UJN - Epílogo: Las Niñas Perdidas

Moderador: Nyxe

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 1471
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: UJN - Epílogo: Las Niñas Perdidas

#11

Mensaje por Nyxe » 17 Jun 2021, 03:06

-¿Marbh...? -Empezó a preguntar Erin, pero Victoria no la oyó.

-No te pases -le interrumpió ella dirigiéndose a Mateo, algo molesta al parecer por su comentario sobre su inteligencia-. Todos fuimos humanos una vez. Los hay que se vuelven locos, los hay que degeneran en poco mas que bestias. Y he oido que después de existir durante siglos, los hay que se vuelven tan listos que los demás somos poco mas que bebés en comparación -dijo lentamente, como si pretendiera intimidaros un poco-. Pero la mayoría nos quedamos igual. Quédate con eso.

-Pero no, no necesitamos matar a la gente para alimentarnos- respondió Victoria-. Podemos llevarnos sólo un poco de sangre y cerrar las heridas después, igual que hicimos con vuestras amigas. Pero teneis que entender una cosa -os advirtió-. Para nosotras la sangre no es simplemente comida. Es peor que una droga. Cuando tenemos sed, es como sentir una plancha de hierro al rojo vivo en la garganta. No podemos pensar en otra cosa. Y solo con olerla podemos perder el control con mucha facilidad -según hablaba, notais como los labios se le van contrayendo en una expresión ansiosa, y veis por un instante un resplandor violaceo en sus ojos. -Así que a veces ocurren accidentes. Tomamos más de lo que pretendemos... y la gente simplemente muere -termina diciendo, mientras su expresión vuelve a la "normalidad".

-¿Pero cómo nos has lla...? -empieza a pregntar Erin en susurros, pero Victoria vuelve a cortarla sin darse cuenta.

-Así que si pretendeis que Erin se quede con vosotros, teneis que pensar en esto: ¿Qué hareis si sucede algo así? -os advierte-. No bastará con que se alimente de los gatos callejeros del pueblo y que le dejeis daros un mordisquito de vez en cuando. ¿En cuanto el pueblo se quede sin gatos qué hareis? ¿Mirareis para otro lado si alguno de vuestros compañeros se desmaya por la anemia? ¿Y si el perro de vuestros vecinos aparece muerto una mañana? ¿Y qué pasará cuando crezcais? Si os vais del pueblo, ¿os la llevareis con vosotros? ¿Os arriesgareis a contarle a alguien que está aquí? ¿O la dejareis sola, mientras tiene que esconderse de todo el mundo, con la única compañía de su sed? ¿Y si os quedais? Si os casais, y teneis hijos, ¿creeis que estareis tranquilos sabiendo que ella está cerca de ellos? -dijo de forma ominosa-. Y cuando empeceis a envejecer, o si descubrís que teneis alguna enfermedad que os acabará matando, ¿no querreis que os convierta para vivir para siempre? Pero entonces ya sereis dos que necesiten alimentarse de sangre. ¿Qué sucederá entonces? Y sobretodo, ¿qué sucederá si durante todo ese tiempo, Erin mata a alguien por accidente?

Mientras hablaba, Saorise siente cómo Erin le agarra las manos con fuerza, cabizbaja. Aunque poco a poco dejó de notar el frío en sus manos, tal vez porque al estar en contacto con las de Saorise se estaban calentando.

-Si no sabeis qué responder -continuó Victoria-, es mejor que Erin no se quede. Y si pensais que el riesgo de que se quede puede merecer la pena por que proteja el pueblo, os adelanto que no podrá. Es demasiado pequeña para enfrentarse a ninguno de los nuestros. Yo llevo más tiempo muerta del que vosotros llevais vivos y tampoco tengo fuerza suficiente. Lo único que puedo hacer es desaparecer, pero ella no sabe.

-Yo me iré de aquí -respondió a Mateo-. Me hubiera gustado reducir este colegio a cenizas -masculló, lanzando una mirada cargada de odio o de rencor hacia las paredes y el techo- pero me conformo con irme y no volver a verlo nunca. Puede que busque al resto de mis antiguos compañeros, o puede que me reuna con una vieja amiga... -dijo, pensativa-. Pero no me quedaré. Ya le he dicho a Erin que si quiere seguirme no se lo impediré. Y puedo enseñarle a desvanecerse de la vista -aseguró-. Pero si no es capaz de aprender lo bastante rápido, o si tenemos que huir de lo que sea y me pierde de vista, no volveré a por ella -aseguró-. Si no es capaz de seguirme o de encontrarme, se quedará sola.

-Así que la decisión es suya -terminó-. Y vuestra.

Avatar de Usuario
Pilgernd
Mensajes: 622
Registrado: 18 Jul 2019, 02:50
Mensajes miarroba: 4.580
Antigüedad: 2 de Agosto de 2007

Re: UJN - Epílogo: Las Niñas Perdidas

#12

Mensaje por Pilgernd » 29 Jun 2021, 18:42

Las palabras de Victoria calan en mí profundamente, dando más peso de todo lo anterior, aumentando la angustia, el miedo a lo que desconocemos, lo pequeños que somos ante ellas, especialmente Victoria, quien es más débil que los otros que hay allá afuera. Aquellos que hicieron algo tan horrible con los padres de Erin… con estas verdades, el peso de todo esto se hace más evidente, de los hechos, de lo que pasamos en este tiempo. Todo.
Una sonrisa boba se queda en mi cara, cierto alivio respecto a que no deben matar, pero que aún pueden hacerlo sin querer, condenadas a estar siempre atentas. Miro a Saorise dando la mano a Erin, quien luce como nuestra compañera, la que conocimos, pero a la vez tan diferente junto a Victoria, y esta ultima es mucho más diferente a nosotros, a la edad que aparenta.

Caigo en mis rodillas, riendo levemente. Unas lagrimas asoman en mis ojos, pero sin llegar a caer. Todo esto es demasiado, no somos más que simples niños y sobrevivimos a todo esto, nos creímos valientes, nos hicimos los valientes… nunca pensamos en los peligros más allá.

Suspiro sonoramente, y escucho lo que Victoria le propuso a Erin.

-No podremos proteger siempre a Erin… - digo mirando a Saorise – Pero sigue siendo nuestra amiga.

Miro a Victoria, fijamente.

-Pero… Erin, quizás si vas con Victoria puedas aprender más sobre lo que eres ahora – pienso bien, si fuese yo, me gustaría saber más – Aunque seria nuestra despedida… no fui un gran compañero, pero recuerdo las veces que jugamos en el patio y los trabajos que tuve que realizar contigo, que fueron muy pocos… la decisión debería ser tuya.

Si se queda, tengo que pensar bien lo que dice Victoria, ¿Qué pasara de aquí a 1 año, dos o quizás 10? ¿podre ayudarla tan bien como lo estoy diciendo ahora? ¿y si las cosas cambian tanto que no puedo mantener mi promesa?
La locura, a veces, no es otra cosa que la razón presentada bajo diferente forma.

Avatar de Usuario
Nilia-Niniel
Mensajes: 285
Registrado: 19 Jul 2019, 03:53
Mensajes miarroba: 347
Antigüedad: 11 de Julio de 2015

Re: UJN - Epílogo: Las Niñas Perdidas

#13

Mensaje por Nilia-Niniel » 06 Jul 2021, 04:28

-Mar... Marb Bheos, así nos dijeron que se llamaban ustedes. -Le respondo a Erin cuando Victoria termina de advertimos lo que puede pasar si ella se queda y lo que va a hacer.

Hasta que se me abren completamente los ojos al ver a Mateo dejarse caer de rodillas en el suelo y las lágrimas que le brotan de los suyos.

Y es que al verlo se me cierra la garganta y se me empiezan a humedecer los ojos a mí también, cosa que me hace tomar con un poco más de fuerza las manos de Erin; y pues aunque están heladas, de pronto parecen estarlo menos quizás ¿cómo si las mías calentaran las suyas? Y es que ¿cómo es posible todo esto? Como es posible que ellas deban alimentarse de sangre, que eso las pueda hacer matar, que ellos hayan matado a sus padres de esa forma tan cruel, que todo esto exista, que nosotros seamos los únicos que nos hemos enterado siendo solo niños y además, que no se pueda arreglar o hacer algo para que Erin vuelva a ser como nosotros.

Al escuchar el "No podremos proteger siempre a Erin…" de Mateo, siento una sensación horrible en mi pecho que me hace no poder contener las lágrimas que se me salen de los ojos, y es que si no es por el "Sigue siendo nuestra amiga" que agrega, quizás me hubiera dejado caer también, que esto es horrible y no sé.

-¿Que...? ¿Qué te gustaría hacer a ti Erin?

Le pregunto de nuevo ya que estoy más cerca y en contacto con ella, girándome para mirarla a los ojos.

No sé si Victoria escucha mis palabras, pero supongo que lo hace y es que si no le respondo a ella, es porque no sé qué decir. De seguro lo que dice es verdad sobre lo que puede pasar si Erin se queda, pero son cosas tan serias, que siendo una niña siento que no puedo comprender la totalidad de su gravedad y así, ¿Qué responder? No se siquiera, si alguna de nuestras profesoras sabría que decir y así menos lo sé yo.

Y si no sé qué responder; y si su afirmación es cierta, quiere decir que Erin no se puede quedar, pero ¿cómo? ¿Cómo la dejaría tener que irse, estar sola y sufrir más después de todo lo que ya ha pasado? ¡Somos los únicos que le quedamos!

Me imagino que mi silencio le dice todo lo que estoy pasando por dentro a Victoria y eso me intimida pues no se si va a decir algo más o si me va a juzgar y eso se siente como si tuviera una sombra a punto aplastarme detrás de mí.

Avatar de Usuario
Nyxe
Mensajes: 1471
Registrado: 01 Ago 2019, 19:13
Mensajes miarroba: 4.012
Antigüedad: 1 de Mayo de 2016

Re: UJN - Epílogo: Las Niñas Perdidas

#14

Mensaje por Nyxe » 06 Jul 2021, 18:00

-Nosotras... usamos otra palabra -dijo Erin, mirando fugazmente a Victoria, que os mira a ambas pensativa sin decir nada totalmente inmovil. O más bien, abstraida.

-Yo... no me quiero ir con Victoria -dijo Erin, dubitativa-. Pero... no os puedo pedir eso. Ella tiene razón, es muy peligroso.

-Marbh Bheo... -dice Victoria en voz baja para sí, al parecer sin prestaros atención. Pero entonces vuelve en sí y dice en irlandés en voz alta y acusatoria: -Creía que eras mi amiga... -Mientras miraba a Erin. O tal vez a Saorise. Un segundo después, os dais cuenta de que no las mira a ellas, sino a algún punto entre las dos, al otro lado del pasillo. Entonces reconoceis con quien habla.

-...Elizabeth

-Lo eramos, antes de que te convirtieses en una asesina-. Escuchais la voz, más tenue que un pensamiento, del fantasma de la hija de Nora Fitzgerald respondiendole en el mismo idioma.

Victoria resopló antes de responder -Matar para comer no es asesinar.

-Sabes a lo que me refiero- dijo Elizabeth.

-Si -replicó Victoria.- ¿Y qué? Ellas nos mataron antes.

-Se rieron de vosotros, no os mataron- puntualizó Elizabeth.

-Nos destrozaron, Elizabeth. Nos dejaron muertos en vida, y casi nos mataron de verdad. -Aunque Victoria no estaba levantando la voz, los susurros de Elizabeth sonaban tan lejanos que parecía que Victoria estaba hablando sola. -¿No recuerdas acaso cuando Caitlin le quitó el inhalador a Charlotte para burlarse de ella? Acabó en el hospital, tú misma nos dijiste que casi la viste pasar al mundo de los muertos. ¿Hizo Dunne algo? No, claro que no. "Cosas de crios" dijo. Como hacía siempre.

-Pero ya no son las mismas personas.

-¡Yo sí lo soy! -exclamó Victoria-. Yo no he cambiado nada y al final fue por su culpa. Todavía recuerdo cada noche lo que nos hicieron. Lo que nos hizo Bain, y cómo tu hermano y tú nos abandonasteis.

-No os abandonamos, os fuisteis vosotras- respondió Elizabeth.

-Sí lo hicisteis -le acusó Victoria-. Nos dijisteis que podíamos quedarnos para siempre con vosotros. Pero Aindriú saltó desde el tejado y no volvió.

-Aindriú no quería seguir existiendo y decidió no quedarse con nosotros
-se defendió Elizabeth-. No hay nada que hubieramos podido hacer.

-Fuisteis vosotros los que le incitasteis a hacerlo -le recriminó Victoria-. Pero me da igual. Charlotte y yo simplemente huimos. Y nos encontramos a una mujer que nos dio la fuerza para matar a Bain por habernos violado. No te haces a la idea del... alivio que sentí despues de aquello -dijo Victoria, y en la penumbra os parece que sus ojos azules brillaban... ¿húmedos?

Sentís la presencia de Elizabeth pasando entre vosotros, acercándose a Victoria. La miró fijamente durante unos segundos, hasta que finalmente le preguntó:

-¿Entonces por qué volviste?

-Porque no fue suficiente -explicó Victoria, casi entre dientes-. Porque quince años después aún lloro cuando recuerdo cómo se portaron conmigo, y verlas con su vida feliz cuando yo sigo aquí sin poder avanzar me hacía temblar de rabia. No se lo merecían. No se merecían ser más felices de lo que nosotras seremos nunca. Y ya no lo serán.

-Eres un monstruo -murmuró Elizabeth.

-No me digas -replicó Victoria con una sonrisa irónica, enseñando dos colmillos larguísimos que le crecían desde la mandíbula superior. -Todos somos asesinos, Elizabeth. Dunne y Caitlin nos mataron al dejarnos tan aisladas y destrozadas que caímos en las garras de Bain. Él nos mató cuando nos violó. Y vosotros lo hicisteis cuando nos abandonasteis. Simplemente soy la última que queda en pie, y da gracias de que no queme este sitio y termine de desterrarte a ti también, con niños dentro o sin ellos.

-¿Y ya estás contenta?

-Pues sí, la verdad es que sí. -reconoció Victoria.

-Me alegro entonces
-dijo Elizabeth, aunque no conseguís distinguir si lo dice con rabia o sincceramente-. Y siento mucho no haber podido ayudaros cuando lo necesitasteis. Es verdad que no os lo merecíais.

Victoria se quedó plantada mirando al fantasma de Elizabeth sin saber qué decir mientras sus palabras se desvanecían en el aire. Y a por inhumana que hubiera parecido antes, en apenas unos segundos volvió a tener el aspecto de una niña. Una niña perdida y rota por dentro que había sufrido más de lo que nadie debería.

Avatar de Usuario
Nilia-Niniel
Mensajes: 285
Registrado: 19 Jul 2019, 03:53
Mensajes miarroba: 347
Antigüedad: 11 de Julio de 2015

Re: UJN - Epílogo: Las Niñas Perdidas

#15

Mensaje por Nilia-Niniel » 28 Jul 2021, 16:48

-No, no se. Tiene que haber una forma de que te puedas quedar si no quieres ir. Podemos ofrecernos nosotros para darte un poco de sangre si prometes tener cuidado o podemos hacer lo de buscar algún animal, que... alguna forma encontraremos, pues... no sé si me sentiría bien viéndote ir a algo tan ¿solitario?

Le respondo a Erin, pero creo que de forma algo impulsiva pues sé que si lo pienso fríamente es muy peligroso que se quede. Es muy peligroso, pero ¿yo podría seguir siendo una niña en paz sabiendo que ella tuvo que irse con Victoria porque aquí no nos atrevimos a que se quedara? Y es que, yo podría seguir teniendo mi casa cálida, a mi madre y a mi hermano; pero también sabría que ella ya no tiene a nadie y que estaría probablemente sola quien sabe dónde.

Y es que pienso en ello, pienso en ello y creo que se me empiezan a humedecer los ojos de nuevo ante la idea de que ella se vaya. Hasta que de pronto veo a Victoria observándome a mí, lo cual me deja inmovilizada de terror; hasta que... ¿En realidad mira a otra persona? Sigo con mi mirada la de ella y noto que en realidad mira entremedio de Erin y yo, y que ahí está ¿la niña fantasma? ¿Elizabeth?

Probablemente si fuera la primera vez que veo a alguien no humano se me hubiera parado el corazón, pero ahora casi siento un poco de alivio al verla aparecer, pues ¿ella podría detener a Victoria si nos intentara hacer algo? No... no lo sé, pero al menos podría intentarlo mejor que nosotros supongo; aunque ahora hablan, no pelean y creo que lo que empiezo a escuchar es lo más oscuro que tenido que comprender en mi vida.

Pues, ¿que a Victoria y una amiga que alguna vez tuvo las maltrato Caitlin? ¿Que la señora Dunne no hizo nada? ¿Y que eso llevo a que un hombre... las violara? Apenas ese pensamiento entra en mi mente una sensación totalmente agria llena mi garganta. Los adultos creo que aún no nos hablan directamente de esos temas a nuestra edad pero aunque sea tímida, no soy tonta. He visto casos en las noticias, lo he escuchado de otros en el colegio, he notado como a mi madre no le gusta que ande demasiado sola en las calles y es que; aunque yo nunca lo he vivido, ni me he tenido que preocupar realmente de eso... que te violen debe ser algo tan malo que no se puede explicar, y es que; ¿porque tuvo que pasarles eso?

Y lo que sigue ahora. ¿Qué alguien llamado Aindriú las abandono? y que ¿huyeron? y ¿que mataron al que las... violo? No lo puedo entender, pero eso al menos suena como algo que debería ser bueno para ellas, pero lo que continua... que vino aquí para vengarse de Caitlin y la señora Dunne y que, hubiera quemado todo incluso con nosotros adentro.

Se me quedan los ojos abiertos pues es horrible, todo esto es horrible y es que... Ahora Victoria hasta se ve solo como una niña asustada al igual que yo, y acabo de escuchar las muchas cosas horribles que le pasaron antes de convertirse en lo que es ahora; pero, también ella misma dijo que de poder nos hubiera matado para vengarse de ellas. Es extraño, es confuso, es aterrador y .... no sé, que puedo hacer algo ante algo tan grande y tan oscuro como esto, aunque quizás, no deba hacer nada, que es asunto de ellas ¿o no?

Lo que me debe importar es que Erin lo pase mejor, aunque, de pronto quiero decir algo y...

-No, no sé si deba decir esto pues ni siquiera lo entiendo. Pero, creo que ... Caitlin, se siente culpable de lo que cuentan que paso y eso supongo que quiere decir que aun piensa en ti, deseando arreglar lo que sucedió quizás... -Miro a Victoria, tengo miedo pero lo hago. -O al menos eso la escuchamos hablar con la señora Dunne, después de que intentamos contarles de todo lo que vimos nosotros.

No creo que la consuele, y puede que me intente matar por ello; pero me nació hacerlo y Erin. Miro a mi compañera. -Si quieres quedarte, por favor quédate con nosotros. No quiero que te sientas abandonada tú también. -Le digo en voz baja.

Editor completo

Volver a “Los Monstruos No Existen*”