Samedi en Edad Oscura

vampiroeosalubri2El noble duque romano venido a Venecia de viaje olfateó el aire. Un gesto de gran desagrado se formó en su rostro, molesto con el hedor que desprendían los canales. Por un momento había llegado a pensar en meterse en una de esas góndolas, pero casi era mejor tratar de buscar la manera de acercarse a pie. Protestó en voz baja por el olor del agua.

De pronto, dio un salto al escuchar una voz frente a él, procedente de un individuo tapado totalmente con una gabardina y un sombrero algo ridículo que no dejaba ver su cara.

– ¿Molesto por el olor? – dijo el individuo, quitándose la gabardina. El noble no pudo disimular una cara de auténtico terror al observar el rostro descompuesto y comido por los insectos de su interlocutor- No es lo que más debería preocuparos, os lo aseguro.

A simple vista, prácticamente nadie diferenciaría a un Samedi de un Nosferatu. No obstante, se cree que el origen de esta línea de Sangre está más cerca de los Giovanni. En cualquier caso, están apareciendo en Italia en este período, escondiéndose a los ojos mundanos para servir a sus propios intereses.

Los Samedi son eficaces guardaespaldas y asesinos a sueldo. Mezclan estas actividades con sus propias labores de espionaje y de interés por la muerte y sus secretos, lo que les hace particularmente desagradables para el resto de Vampiros.

APARIENCIA: Se asemejan a cadáveres en estado de descomposición avanzada. Su piel es blanda, tienen aspecto demacrado y arrugado y su cara es prácticamente un esqueleto.

DISCIPLINAS: Nigromancia, Ofuscación, Tanatosis

DEBILIDADES: Además de tener Apariencia 0, huelen terriblemente mal y su tacto repugna a la persona con más estómago.

Autor de la ilustración: Richard Luong