"Countdown" 4

Montecristo (Jebediah_Gogorah)
Investigador ocultista

Re: "Countdown" 4

#21

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 19 May 2024, 20:01

El tremere conducía en silencio, dejando que los pensamientos rumiaran en su cabeza, y que los neones y las luces pasaran con anodina parsimonia sobre el parabrisas. Sólo faltaba la música de jazz en su cassette, cuando las trompetas con sordina inundaban sus noches de patrulla.

Sólo que ahora estaba en el otro bando. Poniéndose en el pellejo del criminal, dando rodeos con el coche, evitando los controles, rehuyendo de la ley. Todo era más fácil cuando estaba dentro del cuerpo. Incluso las ilegalidades.

Cuando lo vio, lo tuvo claro. Él no lo reconocería. Era más una cuestión personal. Que él no la cagara diciendo algo que le hiciera sospechar sobre su interés. Porque si algo tenía claro Montecristo de todo aquello, ahora más que nunca, es que tenía que averiguar que tenía que ver Eddie en todo aquello. Porque atreverse a darle aquel disgusto a una moribunda madre...

Avatar de Usuario
Pagliacci (Pagliacci)
Periodista

Re: "Countdown" 4

#22

Mensaje por Pagliacci » 27 May 2024, 17:24

El trayecto se había vuelto tenso, el aire espeso, cargado de los sentimientos y resentimientos de Montecristo, de un pasado que había vuelto a la vida. La periodista agradeció llegar al final y casi salió del coche dando un respingo, deseosa de dejar atrás el pesado silencio que les envolvía cual mortaja. Con gesto tranquilo, tratando de imitar la respiración humana, se acercó a Eddie, señaló el maletero y dijo:

-Buenas noches. Nos gustaría hablar con usted en un lugar más discreto.

La Caitiff echó un vistazo a la joyería, tratando de adivinar si ésta tenía alguna relación con el aprendiz de terrorista que se encontraba ante la tienda, oteando alguna luz encendida o esbrinando aquellas palabras que pudiera arrastrar el viento.

Nyx (DarkOsca)
Arquitecto

Re: "Countdown" 4

#23

Mensaje por DarkOsca » 02 Jun 2024, 20:10

La deriva de los acontecimientos no hace sino descender hasta un pozo tan profundo como la situación en la que se encuentran. Pese al periodo de paz que le ha dado el visitar a su familia Nyx tiene un sentimiento de desasosiego que no sabe como evitar.

Observa, en silencio, como la ciudad pasa ante sus ojos. No encuentra motivación para ser optimista. Llevan a su destino, ¿qué tienen que negociar? Con lo que llevan en el maletero esa línea se ha cruzado ya.

Avatar de Usuario
Voivoda
Fundador
Fundador
Mensajes: 6977
Registrado: 13 Jul 2019, 17:50
Ubicación: Madrid
Mensajes miarroba: 27.018
Antigüedad: 7 de Agosto de 2004
Contactar:

Re: "Countdown" 4

#24

Mensaje por Voivoda » 07 Jun 2024, 21:19

Montecristo deja que Pagliacci lleve la voz cantante intentando contener sus ansias personales en su interior. El Tremere está inundado por los recuerdos, por palabras y emociones de otro tiempo en aquel mismo lugar que ahora parecía tan ajeno y sin color. Una mezcla de curiosidad y de rabia se arremolinaba en su interior al observar a aquel muchacho de aspecto asiático. Seguramente se estaba buscando la ruina, y con la suya la de su amor perdido a quien la vida se le escapaba segundo a segundo. Ese pensamiento hacía que Montecristo tuviera ganas de estrellar la cabeza de aquel chico contra el mostrador del interior de la joyería adonde os hace pasar después de echar una última nube de humo por su boca.

Nyx vigila a su compañero sumido también en la incertidumbre, dejando atrás la sensación de compañerismo y el calor de la sangre de hace algunos minutos. El Brujah es consciente de que los tejemanejes inmobiliarios, la presión policial y lo que llevan en el maletero del coche les ha situado en una posición de no retorno. El único objetivo que les queda es ser honestos consigo mismos y lograr tener un techo donde pasar lo más desapercibidos posible en la ciudad de Nueva York.
asianboy.jpg
Pagliacci es consciente de que lleva la voz cantante y de que juega con fuego. El tipo es parco en palabras, pero es inteligente. Enciende todas las luces posibles del establecimiento, de modo que desde fuera parecéis un grupo algo peculiar de clientes a deshoras. Sería mucho más sospechoso hablar en la penumbra, por lo que pretende negociar a simple vista, ocultando con luz las sombras de vuestro particular regalo. Con un gesto de falso hastío se sienta detrás del mostrador y observa a la vampira.

- ¿Habéis traído el paquete? Podéis dejarlo aquí -señala el mostrador de cristal bajo el que se observa todo un catálogo de pendientes, pulseras y anillos- Y marchaos lo más lejos que podáis.

OFF: En el caso de Montecristo, las acciones de Eddie pueden ser directa o indirectamente dañinas para su Piedra de Toque, por lo que debe equilibrar cómo actuar para evitarlo y, de paso, evitar una Mácula llegado el caso.
Imagen

Avatar de Usuario
Pagliacci (Pagliacci)
Periodista

Re: "Countdown" 4

#25

Mensaje por Pagliacci » 08 Jun 2024, 14:59

La Caitiff observó el ambiente en el que habían entrado, como cualquier joyería, era evidente que habrían cámaras. El oro y los diamantes casi parecían irreales, tan lejanos a su no-vida que le provocaron una sensación de extrañamiento, como aquellos cuadros de Shklovski en los que las texturas parecen cambiadas y algunos elementos parecen no encajar, saliéndose del propio marco o, quizás, rompiendo el lienzo cognitivo sobre el que dibuja la percepción.

Verdaderamente, no estaba disfrutando de ser el centro de atención en aquel instante. De modo que, sin romper el silencio, fue hasta el coche, cogió la caja y la dejó caer pesadamente donde había indicado el hijo de Montecristo, permitiendo que la tensión se fuera asentado en todos ellos y las miradas cruzadas, casi acusatorias sobre rostros esquivos y culpables, fueran cruzando la joyería en un mudo tiroteo.

-¿Qué vas a hacer con esto?- Dijo la periodista, sin andarse con rodeos.

Montecristo (Jebediah_Gogorah)
Investigador ocultista

Re: "Countdown" 4

#26

Mensaje por Jebediah_Gogorah » 08 Jun 2024, 20:39

{ https://www.youtube.com/watch?v=20ocPSPDyNE - Anon by Low }

Patrick evita las miradas, sobre todo las que pudieran revelar amor incondicional. Esquiva los ojos rasgados de Eddie, mientras se intenta posicionar ajeno al trato, como si se tratara de alguien que hace dos horas no iba a saber que iba a traer explosivos a su propio hijo instigado por una banda de moteros.

Observa la joyería, aparentemente una tapadera, le observa fumar, observa sus dejes y maneras chulescas, y sobre todo observa el paquete que la paria acaba de colocar sobre el mostrador, y se pregunta como ha llegado allí. Sin duda, por su puta culpa. Por la falta de una figura autoritaria. Por la falta de su padre.

Le evita la mirada, aun sabiendo que era imposible que lo reconociera. Pero Montecristo cree en las energias. Cree en los lazos invisibles, y piensa que en cualquier momento le invadirá el espíritu de Darth Vader ante un atónito y despechado Eddie Skywalker. Quiere huir y no escuchar la respuesta a la pregunta que la periodista acaba de hacerle. Directa y al mentón.

Intenta aportar algo, pero no le sale. Entre el pavor a que su voz suene temblorosa, y la emoción que atosiga el nudo de su garganta, opta por quedarse en silencio. Mientras, no deja de pensar en Sienna, en el sendero impuesto de la muerte al que se enfrenta. A la llamada de las estrellas. Sólo espera que cualquiera de las cosas que pudieran llevar a Eddie a una mala salida, lo hagan cuando ella ya no esté. Al menos en éste plano. Que todo el sufrimiento, simplemente le sea impuesto a él, durante la eternidad de su no-vida.

Nyx (DarkOsca)
Arquitecto

Re: "Countdown" 4

#27

Mensaje por DarkOsca » 13 Jun 2024, 18:28

La tensión, una vez más, se puede cortar con el filo de una navaja. Bum. El sonido macizo, contundente, que hace la caja al golpear contra el mostrador provoca que un escalofrío recorra la espalda de Nyx.

Montecristo está tenso, más silencioso que de costumbre, Pagliacci ha hecho la pregunta que había que hacer. Lo normal es que la respuesta sea esquiva pero, ¿y si es lo bastante convincente como para llegar a justificar una atrocidad? ¿deberían permitirlo?

Mientras espera a que su anfitrión conteste, el Brujah trata de hacerle llegar, de alguna manera, su afecto a Montecristo, le sonríe, frunciendo a la vez el ceño, en un gesto que seguramente no entienda él mismo. Al menos será mejor que permanecer indiferente.

Editor completo

Volver a “Coterie Montecristo, Pagliacci y Nyx”