[Aventura] Una historia parisina de fantasmas

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 3831
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

[Aventura] Una historia parisina de fantasmas

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 31 Ago 2019, 00:08

Imagen

UNA HISTORIA PARISINA DE FANTASMAS

Por Emilie Suzanne [email protected]

Sinopsis: Los jugadores se meterán en una historia triste en la que los hilos son manipulados por varias criaturas sobrenaturales. Pero si se desenvuelven bien, quizás puedan demostrar su valor.

ACTO UNO: LOS FANTASMAS DE LA ÓPERA

ESCENA UNO
Vuestros personajes se encuentran situados en cualquier lugar donde tengas a bien situarlos (en cualquier escenario precedente puede servir) pero para facilitar la Narración, he situado el comienzo del escenario en París. Los jugadores recibirán rápidamente una carta acompañada con una invitación en nombre de uno de sus Contactos o Aliados (elígelo bien, será necesario sacrificarlo). En la carta se les pide que asistan a una gran representación teatral de la obra “Silencio” en pleno centro de París. En la carta se da gran importancia a su presencia y el magnífico espectáculo. La invitación está fijada para las 8 de la tarde.

El Teatro del Silencio: Efectivamente el teatro es un lugar muy particular. El espectáculo ha sido preparado para festejar su inauguración. El local donde se estrena la obra es un viejo teatro de la década de 1980, que ha sido restaurado gracias a un proyecto de un viejo mecenas y del ayuntamiento (que ha dado permiso e incluso ha aportado algo de ayuda económica), porque el teatro amenazaba ruina tras 14 años de cierre. La verdad es que sólo estuvo abierto durante 5 años. Pero en 1985 llegó una joven mujer acompañada por un grupo de artistas. El grupo, que se hacía llamar “Claroscuro”, realizó una representación sobre el tema del romanticismo y el vampirismo. La mujer se llamaba Malorie Fronda e interpretó de forma magnífica el papel de una víctima amada por el vampiro y sacrificada a su amor. Después de que la obra hubiera obtenido varias críticas muy favorables, un antiguo vampiro llamado Jean Bauderain acudió a verla. Quedó subyugado por la joven y decidió convertirla en su esclava de sangre (no quería convertirla en vampira de inmediato para que continuara ejerciendo su talento durante el día y por la mera diversión de observarla durante un tiempo). Mantuvieron un idilio durante un año en el que el vampiro y la actriz se veían entre bambalinas cada noche. Pero (todo iba demasiado bien…) cometió el error de regalarle una joya que había robado a otro vampiro, y así una noche un grupo de vampiros rabiosos entró en el teatro al principio de una nueva representación, mató a una parte del público, a todo el grupo de actores y a la joven. Jean quedó lleno de dolor, ya que en la sangre Malorie había encontrado a su musa. Por lo que se refiere a la policía, inició una investigación que evitaba cualquier referencia a los vampiros con buenas excusas y terminó archivando el caso.
Después el teatro fue clausurado y dejado tal cual –aunque se retiraron los cadáveres- hasta su reciente restauración y reapertura.
Jean se enfureció, se marchó de París durante un tiempo y preparó su venganza. Mató a uno de los vampiros que habían participado en la masacre del teatro y recuperó la joya que había sido fatal para su amada.

Después de que los personajes lleguen al teatro a las 8, no encontrarán al amigo que les ha invitado. Cuando comienza a alzarse el telón todavía no se ha presentado. El teatro es impresionante, elevándose hacia el cielo desde una plataforma de estilo neoclásico. El centro del techo está ocupado por una gran cúpula rodeada de cuatro torres. La luz pasa a través de pequeñas ventanas recubiertas de vidrieras coloreadas con marcos de madera grabada que dan una impresión barroca llena de detalles tallados. Los muros están hechos en parte de piedra esculpida y de piedra con formas que recuerdan un poco al barroco y se encuentran adornados con diversas figuras y símbolos esculpidos. El pasillo que los personajes deben atravesar para llegar al escenario está bien enmoquetado de rojo oscuro y las paredes están decoradas con muebles y cuadros de gran belleza. Parece bastante luminosa. Llegarán enseguida a una gran sala y anfiteatro de grandes dimensiones, bajo la cúpula recubierta en su interior de azulejos de cerámica semitransparente.
El escenario también es impresionante y rodeado de pesados cortinajes negros. Hay espacio para un público de más de 200 personas.

El espectáculo: Después de que hayan ocupado sus asientos, se levanta el telón sobre una escenario vacío que comienza a llenarse con una niebla blanquecina. Cuando la niebla comienza a cubrir todo el escenario, una forma humana comienza a formarse sin que nadie pueda percibirla bien. Después aparecen otras formas detrás. Un fondo sonoro muy extraño se eleva progresivamente inundando toda la sala como si no viniera de ninguna parte. El telón se alza por completo.
El público, aunque un poco nervioso, se comporta como si no acabara de ocurrir nada. El elenco de actores aparece y el público se pone a aplaudir, dispuesto a presenciar una obra escrita para su placer. Durante una hora transcurre un espectáculo entre un drama cómico y un musical (improvisa un espectáculo divertido y un poco extraño). Durante unos instantes en la representación, los actores se reúnen en coro, como si estuvieran conspirando en secreto y hablan en susurros unos segundos. Sin embargo, el público no da importancia a este comportamiento. Después de algunos saludos la representación termina bajo los aplausos del público y baja el telón. Los personajes jugadores se sienten extrañamente cansados y como vaciados de una pequeña parte de su energía. Todo el público se encuentra también algo cansado. Quizás se debe a la poderosa calefacción del local. El público se marcha (voluntariamente o por orden de los vigilantes) hacia la salida y el Teatro del Silencio cierra sus puertas a la noche y el ruido de las calles. Si los personajes recogen un programa antes de salir, se darán cuenta de que el espectáculo comenzó a las 8.30, mientras que la aparición de la niebla se produjo a las 8.25…

El espectáculo misterioso: Este espectáculo es de hecho una aparición fantasmal. La historia del Teatro del Silencio todavía no ha terminado. Cuando fue asesinada salvajemente por los vampiros, Malorie todavía era humana (aunque servía como esclava de sangre a Jean, voluntaria, alimentándose de la sangre y disfrutando del éxtasis de los besos de su amante). Su destino fue igual al de sus 7 compañeros actores y las 8 personas presentes en el público. Con una muerte tan brutal y la condición particular del Teatro del Silencio, próxima al mundo fantasmal, todos los muertos se convirtieron en fantasmas…
Malorie, traumatizada y desequilibrada por su relación con el vampiro se ha vuelto muy poderosa. De esta manera consiguió mantenerse en el edificio e impedir que las demás almas siguieran su destino en el más allá, obligándolas a permanecer prisioneras con ella. La pequeña aparición de niebla que ha tenido lugar es obra suya.
Malorie se siente impulsada a aparecer en el escenario, un poco como una petición de auxilio y para denunciar la forma en que fue asesinada con sus compañeros. En cada representación humana arrastra a sus “protegidos” al escenario. Sin embargo, la mayoría de la gente parece insensible a este tipo de fenómeno y no les ven. No es el caso de los Cazadores, por fortuna para la Crónica. Por lo tanto el cansancio y las emociones extrañas son obra de los fantasmas. Los espíritus se nutren de las emociones humanas, cansando a los vivos rápidamente y estimulando sus sensaciones y sentimientos.

ESCENA DOS
Los personajes jugadores querrán investigar seguramente esta extraña manifestación. Si no lo hacen (nunca se sabe con los jugadores…), utiliza de nuevo el Contacto que les envió la invitación al teatro. No pudo estar presente la última vez porque después de haber visto el espectáculo el día anterior se sintió cada vez más cansado y comenzó a perder sus fuerzas. Muy pronto ni siquiera podía levantarse de la cama. Sin embargo, se sintió realmente impresionado por el espectáculo. Si se le pregunta cree haber visto algo de niebla y haber escuchado una extraña música, pero nada más (a menos que se trate de un Cazador, pero se desaconseja por la coherencia del escenario).
Si esta información no es suficiente para picar la curiosidad de los personajes, encuentra una forma de impulsarles. Su Contacto puede conseguirles nuevas entradas si desean volver a ver la representación. Pero no podrán indefinidamente. Su Contacto se están haciendo cada vez más visible. Si acuden a verlo, vive en un apartamento bastante agradable en una especie de hotel privado (cuyo propietario es…música de suspense…Jean Bauderain, el vampiro) en el arrondissement 16 de París.
El Contacto de los personajes se encuentra en cama y su novia les hace entrar y les lleva a la habitación del enfermo. Se encuentra muy pálido, respira lentamente y parece en efecto muy cansado, pero no sufre fiebre ni dolor alguno. Les dirá que es una indisposición tras haber asistido a la reapertura del Teatro del Silencio, tras su largo cierre y que quedó encantado con el espectáculo. Pero nada más.
A partir de entonces será necesario que los personajes investiguen por sí mismos. Llegará un momento en que tengan la necesidad de investigar más, pero el orden de los acontecimientos dependerá de a dónde se dirijan primero. A continuación se muestran los detalles en función de su dirección:

Imagen

INVESTIGAR EL PASADO DEL LUGAR
-Los personajes pueden dirigirse al ayuntamiento, donde podrán descubrir que el Teatro del Silencio ha estado cerrado durante mucho tiempo y que acaba de volver a abrir gracias a la donación generosa de un mecenas millonario. En cualquier caso no proporcionarán su identidad. Si insisten, La funcionaria que les recibe (una especie de secretaria) dirá que prefiere mantenerse en el anonimato (se trata de Jean, el vampiro) y los despedirá amablemente alegando que tiene trabajo. Por otra parte el vampiro, que tiene influencia en el ayuntamiento, podrá sin duda conocer la visita de los personajes indagando sobre el teatro.
-Los trabajos de rehabilitación comenzaron hace unos seis meses y todavía no han terminado (“si quiere contribuir con un donativo, señor…”).
-También pueden acudir a la biblioteca para buscar algunos documentos. Quizás será la opción más fructífera, ya que los libros no pueden dar el pretexto de que tienen trabajo. Con un poco de esfuerzo (investigando un poco con Percepción + Investigación, dificultad 5 o Percepción + Informática si utilizan la base informática de la biblioteca) podrán encontrar un pequeño libro de historia del arte que habla del edificio del Teatro del Silencio.
Originalmente era una especie de prisión que fue derribada tras la Segunda Guerra Mundial, y el edificio actual fue construido en 1980 por el arquitecto Maxim Verdaguer, que tenía entonces unos cuarenta años. El edificio se benefició de una estructura muy particular y original, ya que sus cimientos son muy específicos para un edificio de esta época, constituyendo un edificio subterráneo en sí. Parte del edificio fue vendido a un grupo de actores que fue famoso hace años y que se llamaba Claroscuro. También habla un poco de la obra que los hizo célebres y que mezclaba el romanticismo con la historia de un vampiro, un poco similar a Drácula. Sin embargo el grupo teatral anunció su retirada poco después (si se creen las fechas) sin dar razón alguna de su abandono de la escena. La retirada de Claroscuro coincide con el cierre del Teatro del Silencio.
Profundizando en su investigación (deberías incrementar la dificultad, ya que esta información no es tan fácil de encontrar) los personajes pueden encontrar un recorte de periódico que habla del motivo del cierre del Teatro del Silencio. La causa fue un terrible crimen que fue cometido en 1986 durante una representación de Claroscuro por un grupo terrorista armado (ah, la verdad del Mundo de Tinieblas) que causó varios muertos y algunos heridos (no se proporcionan cifras). La policía hizo evacuar el lugar y decidió cerrar el establecimiento. Después de descubrir esta información, los personajes sin duda querrán echar un vistazo a los archivos policiales, pero por ahora sólo cuentan con ellos mismos.

REGRESAR AL TEATRO
Los personajes jugadores deciden regresar a ver al espectáculo, creyendo (con razón) que está ocurriendo algo raro, y quizás haciendo que los Heraldos les den un pequeño empujón para atraer su interés. La obra se desarrolla exactamente igual que en la primera ocasión, salvo que durante su aparición Malorie saldrá un poco más de la bruma y los personajes podrán verla extendiendo la mano y avanzando para intentar decir algo. Pronto percibirán su rostro antes de que el telón se cierre bruscamente.
Quienes consultaron información sobre el teatro podrán reconocer el rostro de la actriz principal de Claroscuro, Malorie Fronda, aunque se encuentra ligeramente alterado por su transformación fantasmagórica. En este momento las personas presentes se sentirán inquietas y alteradas, como si una parte de su energía les hubiera sido absorbida (en los casos más extremos cuenta como una especie de mareo o náusea equivalente a un nivel de heridas).
La obra transcurrirá como en la ocasión precedente, aunque se trata de la última representación por este mes. Los vigilantes no dejarán a los personajes curiosear demasiado por el local. Si se muestran amables y educados (y quizás colocando algo de dinero en el lugar adecuado) los personajes sabrán que el teatro todavía sigue en obras, especialmente el espacio de la parte de atrás, y que no se inaugurará hasta dentro de una semana.
Posiblemente los personajes intenten forzar la puerta de atrás y fisgonear por su cuenta (bien, por lo menos pueden intentarlo). Sin embargo, hay algunos detalles que deberías saber antes de continuar.

La Tumba del Silencio: Después de que Malorie fuese asesinada, el vampiro Jean (que se encontraba terriblemente mal, el pobre…) enterró el cadáver de la joven con la joya que había provocado su muerte en los cimientos del teatro. Los subterráneos del teatro consisten en una serie de pasadizos laberínticos (un poco como los de “El fantasma de la ópera” de D’Argento). Colocó el cadáver en una especie de tumba improvisada con piedra tallada en una sala majestuosa que él mismo preparó y selló. Por esta razón el espíritu fantasmal de Malorie encanta el lugar reteniendo a los espíritus de las demás personas que murieron con ella.
Para ayudarla es necesario encontrar el cadáver, destruir el medallón que lleva alrededor del cuello y enterrar su cuerpo o por lo menos darle un funeral apropiado. Si el vampiro descubre que alguien está haciendo demasiadas preguntas sobre el lugar de descanso de su amada, a pesar de sus buenas intenciones, no querrá aceptar jamás la destrucción de la tumba.

Antes de llegar al punto de investigar los pasillos laberínticos que se extienden bajo el Teatro del Silencio se producirán algunos sucesos que pueden obstaculizar a los personajes. Para empezar, el vampiro Jean, bien a través del Contacto que los invitó o de la secretaria del ayuntamiento, comenzará a interesarse por los personajes que parecen mostrar una curiosidad demasiado alarmante, por lo que comenzará a utilizar su influencia, sobre todo en lo referente al teatro. Una noche, antes de que se aventuren en el teatro (por ejemplo, tras visitar la biblioteca o el ayuntamiento), uno de los personajes recibirá una llamada telefónica o algún tipo de mensaje inquietante, en el que les indica, con bastante educación, todo sea dicho, que harían mejor en detener enseguida todas sus investigaciones. No mencionará las consecuencias pero el tono debería ser bastante evocador.
Alguno de los personajes también puede tener un sueño extraño –y revelador- donde un grupo de sombras -16- aparecen a contraluz detrás de una sábana blanca y manchada de sangre. Entre el grupo se alza una voz femenina que declama algunos versos con voz dulce y triste que poco a poco adquiere un tono cada vez más fúnebre y sepulcral “y al final será lo que todavía no ha sido, el calor regresará al final del estío…” Por último se hace el silencio y las sombras comienzan a desperdigarse y a huir presas del pánico. Finalmente un fundido en negro y tras la sábana aparece la sombra de una especie de ataúd. Fin.

ESCENA TRES
El Contacto de los personajes se encuentra cada vez peor y pesimista y les pedirá que acudan a verlo. Sin embargo, cuando lleguen a verlo habrá muerto, por lo que se les pedirá que ayuden en los preparativos fúnebres. Tendrán que entrar en el hotel donde su Contacto está instalado (y donde se encuentra el vampiro Jean, un habitáculo lujoso y adornado con buen gusto bajo el subsuelo del edificio).
Cuando lleguen, la novia del Contacto les dirá que ha muerto (el vampiro lo mató porque había descubierto su presencia). El cuerpo del difunto se encuentra muy pálido y demacrado, con las venas un poco azuladas de más. Si los personajes ya se han encontrado con víctimas humanas asesinadas por los vampiros pueden percibir el parecido, aunque pueden pensar que es mejor no precipitarse. La novia les pedirá, entre sollozos, que llamen al notario del Contacto, que debe estar en su oficina, para conocer su última voluntad y disponer sus honras fúnebres.
El notario informa de que existe un último testamento, y los citará para su lectura, ya que va dirigido a los personajes. Tras la lectura de las disposiciones legales les hará entrega de un pequeño sobre que el difunto les ha dejado.
El sobre contiene una pequeña carta en las que el Contacto dice que se siente amenazado, que cada vez tiene más pesadillas y cansancio, y que siente que una sombra le vigila en sueños y camina por su habitación (es el vampiro). Por esta razón les pide a los personajes que investiguen lo que ocurre en el Teatro del Silencio, que parece ser el origen de su mal. Ha conseguido encontrar la dirección del antiguo arquitecto del teatro (si a los personajes no se les ha ocurrido ya, en cuyo caso prémiales llegado el momento con experiencia), que vive en Amiens. Igualmente ha conseguido ver una parte de los informes de la policía relativos al crimen de 1986 que provocó el cierre del teatro.
Los personajes jugadores pueden saber el número de víctimas (16), su nombre y profesión (entre el grupo de actores y el público. La actriz principal es Malorie Fronda, pero puedes improvisar un listado de nombres inventados a tu discreción). Parece que no fue robado nada, salvo un medallón que llevaba la actriz, y aparte de eso los forenses no encontraron ningún indicio. Muchos cadáveres estaban destrozados salvajemente, como si hubieran sido desgarrados por fieras, y algunos de ellos estaban desangrados. (El medallón fue robado por los vampiros y posteriormente Jean lo recuperó y lo enterró con el cuerpo de su amada). El caso fue archivado al poco tiempo y el Teatro del Silencio clausurado. El patrocinador del teatro, el señor Jean Bauderain, se encargó de los gastos funerarios de Malorie Fronda y del grupo de teatro.
Por último la carta concluye con una advertencia del Contacto: saliendo del teatro se cruzó con un hombre que cree le ha seguido hasta el hotel, pero se desmayó al llegar a la habitación y no recuerda más.

EL ARQUITECTO
Si los personajes telefonean a Maxim Verdaguer, arquitecto del Teatro del Silencio o desean verlo, podrá (si se muestran educados y hacen las preguntas adecuadas), enseñarles los planos del teatro, un edificio complejo e ingenioso que cuenta con un laberinto de galerías subterráneas con una gran sala decorada, cuya principal función era servir como caja de resonancia para el teatro, y para disponer el equipo musical, pero que seguramente ha debido resultar dañado con el tiempo.
Maxim también conoció al grupo Claroscuro y confirma su talento, utilizando a menudo efectos musicales, de luz y humo en sus representaciones. También les habla un poco de Malorie Fronda y recuerda que a pesar de lo que digan los periódicos todavía sobrevive uno de los miembros de Claroscuro que se encontraba ausente cuando ocurrió la tragedia del teatro. Se llama Gabriel Maxence. Maxim no sabe dónde encontrarlo, pero si los personajes lo buscan en una guía telefónica, por ejemplo, podrán encontrarlo en París, en la zona sur.

EL ACTOR
Si los personajes quieren ver a Gabriel se encuentra algo nervioso y asustado (guarda un recuerdo aterrador de la masacre, porque allí perdió a todos sus amigos y a su esposa, que formaba parte de Claroscuro). Es necesario ser realmente diplomático para animarle a hablar de lo ocurrido. Podrá contarles que los miembros de Claroscuro se encontraban muy unidos pero que un tiempo después Malorie comenzó a distanciarse porque había comenzado una relación con un hombre que la atraía. Él nunca llegó a verlo, pero su mujer le dijo que se trataba de un hombre alto y elegante, quizás con un acento escandinavo y de cabello largo (en este momento es posible que los personajes puedan hacer algo de memoria y recordar a alguien parecido de sus visitas al teatro). También recuerda que le regaló una joya muy hermosa, pero un poco exageradamente barroca, una especie de medallón antiguo, como parte de su compromiso. Tenía una especie de símbolo cabalístico, con piedras preciosas y oro.
Si los personajes le preguntan quién era el propietario del teatro, descubrirán que se trata de Jean Bauderain (…y si han preguntado quién es el propietario del hotel donde murió el Contacto, descubrirán que el nombre del propietario es el mismo. Una curiosa coincidencia. Y sí, como propietario, Jean tiene las llaves de todas las habitaciones del hotel. De todas formas puedes dejar caer esta información con facilidad si los jugadores no la discurren por sí mismos).
Sin embargo, la conserje del hotel le dirá a Jean que varias personas han venido haciendo preguntas, y sin duda el vampiro comenzará a pensar que los personajes saben demasiado por su propio bien. Poco después de que se vayan, Gabriel Maxence morirá en un incendio “fortuito” que se producirá en su casa (cuidadosamente fingido por varios esclavos de sangre del vampiro). Los personajes pueden saber el destino del actor a través de los periódicos o de la televisión, o algún otro medio.

A medida que los personajes investigan las diversas pistas se sentirán cada vez más observados (juega con la paranoia habitual, diviértete un poco con ellos). De hecho, el vampiro y un pequeño animal al que ha esclavizado con su sangre (una rata, por ejemplo), vigilarán a las personas que se acercan demasiado al Teatro del Silencio. Con mucha suerte y percepción (haz las tiradas oportunas, no seas demasiado amable, pero tampoco demasiado duro) o con el gasto de puntos de Convicción los personajes podrán neutralizar la vigilancia del vampiro. Finalmente llega el momento de enfrentarse al lugar.

ACTO DOS: LA TUMBA DE LOS FANTASMAS

ESCENA UNO
Para forzar la puerta del teatro es necesario ser muy hábil en Seguridad (Inteligencia + Seguridad, dificultad 8, con al menos dos éxitos) o bien conseguir material en forma de palancas, sierras y taladros (pero haz las tiradas oportunas de todas formas). En resumen, es necesario procurar no hacer demasiado ruido. Si el animal esclavo del vampiro no ha sido neutralizado, el vampiro no se mostrará a los personajes hasta que hayan entrado en las galerías subterráneas (nada de escándalos en plena calle…).
A continuación expondré los pasos que preparé previamente en mi partida para obstaculizar a los personajes. Debo reconocer que los jugadores se mostraron especialmente ingeniosos y superaron los obstáculos con facilidad, pero de todas formas tal vez puedan servirte de inspiración para preparar algo mejor.
-Cuando hayan conseguido pasar al sótano (y existe la posibilidad de que el vampiro los haya descubierto mediante su animal esclavo), descenderán por una escalera estrecha y bastante polvorienta. Sin embargo, resulta evidente que alguien ha pasado por ella en los últimos días (el vampiro visita la tumba de su amada al menos una vez por semana). De repente una fuerte corriente de viento obliga a los personajes a detenerse y apoyarse en las paredes. De repente el viento cesa de improviso y se escucha un ruido en el escenario, por encima de ellos. Si los personajes vuelven a subir para ver lo que ha ocurrido, no encontrarán nada excepto una mancha de sangre que se extiende sobre el escenario para desaparecer en el momento adecuado…
Cuando lleguen a las galerías se darán cuenta de que acaban de meterse de cabeza en un laberinto de cemento y piedra…bastante oscuro (¿Cómo? ¿Que los personajes se han olvidado de traer algo de luz? Qué pena…), y es difícil orientarse en la oscuridad. Hazles girar y dar vueltas un rato y juega un poco con sus miedos (deben comprender que acaban de convertirse en prisioneros del fantasma de Malorie. Aunque hayan tenido la precaución de hacer una copia del plano del teatro, el fantasma puede utilizar algún efecto para desorientarles).
De repente, cuando giren una esquina, se encontrarán frente a frente con la figura de un chico joven (de unos 17 años) con la mitad de su rostro desgarrado y con un aura completamente blanca. Los mira con ojos de súplica y extiende una mano hacia ellos. Cuando los personajes se intenten acercar, una gran corriente de aire se abatirá sobre el chico, que desaparecerá en un abrir y cerrar de ojos.
Se trata de Malorie, que trata de retener a sus seguidores y no quedarse sola. Otros fantasmas intentarán guiar a los personajes hasta la tumba de la actriz personal, aunque sus esfuerzos serán entorpecidos. Finalmente, una luz los guiará hasta un muro, atravesándolo. Es el muro que cierra la sala donde se encuentra la tumba, sellada en piedra. Es necesario derrumbarlo. Los personajes pueden percibir una pequeña brecha por la que sale el aire y una pequeña luz fantasmal que surge del interior. Malorie retiene a los demás fantasmas dentro de esta sala para que no entren en contacto con el exterior.
Sea como sea (puedes ayudarles o no) los personajes deben derribar el muro (que no es tan sólido como parece) o hacer una tirada de Percepción + Investigación, dificultad 8, en cuyo caso descubrirán una piedra que abre un pequeño pasadizo (a través del que Jean puede entrar y salir de la tumba).

ESCENA DOS
Los personajes entraran en una sala bastante amplia, que parece haber servido con otro propósito en el pasado pero que actualmente constituye el mausoleo de una gran tumba de piedras esculpidas (con diversas formas y un friso que muestra más o menos la tragedia, una mujer sobre un escenario, el ataque de unos monstruos, y la tumba en una sala…). Una serie de figuras trágicas y llorosas miran a los personajes cuando entran y se vuelven hacia la tumba. Después desaparecen con un murmullo de sufrimiento y el viento se las lleva.
En ese momento aparece el vampiro Jean, si su espía animal le ha prevenido. Entra en la sala desde la oscuridad, furioso y grita a los personajes:
-¡No os acerquéis a ella!
En principio parece que va a atacar, murmurando algunas frases que pueden resultar reveladoras sobre lo ocurrido. Es el momento en que los personajes pueden ajustar cuentas por la pérdida de su Contacto y enfrentarse al vampiro. Si consiguen destruirlo, una forma fantasmagórica se eleva de la tumba y mira a los personajes con los ojos llenos de lágrimas y se inclina sobre el cuerpo del vampiro mientras se deshace en cenizas, y después desaparece.
Los personajes deben utilizar toda su fuerza para abrir la tumba, utilizando palancas o algún otro material (debes evaluar la dificultad que quieres imponer). Una vez abierta aparece un cadáver reseco, vestido con un hermoso vestido blanco de aspecto melodramático y un enorme medallón alrededor del cuello. Sobre el cuerpo muerto se superpone la imagen fantasmal de la mujer que apareció en los primeros minutos de la obra de teatro.
Es necesario destruir el medallón y enterrar el cuerpo en otro lugar para liberar el alma de Malorie y el de sus seguidores. Si se llevan el medallón pero no lo destruyen, los fantasmas seguirán encantando el teatro. Si se llevan el cuerpo pero no lo entierran (¿qué quieren hacer con él?) regresará a la tumba o al menos a la sala. Si se entierra el cuerpo con el medallón, el fantasma de Malorie seguirá atado a su tumba con sus prisioneros en el lugar de la inhumación, provocando nuevos fenómenos fantasmales. Si hacen lo que deben hacer (y pueden saberlo interrogando a algún fantasma) los fantasmas de las personas que murieron en el teatro aparecerán, con Malorie delante de ellos, sonreirán y se disiparán lentamente para no volver.
Los jugadores sentirán que han cumplido su misión y puedes establecer una especie de epílogo para explicar en retrospectiva lo ocurrido. Quizás incluso Malorie, antes de marchar, explique rápidamente, de forma dramática lo ocurrido (su amor por Jean, la joya, su muerte, y su deseo de no estar sola, por qué decidió mantener a las demás almas a su alrededor…), de forma tan compleja o sencilla como estimes necesario.
También es posible que Jean no haya sido advertido por su espía y que los personajes consigan destruir el medallón y conducir a Malorie y sus seguidores al descanso eterno en su ausencia. Si es así, el vampiro se sentirá bastante furioso por la profanación de la tumba de su amada, y a menos que los personajes sean muy, muy buenos diplomáticos, tendrán que enfrentarse a él antes o después. En cualquier caso, la reacción de Jean también dependerá de lo que hagan los personajes con el cuerpo de Malorie. Si se trata de un entierro digno, puede que simplemente lo deje pasar y cambie el lugar de sus visitas.

Imagen

DRAMATIS PERSONAE

JEAN BAUDERAIN, VAMPIRO
Atributos: Fuerza 3, Destreza 4, Resistencia 4, Carisma 3, Manipulación 3, Apariencia 4, Percepción 3, Inteligencia 3, Astucia 4
Habilidades: Alerta 3, Atletismo 2, Armas C.C. 4, Armas de Fuego 2, Esquivar 3, Etiqueta 3, Intimidación 3, Liderazgo 3, Pelea 3, Subterfugio 2
Poderes: Aterrorizar, Encanto, Lengua de las Bestias, Percepciones Agudas, Poderío 2, Velocidad 3,
Fuerza de Voluntad: 7

LOS FANTASMAS
Nunca atacan…pero puedes utilizar a Malorie para que inquiete a los personajes con algún fenómeno extraño, aunque nunca nada realmente agresivo.

Y ya está, siempre puedes intentar mejorar el percal de este escenario. Lo siento por los fallos que seguro que me he dejado, pero seguro que el contexto general puede resultarte útil. Divertíos.

Editor completo

Volver a “Cazador”