Interdicta plena: Morte'nte caligine

Desde la pureza del alma hacia la consagración inquisitorial

Moderador: Baudelaire

HERALDO HISTORIADOR (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#521

Mensaje por Baudelaire » 07 Abr 2021, 14:30

La matriarca asiente y te sumes tanto en tus cavilaciones que, al levantar la vista, observas que va llegando a su casa. La sensación de asombro respecto al vigor de la anciana viene y va muy rápido, puesto que ahora sabes que es una agente de la inquisición sombría. Ponderas que la posibilidad de haberte topado con alguien más de esta organización secreta es un hecho... simplemente te hubo sido imposible haberlo sabido, el mensaje de Perséfone fu muy claro: se esconden a plena vista, así nadie puede realmente localizarles.

Vuelves tu mirada a la figurilla esculpida por tu madre y, por apenas unos instantes, te parece que mira hacia el cielo. Alzas los ojos y, en una nube, contemplas la silueta del rostro de tu padre. Quizás se trate de una simple coincidencia u otra nueva señal divina que recibes por ser una profeta incomprendida... hasta ahora, ciertamente. Como integrante de la inquisición sombría sientes el riesgo, pero también comprendes que desde lo alto estás tan protegida como aquí en el mundo terrenal.

Es el rugido de tus intestinos que te devuelve a la realidad, poco podrás asimilar del alimento para el alma que se te ha servido sin que hubieres llenado tu estómago del almuerzo ofrecido... ¡y deberá ser pronto! Ansiosa y todo, la siesta que seguiría será la única oportunidad de descansar antes de comenzar la terrible partida de ajedrez con personas. Y, entre ella, varias a las que amas o aprecias profundamente.

Avatar de Usuario
Leohan
Mensajes: 433
Registrado: 16 Abr 2020, 22:57
Mensajes miarroba: 472
Antigüedad: 24 de Enero de 2006

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#522

Mensaje por Leohan » 12 Abr 2021, 08:50

Me levanto, pensando que si no voy a almorzar ahora mismo, terminaré robándome una mandarina del huerto sin darme cuenta. Sería bastante vergonzoso también si me estuvieran esperando y yo me tardara más tiempo en llegar.

Las incertidumbres me pesan, pero por lo menos tengo cierta confianza de que encontraré en esta inquisición sombría varias respuestas que podrán aclararme el camino de ahora en adelante. Al anochecer iré a Venecia con Perséfone, de seguro para hacer preparativos para la misa, así que debo asegurarme de estar bien alimentada y descansada.

Además, aún con todo ésto, todavía tenemos motivos para celebrar: la situación de la plaga se ha solucionado y todas las personas afectadas ya se encuentran bien. El futuro está lleno de incertidumbres, por supuesto, pero por lo menos podemos rezar y desear por que la matriarca llegue a celebrar muchos más cumpleaños aún.

HERALDO HISTORIADOR (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#523

Mensaje por Baudelaire » 12 Abr 2021, 22:18

Entre divagaciones, tu nariz te va guiando directo a la cocina. Al mirar tu mano, llevas una mandarina, será útil para el postre. Lo interesante es que, lo que hueles es la comida favorita de tu padre. Y, para más, está cocinando tu madre... asistida por Angelino, él de aquí. Lo que te hace suponer que, el otro, potencial inquisidor algo debe estar preparando en la catedral de San Marcos o sus alrededores.

Perséfone, la matriarca, nunca se ha dejado algo al azar. Además de haberse dado cuenta que Alessandro la estaba dejando ganar, sabe más de ti que incluso tu propia familia. Su astucia y su sabiduría parecen ilimitadas, más todavía ahora que sabes que es una agente secreta. No la ves al interior, pero el equipo que está encargado del almuerzo te saluda agitando sus manos.

Al mirar con más atención, te das cuenta que, en realidad ya están casi a punto de servir. Tiene varias bandejas preparadas para transportar las ollas y el resto de cachivaches. Lo que intuyes es que, a pesar de tus esfuerzo, te has distraído demasiado en tus introspecciones. Y, al mismo tiempo, concluyes que deberías estar ya en el comedor.

¿Sería bueno apresurarse ahora o, tal vez, detenerte para ayudar? Dudas de ambas opciones, porque se supone que te han dado indicaciones... aunque también está tu alma pura que te invita a ser buena samaritana.

Avatar de Usuario
Leohan
Mensajes: 433
Registrado: 16 Abr 2020, 22:57
Mensajes miarroba: 472
Antigüedad: 24 de Enero de 2006

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#524

Mensaje por Leohan » 18 Abr 2021, 05:09

Una vida de lecciones en etiqueta me repelía de la idea de ayudar a servir la mesa. Sería absolutamente inapropiado, y un insulto hacia la dueña de casa, e implicaría que la gente encargada de la cocina no puede hacer las cosas por sí sola...

No. Las reglas aquí son distintas. Ésta no es una mansión con personal de cocina, sino una familia. En cuestión de relaciones sanguíneas, yo formo parte de la familia ¿Éso me pone en el mismo nivel de responsabilidad cuando se trata de la hospitalidad? ¿O existe un orden prioritario en el cual como invitada debo tomar un rol pasivo y limitar mis responsabilidades a disfrutar del alimento y proveer una conversación agradable? ¿O siendo éste un esfuerzo cooperativo, será el propio insulto no ayudar, y una muestra de creerme superior?

Me despejo las inútiles vacilaciones de la mente. Al final del día, lo que surge de mí es ayudar a quienes lo necesiten. Fue el caso con la prole de Caliope, lo ha sido desde cuando acepté las responsabilidades políticas que me fueron ofrecidas, y lo serán con lo que me toque en mi papel en la Inquisición Sombría, sea cual fuere.

Así que acerco mi mano a una de las pesadas bandejas y me dirijo a la persona más cercana.

Avete bisogno di qualche aiuto?

HERALDO HISTORIADOR (Baudelaire)

Re: Interdicta plena: Morte'nte caligine

#525

Mensaje por Baudelaire » 18 Abr 2021, 14:18

Es tu propia madre quien te entrega una de las bandejas. Todavía puedes seguirte impresionando, escultora y cocinera. El mundo es un lugar siempre cambiante, pero lo que perdura es la buena voluntad de estas humildes gentes. Nadie se siente, en realidad, por encima del resto. Ni siquiera la matriarca, simplemente sus descendencia valora su experiencia y se deja guiar. Lo que ella se ha ganado, es producto de lo que su alma inspira. Tal como ahora lo hace con Perséfone Contarini, una Dandolo que se ha puesto al nivel de la ralea que le enseñaron a detestar.

Todo a tu alrededor te sigue mostrando ejemplos de crecimiento espiritual, de conexión con la energía divida y de ganas de seguirles en esta aventura hacia la iluminación. Tanto brillo que mana en este rincón de la gran Venecia que parece sumido en la oscuridad del retraso por falta de progreso, pero que es un destello flamígero en cuanto a la moral cristiana. Los mandamientos aquí se cumplen, más que por costumbre, pues se consideran el camino a la salvación y una manera de igualar las cargas en una época tan injusta.

Caminas y divagas mientras cargas tu parte, tanto de los alimentos como del desafío para tu alma. Nuevamente imaginas la sonrisa de tu padre contemplándote desde los cielos, recordando las últimas horas que pudiste disfrutar con él y que han seguido acompañándote en medio de las dificultades. Es esa profunda convicción que él tenía y que, ahora descubres, también tiene tu madre. Como pareja, aún sumida en los códigos sociales absurdos, se amaban. Igual que Orfeo y tú, por muy poco tiempo que hayan podido compartir antes de...

La realidad se te vuelca, es hora de alimentar el cuerpo. Justo al depositar la bandeja sobre una mesa lateral, tus tripas dan un sonoro rugido digno de un gran león. Ahora recuerdas cuando tratabas a Alessandro Perugi de falto de alimentación... casi te parece ver una nube agitarse al ritmo de carcajada que debe estar soltando por esta ironía.

Servida la mesa, la matriarca te invita a sentarte a su diestra. Frente a ti quedaría la otra Perséfone, lo que te lleva a imaginar es que hay cierto protocolo... pero nada rígido.

Editor completo

Volver a “Preludio”