Dilemas personales sobre asuntos religiosos

Consenso sobre los aspectos relevantes de la partida

Moderador: Baudelaire

Avatar de Usuario
Baudelaire
Narrador de Edad Oscura: Inquisidor y de Edad Oscura: Hadas
Narrador de Edad Oscura: Inquisidor y de Edad Oscura: Hadas
Mensajes: 2253
Registrado: 15 Jul 2019, 00:37
Ubicación: Santiago, Chile
Mensajes miarroba: 642
Antigüedad: 21 de Marzo de 2019

Dilemas personales sobre asuntos religiosos

#1

Mensaje por Baudelaire » 30 Ago 2020, 02:00

Tal cual he indicado en la información general, existirán situaciones que podrían involucrar cuestionamientos severos a los principios del catolicismo y más de alguna susceptibilidad podría ser tocada.

A saber:

El título de la partida hace referencia a un concepto que se opone a una promesa. Se supone que un juramento está sancionado por alguna divinidad, por lo que debería considerarse que va más allá de la palabra entregada. En términos religiosos, supone una manera espiritual de firmar un contrato, sobre el tejido del alma. Con ello la ira de los cielos podría caer sobre quién haya osado faltar a este compromiso.

Para las hadas es la manera de controlar los asentamientos humanos cerca de sus territorios, por lo que son más que un asunto puramente religioso. Ellas saben que su patio de juegos depende de llegar a acuerdos que les sean favorables y aparenten serlo para su contraparte. Quiénes pactan con las criaturas de Arcadia están, implícitamente, renegando de sus otras creencias. O, al menos, cayendo en una contradicción: sirviendo a intereses que se oponen entre sí.

El catolicismo busca erradicar las fes más antiguas y, recurriendo a las cruzadas, expande su influencia al mismo tiempo que controla más tierras. El islam también se decida a lo mismo, en el norte de África. El conflicto fundamental es tierra santa, dónde es la colisión extrema de las fes más modernas.

La palabra "tierra santa" ya mencionada y "dios" (o "diosa") siempre estarán en minúsculas, así cómo otras referencias a "providencia" o "supremo creador", porque así se mantiene el tono de cuestionamiento al monoteísmo por parte de las comunidades que habitan en los lugares que podríán visitarse.
Sin embargo los nombres de dioses helénicos estarán con mayúscula. Igualmente que Yavé para el henoteísmo hebreo, pues la religión judía siempre ha aceptado la existencia de otras divinidades, entre las cuales la suya es la que se vuelve preponderante. Lo mismo para Alá el misericordioso, Morrigan la reina fantasma u Odín señor de Asgaard.

Lo que significa que podría haber presencia de fieles de la religión celta o la religión nórdica, a pesar de lo avanzado de la época en cuanto a la dispersión del catolicismo, todavía hay regiones que siguen fieles a sus creencias ancestrales. Las descripciones podrían ser muy detalladas cuándo se trate de sufrimiento y acciones malignas en lo cotididiano. Del mismo modo, se intensificarán al incrementarse las hostilidades cuándo los ejércitos comiencen a acercarse… un reloj que jamás se detiene, aunque puede intentar retrasar o evitar esta colisión.

Por lo tanto, es importante considerarlo, tanto por las creencias personales fuera del juego cómo lo que cada personaje enfrentaría dentro del juego. De cualquier modo, se trata de la esencia de la ambientación. Las fes preponderantes están imponiéndose y a punto de controlar a la humanidad. Solamente queda intentar comprender que motivaciones existen y buscar la manera de mantener las tradiciones arcadianas en un mundo que poco a poco deja de valorar los asuntos feéricos.

Editor completo

Volver a “Contrato Lúdico”