[Ambientación] Fantasmas y juegos de rol

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4515
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

[Ambientación] Fantasmas y juegos de rol

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 26 Nov 2019, 12:11

CADENAS Y SÁBANAS: FANTASMAS Y JUEGOS DE ROL

Óyeme mamá, mataste a papá y te has casado con tu cuñado. Eso no está bien.
Óyeme papá, te mató mamá y eres un fantasma. No tiene gracia. Eso no está bien.

-Siniestro Total, “Algo huele mal en Dinamarca.”

Imagen

En el día de hoy echaremos un vistazo a los decanos de la no muerte, sombras, fantasmas, ánimas, espectros y diversos espíritus que aparecen tras la muerte de los vivos, resistiéndose a descansar en paz y dispuestos a ajustar cuentas pendientes o simplemente dar una vuelta antes de irse a dormir…

Desde sus orígenes la humanidad siempre se ha sentido desconcertada y curiosa sobre lo que le aguarda al morir, una creencia extendida entre las diversas culturas ante los fenómenos desconocidos e imperceptibles por la experiencia personal. A medida que la civilización se desarrollaba diversos filósofos y sabios intentaron dar explicación a lo que ocurría tras el proceso de la muerte, bien en el campo de las religiones o mediante una visión más filosófica.

En el Antiguo Egipto, una civilización con una cultura funeraria muy desarrollada, los espíritus de los difuntos continuaban su vida en el más allá tras las ceremonias adecuadas, y si sus tumbas eran profanadas o de alguna forma no recibían el entierro debido podían regresar para atormentar a los vivos. Aunque simbólicamente el alma era caracterizada como un pájaro u otro animal, se creía que los muertos se manifestaban como reproducciones exactas del cuerpo físico.

En China se cuenta la historia del rey Hsuan (827-783 a.C.) que según la leyenda ordenó ejecutar a su ministro Tu Po con falsas acusaciones después de ser advertido de que el ministro sería el responsable de su muerte. Tres años después el fantasma de Tu Po mató al rey con un arco y una flecha ante una asamblea de nobles. Otras culturas orientales también desarrollaron creencias sobre fantasmas y espíritus incorpóreos que surgían con la muerte de los vivos.

En la Torá hebrea y en la Biblia existen varios episodios y referencias a los fantasmas, asociándolos con actividades ocultas. En el Primer Libro de Samuel, la Bruja de Endor invoca al espíritu del rey Saúl, y en el Evangelio de San Mateo Jesús, tras su resurrección, tiene que persuadir a los Apóstoles de que no se trata de un fantasma.

Griegos y romanos también creían que los espíritus de los difuntos podían regresar al mundo de los vivos bajo ciertas condiciones. En la Odisea, el héroe Ulises, siguiendo las instrucciones de la maga Circe, convoca a las sombras del Hades para consultar al vidente Tiresias, y también habla con los fantasmas de su madre y del rey Agamenón. Aunque el inframundo clásico no estaba muy bien definido, los muertos aparecen como sombras o reflejos de los vivos, recordando y existiendo en una eternidad oscura y confusa. La muerte no es tanto un estado como un lugar físico, al que se puede acceder por determinadas entradas.

Imagen

Plinio el Joven describe en una carta que Atenodoro (74 -7 a.C.), un filósofo estoico, alquiló una casa en Atenas para investigar los rumores de que estaba encantada. Atenodoro permaneció en la casa esa noche y presenció la aparición de un anciano fantasmal atado de pies y manos con cadenas que le pidió que le siguiera. Atenodoro siguió al fantasma hasta un lugar donde desapareció y al día siguiente ordenó a los magistrados que excavaran allí. En el lugar se encontraban los huesos del anciano, muerto tres años antes, y tras un enterramiento apropiado, la casa volvió a ser habitable.

Luciano de Samosata en el siglo II cuenta en un relato cómo Demócrito, un sabio de Abdera en Tracia, vivía en una tumba fuera de la ciudad para demostrar que en los cementerios no había fantasmas. Luciano insistió en su escepticismo a pesar de que unos jóvenes intentaron asustarle disfrazados con mortajas y máscaras.

Durante la Edad Media, la presencia de los fantasmas sigue estando asociada a los elementos clásicos, y por lo general se trata de los espíritus de individuos que han sufrido injustamente en vida o que han sido enterrados de forma inapropiada. El cristianismo considera que los fantasmas son almas que no están preparadas para continuar su transición al cielo y el infierno, y en varios relatos el alma de un difunto que fue un gran pecador en vida queda retenida en este mundo debido a la presencia de terreno sagrado. Con la creación del Purgatorio, un nivel intermedio entre el Cielo y el Infierno, se decía que muchos de esos “espíritus inquietos” no encontraban la paz hasta que las plegarias de los vivos conseguían ayudarles a purificarse y continuar hacia su destino final. Sin embargo, no todos los fantasmas regresan para atormentar a los vivos, algunos lo hacían para confortar a sus seres queridos, aconsejarles o advertirles de una inminente amenaza. Aún después de su muerte santos y santas regresan para obrar milagros, si bien su naturaleza no es tanto fantasmal como angelical o celestial. La intercesión de los fantasmas “benignos” está asociada a la antigua veneración clásica por los ancestros, un elemento todavía presente en muchas religiones en la actualidad, y de especial importancia en Oriente.

Sin embargo, oficialmente la Iglesia rechaza muchos de los testimonios populares sobre la existencia de fantasmas, que muchas veces entran en conflicto con sus propias doctrinas metafísicas sobre el más allá. Pero bien a través de sus predecesores paganos o mediante la reelaboración folklórica, los relatos y testimonios sobre el regreso de los espíritus de los muertos, especialmente en determinadas fechas o lugares o bajo determinadas circunstancias persisten durante el medievo.

En Inglaterra existía la creencia de que romper una promesa o juramento, especialmente de matrimonio, podía provocar el regreso del quebrantador como fantasma. Por toda Europa existe la creencia de que si alguien se casa por segunda vez a la muerte de su cónyuge, puede provocar el regreso del difunto airado.

En Galicia está muy arraigada la creencia en la Santa Compaña o Estadea, que en varias formas, bien como procesión religiosa o como figura individual, consiste en esencia en un cortejo de fantasmas de los difuntos que suelen aparecer para anunciar la muerte de alguien. Este cortejo fantasmal es guiado cada noche por un vivo poseído para cumplir este papel, y que si no consigue liberarse de tan incómoda situación, enferma progresivamente y muere.

En otras ocasiones es un dolor excesivo por parte de los vivos lo que provoca la incomodidad de los muertos, que pueden regresar para confortarlos. En varios relatos y cuentos medievales el protagonista es ayudado o salvado por un fantasma agradecido con él por haber sido enterrado apropiadamente.

Imagen

En el año 1211 está registrada la aparición de un fantasma. Gervase de Tilbury, Mariscal de Arlés, escribió que el fantasma de Guilhem, un niño que había sido asesinado en el bosque, se apareció en casa de su primo en Beaucaire, cerca de Aviñón. Esta serie de visitas duraron todo el verano. A través de su primo, que hablaba en su nombre, el niño era capaz de conversar con otras personas, e incluso debatió sobre teología con el sacerdote local. El niño afirmó que había sufrido durante su muerte y que se sentía infeliz en compañía de las almas del Purgatorio y que Dios estaba muy complacido por la cruzada que se estaba librando en Francia contra los herejes cátaros.

Desde la antigüedad, muchos hechizos y ritos mágicos estaban dedicados al contacto e invocación de los espíritus de los muertos, estableciendo los principios de la nigromancia o necromancia. Estos ritos nigrománticos fueron sucesivamente transmitidos o reelaborados a lo largo de la Edad Media y encontrarían un nuevo resurgir en el Renacimiento.

En el año 1848 las hermanas Fox de Hydesfield en Nueva York afirmaron haber conseguido comunicarse con los espíritus de los muertos y dieron comienzo al interés por el espiritualismo, que experimentó un gran auge durante buena parte del siglo XIX y XX. En 1882 se creó en Londres la Sociedad de Investigación Psíquica, que creó un Comité para Casas Encantadas y un Comité Literario encargado de investigar fuentes literarias sobre fantasmas. Durante este período la investigación sobre la existencia fantasmal adquirió un aspecto cada vez más científico, si bien nunca ha arrojado evidencias concluyentes al respecto, pero en gran medida las actuales creencias sobre fantasmas y los elementos asociados están basados en los elementos espiritualistas del siglo XIX.

Resulta poco menos que imposible realizar un compendio de los diversos tipos de apariciones fantasmales, pues en muchas ocasiones se trata de fenómenos únicos y exclusivos, que no adquieren una pauta recurrente. Sin embargo, a grandes rasgos, y desde una perspectiva contemporánea, los fantasmas son entes incorpóreos, que cuando son visibles adoptan la forma que tuvieron en vida o en el momento de su muerte, a menudo de forma traslúcida e insustancial, aunque en los raros casos que adquieren una forma sólida o provocan la aparición de fenómenos sólidos, la sustancia sobrenatural recibe el nombre de ectoplasma. La presencia fantasmal está vinculada a determinados lugares o personas de gran relevancia en su existencia y su aparición suele estar asociada a una muerte traumática o violenta o a un acontecimiento que provoca su “regreso”, como la profanación de sus restos o la modificación de su entorno.

Lugares asociados con la muerte como cementerios, campos de batalla o fechas como el Día de Difuntos también son especialmente propicios para los fantasmas. Los lugares conocidos como “encantados” o “embrujados” por lo general adquieren esta cualidad debido a elementos trágicos o violentos. Algunas perspectivas paranormales consideran que estos lugares adquieren una “energía” especial que “refleja” o “conmemora” los acontecimientos ocurridos en esos lugares bajo determinadas circunstancias.

Algunas personas supuestamente “dotadas” de capacidades psíquicas o conocedoras de ritos y ceremonias nigrománticos o elementos como la wija son capaces de invocar a los fantasmas, a menudo con el propósito de adivinación. Los fantasmas no sólo son reflejos espirituales de personas muertas sino que también existen relatos sobre manifestaciones fantasmales de objetos, edificios, animales, trenes, barcos, etc.

Imagen

Aparte de los fantasmas clásicos, dentro de su gran variedad existen otros seres de naturaleza fantasmal, como el aparecido, una persona que regresa de la muerte para atormentar a los vivos, bien incorpóreo o animando un cadáver. El poltergeist (fantasma ruidoso) se manifiesta moviendo objetos, mientras que el fuego fatuo a menudo se aparece como una luz en la noche para desviar a los viajeros de su camino. El doppelgänger es el fantasma o espíritu visible de una persona viva, que a menudo actúa de forma maligna para molestar a su forma viva. La “Dama Blanca” se aparece en muchas zonas rurales y habitualmente suele ser una mujer que murió trágicamente y que a menudo ha perdido a su marido o prometido o ha sido traicionada por ellos. La llamada “Chica de la Curva” es otro tipo de fantasma, una mujer joven que murió atropellada, y que tras ser recogida por un conductor que desconoce su naturaleza, a menudo lo salva de sufrir un accidente antes de desaparecer, revelando su verdaderaza naturaleza. También son frecuentes los relatos sobre fantasmas que son capaces de poseer el cuerpo de los vivos, y hablar a través de ellos, aunque suele tratarse de una capacidad especial de la persona poseída.

No es de extrañar que ante semejante diversidad de testimonios y relatos, que continúan hasta nuestros días, y que de cuando en cuando trascienden a los medios de comunicación de masas, escritores, autores y oradores de todos los tiempos y culturas recurrieran a la figura del fantasma para incluirla en sus obras, bien como un elemento central, o de forma ocasional y secundaria.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4515
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Fantasmas y juegos de rol

#2

Mensaje por Alexander Weiss » 26 Nov 2019, 12:14

LOS FANTASMAS EN LA LITERATURA

No puede hablarse de la presencia fantasmal en la literatura sin mencionar su importancia en el relato oral, a menudo como supuestos testimonios reales del orador o de un conocido y que son transmitidos en círculos familiares y de amigos.

Dentro de la literatura escrita, las historias de fantasmas a menudo constituyen relatos breves, encuadrados en el género de terror, aunque no necesariamente, pues la figura fantasmal también puede ser utilizada como elemento cómico, trágico o pedagógico.

Puede decirse que al proceder de un elemento tan cotidiano como la preocupación por la vida más allá de la muerte, las historias sobre espíritus fantasmales se encuentran asociadas a los inicios de la literatura escrita. Los diversos panteones mitológicos contaban y cuentan con divinidades que administran el reino de la muerte, así como descripciones de los mundos habitados por los muertos y los medios por los que pueden regresar al mundo de los vivos.

Más allá de la literatura religiosa, ya en la Antigua Grecia los fantasmas aparecen en las obras del autor Esquilo. Los autores romanos como Petronio, también incluyeron relatos sobre fantasmas, pero muy a menudo se trata de figuras secundarias, parte de la trama que de alguna forma lleva al protagonista a relacionarse con la muerte.

Imagen

Ya en el medioevo, los cuentos de fantasmas aparecen en muchas recopilaciones de relatos muy diversos. En el Decamerón de Boccacio se cuenta la “Historia de Nastagio”, donde el protagonista se encuentra con el espíritu de un amante desdeñado que se ve obligado a perseguir al fantasma de la mujer a la que amó en vida y cuyo rechazo provocó su muerte. Las Mil y una Noches también cuentan con la presencia fantasmal entre sus historias.

Aunque extendidas por las tradiciones literarias de todo el mundo, las historias de fantasmas alcanzan un gran desarrollo en la literatura anglosajona, donde la “ghost story” constituye todo un género propio, y a menudo asociado por extensión a los relatos de terror en general. Entre las historias más conocidas se encuentran los fantasmas de las obras teatrales de William Shakespeare, como el padre del Príncipe “Hamlet”, que instiga a su hijo para que investigue su muerte y mate al usurpador que se ha apoderado del trono. En “Macbeth” el noble Banquo regresa como fantasma para atormentar como fantasma al causante de su muerte.

La “ghost story” alcanza su máximo desarrollo con el género gótico, iniciado a finales del siglo XVIII. Una de las principales historias fantasmales es “El castillo de Otranto” (1764) de Horace Walpole. En 1820 Washington Irving presenta “La leyenda de Sleepy Hollow”, basada en un cuento alemán, donde aparece el Jinete sin Cabeza, cuya presencia cinematográfica ha extendido su popularidad por todo el mundo.

Sheridan Le Fanu es posiblemente uno de los autores más importantes del género fantasmal, y a mediados del siglo XIX, aunque continúa introduciendo elementos góticos como maldiciones, víctimas condenadas y el destino, como sus predecesores, comienza a introducir escenarios más contemporáneos y cotidianos. Entre sus historias destaca “Té Verde”.

Imagen

Pero sin duda la historia de fantasmas más conocida y popularizada no sólo por la literatura sino también por sus sucesivas adaptaciones teatrales, cinematográficas y televisivas es “Canción de Navidad” de Charles Dickens, una historia con moraleja en la que el avaro y gruñón Ebenezer Scrooge es visitado por el fantasma de su socio Jacob Marley y posteriormente por tres espíritus del pasado, presente y futuro que tratan de convencerle para que cambie su forma de vida. Charles Dickens también escribió otras historias de fantasmas menos conocidas como “The Signalman”.

A finales del siglo XIX Oscar Wilde visita el género fantasmal en tono cómico con el relato “El fantasma de Canterville”, en la que el espíritu de una mansión se enfrenta a una familia que pretende perturbar su paz, pero a través de la hija conseguirá alcanzar la salvación que le ha eludido hasta el momento. Ya en el siglo XX Walter de la Mare y Robert Aickman son dos de los autores más destacados del género fantasmal. De la Mare ofrece relatos poéticos en su obra, mientras Aickman dota sus relatos de un estilo más oscuro, siniestro y psicológico.

Aparte de estos autores destacados en el mundo anglosajón puede decirse que los fantasmas han sido y son una figura muy recurrente en la literatura de terror. Durante el período romántico, la casa, mansión o castillo encantado se convierte en un escenario habitual en la literatura de la época, y no sólo en el mundo anglosajón. En España Gustavo Adolfo Bécquer introduce elementos fantasmales en varias de sus “Leyendas”, como por ejemplo “El monte de las ánimas”, donde un caballero, empujado por el capricho de una dama, se adentra en plena noche en un lugar maldito con nefastas consecuencias.

Imagen

Más allá del período romántico, los fantasmas terminan convirtiéndose en una figura habitual y recurrente en la literatura de terror del siglo XIX y XX, utilizada por autores de renombre como Edgar Allan Poe, H. P. Lovecraft o Stephen King. Los escenarios románticos y victorianos de las historias fantasmales terminan trasladándose a otros lugares y épocas para dar un aspecto más realista a las sucesivas generaciones de lectores.

Más allá de la literatura occidental, la literatura oriental también dispone de una rica tradición propia de historias fantasmales, algunas de las cuales fueron traducidas ya durante el siglo XIX, como la colección de cuentos japoneses “Kwaidan”, de Lafcadio Hearn. El reciente auge del cine de terror japonés también ha vuelto a popularizar las historias de fantasmas en ese país, no sólo en la literatura, sino también en otros ámbitos como el cómic manga.

Por último, más allá de la ficción literaria, los fantasmas han generado la aparición de numerosas publicaciones y obras pseudocientíficas que a menudo recopilan casos y testimonios reales, y que a menudo constituyen una inquietante y amena lectura, así como la fuente de inspiración de numerosos relatos.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4515
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Fantasmas y juegos de rol

#3

Mensaje por Alexander Weiss » 26 Nov 2019, 12:16

Imagen

LOS FANTASMAS EN EL CINE Y LA TELEVISIÓN

Como no podía ser de otra forma, la figura de los fantasmas también aparece en el cine de terror de sus orígenes. Los primeros efectos especiales ya capturaron la esencia de las casas encantadas, pero frente al surgimiento de otros “monstruos” como vampiros y hombres lobo, los fantasmas a menudo quedaron en un segundo plano, aunque pronto comenzaron a aparecer sobre todo a raíz de las adaptaciones cinematográficas de obras literarias.

Una de las primeras películas de fantasmas (entendiendo como tales aquéllas en las que su figura adquiere un papel protagonista) es “The Ghost Goes West” (1935) una comedia romántica dirigida por Rene Clair, e inspirada en “El fantasma de Canterville”. Un millonario americano adquiere un castillo europeo y ordena desmontarlo y trasladarlo a su país, donde descubre que está habitado por un fantasma. La película contrasta la educación aristocrática del fantasma contra la vulgaridad de los nuevos ricos. Sin embargo, los fantasmas también hacen aparición como elementos de películas de terror como “The Uninvited” (1944) y “Dead of Night” (1945).

Más allá de las frecuentes adaptaciones de las obras de Shakespeare, Dickens y Wilde, por lo general la figura del fantasma en el cine a menudo adquiere un profundo tono sentimental o incluso cómico, a menudo como víctimas de una situación injusta y que regresan para exigir una reparación. Aunque no siempre es el caso, las tramas de las películas fantasmales a menudo concluyen resolviendo los motivos que llevaron a la aparición de los fantasmas. En 1947 se estrena “The Ghost and Mrs. Muir”, que posteriormente fue adaptada para una serie de televisión a finales de la década de 1960.

De 1963 es “The Haunting”, quizás la película en la que mejor se caracterizan los elementos de las casas encantadas y que aparte de sufrir una reciente readaptación, también ha servido de modelo para otras películas de temática similar, como “La leyenda de la casa del infierno” (1973) o “El Horror de Amityville” (1979).

Ya en la década de 1980 aparecen otras representaciones cinematográficas que no sólo modernizan el género, sino que además proporcionan nuevas visiones como “El Resplandor” y “La Niebla” (1980), “El ente” (1981) y sobre todo “Poltergeist” (1982), que constituye una de las expresiones mejor acabadas de las historias de fantasmas, y en la que se combinan los fenómenos extraños en una casa encantada con la desaparición de una niña. El éxito de Poltergeist daría lugar a dos secuelas (1986) y (1988).

Imagen

“Cazafantasmas” (1983), otro ejemplo del género, merece la pena ser destacada por popularizar la figura del cazador de fantasmas, con una serie de tópicos pseudocientíficos y parapsicológicos en tono cómico. La historia gira en torno a cuatro profesores de la universidad de Nueva York, que tras perder sus trabajos deciden montar un negocio de eliminación de fantasmas. El éxito motivó la aparición de una secuela y tres series de dibujos animados, convirtiéndose en una película de culto.

De la misma época también merece la pena destacar “Una historia china de fantasmas” (1987), basada en un relato literario pero actualizada con ciertos toques cómicos. La película cuenta la historia de un joven recaudador de impuestos que se ve obligado a pasar la noche en un templo maldito donde se encuentra con el fantasma de una mujer asesinada que se enamora de él. Su éxito también dio lugar a dos secuelas, ya de menor calidad.

En 1988 el director Tim Burton realiza una atrevida y gamberra transgresión en el género con “Bitelchus”, en la que una pareja de fantasmas que fallecen en un accidente se resisten a compartir su casa con sus nuevos inquilinos y recurren a la ayuda de un “bioexorcista”, un fantasma que termina causando más problemas que cumpliendo su propósito.

La saga de “Pesadilla en Elm Street” al margen de su icónico villano Freddy Krueger, introduce un nuevo elemento en las películas de fantasmas: un espíritu que ataca a sus víctimas en sueños y las mata utilizando sus peores temores.

Imagen

Con el comienzo de la década de 1990 aparece “Ghost”, otro de los clásicos de las películas de fantasmas y que mezcla la presencia fantasmal con el romance, y en la que el protagonista asesinado regresa para proteger a su amada. Aparte de utilizar los elementos tópicos del género y actualizarlos, también introduce ciertos toques cómicos con la introducción de una excéntrica vidente y estafadora.

De 1992, y derivado del éxito de Pesadilla en Elm Street es la discreta “Candyman”, en la que el espíritu de un antiguo esclavo negro aterroriza de forma periódica el barrio de Cabrini Green en Chicago, y lo que comienza siendo la investigación de un aparente mito urbano termina convirtiéndose en una tenebrosa realidad.

En 1996 Peter Jackson aborda el género fantasmal con “Agárrame esos fantasmas”, que mezcla de forma irregular intriga, comedia y terror.

1999 es el año de otras dos importantes películas de fantasmas: por una parte está “El Sexto Sentido”, un relato cerebral en torno a un psicólogo que se encuentra con un niño angustiado por su capacidad para ver y relacionarse con los espíritus de los muertos y “La leyenda de Sleepy Hollow”, en la que Tim Burton retoma el relato clásico de Washington Irving y lo utiliza como inicio para desarrollar una historia sobrenatural de venganza e intriga. En la “Novia Cadáver” (2005), y a partir de un antiguo cuento judío, Tim Burton presentará otra historia fantasmal.

También de este mismo año es “El proyecto de la Bruja de Blair”, una curiosa película filmada como si se tratara de un documental hallado tras la desaparición de tres estudiantes. La película muestra como los estudiantes se pierden en el bosque al mismo tiempo que se ven acosados por una extraña presencia y extraños fenómenos.

La década del año 2000 estará marcada inicialmente por el impacto de “El Sexto Sentido”, con películas como “Los Otros” (2001), “Gothika” (2003), “El Orfanato” (2006) y otras. Sin embargo, el terror fantasmal de esta década destacará por la popularidad del cine de terror oriental sobre todo a partir del éxito “Ringu” (1998), en la que se cuenta la historia de una niña que regresa de la muerte y mata a quienes contemplan una extraña cinta de video que contiene indicios de su situación. El éxito de Ringu atrae a Occidente otras producciones similares como “The eye” (2002), “Ju-on” (la maldición) (2003) o “Dark Water” (2005), entre otras muchas.

La popularidad de los fantasmas no tarda en saltar a la televisión, aunque en sus inicios a menudo se trataba de una figura amable e infantil, destacando a “Casper, el fantasma amigable”, creado para el cómic en la década de 1930 y que se convertirá en uno de los fantasmas más famosos de la pantalla grande.

Asimismo, la creciente popularidad de las películas sobre fenómenos paranormales ha motivado la aparición de series en torno a los fantasmas: “Entre fantasmas”, “Las voces de los muertos” y “Médium” abordan el tema centrando las historias en torno a protagonistas capaces de contactar con los muertos. “Tan muertos como yo” aborda la vida en el más allá desde un punto de vista cómico y satírico, mostrando cómo es el día en el día en un grupo de espíritus que trabajan para conducir a las almas al otro mundo, una realidad aquejada de elementos burocráticos y problemas tan cotidianos como el nuestro. En otras series de temática sobrenatural, los fantasmas aparecen de forma habitual, aunque no suelen ser un motivo central de las mismas.

Y este repaso a la presencia de los fantasmas en cine y televisión no podía estar completo sin mencionar los numerosos programas de temática paranormal que abordan los sucesos sobrenaturales desde una perspectiva documental y pretendidamente científica, como por ejemplo en España, Cuarto Milenio. En este tipo de programas, aunque se suelen tratar temas muy diversos, extraterrestres, fantasmas y los sucesos y fenómenos asociados a los mismos suelen ser los más habituales.

Con la aparición de los juegos de rol, los fantasmas no tardaron en surgir como parte de los escenarios de fantasía o terror. En principio su situación era y es la de adversarios, pero a menudo su presencia constituyó el elemento central en tramas más complejas en las que se asociaban a temas como la venganza, la intriga o injusticias sin resolver.

Sin embargo, pronto comenzaron a adquirir un papel cada vez más importante y con el surgimiento de las líneas de Mundo de Tinieblas, en las que los seres sobrenaturales clásicos adquirían el protagonismo, sólo era cuestión de tiempo que les tocara el turno…

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4515
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Fantasmas y juegos de rol

#4

Mensaje por Alexander Weiss » 26 Nov 2019, 12:21

Imagen

WRAITH: EL OLVIDO

En 1994 la editorial White Wolf lanzó al mercado la cuarta de las líneas de Mundo de Tinieblas (tras Vampiro, Hombre Lobo y Mago). Fue desarrollado por Mark Rein·Hagen, Sam Chupp y Jennifer Hartshorn. Por primera vez el escenario central del Mundo de Tinieblas se trasladaba al Mundo Subterráneo, una dimensión oscura y decadente donde habitan los Wraiths o Sin Reposo, espíritus inquietos que por diversas razones se ven obligados a permanecer en un estado intermedio entre la vida y la muerte. El término “wraith”, que no se tradujo al español, designa a un tipo de espíritus que constituye una sombra o reflejo de lo que eran en vida (en español el término fantasma a menudo se asocia al “ghost” inglés, aunque también puede utilizarse para “wraith”).

En esta línea de juego los personajes han muerto recientemente y se han convertido en fantasmas, habitando en una sociedad creada en otra dimensión por las sucesivas oleadas y generaciones de muertos y que está profundamente vinculada a los movimientos y sucesos en el mundo de los vivos.

Wraith retoma un ambiente mórbido y oscuro, mucho más que Vampiro, introduciendo elementos de desesperación y horror, pero con una descripción muy consistente y original del mundo de los fantasmas. Aparte recibió muy buenas críticas por parte de la industria del rol no sólo por el mundo creado, sino por la imagen artística ofrecida. Sin embargo comercialmente no tuvo el éxito esperado, por lo que tras una segunda edición publicada en 1996 la línea de juego fue cerrada en 1999, mucho antes de que se publicara todo el material previsto. Sin embargo, a partir del cierre cataclísmico de la metatrama de Wraith se abrirían posteriormente las líneas de Cazador, Momia, Demonio y Orpheus. El último suplemento de Wraith: “Ends of Empire”, aparte de una aventura que pone fin a la metatrama del juego, también ofrece un resumen de varios de los suplementos que iban a ser publicados.

Imagen

EL MUNDO SUBTERRÁNEO

El Mundo Subterráneo de los wraiths es una dimensión situada al borde del reino de los vivos (conocido como las Tierras de la Piel) que lo refleja de forma oscura y decadente. No se trata de un reflejo perfecto, apareciendo sólo los lugares que tienen un especial significado sobrenatural o emocional. Este reflejo que limita con el mundo de los vivos recibe el nombre de las Tierras de las Sombras.

Por “debajo” (ya que el espacio y el tiempo sufren ciertas alteraciones en el Mundo Subterráneo) de las Tierras de las Sombras se encuentra la Tempestad, una enorme y confusa tormenta de diversos elementos y desechos fantasmales en la que es muy difícil viajar, salvo para los wraiths que dispongan de los poderes adecuados o sigan ciertas sendas y caminos estables, llamados Derroteros, creados de forma natural o por los wraiths a lo largo de los siglos.

Dentro de la Tempestad se encuentran los reinos e imperios de los wraiths, islas de estabilidad creadas a partir de los restos dejados en el Mundo Subterráneo por el paso de las sucesivas civilizaciones, así como las misteriosas Costas Lejanas, lugares legendarios que parecen haber surgido a partir de las creencias en el cielo y el infierno de las diversas religiones.

Por otra parte el Mundo Subterráneo es afectado periódicamente por sucesivos cataclismos o tempestades llamados “Maelstroms”, normalmente localizados y de poca intensidad, pero que en ocasiones surgen de forma intensa y generalizada por toda la dimensión, reaccionando a un gran cataclismo en las Tierras de la Piel (o a veces anticipándose). A lo largo de la historia han estallado Cinco Grandes Maelstroms, habiéndose producido el último en 1945, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial y el estallido de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Existen profecías que anuncian la llegada de un último Maelstrom más intenso que los anteriores y que devastará el Mundo Subterráneo (y que estalla en 1999). Durante cada Maelstrom los Espectros suelen aprovechar para salir del Laberinto y arrasarlo todo a su paso.

Imagen

No todos los mortales que mueren se convierten en wraiths, sólo una minoría, y aunque su existencia parece estar asociada a determinados elementos traumáticos no existe una pauta fija. Los wraiths que aparecen en el Mundo Subterráneo permanecen atados a la realidad por sus Grilletes, que se trata de objetos, lugares o personas que tuvieron una gran importancia en sus vidas y que por alguna razón que cada wraith puede conocer o no continúan vinculándoles al mundo de los vivos.

La principal amenaza para los wraiths es una fuerza llamada el Olvido, una energía consumidora y nihilista que permea todo el Mundo Subterráneo. Dentro de cada wraith hay un fragmento de Olvido, conocido como Sombra, y que se convierte en una presencia constante en el interior de sus mentes. En esencia la Sombra es una personalidad secundaria y enfrentada a la personalidad primaria (Psique). Cuando los wraiths se encuentran especialmente imbuidos de energía negativa (Angustia) o en situaciones vulnerables, las Sombras toman el control de sus cuerpos durante períodos temporales conocidos como Catarsis. Cuando la Sombra adquiere un control permanente del wraith éste se convierte en un Espectro o Roído por la Sombra y se convierte en un servidor del Olvido, tratando de una o de otra manera de provocar el fin de toda existencia. Por fortuna para los wraiths los Espectros, salvo los más recientes, no pueden sobrevivir durante tiempos prolongados en las Tierras de las Sombras sino que se ven reducidos a vagar por la Tempestad o en una dimensión inferior por debajo de la tormenta conocida como Laberinto, en cuyo corazón se encuentra el pozo que lleva directamente al Olvido y a la destrucción inmediata.

Los wraiths actúan siguiendo motivaciones muy diversas, que a menudo se manifiestan en su sociedad. Algunos tratan de resolver sus Grilletes, terminando con sus conexiones con el mundo de los vivos y quizás alcanzar la Trascendencia, un estado de paz que les permitirá continuar hacia su destino final. Otros tratan de alcanzar las Costas Lejanas, donde supuestamente encontrarán los paraísos que anhelaron en vida. Otros suelen aferrarse al mundo mortal, a menudo tratando de proteger sus Grilletes o provocar emociones que les proporcionen energía. Las motivaciones de un wraith, llamadas Pasiones, son su defensa contra el Olvido, proporcionándoles el poder para resistirse a sus Sombras.

Imagen

ESCENARIO

El escenario principal de Wraith: el Olvido tiene lugar en las Tierras de las Sombras del mundo occidental (Europa y América), que se encuentra en gran parte bajo la influencia y dominio de Estigia, o Reino Oscuro de Hierro. Este reino fantasmal fue creado en un tiempo inmemorial por el legendario Caronte, que quiso construir un refugio en la Tempestad contra las fuerzas del Olvido. Con la ayuda de los wraiths surgidos de las civilizaciones occidentales estableció un gobierno que tras la caída del Imperio Romano se volvió cada vez más rígido y autoritario.

Estigia es la capital y el corazón del que dependen las Necrópolis: ciudades y fortalezas fantasmales situadas en las Tierras de las Sombras, que suelen formarse cerca de las grandes metrópolis de las Tierras de la Piel y que pagan tributo y pueden pedir ayuda a Estigia.

La Jerarquía es la continuadora del legado de Caronte, que desapareció en 1945 enfrentándose al terrible Malfeo Gorool. Sus sucesores fueron los Señores de la Muerte, que gobiernan las Legiones de los Muertos:

-La Legión Silenciosa está formada por wraiths que terminaron sus vidas con el suicidio.
-La Legión Esmeralda está formada por wraiths que sufrieron una muerte accidental.
-La Legión Siniestra está formada por wraiths que murieron debido a la violencia.
-La Legión de Hierro está formada por wraiths que murieron debido al peso de los años
-La Legión Penitente está formada por wraiths que murieron a causa de la locura.
-La Legión Descarnada o Esquelética está formada por wraiths que murieron a causa de la enfermedad.
-La Legión de los Pobres está formada por wraiths que murieron sin conocer la causa de su muerte, pero también actúa como cajón desastre y solución diplomática para los fantasmas cuyas muertes podrían situarlos en varias Legiones.
-La Legión del Destino está formada por diversos wraiths que comparten en común la marca de la Dama del Destino, una enigmática figura amiga y consejera de Caronte y cuya verdadera identidad se desconoce.

Imagen

Anteriormente la sociedad de la Jerarquía también estaba organizada en Gremios, cada uno especializado en un Arcanos o arte fantasmal, con diversas utilidades y funciones en la sociedad de Estigia, y que a menudo tienen efectos visibles en la Psique y personalidad de un wraith. El 6 de abril de 1598 los Gremios se rebelaron contra el gobierno de Caronte y los Señores de la Muerte, pero la sublevación fue aplastada y por orden de Caronte, los Gremios fueron disueltos e integrados en las Legiones. No obstante, la utilidad de los Gremios era demasiado importante para ser negada, y desde entonces han sobrevivido en la clandestinidad, y siempre que contribuyan a la prosperidad y estabilidad de Estigia se les suele ignorar.

-Artesanos: wraiths que dominan Habitar, el arte de poseer objetos inanimados y tradicionalmente los maestros de la forja de almas, el arte de moldear permanentemente el corpus de otro wraith (su cuerpo) en objetos inanimados.

-Capataces: wraiths que dominan Materializar, el arte de manifestarse en el mundo de los vivos. El Código de Caronte prohíbe estrictamente el uso de este arte.

-Furias: wraiths que dominan Ultraje, el arte de utilizar energía para provocar movimiento y efectos devastadores, como los tradicionales “poltergeist”. Las Furias sólo son consideradas Gremio de nombre.

-Heraldos: wraiths que dominan Argos, el arte de viajar a través de la tempestad.

-Juglares: wraiths que dominan Lamento, el arte de inducir emociones mediante el sonido.

-Máscaras: wraiths que dominan Moliar, el arte de la modificación corporal, y que se puede utilizar para moldear objetos de forma similar a la forja de almas. A menudo actúan como espías y asesinos.

-Monitores: wraiths que dominan Red Vital, el arte de manipular Grilletes y las conexiones con los wraiths que los poseen.

-Oráculos: wraiths que dominan Fatalismo, el arte de leer la marca del destino en el alma y determinar el pasado, presente y futuro de un wraith.

-Perdonadores: wraiths que dominan Castigar, el arte de domar las Sombras de otros wraiths. De todos los Gremios, los Perdonadores son los que siguen siendo más tolerados por la simple razón de que ayudan a los demás wraiths a resistir la fuerza del Olvido.

-Soñadores: wraiths que dominan Fantasma, el arte de interactuar con los sueños de los mortales y crear ilusiones.

-Titiriteros: wraiths que dominan Títeres, el arte de poseer el cuerpo de los vivos. El Código de Caronte prohíbe este arte para evitar que los wraiths abusen de los mortales, pero son muchos los fantasmas que añoran sentir las sensaciones de un cuerpo vivo.

-Trasgos: wraiths que dominan Pandemonium, el arte de causar el caos de forma típicamente “fantasmal”.

-Usureros: wraiths que dominan Usura, el arte de manipular el Pathos, las energías emocionales que activan los poderes de los Sin Reposo. También permite tomarla o donarla de otros wraiths, o incluso afectar al corpus de un wraith.

Aparte de estos Gremios existen otros gremios menores, demasiado reducidos o que han sido especialmente perseguidos por la Jerarquía debido a la peligrosidad de sus Arcanoi.

-Abogados: wraiths que dominan Intimar, el arte de manipular los deseos de los demás. Este arte es muy temido por la capacidad de atrofiar Pasiones o crear obsesiones, y que puede afectar tanto a vivos como amuertos.

-Alquimistas: wraiths que dominan Flujo, el arte de controlar la materia del mundo mortal.

-Mnemoi: wraiths que dominan Mnemosynis, el arte de controlar la memoria y que anteriormente eran los jueces de Estigia, pero que fueron y son perseguidos por un terrible crimen que nadie puede recordar…y que se cree que ha sido ocultado por ellos.

Imagen

Opuestos a la Jerarquía se encuentran diversos grupos clandestinos y al margen de la sociedad de Estigia conocidos bien como Renegados, que luchan contra el autoritarismo de la Jerarquía y los Herejes, cultos de naturaleza religiosa que siguen diversas creencias. Al margen de todas estas facciones se encuentra la Sociedad de los Barqueros: enigmáticos y poderosos wraiths que no parecen afectados por sus Sombras y que se dedican a vagar por la Tempestad ayudando a los wraiths perdidos y a contrarrestar los esfuerzos del Olvido siempre que pueden. Antaño Caronte y los Barqueros estaban aliados, pero por alguna razón desconocida terminó expulsándolos de Estigia.

Aparte de estas diversas facciones, los wraiths (salvo que las circunstancias los fuercen a ello) pueden dedicarse a vivir en la sociedad de sus Necrópolis dedicándose a sus propios asuntos sin prestar más lealtad que a ellos mismos o a su círculo de relaciones, mientras respeten la autoridad del lugar en el que vivan.

A pesar del dominio de Estigia otros lugares del mundo están gobernados por otras fuerzas. El Reino Oscuro de Marfil (llamado por sus habitantes la Selva de los Fantamas) gobierna el inframundo africano y el Reino Oscuro de Jade (llamado por sus habitantes las Fuentes Amarillas o el Reino Medio) el inframundo del Lejano Oriente. Además existen otros Reinos Oscuros menos conocidos y de menos poder como las Islas de Pedernal (un reino fantasmal de nativos americanos destruido por Estigia), El Reino Oscuro de Obsidiana (formado por los wraiths precolombinos de America Central y del Sur y que fue casi destruido por los Herejes), el Reino Oscuro de Arena (Amenti, un reino oculto habitado por wraiths del Antiguo Egipto y momias), el Mar sin Sol (el reino de los wraiths nativos de Polinesia), el Reino Oscuro de Arcilla (Karta, formado por wraiths aborígenes de Australia), la ciudad de Swar (un paraíso hinduista para los wraiths de la India), los Enclaves de Alambre (una serie de dominios gobernados por los dybuks, los wraiths del Holocausto), las Tierras del Espejo (un reino habitado por “los invisibles”, wraiths relacionados con los cultos caribeños y el vudú) y Enoch, la Ciudad Negra (una ciudad oculta en la Tempestad donde habitan vampiros de un antiguo culto dedicado a la muerte).

Imagen

Bajo la Tempestad, omnipresente y de profundidad aparentemente infinita se encuentra el Laberinto, que es el hogar de los Espectros, gobernado por poderosas criaturas conocidas como Malfeos y con poderes cuasidivinos. Los Malfeos están divididos en dos castas: los Nacidos, que tuvieron una vida mortal y que en el Mundo Subterráneo se convirtieron en Espectros de tanto poder que se han convertido en Malfeos y por otra parte los terribles Nunca Nacidos, servidores del Olvido que supuestamente nunca fueron mortales y han existido desde los comienzos de la creación y que pasan la mayor parte del tiempo durmiendo en sus cuevas abismales.

La sociedad espectral está jerarquizada en Castas: algunos vagan erráticamente por el Laberinto, siguiendo sus propios impulsos e intereses mientras que otros sirven a los Malfeos cumpliendo diversas funciones. Las castas espectrales son las siguientes (de la más baja a la más elevada), aunque existen otros tipos no tan numerosos:

-Consumidos: Espectros cuya personalidad fue destruida por el Olvido y la Tempestad, y que existen como depredadores casi sin mente y como tropas de choque.

-Desterrados: Espectros que sufrieron muertes horribles, sucumbiendo al Olvido en el momento de su muerte. Los Desterrados no obtienen mucho respeto de los demás porque no eligieron voluntariamente servir al Olvido.

-Hambrientos: Espectros que murieron de hambre, en genocidios o alguna otra atrocidad, y entran en el Mundo Subterráneo llenos de un hambre insaciable. Su posición en la sociedad espectral es igual a la de los Desterrados.

-Doppelgangers: Los Espectros más temidos, ya que son indistinguibles de los wraiths y actúan como infiltrados y espías del Olvido al poder existir fuera de la Tempestad.

-Aparecidos: Predicadores del Olvido, son Espectros que tratan de convertir wraiths predicando a sus Sombras, aconsejándoles cómo someter a sus Psiques. A menudo son Desterrados, Hambrientos o Doppelgangers que han adquirido gran poder.

-Apariciones: Las Apariciones son Espectros muy respetados por su gran poder, pero su inteligencia es depredadora y bestial. No suelen ser buenas líderes pero son poderosas y feroces.

-Torturadores: Estos poderosos Espectros actúan como generales, templarios y sacerdotes de los Malfeos. A pesar de estar fuertemente contaminados por el Olvido son muy astutos y capaces.

-Hekatonkhire: Espectros que han acumulado un poder que rivaliza con los Malfeos pero que en el proceso han quedado completamente desfigurados y su inteligencia ha quedado destruida. A menudo son utilizados como máquinas de asedio.

-Los Malfeos: Nacidos y no Nacidos, reyes y dioses del Olvido.

Aparte existen dos castas al margen del sistema tradicional:

-Niños Perdidos: No son tanto una casta como un estado adicional de la condición espectral, y está formada por Espectros que murieron con corta edad. Pueden pertenecer a cualquier casta espectral (incluso existe un Malfeo Niño Perdido).

-Pasifae: Los Barqueros del Olvido. A menudo van vestidos con mortajas, guadañas y faroles, como los verdaderos Barqueros pero se dedican a capturar y destruir wraiths incautos.

Imagen

SISTEMA

Como todas las líneas del Mundo de Tinieblas, Wraith: el Olvido utiliza el Sistema Narrativo de White Wolf, un sistema de dados de 10 en el que cada personaje dispone de reservas de dados determinadas por puntuaciones en Atributos y Habilidades y modificadas por ventajas o poderes especiales. El jugador tira su reserva de dados contra una dificultad determinada por el Narrador y acumula éxitos en función de los dados que igualan o superan la dificultad establecida.

Wraith el Olvido dispone de las siguientes reglas características dentro de este sistema:

Pathos y Corpus: los personajes disponen de una escala variable que representa su Pathos, su energía emocional y habilidad para resistir a su Sombra y su Corpus su integridad “física”. Cuando un wraith se queda sin niveles de Corpus por los impactos o heridas recibidas en el Mundo Subterráneo no es destruido, sino que cae en un “Tormento”, una experiencia personal que a menudo enfrenta al personaje con su lado oscuro y del que puede resurgir fortalecido o perjudicado. El Pathos también puede ser utilizado para restaurar el Corpus o activar los diversos Arcanoi.

Sombra: El juego incluye un sistema de interpretación peculiar para interpretar el lado oscuro de cada wraith. Dentro de cada grupo, cada jugador, además de su personaje, interpreta la Sombra de otro, creando un estilo de juego enfrentado, pues cada jugador sigue los objetivos de una Sombra en detrimento de otro personaje. La Sombra dispone de una personalidad propia, además de ventajas “Espinas” que puede utilizar en detrimento del wraith al que pertenece.

Fin del personaje: Como wraiths, los personajes no pueden morir, pero pueden ser destruidos de diversas maneras: perdiendo su Pathos o su Corpus de forma permanente, resolviendo o eliminando sus Pasiones. Caer presa de la Sombra, aunque es posible interpretar a un Espectro resulta una situación muy destructiva y poco conveniente. Algunos poderes o armas especiales también pueden destruir de forma permanente al personaje, y arrojarse a la boca del Olvido es una forma segura de hacerlo.


Por el momento y salvo el breve suplemento “Historias de Fantasmas”, la editorial White Wolf no ha retomado los elementos de Wraith: el Olvido en las nuevas líneas del Mundo de Tinieblas. Sin embargo, para este verano ha anunciado el lanzamiento de “Geist” (en alemán: espíritu), que posiblemente presentará un visión renovada del juego.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4515
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Fantasmas y juegos de rol

#5

Mensaje por Alexander Weiss » 26 Nov 2019, 12:23

ORPHEUS

Imagen

En el año 2003 la editorial White Wolf publicó “Orpheus: la muerte sólo es el princio”, diseñado por Bryan Armor, John Chambers, Genevieve Cogman, Richard E. Dansky, B.D. Flory, Harry L. Heckel, Ellen Kiley, James Kiley, Matthew MacFarland, Dean Shomshak y Colin A. Suleiman, ambientado en el Mundo de Tinieblas, al menos en principio, aunque su trama en general y salvo por menciones tangenciales, se mantenía al margen de las demás líneas de juego presentes en el momento. De hecho, el propio juego aconseja desentenderse del resto de criaturas sobrenaturales. En cierta medida Orpheus está relacionado con Wraith: el Olvido revisitando el Mundo Subterráneo tras los acontecimientos de 1999, cuando las tierras fantasmales fueron afectadas por el Sexto Maelstrom provocado por varias conflagraciones místicas y tecnológicas. Como resultado, los reinos fantasmales fueron devastados por un inmenso cataclismo y varias líneas de juego también resultaron afectadas, al mismo tiempo que este cataclismo constituía el motivo para la aparición de otras nuevas.

La trama parte de la suposición de que en el Mundo de Tinieblas ha aparecido el Grupo Orpheus, una corporación empresarial que ha conseguido demostrar científicamente la existencia de los fantasmas y espíritus, y que ha desarrollado diversos medios tecnológicos de “proyección” para explorar el más allá, ofreciendo sus servicios a otras empresas y al público en general. Los personajes comienzan como empleados del Grupo Orpheus, participando en diversas misiones. Al mismo tiempo la posibilidad de investigar el mundo fantasmal cambia la sociedad cotidiana: surgen extrañas sectas, otras empresas rivales que copian o adaptan la tecnología de Orpheus y las autoridades mundanas reaccionan de forma diversa. También aparece en las calles una nueva droga conocida como heroína negra o “pigmento” que permite proyectar la consciencia en el más allá. Las personas que mueren tras haber consumido pigmento quedan inmediatamente ligadas a las tierras de los muertos, apareciendo como débiles fantasmas llamados “matices”. Curiosamente, los fantasmas presentes en el más allá no llevan muertos más que unos pocos años. Parece que el resto fueron destruidos o se han ocultado debido a una especie de cataclismo. También comienzan a parecer fantasmas oscuros y deformes que reciben el nombre de “Espectros” y que constituyen los principales adversarios y antagonistas de los personajes.

La línea de Orpheus es un juego limitado a seis suplementos y una novela. El primer libro es el manual básico, que contiene las reglas utilizadas en toda la serie. Los cinco suplementos siguientes avanzan en la metatrama, ofreciendo vías opcionales, así como extendiendo las reglas y herramientas de interpretación. Esta “línea limitada” también ha sido utilizada en varios de los juegos del Nuevo Mundo de Tinieblas.

En orden cronológico los libros son (en España sólo han sido traducidos los cuatro primeros y la novela del juego):

-Orpheus: Aparte de las reglas básicas y de creación del personaje, el juego también arroja varias incógnitas y misterios que se presentarán ante los personajes jugadores.

-La Cruzada de las Cenizas: Un grupo desconocido paga a la empresa OtraVida para que destruya a su rival Orpheus y a su personal, tanto física como espiritualmente, eliminando a la corporación en un ataque sangriento. OtraVida consigue un éxito parcial, pero demasiados supervivientes escapan a su ataque –muchos se dispersan a los cuatro vientos. Los miembros de la NSA (la agencia de seguridad nacional de los Estados Unidos) que han colaborado con el Grupo Orpheus temen que los supervivientes constituyan un riesgo potencial para la seguridad nacional…o que la investigación gubernamental los involucre a partir de ellos…o que transmitan servicios o tecnología de proyección a “indeseables”. La NSA contrata a los Mercaderes de la Muerte para que eliminen a los supervivientes del Grupo Orpheus. Para añadir más daño a la herida, el FBI ordena el arresto y la captura masiva de los supervivientes, alegando que los proyectores del Grupo Orpheus están de alguna forma involucrados en actividades terroristas. Las agencias del gobierno de los Estados Unidos comienzan a competir entre ellas para reclamar el control sobre la tecnología de proyección.

-Matices de Gris: Los personajes continúan huyendo como fugitivos de la ley, pero ahora tienen la oportunidad de contraatacar y reasumir sus vidas o demostrar su inocencia. Uno por uno, el FBI, la NSA y OtraVida se convierten en obstáculos que superar o evitar. Por desgracia, el mismo enemigo oculto que había contratado a OtraVida para que destruyera a los personajes también contaminó una carga de “pigmento” con veneno. Como resultado, cientos de personas mueren, convirtiéndose inmediatamente en fantasmas. En el proceso de descubrir a los culpables de este acto, los personajes descubren un nuevo enemigo en la compañía Terrel & Squib, así como nuevos aliados en Terrence Green y Grace Ishida de Radio Muerte Libre. También descubren las colmenas, horrorosas manifestaciones de la turbulencia espectral en el mundo, que en esencia constituyen nidos de espectros.

-Sombras Chinescas: los personajes son introducidos de forma repentina y violenta a la idea de que las colmenas parecen una especie de “portales” a alguna parte cuando un enorme pedazo de un edificio cae en el mundo fantasmal llegado desde otra dimensión y que provoca un enorme cataclismo y un terremoto en el mundo físico. Este “terremoto fantasmal” fue seguido de una invasión de Espectros, así como un cataclismo espiritual producido por el terremoto. Sombras Chinescas también revela pistas de lo que le había ocurrido a los fantasmas que existían más allá de tres años antes y a su civilización.

-Los Trituradores de Huérfanos: Los personajes descubren que incluso el horror de convertirse en un Espectro no es necesariamente permanente. Quienes tienen suficiente fuerza de constitución y voluntad pueden recuperarse como poderosos espíritus llamados Trituradores de Huérfanos. En este suplemento también se muestran los comienzos de la guerra entre especies de Espectros y se dan algunos datos generales sobre una oscura entidad conocida como la Abuela. También se plantea la posibilidad de una subcrónica utilizando la Operación Mercurio Negro, una división del gobierno estadounidense dedicada a la investigación del más allá.

-Fin de la Partida: Los personajes descubren por fin la naturaleza de la Abuela y comprenden que si no es detenida, no sólo devastará el mundo fantasmal, sino que conseguirá abrirse paso hasta el mundo de los vivos y lo consumirá todo. Para salvar el mundo los personajes tendrán que adentrarse en el más allá, llegar a las profundidades donde reside la Abuela y encontrar aliados para enfrentarse a ella y algún medio que permita salvar a la humanidad de la destrucción definitiva.

Imagen

Cada libro de Orpheus está dividido en las siguientes secciones:

Preludio: Una pequeña historia protagonizada por los personajes de ejemplo y que proporciona una introducción a la situación general.

Capítulo Uno: Dedicado al Narrador, desvela la situación general y la metatrama, así como posibles variables y alterantivas.

Capítulo Dos: Orientado al Narrador y los jugadores proporciona consejos para enfrentarse a los acontecimientos del libro

Capítulo Tres: Guía de los Jugadores incorpóreos, es un capítulo para los jugadores utilizado para presentar nuevas herramientas y elementos de interpretación.

Capítulo Cuatro: Narrando a los muertos es otro capítulo del Narrador que ofrece consejos para dirigir el libro, técnicas para involucrar nuevos personajes, misiones y aventuras para presentar nuevos elementos (“Historias de Fantasmas”).

Cada suplemento está aderezad con anuncios publicitarios, documentos y artículos relacionados con la metatrama que proporcionan un estilo característico al juego, además de una mayor sensación de credibilidad.

Imagen

TIPOS DE PERSONAJES

Los personajes de Orpheus son individuos vivos capaces de proyectarse astralmente mediante técnicas de meditación o un contenedor criogénico o fantasmas. Se asume que por defecto los personajes trabajan para el Grupo Orpheus, que utiliza los talentos de “proyectores” y “espíritus” para investigar la actividad fantasmal, “limpiar” lugares encantados u otras tareas como la obtención de información que es facilitada por el acceso al mundo de los muertos. La forma en la que una persona se manifiesta como fantasma se llama “Lamento”: dos Lamentos son de proyectores y otros dos de espíritus.

-Incursores: utilizan drogas y técnicas de meditación para proyectar temporalmente sus mentes fuera de sus cuerpos. Aunque pueden entrar y salir del mundo espiritual con rapidez, su estrecha conexión con sus cuerpos vivos significa que el daño que reciben como fantasmas se manifiesta en sus cuerpos.

-Durmientes: Son personas congeladas criogénicamente en contenedores especiales. Cuando el cuerpo físico alcanza una determinada temperatura, “muere” y proyecta su espíritu. Mientras se encuentra en éxtasis, el cuerpo es tratado con drogas especiales para evitar que se pudra. Aunque el proceso de proyección evita que el cuerpo de los Durmientes sea herido si sus espíritus resultan dañados, los Durmientes entran y salen del mundo fantasmal con lentitud.

-Espíritus: Básicamente fantasmas de personas muertas, almas que han dejado asuntos sin resolver y que por ello siguen ligados al mundo de los vivos. La mayoría de los que trabajan para el Grupo Orpheus a cambio de ayuda para solucionar sus asuntos en el mundo de los vivos actúan con gran independencia, pero no siempre es así. Hay espíritus débiles que no conservan consciencia al morir y repiten sus acciones incesantemente. Son llamados Blips o Zánganos.

-Matices: Son fantasmas con una gran diferencia: mientras estaban vivos consumieron la droga de diseño conocida como “pigmento”. El pigmento ata los espíritus al mundo de los vivos, pero además los fantasmas resultantes son más frágiles y próximos a sus lados oscuros.

Cada personaje tiene una serie de rasgos especiales: una “Sombra” que determina cómo se manifiesta y qué poderes fantasmales (“Horrores”) puede utilizar y cuáles no. Hay un total de ocho Sombras: las cinco primeras aparecen en el manual básico de Oprheus y las tres restantes se presentan en tres de los suplementos.

-Banshees: Son sombras empáticas y compasivas. Manifiestan habilidades de manipulación mental, hacer daño y ver el futuro utilizando su voz.

-Embrujadores: Son sombras que se preocupan más por los objetos y lugares que las personas. Manifiestan habilidades para manipular objetos y máquinas.

-Poltergeist: Son sombras llenas de rabia, interna o externa. Esto les permite afectar a los objetos sin tocarlos y alterar sus formas de manera agresiva.

-Dominadores: Son fanáticos del control. Tienen la habilidad de poseer los cuerpos de los demás y someter las voluntades de otros.

-Fuegos Fatuos: Se trata de sombras embaucadoras. Tienen habilidades que les permiten desviar la atención, escapar en un estallido o manipular objetos fantasmales.

-Ilusionistas: presentados en “Matices de Gris”, son artistas y soñadores. Pueden ver y manipular los sueños de los vivos.

-Trituradores de Huérfanos: presentados en “Los Trituradores de Huérfanos”, son fantasmas que han caído en sus lados oscuros y han regresado. Pueden utilizar las habilidades de los fantasmas oscuros o Espectros.

-Medulares: presentados en “Fin de la Partida” pueden adaptarse a cualquier situación y pueden cambiar de forma y conectar con las bestias.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4515
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Fantasmas y juegos de rol

#6

Mensaje por Alexander Weiss » 26 Nov 2019, 12:25

CAZAFANTASMAS

ImagenImagen

A raíz del éxito de la película “Cazafantasmas”, aparte de videojuegos y series de animación también apareció en 1986 un juego de rol publicado por la editorial West End y diseñado por Sandy Petersen (que también colaboró en el juego de rol de La Llamada de Cthulhu), Lynn Willis y Grez Stafford. Al estar directamente relacionado con la película, el juego de “Cazafantasmas” presenta un estilo principalmente cómico. El mismo año de su lanzamiento ganó el premio H.G. Wells a las “mejores reglas de un juego de rol. En España fue publicado en 1992 por Joc International.

ESCENARIO

En principio el juego está ambientado en el mundo de la película de Cazafantasmas, y la acción transcurre tras los acontecimientos de la primera película. Se supone que a raíz de su éxito salvando el mundo los Cazafantasmas han creado una corporación llamada “Cazafantasmas International”, que vende su franquicia a individuos de todo el mundo.

En principio los personajes jugadores son cazafantasmas que han adquirido la franquicia y que actúan en ciudades fuera de Nueva York. Sin embargo, también se incluyen las fichas de los cuatro cazafantasmas originales para los jugadores que deseen interpretarlos o para los directores de juego que quieran introducirlos como personajes no jugadores. Por otra parte, también es posible actuar como cazafantasmas “sin franquicia”.

Aparte de fantasmas y demonios, que son los adversarios más recurrentes de los jugadores, el escenario de juego de “Cazafantasmas” se amplia con otras amenazas y fenómenos paranormales, con criaturas tan diversas como vampiros, extraterrestres, criaturas extradimensionales, etc. Las aventuras a menudo consisten en “misiones” o “contratos” de investigación.

Imagen

SISTEMA

Su sistema de reglas es intencionadamente minimalista. El manual básico del juego o “manual de operaciones” no incluye reglas para elementos como velocidad de movimiento, alcance de las armas, etc. y advierte que esos elementos no son necesarios para jugar.

La creación de los personajes se realiza mediante un sistema de asignación de 12 puntos a los Rasgos del personaje: Cerebros, Músculo, Movimiento y Frialdad. Cada Rasgo tiene una puntuación entre 1 y 5.

A continuación se asignan los Talentos, organizados en grupos basadas en los Rasgos que más influyen en ellos. Cada personaje tiene un Talento en cada grupo y la puntuación de cada Talento es tres puntos más elevada que su Rasgo asociado. Por ejemplo, una Frialdad de 4 asociada a su Talento de Convencer de 3 proporciona un total de 7, que también indica el número de la reserva de dados. Merece la pena señalar que “Cazafantasmas” fue el primer juego de rol en utilizar este elemento de “reserva”.

La mayoría de las acciones en “Cazafantasmas” se resuelven determinando qué Rasgo o Talento es más apropiado para la acción y tirando un número de dados de 6 caras igual a la reserva indicada por el Rasgo o Talento. El resultado de los dados se suma y el total se compara con el número de dificultad asignada a la acción por el director de juego o “Ghostmaster”. Si la tirada iguala o excede la dificultad, la acción del personaje tiene éxito.

Este sistema básico tiene dos elementos adicionales: el “dado fantasma” que representa la mala suerte y que puede ocasionar que hasta las acciones con éxito tengan efectos negativos. Por otra parte los personajes disponen de “puntos de suerte” que pueden ser utilizados para incrementar el número de dados en una tirada o cambiar el efecto de una tirada que habría fallada. Estos puntos se gastan antes de tirar. Cada personaje comienza con 20 puntos de suerte. En la primera edición del juego, aparte del gasto, los puntos de suerte también se perdían cuando los personajes eran heridos. Los puntos de suerte se recuperan triunfando en las misiones del Ghostmaster, alcanzando los objetivos personales del personaje o como recompensa por una buena interpretación.

El sistema de “Cazafantasmas” tuvo gran influencia en el desarrollo de otros juegos de la editorial West End Games. Una versión más compleja de este sistema fue utilizada en el juego de rol de Star Wars.

Imagen

HISTORIA DEL JUEGO

“Cazafantasmas: Un juego aterradoramente divertido” fue publicado en el año 1986. Contiene un Manual de Entrenamiento de 24 páginas (manual del jugador), un Manual de Operaciones de 64 páginas (manual del director de juego), dados de 6 caras y varias ayudas. West End Games publicó tres módulos de aventuras: “Hot Rods of the Gods”, “Scared Stiffs” y “Ghost Toasties”.

En 1989 la editorial publicó una edición revisada titulada “Cazafantasmas International”, aprovechando el estreno de la película Cazafantasmas II, que contenía una versión más detallada de las reglas. Esta nueva edición consistía en un manual unificado de reglas de 144 páginas, dados de seis y ayudas. Para esta segunda edición se publicaron cinco suplementos: “ApoKERMIS Now!”, “Ghostsbusters II: The Adventure”, “Lurid Tales of Doom”, “Pumpkin Patch Panic” y “Tobin´s Spirit Guide”.

Página de fans de los Cazafantasmas: http://www.gbfans.com/ Ghostbusters Fans

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4515
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Fantasmas y juegos de rol

#7

Mensaje por Alexander Weiss » 26 Nov 2019, 12:27

HAUNTED HOUSE

Imagen

Haunted House es un pequeño juego de cooperación entre jugadores que resume magníficamente los tópicos de las casas encantadas. La trama consiste en un grupo de personajes que como un grupo de investigadores de lo paranormal, parapsicólogos o un grupo de amigos con perro irán a investigar los misterios de una mansión encantada… ¿Motivos? …cualquier película sobre casas encantadas proporciona suficientes motivos reales o pretenciosos para meterse en estos berenjenales. Proporciona una aventura de ejemplo, con adversarios, consejos de interpretación y cómo realizar variaciones y modificaciones.

Imagen

SISTEMA

El sistema de juego es muy sencillo y directo, que al fin y al cabo tampoco pretende una duración extensiva semejante al de una campaña. Por una parte el personaje dispone de Características (habilidades innatas) y Campos de Experiencia (habilidades adquiridas). Cada Característica tiene una puntuación entre 1 y 6 que se suma al resultado de una tirada de dos dados de 6. Si se dispone del Campo de Experiencia adecuado se añade un bonificador a la tirada y es necesario superar 12 para tener éxito.

En la creación de personajes es de agradecer que se añadan una serie de arquetipos cinematográficos y literarios, además de la posibilidad de recurrir a la propia imaginación, mostrando los ejemplos sus debilidades y bonificaciones.

Por último existen los “puntos de destino funesto”, puntos que se acumulan cada vez que el personaje realiza una acción de alguna forma “atrae la atención el destino”, con tópicos cinematográficos como quedarse solo, negar lo sobrenatural. Cuando el personaje acumula tantos puntos como su resistencia +3 le ocurre algo malo y el director de juego puede introducir un efecto adverso.

Página web del juego: http://www.likantropia.com/haunted/

Y hasta aquí este breve vistazo al mundo de los fantasmas y a su influencia en el mundo de los juegos de rol. Como siempre, espero que hayáis disfrutado con su lectura y ahora, la decisión queda en vuestras manos.

Editor completo

Volver a “Wraith”