Vampiros: la evolución del mito

Vampiros: la evolución del mito
Feb
16

Vampiros: la evolución del mito

Espejos que no te devuelven el reflejo, dibujos de Goya, fotografías de Transilvania, el traje de Lestat o el póster de «Crepusculo». Dispuesto todo así, en una frase, ya podemos encontrar una pista de qué tienen en común: la figura del vampiro. Y dispuestos bajo un orden temático en un museo tenemos la apuesta con la que empieza el Caixafórum de Madrid (próximamente en el de Barcelona) su temporada: una exposición sobre vampiros.

«Vampiro: la evolución del mito» no va a suponer una experiencia repleta de novedades para quien conozca esta figura mitológica. Para quien se acerque por curiosidad por primera vez sí es una presentación bien organizada sobre las distintas influencias del vampiro. Para quien ya lo conozca, se encontrará con una especie de «grandes éxitos» vampíricos salpicados de curiosidades que, eso sí, no podríamos ver de otra manera si no fuera por esta visita.

Trajes originales utilizados para los personajes de Lestat y de Claudia en «Entrevista con el Vampiro»

Se inicia la exposición con un encuentro con la cinematografía vampírica. En un espacio circular, adecuadamente oscurecido, nos encontramos con grandes fotografías del Lestat de «Entrevista con el Vampiro», con Christopher Lee, con Bela Lugosi. Y a partir de ahí, iniciamos un recorrido que visita al vampiro como figura mitológica a través del tiempo, como símbolo poético, como representante erótico, como reivindicación política y como icono pop. Todas las facetas del vampiro, desde su vínculo con Vlad Tepes a su representación cinematográfica, al vampiro como sinónimo del explotador burgués-capitalista o al vampiro sexual.

En mi experiencia, además de revisitar parte de la pintura negra de Goya, destaco la máscara y prótesis usadas por Klaus Kinski en el «Nosferatu» de 1979, los trajes de Lestat y Claudia en «Entrevista con el Vampiro» o uno de los utilizados por Gary Oldman en el «Drácula» de Coppola. Y más allá de esas curiosidades como fan, el espacio dedicado al vampirismo como sinónimo de la opresión capitalista, con un George W.Bush reconvertido en vampiro en una portada de Los Ángeles Weekly, también da que pensar sobre el mito como permanente recordatorio de que, de una manera o de otra, somos siempre víctimas de algún tipo de aprovechamiento ajeno a nuestra voluntad.

Material original de la película «Nosferatu, Phantom der Nacht», del año 1979

La evolución del mito es una buena definición para el recorrido de la muestra. Si al iniciar el recorrido encontramos al vampiro o al murciélago como representante de los temores a lo desconocido y lo gótico, termina la exposición con el vampiro como el representante de la libertad sexual, de las minorías oprimidas o del que se siente diferente. Si al principio nos vamos visualmente a los bosques de Transilvania, al final llegamos a «True Blood» y nos pregunta la exposición si los vampiros de esta época actual no quieren simplemente existir y ser felices.

¿Y el rol?. Quizá alguno os preguntéis dónde queda el rol en esta exposición. Por desgracia, está cerca de aparecer, pero se mantiene bajo los efectos de la Ofuscación. En la última sala, hay un texto de presentación que reconoce la presencia del vampiro dentro «de los juegos de rol», pero en esa sala, donde hay un desplieque interesante de cómics y pósters de películas de los últimos años, echamos de menos una simple edición, fuera la que fuera, de Vampiro: La Mascarada. Una referencia que si encontramos en nuestra visita al castillo de Bran en Transilvania, pero que sin embargo no llega a convertirse en objeto de exposición en esta ocasión. Es una pena, una oportunidad perdida de poner de manifiesto que esta colección de libros de rol ocupa ya un espacio propio, por pequeño que sea, en la evolución del mito vampírico. No creo que sea exagerado considerar que esa línea histórica que nos lleva a viajar de Bram Stoker a Polidori, de Anne Rice a Coppola, de Lugosi a Robert Pattinson, debería tener una parada en Mark Rein·Hagen.

About Voivoda de Castilla

Fundador de www.webvampiro.com