Ayuda: Edad Victoriana: Wraith

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2332
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Ayuda: Edad Victoriana: Wraith

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 10 Nov 2019, 11:57

EDAD VICTORIANA: WRAITH

Por Kate Fix, J. Edward Tremlett y C.J. Tremlett

Existe algo más allá de este mundo espiritual
-un sistema cuyo funcionamiento
por lo general y por suerte se encuentra oculto de nosotros,
un sistema que puede y en ocasiones es,
parcialmente y terriblemente revelado.
Estoy seguro –lo sé-…de que existe un Dios
-un Dios terrible- y de que al castigo sigue la culpa,
en formas misteriosas y fantásticas
-mediante agentes inexplicables y terribles.

“El vigilante” –J. S. Le Fanu

Imagen

INTRODUCCIÓN
Bienvenido a la época de la Reina Victoria. La época del Imperio Británico. Una época en la que el sol nunca se ponía bajo la bandera de Inglaterra y las gloriosas virtudes victorianas se extendían por todo el mundo. Fue una época de modernización, progreso y descubrimiento. Una maravillosa época en la que vivir. Bienvenido a la Era del Hierro. La Era de la Máquina. Una época en la que vida humana valía sólo lo que era capaz de producir y los pobres eran aplastados por las ruedas del progreso para engrasar sus engranajes con su sangre. Fue una época de industrialización, regresión y miseria. Una época terrible para vivir. Y bienvenido al Reino Oscuro de Hierro. La era Post-Tertium. Una época en la que la Mortaja estaba adquiriendo la consistencia del acero, y los Señores de la Muerte habían abandonado las Tierras de las Sombras para residir para siempre en la Isla de los Lamentos. Fue una época grande y fascinante para estar muerto. Aquí no existe nobleza terrateniente. No existen rangos ni títulos hereditarios. Existen Jerarcas y Renegados, amos y esclavos, Infantes, Lémures y Pálidos
No existe progreso. No existe una ciencia innovadora para hacer avanzar tu mundo. Aquí sólo existe la forja, el martillo y las antiguas artes de los muertos. Queda poca esperanza. No existen iglesias ni instituciones de caridad para ayudarte o guiarte. Existe una espera infinita para conseguir la paz en una tierra en la que tú eres tu peor enemigo y ninguna maravilla sale gratis. Bienvenido al Mundo Subterráneo de la Edad Victoriana. Bienvenido al Infierno. Bienvenido al resto de la eternidad o tanto como quieras soportarla. Bienvenido a tu muerte. Y que disfrutes de ella…

~ 1 ~

Su nombre era Annabelle P-----. Era joven, de linaje bueno y longevo a la vez, de una casa con dinero viejo, y era una mujer exquisitamente hermosa. Su risa era como el canto de los pájaros al amanecer, antes de que el sol saliera del todo, y sus ojos estaban llenos de la inteligencia que su padre había cultivado en ella.
Pero no penséis que su inteligencia le había conferido aires de grandeza por encima de su sexo: comprendía las leyes del hombre, de la naturaleza y de Dios, que sólo él es soberano sobre todo, y reconocía que su lugar debía situarse en la sabiduría del Topoderoso. Sólo quería ser feliz cumpliendo su voluntad, y estaba contenta de que sus padres hubieran bendecido su relación de amor con su Adam, que parecía una excelente pareja para ella en todos los sentidos.
Y hablemos de Adam, porque era –como el primer hombre- un ser hermoso. Había sido bendecido con un aspecto agradable, y su mente e ingenio eran similares a los de Annabelle en todo. De hecho, ella consideraba que era toda una bendición tenerlo, y el sí de su padre a su matrimonio había sido el día más feliz de su vida.
Así que ella no esperaba otra cosa excepto alegría y gozo eternos entre sus brazos, y me gustaría poder contarle al lector los detalles de su vida juntos, Annabelle y Adam. Me gustaría poder hablar del día brillante y feliz de su boda, de su luna de miel en el mar, de sus adorables hijos, y su rápido y honesto ascenso a la posición que ambos se merecían. ¡Oh, hubiera sido maravilloso haberlos visto en lo que sería una casa bendecida por Dios, cuidando de su hogar y de sus adorables hijos e hijas!
Por desgracia, hablar de todo eso hubiera sido mentira, porque no hubo boda, ni luna de miel, ni hijos. Y el único ascenso que realizó Annabelle fue el último paso que todo hijo nacido de mujer debe tomar: el lento y doloroso descenso a la tumba, para encontrarse finalmente con el Todopoderoso.
¿Qué fue lo que ocurrió, os preguntaréis? Ciertamente fue una terrible tragedia. Y terminó con uno de ellos muertos, y el otro…peor que muerto, porque parece que aunque Adam parecía la contrapartida perfecta de Annabelle en todo, carecía de la virtud más importante de todas.
Parece que un tiempo antes de que los arreglos del matrimonio hubieran finalizado, Adam cayó bajo la influencia de un extraño misterioso –un doctor, de hecho- que le introdujo en placeres decadentes e ideas siniestras. Y Adam, aunque debería haber sido capaz de apartarse de esa trampa satánica, cayó en ella fácilmente. En poco tiempo quedó atado a los encantos malignos del doctor, y gozosamente lo siguió a través de los oscuros y horrorosos rincones de la noche de Londres.
Cuando el doctor se hubo apoderado de Adam, había dejado de ser el hombre que fue. Mientras que antes había sido un hombre educado y decente, ahora era un catamita consumido por el opio y la absenta, y donde antes latía un corazón bueno y amable, ahora sólo quedaba el latido de una horrible lujuria. Su mente también se había roto bajo el peso de los repugnantes vicios y placeres prohibidos. ¡Y este cambio de Dios a Satán se produjo en tan sólo tres días!
Annabelle no supo nada de esta transformación, por lo menos no hasta que fue demasiado tarde. Una fatídica noche ella y su hermano acudieron junto a su amor, para exigirle respuestas por su reciente comportamiento, y él rompió la promesa del compromiso del matrimonio, pero fue incapaz de decir exactamente por qué. Y esa fue la noche en la que Annabelle vio por primera vez al doctor satánico, y escuchó su lengua de plata dentro de su oído, animando a su amor –ahora el amor del doctor- a rechazarlos a todos.
¡Pobre, desgraciado Adam! Si hubiera tenido una fe del tamaño de un simple grano de mostaza en nuestro Señor y Salvador, entonces habría conseguido evitar el destino que recayó sobre él. Pero era débil de corazón y de mente, y el Diablo se abrió camino en ambos con despreciable facilidad. Y de este modo hizo lo que se le ordenó, y rechazó a Annabelle, y la echó a ella y a su hermano de su casa, y ellos se fueron sin esperar volver a verle nunca más.
Pero estaban equivocados, porque el doctor acudió a Annabelle esa noche y se la llevó de su casa. Entonces trajo a Adam y juntos realizaron en ella actos que fueron tan viles y sin compasión que serviría de poco repetirlos aquí, salvo para decir que al final la mataron, y murió en manos del hombre con el que había planeado casarse sólo unos pocos meses después. Y esa mano fue guiada en este crimen por el doctor, que malignamente facilitó el cambio de visión de Adam, para que viera a su antiguo amor nada más que como la distracción de un momento y para que la rompiera como un niño podría romper un juguete después de que hubiera tomado todo lo que quería de ella.
Tras burlarse del acto marital, Annabelle fue despachada como un perro herido y fue abandonada muerta, vestida como una prostituta en un callejón frecuentado por prostitutas, para que fuera enterrada en una tumba de miserables. Y Adam y su oscuro mentor la abandonaron, tras haber utilizado su muerte como un adiós a la vida digna, pero pasada de Adam.
Pero Annabelle P------ no se encontró al Todopoderoso en esa tumba o en ninguna otra. Annabelle permaneció atrás por la fuerza de este mundo, y el mal que había sido cometido en ella. Esa misma noche –antes de que la policía encontrara su cuerpo y lo colocara en un carro con los otros muertos de las calles escuálidas de Londres- se había alzado de nuevo, envuelta en la carne de un fantasma y pronunciando el nombre de su amor.
Y así fue cómo me encontré con ella, y cómo conocí la historia de su desdicha, y lo que le había ocurrido. Como dije al principio, el final de la historia no fue el esperado, y aunque no lo fue –a pesar del resultado y del coste, la ayudé a salvar su alma.
Y aunque el esfuerzo puede no haber sido santo, la piedad nunca ha sido barata.

~ 2 ~

No mucho después de su muerte, Annabelle acudió para unirse a las filas de la Legión del Misterio. Podría haber terminado en algún otro grupo, quizás alguno más adecuado a las circunstancias exactas de su defunción, pero como tenía tantas incógnitas en su mente sobre lo ocurrido en aquella fatídica noche, y su Corpus contaba una historia diferente, quienes la segaron de su Crisálida, sollozando y aturdida, actuaron como era debido.
Ahora bien, como he mencionado anteriormente, Annabelle era una joven dama inteligente y obediente. No quería ofender ni desobedecer, y estaba bien educada en las maneras, gentileza y humildad que la condición de la mujer –con sus muchas imperfecciones- permite. Tras ser asesinada por su amado, ahora un monstruo con forma humana, se le había negado el descanso y la paz que debería haber recibido una hija de Dios y que no tenía ninguna falta notable por su parte.
Así que cuando se presentó a la Jerarquía y se le reveló la naturaleza de su condición, escuchó lo que le dijeron y lo consideró verdadero y correcto. Cuando se le dijo lo que debía hacer, tanto por ella como por la raza de los fantasmas –a la que ella pertenecía ahora de forma inexorable- aceptó que era su derecho y deber obedecer. Y cuando le hablaron sobre la Ley de Hierro y le mostraron el destino de quienes la rompían, sintió miedo, y no pensó en romperla.
Así terminó su instrucción, por lo menos en lo que se refiere a la Jerarquía. Pero la verdad es que había recibido las lecciones más importantes. Había otras cosas ahí fuera, en el mundo de los muertos, que tendría que solucionar. Y la principal de esas cosas era su completa carencia de recuerdos sobre los detalles de su muerte. Acogida en los brazos de hierro de la Jerarquía y trabajando por su bien, la Legionaria Annabelle P----- aprendió mucho. Hizo lo que se le decía, obedientemente y pronto aprendió mucho sobre este mundo oscuro, o tanto como la oscuridad del Adversario le permitía aprender. No ascendió, porque la Legión del Misterio es una Legión pequeña, y tendría que trabajar mucho para probar su valía, pero se mostró digna en su rango y recibió pequeñas muestras de gratitud de la Jerarquía.
Pero a pesar de su obediencia y disposición, existían algunos momentos de furia interna que la intranquilizaban, aunque no conocía las razones. Por ejemplo, cuando veía a las prostitutas muertas arrojadas en las calles, en las aceras y las alcantarillas, con sus pieles tan blancas como la leche y sus cuerpos drenados de sangre, se enfurecía. Y cuando vislumbraba a las asquerosas criaturas que cazan en la ciudad de noche, buscando sangre e inocencia, se enfurecía más.
Y se enfureció todavía más cuando descubrió, mediante su observación, que esos demonios tenían todo un mundo a sus pies. Merodeaban en un mundo oscuro y de pesadilla, donde la sangre era el dinero, la bondad una fachada, el deber un ritual pagano y la inocencia una broma o un recurso que explotar. Vio blasfemias cometidas contra nuestros Señor y Salvador por aquellas blasfemias andantes, y se enfureció más allá de cualquier comprensión, proporcionando un banquete de odio al Adversario de su alma.
Pero la furia no aclaraba sus ideas, por lo menos en lo que se refería a su desaparición. Tenía fragmentos de recuerdos sobre lo que le había robado el aliento y lo que la había llevado al callejón donde murió, pero no podía unir todas las piezas para rellenar las lagunas de su memoria o coser todos los fragmentos. De esta forma las imágenes que conservaba de su muerte la distraían, su mente vagaba, llena de dudas e incertidumbre.
Este estado mental sólo proporcionaba fuerza al Adversario y un aire medio distraído e inquieto en sus tareas. Finalmente sus superiores consideraron que estaba descuidando sus deberes y le ordenaron que lo hiciera mejor. Fue sincera en sus disculpas ante ellos, pero también les pidió ayuda, porque estaba tratando de resolver su propio misterio personal, un misterio que no la dejaba descansar en paz.
Y los Legionarios del Misterio aceptaron, porque sabían bien lo que era desconocer algo tan importante, y le dieron un plazo extendido para que pusiera sus asuntos en orden o en perspectiva, como es habitual en la Legión. Y así le encargaron que descubriera la naturaleza de su misterio, y pronto, o tendrían que tomar medidas drásticas para asegurar su lealtad y utilidad.
Annabelle no necesitó que le explicaran la amenaza, porque sabía demasiado bien lo que podía ocurrirle si regresaba sin algo que mostrar.
Así que volvió a las calles de noche, y espió a los repugnantes demonios mientras se dedicaban a los turbios negocios que había descubierto. Pronto se convirtió en una experta vigilando sus movimientos y observó atentamente a la búsqueda de un rostro familiar: el rostro que había traído tanta ruina y dolor a ella, a su familia, y que había acabado con su vida. El rostro del doctor diabólico que había tentado miserablemente a su Adam, y había convertido a su amor en su asesino.
Y así, mi querido lector, fue como ella encontró a tu humilde narrador, y cómo llegué a oír la historia de su miseria. Me encontraba en un fumadero de opio cuando Annabelle P----- descubrió lo que buscaba, y yo, a la vez, la encontré a ella.

~ 3 ~

Puede que te preguntes, mi querido lector, “¿Qué estaba haciendo en un fumadero de opio?”. Nuestra parte del Gremio se encuentra siempre estacionada en el interior de lugares degradados y repugnantes, para que así podamos iluminarlos con la luz de nuestro Señor. Y por eso mi presencia allí, en aquella noche, era a la vez un testamento físico y espiritual del trabajo del Gremio. Me encontraba rezando por las almas descarriadas que habían entrado en semejante pozo de degeneración y hacía lo que podía para alejarlos de allí de forma sutil.
Con esfuerzo había podido salvar a algunos de esta forma, y también a algunos a los que no, y lloré por sus almas en su miserable descenso a la condenación. Pero el camino es a menudo duro, y no es por nada que nos referimos a nosotros como los Dantes, porque existen muchos que entran aquí y abandonan toda esperanza.
Y también están quienes se encuentran en esos lugares sólo para aniquilar la esperanza o para conseguir un burlesco reflejo de la misma. Estas criaturas son conocidas por hozar como cerdos en pozos de pecado e iniquidad, lo mejor para encontrar presas fáciles y algunas víctimas. Los placeres decadentes y prohibidos del opio, el alcohol y la carne les están prohibidos en su horrible estado, pero los que todavía viven se sienten atraídos a ellos por su proximidad a esas ansias repugnantes.
Como he dicho, me encontraba rezando por el alma de un pobre miserable, que hacía tiempo que se había perdido en los sueños de su pipa, cuando escuché un horrible grito al otro lado de la habitación. Al principio no le presté atención, porque los gritos y llantos son algo bastante habitual en un lugar al que los hombres acuden para deshacerse de sus mentes, una bocanada de cada vez, y vuelta a repetir. Y extrañamente nadie pareció reaccionar a los gritos, que cada vez se hacían más intensos.
Entonces me di la vuelta y vi a mi querida Annabelle P-----, que se encontraba de pie junto a un sofá acortinado en el rincón más oscuro de la habitación, pronunciando el nombre de su amor perdido y asesino, Adam. Podía ver en su rostro el cansancio de quien ha viajado lejos para resolver un gran enigma, sólo para descubrir que al resolverlo surgen todavía más enigmas. Y también podía ver que si no intervenía, podía hacer algo bastante desagradable y peligroso.
De modo que me dirigí hacia ella y le dije que mantuviera su compostura cristiana, y que me dijera qué es lo que le ocurría. Pero ella sólo podía señalar al fondo del rincón, donde se sentaban dos hombres bien vestidos, mano con mano en las sombras creadas por la cortina. Uno de ellos era un joven exquisitamente atractivo, pero parecía haber perdido algo del brillo divino de su juventud y entereza. Y el otro era claramente la causa de esa pérdida, porque de hecho era la misma encarnación de la mala compañía que la Biblia nos ordena evitar.
El joven atractivo, su Adam, disfrutaba del encanto engañoso de la pipa de opio, y se encontraba perdido en las diabólicas visiones que crea la droga. Mientras tanto, su oscuro compañero estaba mordiendo amorosamente la muñeca de Adam, para saborear ese mismo placer a su manera. Al lado de ese compañero de la condenación se encontraba una pobre niña de las calles, con sus pechos inflados por el éxtasis de la pipa y toda la sangre de su cuerpo consumida. No podía hacer nada excepto rezar por su alma, ahora sin duda en camino hacia su juicio final, e hice lo que pude para tranquilizar a la pobre Annabelle y apartarla del rincón donde su amante y su oscuro amor se encontraban, revolcándose en la blasfemia, el pecado y el asesinato.
Cuando nos alejamos un poco de aquel escenario que hería el alma, y ella recuperó la compostura como para hablar sin caer en la histeria femenina, Annabelle me confió la naturaleza de su propio misterio personal. Había entrado en el fumadero de opio buscando alguna especie de indicio sobre lo que le había ocurrido, los recuerdos perdidos, y cuando descubrió a su amor perdido allí, todo había regresado a ella. Lo recordó todo a la vez, la horrible noche en que Adam había cancelado su matrimonio, la forma en la que el doctor lo había animado a hacerlo, cómo el doctor había acudido a ella en la noche y las cosas que le había hecho.
¡Oh, lector no puedes ni imaginarte el horrible hedor de repulsión que sentí en mi interior al escuchar semejante degradación del espíritu, de la carne y del alma! Recé con ella para obtener fuerza y decisión, y le dije que podía ayudarla a liberar a su amor de las cadenas de pecado que le habían sido impuestas. Pero la forma de hacerlo sería traicionera y difícil, y no existían garantías de éxito, porque todo debe existir bajo la sabiduría y mirada de Dios Todopoderoso.
Ella aceptó mi propuesta de buena gana y de este modo la instruí en lo que debía hacer. Y es necesario reconocer su mérito cuando le dije los engaños que serían necesarios que cometiera contra su Legión y las actividades proscritas que debía cometer, que no parpadeó ni trató de dar marcha atrás en nuestro acuerdo. Creo que en aquel momento hubiera saltado de buena gana en el más oscuro de los Nihils, armada sólo con su fe y su amor, para rescatar a su querido amor de las garras antinaturales de su pecado.
Y así, envalentonado por nuestro acuerdo, acudí a la Sociedad esa misma noche, y presenté su caso ante los miembros augustos que se sientan en su tribunal. Ellos me aconsejaron como es debido sobre lo que debía hacerse y me dieron permiso para seguir adelante, mientras la Legión de Annabelle no pudiera seguir ningún rastro sobre lo hecho hasta la Sociedad, y mientras no le revelara nada de nuestro verdadero rostro o de las Artes secretas.
Con el permiso concedido y con la entrega de la Llave como señal y símbolo, regresé a las calles de Londres para planear la venganza de Annabelle y jugar mi propio papel en ella.

~ 4 ~

De esta forma fui autorizado por la Sociedad para ejecutar una violación de la Mortaja –protegida, hasta cierto punto, por la imposición férrea del Dictum Mortuum- y la querida Annabelle P----- y yo nos compartimos en compañeros clandestinos. La tutelé en los conocimientos de nuestro Gremio y cómo podía utilizar las Artes fantasmales que la Jerarquía nos prohíbe usar, y a cambio ella proporcionó a la Sociedad mucha ayuda y socorro que necesitaba. Nos proporcionó esas cosas a costa de la Legión del Misterio, algo a lo que se mostró reticente, pero en última instancia dispuesta, para que nuestro proyecto común siguiera adelante.
Pero no me gustaría que mi querido lector nos considerara unos groseros mercenarios, prefiero considerar que hasta las iglesias de Dios deben pedir un diezmo a su rebaño, para que así la buena obra de Dios pueda realizarse tanto en la tierra como en el cielo. ¡Y sin duda la empresa que emprendimos podía considerarse como una obra divina, porque no sólo nos aseguraríamos de que se hiciera la justicia de Dios, sino que además libraríamos al mundo de un agente del mismísimo Diablo! Un hombre pecador puede vivir y caminar sobre la Tierra para el sufrimiento de un Señor noble y justo, pero no esas asquerosas criaturas que son una pervertida burla de la vida y cuya mera existencia es un pecado contra la naturaleza y la razón. Sólo por eso hasta la última de ellas deberían ser destruidas ¡y no podemos permitir que la Jerarquía se interponga en el camino de un acto tan justo como el que yo y Annabelle íbamos a ejecutar!
Así que no hubo dudas ni vergüenza en nuestros actos y a medida que pasaba el tiempo me agradó descubrir que mi querida Annabelle era una digna estudiante. Aprendió bien las Artes brutales pero efectivas de nuestros parientes descarriados, tal y como se las enseñé y no pasó mucho tiempo antes de que se convirtiera en casi mi igual en el manejo de ese Arcanos. Sospecho que siempre atesoró un talento oculto por él, la verdad sea dicha, porque en los momentos en que su furia se apoderaba de ella sentía como si me encontrara ante un alma hermana.
(Y si mi sin duda inteligente lector siente curiosidad con respecto a cómo realizamos este aprendizaje en ocasiones brutal, le ofrezco esta anécdota: pasaron cinco años y entre los extraños demonios de esta ciudad se decía que uno de los suyos les estaba gastando una broma, porque de vez en cuando uno de ellos resultaba repentinamente golpeado por una presencia invisible, y terminaba con una nariz rota, un golpe en el cráneo, o un reloj pulverizado, cortesía de este asaltante invisible. Unos pocos de ellos incluso fueron atacados con fuego, gracias a la combinación de una noche especialmente seca y calurosa y una vestimenta mal elegida. Al final de estos años que abarca mi anécdota, me siento impulsado a creer que uno de sus miembros estimados fue finalmente culpado de estos extraños asaltos y que finalmente fue castigado con dureza por ellos. Sólo puedo agradecer que un alma maligna esté ardiendo para siempre en los fuegos del Infierno y que no vuelva a atormentar a los hijos de Dios sobre la Tierra).
Y durante este período, de la misma forma que fuimos maestro y pupila en cuestión de Artes, también fuimos compañeros exploradores en el reino del vicio, la degradación y las costumbres paganas de las criaturas malignas que habitan entre los hombres. Porque ahora que había jurado ante Dios eliminar de este mundo al Doctor Diabólico y salvar el alma de Adam, necesitábamos descubrir todo lo que pudiéramos sobre el mundo nocturno que los dos habitaban. Y eso significaba seguirlos, de la misma forma que un cazador debe acechar a su presa en la sabana de África.
Parece que el doctor se sentía singularmente inclinado hacia el placer. A veces ese placer era intelectual o filosófico y parecía especialmente hábil debatiendo formal o informalmente. Pero a menudo los debates eran sobre sus placeres favoritos, y en especial los placeres de la carne y cómo podía obtenerlos alguien que –en sus propias palabras- “había ascendido más allá de esas cosas en cuerpo y mente.”
Nuestra vigilancia también significó que mi querida Annabelle y yo presenciamos algunas de las escenas más viles y pervertidas que jamás se presenciaron desde la época de Sodoma y Gomorra, antes del juicio de un Dios airado pero justo. Al doctor le gustaban los experimentos extremos, a menudo involucrando a varios participantes a la vez, y era bastante metódico en el uso de drogas peligrosas, juguetes degenerados y artefactos de dolor y placer. Estos escenarios horribles y repugnantes también eran presenciados por otras criaturas, compañeros del doctor, hombres corruptos de su compañía, y pobres idiotas que no tenían ni idea de en qué se habían metido, o de cuál era el verdadero propósito de su presencia. Muchos de ellos entraban en esos pozos clandestinos de placer, dolor y castigo y demasiados de ellos no llegaban a salir.
Y en medio de todo esto se encontraba el pobre Adam, convertido en el actor central de estos juegos y fiestas satánicos. A menudo el doctor lo hacía actuar bajo sus órdenes y estaba contento de observarlo y tomar notas mentales de lo que realizaba. En ocasiones se dignaba tomar placer de su hombre, pero más a menudo obtenía placer de él simplemente mirando, y se conformaba con presenciar la degradación de Adam.
¡Oh, qué horrores nos encontramos! ¡Qué monstruosidades tuvimos que presenciar! Querido lector, te ahorraré la repugnante lectura de un catálogo detallado de las cosas que Annabelle y yo vimos, salvo para decir que sólo en la senda de nuestro Señor Jesucristo podemos caminar con seguridad y con la certeza de la salvación. Todas las demás formas de placer, iluminación y diversión son sólo fachadas para la decadencia y la depravación, y no llevan a ningún otro lado salvo a la ruina, la enfermedad, las garras de los demonios malignos que acechan entre los hombres y finalmente al ardiente pozo del infierno. Aférrate a tu fe como el superviviente de un naufragio se aferra a los restos flotantes de su barco y aférrate a ella con toda tu fuerza y voluntad, hasta que llegue el Día del Juicio para librarnos a todos de los horrores de la tumba.
Y más allá de todo este horror, más tristes pero más sabios, observamos e hicimos nuestros planes para la noche en la que el agente de Satán sería enviado de regreso al Infierno para no volver al mundo nunca más. No sabíamos entonces que estos planes tendrían que cambiar y nuestras acciones tendrían que acelerarse en alas de la necesidad.
El plan consistía en perfeccionar las habilidades de Annabelle y nuestro conocimiento de nuestra presa antes de actuar para destruirlo. Pero a veces el destino conspira para oponerse a nosotros y los planes mejor trazados por los hombres deben ponerse en marcha antes de que todos estén listos. Y aunque esto puede servir como explicación para lo que ocurrió aquella noche, una parte de mi alma me dice que lo que ocurrió no podría haber ocurrido de otra manera.
Los problemas inesperados, que provocaron la aceleración fatídica del plan fueron dos: el primero fue que el aprendizaje de mi querida Annabelle comenzó a pasarle factura, y en segundo lugar que la Legión del Misterio a la que ella pertenecía comenzó a sospechar que algo iba mal. Parecía que Annabelle poseía el conocimiento de Artes prohibidas que compensaban su carencia de comprensión de la intriga, y con el tiempo, las ausencias, el cambio de aspecto y conducta de Annabelle y la desaparición de equipo de la Legión ya no pudieron ser explicadas. Tuvo que escurrirse de sus superiores usando las Artes que no sospechaban que tenía, o de otra forma mi querida estudiante –y ahora amiga- habría sido sorprendida.
Vino a mí el día señalado con la mirada de alguien que ha visto la mano de Dios escribiendo en un muro y ha leído su destino.
-Debe ser esta noche –me dijo-. Ya no puedo esperar más. Esa cosa ha deshecho lo que fui y lo que conocí. Ayúdame a dar el último paso, amigo mío y te querré siempre por ello.
Rezamos juntos y entonces –Llave en mano- nos dirigimos a matar al Doctor Diabólico.

~ 5 ~

El acto era bastante sencillo, o por lo menos debería haber sido sencillo, si no hubieran intervenido otros factores. Porque el propio refugio maligno del doctor nos resultaba bien conocido y sabíamos con certeza que en el momento en que él y su amante esclavizado estarían en casa, preparándose para el amanecer, sería el momento en que los Legionarios de patrulla estarían lejos del escenario de nuestro crimen. Tendríamos la oportunidad de hacer lo que era necesario hacerse, y podíamos estar lejos de allí mucho antes de que se produjera cualquier intervención oficial de la Jerarquía. Y las piezas que pudieran quedar podrían recogerse en otra ocasión, cuando el tiempo no fuese un lujo tan caro.
(Para los lectores que puede que no formen parte de la Sociedad, basta con explicar que, aunque poseer la Llave puede salvarnos de ciertas formalidades de la ley y el orden, no es algo seguro. El símbolo de la Sociedad no es reconocido como lo que es en todas las Legiones, y mucho menos todos los miembros de cualquier Legión en particular, y algunos individuos dentro de las Legiones pueden decidir ignorar su presencia y cumplir la Ley de Hierro con todo el peso que les permite su posición. La Llave es una señal de la voluntad de la Sociedad y sólo puede utilizarse como último recurso si ocurriera lo impensable –y nada más. Cualquiera que abuse de la confianza de la Sociedad utilizando la Llave como un vulgar cuchillo probablemente termine convertido en más Llaves. ¡Cuidado con los Trasgos!)
Entramos sigilosamente en el refugio del Doctor Diabólico mucho antes de que él y su infortunado amante llegaran, y preparamos nuestro plan en función de lo que descubrimos allí. Las cortinas de las habitaciones eran largas y gruesas, de fino terciopelo y seda, mientras que la única lámpara de petróleo era muy fina y delicada, y estaba llena, para nuestro agrado. No costaría mucho derramar la lámpara sobre las cortinas, y una vez prendidas arrojarlas sobre el doctor antes de que tuviera la oportunidad de descubrir lo que ocurría.
Adam sería un problema, porque sería necesario permitirle salir de la casa de los horrores en llamas y refugiarse en algún lugar. Sin embargo, Annabelle me dijo que tenía un plan para ello. Y era un plan bueno y sensible, pero no lo repetiré aquí, ya que no tuvo la oportunidad de llevarlo a cabo. Las cosas se torcieron desde el principio de nuestro lado, posiblemente debido al carácter cambiante del Doctor Diabólico y otra presencia.
No fueron dos quienes entraron en la casa del doctor aquella noche, sino tres: el doctor, Adam y un pilluelo desaliñado de las calles que no era lo bastante mayor para comprender por qué lo habían traído. Pero me temo que aunque fuera mayor posiblemente tampoco lo hubiera comprendido, porque el niño sucio tenía la mirada de uno de los esclavos embrujados por los demonios; caminaba con la mirada perdida, tambaleándose, como si acabara de nacer y todavía estuviera tratando de despertar su cerebro. Mientras tanto, el Doctor Diabólico mostraba una sonrisa más cruel de lo normal en su rostro, y Adam parecía extrañamente resignado a cometer algún nuevo acto desagradable.
-Déjame, trabajar, mi dulce Adam –croó el doctor, besando a su amante y señalándole el dormitorio-. No te haré esperar mucho, pero quiero investigar.
Ante estas palabras nuestros planes se derrumbaron, porque no podíamos golpear al doctor y quemarlo en presencia de un niño, y tampoco podíamos destruir a este engendro del Diablo ante Adam mientras yacía en la cama en la habitación adjunta. Así que le dije a Annabelle que se marchara de la habitación y que acudiera en compañía de su amor, Adam, para prepararlo para el momento en que tendría que enfrentarse al terror de la justicia de Dios. Y me tocó a mí ser el agente de esa justicia, una tarea para la que estaba más que preparado.
El monstruoso doctor ordenó al niño que se desnudara y que encendiera la lámpara de petróleo mientras lo hacía. Bajo la luz se reveló la belleza del niño que el doctor podría haber mancillado carnalmente si hubiera dejado atrás esas cosas hace mucho tiempo. Pero ahora sólo podía salivar con sus ojos y dedos, que temblaban horriblemente en anticipada degeneración. Pretendía tomar al niño, en todos los sentidos del uso, y el niño sin duda recibiría una herida incurable en su alma, si es que vivía para ver otro día.
Pero eso no ocurriría mientras estuviera allí, armado con mi fe. Hice una señal a Annabelle y ella siguió adelante con la nueva parte del plan, tumbando a su antiguo amante en la cama y reteniéndolo allí con fuerza, para impedirle interferir para ayudar a su diabólico amo. Y entonces esperé, observando con aliento contenido –o mejor dicho, como si tuviera aliento- cómo el monstruo se acercaba a su víctima inconsciente, hasta que Adam dio un grito de alarma, sin saber qué era la fuerza invisible que lo había derribado (¿Algún duende nocturno quizás? ¡Si supiera!).
El Doctor Diabólico apartó su mirada malintencionada del niño durante un segundo para mirar hacia la puerta de su dormitorio y ese segundo fue todo lo que necesitaba. Entoné una plegaria por el niño y por mi alma y golpeé con todo mi poder en la base del cuello, exactamente en el hueso más frágil donde la columna se une con el cráneo. Se derrumbó en el suelo de inmediato, espíritu y alma intactos en la muerte y sin tocar por la mano pecaminosa del Diablo.
(y mi querido, y sin duda nervioso lector no debería dudar en animar o aplaudir una acción semejante, por brutal que parezca, y humildemente lo dirijo a los muchos versículos de la Biblia que revelan que es mucho mejor morir en estado de inocencia que corrompido por la mano del Diablo. Podría haber salvado al niño o matado al Doctor, pero no ambas cosas, así que tomé la decisión más justa, y recé a Dios para que tuviera compasión del alma del niño y de la mía.)
Este golpe certero pero seguro se llevó parte del poder que había planeado utilizar contra el Doctor, que ahora se dio la vuelta alarmado e inseguro de lo que acababa de ocurrir. Pero no importaba, porque cuando vi la rabia que lo consumía al verse privado de su entretenimiento de forma tan ruda, el poder regresó de nuevo a mí y continué adelante con el plan. Las cortinas cayeron de sus enganches sobre el Doctor y entonces envolvieron su cuerpo mientras se retorcía e intentaba liberarse. Y entonces la lámpara de petróleo cayó sobre él, rompiéndose y derramando su contenido.
Le di un momento para que comprendiera que lo estaban castigando –sólo uno, querido lector, y ninguno más- y entonces prendí fuego al petróleo, que se encendió de inmediato sobre el suntuoso tejido manchado que envolvía la carne maldita y muerta. Y entonces ardió, chillando mientras las llamas lo consumían, como debían consumir a las brujas, demonios, poseídos y a todas las criaturas malditas del mundo: la carne corrupta fue destruida y el espíritu maligno fue enviado de regreso a los fuegos de la condenación de los que había surgido, lanzando maldiciones y obscenidades en su camino a la oscuridad, para no volver a ser visto nunca más por la gracia de Dios.
Y así terminó el Doctor Diabólico, allí, en aquella habitación en llamas. Le dije a Annabelle que lo había conseguido y debía decirle a su amante que era libre, y el precio que había costado su libertad, y que lo animara a regresar al cuerpo de Cristo ahora que la influencia de Satán ya no se encontraba sobre él. Ella lo intentó, pero se encontró disipada corporalmente de la habitación cuando su amante la apartó de sí con una fuerza diabólica propia, gritando y maldiciendo el día de su nacimiento. Annabelle intentó tranquilizarle. Le habló de su amor por él y cómo le había perdonado sus crímenes contra ella, pues comprendía que había sido esclavizado por el embrujo del monstruo. Ella le dijo que había rezado por su alma durante muchas noches y estaba segura de que podría salvar las heridas de su alma, suponiendo que dedicara su vida a Dios y tratara de honrar sus obras en la Tierra en adelante. La puerta de oro de la vida había vuelto abrirse para él, gracias a la misericordia de Cristo y a nuestra intervención en su nombre: ¿Por qué no se arrepentía de su miserable pecado y renunciaba valientemente a las obras del Diablo?
Pero Adam no escuchó una palabra de lo que Annabelle le había dicho. Gritó y aulló, destrozándolo todo de una forma que no podía considerarse humana y sin embargo, seguía siendo un hombre. Arrojó muebles por la habitación y entonces los hizo astillas con sus manos desnudas. Arañó las paredes hasta que sus dedos sangraron y comenzó a pedir a gritos la condenación eterna, tan grandes eran su rabia, su dolor y su desesperación: la pérdida de su amor, su amor verdadero, el único ser al que había amado de verdad –¡El Doctor Diabólico cuyo cuerpo se deshacía en cenizas en la habitación de al lado!
¡Pobre Annabelle! La había advertido de que algo como esto podía ocurrir como consecuencia de la muerte de la criatura diabólica, pero o no me había escuchado o no lo recordaba, porque en la otra habitación de repente escuché el grito más aterrador que había oído nunca. Y al momento me dirigí hacia allí, para ver lo que había ocurrido.
Se dice que ni siquiera el infierno tiene tanta furia como una mujer despechada, y en este caso era bastante correcto, porque mirar el rostro de Annabelle P----- en aquel momento era contemplar el propio infierno, reflejado en sus ojos, encendidos en llamas como su boca abierta en un grito prolongado. Si el Doctor Diabólico al que acababa de enviar de regreso al infierno era la personificación de la corrupción y el mal, Annabelle era en aquel momento la personificación de la rabia.
Y contemplé cómo ella se desahogaba sobre el cuerpo de su querido Adam, al que le había dicho que lo había amado, pero que después la había usado y asesinado y que ahora afirmaba que nunca había amado a nadie salvo al hombre que lo había arrastrado hasta su estado diabólico. Contemplé cómo levantaba su puño para golpearle, de la misma forma que había golpeado muchas cosas durante su aprendizaje, y golpeó con todo su poder desatado. La vi golpear la mandíbula de Adam, su pecho, su estómago y su cabeza con una furia tan feroz y desatada que no me atreví a intervenir, porque hubiera sido como intentar impedir que nuestro Señor y Salvador expulsara a los mercaderes del Templo. La contemplé romperlo, querido lector, no existe otra palabra para ello. La contemplé azotarlo, como un hombre podría azotar a un perro o a un ladrón o a cualquier desecho de la humanidad que sólo busca hacer daño para recibir más daño a cambio. La vi golpearlo en el suelo y aplastarlo bajo sus manos, hasta que la sangre enferma de sus venas manchó el suelo de la habitación arruinada y destruida.
Y entonces Adam murió, y con un último grito de venganza y horror que congelaba la sangre, Annabelle desapareció también. Porque en su danza furiosa y frenética había destruido su propio Grillete y no se había dado cuenta de ello hasta el final. Y en ese último instante de consciencia de lo que había hecho, mientras comenzaba a desvanecerse, sentí el sorprendente roce de la gracia de Dios dentro de mí, y me sentí lleno por lo que había presenciado y de hecho ayudado a realizar, traer la voluntad de la ira divina a alguien tan desesperada como Annabelle.
Recé por ella y entonces me arrodillé en el suelo ensangrentado ante el cuerpo muerto de su amante y asesino, y rogué a Dios que la protegiera de los peligros del Adversario y de las tentaciones y horrores que aguardan en el infierno, donde todos somos puestos a prueba cuando tropezamos y caemos presa de los peligros de este Purgatorio.
Recé durante largo tiempo en aquella habitación, pero no recibí ninguna señal del consejo o la sabiduría de Dios, salvo que debería marcharme antes de que llegaran los Legionarios. Y así lo hice, llevándome la Llave por si era detenido o preguntaban por mi paradero. Mientras me iba observé que el Doctor se había convertido en un montón de polvo y cenizas con forma humana, cerca del cuerpo inocente –aunque sucio- del niño que había pretendido mancillar y destruir. Recé fervientemente por el alma que había tenido que matar para salvar, y que el mal que había obligado a manchar mi mano permaneciera muerto para siempre y no volviera del infierno para atormentarnos más.
Y tras eso, regresé a la noche de Londres, y volví a convertirme en sólo uno de sus muchos, muchos fantasmas.
Así termina mi historia de instrucción, mi querido lector. Y así ocurrió: un amor fue vengado, un asesino recibió justicia y un alma perdida la paz que deseaba. Porque no había quedado señal alguna de Annabelle y creo que es justo decir que no regresará entre nosotros. Y tengo fe en el Todopoderoso y creo que él en su misericordia, la ha permitido liberarse de su carga mientras se encontraba en manos de los servidores del Adversario. De hecho, rezo porque la haya perdonado por los pocos pecados que le quedasen por redimir y que la acoja en su seno de nuevo. Y sí, creo con todo mi corazón que ahora Annabelle se encuentra en el Reino de los Cielos, gozando del amor perfecto de nuestro Señor y Salvador para siempre, disfrutando de la paz que merece…
…una paz que yo, a pesar de todas mis buenas obras, todavía tengo que alcanzar. Porque parece que el Buen Señor todavía tiene mucho reservado para mí, antes de que pueda soltar mi carga y unirme a él –y de hecho a todos los que he ayudado- en el Reino de Dios.
Y ahora sigo aquí sentado, de pie y de rodillas dentro de estos pozos de vicio y pecado, rezando por los pobres mortales que se pierden en estos lugares, y esperando a las almas perdidas como Annabelle P-----, que necesiten mi guía y compañía en sus horas de mayor necesidad.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2332
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Ayuda: Edad Victoriana: Wraith

#2

Mensaje por Alexander Weiss » 10 Nov 2019, 12:02

Imagen

CREACIÓN DE PERSONAJES
“En general no creo en fantasmas;
no veo nada bueno en ellos.
Vienen –es decir, se dice que vienen-
de forma tan irrelevante, sin propósito
-en resumen, de forma tan ridícula-
que tanto el sentido común de este mundo
y el sentido sobrenatural del otro
deberían sentirse ofendidos.”

“La última casa en la calle C----“ –Dinah Mulock

En conjunto el método para crear un personaje Wraith es exactamente el mismo en Edad Victoriana: Wraith que en Wraith: el Olvido o Wraith: la Gran Guerra.

CONCEPTOS Y VIDAS
“Prosper Alix disfrutaba de la estima de todo su vecindario. En primer lugar era rico; en segundo lugar era de disposición taciturna, y se mantenía neutral en política…no era un espía, y aunque era un hombre de corazón frío, salvo cuando se trataba de su única hija, nunca había hecho daño a nadie.
“Pichon & Sons, of the Croix Rousse” –Anónimo

Sin embargo, teniendo en cuenta la época en la que habitará tu personaje existen algunos cambios y detalles grandes y pequeños. Éstos, junto con algunas sugerencias pertinentes a la época en cuestión se muestran a continuación.
De forma sencilla: ¿Qué eras antes y qué eres ahora?
Es tentador unir los dos conceptos en una palabra y dar forma a los detalles de forma improvisada a lo largo de la Crónica. Sin embargo puede que merezca el tiempo pensar en el concepto de lo que el personaje fue, de lo que el personaje es, y cómo uno puede llevar al otro antes de seguir diseñando el resto del personaje.

¿Qué fuiste en tu vida?
-¿Eras de clase alta o de clase baja? ¿Rico o pobre? ¿Cómo era tu salud –si es que esa palabra puede usarse en esta época- y cuántos años tenías en el momento de tu muerte?
-¿Eras una persona educada o analfabeta? ¿Cuál era tu religión, o no eras creyente? ¿Eras un hijo de tu tierra, un viajero extranjero, un refugiado irlandés o uno de los otros pueblos que Inglaterra consideró que debía gobernar o traer a sus costas?
-Si eras rico, ¿Trabajaste duro para conseguir tu fortuna, o la acumulaste a costa de otros? ¿Heredaste una gran fortuna o tuviste un matrimonio afortunado? ¿Tenías algún rango de algún tipo? ¿Título? ¿Por qué o por qué no?
-Si eras pobre, ¿Lo eras por nacimiento o por tus inclinaciones? ¿Sufriste algún infortunio económico merecido o no? ¿Mantenías tus principios o estabas dispuesto a romper la ley y la moral para sobrevivir?
-¿En qué trabajabas? ¿Trabajabas en las fábricas que contaminaban el paisaje? ¿Trabajabas en los campos? ¿Vendías mercancías en el mercado o en tu propia tienda? ¿Ibas de un lugar a otro para ganarte la vida? ¿Realizabas trabajos manuales o domésticos para tus compañeros o mejores?
-¿Eras un criado, doncella o mayordomo, o quizás la institutriz de algún niño ingrato?
-¿Eras un hombre con uniforme: soldado, marinero, policía o algo similar? ¿Representabas a su Majestad en alguna de las Colonias? ¿Eras un hombre del clero?
-¿Eras un político o un hombre relacionado con los políticos? ¿Eras un periodista incómodo, siempre causando problemas a las élites? ¿Un anarquista tratando de derribar el status quo?
-¿Eras un hombre académico de alguna clase? ¿Enseñabas en una universidad o en alguna institución educativa? ¿Tenías una profesión intelectual: científico, doctor, historiador, psiquiatra, abogado o algo de ese tipo: inventor o detective consultor privado?
-¿Te dedicaste a explorar para la Reina y tu país en la gran Edad de los Descubrimientos? ¿Viajaste a través de las tierras desconocidas de África o Asia? ¿Eras uno de los líderes de las expediciones, miembro del equipo o uno de los misioneros que no regresaron? ¿O simplemente viajabas por placer?
-¿Respetabas la ley o la rompías cuando querías? ¿Te arrestaron alguna vez? ¿Pasaste la mayor parte de tu vida entrando y saliendo de prisión? ¿Conseguiste lucrarte rompiendo la ley? ¿Cometiste actos criminales por desesperación o simplemente no te importó? ¿Eras un simple ladrón o una gran mente criminal que dirigía a otras muchas?

¿Qué eres ahora?
-¿Quién te segó y por qué? ¿Pasaste tiempo con la organización a la que representaba el Segador o simplemente te vendió como esclavo? ¿O te dejó libre sin decirte nada de la nueva realidad en qué te encontraste?
-¿Cuánto tiempo pasaste como Siervo? ¿Quién era tu amo? ¿Cómo te trató? ¿Terminó liberándote o te escapaste?
-¿Te encuentras con la Jerarquía, los Renegados, los Herejes o los Gremios? ¿Qué posición ocupas? ¿Cuánto tiempo has tardado en llegar hasta ahí y qué has hecho para llegar –o quedarte?
-¿Perteneces a alguna organización u orden especial interna –o externa- de tu grupo? ¿Por qué o por qué no?
-¿Qué otros wraiths forman parte de tu Círculo? ¿Cómo os unisteis? ¿Puedes confiar en los demás? ¿Tenéis alguna propiedad compartida?
-¿Respetas la Ley de Caronte o la rompes regularmente? ¿Es tu ruptura del Dictum Mortuum un triste acto de necesidad o una forma divertida y calculada de rebelión?
-¿Es tu Sombra poderosa? ¿Hasta dónde puedes dejarla ir antes de que tome el control? ¿Puedes controlarla por ti mismo o necesitas la ayuda de un Perdonador de forma regular?
-¿Mantienes las creencias sociales, políticas y religiosas que tenías en vida o han cambiado? ¿Por qué o por qué no? ¿Y cómo han cambiado?
-¿Qué es lo que puedes hacer? ¿Qué quieres hacer? ¿Qué estás dispuesto a hacer?

Imagen

MUERTES Y LAMENTOS
“Un desgraciado accidente le había privado
de uno de sus oficiales más prometedores…
que se cayó de un iceberg y murió mientras
se peleaba con el cirujano.”

-“The Shadow of a Shade” –Tom Hood.

Ahora que has determinado en parte cómo era tu Wraith, tanto antes como después de la muerte, echemos un vistazo a las formas y maneras de morir y qué cosas terribles quedan atrás.

¿Cómo moriste?
Un historiador podría volverse loco tratando de catalogar las múltiples formas en las que una dama o un caballero podían morir en la Edad Victoriana. Se anima a jugadores y Narradores a investigar el tema por sí mismos. Sin embargo, a continuación proporcionamos algunas ideas por simple amabilidad.
-Destino: La mano de Dios es caprichosa y actúa de formas misteriosas. ¿Cuántas personas han sido fulminadas por un rayo del cielo sin razón aparente? Y también existen personas que caminan tranquilamente hacia la tumba, y que saben muy bien que es simplemente lo que deben hacer.
-Asesinato: En esta época existen muchas formas de morir a manos de otros hombres: despellejado vivo por unos salvajes, tiroteado por soldados enemigos, apuñalado por un ladrón en la calle, estrangulado por un hermano por una herencia, ejecutado por traición o golpeado en la cabeza por la policía.
-Desesperación: Algunas personas no pueden seguir soportando la miseria de sus vidas y recurren a una soga, una pistola o un frasco de veneno para terminar de una vez. Existen quienes buscan la muerte a manos de otros porque ya no quieren vivir pero no se atreven a quitarse la vida por sí mismos por miedo a la condenación.
-Necesidad: Existen muchas bocas que alimentar en esta época y no existen suficientes manos ni generosidad para alimentarlas. El hambre y la miseria se llevan a muchas personas en esta época, y no sólo en la isla del otro lado del mar.
-Vejez: A pesar de la situación sanitaria y social de la época –o quizás debido a ella- existen bastante personas que viven lo suficiente simplemente para morir por la vejez. Por supuesto, la mayoría son personas de clase alta, pero también existen personas en los barrios pobres que simplemente son demasiado duras para morir antes de su momento.
-Misterio: Extrañamente existen personas cuya propia muerte es un misterio total para ellos. Podrían haber muerto por otros medios pero no saben cómo, o por qué han muerto o quién los ha matado.
-Enfermedad: Las enfermedades estaban muy extendidas en esta época, a pesar de los avances en la medicina. Las epidemias se extendían con el agua sucia o las malas condiciones de vida, y saltaban de una ciudad a otra antes de desaparecer, si es que lo hacían. También existían enfermedades exóticas como la malaria y otras para quienes se aventuraban en las Colonias.
-Circunstancias: También existen personas que mueren simplemente por mala suerte: atropellados por un carruaje, haber bebido demasiado láudano, haber ardido en un incendio, ahogados en el río, devorados por monstruos marinos o cualquier trágico accidente que podría haberle ocurrido a cualquiera.

“Fue llevada a una cama de la
que nunca podría volver a levantarse.
Yacía con la cara contra la pared murmurando
en voz baja pero continuadamente:
¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué
lo que se hace en la juventud nunca
puede deshacerse con la vejez?”

“The Old Nurse’s Store” –Elizabeth Gaskell

¿Qué es lo que lamentas?
¿Qué es lo que ha impedido que tu Wraith continúe hacia la recompensa que merece?
-Culpa: Hiciste algo malo que debe corregirse. O quizás te enfrentaste a tus numerosos crímenes en tu lecho de muerte y no podías dejarlos ir. Hasta que tus actos sean corregidos, no tendrás descanso para tus huesos pecadores.
-Amor: El vínculo entre tú y tu prometida, tu esposa o tu amante era demasiado grande para que la muerte lo rompiera. Y ahora caminas por el mundo de la muerte y cuidas de tu alma gemela, procurando siempre mantenerla segura de cualquier daño o de pretendientes inadecuados.
-Fracaso: ¿Fallaste en hacer lo que supuestamente debías hacer o lo que querías hacer? Fuera como fuere, este fallo te pesa como una roca, impidiéndote ascender. Quizás ahora puedas intentarlo otra vez.
-Venganza: Juraste vengar una ofensa contra tu persona, tu familia o contra alguien más. Tu muerte no va a impedirlo, y te ocuparás de esa venganza desde más allá de la tumba.
-Cosas que quedaron sin hacer: Sólo te quedaba un pequeño detalle por cumplir, pero grande o pequeño, te moriste antes de terminarlo. Ahora no deseas otra cosa que acabar con ello.
-Destino perdido: Sabes que estabas destinado a hacer grandes cosas, pero aquí estas ahora, muerto. ¿Completarás tu destino desde este lado de la Mortaja o en realidad tu destino se encontraba aquí…?

Imagen

NATURALEZA Y CONDUCTA
“El tío Cornelius era muy alto, muy delgado y muy pálido, con grandes ojos grises que parecían todavía más grandes porque llevaba anteojos del acero más fino, con las lentes más grandes que jamás se hayan visto. Les dio una amigable bienvenida, aunque le costaba mucho estrechar manos o sonreír.”
-“Uncle Cornelius. His Story” –George MacDonald

Algunos de los Arquetipos Básicos de Wraith: el Olvido 2ª edición son muy adecuados para una Crónica de Edad Victoriana: Wraith. Hablamos, por ejemplo de Arquitecto, Conspirador, Crítico, Niño, Protector, Superviviente y Tradicionalista. Las Naturalezas y Conductas de Edad Victoriana: Vampiro (pp. 92-93) son también muy adecuadas para los Wraiths victorianos, especialmente su versión de “Explorador.”
Y, además, en Wraith: la Gran Guerra, Idealista, Patricio y Reformista (pp. 104-105) podrían servir para algunos personajes de la época victoriana.
También podrías probar con los siguientes Arquetipos:
Angustiado: No todos los Wraiths eligen revivir sus muertes como Zánganos. Algunos se sienten obligados a merodear en los lugares que eran su hogar en vida y mostrar a los vivos lo que ocurrió o lo que les ha ocurrido. Quizás la historia de su desgracia sea conocida o quizás constituye un misterio, pero el Angustiado continúa insistiendo en mostrarse a los vivos siempre que puede o como puede.
-Recuperas un punto de Fuerza de Voluntad siempre que un mortal descubre algo significante sobre la vida (y muerte) del Wraith, debido a la atención que intenta despertar el Wraith (Ten en cuenta que este Arquetipo casi garantiza problemas con la Jerarquía).
Tentador: Si un Vividor vive para experimentar cosas nuevas, un Tentador sigue el rastro de los demás y los atrae parra tener compañía que lo conforte en el dolor y comparta su alegría. ¿O simplemente quiere conseguir docenas de adictos para vender sus reservas contaminadas de Pathos a alguien?
-Recuperas un punto de Fuerza de Voluntad cada vez que seduces –de forma legal o engañosa a un nuevo compañero para que entre en tu jaula dorada.
Vengador: El Wraith tiene un propósito que carga pesadamente sobre sus hombros. Algo terrible le ha ocurrido –en vida o en muerte, o quizás su propia muerte- y no desea otra cosa que corregir esa ofensa.
-Recuperas un punto de Fuerza de Voluntad en cada ocasión que tomas un paso concreto y significativo para vengarte. Puede que consigas algunos puntos de Fuerza de Voluntad cuando obtengas tu venganza. ¿Pero qué harás entonces…?

HABILIDADES
“Primero caminé y tracé un círculo en la hierba. Entonces tracé mi pentáculo justo en el medio y en la intersección de los cinco ángulos me situé y clavé mi bastón de serbal.”
-“The Botathen Ghost” –R. S. Hawker.

La elección de Habilidades para esta época es ligeramente diferente a la que tendrían acceso los Wraiths de una Crónica moderna. Los cambios son tan pequeños que se pueden modificar con facilidad fichas de personajes de Wraith: el Olvido o Wraith: la Gran Guerra. También se puede crear una ficha nueva, si alguien se siente inclinado y con talento…
Si estás utilizando la ficha de Wraith: la Gran Guerra, entonces las Habilidades deberían cambiarse de este modo:
Talentos: Sin cambios. (Urbanismo es análogo a Callejeo).
Técnicas: Retira Conducir y Pilotar. Añade Montar y Reparaciones. Si el personaje puede utilizar Conducir, deja que el jugador la tome como otra Técnica Secundaria. Pilotar puede utilizarse como Técnica Secundaria para manejar embarcaciones.
Conocimientos: Retira Armas Pesadas, aunque podría servir como Conocimiento Secundario. Añade Academicismo.
Si estas utilizando la ficha de Wraith: el Olvido, entonces las Habilidades deberían cambiarse de la forma siguiente:
Talentos: Sin cambios.
Técnicas: Retira Conducir, aunque puede tomarse como Técnica Secundaria. Añade Montar.
Conocimientos: Retira Informática. Añade Academicismo.
Recuerda que las descripciones de las Habilidades han cambiado con el paso del tiempo. Lo que ahora se considera pseudociencia en su momento se consideraban hechos probados y viceversa. Merece la pena que tú y tus jugadores leáis el Capítulo Tres de Edad Victoriana: Vampiro para tener una idea de lo que proporcionan las puntuaciones de Habilidades en esta época. También recuerda que los personajes deben tener por lo menos un punto en Academicismo para ser capaces de leer y escribir. Sin embargo, es posible ser analfabeto y tener puntuación en Lingüística: no es necesario leer y escribir en un idioma extranjero para poder hablar y comunicarse en él.

ARCANOI VICTORIANOS
“¿Pero cuál fue la aparición que vio Maria Lease? En aquel momento Ferrar había muerto por lo menos hacía hora y media. ¿Fue realidad o una ilusión? … ¿Vieron sus ojos de verdad al espectro de Daniel Ferrar; o fueron engañados por alguna imaginación del cerebro?”
-“Reality or Delusión?” –Mr. Henry Word

Teniendo en cuenta que los Arcanoi tienden a cambiar de nombre, forma y de Artes con el paso del tiempo, es razonable pensar que los que utilizaban los Wraiths durante la Edad Victoriana no eran los mismos que utilizan durante los tiempos modernos. De hecho, una mirada superficial a Wraith: la Gran Guerra revela cambios sustanciales -¡y no sólo en el caso de las Artes desarrolladas durante el Gran Maelstrom! Con eso en mente hemos recopilado la lista siguiente. Encontrarás sugerencias de cómo modificar las Artes en Wraith: el Olvido 2ª edición, Wraith: Guía del Jugador, El Reino Oscuro de Jade o el ya mencionado Wraith: la Gran Guerra. También es adecuado investigar en los diversos suplementos y libros de Gremio las Artes que encajan en el escenario victoriano.
Argos: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: el Olvido 2ª edición deberían ser adecuadas tal y como aparecen.
Castigar: Habilidades Básicas y Niveles 1-3 y 5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuadas tal y como aparecen. Para el nivel 4, sustituye el “Baluarte de Pureza” con “Limpieza Casera” de Wraith: el Olvido 2ª edición y rebautízalo como “Exorcismo”.
Fantasma: Habilidades Básicas y Niveles 1-4 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuadas tal y como aparecen. Sin embargo, para el Nivel 4, los jugadores pueden elegir entre el Nivel 4 de Wraith: la Gran Guerra o Wraith: el Olvido 2ª edición. Para el Nivel 5 utiliza “Agon” de Wraith: el Olvido 2ª edición.
Fatalismo: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Flujo: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Habitar: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Intimación: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Lamento: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: el Olvido 2ª edición deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Materializar: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Mnemosynis: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: Guía del Jugador deberían ser adecuados tal y como aparecen. Recuerda que, como ocurre en la Gran Guerra, Mnemosynis es la creme de la creme de los Arcanoi prohibidos. Cualquiera sospechoso de poseerlo se encuentra en graves problemas; cualquiera que sea visto utilizándolo está pidiendo que lo lleven a la forja de almas.
Moliar: Habilidades Básicas y Niveles 1-4 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen. Para el Nivel 5 utiliza el de Wraith: el Olvido 2ª edición tal y como aparece.
Pandemonium: Habilidades Básicas y Niveles 1-3 y 5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen. Para el Nivel 4 sustitúyelo por el “Éter Oscuro” de Wraith: el Olvido 2ª edición y dale el nombre de “Fuego Caótico”.
Red Vital: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: el Olvido 2ª edición deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Títeres: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen. Para el Nivel 4 los jugadores pueden elegir entre Wraith: la Gran Guerra y Wraith: el Olvido 2ª edición.
Ultraje: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Usura: Habilidades Básicas y Niveles 1-3 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen. Para los Niveles 4 y 5 utiliza los Niveles de Wraith: el Olvido 2ª edición. Sin embargo cambia el nombre de “Tasa de Cambio” a “Cambio de Tasa”.

Cadenas del Emperador: (Sólo Wraiths del Reino Oscuro de Jade). Las Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de El Reino Oscuro de Jade deberían ser adecuados tal y como aparecen. No es muy probable que este Arcanos aparezca en Edad Victoriana: Wraith, pero sólo por si acaso…
Desplazar: (Sólo Wraiths del Reino de Swar) Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Mandato: (Sólo Wraiths del Reino Oscuro de Marfil) Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen. Ten en cuenta que como se dice en Wraith: la Gran Guerra, cualquier Abambo que permanezca en Estigia durante demasiado tiempo perderá su alma de cuatro partes y con ella su habilidad para utilizar Mandato. También se recomienda que el Nivel 5 de la senda de la mano derecha sea desconocido para los Abambo del Reino Oscuro de Hierro en esta época.
Senda del Alma: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Senda del Artesano: (Sólo Wraiths del Reino Oscuro de Jade). Las Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de El Reino Oscuro de Jade deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Senda del Erudito: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Senda del Granjero: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.
Senda del Mercader: Habilidades Básicas y Niveles 1-5 de Wraith: la Gran Guerra deberían ser adecuados tal y como aparecen.

ARTES DE LA EDAD VICTORIANA
“Sus labios se entreabrían en desmayo, en agonía; y en su frente y sus mejillas blanquecinas brillaban las marcas de las horribles heridas de dos vengativas manos fantasmales.”
-“The Romance of Certain Old Clothes” –Henry James

Las Artes de los muertos son elementos cambiantes –constantemente rediseñados y remodelados para adaptarse a los tiempos en los que se encuentran los muertos y en ocasiones evolucionado para afrontar los nuevos desafíos –o las oportunidades- que trae una nueva era.
Con eso en mente, hemos rebuscado en los viejos anales para encontrar algunas de las Artes que aparecieron en este período. Algunas han terminado cayendo en desuso, algunas han quedado obsoletas y algunas han prosperado lo suficiente para que aparezcan aquí como reflejos del pasado que en la Edad Victoriana son una práctica habitual. Sin embargo otras son artes oscuras y terribles que muy pocos se atreven a recordar y mucho menos transmitir a sus estudiantes.

ARGOS

Fragmento de Espejo (Nivel 3)
Algunos vivos dicen que pueden ver a los muertos vigilándoles con tanta claridad como ellos pueden ver a los vivos, y nadie más parece ver los horrores que describen. Otros tienen extrañas visiones de estar en una casa destruida hace tiempo o de contemplar un paisaje que ha desaparecido.
En algunos casos se trata de la obra de los Trasgos, siempre dispuestos a utilizar su Arcanos para confundir y engañar a los vivos. Pero en algunos casos no es suya la mano tras esos trucos, sino la de un Heraldo, que es capaz de romper la Mortaja para afectar a un espectador solitario.
Este Arte permite que un Wraith abra un pequeño “mirador” en las Tierras de las Sombras para un mortal. No es realmente un “agujero” que se pueda atravesar, pues sólo muestra al mortal lo que el Heraldo quiere mostrar. Puede que sea un Wraith o un objeto, una pequeña zona, o el conjunto del paisaje yermo de las Tierras de las Sombras.
Sistema: El Wraith debe tocar al mortal, gastar tres puntos de Pathos y entonces tirar su Resistencia + Argos con la dificultad igual a la puntuación de Mortaja. Cada éxito permite un turno en el que una parte de las Tierras de las Sombras es revelada al mortal. El Wraith debe decidir cuánto muestra al mortal y no puede cambiar la extensión de lo mostrado mientras dure el Arte.
Este Arte puede utilizarse de forma benévola o malévola. Si se utiliza para asustar o castigar al mortal sobre el que se usa –sin importar si se lo merece o no- el Wraith adquiere un punto de Angustia por su uso.

FANTASMA

Sueño Despierto (Nivel 3)
Los Soñadores son conocidos por su habilidad para alterar el curso de los sueños de los mortales. Sin embargo, algunos de ellos son capaces para hacer que un sueño continúe incluso cuando el mortal ha despertado, o presentar visiones a quienes están a punto de dormir o hipnotizados.
Sistema: Primero el Wraith debe utilizar Lucidez (Nivel 2) sobre el mortal para cambiar los sueños y adaptarlos a su deseo, y a continuación utilizar este Arte para mantener al mortal soñando despierto cuando se haya despertado, o activar esos sueños cuando el mortal esté a punto de dormirse.
El Soñador debe gastar tres puntos de Pathos y tirar su Resistencia + Fantasma a dificultad 8 (el sueño se activa durante el despertar) o 6 (cuando el mortal cae dormido). Cada éxito proporciona un minuto de Sueño Despierto. Durante este período también se pueden usar otras Artes de Fantasma.
Debido a la dificultad de este Arte, el Soñador debe haber usado anteriormente Fantasma sobre el mortal elegido.

HABITAR

Propulsión Electromagnética (Nivel 2)
Recientemente los Artesanos han descubierto un nuevo Arte investigando las propiedades de la electricidad –utilizada por los Vivos para activar el telégrafo y el reciente teléfono. Este Arte permite a un Wraith entrar en una línea eléctrica y viajar largas distancias a través de ellas. Los que han utilizado este Arte lo han comparado a ser arrastrado por una cañería casi infinita por una corriente chispeante.
Sistema: El Wraith debe pasar un turno visualizado el lugar al que desea ir: no necesita ser un lugar en el que ya haya estado, es suficiente con que le hayan dado la dirección o esté razonablemente seguro de dónde se encuentra (a juicio del Narrador).
A continuación el Wraith debe tocar una línea eléctrica, gastar un punto de Pathos y tirar Inteligencia + Habitar, a dificultad 8. El primer éxito permite al Wraith viajar en la dirección que desea, hasta la siguiente estación de telégrafo o teléfono, lo que sea. Cada éxito adicional permite al Wraith “saltar” a otra línea eléctrica y viajar por ella, en la dirección deseada, hasta el siguiente telégrafo o teléfono. Y así sucesivamente…
Un fracaso proporciona al Wraith un punto de Angustia y también lo envía a un telégrafo o teléfono en la dirección equivocada.

LAMENTO

Aullido de la Banshee (Nivel 5)
Este Arte de Lamento es el fruto de los agresivos Cantores de la Isla Esmeralda: una técnica tan peligrosa que cualquiera que la conozca será muy reticente a enseñarla por temor a lo que se haga con ella, tanto por el daño que puede causar a los mortales como al propio estudiante.
En resumen, este Arte causa tal miedo entre los Vivos que no sólo se convencen de la llegada de su propia muerte, sino que además actúan subconscientemente para provocarla. Cuando la víctima escucha este terrible lamento destructor del alma similar al llanto de una mujer de luto –el inconfundible aullido de una Banshee- siente que pronto morirá.
Sistema: El Wraith elige a su objetivo y tira su Lamento + Intimidación, con una dificultad igual a la Fuerza de Voluntad permanente de la víctima. Cada éxito convence al objetivo que va a morir durante un número de días igual al número de éxitos por encima del primero. Si sólo se obtiene un éxito, entonces el efecto sólo dura un día.
(Ten en cuenta que el Aullido de la Banshee se supone que es un llanto, pero los Cantores no siempre se detienen en esos detalles: incluso se sabe que un conocedor de este Arte simplemente susurra las palabras “Muere, muere, hijo del hombre” en el oído izquierdo de sus víctimas).
Durante el período en que se encuentre bajo los efectos del Arte el mortal se siente deprimido y fatalista: a menudo se meterá en situaciones peligrosas que en otras circunstancias evitaría. Lo peor de todo es que durante la duración del Arte, todas las acciones que decidan la vida o la muerte del mortal reciben una penalización negativa de dados igual a la reserva de Lamento + Intimidación del Wraith, menos la Fuerza de Voluntad permanente de la víctima + puntos en Fe Verdadera, si tiene. Si las reservas son iguales, entonces el mortal sólo pierde 1 punto de sus reservas de dados.
Este Arte cuesta tres puntos de Pathos y un punto de Fuerza de Voluntad por intento. También proporciona un punto de Angustia por cada éxito obtenido.

MATERIALIZAR

Mano Fantasmal (Nivel 3)
Aunque el Vigilante todavía no es capaz de reformarse de la nada en las Tierras de la Sombra, este Arte le permite materializar partes de sí mismo durante un período breve de tiempo. El fenómeno de las manos fantasmales que golpean las mesas de los médiums o las inquietantes pisadas que recorren las escaleras de noche pueden atribuirse a este Arte.
Sistema: El Wraith debe tirar su Manipulación + Materializar con una dificultad igual a la Mortaja local. El éxito permite al Wraith manifestar sus pies o sus manos (no ambas cosas) durante un turno, y cada éxito adicional añade otro turno. Las manos y pies pueden parecer de alguna forma más claros, luminosos o traslúcidos que un efecto de Fantasma 2, o pueden ser completamente invisibles si el Wraith lo desea. Durante la duración del Arte, el Wraith puede hacer gestos, ruidos o realizar acciones sencillas –no dañinas- con sus manos o pies; rascas superficies, pisar de forma lenta por el ático del primer piso, señalar a alguien con un dedo acusador, mover pequeños objetos de una mesa a otra, etc.
Sin embargo, el Wraith no puede presionar con fuerza en esas acciones: si el Wraith intenta algo que requiera una tirada (levantar, arrojar, golpear, etc.) la acción simplemente falla. Además, si un mortal realiza una acción que causa por lo menos un punto de daño al Wraith, el efecto terminará y el Wraith ganará un punto de Angustia por el shock.
Este Arte cuesta dos puntos de Pathos por intento.

TÍTERES

Llamada de la Trompeta Final (Nivel 5)
Se cuentan historias sobre cuerpos asesinados que se levantan de entre los muertos para vengarse de sus asesinos menos de un día después. Cualquiera familiarizado con las limitaciones del Arcanos Títeres –o del fenómeno de los Resucitados- se sentiría tentado a desechar esas historias como pura ficción. Pero como ocurre con todo lo que se refiere a los Titiriteros, la verdad es mucho más siniestra.
Mediante el uso de este Arte un Titiritero puede realizar un pacto diabólico con el alma de alguien que ha muerto y desea venganza. Los dos Wraiths entran en el cuerpo y juntos buscan venganza. Sin embargo, el Wraith que acepta el pacto pagará un precio terrible por su venganza…
Sistema: Este Arte debe utilizarse sobre un cuerpo que se encuentre más o menos intacto y no demasiado podrido. Debe realizarse en conjunción con el Wraith propietario del cuerpo en cuestión y ese Wraith debe tener una Pasión fuerte (4-5 puntos) que esté relacionada con vengar su muerte. Finalmente, ambos Wraiths deben estar completamente dispuestos a llevar a cabo el pacto, aunque estar “dispuesto” no requiere estar del todo informado de lo que hace este Arte.
Los dos Wraiths unen sus manos y entran juntos en el cuerpo mediante Cabalgar la Piel, el Titiritero abre el camino. Tan pronto como el Titiritero esté dentro, tiene que gastar cinco puntos de Pathos y dos de Fuerza de Voluntad –y ganará tres puntos de Angustia- y debe tirar Fuerza + Títeres a dificultad 9. Un fracaso significa que ambos Wraiths reciben un dado de daño agravado por cada 1 obtenido en la tirada.
El primer éxito permite al Titiritero arrastar al otro Wraith al interior de cuerpo, de forma que queda poseído por los dos Wraiths. Un éxito también proporciona un día de actividad en su interior. Cada éxito adicional proporciona otro día de actividad. El Titiritero puede poner fin a este Arte en cualquier momento simplemente abandonando el cuerpo, pero el otro Wraith no tiene tanta suerte.
Mientras los Wraiths estén dentro del cuerpo, deja de pudrirse o descomponerse, pero es un cuerpo muerto, incapaz de realizar las funciones que realizaba en vida. Por otra parte, el proceso de detener la podredumbre tiene su precio: cada día pasado dentro del cuerpo proporciona a ambos Wraiths un punto de Angustia.
Los Atributos del Wraith cuyo cuerpo está siendo tirado son los que se utilizan para realizar tiradas con el cuerpo, pero todos los Atributos Físicos tienen una penalización de -1 dado. El Titiritero es quien controla de verdad el cuerpo y son sus Habilidades las que se utilizan en las tiradas. Además debe hacerse una tirada de Fuerza + Títeres a dificultad 7 para que los pulmones del cuerpo respiren y pueda hablar (una sentencia siseante de siete palabras o menos por éxito).
Cuando el Arte termina, bien porque el Titiritero ha decidido terminar, o porque ha fallado o fracasado en la tirada para extender la duración, el Titiritero deja el cuerpo y éste se derrumba como una cáscara sin vida. Sin embargo, el Wraith a quien pertenece el cuerpo permanece dentro. Debe quedarse allí hasta que el cuerpo se haya podrido y sólo queden huesos en su mayor parte. Lo más probable es que la Sombra del Wraith se haya vuelto terriblemente poderosa o haya asumido el control cuando se libere.
(Ten en cuenta que la Combinación de Arcanoi: Animar a los Muertos (Usura 2 + Títeres 5) para Wraith: la Gran Guerra permite una forma mucho más “limpia” de animar un cadáver. ¿Pero desde cuando los Titiriteros han jugado limpio?)

Imagen

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2332
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Ayuda: Edad Victoriana: Wraith

#3

Mensaje por Alexander Weiss » 10 Nov 2019, 12:14

Imagen

SOMBRAS
“…y así me acerqué rápidamente a la verdad mediante el descubrimiento parcial que me condenaría a una terrible caída: el hombre no es realmente uno, sino dos.”
-“El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde” –R. L. Stevenson

Los Arquetipos de Sombra que aparecen en Wraith: el Olvido 2ª edición funcionan bien en una Crónica de Edad Victoriana: Wraith. ¡Como siempre recomendamos creatividad! En Wraith: la Gran Guerra también aparece unos pocos Arquetipos de Sombra muy adecuados como: El Anarquista, el Id, el Mercader, la Niñera, el Adicto al Opio, el Revolucionario, el Taxonomista y el Superego (Especialmente el Superego). Aparecen en las páginas 142-143 de Wraith: la Gran Guerra.
En Edad Victoriana: Wraith también puedes utilizar:
-El Pervertido: Muy similar al Id, esta Sombra desea gratificación, pero desea compañía con todos los amigos posibles. La Sombra impulsa a su Psique a tentar y engañar a los demás para que compartan sus vicios y placeres, sin importar el daño que cause. Después de todo, la miseria ama la compañía.
-El Destructor de Mundos: Esta Sombra es similar al Monstruo, pero mucho, mucho peor. Para la Sombra no es suficiente hacer sufrir a los demás: todo y todos deben ser aniquilados por existir. Las torres deben derrumbarse, las ciudades deben arder y todo debe ser destruido bajo tus pies para saciar la furia de tu Sombra.

Imagen

RELIQUIAS Y ARTEFACTOS
“La bolsa se encontraba delante de él, a varios metros cerca de la puerta por la que había entrado, y más allá de su sombrero aplastado vio una cabeza y un rostro que lentamente desaparecieron de la vista como si alguien se estuviera escondiendo y en ese mismo momento un sonido como un suspiro largo tiempo reprimido fue claramente audible en al aire que lo rodeaba…”
-“The Kit-Bag” –Algernon Blackwood

De la misma forma que los Sin Reposo dejan rastro de sí mismos detrás, en las Tierras de las Sombras también aparecen objetos de valor, en manos de muchos o pocos. Estos objetos son conocidos como Reliquias y teniendo en cuenta la escasez de objetos en las Tierras de las Sombras son cuidadosamente atesorados. También son bastante caros, aunque cualquier Wraith puede adquirirlos mediante astucia, ingenuidad o directamente robándolos.
Pero los recuerdos de los objetos perdidos no son los únicos que se encuentran en este mundo oscuro. De hecho, la práctica extendida de la forja de almas ha proporcionado muchos objetos a los muertos. Aunque esas forjas son lugares terribles y forman un curioso reflejo de las oscuras e infernales fábricas de Londres y de otros lugares, el valor del trabajo del artesano no ha disminuido con el tiempo. El martillo del forjador puede obrar milagros en esta época y las almas raramente tienen objetos de sobra.
En esta época existen objetos maravillosos para el uso de los Wraiths que se muestran a continuación. También se incluyen algunas armas (especialmente de fuego) que pueden aparecer en las manos de los muertos victorianos.

RELIQUIAS

El Libro de Buenas Maneras de la Srta. Susie Blanchard (Reliquia de Nivel 1)
El Libro de la Srta. Blanchard se considera una lectura obligada para las personas bien educadas del mundo de los Vivos. Tiene normas de etiqueta para todo: cómo comer las pastas a la hora del té, cómo rechazar educadamente a los mendigos de las calles, expresar simpatía por una viuda en un funeral, etc. Para la gente bien educada el libro es prácticamente una Biblia de las buenas maneras.
Por lo tanto, resulta natural que algunas copias hayan cruzado la Mortaja como Reliquias. Sin embargo, un Wraith con un desagradable sentido del humor consiguió una copia y retorció su propósito. Ahora, cualquier Wraith que lea este libro corrompido de etiqueta sufre paranoia, nerviosismo y ansiedad con el peso que tienen las palabras. Para quien lee, las palabras del libro ya no son sugerencias sino la palabra absoluta sobre las normas sociales y cualquier Wraith que no las siga al pie de la letra es un leproso social.
Este tomo corrompido ha arruinado la carrera de dos oficiales de las Legiones, destruido a una rama de Renegados y enviado a varios Wraiths al Olvido, cortesía de las Sombras que estaban más que contentas alimentadas con la Angustia que los oficiales habían desarrollado. La Jerarquía, como es normal, ha ordenado que todas las Reliquias del libro sean destruidas con la esperanza de acabar con los problemas generados. Sin embargo, algunos Wraiths prefieren seguir utilizándolo, no para leerlo, sino para debilitar las defensas de sus enemigos.
Uso: Por cada página corrompida de etiqueta que lea un Wraith, el libro incrementa la dificultad de todas las tiradas Sociales y de Fuerza de Voluntad en +3 durante una escena. Normalmente un Wraith no conectará su extraño comportamiento con la lectura del libro hasta que los efectos hayan desaparecido. Con breves períodos de exposición, el libro no tiene efectos permanentes; sin embargo, un Wraith que consulte constantemente el libro durante semanas y meses al final terminará reduciendo de forma permanente sus puntuaciones Sociales y posiblemente su Fuerza de Voluntad.

Cuerno de Pólvora (Reliquia de Nivel 2)
Este objeto útil es la Reliquia de un cuerno para guardar pólvora para pistolas y rifles. Normalmente se fabrica con un cuerno de ganado, con tiras de metal o madera en los extremos y una correa para transportarlo. Sólo es necesario desenroscar la tapa de un extremo y sacar la cantidad de pólvora necesaria.
Teniendo en cuenta la tendencia de quienes llevan estos objetos a morir en los campos de batalla y a la destrucción de su equipo, varias armas de fuego –y cuernos de pólvora- han cruzado a través de la Mortaja. Y aunque no puede encontrarse mucha pólvora en las Tierras de las Sombras, quien quiera disparar la Reliquia de un arma de fuego encontrará este objeto realmente útil.
Uso: Un Cuerno de Pólvora sirve como reserva de Pathos para Armas “Arcaicas” (consulta la página 261 de Wraith: el Olvido 2ª edición). Puede almacenar hasta 5 puntos de Pathos y puede utilizarse para alimentar las Reliquias de armas de fuego que un Wraith pudiera tener. Todo lo que el Wraith tiene que hacer para rellenar el Cuerno de Pólvora es introducir Pathos en su interior, y para cargar un arma basta con tocar su culata con el Cuerno.
El Cuerno de Pólvora también puede utilizarse como fuente curativa de Pathos o para el uso de Arcanoi. Sin embargo, la Reliquia no es adecuada para ese uso: si se utiliza de esa forma, “derrama” todo el Pathos de su interior en el Wraith para curar el daño o activar el Arte, y cualquier exceso de Pathos se pierde. También “derrama” todo su Pathos si se utiliza con armas modernas con cargadores.

Traje de Buzo (Reliquia de Nivel 3)
Aunque el hombre ha explorado los mares durante siglos, el avance de la exploración submarina ha tenido lugar a comienzos del siglo XIX. En 1819 un caballero llamado Siebe inventó lo que podría describirse como una campana de buceo portátil. Consistía en un yelmo bulboso de metal con placas circulares de cristal, sujeto a una chaqueta. El aire podía bombearse desde la superficie al yelmo mediante un tubo y salir a través de la cintura de la chaqueta.
Este yelmo fue refinado posteriormente y en 1837 la chaqueta fue convertida en un traje cerrado, junto con un mecanismo para expulsar el aire del yelmo. Equipados con trajes de buzo, los buceadores del mundo fueron capaces de intentar proezas de inmersión submarina. Y aunque los beneficios de esas actividades son notables en las Tierras de la Piel, todavía lo son más en las Tierras de las Sombras, teniendo en cuenta la relación de los Wraiths con el agua –para ellos es un objeto sólido y para sumergirse deben perder un punto de Corpus para volverse incorpóreos.
Obviamente un Wraith sólo puede permanecer sumergido un tiempo limitado antes de tener que regresar a la superficie, o se arriesga a sufrir un Tormento.
Sin embargo, un Wraith equipado con una Reliquia de Traje de Buzo es inmune a este problema. Sólo necesita imbuir el traje con dos puntos de Pathos mientras se lo pone y puede pasar hasta una escena bajo el agua hasta que el efecto expire. Cuando el tiempo termina el portador puede colocar otro punto de Pahtos en el Traje de Buzo si desea extender el efecto durante otra escena.
(Ten en cuenta que el Wraith puede descender a cualquier profundidad que quiera mientras lleve el Traje de Buzo, sin importar lo lejos que pueda hacerlo en las Tierras de la Piel).
El Traje de Buzo también actúa como armadura, proporcionando dos niveles de protección contra el daño contundente, y el casco proporciona dos niveles contra el daño contundente y letal. Si el traje es agujereado de cualquier forma, se estropea y la Reliquia ya no protege de los efectos normales del agua. Puede ser reparado con el tiempo, fuera del agua.

Carruajes (Reliquias de Nivel 4-5)
El ubicuo carruaje y calesa ha sido un medio de transporte en Europa bajo diversos modelos durante siglos, y muchos de estos vehículos han terminado cruzando la Mortaja. Actualmente los Wraiths pueden alquilar Carruajes para viajar de un lugar a otro si carecen de habilidades para viajar por sí mismos o de tiempo para gastar en el viaje. Y si la velocidad es necesaria, entonces el Carruaje también la proporciona.
El principal problema de los Carruajes es la locomoción: con la destacable excepción de los Corceles de la Muerte, los caballos –y otras bestias de carga- no se encuentran en las Tierras de las Sombras. La Jerarquía ha resuelto el problema, creando Barghests “especiales” que actúan como caballos y esas criaturas son concedidas a los Carruajes de la Jerarquía para uso oficial. Por otra parte, los Carruajes privados deben utilizar formas alternativas para llegar de un lugar a otro, o correr el riesgo de ser castigado por robar un Barghest.
Uso: Un Carruaje con un par de “caballos” Barghest se trata como un Carruaje normal tirado por caballos en las Tierras de la Piel, y es un Trasfondo de 4 puntos debido a su tamaño, velocidad y resistencia (Consulta la Tabla de Vehículos en el Companion de Edad Victoriana). Las criaturas que tiran del Carruaje tienen las estadísticas de un caballo sin las capacidades ofensivas de un Barghest normal: su capacidad de combate ha sido cambiada por mayor velocidad y resistencia. Quienquiera que sostenga las riendas es considerado como su “amo”.
Existen muchas alternativas para los Carruajes sin Barghests. Algunos de esos vehículos han sido encantados por los Soñadores para que funcionen como Carruajes Feéricos (Trasfondo de 5 puntos): con la aplicación de 2 puntos de Pathos, los colores apagados de la Reliquia sin caballos son sustituidos por pintura blanca y joyas brillantes. Y entonces un grupo de caballos brillantes –u otras bestias fantásticas- aparecen para tirar del Carruaje a lo largo del trayecto. Este encantamiento dura una Escena o 50 km, lo que dure menos, y entonces deben gastarse 2 puntos más de Pathos o el Carruaje se detendrá.
Otra variante es el Carruaje de Sombra (Trasfondo de 5 puntos) de los Heraldos: Por 3 puntos de Pathos por viaje –no importa la distancia- el Carruaje conseguirá caballos oscuros y sombríos, aparentemente creados de la misma oscuridad que un Heraldo utiliza para desaparecer. Los caballos tiran del Carruaje y atraviesan la Tempestad, llevando al conductor y a los pasajeros dondequiera que necesiten. La duración del viaje depende del conocimiento del conductor de la “zona” y de la disponibilidad de Derroteros y otros atajos.

Cabeza de Frenólogo (Reliquia de Nivel 5)
A principios del siglo XIX, dos médicos alemanes desarrollaron una nueva ciencia, basada en la mejora de comprensión del funcionamiento del cerebro. Estos caballeros teorizaron que las diferentes partes del cerebro –llamadas “órganos”- controlaban diferentes partes de la conducta humana, como las habilidades o las tendencias morales. “Leyendo” la forma del cráneo de una persona se podía determinar si estaba más inclinada a ser un poeta o un herrero, un santo o un asesino.
A finales de la Edad Victoriana, la nueva ciencia de la Frenología estaba bastante aceptada, incluso por la propia Reina Victoria, que creía firmemente en ella. Para facilitar la “lectura” de cráneos se fabricaron varios modelos de cabezas de tamaño real con madera pulida y un mapa de “órganos” trazado sobre ellas.
De vez en cuando estas cabezas podían terminar atravesando la Mortaja, pero eran de poca utilidad en un mundo donde los cerebros y los cráneos que los albergaban se habían convertido en Corpus. Sin embargo, se cuentan historias de modelos especiales, impregnados con las Artes malignas del tres veces maldito Gremio de Abogados. Se dice que esas cabezas cobran “vida” para sus amos, y les hablan de los secretos de las almas de los demás, uno de cada vez.
Este insidioso conocimiento no resulta barato –ni indoloro- pero quienes poseen una de estas Reliquias rara vez son sorprendidos por sus rivales o sus subordinados.
Uso: La Cabeza del Frenólogo revelará los secretos de cualquier Wraith que “contemple”, como si poseyera el Arte de Intimación: Deseos Profundos (Nivel 3). Todo lo que tiene que hacer su propietario es gastar en la cabeza un punto de Pathos mientras está en presencia de otra persona y la Cabeza examinará al objetivo como si hubiera obtenido 5 éxitos en la tirada de activación de Deseos Profundos.
A continuación el propietario de la Cabeza tiene que “alimentarla” con un punto de Corpus (servirá el de cualquiera) para hacer tres preguntas sobre la persona que ha examinado. La Cabeza –que habla con un susurro horrorosamente seductor- masticará el Corpus con sus dientes mecánicos y responderá a las tres preguntas. La Cabeza no proporcionará información voluntariamente ni profundizará en una respuesta a menos que se le haga una pregunta adicional.
La Cabeza no puede examinar Espectros, Barqueros o miembros genuinos del Gremio de Abogados. Además, cualquiera con el Nivel Básico de Intimación puede detectar que está siendo examinado por la Cabeza, e intentar protegerse de su mirada.

ARTEFACTOS

Encanto de Mumler (Artefacto de nivel 1)
En 1862, un hombre de Boston llamado William Mumler afirmó que había capturado imágenes de espíritus en sus fotografías. Aunque había dicho que no creía en fantasmas, rápidamente cambió su carrera y se convirtió en un psíquico. Los ricos y famosos visitaban a Mumler y las fotos que les hacía (en ocasiones más de una) recogían la imagen de un espíritu de alguien que había visto el sujeto. Incluso llegó a tomar una fotografía de Mary Todd Lincoln, la viuda del presidente Abraham Lincoln; la imagen fantasmal de su marido asesinado aparecía detrás de ella.
En 1869 Mumler fue acusado con el cargo de fraude. Aunque evitó ir a la cárcel, sus detractores habían demostrado que algunas de sus fotos eran falsificaciones. Mumler continuó realizando fotografías fantasmales, pero nunca se recuperó financieramente de los gastos judiciales, y destruyó sus negativos poco antes de morir.
Sin embargo, la realidad es que se trataba de una broma fantasmal. La mayoría de las imágenes que Mumler sacaba con su cámara eran espíritus de verdad. Eran Wraiths que trataban de comunicarse o divertirse a costa de los vivos.
Varios Wraiths del Gremio de Vigilantes que tenían demasiado tiempo libre crearon a principios de 1860 una nueva baratija que permitía a un Wraith sin el Arcanos Materializar aparecer en fotografías. La primera foto de William Mumler había sido la primera prueba del nuevo objeto. Finalmente, serían conocidos como Encantos de Mumler.
Un Encanto de Mumler se entrega al Wraith que va a ser fotografiado, y sólo los Wraiths que sostengan el Encanto aparecerán en las fotografías. Habitualmente los Sin Reposo los utilizan para proporcionar consuelo a un ser querido o asustar a alguien que provocó la muerte del Wraith.
El Gremio de Vigilantes convirtió la broma en una forma de hacer dinero; de la misma forma que Mumler sólo fotografiaba a quienes podían permitirse pagar sus costosos servicios, el Gremio de Vigilantes sólo presta los Encantos de Mumler a quien paga el precio adecuado. Después de la condena de Mumler y su cambio de fortuna, el atractivo del Encanto de Mumler también se ha reducido. Aunque los Vigilantes han intentado utilizar los Encantos con otros fotógrafos, parece que la idea es tanto una moda en las Tierras de las Sombras como en las Tierras de la Piel.
Aunque en ocasiones aparece un Encanto de Mumler que funciona en perfectas condiciones, la mayoría han sido destruidos o desechados, o no funcionan adecuadamente, creando imágenes distorsionadas…o cosas peores.
Para más información sobre William Mumler y la fotografía de espíritus consulta:

http://www.amphilsoc.org/library/exhibi ... mumler.htm
http://www.photographymuseum.com/mumler.html

Corsé Blindado del Diseñador François (Artefacto de Nivel 1)
Anunciado y distribuido por las Tierras de las Sombras de Europa, y especialmente la Necrópolis de Londres:
“¡Señoras, la última novedad de moda y protección del continente del estilo! ¡Nuestro corsé de diseño está construido con un 100 % de Genuino Acero Estigio y garantiza protección contra espadas, balas, espectros y el acoso de la atención masculina indeseada! ¡Como bonificación añadida, también proporciona la forma de Reloj de Arena que es el último grito de la Moda de Hoy!
Las investigaciones de las Legiones han revelado que estos llamados “corsés blindados” son, como suele ocurrir con los productos anunciados de forma grandilocuente, un producto inferior. Aunque un corsé blindado proporciona una reserva de absorción 2 y neutralizará el daño contundente, tras aproximadamente 5 golpes, se desintegrará y dejará a su portador vulnerable.
Aunque las Legiones no le han dado mucha importancia, ya que el corsé es adquirido principalmente por Wraiths ajenos a ellas, están interesadas en encontrar al fabricante. El Acero Estigio del corsé es realmente una versión resistente del ordinario Acero de Almas. Sin embargo, el proceso con el que ha sido forjado, parece muy prometedor y más resistente de lo habitual; por lo tanto a las Legiones les encantaría encontrar al autor de estas falsificaciones.

Reloj de la Legión (Artefacto de nivel 3)
Este Artefacto sorprendentemente común raramente es conocido fuera de las Legiones. El Reloj de la Legión fue creado en la década de 1830 como herramienta para los Señores de la Muerte y otros oficiales de alto rango. Sin embargo, en ocasiones estos Artefactos han ido más allá de los líderes de los apartamentos, acabando en menos de oficiales veteranos o quienes han realizado un servicio especialmente brillante o poseen gran influencia en las Legiones.
¿Qué hace al Reloj de la Legión tan especial? En lugar de decir la hora –algo sin sentido para la mayoría de los muertos- un Reloj de la Legión utiliza sus mecanismos finamente diseñados para leer las marcas de la muerte del Corpus de un Wraith y determinar si es parte de la Legión y a qué rama pertenece.
El exterior del reloj puede ser tan diverso como la persona que lo posee, pero el interior siempre es igual. En lugar de números normales en la cara aparecen los símbolos de cada Legión. La Legión del Destino es el símbolo de las 12.00. El reloj sólo tiene una manecilla, si tiene más manecillas adicionales son puramente ornamentales para dar la apariencia de un reloj normal.
El usuario simplemente tiene que sacar el reloj y mirarlo como si leyera el tiempo para ver cuál es la afiliación de un Wraith. Si un Wraith no pertenece a ninguna de las Legiones, la manecilla comenzará a girar rápidamente. Es un objeto valioso para descubrir espías infiltrados en las diferentes Legiones, o para ver si un Wraith ajeno a la Jerarquía se está haciendo pasar por un miembro de la misma. El reloj debe recibir un punto de Pathos cada semana, o dejará de funcionar hasta que sea recargado.
Los intentos de crear relojes más sofisticados para leer con más detalle las marcas de la muerte y no sólo los símbolos de la Jerarquía han fallado debido a las formas confusas y complicadas de morir. Existen rumores de que existe un reloj similar para leer la afiliación a los Gremios, pero hasta el momento los intentos de encontrar o crear un reloj semejante han sido infructuosos.

Revólver de Perdonador (Artefacto de nivel 4)
En esta época de invenciones modernas, las armas de fuego se han vuelto cada vez más comunes en las Tierras de las Sombras. En el mundo fantasmal no entra nada que no se aproveche de alguna forma, y los legendarios Artefactos conocidos como Revólveres de Perdonador no son una excepción. Al principio eran Reliquias ordinarias de Acero Estigio, hasta que alguien con demasiado tiempo en sus manos creó una variante más poderosa y peligrosa.
Los Revólveres de Perdonador tienden a parecer armas antiguas y no suelen ser como los modelos más recientes, aunque de vez en cuando aparece un arma más nueva. Esto indica que debe de costar mucho tiempo y esfuerzo crear uno de estos Artefactos, a menos que el Wraith sea especialmente habilidoso.
Como cualquier Wraith digno de su Corpus sabe, Purificar es una de las Artes más útiles y peligrosas que puede practicar un Wraith con el Arcanos de Castigar. El Revólver es útil porque ataca a la Sombra de un Wraith de forma directa, pero es peligroso porque se requiere tiempo y paciencia hacerlo adecuadamente. Una bala que atraviesa carne fantasmal nunca es algo lento ni cuidadoso., de ahí el peligro.
En ocasiones el arma funciona como se supone que tiene que hacerlo: cuando un Wraith que lucha violentamente contra su Sombra recibe un disparo, la bala daña a la Sombra sin causar daño al Wraith, y el Wraith recupera el control de su lado sombrío. Sin embargo, a menudo la bala provoca la furia de la Sombra y se descontrola, posiblemente enviando al Wraith a un Tormento.
Los Revólveres de Perdonador son muy, muy pocos y se encuentran en las manos de Herejes, Renegados y Perdonadores. Cualquier Revólver que caiga en manos de la Jerarquía debe ser destruido de inmediato y cualquier Legionario que sea sorprendido en posesión o uso de una de estas armas será severamente castigado.
Uso: Un Revólver de Perdonador funciona como cualquier otro revólver fantasmal, por lo que requiere un punto de Pathos para disparar. Puede usarse cualquier tipo de munición: el revólver implanta su poder en cualquier cosa cargada en el arma.
El problema llega con el objetivo. Si es alcanzado por la bala, tira el daño normal. Además, el objetivo debe hacer una tirada de Fuerza de Voluntad, con una dificultad igual a la Angustia temporal de la Sombra. Por cada éxito, la Angustia se reduce en 1. Por cada 1 obtenido en una tirada fracasada, la Angustia se incrementa en 1.

Imagen

ARMAS DE LA EDAD VICTORIANA

ARMAS CUERPO A CUERPO
La mayoría de las viejas armas de toda la vida –espadas, cuchillos, garrotes, etc.- siguen siendo igual de efectivos y accesibles y no han cambiado demasiado con el tiempo. Algunoas armas destacadas de la Edad Victoriana son las siguientes:

Sable de caballería
Una señal de identidad de los ejército de la época, un sable de caballería es una espada corta y gruesa, ligeramente curvada que se diseñó para utilizar a caballo. También constituye un arma excelente para un duelo de espada normal, aunque puede parecer muy raro que alguien la lleve al cinto fuera de un campo de batalla o con un vestido de calle.
Coste de Trasfondo: 3 para modelos ordinarios, 4 para los mejor elaborados.
Dificultad: 6
Daño: Fuerza + 2
Ocultación: A

Bastón espada
Estas útiles armas consiste en bastones de paseo qu tienen un filo oculto en el interior. Algunos de ellos tienen un aspecto sencillo, pero otros están adornados con plata, oro o gemas o tienen empuñaduras y puntas especialmente elaboradas. Muchos bastones espada consisten en un mecanismo que requiere que quien lo usa tire de su empuñadura, como si sacara una espada de su vaina. El filo interior es fino y suave, quizás tan resistente como un florete de esgrima. Otros tienen un filo más corto que sale de la punta del bastón, lo que lo convierte en un cuchillo exagerado.
Daño: Fuerza + 1 para filos finos, Fuerza +2 para filos gruesos.
Ocultación: A

ARMAS DE FUEGO
El siglo XIX fue una época de gran desarrollo para la tecnología de armas de fuego. A comienzos del siglo, la gente todavía tenía que cargar la pólvora en sus armas para poder disparar, pero a finales de siglo el revólver ya estaba muy extendido, y la ametralladora ya se dedicaba a disparar contra el enemigo.

Percusión
En 1807, el inventor escocés Alexander Forsyth creó el sistema de percusión para disparar pistolas y rifles, que iba un paso más allá de los sistemas Wheellock y Flintlock, anteriormente utilizados. En las armas de fuego anteriores el gatillo se movía para actiar un mecanismo que producía una chispa, que en ocasiones no conseguía encenderse.
Sin embargo, el método de Forsyth consistía en un martillo que golpeaba un pequeño depósito de pólvora comprimida. Esta pequeña carga encendía la carga principal, que propulsaba la bala fuera del cañón. Como la explosión quedaba contenida dentro del cañón, las armas de fuego se volvieron más fiables.

Armas de percusión y coste en las Tierras de las Sombras
Existen muchas armas de percusión en las Tierras de las Sombras en esta época, conviviendo con variedades más antiguas, con sistemas Matchlock, Wheellocks y Flintlocks. Las armas de fuego fantasmales se activan con Pathos, por lo que no se necesita pólvora para disparar, pero la munición sigue siendo necesaria. Los Narradores pueden decidir que las balas pueden forjarse a partir de Corpus, si lo prefieren.

Arma Pathos Coste de Trasfondo
Pistola de percusión 1 3
Rifle de percusión 1 3

Cargadores y revólveres:
La invención del sistema de percusión dio origen a la brillante de incluir la carga de pólvora y el disparo en el mismo elemento, eliminando la engorrosa tarea de recargar tras cada disparo. Así se inventó el cargador, que permitió que las armas de fuego llevaran más de una bala y con el tiempo a las armas más mortífera de la época, como la ametralladora.

Arma Pathos Coste de Trasfondo
Pistola Derringer 1 3
Revólver militar 1 3
Pistola 44 mm 1 3
Colt “Peacemaker” 1 3
Revólver pesado 1 3
Rifle 2 4
Escopeta 3 4
Ametralladora 4 5*

*Ten en cuenta que la alta velocidad de disparo de la ametralladora la dejaría pronto sin munición Reliquia. Pero si se puede encontrar suficiente munición una Ametralladora Reliquia será un arma realmente poderosa.

Imagen

LECTURAS RECOMENDADAS

“[Mi padre] era un hombre muy leído e instruido en todo tipo de cuestiones de folklore y leyenda medieval. Mantenía un registro cuidadoso de todos los casos que llegó a investigar y los manuscritos que dejó a su muerte tienen un especial interés.”
-“The Tomb of Sarah” –F. G. Loring

Esta lista de bibliografía, por necesidad y espacio abarca sólo las fuentes principales de información (tanto reciente como contemporánea) e inspiración sobre fantasmas y sociedad victoriana.
Si deseas información contemporánea más mundana –aunque algunos de los siguientes autores escribieron alguna historia sobrenatural o dos en su época- te recomendamos a: Jane Austen, las hermanas Brontë, Charles Dickens, Sir Arthur Conan Doyle, Rudyard Kipling, H. G. Wells, Oscar Wilde y William Butler Yeats.
Y si deseas inspiración fantasmal investiga las obras de: Algernon Blackwood, M. R. James, J. S. Le Fanu, Arthur Machen, Edgar Allan Poe y R. L. Stevenson.

-The Encyclopedia of Ghosts and Spirits, Rosemary Ellen Guiley: Esta obra debería estar en manos de todos los Narradores de Wraith, y resulta igualmente útil cuando se trata de la Edad Victoriana, una época de espiritualismo, fotografía espiritual, médiums y diversas sociedades creadas para investigar y propagar la creencia sobre espíritus…o denunciar fraudes. Muchos de estos movimientos espiritualistas aparecen catalogados en este tomo, junto con biografías de sus principales miembros e impulsores. También describe algunos de los casos sobre fantasmas más famosos de la Edad Victoriana, que podrían constituir apariciones evocativas en tu Crónica de Edad Victoriana: Wraith.
-The Essential Handbook of Victorian Etiquette, Professor Thomas E. Hill: ¿Tu personaje tiene una Etiqueta de 3? Muy bien. ¿Pero qué significa? Este libro –basado en material escrito por el profesor Hill entre 1873 y 1890 te dirá todo lo que necesitas para comportarte en una sociedad civilizada (o no). También proporciona consejos sobre la escritura de cartas, ir a un baile, conversaciones sencillas, asistir a una invitación (o recibirla), amor, matrimonio, etc. Afortunadamente es breve y directo, y las ilustraciones también son muy divertidas.
-From Hell, Alan Moore y Eddie Campbell: Aunque aparece en la sección de bibliografía de Edad Victoriana: Vampiro, varios autores la han criticado por sus inexactitudes. Meticulosamente investigada desde un punto de vista histórico y pictórico, con numerosas notas a pie de página y un apéndice inmenso, esta novela gráfica proporciona una visión sobre el lado más escuálido del Londres victoriano. Y el segundo apéndice también proporciona un vistazo a la llamada “Destripadorología”, muy entretenido e informativo.
-Ruse, varios autores: Esta serie de cómic, publicada por Crossgeneration Comics, es una obra fascinante y gloriosa. Tiene lugar en un mundo ligeramente diferente al nuestro, pero la mezcla de la Edad Victoriana con hechicería y deducción Sherlockiana constituye una buena inspiración para utilizar en el Mundo de Tinieblas victoriano. Aunque no te gusten las demás publicaciones de Crossgen Comic, por lo menos deberías darle una oportunidad a Ruse.
-Victorian Ghost Stories, Michael Cox y R. A. Gilbert, eds.: Este volumen es una cuidada colección de historias que fueron publicadas en la Edad Victoriana, o que fueron escritas más tarde por quienes nacieron en esa época y cuya literatura podría considerarse victoriana por defecto. Como la literatura de la época estos relatos son densos y complejos pero no encontrarás una colección de relatos fantasmales de la época tan entretenida como ésta. Autores conocidos como Dickes, James, Le Fanu y Wells aparecen recogidos en esta colección.
-The Victorian Internet, Tom Standage: Sí, es cierto, el mundo también estaba “conectado” en el siglo XIX. Tom Standage cuenta una historia cautivadora sobre la creación y el éxito del telégrafo eléctrico –una invención que acercó el mundo y que creó una subcultura con su propia jerga, nuevos métodos criminales y policiales, negocios y mucho más. Merece la pena leerlo sobre para disfrutar de su lectura, pero cualquiera que quiera seguir el desarrollo de la comunicación eléctrica durante el reinado de la reina Victoria también debería echarle un vistazo con atención.
-The Victorian World Picture, David Newsome: Algunos tienden a considerar la Edad Victoriana como una época en la que las cosas no cambiaban mucho, como si el final de la época estuviese completamente formado desde sus comienzos. Pero están muy equivocados y Newsone realiza un excelente trabajo académico mostrando cómo el punto de vista del mundo victoriano cambió a lo largo de su historia.
-What Jane Austen Ate and Charles Dickens Knew, Daniel Pool: Este libro es casi indispensable. Su enfoque sobre los aspectos de la Inglaterra del siglo XIX que se reflejaban a menudo en la literatura de la época, abarca casi todos los aspectos de lo que significa vivir en ese período, tanto ricos como pobres. Sólo el glosario es estupendo. Además, como la mencionada guía de etiqueta del profesor Hill, es breve y directo.

Otros juegos de rol:
Aunque pueden ser un poco anteriores a la mayoría de los juegos de rol “victorianos” que estás acostumbrado a jugar, Hombre Lobo: Salvaje Oeste y sus suplementos pueden ser muy útiles para ayudar a los Narradores a dirigir en las Coloni…ejem, perdonadme –en América. Recomendamos especialmente el libro Pueblos Fantasma por mérito propio, pues en ese suplemento se entrecruzan Hombre Lobo: Salvaje Oeste con Wraith: el Olvido.
Si tienes la gran suerte de encontrar una copia de Cthulhu by Gaslight (Chaosium) o The Golden Dawn (Pagan Publising) para La Llamada de Cthulhu, aprovéchala, lee y no te deshagas de ellas por amor ni dinero. Son unos libros excelentes, tanto en inspiración para cualquier Crónica ambientada en la Edad Victoriana como suplementos por derecho propio.
También puede ser recomendable Space: 1889. Aunque puede no tener mucha utilidad directa, cualquiera que quiera tener una idea de a dónde se dirigía la tecnología de la época, cómo era su aspecto y lo fantástica que pudo llegar a ser, éste es tu libro. (¡Puntos extra si puedes darle uso antes de que la Tecnocracia te haga una visita!).

PÁGINAS DE INTERNET ÚTILES
“¡LO QUE HA TRAÍDO DIOS!”
-Samuel Morse, a través del telégrafo en 1844.

Estos lugares de la telaraña digital pueden ser de utilidad para jugadores, Narradores y cualquiera que echar un vistazo online a la Edad Victoriana.
-Averyl's Attic http://www.averyl.com/attic/
Una página de fragmentos de información, la mayoría relacionados con la etiqueta.
-Cartes-de-Visite http://westwood.fortunecity.com/saintla ... /carte.htm
LA fuente por excelencia para retratos fotográficos y contemporáneos de individuos en Edad Victoriana. También merece echar un vistazo al resto de la página, que contiene muchos tesoros.
-Dictionary of Victorian London http://www.victorianlondon.org
Una página de información detallada que es más una enciclopedia que un diccionario.
-London House http://www.thelondonhouse.co.uk/
Una oportunidad de contemplar las vidas y hogares de quienes vivieron –o sirvieron a quienes vivían- en Londres durante la Edad Victoriana.
-Old Time Clipart http://www.oldtimeclipart.com/clipart/f ... __web.html
Otra fuente de imágenes, aunque las gratuitas son limitadas.
-The Penny Magazine Online http://www.history.rochester.edu/pennymag/
Un periódico en forma online. Útil para conseguir información de trasfondo o inspiración para crear el tuyo.
-The Time-Traveller's Guide to Victorian London http://www.channel4.com/history/microsi ... index.html
Una sorprendente visión de la época, cortesía de Channel 4.
-The Victorian Emporium http://www.thevictorianemporium.net
Una exploración on line de la etiqueta y costumbres de la época con glosario.
-Victorian Fonts http://www.geocities.com/Heartland/Prai ... fonts.html
Una página excelente de fuentes victorianas para tu creatividad si te gusta diseñar el material de tus Crónicas.
-The Victorian Web http://www.scholars.nus.edu.sg/victorian/
Información académica, presentada como el escritorio de un erudito, con información dispersa y oculta. Sin embargo, la información presentada merece la búsqueda.

FICHAS DE PERSONAJE EN INGLÉS (cortesía de Mr. Gone)
http://mrgone.rocksolidshells.com/pdf/W ... 1-Page.pdf
http://mrgone.rocksolidshells.com/pdf/W ... itable.pdf
http://mrgone.rocksolidshells.com/pdf/W ... itable.pdf
http://mrgone.rocksolidshells.com/pdf/W ... itable.pdf

CONCLUSIONES Y CRÉDITOS
“¡Tú! ¡Sí, tú! ¿Qué es todo esto?”

Este suplemento digital está casi completo. Los huesos están ahí para que comiences a formarlo y completarlo a tu gusto. Tenemos pensado continuar trabajando en los meses siguientes, y damos la bienvenida a añadidos, comentarios y críticas.
¿Añadidos? Oh, sí: específicamente buscamos:
-Detalles de cómo era el Mundo Subterráneo en Edad Victoriana, bien en artículos grandes o pequeñas anotaciones, especialmente las principales Necrópolis.
-Información sobre la situación de los grupos establecidos (Jerarquía, Gremios, Renegados, Herejes, etc.).
-Descripciones de grupos que hayan sido únicos a esta época.
-Mucho arte (fotos del período, ilustraciones, etc.).
-Cuestiones de sistema de juego (como Espinas, Artes, Artefactos y Reliquias, etc.).
-Consejos de Narración.
-Cualquier cosa que te gustaría enviar.
Por favor, envíanos tu contribución a la consideración de J. Edgar en [email protected]
Y disfruta de lo que hemos conseguido hasta el momento.

Editor completo

Volver a “Wraith”