Interdicta plena: Morte'nte caligine

Desde la pureza del alma hacia la consagración inquisitorial

Moderador: Baudelaire

Narrador (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#411

Mensaje por Baudelaire » 13 Sep 2020, 06:04

Suenan 12 campanadas desde la iglesia de Padua, ya es medianoche. Después de 12 partidas, el marcador está igualado 6 a 6. Por mucho que has tratado de aprender algo, eres incapaz de descifrar a Lessi y menos a la matriarca.

Piensas en la historia de tu madre, que supone que su apellido es Contarini. Lo cierto es que también es familia doxal como el apellido Dandolo, ni ella ni tu padre te han mentido. Solamente tenían fracciones de la historia, de allí que parezcan contradecirse.

¡Todo el mundo a dormir! Esta niña de un siglo seguirá jugando al alba contra este niño que algún día lo cumplirá. Así que, a vuestros aposentos.

Es innecesario que lo repita, rápidamente se guarda todo en cajas bajo las mesas y se apagan las hogueras. Finalmente quedan las dos Perséfones, Lessi, los dos guardias y tú. Han estado todo el tiempo allí, pero por supuesto… recién ahora caes en cuenta que saben pasar inadvertidos.

Alessandro, ve con tus chaperones. Anaís, tú conmigo. Tu madre ya tiene su habitación.

El niño hace una reverencia, guarda las piezas dentro del tablero y luego en el cofrecillo. Rápidamente montan una carpa para él y lo meten dentro. Le das las buenas noches a Perséfone Contarini que camina a uno de los recintos anexos y caminas con Perséfone Polo hacia la casona. Te lleva a la misma habitación de la ocasión anterior y ella misma prepara la cama.

¿Has traído ropa de dormir? Te he visto toda la noche con ese enorme libro que luego guardó el ajedrecista… no veo tu equipaje.

Anaís Medici (Leohan)
Cerrajera Veneciana

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#412

Mensaje por Leohan » 13 Sep 2020, 17:01

Me pongo a pensar. En cuestión de equipaje, tengo también mi bolso de herramientas, donde también he dejado el dinero del doxe; pero creo que se lo ha quedado Filipo. Podría ir a buscarlo, aunque estoy bastante segura de que no había ropa de dormir allí. Considerando la cantidad de gente que había, no pensé que me quedaría a alojar, pero tengo la sensación de que la había empacado de todas formas.

¡Ah! digo acordándome. Ayer pasé la noche en "Que toda brujería se desvanezca.", por lo que debo haberla dejado allí. Sí, nos fuimos en tal apuro que no hubo tiempo de revisar la habitación. Miro a la señora, algo avergonzada por el hecho de que tendré que pedir ropa ajena nuevamente.

…A propósito, agrego, debo agradecerte por haber recibido a mi madre. Aún no sé de quién ha sido la idea, pero fue un gran alivio para mí saber que estaba contigo… y veo que, ahora mismo, se encuentra mejor que lo que podría haber esperado.

Es enteramente posible que haya sido la idea de la misma anciana. De cómo se habría enterado, no tengo idea, pero ella parece saber cosas que nadie más conoce. Es entonces que me doy cuenta de a quién se refería Angelino: la única persona que conoce de su existencia, aquélla que contra todas las posibilidades parece haber encontrado la forma de hacerle llegar una invitación: Perséfone Polo es quien sabe la identidad verdadera de Angelino.

Narrador (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#413

Mensaje por Baudelaire » 13 Sep 2020, 18:11

Perseéfone te mira con serenidad y procede a darte una reprimenda.

Tsk, tsk, tsk. La ropa de dormir es lo más importante, ¿cómo se te ocurre haberte preocupado más del libro que de lo otro? Y si, ya me contó el niño lo que ocurrió… ¿cómo se te ocurre regalarle un ajedrez y permitirle jugar en la posada? Deberías haberlo guardado tú para entregárselo aquí… ¿en qué estabas pensando? Y sé que tu madre no te regañó por la desafinación, arruinando una hermosa canción. De mi parte, deberás repetirla después del desayuno… ¿está claro, Anaís? Por último…

Angelino de Padua viene a tocarle el hombro y le murmura algo al oído. La matriarca asiente y él deja tu equipaje a tu lado, dándote las buenas noches antes de retirarse. Claro, si Gadini vino con el libro, seguro puso tu ropa de dormir allí. Revisas y la encuentras, mientras la anciana continúa.

Qué bueno que hayas elegido una buena posada, niña. De otro modo habrías perdido todo, Qué toda brujería se desvanezca es el lugar en que pasé mi luna de miel. Mmm… qué recuerdos. De momento, ya sabes. Después del desayuno, la canción y con tu madre, al almuerzo. Solamente entonces podrás regresar a Venecia, buenas noches.

Te besa delicadamente la frente y se marcha a su habitación, justo al lado de la tuya. Nuevamente te sientes privilegiada que te dé el mejor espacio para visitas. Te quedas un rato parada allí, sin saber que hacer.

Anaís Medici (Leohan)
Cerrajera Veneciana

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#414

Mensaje por Leohan » 15 Sep 2020, 04:54

Por supuesto podría poner excusas o explicaciones, pero está claro que no me conviene intentar desafiar a la anciana, así que asiento a la demanda de una canción por la mañana.

Busco en el armario el saco de dormir que había usado la última vez que vine aquí. Perséfone no me ha dicho que me lo prestaría, explícitamente, pero imagino que es lo que ella preferiría. Una vez vestida, me acerco a la lámpara, con intención de apagarla… pero descubro que en realidad no tengo tanto sueño. Es extraño, habiendo tantas emociones durante el día ¿acaso es porque anoche dormí tan plácidamente?

Independientemente, se qué es lo que si deseo hacer: por la mañana no tuve la oportunidad de leer mucho del libro de Eyzaguirre, y me gustaría finalmente tener la oportunidad de revisar algunas páginas. Si no me equivoco, Lessi no se lo ha llevado a su habitación, así que debería estar en la sala.

Entreabro la puerta. Oscuridad. Todo está ya durmiendo, de seguro cansados por la jornada. Podría intentar escabullirme, tomar el libro y volver para leerlo… aunque no puedo permitirme despertar a la anciana Perséfone…

Angelino de seguro lograría hacerlo, y él debe ser tres veces más voluminoso que yo.

Bajando la intensidad de la lámpara al mínimo posible, decido emprenderme a la aventura, con cuidado de no tropezarme con nada ni pisar muy fuerte… casi como intentando escabullirme de la guardia de Venecia.

Narrador (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#415

Mensaje por Baudelaire » 15 Sep 2020, 13:09

Por supuesto, la madera de la escalera es un enorme desafío. A pesar de pisar con delicadeza emite un delicado crujido apenas perceptible, miras atrás hacia la habitación de la anciana… tanto la oscuridad como el silencio persisten. Continúas en tu aventura, cada peldaño es una odisea y calculas que te tomará media hora al menos llegar abajo a este paso. Lo cierto es que lo consigues y, ya en la sala, comienzas tu búsqueda de un objeto tan grande… por lo que supones que es una tarea sencilla.

Tras dar varias vueltas y sin resultados exitosos te topas de frente con Perséfone, casi te mueres del susto. Una diminuta vela en su mano izquierda y el tomo en la derecha. Sin decir palabra, te lo entrega y se marcha rumbo a la escalera. Acabas de ganarte una segunda reprimenda, pero ya que tienes el libro… piensas que será mejor acomodarte en un sillón para leer. Ajustas nuevamente la intensidad de la lámpara y te cubres con una manta que hay sobre una de las sillas.

Notas que huele a tinta fresca, por lo que abres directamente en la página en que habías dejado el árbol. La matriarca, siempre dos pasos adelante, lo ha modificado levemente con la familia Contarini. Igual que Angelina Polo, que aparece con su relación extramarital… ahora Hades Dandolo aparece con su familia oficial y se conecta con el relato de tu madre. Por supuesto, esa astuta Perséfone de un siglo está completamente ausente. Sigue manteniendo su halo de misterio, pero presumes que ella también debería ser pariente tuya… ya sea por el lado Dandolo o por el lado Contarini, aunque también podría ser por el lado Perugi o por el lado Polo. Si no es por línea de sangre o matrimonio o relación extramarital, sin duda es por alguna situación conveniente como la del ocultamiento que hicieron a Persefone Dandolo de su verdadera familia.

Anaís Medici (Leohan)
Cerrajera Veneciana

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#416

Mensaje por Leohan » 17 Sep 2020, 07:09

Muy curioso. Es casi como si la anciana hubiera esperado mi bajada, y por éso me ha dado más piezas del rompecabezas. Luego deberé pasarlo en limpio a una hoja más grande. Sólo por la increible prolijidad y orden de la anciana sigue siendo comprensible el árbol, pero si pretendo seguir extendiéndolo la hoja no será suiciente.

Comienzo con la lectura del códice. Es como lo que había notado en el desayuno: aunque indudablemente se trata de un volumen médico muy avanzado, casi se podría leer como una historia. La historia de Eyzaguirre y su esposa, la islámica Aanisa, quien contrajo la peste.

Entiendo por qué mi padre se sentiría tan atraído a éste libro. Nunca había ocultado lo que él consideraba su mayor fracaso: no haber podido curar a Orfeo. Por otro lado, mi esposo jamás le dio la oportunidad para hacerlo. Pensando más en mi familia que en su propia salud, y con miedo a contagiarlo, se negó a ser tratado.

Me pregunto si esta mujer Aanisa también se hubo negado al principio. No debió haber sido fácil para ella vivir no sólo con el dolor de la enfermedad, sino también con el miedo de afectar a su persona amada. Aunque si ése era el caso y Rafael Eyzaguirre había podido convencerla... Pues, supongo que éso significa que es aún más terco y determinado que mi padre, por imposible que parezca.

Creo que se habrían llevado bien, los dos. Hombres de ciencia de gran conocimiento y altruismo. Físicos y tambien maestros con enorme voluntad. Aunque creo que algo los separa, y es su interpretación de la medicina a un nivel filosófico.

Mi padre en casi todos los sentidos era un hombre humilde, excepto cuando se trataba de la medicina. Incluso cuando había algo que no podía hacer o que lo avergonzaba, casi lo usaba como excusa para hacer alarde de lo que sí sabía hacer. "ésto es más difícil que extirpar un tumor" y esa clase de frases. Rafael parece ver su comparable habilidad desde una perspectiva más indirecta. No tanto del físico que sana al paciente, sino que Dios es quien salva a las personas, a través del físico. Mi padre también era un cristiano ejemplar, por supuesto; pero casi se podría decir que para él el Juramento Hipocrático poseía mayor divinidad que cualquier santo.

Pero ya se está haciendo demasiado tarde, y creo que el cansancio logró apoderarse de mí. En realidad no sé si estoy aún en condiciones de leer éste tomo con la misma perspectiva de mi padre. Deberé estudiar mucho más para poder comprender todos los tratamientos y medicinas; pero sé que los libros médicos, particularmente de físicos con renombre, pueden llegar a ser muy caros…


Pensaré en algo. De momento tomo el enorme volumen y me lo llevo arriba la habitación. Nuevamente es hora de volver al mundo de los sueños.
Spoiler
Mostrar
@Charles_Castle Me tomé algunas libertades respecto al tono del libro, basado en más o menos lo que percibí del personaje de Rafael en el preludio. Si puse algo que no te parece que estaría ahí, haceme saber por mensaje o en el hilo general de la partida y lo modifico.

Narrador (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#417

Mensaje por Baudelaire » 17 Sep 2020, 15:00

De subida, la escalera parece haberse vuelto muda. Tus pasos y el eco asociado se han apagado… ¿por qué de bajada era como una orquesta completa? Quizás ha sido solamente tu imaginación, pero pruebas retroceder y verificas que los suaves chirridos regresan. Perséfone puede saber cuándo alguien intenta marcharse, pero si se trata de un retorno tardío… carece de importancia para ella.

Tras acomodarte otra vez para dormir, el tablero de Alessandro parece proyectarse en el techo… invertido, las piezas cuelgan cabeza abajo desafiando la gravedad. Además, los colores se han mezclador en cada una. Todas han pasado del rojo o el negro, a un pardo pastoso y lentamente parecen derretirse. Una lluvia de madera cálida y líquida comienza a caer, pero solamente alrededor de la cama… hasta formar un océano que te rodea.

Poco a poco, empieza a confundirse con los canales de Venecia. Te sientes como en el islote de Caliope en marea alta. Y, aunque supones que ya has entrado al mundo onírico, puedes extender la mano y sentir la textura viscosa más el oleaje agitado. Una góndola se acerca a la cama, montado sobre ella viene Orfeo.

Anaís, llegaremos tarde a la ceremonia de apertura del hospital.

La matriarca y Rafael Eyzaguirre le acompañan saludándote con un gesto amable, para luego volver a su amena conversación sobre: la peste. Venecia se desvanece y Lessi, parado junto a la puerta, camina hacia el interior.

Signora Anaís, no puedo dormir… en un momento llegarán a buscarme, pero parece tiempo suficiente para una partida de ajedrez.

Acerca una mesita a la cama y al intentar tomar el tablero, se le escurre entre las manos… de la misma manera que anteriormente en el techo. Nuevamente todo parece tan real, pero saltas de la cama pensando en que te has quedado dormida. La oscuridad sigue a tu alrededor y el frío te cala los huesos, la ventana de la habitación se agita con el viento de la madrugada. Te levantas tiritando para ir a cerrarla y, al intentarlo, notas que el postigo está dañado. Tendrás el mismo problema con otra ráfaga.

Anaís Medici (Leohan)
Cerrajera Veneciana

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#418

Mensaje por Leohan » 20 Sep 2020, 18:05

Me despierto algo confundida, sin saber el significado de mi sueño ¿o ha sido quizás una pesadilla? Nada parecía tener sentido. Independientemente, ha sido con un propósito: Reparar el postigo y evitar que pase el frío. Lamentablemente, de todas formas, me encuentro sin mis herramientas. Mi bolsa, la cual me había acostumbrado a llevar siempre conmigo desde que tuve que convertir a mi hogar en mi taller, está en manos de Filipo esta vez.

Es una reparación sencilla: se ha quedado trabado el picaporte y se ha vuelto imposible de cerrar. Lo muevo un poco e intento escuchar al resorte, pero no hay sonido alguno. Éso podría de hecho ser una buena noticia, ya que ahora sé que el mismo no se ha partido, lo cual habría requerido abrir el sistema, lo cual definitivamente no puedo hacer ahora.

Comienzo a revolver la habitación en búsqueda de un objeto pequeño y alargado hasta encontrar una aguja, la cuál utilizo para manipular el interior de la cerradura delicadamente hasta lograr que el pedazo de metal sobresalga y, con delicadeza, cierro el postigo nuevamente.

No podré permitir que éso siga así mañana, sin embargo. No, luego de la gran amabilidad que se me ha mostrado aquí. Deberé ocuparme bien temprano de averiguar lo sucedido y asegurarme que se mantenga en buenas condiciones por mucho tiempo.

Me dispongo a ir a dormir nuevamente; pero luego me levanto, para ocuparme en dejar todo, aguja incluida, en su lugar correcto.

Narrador (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#419

Mensaje por Baudelaire » 20 Sep 2020, 20:07

Entre el ajetreo de la búsqueda de la aguja, la reparación improvisada que deberás revisar y volver a dejar todo ordenado… al meterte en la cama, el alba está despuntando. A pesar de sentir que has dormido poco y nada, ningún cansancio se manifiesta en ti: ni físico ni mental. Todo parece tan plácido mientras, poco a poco, la oscuridad se rinde ante la luminosidad matutina.

Por lo pronto, sabes que el desayuno está por servirse. Los intensos aromas de la preparación ya están inundándolo todo, mejor levantarte de una buena vez y asegurarte de llegar a tiempo. La peor manera de comenzar sería un atraso para sentarte a la mesa.

Descorres la cortina y dejas que los rayos del Sol te inunden. Con el rabillo del ojo, notas que hay alguien en el umbral de tu puerta. Miras hacia allá y ves a Perséfone, en su camisola observándote.

¡A desayunar, Anaís! No lo volveré a repetir. Apresúrate, hay miel y limón para aclarar tu voz.

Antes que puedas responder, ya se ha marchado y escuchas como va bajando la escalera.

Anaís Medici (Leohan)
Cerrajera Veneciana

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#420

Mensaje por Leohan » 22 Sep 2020, 01:44

Por supuesto. Deberé tener la voz clara para cantar y corregir mi error de las celebraciones. Me apresuro a vestirme, esperando llegar a buen tiempo. Sé por experiencia que no puedo esperar estar entre los primeros en despertarse, en medio de esta familia madrugadora, pero estaré bien si no estoy entre los últimos.

Termino de abotonarme la camisa y me dirijo afuera de la habitación. Debo recordar luego solicitar mis herramientas para efectuar el mantenimiento de la persiana. Algo acerca de este día me causa optimismo, aunque no puedo olvidarme de todas las cosas que deberían preocuparme: es muy posible que la gente de Elizabeta esté buscando a Lessi. A pesar de que es el trabajo de los guardias estar precavidos de ello, yo misma no debería dejarme distraer en exceso.

Editor completo

Volver a “Preludio”