura sobrenatural, pero no proporciona más información, a menos que el investigador o el cazador sepan exactamente lo que buscan.
La única forma en que los Ahogados pueden evitar esta limitación, es mediante servidores y ghouls, manteniendo disancias con los demás Mundanos, o suprimiendo temporalmente su nivel de Guyra mediante el Ritual de Supresión, que reduce el nivel efectivo del rasgo a 1 y arriesga a sufrir una reducción permanente de este rasgo. Para mayores detalles, consulta la descripción del Ritual de Supresión.
Las limitaciones impuestas por el Guyra en la interacción con mortales, la vulnerabilidad que este rasgo provoca ante los peligros de las noches actuales y las dificultades de seguir dos Sendas de Iluminación paralelas, ha llevado a cada vez más Ahogados a estancarse o degenerar rápidamente en sus niveles de Guyra. Se hace cada vez más habitual que los Ahogados renuncien voluntariamente a su contacto con el Fondo para abrazar las costumbres Cainitas o suprimirlo con tanta frecuencia que finalmente se aíslan de ese aspecto de su naturaleza, y en consecuencia se convierten en Perdidos y son expulsados de la sociedad Ahogada.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#8

Mensaje por Alexander Weiss » 02 Nov 2020, 17:29

Imagen

NTERACCIONES ENTRE APEKER Y GUYRA
Apeker bajo (5 o menos) y Guyra bajo (5 o menos): Estos Ahogados suelen ser criaturas egoístas y mezquinas preocupadas sólo de sí mismas y en saciar sus necesidades sin ningún escrúpulo. Casi tan mundanos como los Perdidos, sin embargo son más peligrosos por ser capaces de manipular tanto a los mortales como a las criaturas del Fondo para sus propósitos. Suelen ser despreciados o evitados por los demás Ahogados, considerándolos poco mejores que los Perdidos. Su aspecto suele ser el de un cadáver reciente, aunque no posean ninguna característica que no sea la esperada de un cadáver humano y necesitan gastar puntos de sangre para pasar temporalmente por mortales. Un personaje que alcance el nivel 0 en ambas sendas es exactamente como un vampiro con 0 de Humanidad, una criatura controlada por la Bestia, y solo movida por sus instintos más básicos y sin ningún vínculo con el Fondo. Para un Ahogado, no puede caer más bajo.
Apeker alto (6 o más) y Guyra bajo (5 o menos): Suelen ser criaturas muy apegadas a los humanos y a dividir a las criaturas del Fondo en enemigos y protectores de la humanidad, y en consecuencia, tratarlas como enemigos o aliados. De manera general es la situación de los neonatos Ahogados, considerados casi tan mundanos como los mortales, aunque mucho más ingenuos y menos maquiavélicos. Su aspecto suele confundirlos con los mortales y pueden no necesitar gastar puntos de sangre para mantener este aspecto indefinidamente, además de tener un sueño ligero y poder actuar durante el día con menos esfuerzo que los demás Ahogados. Alcanzar el nivel 0 de Guyra, incluso manteniendo alto el nivel de Apeker, singifica que el personaje ha perdido su vínculo con el Fondo, posiblemente de forma irreversible, por lo que los demas Ahogados lo considerarán un Perdido, un vampiro normal para todos los efectos.
Apeker bajo (5 o menos) y Guyra alto (6 o más): Son criaturas que ponen a las criaturas del Fondo por encima de los humanos y consideran a la humanidad un problema para el equilibrio cósmico, por lo que los humanos deben ser vigilados, castigados y utilizados siempre que sea necesario, o simplemente eliminados. Los Ahogados en esta categoria son criaturas realmente terribles, combinando fanatismo místico con los medios para provocar problemas a una escala preocupante. La mayoría de los antiguos Ahogados se encuentran aquí. Su aspecto suele ser odioso, además de obviamente sobrenatural. Suelen emitir el hedor de la muerte y poseer rasgos extraños o por lo menos un aura perturbadora que revela su naturaleza sobrenatural hasta para el más escéptico de los mortales. Gastar sangre para parecer humano es inútil para estas criaturas. Un Ahogado que alcance el nivel 0 de Apeker, mientras mantenga niveles de Guyra, tiene la posibilidad de escapar al destino convertiéndose en un Espíritu Ancestro. Para esto, un Ahogado debe tirar su nivel de Guyra (dificultad 8). Un éxito es suficiente para abandonar el cuerpo inerto, enviar el alma Río Abajo y convertirse en una versión especialmente poderosa de los monstruosos Espectros que rondan el Laberinto Verde, en el Reino Sombrío de Ticum. Un fallo significa que el personaje consiguió dejar atrás su cuerpo físico, pero su alma cayó Río Abajo para ser devorada por el Olvido. Un fracaso significa que el vínculo con el Fondo fue destruido por la Bestia, que tomó el control de su alma y del cuerpo físico, convirtiéndolo en un ser monstruoso y sólo impulsado por sus instintos más básicos.
Apeker alto (6 o más) y Guyra alto (6 o más): Seres extremadamente raros e inspiradores, que comprenden su lugar tanto entre las criaturas del Fondo como entre los mortales. Suelen realizar esfuerzos heroicos para traer a la humanidad “de vuelta al equilibrio”, instruyéndolos para coexistir con la naturaleza, con el mundo en armonía con el Fondo, aunque parezca un empeño condenado al más absoluto fracaso. Su aspecto imponente inspira admiración y temor entre los mortales, y respeto y reverencia incluso entre las criaturas del Fondo, un poder tangible emana de su presencia y deja clara su presencia sobrenatural, aunque resuenen con el pulso de la vida, pareciendo versiones idealizadas de los mortales que fueron, aunque muchas veces posean rasgos fantásticos, dependiendo del Legado en cuestión, pero sus rasgos son imponentes y armoniosos. La búsqueda por alcanzar los niveles 10 en Apeker y Guyrá es lo más próximo a lo que la cultura Ahogada posee de la idea de una Golconda. Se cree que al alcanzar esa condición, el Ahogado se reintegra en el Equilibrio Cósmico, siendo redimido de la maldición del Hambre, y pasando a actuar como un agente directo de los Grandes Espíritus.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#9

Mensaje por Alexander Weiss » 02 Nov 2020, 17:51

Imagen

CRUZAR LA LÍNEA DE AGUA
La Línea de Agua es una metáfora en la Cultura Ahogada para la barrera que divide la Superficie del Fondo. En la cultura Ahogada, el Fondo o Guyra abarca os “Dominios Invisibles”, y como la corriente de un río simbólico, se puede dividir en dos direcciones: Subir “Río Arriba” es establecer contacto con el dominio de los espíritus naturales, armonizados con el pulso de la vida, es decir, la Umbra de los Garou y las demás Razas Cambiantes, si estás familiarizado con Hombre Lobo: el Apocalipsis. Por otro lado, descender “Río Abajo” es establecer contacto con el dominio de los Ancestros, los muertos sin reposo, conectados con la energía de la muerte, es decir, con el Inframundo, para quien conoce la cosmología de Wraith: el Olvido.
La metáfora de “subir” o “descender” el río se encuentra relacionada íntimamente con la afinidad de los Ahogados, que como muertos vivientes, poseen con Río Abajo, donde sus percepciones suelen ser arrastradas cuando consiguen cruzar la “Línea de Agua”, es decir, cuando tienen éxito en utilizar su Guyra para cruzar la barrera que separa los Dominios Visibles de los Dominios Invisibles. En contrapartida, sólo los Ahogados más iluminados y capaces de resonar con la vibración de la vida, es decir, los que posee niveles elevados de Apeker, suelen ser capaces de subir Río Arriba, el dominio de los espíritus de la naturaleza.
Desde un punto de vista mecánico, para un Ahogado descender Río Abajo supone menos esfuerzo, basta con mantener el nivel de Guyra en 1 o más tener éxito en una tirada para superar el nivel local de la Mortaja. Sin embargo, acceder Río Arribaj exige esfuerzos a los que pocos Ahogados están dispuestos, o son capaces de realizar, pues necesitan mantener su nivel de Apeker en 8 o más, sólo así es posible que resuenen con la vibración suficiente de vida para poder acceder al dominio de los espíritus naturales. Luchar contra la propia naturaleza bestia para mntener elevado el nivel de Apeker es algo que los Ahogados suelen comparar con el esfuerzo extenuante para vencer la poderosa corriente de un río y quienes lo consiguen suelen ser bastante respetados, pues estas criaturas pueden elegir libremente en qué dirección viajar cada que vez que cruzan la Línea de Agua.
Para poder interactuar con las criaturas del Fondo, el Ahogado siempre necesitará superar la Línea de Agua, enfrentando su nivel de Guyra con una dificultad igual al nivel de la Celosía o de la Mortaja local, dependiendo del caso. Aunque es posible gastar Fuerza de Voluntad para asegurar por lo menos un éxito automático en esta tirada, los fracasos impiden que se puedan realizar nuevos intentos durante el resto de la noche, mientras que los éxitos adicionales mejoran la calidad de la interacción. Normalmente los Ahogados no pueden cruzar con sus cuerpos muertos la Línea de Agua y por lo general sólo proyecta su percepción en la Penumbra o el Inframundo. Tanto los espíritus naturales, Río Arriba, como los espíritus Ancestros, Río Abajo, suelen desconfiar y tratar con hostilidad o indiferencia a los Ahogados. Las excepciones suelen ser los fantasmas del Reino Sombrío de Ticum, ligados al inframundo del oeste de Sudamérica, y los espíritus naturales con los que cada Legado posee afinidad espiritual.
Ir más allá de la Penumbra o del Inframundo normalmente exige que el Ahogado recurrar al nivel 5 de Auspex (Proyección Astral), dejando atrás su cuerpo físico temporalmente, lo que suele ser bastante arriesgado. Sólo mediante los niveles más elevados de las Disciplinas Torrente o Vazante, o los más poderosos y secretos rituales Ahogados, es posible abrir temporalmente la barrera entre los mundos para cruzar físicamente, lo que siempre es muy arriesgado, considerando los peligros ocultos en el Fondo, y la dependencia de los Ahogados de la sangre de los seres de la Superficie.

Resultado de la tirada de Guyra para cruzar la Línea de Agua

Número de éxitos Efecto
Fracaso No puede volver a realizar un nuevo intento durante el resto de la noche
0 éxito (Fallo) No puede volver a realizar un nuevo intento durante el resto de la escena
1 éxito Sólo lo suficiente para proyectar la percepción más allá de la Línea de Agua
2 éxitos Cambia la disposición de los fantasmas/espíritus de hostil a neutra
3 éxitos Proporciona al personaje una comunicación rudimentaria con fantasmas/espíritus
4 éxitos Proporciona al personaje una comunicación clara con fantasmas/espíritus sin malentendidos
5 éxitos El Ahogado puede interactuar físicamente con fantasmas/espíritus

Siempre que el nivel de Guyra del personaje iguale o supere el nivel local de Celosía o Mortaja, el éxito necesario para cruzar la “Línea de Agua” no será necesario, bastará con que el personaje se concentre para ver el Fondo, conforme a las limitaciones impuestas por su puntuación de Apeker. En estos casos, el número de éxitos exigidos para los efectos listados en la tabla se reducen todos en uno. Es decir, 3 éxitos en la tirada serían suficientes para proporcionar una comunicación clara y directa con las criaturas del Fondo y 4 permitirán una interacción física entre el Ahogado y esas criaturas, lo que siempre puede resultar un riesgo, ya que se trata de un camino de doble sentido. Sin embargo, el Ahogado puede interrumpir el proceso con una acción.
Mientras el Ahogado mantenga sus sentidos extendidos más allá de la Línea de Agua, al margen de los éxitos obtenidos, sufre una penalización de -2 en todas las acciones que no estén relacionadas con la interacción con el Fondo y sus criaturas, debido a la distracción que suponen las percepciones solapadas.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4464
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: [Recurso] Los Legados Ahogados

#10

Mensaje por Alexander Weiss » 03 Nov 2020, 10:48

Imagen

LOS HUÉRFANOS DE CEIUCI
Convocado de regreso de la muerte por Ceiuci, a través de un poderoso ritual cuyos secretos se guardó para sí, los Primeros, los mayores entre los Pajés del pasado, regresaron a la Superficie todavía más sabios y poderosos de como habían partido, tras haberse sumergido más lejos que nadie antes que ellos en las profundidades del Fondo. Pero trajeron consigo la marca de la propia Ceiuci, una pequeña muestra de su maldición, un hambre insaciable de sangre Pues habían dejado de ser criaturas de la Superficie, eran criaturas del Fondo exiliadas en la Superficie para restituir el equilibrio perdido, y para mantenerse como tales, ansiaban la sangre de las criaturas de la Superficie, como la selva ansía las aguas del Gran Río. Y como también eran fruto del acuerdo entre Ceiuci y Jaci, desde el principio se les prohibió caminar bajo el Sol, incluso después de que Guaraci descubriera su existencia. Cuando Guaraci supo de los Ahogados, lo que no tardó en ocurrir, se sintió celoso, y decidió crear su propia especie de sabios inmortales para hacer frente a las creaciones de Jaci. Y sí fueron creadas, en las Tierras Áridas del Oeste, las Capacocha, nuestras eternas rivales.
Existen muchas divergencias sobre cuántos y cuáles fueron los Primeros. Todo lo que se sabe es que cada uno de ellos poseía una esencia espiritual única y su propio papel en el orden idealizado de Ceiuci. La mayoría está de acuerdo en que Tezcatlipoca, la fundadora de los Titlacauan, sólo se unió a ellos mucho tiempo después, y por eso ella y sus hijos son llamados los Restituidos, pero ésa es otra historia. Los Cipactli insisten en que el primero de ellos también fue el “Primer Ahogado”, ¿pero qué importancia tiene eso? ¿Acaso la última gota que cae es menos lluvia que la primera?
Sea como fuera, no existen dudas que entre los Primeros hubo uno que se rebeló y dio la espalda a las enseñanzas de Ceiuci, convirtiéndose en el Primer Perdido, una criatura del Fondo que renegó de su vínculo con el Guyra. Fue cazado por sus hermanos, pero huyó más allá del mar, dando origen a los Perdidos que constituyen su infame descendencia, y que se refieren a él como Caín.
Después de la traición del Primer Perdido, Ceiuci, llena de ira, creó a la Primera Kaledjaa, que es considerada la última, aunque la más sabia y poderosa entre los Primeros, para que la traición del Primer Perdido no se volviera a repetir. Entonces la propia Ceiuci se negó a traer a la Superficie a nuevos Ahogados y disgustada, se apartó y regresó al Fondo. Sin su ayuda, los Primeros finalmente encontraron una forma de crear nuevos miembros de su especie, para tener ayuda en su dura misión, sacrificándose en el proceso para compartir con los mortales recién fallecidos su propia sangre y su propia esencia espiritual. Y así fue cómo surgieron los Legados Ahogados.
Se dice que desde entonces, cada Ahogado posee dentro de sí mismo una fracción del Primero de su Legado, y que hoy los Primeros sólo viven en la sangre de sus descendientes, que se ha diluido en cada nueva generación, aunque cada Ahogado pueda elegir su camino a través de los misterios del Guyra hasta hacerse digno de la grandeza que Ceiuci dispuso para los suyos. Pues fue debido a la traición del Primer Perdido, que cada nueva generación la sangre Ahogada se diluye cada vez más, pero gracias a Ceiuci los más sabios entre los nuestros pueden compensarlo, siendo fieles a sus enseñanzas y siguiendo las antiguas tradiciones de los caminos del Guyra.
En el pasado, sólo los más sabios entre los más experimentados y hábiles mortales tocados por el Fondo eran elegidos para convertirse en Ahogados, lo que dio origen a diversas leyendas sobre antiguos pajés que en lugar de morir, se convertían en criaturas de aspecto monstruoso que asolaban o protegían a los Mundanos. Durante miles de años, prosperamos y nuestros seguidores mortales se multiplicaron y dividieron en diversos pueblos por toda Sudamérica, finalmente llegando también al Cariba y a América Central y del Norte.
Sin embargo, las disputas entre los diferentes Legados, los malentendidos con los Ferales, y especialmente, los conflictos con las Capacocha, nuestras rivales ancestrales, finalmente provocaron la decadencia de muchas grandes civilizaciones, un proceso que culminó con la invasión europea, que trajo consigo plagas y guerras, que diezmaron a los pueblos que seguían las enseñanzas Ahogadas e inundaron nuestros dominios con los descendientes del Primer Perdido. Sabiamente, retrocedimos y observamos, buscando maneras de adaptarnos a este “Nuevo Mundo,” muchas veces aliándonos con nuestros parientes Encantados, mientras nos manteníamos ocultos de los ojos mundanos, actuando con paciencia desde las sombras, ocultos por el velo de la ignorancia que ciega a los Perdidos, hasta que estuviéramos en condiciones de revelarnos otra vez abiertamente y devolver el orden a nuestros dominios ancestrales. Y por fin, la Marea de las Edades parece estar girando en nuestro favor. Fuimos pacientes y determinados. ¡Nuestra hora ha llegado!

Editor completo

Volver a “OTRAS AMBIENTACIONES: RÉQUIEM, EDAD ROMANA, EDAD VICTORIANA, ETC.”