Orden de Hermes

El tiempo pasa, pero las viejas costumbres se mantienen intactas. Los Despertados de la Orden se consideran herederos de la Magia practicada desde el principio de los tiempos. Los libros de historia mágica se escriben de su puño y letra, con sus hazañas y sus teorías. Carismáticos, filósofos y maestros de las artes, son lo más parecido a un gobierno que hay en las Tradiciones.

No obstante, el paso del tiempo ha dejado graves efectos. Sus principales y fastuosas Capillas están destrozadas, sus intrigas políticas los erosionan por dentro y los Magos más jóvenes comienzan a explorar nuevos caminos ya que muchos secretos antiguos han quedado encerrados en la Umbra. La Orden de Hermes está tratando de reconstruirse, de refundarse introduciendo sus conocimientos y códigos arcanos en la sociedad de la información. A pesar de ello, la Orden mantiene una rígida jerarquía interna y antiguos ritos y códigos de comportamiento cuyo origen se pierde en el amanecer de los tiempos.

 La ambición y el orgullo dificultan también el avance armonioso de los intereses de toda la Orden. Son Magos ególatras, de ideologías y posturas inamovibles. Cada uno se considera perteneciente a la élite mágica y dentro de esa élite se ven superiores al que tengan al lado. Esa personalidad provoca envidias y rencillas internas irreconciliables y les hace ganarse además la enemistad de buena parte de Despertados de otras Tradiciones. Muchos olvidan su fin superior y se pierden en la política y la búsqueda de influencias.

 

FACCIONES: En realidad, en la Orden de Hermes, no se clasifica en Facciones, sino en Casas, y cada una sigue los pasos de un fundador concreto.

Bonisagus: Mantienen la erudición de los fundadores de la Orden. Son estudiosos de la teoría mágica, de su esencia primordial. El uso de la Esfera de Cardinal les ayuda en esa búsqueda.

Ex Miscellanea: Nigromantes, místicos, estudiantes de lo feérico y demás especímenes extraños, todos son sin embargo fieles a los principios de la Orden. Es una facción cada vez más numerosa e influyente debido a que acoge a todo aquel que quiere aprender las artes herméticas y sus estudios no son abarcados por las otras casas. De ahí su nombre: «De Mezclas». También acogen las Casas desaparecidas de antaño.

Flambeau: Siguen siendo los militares de la Orden, guerreros con ascendencia árabe y española, que usan el fuego purificado contra los enemigos de la Orden. Son unos auténticos eruditos de la Esfera de Fuerzas.

Jenízara: Inspectores internos de la Orden, vigilan la corrupción, acusan a los infractores y los castigan si es necesario. Aunque no son los creadores de las reglas Herméticas, son los encargados de hacerlas respetar. Sin embargo, generan recelo entre el resto de las casas, pues consideran que son los únicos que pueden saltarse su propia y exhaustiva vigilancia

Quaesitor: Ejercen como el poder judicial de la Orden. Conforman tribunales y son expertos en las leyes internas y las externas. Los Jenízaros denuncian, los Quaesitor juzgan. Son una de las Casas Fundadoras, y tienen el dudoso honor de ser los descubridores del Gilgul, el rito por el que puede destruirse el avatar de un Mago y por tanto su capacidad de realizar magia.

Shaea: Amantes de los orígenes egipcios de la Orden, basan su poder y sus teorías en el uso del lenguaje y de la escritura. Es una Casa eminentemente femenina y son tíldados por el resto de Casas como Escribas. Sin embargo, los Sheshati guardan secretos que a muchos les gustaría descubrir y a otros tantos, destruir.

Solificati: Otros de los grupos más recientes, ya que proceden una antigua Tradición de maestros alquimistas que a duras penas resistió el paso de la Edad Oscura. Con el paso de los años y su integración entre los Herméticos han perfeccionado sus conocimientos de la física, la química y la electricidad. Aún así, la verdadera motivación de Los Hijos del Conocimiento es la alquimia capaz de transformar la materia, por eso ponen especial énfasis en el estudio de la Esfera de Materia.

Thig: Los «Hijos del Rubí» unen la tecnología más reciente a sus conocimientos sobre el mundo espiritual. Juntan por tanto los códigos más tradicionales y esotéricos con los nuevos descubrimientos más racionales. Son tecnomagos empeñados en mezclar los viejos preceptos de Hermes Trimegisto con los últimos avances tecnológicos. Aunque se les margina un poco en la Orden, su distanciamiento de mentores y Maestros los ha hecho prosperar en estos días sin esperanza.

Tytalus: Creen firmemente que todo progreso nace del conflicto. Adoran los retos, las trifulcas y las provocaciones para crecer en el conocimiento. Están en constante búsqueda de nuevos retos y misterios más elevados, y aunque ellos lo consideran como parte de la mejora de la Orden, el resto se pregunta constantemente si no traen más conflictos que avances.

ESFERA AFÍN: Fuerzas.

FILOSOFÍA Y MOTIVACIONES: El camino hacia la perfección está lleno de secretos y misterios, de puzzles, de lenguas desaparecidas o acertijos matemáticos. Cualquiera que sea tu senda te llevará a una búsqueda elevada hasta tu naturaleza interna, que te abrirá a otro camino. Y en ese camino a la perfección aparecerá la Ascensión, cuando la humanidad trascienda a lo divino.