UJN - Escena IX: Desvanecidas

Moderador: Nyxe

Avatar de Usuario
Pilgernd
Mensajes: 507
Registrado: 18 Jul 2019, 02:50
Mensajes miarroba: 4.580
Antigüedad: 2 de Agosto de 2007

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#71

Mensaje por Pilgernd » 29 Abr 2020, 15:18

Con cierta decisión me adelanto a todos por el pasillo, conocemos más o menos las habilidades de cada uno y en la asignatura de deportes soy el más rápido de entre los que estamos aquí. Me marcho asintiendo a las palabras de Nuala y me marcho.

Mientras voy por los pasillos hasta la conserjería no puedo evitar sentirme en alguna especie de película o novela de misterio, con esas tramas de búsqueda de tesoros o secretos. Me muevo con cuidado pero apurando el paso, debo regresar antes de que nuestra ausencia se note demasiado.
Para mi suerte el alboroto de la Directora y quizás el ajetreo de esta mañana me brinda el acceso libre a la conserjería y decidir que llaves son no es tan difícil, aún así realizo todo en el mayor silencio que puedo, incluso contengo algo la respiración. Ya para cuando me alejo del lugar y las voces de la Directora y Miss Margaret se dejan escuchar, siento que puedo respirar tranquilo. Me apresuro a llegar con los demás.

Una vez ahí les muestro las llaves y sonrío ante el comentario de Saorise, algo aliviado. Rebusco entre las llaves con algo de agitación, aún estoy tenso por mi “incursión” a la conserjería.

-Bien… - suspiro – Debe ser alguna de estas – les muestro las llaves sin nombres, por lo que decido probar alguna en la puerta que tenemos enfrente.

Mientras voy a ello, escucho la consulta de Saorise, a lo que observo a Paul y Nuala.

-¿Y si vamos de a dos? – Hago girar la llave en el cerrojo, aquella que pensamos que es la de la puerta – Con todo lo que ha sucedido supongo que es mejor ir con alguien más.

Empuja la puerta lentamente, con cuidado para evitar sonidos (o lo más posible) para observar la penumbra de aquella ala, prácticamente prohibida para nosotros, me siento como los protagonistas de aquellas historias donde la palabra “ignoto” e “inefable” son recurrentes.
La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.

zarzaardiente
Mensajes: 207
Registrado: 15 Jul 2019, 22:19

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#72

Mensaje por zarzaardiente » 01 May 2020, 01:06

-Ok, nos dividimos, a la menor señal de peligro gritamos y corremos hacia el grito, vosotros por ahí y nosotros por allí.- No es lo que más me gusta pero tampoco voy a discutir, tenemos poco tiempo que perder, entre lo de estar fuera de clase y lo que ocurrirá al caer la noche.(las parejas, si os parece bien, que las haga Nyxe).

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 1204
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#73

Mensaje por Nyxe » 04 May 2020, 04:00

La puerta se abrió con un leve chirrido al primer intento de Mateo, mostrando un pasillo en penumbra. El ala norte era el reflejo del ala sur, por lo que había las mismas habitaciones a ambos lados de la puerta. Mateo y Nuala habían tenido oportunidad de verlas la noche anterior, mientras ayudaban a preparar las habitaciones. Guardaban varios colchones, juegos de sábanas y mantas, montones de perchas y demás. Aquellas habiaciones se habían usado hacía años, cuando el colegio tenía más alumnos, y los monitores habían temido que viniesen tantos alumnos que fuese necesario volver a ocuparlas. Estaban razonablemente limpias, pero para que se pudiese volver a dormir en ellas habría hecho falta mover muchas cosas. Por suerte al final no había sido necesario.

Nuala y Mateo se quedaron en el primer piso mientras que Paul y Saorise subieron al segundo. Aunque las escaleras estaban completamente a oscuras, al salir al pasillo principal veis que entra algo de claridad por las ventanas. Al igual que en el ala sur, el pasillo tenía varios metros de largo, y las ventanas ocupaban más que la propia pared. Sin embargo el sol brillaba desde el lado contrario, por lo que en ambos pisos la luz era tenue y gris. Además, a diferencia del ala sur en la que en cada piso había poco mas que un par de mesitas y algunas sillas para sentarse, estos estaban repletos de cosas que llenaban los pasillos de sombras. En ambos había sillas y pupitres de aspecto viejo colocados unos encima de otros, Paul y Saorise vieron un piano de pared en peor estado que el de la clase de música sobre el que habían apoyado un juego de varias figuras geométricas. Mateo y Nuala se encontraron con el modelo de un esqueleto a tamaño real que era tan evidente que era de plástico que ni siquiera se sobresaltaron al verlo, y a sus pies habían apoyado dos modelos del tronco del ser humano (un hombre y una mujer) a los que se les podían desmontar los órganos.

Las puertas que daban a las clases no estaban cerradas. Mateo y Nuala no encontraron nada en el primer piso. Todas las aulas tenían cortinas mas gruesas que las del ala sur, tal vez para proteger del sol el interior. Algunas tenían todas las sillas y pupitres colocados, además de la pizarra, y de no ser por la capa de polvo podría haberse pensado que se había dado clase en ellas el día anterior. Otras, las más pequeñas, estaban completamente vacías a excepción de algunas telarañas. Pero un par de ellas guardaban muebles antiguos, de cuando estaba viva la familia de Nora Fitzgerald. Había tantos guardados que no se podía entrar en la habitación, solo verlos desde la puerta. Nuala no dijo ni una palabra mientras buscabais. De hecho no había emitido sonido algun desde que hicisteis la llamada. Pero su mirada parecía lejana y distraida, como si no entendiera la gravedad de lo que acababa de pasar y se moviera simplemente porque le habían mandado hacerlo.

Paul y Saorise encontraron mas o menos lo mismo en la mayoría de las aulas. Pero al acercarse a una de las esquinas del pasillo, donde en el ala sur estarían las clases de tercero y de cuarto, ambos empezaron a notar un olor tenue pero penetrante. Debido al trabajo de su padre, Paul lo reconoció de inmediato. Gasolina. En una de las aulas más pequeñas había guardadas cinco garrafas que habían goteado ligeramente al cerrarlas, de ahí el olor. A Paul le vino a la cabeza que en las películas aquella clase de cosas solían ser la prueba de que alguien las había dejado hacía poco tiempo.

Sin embargo aquello abandonó sus pensamientos al abrir la siguiente puerta, la que sería el aula de tercero en el ala sur. El lugar estaba completamente a oscuras, algo había tapado las ventanas. Pero al apuntar hacia el interior con las linternas Paul se quedó helado, y Saorise tuvo que reprimir un grito tapándose la boca con las manos. Tirada sobre una alfombra yacía Erin pálida y completamente inmóvil, con los ojos abiertos y la mirada vacía.

Mateo y Nuala habían subido las escaleras para reencontrarse con Paul y Saorise y llegaron a tiempo para ver la reacción de ambos al encontrar muerta a su compañera. Lo que no vieron fue que en cuanto la luz de las linternas la alcanzó, Erin parpadeó. Como alguien a quien despiertan por sorpresa Erin se incorporó de repente, y miró fijamente a Paul y a Saorise. Tenía una expresión asustada, como si no fuera capaz de reconocer a sus compañeros. Y entonces ambos descubren que sus ojos ya no eran verdes, sino que su iris se había vuelto de color amarillo. Esos ojos no eran humanos. Sin duda aquella era Erin, pero aquella mirada parecía mas propia de un animal que de una persona.

zarzaardiente
Mensajes: 207
Registrado: 15 Jul 2019, 22:19

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#74

Mensaje por zarzaardiente » 05 May 2020, 01:27

Lo que tenemos ante nosotros, rodeado de oscuridad e iluminado por las luces de los móviles, tiene el aspecto de nuestra compañera desaparecida pero, con esos extraños ojos, no puede serlo. El miedo me ha impedido hablar pero, ahora, al ver la reacción de Erin, creo que ha sido una suerte, no debemos llamar su atención, más de lo que hemos hecho, y deberíamos salir del aula a toda velocidad.

Siento a los otros a mi lado, Saorise, tan afectada cómo yo, con el grito ahogado en su garganta, y a Nuala y Mateo, detrás, junto a la puerta, me gustaría alertarles, tal vez con un susurro, pero no me atrevo, así que con una mano hago el gesto de pararles, mientras con la otra sujeto el brazo de Saorise, por si tengo que tirar de ella, sin apartar la vista de los pies de Erin, esperando que si se mueven pueda romper mi parálisis y salir por la puerta, junto a mis amigos.

Sólo tengo una pregunta, una vez fuera, tendremos tiempo de cerrar la puerta con llave, y si eso detendría a la niña en el aula.

Avatar de Usuario
Nilia-Niniel
Mensajes: 214
Registrado: 19 Jul 2019, 03:53
Mensajes miarroba: 347
Antigüedad: 11 de Julio de 2015

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#75

Mensaje por Nilia-Niniel » 06 May 2020, 06:22

Mi estomago está completamente tenso y apretado al igual que yo entera, mi respiración me pesa hacerla, mi pecho es como si lo tuviese lleno de ese mismo aire pesado que apenas puedo sacar al expirar; pero a la vez..., a la vez puedo gritar y explotar. Si siento algo de improviso o lo que sea, todo eso me podrá explotar en un grito, en un salto o en la necesidad de correr, lo cual me hace mirar; mirar, e intentar mirar con la luz de mi teléfono hacia cada rincón de la escalera que subo.

Hacia el suelo donde están los escalones, hacia las paredes y hacia el techo, pues y si en un instante esta Victoria, Erin o los Marbh bheo detrás de nosotros. Que este todo absolutamente obscuro mientras subo junto Paul solo lo hace que necesite ver más angustiadamente si hay algo en cada rincón de obscuridad hasta que... llegamos a arriba... Llegamos arriba y al menos está más iluminado en el pasillo largo.

Yo quería que fuésemos los cuatro juntos, me sentiría más segura, que si algo nos va a suceder al menos estaríamos los cuatro y sería más posible que alguien más valiente que yo supiese que hacer; pero... Al menos no estoy sola y es que miro a Paul cuando salimos al pasillo, como necesitando saber que estamos los dos.

También quiero haber llamado a mi madre antes de haber venido a este lugar que ahora siento peligroso, haberle contado todo para que me diga que hacer o me venga a rescatar para llevarme a mi casa donde podría olvidar todo esto pues... Mi habitación con mi cama suave y mi mueble velador con la lampara, el sonido de mi madre abajo escuchándose en la cocina, los últimos libros que me trajo mi hermano de la ciudad los cuales deje en un montón ahí y los cuadernitos donde imagino, dibujo y escribo fantasías. Quiero volver a estar segura en ese lugar mío pues siquiera ¿todo esto es verdad? Tal vez quiero pensar que no tiene sentido que lo sea, pero es que he visto fantasmas de muchos años, ellos lo han dicho y nuestros compañeros como Erin han desaparecido.

No sé si Paul si quiera nota que estoy añorando cosas, pero la luz igual obscura que en realidad hay en el pasillo y las cosas amontonadas que apenas nos dejan ver con ella hacen que todo sea tan extraño y antiguo. Aquel piano viejo que de pronto encontramos, por alguna razón me causa una mala sensación que me hace mantenerme alejada de él y las aulas no sé.

También son extrañas ¿cierto? Que algunas de ellas parezcan como si pudiese haber una clase ahora mismo, pero que a la vez sea tan tétrico pensarlo con todo el polvo que tienen y lo obscuras que están, es perturbador; en especial se me imagino a mí misma sentada ahí en esa clase. Mientras que las que están tan llenas de cosas antiguas que no se puede entrar, me hacen querer mirar con mi luz por el recoveco que sea para asegurarme de que realmente no hay nadie adentro.

Hasta que ¿huele a algo?

Gasolina, me dice Paul y en un aula pequeña vemos varias garrafas con esta, que habían chorreado al parecer. No sé qué puede hacer esto aquí, pero es como si lo hubiesen traído hace poco ¿verdad? Pues no se ven llenas de polvo o viejas como todo lo demás.

Quizás me quedo pensando en eso o tal vez no tanto entre todo lo demás, mientras abrimos la puerta de la siguiente habitación que está demasiado obscura y ...

Erin completamente pálida en el suelo cuando iluminamos, sus ojos vacíos, yo al borde de gritar y de pronto mi propia mano helada y descontrolada en temblores presionando mi boca para no hacerlo; que...

No... no... No quiero que este muerta ¿Pero... porque esta así? ¿Porque esta así?

Mi cuerpo se me tensa como nunca antes recuerde, se me aprieta y se me llena de algo que ahora realmente me ahoga; pues ella se levanta, nos mira y sus ojos, ¡Sus ojos! Nuca he visto algo así, son distintos a los de cualquier persona que haya visto jamás, quizás no tienen pensamientos como los de nosotros, no son humanos y eso se me grava en mis retinas que ¡¿Marbh bheo?! No, no, no puede ser.

Siento los pasos de los demás llegar desde abajo, pero no me puedo mover ante su llegada, también siento la mano de Paul entorno a mi brazo y ¡Correr! Doy pasos hacia atrás, apenas me puedo mover, pero doy pasos hacia atrás sin dejar de mirarla a ella ningún segundo hasta que siento a uno de los que acaban de llegar chocar con mi espalda que sí, debo correr.

¡Si se acerca debo correr! Si se acerca debo correr lo más rápido que pueda, aunque se me vayan a romper las piernas que ¿¡Nos va a matar!?

Avatar de Usuario
Pilgernd
Mensajes: 507
Registrado: 18 Jul 2019, 02:50
Mensajes miarroba: 4.580
Antigüedad: 2 de Agosto de 2007

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#76

Mensaje por Pilgernd » 07 May 2020, 22:34

Junto a Nuala inspeccionamos detenidamente, dentro de lo que podemos ver, el primer piso. Y a parte de polvo, oscuridad y el silencio quebrantado solo por nuestros pasos, no encontramos nada más llamativo. Los muebles cercanos muestran cierta antigüedad, pero muchos pueden ser aún usados sin problema.

Una vez nos aseguramos que no hay nada para ver, nos dirigimos hacia arriba. No cruzamos palabras al respecto, como si fuese el siguiente paso lógico, pues Paul y Saorise aún no daban señas de haber descubierto algo o nada en lo absoluto, lo que resultaba raro, de cierta manera.

El pasillo del segundo piso, con su oscuridad característica de la escuela solo nos permita ver un poco más de lo que el haz de luz de mi celular me permita, pero rápidamente logro ver a los chicos asomados en el aula de tercero… bueno la que sería de tercero en el ala sur.

Nos acercamos con Nuala donde están, Paul hace un gesto con su mano pero le ignoro, quiero saber que están observando. Al acercarme un olor fuerte tenue me llega, recuerdo haberlo percibido antes, pero no logro recordar y menos cuando logro ver lo que los Saorise y Paul están viendo.

A penas contengo un grito. Los ojos que me observan no pueden ser de quien jugaba antes con nosotros, la palidez que posee tampoco… ¿Qué era eso?... Siento el miedo recorrer mi cuerpo. Saorise da un paso hacia atrás, hago lo mismo, dispuesto a correr y alejarme de eso que se estaba incorporando.
La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 1204
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#77

Mensaje por Nyxe » 08 May 2020, 21:04

Durante unos instantes lo que quiera que fuese ahora Erin no hace un solo movimiento, mientras dais lentamente un paso atrás. Pero entonces entrecerró los ojos y empezó a parpadear, como hace alguien a quien acaban de despertar por sorpresa. -¿Saorise?- murmuró, extrañada- ¿Paul?- Y al reconoceros, en apenas un segundo, sus ojos se volvieron verdes de nuevo.

Estabais dispuestos a salir corriendo en aquel mismo momento, pero os disteis cuenta de Nuala no había hecho el más mínimo ademán de retroceder. -¡Nuala! -exclamó Erin al verla -¿Que estais haciendo aquí? -preguntó, poniendose en pie con cierta lentitud, pero sin acercarse a vosotros. Y entonces volvisteis a ver a la que siempre había sido vuestra compañera. Estaba algo mas pálida, y su pelo rojo tenía cierto brillo trémulo. Llevaba la misma ropa que el día que desapareció, que estaba algo descolorida, como si hubiese pasado varios días al sol o bajo el agua. Pero era su voz, sus gestos y su rostro. Por eso su mirada alarmada era mas preocupante.

Pero Nuala aun así se acercó a ella, esquivando un mueble que había en medio de la habitación. Estaba demasiado oscura para distinguir más que las siluetas, pero la habitación estaba repleta de muebles antiguos. -¡Erin! -exclamó -¡Os hemos estado buscando!- Pero Erin la detuvo apartándola con las manos, y extrañamente, Nuala dió un paso atrás como si le hubiera dado un calambrazo.

-No, teneis que iros -musitó agitada. Parecía temer que alguien la escuchase.

-¿Que? -preguntó Nuala sin entender -Erin... -empezó a decir lentamente con voz baja y tensa- ¿Que te ha pasado? Estás helada -le dijo tratando de agarrarle el brazo. Pero Erin lo apartó bruscamente, encogiendo los brazos sobre el pecho.

No dijo nada durante varios segundos, pero poso la mirada sobre cada uno de vosotros. Parecía angustiada, y por un momento pareció quedarse absolutamente congelada. Hasta que al final hizo un gesto que os resultó familiar. Dio un pequeño paso atrás, doblando hacia dentro el pie y la rodilla. Era el gesto que hacía cuando erais mas pequeños y algo le daba verguenza o miedo.

-Si hay algo que nunca podrías haber hecho -musitó Erin, mirando al suelo-, algo que nunca, jamás, habrías llegado a hacer, y vas y lo haces... -Erin levantó la vista hacia vosotros- ¿sigues siendo tú?

Nuala parpadeó -¿Que? ¿De qué estás hablando? -preguntó,con una intranquilidad creciente.

-Da igual, teneis que iros -respondió Erin, otra vez nerviosa- Tiene que irse todo el mundo del colegio antes de que anochezca. Teneis que salir de aquí.

Avatar de Usuario
Nilia-Niniel
Mensajes: 214
Registrado: 19 Jul 2019, 03:53
Mensajes miarroba: 347
Antigüedad: 11 de Julio de 2015

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#78

Mensaje por Nilia-Niniel » 14 May 2020, 06:08

Algo lleno de terror me golpea y me altera aún más, que ella... ¿Ella dijo mi nombre? ¡Esa niña que ahora es un monstruo sabe quién soy! Voy a gritar o a correr, lo voy a hacer que no aguanto más el terror, pero...

Pero de pronto... ¿Es Erin?

¡Nuala! La escucho gritar, que esta decide acercarse y ahora veo a... Erin. Mi cuerpo sigue completamente tenso y mis músculos se estrujan como si no pudieran dejar de estar listos para hacerme correr en cualquier momento, pero ahora al menos tengo un poco de aire. Siento el aire entrar y salir entre los dedos de la mano con la que cubro mi boca y es que ahora, ¿es nuestra compañera? Es nuestra compañera, aunque no se; no puedo confiar. En parte quiero hacerlo pues veo su rostro, su voz, todo lo que hacía nuestra compañera al moverse e incluso la ropa con la cual estaba aquella última vez, pero lo que vi antes; eso también era ella, no era humano y estaba aquí.

Nuala está loca, que no puede acercarse; me dice mi mente pero no me atrevo a hacer nada y no se ¿Que sucede? El terror aumenta más por un instante cuando veo a Erin apartar a Nuala como si sus manos hubieran tenido algo y ¿qué tenemos que irnos?

Si, de seguro debemos hacerlo, pero como la vamos a dejar a ella aquí si ahora es nuestra compañera.

Y... ¿Que Nuala ya no es la misma? ¿Que hizo algo que nunca podría haber hecho?

¡¿De que está hablando?! Quiero preguntarle ahora que nos mira a nosotros como hace la misma Nuala, pero en vez de una respuesta ¿que nos vayamos?

De nuevo que nos vayamos y de nuevo que nos tenemos que ir del colegio.

-¡Nuala! ... ¿¡Erin!? -Me quito la mano de mi boca que de pronto necesito que salga mi voz. -Te... tenemos que salir... tenemos que salir todos de aquí. Ya... ya nos dijeron lo que va a pasar. -Talvez quiero que solo sea Nuala quien vuelva con nosotros pero no podía no nombrar a Erin ¿cierto? Si Erin es Erin también querría que regresara con nosotros, pero si es lo del comienzo...

Tengo miedo, apenas puedo mantenerme en pie con los temblores de mis piernas y la presión mientras hablo, que tengo miedo.

Avatar de Usuario
Pilgernd
Mensajes: 507
Registrado: 18 Jul 2019, 02:50
Mensajes miarroba: 4.580
Antigüedad: 2 de Agosto de 2007

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#79

Mensaje por Pilgernd » 14 May 2020, 16:23

De pronto el ambiente de miedo y tensión disminuye con solo un gesto de Erin, pero solo lo que sucedió después aumento el misterio de nuestro descubrimiento. ¿Qué hacia Erin aquí dormida? ¿Qué le sucedió momento antes? Si ha estaba aquí todo este tiempo, ¿Por qué no nos ha buscado antes?

Hay muchas dudas y el actuar de Erin es sospechoso, ni siquiera deja que Nuala se le acerque además de sus palabras, ¿esto apunta a todo lo que hemos descubierto?

-E… Erin – Comienzo a hablar. Siento la boca algo reseca, como si hubiese estando respirando por esta – Eres… una, ¿una marbh bheo?

Al decirlo suena estúpido, pero luego de los fantasmas, las anécdotas de las brujas nocturnas, lo que encontramos y vimos en el bosque, no suena tan descabellado.

-Por eso no has vuelto con nosotros, ¿no?... Solo puedes caminar de noche y estar en las penumbras de día… por eso… por eso reaccionaste así cuando te despertamos – pienso en voz alta. Lo que lleva a que me agite poco a poco. Comienzo a respirar rápido, pues es la clase de descubrimiento que desea realizar… las leyendas de mi padre eran ciertas.
La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 1204
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: UJN - Escena IX: Desvanecidas

#80

Mensaje por Nyxe » 21 May 2020, 01:20

-No, yo no me puedo ir con vosotros -le respondió Erin a Saorise, haciéndole un gesto con las manos para que bajase la voz-, pero vosotros os tenis que ir ya. Y teneis que sacar a todos de aquí.

Erin no respondió a Mateo inmediatamente cuando le preguntó si era una marb bheo, sino que lo miró con una expresión extrañada. -Si, algo así -terminó respondiendo con voz triste, cambiando al irlandés sin darse cuenta. Cuando le preguntó si no podía salir por el día, asintió mirando al suelo.

-¡No! -gritó aterrada cuando Paul propuso usar la gasolina, y por un segundo sus ojos brillaron con un destello amarillo que os hizo a todos dar un paso atrás. -No, no, no, no podeis hacer eso, moriríamos

-¿Moriríamos? -preguntó Nuala sin atreverse a acercarse. -Erin, tengo que preguntarte algo. Harry y Lucy desaparecieron después de ti. ¿Sabes donde están?

Erin no respondió, pero la mirada húmeda que le dedicó a Nuala os dijo suficiente. Sí lo sabía. Sabía que ya no estaban.

Pero en el silencio que siguió a aquella mirada, Paul y Saorise sintieron un movimiento. Tras el susto, Nuala había quedado junto a la puerta de lo que sería el aula de cuarto al otro lado del colegio. Y tras esa puerta oyeron el crujido de unos pasos contra el suelo de madera.

-¿Entonces...? -preguntó Nuala, tragando saliva- ¿Entonces de quien...?

Editor completo

Volver a “Los Monstruos No Existen*”