Ayuda: Las Sombras de Esopo

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3566
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Ayuda: Las Sombras de Esopo

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 22 Oct 2019, 15:10

LAS SOMBRAS DE ESOPO

Por Magus

Imagen

HISTORIA

LOS CORAX EN LA ANTIGUA GRECIA
Cuando la gente oye hablar de Grecia, el Cuervo ocupa el segundo lugar en el Concurso del Pájaro Más Popular e Importante. La Lechuza se lo lleva, reconozcámoslo, por acompañar a Atenea y porque su cara sale en todas las fotos. Pero eso no significa que los cuervos no estuviéramos presentes en los tiempos de la Antigua Grecia. ¿Queréis pruebas? Leed las fábulas de Esopo. Escribió dos en las que los cuervos son los protagonistas, aunque una de ellas no es especialmente halagadora. Sin embargo, la otra es bastante instructiva.
¿Sabéis de qué hablo? Sobre la fábula del cuervo sediento que encuentra un cántaro con un poco de agua en el fondo, y como el cuello es demasiado estrecho para llegar al agua, comienza a meter piedrecitas dentro del cántaro hasta que el nivel del agua sube lo suficiente para poder beber. Se trata de un buen ejemplo de pensamiento lateral, algo en lo que destacamos ahora y entonces durante los días de gloria de Atenas y Corinto. Pensar las cosas desde un ángulo diferente. Animar a la gente a cuestionar y a razonar. ¿No os suena como la base de cualquier escuela de filosofía occidental? Qué va, no puede ser –os dejo que lo decidáis vosotros. Lo que es importante es que la idea de los Corax de mirar las cosas desde todos los ángulos posibles ya estaba presente en algunos lugares de la Antigua Grecia.
Hablando de lo cual, hay algunas cosas que debéis saber sobre la Antigua Grecia. Al contrario de lo que nos dice la creencia popular, ese sitio no estaba lleno de tíos con largas barbas blancas paseando delante de templos con columnas blancas con togas blancas debatiendo sobre la sabiduría de todos los tiempos. Ni siquiera en Atenas, la cuna de la democracia, se permitía votar a las mujeres. Leed algo de Aristófanes cuando tengáis tiempo. Resulta instructivo.
Pero me estoy yendo por las ramas…lo que intento decir es que en los buenos viejos tiempos, Grecia estaba llena de montañas, cabras y tipos con armadura de hoplita tratando de someter a sus vecinos –ésa es la clave. La comunicación entre ciudades era casi imposible en el mejor de los casos, una muerte segura en el peor, pero las noticias tenían que llegar de alguna forma.
Una pista de cómo hacerlo. Sí, estábamos nosotros. Muchos de los mensajes más famosos de la Historia de Grecia –la carrera desde la llanura de Maratón para llevar la noticia de la victoria hasta las murallas del Pireo- tienen nuestra firma luminosa y emplumada en ellos. Recordad, esto no quiere decir que nosotros hiciéramos esas carreras por los griegos, pero los ayudamos. Ya sabéis cómo: explorando las rutas más seguras y dirigiendo el tráfico, distrayendo a los bandidos del camino y cosas así.
¿Y por qué lo hacíamos? Básicamente porque en aquellos días teníamos nuestros favoritos. Los persas y los espartanos eran tiranos que controlaban la información, mientras que los atenienses por lo menos permitían debates y discusiones ocasionalmente. Por supuesto, después nos lo pensamos y apoyamos a Alejandro Magno –un imperio es una buena manera de establecer redes de comunicación estables y fiables. Una pena que no durara.

EL IMPERIO ROMANO
Sí, el imperio de Alejandro no le sobrevivió a su muerte, y pronto se convirtió en un montón de pequeños reinos enfrentados entre sí. Demasiado ajetreo, así que nos resignamos y volvimos a Grecia y lo intentamos de otra manera.
Algunos de nosotros hacía tiempo que procuraban evitar escudos y lanzas y habían acompañado a los griegos en sus viajes comerciales. A todo el mundo se le ponían los pelos de punta cuando aparecía un barco de guerra en el horizonte, pero cuando aparecía un simpático mercader de amplia sonrisa vendiendo el último grito en vino y ánforas, la situación se volvía mucho más tranquila.
Los cuervos no son pájaros de mar, por así decirlo, pero algunos de nosotros bien podrían haber pasado por cormoranes o gaviotas, teniendo en cuenta el tiempo que pasaban a bordo de un barco. Fueron ellos quienes entablaron contacto con los parientes del oeste, y los que nos avisaron cuando los romanos se subieron en sus galeras y decidieron que la península italiana ya no les bastaba.
Los vimos venir. Lástima que los griegos no se dieran cuenta a tiempo, y se habrían ahorrado muchas tristes derrotas y saqueos. Después de los problemas causados por el imperio de Alejandro, habíamos aprendido la lección, y no intervinimos…bueno, no demasiado. Había cosas que viajaban con los romanos y Gaia no nos ha puesto aquí de adorno ¿sabéis?
El Imperio Romano duró mucho más que el de Alejandro, y pudimos seguir sus rutas comerciales por todas partes, y visitamos y recibimos visitas de otros hombres cuervo con más facilidad. Sí, posiblemente fue el período en que las bandadas de Europa fueron más numerosas. Sin embargo, no todo era tan bonito como parecía. El Imperio Romano tenía un corazón podrido, y sí, podría haber sido fácil culpar a los chupasangres de todo lo malo, pero los Garou también participaron. Una familia de Colmillos Plateados conocidos como la Garra Conquistadora ayudó a los romanos en sus conquistas.
Nosotros…no voy a decir que todos éramos tipos decentes. Los mercaderes griegos se beneficiaron mucho de la decadencia romana, pero los que veíamos la podredumbre que se extendía desde Roma nos apresuramos a volar más allá de las fronteras del Imperio y avisamos a los Garou de lo que estaba ocurriendo. La verdad es que habían sufrido tanto por culpa de los romanos que no necesitaron demasiadas excusas. Como siempre habíamos hecho, sobrevolamos los campos de batalla.
El resto es historia. El Imperio Romano se unió al de Alejandro entre las ruinas del pasado.

EL IMPERIO BIZANTINO
Aunque no del todo. En Oriente el Imperio Romano sobrevivió más tiempo, aunque hablando propiamente era algo muy distinto, un Imperio de cultura griega y construido sobre el cristianismo. Constantinopla se convirtió en un nuevo centro mundial, y como era de esperar muchos de nosotros viajamos allí, donde se encontraba la información.
A estas alturas ya estábamos más que acostumbrados a ver los Imperios ascender y caer, así que no nos sorprendimos y nos dedicamos a observar y transmitir información donde era necesario. Durante esta época estrechamos lazos con las tribus que habitaban en Grecia: las Furias Negras –que siempre se han llevado mejor con nuestros congéneres femeninos-, los Colmillos Plateados y sobre todo, los Señores de la Sombra, que a pesar de todo lo que se diga de que son unos cabrones manipuladores –y lo son- siempre han sido quienes nos han tratado con más respeto entre los Garou. El hecho de que compartamos protectores espirituales comunes siempre ha ayudado.
Fue en Constantinopla donde también conocimos a los Protectores del Hombre. Oh, sí, ya habíamos tenido contacto antes, pero quizás fue en el Imperio Bizantino donde nuestros lazos se estrecharon con más fuerza. Estos Garou enamorados de la humanidad habían conservado las luces de la sabiduría clásica, y siempre nos han gustado las cosas brillantes. Algunos de nosotros acudimos a los monasterios bizantinos, donde se acumulaban tesoros que se creían perdidos. El modo de vida ascético no nos sentaba mal, aunque el silencio…siempre nos ha costado tener la boca cerrada.
Irónicamente, de la misma forma que el cristianismo había contribuido a la creación del Imperio Bizantino, también contribuyó a su caída. En 1204 llegó un ejército de cruzados desde Occidente dispuesto a tomar el poder. Sin embargo, las envidias y odios mezquinos hicieron que nuestros avisos cayeran en oídos sordos, y Constantinopla ardió en llamas. Los Corax que habitaban en la ciudad huyeron o perecieron tratando de salvar todo aquello que habían protegido.
Fue la última vez que nos involucramos a gran escala con un Imperio. Desde entonces procuramos mantenernos en los límites, haciendo nuestro trabajo pero sin meternos demasiado en política.

EL IMPERIO OTOMANO
Cuando los turcos llegaron desde Oriente Medio ante las murallas de Constantinopla supimos que pronto llegaría su turno, y en esta ocasión nos mantuvimos al margen esperando y observando. Tras la caída de Constantinopla los cruzados y los herederos de Bizancio habían repartido el Imperio en pequeños reinos que no dejaban de enfrentarse entre sí.
La conquista de Constantinopla dio lugar a un nuevo Imperio lleno de vitalidad, pero como habíamos presenciado en siglos anteriores, sabíamos que se trataría de algo temporal. De hecho el nuevo gobierno no se portó mal con los griegos –por lo menos no demasiado mal- y muchos de nuestros Parientes alcanzaron puestos elevados en la administración y el comercio. Hubiera sido bonito de no haber sido por los ocasionales arranques de xenofobia, algo que a los Córvidos les cuesta entender –y a cualquier Homínido con un poco de sentido común en la cabeza.
Durante el Imperio Otomano varias poblaciones fueron trasladadas y se crearon otras nuevas, para organizar y administrar mejor el Imperio. Fue durante este período que algunos Homínidos comenzaron a crear refugios seguros en aldeas y rincones apartados, acogiendo con agrado a nuestros Parientes. De hecho, desde este período Grecia se ha convertido en uno de los países europeos con mayor concentración de hombres cuervo –tal vez los países escandinavos tengan algo que decir al respecto, pero son varios.
En el siglo XIX el Imperio Otomano se había convertido en “el hombre enfermo de Europa”, y los pueblos que vivían en su seno y que hasta entonces se habían tolerado –no digo convivido, porque se trataba de una convivencia forzosa- comenzaron a sacar su orgullo nacionalista. Los griegos fueron los primeros y por ello fueron los primeros en sufrir. Aunque pronto consiguieron el apoyo de los países occidentales, las poblaciones griegas del Imperio Otomano pagaron las consecuencias, con varios ataques y matanzas.
Algunas de las aldeas en las que vivían nuestros Parientes fueron atacadas y saqueadas. Algunos de nuestros enemigos estaban tras los ataques, pero la mayoría se debieron pura y simplemente al odio humano que nos había atrapado en medio. Como era de esperar los Homínidos se llevaron la peor parte, pero sobre todo los Parientes. Tras los primeros ataques pronto nos pusimos decididamente del lado de la independencia de Grecia, sino por otra cosa porque el Imperio Otomano había dejado de ser seguro.
Siguieron otras matanzas, de búlgaros, serbios y otros…pero lo peor estaba por llegar.

EL SIGLO XX
Turquía tiene el dudoso honor de haber iniciado la escalada de genocidios del siglo XX. Durante la Primera Guerra Mundial los pueblos que habían sido sometidos por el Imperio Otomano se rebelaron una vez más y pagaron las consecuencias por ello. Los armenios fueron los más afectados, y cientos de miles fueron exiliados o simplemente aniquilados en una serie de acciones que sólo pretendían su exterminio puro y simple.
Muchos Corax habían adoptado Parentela entre los armenios, y posiblemente fuesen tan numerosos como los Corax griegos. Tras la matanza casi todos los Parientes y Corax homínidos de origen armenio habían sido eliminados. Los supervivientes huyeron a las montañas del Caúcaso.
A los griegos no les fue mucho mejor. Durante la Primera Guerra Mundial las poblaciones griegas que vivían en el Imperio Otomano habían sido atacadas, no con tanta intensidad como los armenios, pero sí lo suficiente para provocar varias matanzas. El hecho de que los griegos no se portaran mucho mejor con los turcos que habitaban en territorio griego no contribuía a mejorar la situación. Ojo por ojo, diente por diente.
Cuando terminó la guerra Turquía y Grecia llegaron a un acuerdo: cientos de miles de griegos y turcos fueron “intercambiados” en una serie de tratados y tuvieron que emprender el camino del exilio por haber nacido más allá de la frontera equivocada.
Y una vez más fueron los Homínidos quienes pagaron las consecuencias. La población de Córvidos sobrevivió mejor a las penalidades y hay que reconocer el elaborado papel de muchos de ellos para salvar a sus congéneres desplumados.
En 1929 hubo una asamblea en Delfos a la que asistieron la mayor parte de los Corax de los Balcanes, Grecia, Turquía y el Caúcaso. Nunca habíamos tenido problemas para mantenernos unidos a pesar de las diferencias étnicas, ni siquiera en los peores momentos del odio humano, pero visto lo visto era necesario tomar medidas adicionales. Los Corax de la Asamblea de Delfos prometieron que ayudarían a las víctimas y refugiados de los odios étnicos de sus países, al margen de su etnia de nacimiento. Y aunque en aquel momento no era necesario, también se extendió esa salvaguarda hacia los cuervos. Aunque las deliberaciones de la asamblea no siempre llegaron a cumplirse al pie de la letra, por lo menos fue un paso adelante.
Poco después, cuando Grecia fue invadida por Alemania e Italia durante la Segunda Guerra Mundial, el Tratado de Delfos fue puesto a prueba. Los Corax se unieron en masa a la guerrilla y los partisanos griegos, sobre todo mediante la transmisión de información, lo mejor que sabemos hacer, pero también mediante medidas más directas. La tecnología humana bien utilizada permite abatir al mejor de los guerreros, y la vista de un pájaro resulta algo muy útil para un buen francotirador.
Luchamos contra los nazis alemanes, contra los fascistas italianos, contra los ustachis croatas y contra los colaboracionistas de todos los países. Es triste reconocer que no pudimos detener todas las matanzas ni deportaciones, pero por lo menos pusimos nuestro granito de arena para evitar que la situación fuera a peor.
Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial nos retiramos para curar nuestras heridas y nos mantuvimos en gran medida al margen de las luchas políticas entre mortales. Sólo saldríamos de nuestro retiro en la década de 1990, cuando la guerra entre los países yugoslavos puso de nuevo el Tratado de Delfos en vigor.

HOY: LAS SOMBRAS DE ESOPO
Actualmente los Corax de Grecia constituyen una de las poblaciones de hombres cuervo más numerosas de Europa, debido en gran parte a la concentración de Parentela humana y córvida, que a menudo habita en pequeñas aldeas o en lugares apartados en el ámbito rural que se han convertido en santuarios para los Corax. La elevada presencia de los hombres cuervo no sólo se debe a la presencia de numerosos Parientes, sino también a su compromiso de protegerlos.
En cualquier momento dado siempre hay presentes en Grecia entre 15 y 30 Corax, aunque salvo la mitad no siempre son necesariamente los mismos. La población de hombres cuervo a menudo fluctúa con las idas y venidas de individuos procedentes desde los Balcanes y Asia Menor, e incluso desde lugares más lejanos, que acuden para compartir información y sabiduría con sus congéneres griegos.
Normalmente cada Corax tiene una zona de supervisión, solapada con otro compañero al que puede acudir en busca de ayuda o cuando necesita transmitir su información rápidamente. Los ancianos hombres cuervo completan esta red de información con la ayuda de varios serviciales espíritus, que han estado al servicio de los Corax griegos desde tiempo inmemorial.
Aunque tanto en ritos, Dones y costumbres no son significativamente diferentes del resto de los hombres cuervo del mundo, los Corax griegos y sus congéneres dispersos por otros países mantienen cierta distinción cultural, y dentro de la Raza Cambiante constituyen una facción conocida como las Sombras de Esopo. Aunque el núcleo y el liderazgo de las Sombras se sitúan en Grecia, existen miembros de las Sombras dispersos por toda Europa, el Mediterráneo Oriental y con menos frecuencia en otros países donde ha llegado la inmigración griega. No se trata tanto de un Campo, como de un reconocimiento cultural formado principalmente por Homínidos. A los Córvidos esos detalles les resultan en gran parte indiferentes, simplemente es lo que son.
El principal santuario de las Sombras de Esopo se encuentra en la antigua ciudad de Delfos, que constituye un lugar de reunión ocasional, aunque normalmente prefieren recurrir a alguna de las aldeas y poblaciones de los alrededores. De hecho, en la actualidad algunas aldeas están habitadas exclusivamente por los Parientes de los hombres cuervo.

Imagen

LEYENDAS DE LOS CORAX DE GRECIA
En Grecia Helios adopta la forma del dios Apolo, y como todos los Corax, las Sombras de Esopo mantienen una compleja relación con él. Les gusta Apolo y lo respetan, pero también se muestran muy precavidos, ya que lo consideran un tipo muy temperamental.
Los antepasados de las Sombras de Esopo tenían ciertas inclinaciones místicas, que al parecer aprendieron de los Garou locales, e hicieron algunos pactos con los servidores de Apolo, espíritus de los vientos y de las aves. Aunque estos servidores espirituales no alcanzan la categoría de Tótem (Los Corax ya tienen a Cuervo), constituyen buenos aliados y contactos en el terreno Umbral.

CORONIS
Hubo un tiempo en el que el cuervo tenía plumas blancas y plateadas, pero todo eso terminaría cambiando. Como pájaro sagrado de Apolo, el dios le dijo a Cuervo que vigilara a Coronis (Corneja), su amante embarazada, e hija de Flegias, rey de los lapitas. Tal y como Apolo sospechaba, Coronis había perdido interés por él y se había enamorado de Isquis, hijo de Elato. Cuervo obedeció e informó de la infidelidad de Coronis a Apolo.
El dios se enfureció tanto que chamuscó las plumas de Cuervo, por no haberle arrancado los ojos a Isquis cuando se acercaba a Coronis. Y de esta forma las plumas de Cuervo se volvieron negras. Sin embargo, la venganza del dios no terminó ahí y convenció a su hermana Artemisa para que matara a Coronis –otras versiones dicen que fue el propio Apolo el que mató a su amante con sus flechas. Cuando se arrepintió de su furia, ya era demasiado tarde, pero Apolo acudió a la pira funeral de Coronis y salvó de las llamas a su hijo nonato, que todavía estaba en el útero de su madre.
El hijo de Apolo y Coronis se llamaba Asclepios, y fue entregado al cuidado del sabio centauro Quirón, del que aprendió las artes de la medicina. Asclepios terminaría superando en habilidad a su maestro hasta el punto de poder resucitar a los muertos…pero eso es otra historia.

LA COPA DE APOLO
En otra ocasión Apolo envió a Cuervo a buscar agua con Cratera, su copa de oro. Cuando llegó a la fuente, Cuervo metió la copa en el agua pero vio una higuera llena de higos y esperó a que algunos maduraran para alimentarse de ellos, descuidando su tarea. Después de comerse los higos, Cuervo regresó junto a Apolo, pero como había tardado tanto, cogió a una serpiente entre sus garras y dijo que había sido el ofidio el que le había demorado.
Sin embargo, Apolo no se dejó engañar y arrojó a Cuervo al cielo con la serpiente y la copa. Hasta el día de hoy la serpiente impide que Cuervo, eternamente sediento, se acerque a la copa llena de agua que tiene delante de él.

ARISTEAS DE PROCONESOS
Aristeas fue un poeta y místico griego procedente de Proconesos, en Asia Menor, que vivió hacia el siglo VII a. C. Aristeas pertenecía a una familia noble, y que a menudo desaparecía o moría repentinamente para reaparecer años después en otro lugar.
Realmente Aristeas era uno de los Corax, y sus desapariciones a menudo eran producto de sus viajes a través de la Umbra. Escribió un poema titulado “Arimaspea”, donde contaba sus viajes, en los que se había encontrado con criaturas fantásticas como los isedones, los arimaspi de un solo ojo que luchaban contra grifos dorados y los hiperbóreos, adoradores del dios Apolo.
Aristeas parecía contar la bendición de Apolo, y de hecho contribuyó a la divulgación del culto del dios a lo largo del Mediterráneo. Doscientos cuarenta años después de su supuesta muerte definitiva, Aristeas reapareció de nuevo en Metaponto, en el sur de Italia, donde pidió a sus habitantes que le levantaran una estatua y un altar dedicado a Apolo, a quien decía acompañar por los cielos con la forma de un cuervo.

LÍDERES ENTRE LAS SOMBRAS DE ESOPO
Al ser un grupo pequeño y bien relacionado, las Sombras de Esopo se conocen bien entre ellos. Su organización es bastante laxa, pero unos pocos han asumido el papel de líderes, manteniendo algo parecido a la coherencia de organización que ha permitido que las Sombras sobrevivan de forma distintiva entre los Corax a lo largo de los siglos.

Imagen

LA SOMBRA DE ESOPO
El líder de las Sombras de Esopo, recibe el título de “Sombra”. Según cuentan los Corax, el fabulista Esopo era uno de sus Parientes más conocidos, un hombre sabio con una prodigiosa memoria, que a menudo compartía sus historias con todos los hombres cuervo que venían a visitarle y que siempre podían gozar de la hospitalidad de su casa.
No está claro quién fue el Corax que se convirtió en la primera “Sombra de Esopo”. Sin embargo, la mayoría de las versiones parecen concordar en que se trataba de un pariente muy próximo del fabulista, quizás incluso su esposa o un hijo, que le ayudaron a componer sus fábulas sin reclamar ningún tipo de mérito por ello. Otras versiones afirman que el propio Esopo era uno de los Corax.
Desde entonces, la Sombra se ha convertido en el título honorífico del líder de los Corax griegos. Al principio tenía cierto poder de decisión, pero en los tiempos modernos, aunque sigue manteniendo importancia, se trata sobre todo de un título honorífico, que suele ocupar un hombre cuervo anciano y experimentado. Su labor principal consiste en ser cronista de las Sombras de Esopo, recordando todo tipo de historias y leyendas.
Algunos linajes Corax han ocupado la posición de Sombra con mayor frecuencia, pero con frecuencia suele ocupar el puesto el hombre cuervo con mayor experiencia en ese momento.
La actual Sombra es un Homínido llamado Kostas “Caído del Cielo” Anastapoulos. Es un pastor de los montes Píndaros que desde que era joven ha vivido dedicado a su rebaño y que sufrió su Primer Cambio mientras se despeñaba accidentalmente por un barranco.
Durante la Segunda Guerra Mundial Kostas colaboró con la guerrilla griega, transmitiendo información y en ocasiones acabando con los soldados nazis. Al terminar la guerra vagó durante años en torno al Mediterráneo, pero cuando comenzó a sentir los achaques de la edad decidió retirarse a su aldea en los montes Píndaros. Al ser el más anciano de los Corax griegos, fue elegido recientemente con poca oposición, y aunque a menudo rezonga y se queja, hasta el momento ha desempeñado su cometido de representante de los hombres cuervo con dignidad.
Kostas es un hombre robusto de cerca de ochenta años, de escaso cabello cano, barba mal afeitada, ojos grises de mirada astuta y la piel curtida por el sol de las montañas. Sin embargo, a pesar de su edad se conserva en buena forma, maneja su rebaño con destreza y se apoya en un bastón de madera de olivo que además de ser un poderoso Fetiche sirve para mantener controladas a sus ovejas.
Raza: Homínido
Rango: 5
Atributos: Fuerza 4 (5/3), Destreza 3 (4/4), Resistencia 5 (6/5), Carisma 3, Manipulación 3 (0/0), Apariencia 3 (0/3), Percepción 5 (8/9), Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 3, Atletismo 3, Esquivar 3, Impulso Primario 2, Pelea 3, Vuelo 3, Armas C.C. 3, Armas de Fuego 2, Interpretación 2, Liderazgo 3, Sigilo 2, Supervivencia (Montaña) 4, Trato con Animales (Ovejas) 4, Enigmas 3, Investigación 2, Lingüística 3, Rituales 2
Trasfondos: Aliados 4, Contactos 4, Parentela 3, Vida Pasada 3
Dones: (1) Caminos Enemigos, Olor de la Verdadera Forma, Palabra del Más Allá, Voz del Imitador; (2) Imitación, Lenguas, Plumas Cuchilla (3) Cantar a los Espíritus, Guarda del Sol, Ojos de Águila; (4) Hijo de Helios, Sentir Trochas; (5) Robo de Estrellas.
Ritos: Rito del Talismán Dedicado, Rito del Brillante Rayo de Sol, Rito del Robo de Recuerdos, Rito del Huevo Fetiche
Rabia 6, Gnosis 9, Fuerza de Voluntad 9
Fetiches: Bastón Pacificador (Nivel 4, Gnosis 4): Un bastón tallado a partir de madera de olivo. Tras activarlo su portador debe sostener el bastón en la mano y realizar una tirada de Carisma + Liderazgo (dificultad 7). Por cada éxito el objetivo no podrá emprender una acción agresiva directa durante un turno.
Notas: Normalmente Kostas siempre puede confiar en la ayuda de varios Corax Córvidos que vigilan que no reciba visitantes hostiles. Además, dispone de Aliados y Contactos entre todas las Sombras de Esopo.

DANIELA KARVOUNI, DIPLOMÁTICA CHIPRIOTA
Daniela nació en 1965 en la ciudad de Myrtu, en Chipre. Durante su infancia presenció las tensiones entre la comunidad turca y griega de la isla, apenas contenidas por la presencia de tropas de la ONU. Cuando los militares griegos dieron un golpe de estado para forzar la anexión de Chipre a Grecia, los turcos reaccionaron invadiendo el norte de la isla para proteger a la población turca. Poco después seguía una evacuación apresurada, en la que los griegos chipriotas huían al sur y los turcos chipriotas al norte.
Daniela se encontraba entre los refugiados griegos. Con apenas nueve años ella y sus padres tuvieron que salir corriendo de casa tras recibir varias amenazas e incluso ser apedreados por radicales. Durante un tiempo vivió en una casa prefabricada construida por los militares griegos cerca de la ciudad de Limasol, hasta que su padre, que era abogado, consiguió un trabajo como vendedor de automóviles.
Durante su adolescencia Daniela vivió resentida con los recuerdos de su traslado e incubando un fuerte odio hacia los turcos, que habían creado un estado independiente en el norte de Chipre, separando de facto a las dos comunidades étnicas de la isla.
Cuando sufrió su Primer Cambio, Daniela aprovechó su forma Córvida para visitar clandestinamente su antiguo hogar en Myrtu. Pronto se encontró con otros Corax, tanto turcos como griegos, y uno de ellos llamado Andreas le enseñó que los griegos no habían sido los únicos que habían sufrido por culpa de los odios étnicos entre comunidades. Muchos turcos habían perdido sus hogares e incluso habían sido asesinados simplemente por lo que eran.
Con todo lo que había aprendido, Daniela decidió estudiar derecho, especializándose en relaciones internacionales, y con el paso del tiempo incluso inició una tímida carrera política diplomática, esforzándose por reducir las tensiones étnicas y nacionales. Durante la década de 1990 estuvo en Yugoslavia, ayudando a salvar a numerosos refugiados de la guerra civil y apoyando las conversaciones de paz, con la ayuda de un equipo de Corax y Parientes. Fue en gran parte gracias a su intervención y la de su equipo, que la guerra no se extendió a Macedonia.
Actualmente Daniela trabaja para la Oficina de Refugiados de la Unión Europea, y a menudo viaja a Chipre donde aconseja a los políticos y diplomáticos locales, tanto turcos como griegos, con miras a la reunificación de la isla.
Daniela es una mujer bajita de entre treinta y cuarenta años, de cabello negro y recogido en un cómodo peinado. Sus ojos son grandes y llenos de curiosidad y siempre esboza una sonrisa enigmática y atenta cuando escucha a su interlocutor. Suele vestir de forma discreta, con vestidos oscuros de ejecutiva.
Raza: Homínida
Rango: 4
Atributos: Fuerza 2 (3/1), Destreza 3 (4/4), Resistencia 3 (4/3), Carisma 4, Manipulación 4 (1/0), Apariencia 3 (0/3), Percepción 4 (7/8), Inteligencia 4, Astucia 3
Habilidades: Alerta 3, Atletismo 2, Esquivar 2, Empatía 3, Expresión 3 Impulso Primario 2, Subterfugio 3, Vuelo 2, Armas C.C. 2, Liderazgo 3, Sigilo 1, Informática 2, Investigación 3, Leyes (Derecho Internacional) 4, Lingüística 4, Ocultismo 2, Política 3
Trasfondos: Aliados 3, Contactos 4, Recursos 3
Dones: (1) Morse, Verdad de Gaia, Voz del Imitador; (2) Lenguas, Palabra de Honor, Regreso de la Golondrina; (3) Sentir Equilibrio, Verdades Oscuras; (4) Sentir Trochas
Ritos: Rito del Talismán Dedicado
Rabia 3, Gnosis 6, Fuerza de Voluntad 6
Fetiches: Ninguno

Imagen

SOL FANTASMA
Sol Fantasma es uno de los Corax más conocidos en Grecia y el Mediterráneo. Nació en la isla de Creta, donde se concentra la principal población de cuervos griegos. Sufrió su Primer Cambio después de ver a un hombre enterrando un saco en las cercanías de donde vivían sus padres. Lleno de curiosidad, se acercó al lugar y comenzó a arañar el suelo con su pico y patas. De repente, se dio cuenta de que podía excavar con más rapidez, y tardó varios minutos en darse cuenta de que le habían salido unas manos humanas.
En el saco se encontraba el cadáver de un niño e instintivamente Sol Fantasma sabía lo que tenía que hacer y se comió los ojos. La escena de un secuestro apareció en su memoria. En su forma de cuervo consiguió ingeniárselas para atraer a otros humanos al lugar donde se encontraba el cadáver y se descubriera lo que había ocurrido.
Poco tiempo después apareció un Corax en busca de Sol Fantasma. Era un Homínido que hacía tiempo había realizado el Rito del Huevo Fetiche sobre él y había permanecido en las proximidades esperando a que eclosionara. Estaba muy satisfecho por la forma en que su “hijo” se había desenvuelto tras su Primer Cambio y le ayudó a integrarse en la sociedad de los hombres cuervo.
Desde entonces Sol Fantasma se ha convertido en un destacado personaje entre los Corax, a menudo dedicándose a investigar asesinatos sin resolver y haciendo justicia a los muertos. Tras vagar por la Umbra durante años, explorando el reino espiritual de Helios, y según se rumorea, tras haber viajado a los reinos de los muertos en busca de un legendario fetiche, ha regresado recientemente a Creta, donde su principal preocupación ha sido proteger a la declinante población de cuervos de la isla. Muchos lo consideran el líder no oficial de los Córvidos griegos.
En su forma córvida, Sol Fantasma es un cuervo grande, de plumas apagadas y pico de brillo metálico, que lleva un anillo de acero en torno a una de sus patas. En su forma Homínido es un individuo de cabello largo y negro, larga nariz y complexión bastante atlética. A menudo prefiere vestir con tan poca ropa como le sea posible, bermudas y camisetas, ya que no le gusta mucho el contacto de la ropa humana sobre su piel.
Raza: Córvido
Rango: 4
Atributos: Fuerza 4 (5/3), Destreza 4 (5/5), Resistencia 4 (5/4), Carisma 2, Manipulación 3 (0/0), Apariencia 2 (0/0), Percepción 5 (8/9), Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 3, Esquivar 3, Impulso Primario 5, Pelea 3, Subterfugio 3, Volar 4, Liderazgo 3, Sigilo 3, Supervivencia 3, Trato con Animales (cuervos) 4, Enigmas 3, Investigación 3, Lingüística 2, Ocultismo 3, Rituales 2
Trasfondos: Aliados 3, Contactos 4, Mapas Umbrales 3, Vida Pasada 2
Dones: (1) Caminos Enemigos, Muda, Olor de la Verdadera Forma, Voz del Imitador; (2) Llamada del Carroñero, Plumas de Cuchilla, Sombra del Cielo; (3) Habla Muerta, Ojos de Águila; (4) Apuntar el Hueso, Festín del Buitre
Ritos: Rito de Silencio, Rito del Talismán Dedicado
Rabia 5, Gnosis 7, Fuerza de Voluntad 7
Fetiches: Navegador Umbral (Nivel 2, Gnosis 5)
Defectos: Dieta de Gusanos

ALBA DORADA, LUCHADORA
Alba Dorada nació en un nido de cuervos cerca del monte Olimpo. Sufrió su Primer Cambio poco después de abandonar el nido, cuando un furtivo acabó con uno de sus hermanos de nidada de un disparo. El trauma la hizo acurrucarse asustada sobre sí misma en forma humana. El cazador quedó sorprendido por lo que veían sus ojos y poco después Pico Brillante, el padre Corax de Alba Dorada, llegaba para ajustar cuentas por la muerte de su hijo.
Desde entonces comenzó a relacionarse con los demás hombres cuervo y a aprender más sobre los humanos. Para su desagrado observó que los humanos no sólo eran crueles con las demás criaturas, sino también entre ellos. Cuando tres borrachos intentaron violar a una chica decidió intervenir y acabó con ellos de forma expeditiva. En cierta manera, se sentía identificada con ella, recordando su experiencia con el cazador.
La acción de Alba Dorada no pasó desapercibida. Penélope “Mano-de-Atenea”, una mujer lobo de la tribu de las Furias Negras apreció lo que había hecho y la ayudó a deshacerse de los cadáveres y a llevar a la chica, desmayada, a un hospital. Alba y Penélope se hicieron muy buenas amigas, y la mujer cuervo comenzó a actuar como informante y aliada habitual para la manada de Penélope. Junto a las mujeres lobo ha recorrido gran parte del Mediterráneo, y ha aprendido muchas cosas sobre los Garou.
Con el tiempo Penélope se ha convertido en una destacada guerrera en su tribu, y nunca ha ocultado su amistad con Alba.
Por lo que se refiere a Alba Dorada, posiblemente entre los Corax sea quien posee mayores contactos entre las Furias Negras, un hecho que le ha proporcionado muchas amigas y aliadas que acudirán en su ayuda cuando lo precise. Hace unos años realizó el Rito del Huevo Fetiche sobre uno de los polluelos de su nidada, y sus aliadas lupinas se encargaron de mantener vigilado su hogar todo el tiempo necesario hasta que su hijo eclosionó espiritualmente.
Actualmente Alba y Penélope continúan juntas. Penélope ha formado una nueva manada con Cuervo como tótem, una forma de fortalecer sus lazos. La manada se dedica a recorrer la costa de Grecia y Turquía, observando la amenaza del turismo descontrolado y la presencia de potenciales agentes del Wyrm, que inevitablemente quedan marcados para futuras acciones.
Alba Dorada es una hembra joven de cuervo, ágil y esbelta. Cuando adopta forma humana es una hermosa mujer de piel morena y cabello rizado. Gracias a la ayuda de sus aliadas ha conseguido integrarse en el mundo humano y sabe cuidar su aspecto y su comportamiento para no llamar la atención.
Raza: Córvida
Rango: 3
Atributos: Fuerza 3 (4/2), Destreza 3 (4/4), Resistencia 3 (4/3), Carisma 3, Manipulación 3 (0/0), Apariencia 4 (0/4), Percepción 3 (6/7), Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 3, Atletismo 2, Esquivar 4, Impulso Primario 2, Pelea 2, Vuelo 4, Armas C.C. 2, Sigilo 2, Supervivencia 3, Trato con Animales 3, Enigmas 2, Investigación 2, Lingüística 2, Ocultismo 2
Trasfondos: Aliados 3, Contactos 3, Parentela 3, Vida Pasada 3
Dones: (1) Caminos Enemigos, Palabra del Más Allá, Voz del Imitador; (2) Beneficio del cielo, Plumas de Cuchilla, Rastro de Dolor; (3) Visión Umbral
Ritos: Rito del Brillante Rayo de Sol, Rito del Pariente de Sangre, Rito del Huevo Fetiche
Rabia 3, Gnosis 3, Fuerza de Voluntad 6
Fetiches: Ninguno

Imagen

ADONIS KYROU, CANTANTE
Adonis nació en la isla de Mykonos. Quedó huérfano cuando era pequeño y fue entregado en adopción a una pareja de millonarios griegos de Atenas que no podían tener descendencia. Creció rodeado de todo tipo de lujos, y sus padres tenían poco tiempo para dedicarle, pero por suerte, el viejo Nikolaos, el mayordomo de la familia, siempre estaba presente y se encargó por las buenas o por las malas de que no se descarriara ni se convirtiera en un niño malcriado Cuando Adonis piensa en su infancia y en los quebraderos de cabeza que le dio al anciano antes de madurar no puede evitar sonrojarse.
Durante su adolescencia, Adonis se sintió atraído por el mundo de la danza y la música, y a pesar del disgusto del viejo Nikolaos se empeñó en seguir adelante. Tomó clases de interpretación, música y canto, asistió a varios concursos e incluso ganó algunos.
Un día, mientras dormía abrazado a su última conquista, una apuesta chica ateniense, fue despertado de forma violenta por el novio de su compañera, que le pegó una paliza y lo tiró por la ventana del apartamento en el que se encontraban. Sin embargo, nadie encontró el cadáver.
En el último momento Adonis comenzó a agitar los brazos y lleno de terror, de repente se encontró volando en el aire convertido en un pájaro. Voló durante horas, perdido y sin rumbo, y sin saber qué hacer para volver a su forma humana. Finalmente, cansado, se posó en un árbol y de repente, otro cuervo se le acercó volando, le miró fijamente y graznó con voz áspera: “¡Cambia!”. Adonis se encontró sentado y confundido en una rama y se cayó de golpe.
Por fortuna, sobrevivió a la caída, y al despertar, se encontró de regreso en la mansión de sus padres en Mykonos. El viejo Nikolaos lo estaba vigilando, con mirada paciente y le dijo lo que había ocurrido.
Adonis era uno de los Corax, un hombre cuervo. Cuando era un bebé habían intentado secuestrarle con la intención de utilizarle para conseguir el Huevo Fetiche al que estaba vinculado. Sin embargo, sus padres habían intervenido y lo habían salvado a costa de sus vidas. Nikolaos era en realidad su abuelo y había huido con el pequeño Adonis y le había procurado una familia. Poco después entró al servicio de la familia para mantenerlo vigilado. El secuestrador fallido de Adonis era otro Corax, un Carroñero corrupto por el Wyrm. Se llamaba Theodoros y era el tío biológico de Adonis.
Una vez descubierta su herencia sobrenatural, Adonis convenció a sus padres de que necesitaba un año de “aprendizaje” para aprender de la vida. En compañía de su abuelo Nikolaos fue al encuentro de los Corax, aprendiendo todo lo necesario. Al mismo tiempo también comenzó a tomar clases de técnicas más mundanas como defensa personal.
Sin embargo Adonis no olvidó su pasión por la música. Poco después de cumplir los veinte años grabó su primer disco, que pronto se convirtió en un éxito de ventas y actualmente es uno de los cantantes más populares entre la juventud griega. De hecho, ha llegado a representar a su país en el festival de Eurovisión. Ha hecho varias apariciones como estrella invitada en varias series y programas de la televisión griega y se habla de su aparición en una película.
Al mismo tiempo Adonis utiliza sus recursos mundanos en beneficio de los Corax. Ha hecho donaciones anónimas a varias organizaciones ecologistas, y utiliza sus giras para llevar consigo “acompañantes privados” y hacerlos llegar a los lugares necesarios cuando es necesario combatir al Wyrm. El viejo Nikolaos permanece a su lado y se encarga de administrar su lado “más privado”.
Adonis es un joven griego muy atractivo de poco más de veinte años, toda una estrella musical adolescente. Tiene el cabello negro peinado en una corta melena que enmarca su piel bronceada, dos chispeantes ojos negros y una perfecta sonrisa blanqueada. Viste con ropa de las mejores marcas y no suele privarse de nada.
Raza: Homínido
Rango: 3
Atributos: Fuerza 2 (3/1), Destreza 4 (5/5), Resistencia 2 (3/2), Carisma 4, Manipulación 4 (1/0), Apariencia 4 (0/4), Percepción 3 (6/7), Inteligencia 2, Astucia 3
Habilidades: Atletismo 3, Callejeo 2, Esquivar 2, Expresión 3, Pelea 3, Subterfugio 3, Vuelo 1, Armas de Fuego 2, Conducir 3, Etiqueta 3, Interpretación 3, Informática 2, Lingüística 2, Medicina 1, Política 1
Trasfondos: Aliados 2, Contactos 4, Fama 3, Recursos 5
Dones: (1) Abrir Sello, Morse, Voz del Imitador; (2) Imitación, Lenguas, Oscurecer la Verdad; (3) Cantar a los Espíritus, Verdades Oscuras
Ritos: Rito del Talismán Dedicado
Rabia 3, Gnosis 4, Fuerza de Voluntad 5
Fetiches: Ninguno

IDEAS PARA HISTORIAS
Asamblea de cuervos: El viejo Kostas Anastapoulos convoca una reunión de los Corax griegos en el viejo santuario de Delfos. Sin embargo, alguien pretende interferir y quizás tratar de asesinar a tantos hombres cuervo como sea posible. Los personajes pueden encontrar información relevante para ayudar a evitar la tragedia, y posiblemente las primeras pistas para dar con un insidioso enemigo de los Corax, quizás un grupo de Carroñeros al servicio del Wyrm.
Festival de Eurovisión: El festival de Eurovisión se celebra en una gran capital europea, y los personajes acompañan al cantante Adonis Kyrou para utilizar la celebración como fachada para llevar a cabo una importante misión para los Corax: recuperar un Fetiche perdido, descubrir unos planos secretos, sabotear unas instalaciones de Pentex, etc. Los personajes deben actuar en secreto, pero pronto descubrirán que existe otra misteriosa facción que pretende neutralizar sus planes.
La guerra de Yugoslavia: A comienzos de la década de 1990, la antigua Yugoslavia se desintegró en una serie de nuevos países, y los problemas étnicos y de fronteras provocaron una larga guerra civil que se prolongaría durante toda la década y que aún hoy día se traduce en ocasionales episodios de violencia. Las Sombras de Esopo, dirigidas por Daniela Karvouni, intervienen en el conflicto, denunciando atrocidades, ayudando a los refugiados y en general procurando que los agentes del Wyrm sean revelados y eliminados. Una Crónica ambientada en el conflicto yugoslavo puede llevar a los personajes a un escenario de horror en el que pueden poner su grano de arena para alcanzar la paz.

Editor completo

Volver a “Cambiaformas”