[MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

Zona de roleo libre, con ocasionales momentos de narración. Cualquiera puede rolear aquí, siempre y cuando se lea las normas y se haga un personaje

Moderador: Toxizer

Avatar de Usuario
Toxizer
Narrador de Vampiro y de Mago
Narrador de Vampiro y de Mago
Mensajes: 972
Registrado: 23 Jul 2019, 12:51
Mensajes miarroba: 272
Antigüedad: 26 de Mayo de 2019

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#21

Mensaje por Toxizer » 27 Mar 2020, 13:22

Los vástagos reposan un par de horas en las polvorientas habitaciones de invitados. Un grito rompe el sepulcral silencio de la fortaleza. La pequeña Oana sigue un buen rato chillando hasta que despierta definitivamente. Kurt y Fedor pueden ver cómo suda la niña, parece que está febril.

- Los demonios, los demonios, mamá - dice antes de romper a llorar.

Avatar de Usuario
Kurt Lieberuntz (Endimion1)
Soldado Toreador

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#22

Mensaje por Endimion1 » 27 Mar 2020, 18:07

Kurt despertó de su letargo sobresaltado. Algo, instintivo y primario, en su interior le instó a zafarse de la presa que el Dios del sueño le había impuesto. Rápidamente se percató de los sollozos de la joven y, al instante, escuchó sus lastimeros delirios. El soldado Toreador se puso en pié y, de manera ágil y rauda, volvió a colocar su espada en su costado y se dirigió a donde descansaba la joven.

-Tranquila pequeña, no es más que una pesadilla -dijo a la par que notaba el febril estado de Oana. No tenéis nada que temer, estoy a vuestro lado velando vuestro sueño, como os prometí.

Kurt se sienta entonces en el colchón, incorporando lentamente a la joven y abrazándola, a fin de poder tranquilizarla. Es perfectamente consciente de que poco puede hacer contra la fiebre que ataca a la joven y ruega porque su compañero, que sin duda parece más sabio, tenga los conocimientos necesarios para apaciguar la dolencia de la pequeña.

-Contadme joven Oana, contadme ¿qué demonios atormentan vuestro descanso? - susurra suave y tranquilizadoramente Kurt. Yo de joven también sufría de pesadillas pero mi madre me contó una vez que, si dejabas salir por tu boca a los demonios que atormentaban tus sueños, los muy cobardes se desvanecían en el aire, pues al ser expuestos ante aquellos que no les temen no les queda otra salida que huir o perecer ante la templanza de quien se vuelve consciente de su presencia y, por suerte para vos, yo he acabado con gran cantidad de estas bestias.

Aguardando a las palabras de la joven, y con la esperanza de poder tranquilizarla lo suficiente como para que cuente algo coherente, Kurt retira lentamente a la joven de su pecho y la mira fijamente a los ojos, a fin de poder transmitirle toda la confianza y calma posible.

Helmuth Von Moltke (Darkhuwin)
Noble señor Ventrue

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#23

Mensaje por Darkhuwin » 28 Mar 2020, 09:47

Una exhalación de artificiosa vitalidad, completamente ajena a la divina gracia de la existencia otorgada a las almas mortales, despertó de pronto en Helmuth su reanimado cadáver, haciendo refluir los internos mecanismos de la energía impura que le permitía moverse, pensar y servir de agente parasitario de los oscuros designios de la maldición.

Estaba seguro de haber oído un grito y no creía haber descansado todo lo que normalmente solía. Pero al abrir pesadamente los ojos y mirar en derredor, por un momento, no recordaba en qué extraño lugar se encontraba.

La habitación, el espejo, el arcón, las pesadas cortinas. Todo era un deslustrado borrón en su memoria, una sombra escurridiza que revoloteaba en su mente como una mariposa que tratase de evitar el contacto visual, para luego desaparecer sin dejar rastro, transformándose en una fuente de luz inspiradora que traía, tardíamente, la certidumbre a la consciencia del aún aletargado ventrue.

Mas no tardó entonces en recordar que, antes de caer en su reciente sueño, no se encontraba solo, sino acompañado por un ser de la noche, como él mismo, de apariencia anciana y carácter senil, al que hacía, por última vez, sentado sobre el baúl, ahora solitario en el horizonte de su visión. Incluso, creía poder alcanzar un retazo de memoria, en el que otro personaje hacía su aparición en la escena, instantes antes de que fuera arrastrado sin remisión al negro abismo del inevitable letargo diario.

Recuperando cada vez más su capacidad lógica y perceptiva, Von Moltke se incorporó en el viejo camastro, algo inquieto. Su mente le decía que, si había escuchado un grito y Fedor no estaba donde él lo había dejado, posiblemente, algún nuevo acontecimiento relacionado con los misterios e incertidumbres que rodeaban aquel insólito lugar, de eterna nocturnidad, estaría teniendo lugar y él se lo estaba perdiendo.

Tras una rápida comprobación de que su cuerpo no sufría ninguna alteración o daño del que no se hubiese percatado y de sentir, una presión contrita, en el fondo de su garganta y su pecho, que anunciaba como el hambre iba creciendo en su interior, recordándole siempre al despertar, su impía condición, Helmuth se levantó. Recogió su petate y su espada y se dirigió hacia el lugar, del que ahora parecía que procedían unas voces susurradas y unos sollozos, bastante alarmantes, a la luz de las dudas que reconcomían su pensamiento.

Abandonando la estancia en la que estaba, sus pasos, no tardaron en dirigirle al nuevo y habitado dormitorio del que le habían llegado los sonidos. La escena que se encontró, no lo dejó en ningún caso indiferente. El anciano visionario se encontraba allí efectivamente, pero no estaba sólo. Otro soldado de imponente aspecto y similar origen y condición al suyo propio, aunque de apariencia más juvenil y porte más agraciado, se encontraba consolando a una pequeña infante, que lucía aquejada por algún tipo de aflicción.

-Vaya - Logró articular, aún con la boca espesa por el reciente despertar. Y continuó una vez que los otros se hubieron percatado de su presencia – Supongo que en este condenado lugar, uno no puede dormir esperando que no ocurra nada durante, al menos, lo que tarda en depertarse.

Avatar de Usuario
Toxizer
Narrador de Vampiro y de Mago
Narrador de Vampiro y de Mago
Mensajes: 972
Registrado: 23 Jul 2019, 12:51
Mensajes miarroba: 272
Antigüedad: 26 de Mayo de 2019

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#24

Mensaje por Toxizer » 28 Mar 2020, 11:56

La niña se sobresalta levemente al ver aparecer a Helmuth, aunque supone que debe ser un caballero del séquito de su apreciado Kurt. La pequeña está totalmente encandilada con su príncipe azul.

- Esos malvados convirtieron a mamá en un monstruo - lloriquea un poco - llegaron al castillo una noche tormentosa, Dragos parecía un señor transilvano, Giuseppe vestía como un sacerdote y Aleksandros decía ser un monje enfermo, varias vendas cubrían su cara. Todos, incluido mi tío, estaban muy pálidos y solo hacían vida de noche. Los niños casi nunca los veíamos, aunque mi hermano mayor, Aurel, decía que pasaban mucho tiempo en las mazmorras. Algunas noches nos despertaban ruidos extraños que se oían por todo el castillo. Papá intentó echarlos pero después estaba como hechizado, los caballeros de los alrededores dejaron de visitarnos y ese monje viejo del pueblo decía cosas malas sobre nuestra familia - la niña sigue sudando y tosiendo - necesito agua por favor - os pide suplicante.

Avatar de Usuario
Kurt Lieberuntz (Endimion1)
Soldado Toreador

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#25

Mensaje por Endimion1 » 28 Mar 2020, 19:02

El soldado Toreador no pudo evitar mirar a la puerta cuando el caballero Helmut entró en la estancia. El porte y la petulancia mostradas por aquel "hombre" eran, como poco, carentes del decoro que una persona de su posición debía de mostrar, sobretodo en la presencia de una pequeña en un estado tan alterado. Aún así, y dado que aquel guerrero era un potencial aliado, decidió no reprenderle en el acto, quizá guardara para luego tal ingrata tarea. Si bien era cierto que podía llegar a comprender, que no compartir, su visión de los humanos como mero ganado aquella actitud no ayudaba en nada a la tarea que, con tanto esfuerzo, estaba tratando de llevar a cabo y que, poco a poco, estaba dando sus frutos.

-Muy bien pequeña, habéis demostrado un gran coraje. -continuó Kurt tranquilizador. Ahora ya conocemos a esos monstruos y, como veis, un nuevo aliado se une a nosotros en nuestra cruzada. Es sir Helmut, un amigo de Fedor, que protegió al anciano del ataque de uno de los esbirros de los monstruos.

Con rostro calmado, y haciendo que su mente se moviera lo mas rápidamente posible para tratar de encontrar la forma de satisfacer la petición de la pequeña, recordó que, a su entrada, había encontrado agua en los establos del castillo. Desde luego no era lo mejor que se podía ofrecer a la joven pero, por desgracia, era lo único a lo que podía recurrir.

-Por favor maese Fedor. -retomó dirigiéndose al anciano. Seríais tan amable de bajar a los establos y traer algo de agua para Oana. Al dejar allí mi corcel me pareció ver un tonel lleno a la entrada de las caballerizas y sir Helmut, si tuvierais a bien el acompañarlo os estaría agradecido, y de paso me quedaría más tranquilo. Lo haría yo mismo pero debo de velar de esta joven, al menos hasta que esté algo mas recuperada de la fiebre que le azota. No querría, y supongo que vos tampoco, que alguna criatura como la que os emboscó atacara al anciano. Esta jovencita nos estaba contando a Fedor y a mí cómo sobrevivió a los horrores que acechan el castillo y, sin duda, no querréis que, dadas las circunstancias, le suceda nada malo a Oana, hija del señor de este castillo.

Con la esperanza de que el altivo caballero escuchara su ruego, y fuera lo suficientemente astuto como para comprender la mascarada que estaba representando, Kurt aguardó la respuesta de ambos inmortales.

Behair Al-Kayam (Baudelaire)
maestro astrólogo

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#26

Mensaje por Baudelaire » 30 Mar 2020, 01:57

Como es de esperar, los guerreros ágiles y jóvenes reaccionan mucho más rápido que yo para atender la niña que despierta de una pesadilla.

Escucho con atención la historia de Kurt y contemplo el sobresalto inicial de Helmuth, todo concluye con una larga lista de personas cercanas a Oana que han sido víctimas de profundo sufrimiento.

Asiento a la propuesta de la búsqueda de agua y me levanto tranquilamente, espero a que mi acompañante salga y luego lo sigo.

Helmuth Von Moltke (Darkhuwin)
Noble señor Ventrue

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#27

Mensaje por Darkhuwin » 30 Mar 2020, 19:34

Von Moltke, se quedó impertérrito en su sitio, sin moverse. Su ceja derecha se levantó incrédula y la siguió una media sonrisa ladeada en claro gesto de ironía. Desde luego el tono del Caballero no le había gustado en absoluto.

-No sé quién sois ni por qué pretendéis tener algún tipo de autoridad moral sobre mí, sobre Fedor o sobre esa niña, caballero. A mis ojos, bien podríais ser vos o incluso ella misma, criaturas del averno como esa de la que habláis y ni siquiera habéis combatido. - Cogió en su camino al anciano por el brazo para que no se fuera y le dijo con más calidez: - Esperad un momento, si sois tan amable. Primero hemos de resolver algo - para luego regresar al tono más severo y continuar interpelando al otro:

-Así pues, si tenéis el decoro de presentaros y tengo a bien aceptar vuestras disculpas, es posible que luego dispongamos qué es lo que haremos, quién lo hará, cuándo y de qué manera.

Orgulloso de su reprimenda, Helmuth mantuvo su fría y severa mirada fija en el otro, esperando respuesta.

Avatar de Usuario
Kurt Lieberuntz (Endimion1)
Soldado Toreador

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#28

Mensaje por Endimion1 » 30 Mar 2020, 21:14

Kurt se puso en pie, con su rostro claramente contrariado. Aquel caballero, por llamarlo de alguna manera, se mostraba arrogante y poco colaborativo, como si no fuese con él lo que allí pasaba. No podía imaginar como alguien que había defendido al viejo astrónomo podía actuar de aquella manera y no tener las miras suficientes como para darse cuenta de lo que allí sucedía. Pero no era la primera vez que trataba con un petulante de aquella calaña y sabía, exactamente, como tratarle, otra cosa era que entrará en razón...

Así pues, y cambiando con todo el esfuerzo de su ser su rictus a uno más afable se dirigió a sir Helmut.

-Ruego tengáis el decoro de disculparme maese Helmut. - dijo el Toreador en tono conciliador. Temo que, debido al cansancio que sin duda sufriais debido al combate con aquella impia criatura, no recordáis que me presente ante vos, y ante maese Fedor, una vez os encontré. Quizá fue mi falta no haberme dirigido a vos más vehemente, e incluso impelaros a devolverme el saludo que os dispense de manera más propia para alguien de vuestra posición, pero, como podéis imaginar, actúe con la prudencia que estime necesaria en aquel instante, pues no deseaba perturbar vuestro merecido reposo.

Kurt hizo una pausa, que aprovecho para dibujar una sonrisa condescendiente en su rostro, y continuo con su plática.

-En cuanto a mi petición, mi noble caballero. - repuso el soldado. Nada más lejos de mi intención importunaros u ordenaros nada, simplemente supuse, esta claro que erróneamente, que no os importaría el acompañar al anciano y ayudarnos a auxiliar a esta pequeña de noble cuna. Como podréis entender mi deber y honor hacia esta joven me impiden el separarme de ella y entendí que no sería muy de recibo el llevarla, en el estado febril que manifiesta en estos momentos, a las caballerizas. Lo que necesita esta joven es tener los menores sobresaltos posibles y reposar. No obstante, y si persistís en vuestra negativa, algo que puedo entender pero no compartir, respetaré vuestra decisión pero, entonces, me veré forzado a cargar con la pequeña hasta los establos para proporcionarle agua.

Manteniéndose frente al caballero, cruzando su mirada con la de Helmut, Kurt aguardo a la respuesta del cruzado, atento a cualquier tipo de imprevisto que pudiera surgir, a fin de proteger a la joven Oana.

Helmuth Von Moltke (Darkhuwin)
Noble señor Ventrue

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#29

Mensaje por Darkhuwin » 31 Mar 2020, 11:39

Helmuth procesó las palabras con calma. Estaba claro que aquel altanero caballero que le mantenía el pulso, no parecía tratarse de ninguna ilusión o demonio, ya que, de ser así, se hubiese mostrado más torpe o astutamente displicente. A no ser que la entidad tuviera una inteligencia tan elevada, que superase la fría lógica de Von Moltke, con una doble negación. Pero aquel pensamiento solo podría llevar al absurdo y la locura, así que, por el momento, daría por sentado que su adversario era realmente un caballero y seguramente un vástago.

Pero aún no había podido determinar la verdadera naturaleza de la niña, que era el punto más preocupante de la escena. ¿Una niña perdida y sola, abandonada en aquel lugar a todas luces extraño? ¿Cómo habría podido sobrevivir si no había nadie más? ¿Era otro vástago? ¿Por qué había decidido hacer su aparición justo ahora?

Y el continuo afán del tal Lieberuntz, por atesorar su cuidado y atención, no hacía sino complicar aún más la situación. Aun así, figurando entonces que el caballero era simplemente otro vástago envuelto en aquel misterioso embrollo, y manteniendo su mirada, trató de adoptar una actitud más dialogante y reconducir los acontecimientos.

-Agradezco vuestras disculpas y las acepto, Sir Lieberuntz. – dijo, con firmeza Von Moltke. Y añadió, volviendo a su pose de estudiada altivez - Y creo entender vuestra noble actitud hacia la, en apariencia, noble infante que acabáis de conocer. Mas he de insistir, pues es mi deber y mi cometido, en que estudiemos la situación antes de tomar alguna decisión que nos lleve a separarnos los unos de los otros o a llevar a cabo alguna acción que pueda ser perniciosa o fatal para los presentes. – Se aclaró la garganta un segundo, encantado de oír su voz, para terminar con una serie de preguntas directas:

-¿O hay algún motivo, que nosotros desconozcamos, por el cuál vos sepáis o penséis acaso que esta jovencita bebe agua, respira, o es, en algún modo, real? ¿Es que podéis dar fe de sus intenciones, dado que es alguien que acaba de aparecer, en un castillo abandonado y lleno de insondables misterios a los que no hemos comenzado ni a acercarnos? – Para finalmente concluir, mordaz: - ¿Podría ser, quizás, que su frágil apariencia de angelito desamparado, ha desarmado vuestra coraza y tan fácilmente ha desatado vuestros deseos de gloria caballeresca?

Behair Al-Kayam (Baudelaire)
maestro astrólogo

Re: [MCB][Castillo] Habitaciones de invitados

#30

Mensaje por Baudelaire » 31 Mar 2020, 13:29

Le hago un gesto al buen Helmuth para que retire su presa de mi brazo.

Mis huesos, aún mejorados por la maldición sobrenatural, siguen siendo bastante frágiles. Procederé a trazar la carta astral de la pequeña, así sabremos si las estrellas que la rigen tendrían alguna relación con algo distinto a una niña humana.

Con otro movimiento de mano, invito al buen Kurt a sostener el pergamino que extiendo. Tomo mis hilos y los voy fijando a los puntos exactos.

Oana ha aparecido justo al despertar de Marte o, al menos, cuando debería haber ocurrido. Ya sabéis que el firmamento ha decidido mantenerse quieto en este rincón de la Tierra. Luego, la pesadilla ha acaecido poco antes de que Júpiter alcance el azimut de aquélla ventana o… bueno, ya está claro que dónde debería. Así, pues, han transcurrido exactamente 2 horas y 46 minutos. Si le damos agua ahora en alrededor de 14 minutos debería tener la necesidad de orinar, pues cada 3 horas en promedio se produce el reflejo de la micción.

Miro a ambos guerreros y espero su decisión.

Editor completo

Volver a “El Castillo de Bran”