[EC] Dramatis Personae

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 5742
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

[EC] Dramatis Personae

#1

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 24 Ene 2022, 22:29

Liotard de Arillac Imagen
Liotard de Arillac fue un noble señor que disponía de su feudo en las extensas llanuras cercanas a Parisot, un punto equidistante entre Tolosa y Albi. Era un fiel religioso que pagaba su diezmo a la iglesia y juraba fiel servicio a la dinastía de los Capetos. Según algunos escritos, a finales del siglo XI en pleno auge del catarismo, conoció a Jeremías, hijo de Bogomil, que había llegado hacía años desde las más reconditas regiones de Tracia, propagando las palabras de su padre.

La conexión fue instantánea, y Liotard Despertó, conociendo "El Camí dels Bons Homes" , y recorriendo dicho camino de los hombres buenos, se unió al movimiento asceta. Abandonó sus tierras y se asentó en Albi, donde rápidamente se hizo un nombre entre los suyos. Durante la cruzada albigense, probó las amargas hieles de la derrota en Carcassone, y las dulces mieles de la victoria en Tolosa, donde resistió el asedio de las tropas de Simón de Momfort, al que pudo herir en su huida.

Herido él también por las batallas, pronto se le fue asignada la tarea de preceptor, y se dedicó a buscar a jóvenes y potenciales fieles a la causa, que estuvieran en posesión o pudieran estarlo en un futuro de habilidades mágicas. Y así, recorrió el sur francés y el norte español durante los siguientes lustros, conociendo a Jaime Albertí Atienza, en una de esas incursiones al sur de los Pirineos, y habido sido llamado por el presbítero Simón Sampedro.

Murió, como casi todos sus compañeros de Adytum y tras la traición del catecúmeno Pierre Roger de Mirepoix que daría como resultado la rendición de Montsegur, en el "Prado de los Quemados" el 16 de Marzo de 1244, en una ceremonia, en la que el Arzobispo de Narbona, Pierre Amiel, ordenó realizar el ritual del Gilgul, que desproveía a los Despertados de su avatar, para luego ser pasto de las llamas junto a sus más de doscientos compañeros de fe, no sin antes haber dejado un par de discípulos desperdigados por el reino de Aragón y el mediodia francés.

Algunas historias cuentan que algunos peregrinos aún hoy en día cuentan que entre las ennegrecidas briznas de hierba, se oye la Canción que entonaron mientras eran pasto de las llamas, dejando esté satánico mundo material, y esperando la pronta entrada de sus almas en el verdadero reino de Dios.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 5742
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

Re: [EC] Dramatis Personae

#2

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 19 Feb 2022, 00:46

Jerónimo Lara Mediávila Imagen
Jerónimo Lara Mediávila, Sir Jerry, Gerard de Troyes, Jerome de Baskerville, Al Jyrunimu, o simplemente "El Alquimista"... tantas son las identidades de este truhán mezclapolvos con ínfulas de caballero, que no hay taberna en Iberia en la que no haya impuesto una de sus tretas.

Jerónimo nació lejos de los laureles de la realeza, en Calatrava la Vieja, la ciudad más importante de al-Ándalus en el valle medio del río Guadiana. Pronto ofició de monaguillo, donde a pesar de meter mano en el cepillo en decenas de ocasiones, siempre consiguió evitar las penas a la hora de las culpas, y donde pagaban justos por pecadores, el salía extrañamente airoso de cualquier contienda. Así se fue labrando su propia fama de buscavidas, hasta que la parroquía se le quedó pequeña.

Sacaba lustro pues, ya realizando labores de paje, a las armaduras de los caballeros que bajaban a luchar contra el moro, y si la paga fuera buena, también al contrario, para que engañarnos. Jerónimo aparte de fascinarse por las estoicas figuras de los hidalgos y por las leyendas que se iban forjando, se fascinaba por los metales. Cuál urraca, se desvivía por el brillo de los petos y las espadas, y en tanto fue su envelasamiento, que empezó a descubrir el más íntimo secreto de los metales. A tal punto que empezó a creer poder modelarlos con sus manos.

Abu Talib, un supuesto curandero árabe, le ayudó a comprender el resto. En su consulta, que no era más que una choza de techo de paja soportado por dos vigardos, empezó a descubrir todo un mundo de olores, colores, sensaciones, mezclas y aleaciones. Comprendió el valor del oro, el real y no monetario, y percibió la auténtica frialdad del acero. Había Despertado, y los Solificati, los Hijos del Conocimiento, eran su nuevo hogar. Lejos estaban aún la traición de Heylel Teomim y la infamia que ello conllevaría para su nueva mística familia.

Mediávila, que no había perdido su afán por sacar tajada y provecho de todo, pronto vio cuartos donde sus nuevas habilidades, y decidió salir a ver mundo, y recorrer los anchos campos buscando mercados prósperos donde vender, todo tipo de brevajes, sulfatos, sales y demás creaciones alteradas por su voluntad y que le proporcionaban a sus compradores otras tantas cualidades. De paso, entre aquellos viajes, hacia gala de disfraces y jugaba a ser afamado caballero en busca de aventuras. Al punto de llegar a creérselo.

En una de esas aventuras, conoció un muchacho. Un reflejo de sus propias habilidades pero con todo tipo de mecanismos. Un crío con mañas capaz de mejorar con sus inventos, las vidas de los vecinos de Villa Corazón. Y lo acogió en su seno. Pero esa es otra historia que no sabemos si será contada.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Avatar de Usuario
Jebediah_Gogorah
Narrador de Mago
Narrador de Mago
Mensajes: 5742
Registrado: 14 Jul 2019, 11:50
Ubicación: Umbra Profunda
Mensajes miarroba: 9.932
Antigüedad: 30 de Octubre de 2016
Contactar:

Re: [EC] Dramatis Personae

#3

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 22 Feb 2022, 15:53

Juana (Leonor de Arizméndi y Mendizabal) Imagen
Juana es la hija bastarda del Duque de Ábalos, Martín de Arizméndi, y una de sus concubinas, Teresa Mendizábal. El duque cansado de no encontrar varón con la duquesa, pues había engendrado cuatro hembras, dos ya fallecidas, había dispuesto a varias de sus concubinas para que le otorgaran sucesor. Pero tampoco hubo suerte con la primera de las amantes reales, y tanto ella como su neonata fueron expulsadas del Palacio Ducal de Ábalos, una fría noche de enero. Un carruaje las dejó en medio de la estepa riojana.

Teresa, a la que no se le conocía oficio ni beneficio, despechada, tras haber entregado a su hija en adopción en el Convento de las Agustinas en Ágreda, urdió un plan para vengarse del Duque, pero fracasó y fue asesinada. Así fue que Juana (Dios es misericordioso), como fue bautizada por las agustinas tras encontrarla con vida tras pasar toda la noche en la puerta del convento, protegida solo por las cañas del moisés y unos trapos, de la helada castellana, creció sin saber de su madre, ni conocer la identidad real de su padre.

Pronto Juana descubriría que no estaba hecha para la vida monacal, y se centraba en sus labores eclesiásticas, más desde un punto de vista erudito que religioso. Leía los textos bíblicos con más firmeza que pasión, y pasaba las tardes con las madres escribanas, a cuentas de que la echaran en falta en cocinas. La pequeña biblioteca del convento, con libros cuidadosamente seleccionados, en seguida se le quedó pequeña. Y a poco, un carácter díscolo y rebelde se fue abriendo en su ser, producto del encierro. La lozanía y el cambio trajeron en ella ansías de libertad, pero también una serie de habilidades extrañas solo concebidas a la fe.

Con práctica y relajación, era capaz de observar otros sitios sin que en realidad estuviera en ella. Incluso había ciertos testimonios que habían descrito a la muchacha con regia fidelidad a pesar de no haber abandonado nunca su claustro. Aquellos rumores, pronto se abrieron paso por la región, y no costó nada convencer a la Superiora para que cediera a la chica a potestad de Don Claudio Solís, pues era voluntad de todos, y prometían un fidedigno plan de estudios para ella.

Pero lo que a todas luces, parecía un Despertar místico de Juana, se fue diluyendo hasta estancarse de una manera extraña, si bien, la relegación de funciones lejos de la erudicción en la Atalaya, habían dado pie a ello. Paulatinamente, se fue dejando de pensar en ella, como alguién útil para Per aspera ad astra, actual Alianza Hermética de los Guardianes del Segundo Nombre y Sello de Salomón, y su papel fue quedando en el de un simple grog. Durmientes que conocían de la existencia de aquella realidad moldeable y que ayudaban al resto de miembros místicos de la Capilla.

Pero Juana no se rinde. Como en aquella helada castellana de los primeros días de su vida, lucha por no sucumbir al olvido, y se centra en sus estudios intentando que ese momento de Ascensión, llegué. Aunque los últimos meses, viva preocupada porque un asunto descentra su mente constantemente. El secreto enamoramiento con un Boina Roja de la Orden. El presto mensajero, Aymar Garcés.
"- ¡¡¡Fenomenales poderes cósmicos!!!... y un espacio chiquitín para vivir" (Genio - Aladdin)

ImagenImagen

Editor completo

Volver a “[EC] Lore y Ambientación”