Algunas pinceladas... sangrientas

Vampiro. Narra Vincent Blackhill

Moderador: Vincent Blackhill

Narrador (Vincent Blackhill)

Algunas pinceladas... sangrientas

#1

Mensaje por Vincent Blackhill » Mar Ene 07, 2020 12:31 pm

En este tema expondré algunos conceptos filosóficos del Sabbat, especialmente porque en la crónica tenemos varios jugadores/as que no han llevado nunca un personaje de la Espada de Caín y su único referente son los antagonistas de partidas Camarilla -que, no nos engañemos, suelen ser Cabeza Palas o sanguinarios temerarios sedientos de muerte-.

Serán solo pequeñas pinceladas, frases o párrafos que simplemente os pueden servir como inspiración, para entender un poco más el funcionamiento de la secta, sus motivaciones o sus debilidades. No son dogmas, por lo que no todos los personajes van a creer todo lo que expondré pero sí se trata de líneas generales que esbozan la filosofía y esencia del Sabbat.

LA MALDICIÓN DE CAÍN
El Sabbat cree de todo corazón que Caín fue maldito con el vampirismo, pero que la maldición tenía un propósito.
En esta línea la filosofía de la Espada de Caín es enseñar a cada uno de sus miembros que ignorar el hecho de que el vampirismo es una maldición es traicionar la propia naturaleza del Cainita. Puede que ignorando el hecho y sometiendo a la Bestia, tal y como hacen los vástagos de la Camarilla, se esté traicionando el razonamiento divino que creó a Caín. Por tanto, evitar la maldición y la monstruosidad características es esconderse. "No somos humanos y no pretendemos serlo de la misma manera que el humano no pretende ser una oveja".
Es más, no pocos estudiosos afirman que la maldición a Caín no vino por asesinar a Abel sino por rechazar el perdón de Dios y elegir el libre albedrío. Así pues estaríamos hablando de un castigo fruto del orgullo y no del asesinato, un castigo por elegir la libertad sobre la servidumbre a Dios, pagando un precio, claro.

EL BIEN Y EL MAL
¿Qué es el mal? ¿No es, en el fondo, anteponer el bien de unos pocos al de muchos? No es una idea descabellada plantear el mal así. Y si lo hacemos, ¿la Camarilla no antepone el bien de sus (pocos) antiguos, que los reclamarán para la Yihaad, por encima del bien de todos los neonatos y Ancillaes que sucumbirán? ¿Desde cuando anteponer la libertad de muchos ante la tiranía de un antediluviano es el mal? Es hipócrita tildar de malos a los que defienden la libertad y la no servidumbre.

LA IRONÍA DEL PASO DEL TIEMPO
Los Cainitas se alzaron para dar muerte o luchar contra los antiguos que querían controlarles igual que Caín desobedeció a Dios con el fin de ser libre. Pero el paso del tiempo hace que los mismos que se alzaron contra los Antiguos sean, ahora mismo, Antiguos. Ese precario equilibrio es muy frágil pues el Sabbat admira el poder (quizás como herramienta para romper las cadenas de la esclavitud) pero no la imposición. Si el Antiguo del Sabbat se queda encerrado gobernando, no tardará en caer; si, por contra, lidera podrá sobrevivir muchos años.

MONOMANCIA... POR EL SABBAT
Tras el Pacto de la Compra y después el Código de Milán quedó muy claro que las rencillas entre Sabbats debían reducirse. Es por ello que una Monomancia debe estar siempre justificada (y auspiciada por un Obispo o Arzobispo). ¿Y cómo se justifica? Por el bien del Sabbat. Así pues, si un miembro de la secta quiere matar a otro deberá esperar a que cometa un error que pueda justificar un reto de Monomancia. Este ritual, además, ayuda a reforzar el siguiente punto:

DARWIN
A veces, muchas de hecho, el Sabbat puede ser radical con los suyos, como por ejemplo en los Ritos de Creación, pero no deja de ser un sistema para eliminar a los débiles y conseguir una secta fuerte. Eso es vital porque tienen una organización mucho más grupal de lo que parece: manadas, cofradías, todos los miembros defendiendo un ideal y pudiendo sacrificarse por él... no hay sitio para los débiles (no se refieren a solo débiles físicamente) porque si uno falla podemos caer todos. La interdependencia positiva es parte de la esencia del Sabbat. "Yo no puedo ganar si tú no ganas".

EN GUERRA

Muchos Sabbat sienten que están en guerra. En guerra contra los Verdaderos Antiguos, aquellos que se alzarán y destruirán a los Cainitas del mundo utilizándolos en su favor para sus objetivos egoístas y personales; en guerra contra la Camarilla por defender a sus antiguos sin darse cuenta de que están, no solo cavando su propia tumba, sino cavando la del resto al tiempo que debilitan a los vampiros como especie; y en guerra contra la debilidad propia o ajena que puede hacer que todos caigan.
Esta sensación de estar en guerra -una guerra larga y mundial- propicia parte de sus acciones pues en la guerra todo vale, son violentas y se cometen actos atroces en pos de un ideal mayor.

Irónicamente, de nuevo, pretenden eliminar a los Verdaderos Antiguos antes de que se alcen y los utilicen como peones mientras el Sabbat hace lo mismo con los humanos. No obstante, los humanos son "otra especie".


Seguiré en otro mensaje más tarde.

Editor completo

Volver a “MONTREAL NOCTURNO”