Ayuda: Sociedades secretas de Asia

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2338
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 14 Oct 2019, 11:13

SOCIEDADES SECRETAS DE ASIA

Por Bryan Armor, Christine Gregory, Ellen Kiley, Steve Long y Malcolm Sheppard

Los siguientes cuatro grupos mágicos sólo son una pequeña (y oscura) parte de la increíble variedad de prácticas mágicas que se pueden encontrar en Oriente. Los Narradores pueden desear utilizarlos como guías para crear sus propios grupos.

Imagen

GO KAMISORI GAMA
Los “guerreros ninja” son un estereotipo habitual en las películas de acción japonesas y americanas. Su distintivo traje negro se ha convertido en un sinónimo cinematográfico de amenaza y peligro; todo el mundo sabe que los ninja son asesinos sigilosos, enemigos sin honor y que a menudo utilizan poderes mágicos malignos. Afortunadamente para los samurai del pasado, esta caricatura ninja sólo ha existido y existe en la ficción. Al Go Kamisori Gama le gustaría cambiar eso

TRASFONDO
El 4 de julio de 1864 el ejército imperial de Japón se enfrentó a los shogitai, los últimos samurai leales al shogun ausente, en una sangrienta batalla en el monte Ueno en la actual Tokio. La batalla duró todo un día, pero el resultado estaba decidido de antemano. Los samurai luchaban con espadas y armas arcaicas, y seguían el antiguo código guerrero del bushido. El ejército imperial estaba equipado con armas de fuego. La mayoría de los shogitai lucharon hasta la muerte en la batalla –y los que sobrevivieron cometieron seppuku poco después. Tres de los samurai derrotados eligieron otro camino.
Los tres samurai, procedentes de las familias Uchida, Satoh e Ichida, abandonaron su código guerrero, considerándolo irrelevante en una época en la que los ejércitos de Japón utilizaban rifles en lugar de espadas, y los comerciantes extranjeros tenían acceso a la tierra de Japón con la aprobación del emperador. Negándose a acabar con sus vidas, se convirtieron en ronin, y conscientemente fueron más allá del código samurai decidiendo convertirse en ninja. Aunque sus familias sufrieron una gran pérdida de honor debido a su renuncia, consiguieron conservar sus tierras ancestrales. Con este discreto apoyo, los guerreros se unieron para formar un clan, el Go Kamisori Gama. Dejaron a un lado su adiestramiento guerrero honorable y aprendieron el arte de budo taijutsu, el estilo de lucha oportunista de los bandidos y bandoleros.
Tuvieron un éxito moderado –dejar a un lado una forma de vida y una vida de adiestramiento no es una tarea sencilla. Sin embargo, sus artes marciales les ayudaron a sobrevivir, y sus hijos recogieron los beneficios de comenzar su adiestramiento desde cero. Tras aprender la lección de la derrota del monte Ueno, sus hijos, nietos y descendientes se aseguraron de combinar lo mejor de la tecnología moderna con las artes de la guerra y el sigilo. Al principio se limitaron a obtener y entrenar con armas de fuego. En la actualidad, su arsenal tecnológico incluye cibernética de vanguardia, lo mejor que la informática puede ofrecer, explosivos plásticos de cuarta generación y rifles de precisión milimétrica.
El Go Kamisori Gama no confía sólo en la lucha con manos y puños, con espadas o con tecnología moderna. Existe otra faceta del budo taijutsu, un aspecto del arte que fomenta un enfoque mental y la armonía interna. Las energías mentales del practicante se concentran mediante el uso de señales de manos, llamadas kuji-in, tomadas de las antiguas posturas de meditación budista. Los miembros de la familia aprendían las kuji-in como parte de su entrenamiento, pero no fue hasta que una nieta del fundador de la familia Satoh descifró el verdadero poder contenido en las señales de manos mediante una obsesión religiosa en el ayuno y la oración, que el clan se dio cuenta de su potencial mágico. Adaptaron su entrenamiento para enfatizar la armonía y el equilibrio entre mente, cuerpo y universo, pero aún hoy algunos guerreros parecen tener más facilidad para las kuji-in mientras otros destacan en otros ámbitos de entrenamiento.
El Go Kamisori Gama ha tomado el título de ninjas –es la forma más sencilla de describir lo que hacen a quienes tienen los suficientes fondos y necesidad para comprar sus servicios. Como los ninjas del cine, trabajan como asesinos. Pero también son espías empresariales, consejeros de seguridad, piratas informáticos, ladrones y guardaespaldas- pueden incluso ocuparse de los servicios de jardinería y limpieza de sus clientes si están dispuestos a pagar sus exorbitantes tarifas. Entre sus clientes se encuentran ministros del gobierno japonés y estrellas de cine, almirantes y empresas. Incluso han recibido subcontratos y trabajado directamente para la Yakuza, una relación laboral que se mantiene en buenos términos.

ORGANIZACIÓN
Originalmente todos los miembros del Go Kamisori Gama eran descendientes de los tres samurai que fundaron el clan de los ninjas, pero en la actualidad ya no es necesario ser descendiente ni casarse con un miembro para unirse a este grupo exclusivo –hay suficiente trabajo para dos veces el número de ninjas que actualmente actúan para el clan, así que también se tienen en cuenta candidatos prometedores ajenos a las familias. Es raro que un miembro de la familia no trabaje para la empresa familiar; esto ayuda a mantener el necesario velo de secreto del grupo. Sin embargo, ya no todos los miembros de la familia reciben adiestramiento ninja; el clan ha ampliado sus intereses de forma que hay espacio para que cada miembro pueda llevar a cabo sus intereses, ya sea en la jardinería, la programación informática o contrayendo un ventajoso matrimonio de conveniencia.
La figura del ninja en la cultura popular constituye una maravillosa cobertura para el reclutamiento del Go Kamisori Gama. En muchas grandes ciudades existe al menos un dojo o club de ninjitsu o taijitsu. Los miembros del Go Kamisori Gama acuden a estos lugares como observadores, viajando a lugares tan lejanos como Nueva York o Bruselas en busca de alumnos con un gusto adecuado por el arte y el ansia de aprender en su interior. Los catálogos de venta por correo que ofrecen espadas ninja y uniformes ninja están más que contentos de vender sus listas de clientes, que se pueden comparar con historiales médicos, compra y préstamos de libros e historiales criminales. Los individuos que terminan siendo seleccionados en estas búsquedas a menudo son vigilados por novicios del Go Kamisori Gama, matando dos pájaros de un tiro –el novicio ejercita trabajo de campo, a menudo en un país extranjero, y el recluta potencial es evaluado. El clan prefiere reclutas jóvenes, pero las excepciones son habituales cuando el candidato dispone de habilidades útiles.
Expertos en ámbitos especializados como la cibernética son sobornados o chantajeados –o ambas cosas. Una gran suma de dinero tiende a alejar cualquier amenaza de traición, y el clan dispone de un seguro adicional proporcionado por el chantaje. Estos expertos nunca descubren la verdadera naturaleza de sus nuevos patronos ocultos hasta que se encuentran tan involucrados en el Go Kamisori Gama que no hay salida. El clan pierde un número desafortunado de estos expertos por culpa del suicidio.
Actualmente el Go Kamisori Gama está incorporando una división de recursos humanos, contratando a sus empleados “externos” mediante contratos a corto y a largo plazo. La empresa se refiere a sus agentes ninja con el inofensivo título de “consultor”. Los miembros más veteranos del clan, o los que han resultado heridos y ya no son adecuados para el trabajo de campo asumen puestos acomodados de vicepresidentes y ejecutivos y colaboran con las labores de administración de la empresa familiar.
El actual “Presidente” del Go Kamisori Gama es Ishida Jiro, un hombre robusto de unos cuarenta años, con algunas canas en las sienes. Jiro todavía sigue participando en las operaciones de campo –sigue siendo un hombre ágil y de mirada aguda. Su posición no es un retiro cómodo; es el líder indiscutible del clan como cualquier daimyo de un viejo clan samurai. Los vicepresidentes se encargan de recibir a los clientes, entreteniéndolos y asegurándose de que sus deseos son satisfechos de forma debidamente profesional, pero Jiro se reúne en persona con todos los clientes potenciales. Mantener la posición del clan y sus beneficios no es fácil –siempre hay trabajo sucio por hacer. Sin embargo, mantener el velo de secreto del clan es una responsabilidad que resulta pesada para los hombros de Jiro.

TEORÍAS Y PRÁCTICAS
Las artes marciales del budo taijitsu enseñan a realizar presas con las manos y golpear los nervios adecuados además de un repertorio estándar de patadas y golpes. Los ninjas también se entrenan con espadas y bastones, una concesión necesaria para completar su entrenamiento. El shuriken estereotípico ha sido en gran parte sustituido por granadas sofisticadas, que son mucho más eficaces para detener a los oponentes. Las otras armas tradicionales de los ninjas también han sido desechadas, pues son demasiado inusuales y tienden a llamar atención indebida.
El acceso del Go Kamisori Gama a la cibernética lo proporciona el Zaibatsu –una rama de la Tecnocracia de Oriente- mediante un programa de sobornos y chantajes, claro está, aunque indudablemente, los Dragones de Metal saben mucho más del clan ninja de lo que al Gomi Kamisori Gama le gustaría. Entre las modificaciones habituales de los agentes se encuentran armas, visión incrementada o mecanismos que proporcionan fuerza o velocidad incrementada. El ciberequipo es difícil de utilizar adecuadamente –nunca se deja en manos de novicios (Las mejoras cibernéticas se detallan en el suplemento Cazador de Demonios X).
Las señales de manos kuji-in son utilizadas como focos por los ninjas para activar una amplia gama de Efectos mágicos. De hecho, son el único foco real que utilizan los ninjas, pues nunca se arriesgarían a ser sorprendidos sin las herramientas adecuadas. El Gomi Kamisori Gama utiliza un total de 81 símbolos. Los más poderosos proporcionan habilidades para fortalecer el cuerpo y la mente, enmascarar la presencia del ninja, proporcionar un delicado sentido del equilibrio, curación, soportar ambientes extremos, leer la mente de los demás, canalizar poder mediante un grito o golpe y proporcionar un momento de iluminación.

EL VERDADERO NINJA QUE DÉ UN PASO AL FRENTE
El Go Kamisori Gama debe mucho más a la imagen “cinematográfica” de los ninjas que a la realidad histórica que ha rodeado a los ninjas japoneses en el pasado. Los jugadores que quieran interpretar a un estereotípico asesino vestido de negro con herramientas tecnológicas no se sentirán decepcionados. Por otra parte, algunas personas puede que deseen introducir algo más de sincero realismo.
Los relatos sobre los ninjas son como mínimo, confusos. Debido a la heroica tradición samurai, muchos relatos japoneses pueden considerarse tendenciosos con respecto a los ninjas; el ninja aparece bajo la figura de deshonrosos asesinos mercenarios. La verdad es que las leyendas de los ninjas probablemente surgieron a partir de los supervivientes de clase baja que perdieron sus hogares durante la época de las guerras civiles de Japón. No se trataba de rebeldes, sino de revolucionarios. Familias enteras fueron asesinadas y desposeídas de sus tierras, obligadas a huir a los bosques y a llevar una existencia discreta entre los campesinos. Impulsados por el fervor de la venganza o por la completa desesperación, estos exiliados, fugitivos y proscritos convertían sus herramientas campesinas en armas y recurrían al bandidaje contra los samurai (que posiblemente llevaban dinero). Algunos incluso podrían llegar a la desesperación de tratar de asesinar a los nobles locales. Al proceder de las castas más bajas de la sociedad, serían ignorados cuando entraban en la mayoría de los lugares, de la misma forma que un noble ignoraría a un carnicero, un enterrador o algún sucio campesino de la época. De esta forma los “ninja” podían entrar y salir sin ser percibidos, matar al objetivo de su venganza y quizás incluso robar suficiente dinero para sobrevivir. Nadie prestaba atención al hombrecillo inútil sin importancia -¡estaba claro que el asesino tenía que ser un poderoso guerrero que podía moverse invisible y caminar sobre las paredes!
Cuando estás desesperado y vives en los bosques o apartado de la civilización, haces lo que puedes para sobrevivir. Los samurai tenían hermosas espadas afiladas y aprendían técnicas de lucha. Los granjeros desposeídos no tenían nada de eso –así que utilizan las ventajas a su disposición, por deshonrosas que parecieran a ojos de los nobles. Luchar sucio. Convertir algunas de tus herramientas en cuchillos arrojadizos; y si estaban oxidadas el objetivo pillaría el tétanos y moriría, haciendo surgir historias sobre terribles venenos infalibles. Los campesinos también podían utilizar las trampas que ponían para conseguir comida, y si un samurai caía en una, era fácil de matar y sus armas y armadura se vendían para conseguir dinero –y surgirían leyendas sobre las increíbles y mortíferas trampas de los ninjas. Aprendiendo a utilizar un terreno conocido en su ventaja, los proscritos podían dormir en los árboles, moverse de noche y quizás desarrollar algunos trucos para esconderse; y cuando los soldados no conseguían encontrarlos se inventaban exóticas historias de las fenomenales habilidades de los ninjas para desaparecer. Estos rumores, mezclados con algunas historias chinas sobre los Lin Kuei (demonios de los bosques) y los yamabushi errantes dieron lugar a relatos sobre extraños ermitaños con poderes sobrenaturales que vivían en los bosques y practicaban poderosas técnicas de lucha y ocultación. Los titiriteros japoneses se vestían de negro sobre un fondo negro para que la audiencia los ignorara y se fijara en las marionetas; las marionetas ninja también se vestían de negro para indicar a la audiencia que también eran invisibles.
El Go Kamisori Gama utiliza la imagen de los ninja, ¿pero qué están haciendo actualmente los descendientes de los verdaderos ninja? Lo mismo que sus predecesores –sobrevivir. Realmente, los granjeros exiliados y deseosos de venganza no tenían muchas esperanzas de dejar descendientes, pero quienes consiguieron fundar familias y clanes podrían haber transmitido sus técnicas y dar lugar a familias y clanes ninja –o puede que no. Como todo lo relacionado con el shinobi, la verdad no existe, todo es humo y espejos. Pero en el Mundo de Tinieblas existe por lo menos un grano de verdad en las historias sobre los guerreros de las sombras.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2338
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#2

Mensaje por Alexander Weiss » 14 Oct 2019, 11:15

Imagen

TOC FAAN
El país de Camboya se enfrentó a una época terrible y desesperada durante el gobierno de los Khemeres Rojos. Desde 1975 a 1979, el secretista Angkar (“La Organización”, como era conocido el régimen por sus paisanos) tiró de los hilos del poder desde la seguridad anónima de nombres en código y seudónimos; en el campo los títeres seguían las órdenes transmitidas desde sus hilos y aplastaron a los enemigos del estado –cientos de miles de ciudadanos camboyanos. En la infame prisión de Tuol Sleng, mencionada bajo el siniestro nombre de S-21, fueron encarcelados, torturados y ejecutados los sospechosos de traición. Cuando la nube de humo que rodeaba a los Khemeres Rojos se despejó y el ejército vietnamita derrocó al gobierno y entró en la capital camboyana, Phnom Penh, entre uno y tres millones de ciudadanos camboyanos –entre el 11 y el 20 % de la población total- había muerto en los campos de exterminio camboyanos. No fue una sorpresa para ninguno de los místicos que conocían Camboya descubrir que los Toc Faan, un grupo de notorios caníbales e infernalistas, se encontraran bajo las sombras del gobierno del Angkar.
Sin embargo, la historia no es tan sencilla como parece. Incluso los estudiosos de lo oculto pueden sentirse tentados a llegar a conclusiones simples por una terrible historia de demonios y magos. Los fundadores de los Toc Faan pueden haber cumplido ese papel, pero los actuales Toc Faan se encuentran en una situación mucho más compleja.

TRASFONDO
Los precursores de los Toc Faan eran sacerdotes y guerreros de los cultos Devaraja en el siglo IX, dedicados a preservar, quizás incluso a conceder, la divinidad de los dioses-reyes del Imperio Khmer. Los hombres celebraban culto en los templos y santuarios Devaraja, guardando los lingam que albergaban la naturaleza divina del rey, realizando cuidadosos sacrificios humanos que mantenían su poder creativo, manteniendo el descanso de los dioses-reyes muertos, e imbuyendo a sus sucesores con el poder de su legado. Las mujeres protegían el cuerpo físico del dios-rey, aprendiendo desde la infancia a manejar el escudo y la lanza para poder ocupar su lugar en la guardia personal del rey, formada sólo por mujeres. Durante cuatro siglos, los cultos Devaraja practicaron su sangrienta magia con la plena aprobación del Imperio. La llegada del budismo Hinayana de la vecina Tailandia conquistó los corazones de los campesinos y finalmente de los gobernantes –no es sorprendente, teniendo en cuenta que el budismo era una religión del pueblo para el pueblo, mientras que la antigua religión sólo beneficiaba al dios-rey y sus cultistas. A medida que la cultura Khmer declinaba, los cultistas Devaraja se retiraron de la sociedad y desaparecieron.
Siglos después, en algún lugar de las montañas o las junglas de Camboya, algunos o todos los herederos de la tradición Devaraja tomaron una terrible decisión: se entregaron al Rey Yama Malaveyovo, El de las Fauces Insaciables, a cambio de poder mágico. Sus rituales, antiguamente ceremoniosos incluso cuando eran crueles, fueron reducidos a grotescas parodias de su antiguo esplendor. Los nuevos Toc Faan devoraban a sus víctimas; consumir un hígado humano era suficiente para apaciguar a su nuevo dios-rey, pero los realmente fieles devoraban la carne de cadáveres enteros. El autocanibalismo era una forma muy valorada, aunque limitada, de adoración. Los Toc Faan comenzaron a ejercer su recuperado poder en su mayor parte en solitario, sólo en la compañía de sus víctimas, hasta que se relacionaron con los Khmeres Rojos y el Angkar, en la década de 1970. Los pocos contactos excepcionales se producían cuando los magos Akáshicos o Eutánatos descubrían y destruían células aisladas de los Toc Faan. Historias sobre carnicerías y feroces enfrentamientos proporcionaron a los Toc Faan una reputación siniestra como caníbales adoradores de demonios a los ojos de los magos de todo el mundo.
Sin embargo, dentro de la sociedad, algunos de los Toc Faan supervivientes creen que algo va mal –o quizás demasiado bien. Los fundadores del culto eran incuestionablemente, individuos malignos y egoístas. Aunque no sentían la necesidad de tomar notas sobre el proceso de vender sus almas, puede suponerse que el contacto inicial con el Rey Yama Malaveyovo consistió en el asesinato ritual y el consumo de incontables inocentes –y posiblemente de los sacerdotes y guerreros Devaraja que no aprobaban aquella descabellada decisión. La devoción ritual del Rey Yama requería el sacrificio continuado y anual de humanos; la necesidad individual de poder de cada hechicero incrementó la cantidad todavía más. Pero en medio de esta depravación consciente, los Toc Faan se encontraron con algunos remordimientos en lugar de endurecer sus almas como asesinos implacables. A medida que la situación empeoraba –Los Señores del Infierno no se toman a la ligera un “No, gracias, ya no me gusta” en lugar de sacrificios- los hechiceros descubrieron que sufrían una especie de maldición: cada humano consumido por un Toc Faan dejaba un fragmento de buen karma en el alma de su profanador. Esta acumulación kármica continuó elevando las almas de los hechiceros, hasta que sus propios ritos les resultaron repugnantes y consideraron su existencia un tormento.
Este efecto no era algo previsto en el pacto con el Infierno –por lo menos no era algo pretendido por los Toc Faan. Tampoco parecía que el Dios-Rey Malaveyovo los hubiera engañado, sino que quizás parecía obtener un placer más perverso del sufrimiento caníbal de sus adoradores; quizás una fuerza externa intervino en el pacto, una fuerza que quería revelar la bondad de los magos mejorando su comprensión moral. Algunos Toc Faan incluso se preocuparon por si se habían convertido en parte de un gran plan de los habitantes del Yomi para dañar el ciclo kármico, utilizando a los Toc Faan para cosechar bondad –y para llevarla aullando al infierno con ellos cuando murieran.
Hasta el día de hoy los Toc Faan desconocen el origen preciso de esta maldición infernal. Han acumulado una gran reserva de conocimiento sobre el infernalismo, los pactos demoníacos y los Reyes Yama en el proceso de sus investigaciones. También existe un desacuerdo interno sobre lo que deberían hacer cuando la verdadera naturaleza del pacto se descubra. Algunos se dedican a liberarse de las ataduras de la maldición kármica y del pacto con Malaveyovo, terminando con su necesidad de cometer atrocidades. Otros temen que eliminar la maldición y el pacto devuelva a los magos a su anterior estado mortal, que teniendo en cuenta sus criterios de reclutamiento, los devolvería a vidas de maldad y depravación; estos miembros prefieren soportar la maldición y el pacto con vergüenza silenciosa, haciendo tan poco daño al mundo como les resulte posible. Sin embargo, otros han decidido no actuar hasta descubrir la causa de la maldición kármica y se dedican a este objetivo con más entusiasmo que a engullir hígados humanos. Mientras tanto, el festín de carne humana continúa, tal y como Malaveyovo ordena; los magos muertos o los que son arrastrados en cuerpo y alma al Yomi Wan no pueden liberarse de esas maldiciones.
Las relaciones de los Toc Faan con el Angkar y los Khemeres Rojos en el exilio causan desconcierto a los increíblemente pocos observadores que simpatizan con el culto caníbal. Quizás decidieran aliarse con ellos para consumir a las víctimas del Angkar, en lugar de causar más víctimas adicionales entre la población camboyana. Quizás querían convertir al tirano Pol Pot en un nuevo dios rey concentrando en él sus poderes y abandonando a Malaveyovo. Quizás fue el Rey Yama quien les forzó a asumir la alianza. Cualesquiera que sean las razones, los Toc Faan proporcionaron ayuda y consejo al Angkar a cambio de acceso a los cientos de miles de víctimas del régimen. Cualquier beneficio que los Toc Faan hayan obtenido por esta alianza fue breve: las paranoicas purgas internas que Pol Pot realizó en su organización atraparon a los Toc Faan en sus redes. Diezmados por sus propios aliados, los Toc Faan se retiraron a las densas junglas y montañas del noroeste de Camboya –la misma región que oculta a los últimos Khemeres Rojos en la actualidad.

ORGANIZACIÓN
Los Toc Faan todavía siguen nombrando a un Sumo Sacerdote de entre sus filas, una tradición que se remonta a las antiguas prácticas de los cultos Devaraja. El Sumo Sacerdote tiene el dudoso honor de tratar con los emisarios de Malaveyovo, corruptos espíritus Kura Sau o malditos akuma Kuei-jin, o en ocasiones, el propio Rey Yama en persona. Debido al intenso escrutinio que rodea este frecuente contacto demoníaco y la naturaleza sensible de la actual situación de los Toc Faan, el candidato a Sumo Sacerdote normalmente es un individuo mágicamente poderoso pero mal informado. Algunos iniciados prometedores ascienden de los cánticos rituales y el consumo estático de carne al pináculo del infernalismo sin descubrir jamás la tensa situación espiritual que concentra gran parte de la atención del culto.
El verdadero conocimiento y el poder sin corromper de los Toc Faan se encuentra en un pequeño consejo de hechiceros que eligen al Sumo Sacerdote. Estos hombres y mujeres son los ancianos del grupo –sólo los más ancianos son de fiar tras haber acumulado tanto el rechazo necesario a la servidumbre infernal como la fortaleza mental necesaria para mantener los secretos del culto a salvo de los espías del Rey Yama. Irónicamente, muchos de estos ancianos han excedido en mucho la duración de la vida humana utilizando los dones corruptos de Malaveyovo. Cuando uno de los venerables muere, el siguiente cultista más viejo asciende para unirse al consejo. Las purgas de los Khemeres Rojos acabaron con varios de estos ancianos; aunque el consejo ha sustituido sus vacantes, los miembros del consejo todavía se encuentran inseguros hoy de si los últimos miembros que se han unido al consejo son de confianza.
Los Toc Faan reclutan a los marginados de la sociedad para que les sirvan como acólitos. Las razones son completamente pragmáticas: Sólo los degenerados y sádicos tienen estómago para soportar los ritos caníbales del culto, y esos mismos individuos necesitan la reforma que la maldición de los Toc Faan proporciona. Los que son demasiado estúpidos o crueles suelen terminar en los altares de sacrificio; esos estudiantes son demasiado degenerados e impredecibles. Los reclutas que tienen suficiente fuerza de voluntad y astucia son los que tienen más posibilidades de convertirse en hechiceros poderosos; esos estudiantes son también individuos degenerados e impredecibles, una verdadera amenaza para sus maestros hasta que la maldición de los Toc Faan se ha apoderado de ellos. Incluso en los días modernos, el culto prefiere reclutar sólo entre la etnia Khmer. Tristemente, nunca faltan reclutas; los continuos conflictos civiles hacen la vida dura para los ciudadanos de Camboya. El asesinato es el pan de cada día. Muchos de los actuales miembros del culto fueron carceleros infantiles en la prisión de Tuol Sleng y otros monumentos de la atrocidad humana.

TEORÍAS Y PRÁCTICAS
El poder de los Toc Faan procede de los poderes impíos que les otorga el Rey Yama Malaveyovo. Habitualmente se manifiestan como Efectos de Fuerzas, invocando el fuego abrasador o el frío gélido de los Mil Infiernos, o Efectos de Espíritu, corrompiendo o retorciendo las almas. Los Narradores pueden desear añadir algún toque realmente demoníaco a los Toc Faan con algunos de los Rasgos Demoníacos accesibles para los Nefandos en el Libro de la Locura. Los Toc Faan todavía practican y transmiten sus antiguas artes mágicas: los sacerdotes varones realizan los ritos de la vida y la muerte utilizando las Esferas de Vida y Entropía, mientras que las mujeres guerreras perfeccionan sus cuerpos y habilidades mediante las Esferas de Vida y Mente.
Los focos comunes entre los sacerdotes y las guerreras consisten en artefactos del Imperio Khmer, ya sean objetos portátiles como joyas, objetos de orfebrería o pequeñas figurillas de piedra, o inmóviles, como las ruinas de los templos lingam de los reyes-dioses Khmer. Los sacerdotes también utilizan pequeños frascos de fluidos corporales cuidadosamente recogidos como focos, mientras que las lanzas y escudos de las guerreras les sirven como focos para sus artes marciales. El mayor foco de los Toc Faan ya no es accesible para ellos –el dios-rey. Un dios-rey adecuado debe ser correctamente ungido antes de que los Toc Faan puedan renunciar al poder de Malaveyovo –si alguno de los Toc Faan todavía recuerda cómo podrían conseguirlo.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2338
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#3

Mensaje por Alexander Weiss » 14 Oct 2019, 11:18

Imagen

TAI HOI LI
La misma época de conflicto que provocó el rejuvenecimiento de los Toc Faan en la comunidad mágica también provocó la creación de un nuevo grupo místico en los túneles Cu Chi de Vietnam. Sus miembros son pocos, pero su rápido acceso a un poder mágico significante en sólo unas décadas ha causado alarma en muchas Tradiciones.

TRASFONDO
Los túneles subterráneos que perforan el distrito vietnamita de Cu Chi fueron excavados a principios de la década de 1950, durante la revuelta de la colonia contra el gobierno francés. Esos mismos túneles fueron extendidos de forma dramática durante la guerra contra los Estados Unidos, alcanzando hasta 150 km de túneles. Los túneles pasaban por debajo de la principal base de la 25ª División de Infantería de los Estados Unidos, se dirigían 25 km hacia el sudoeste hacia Saigón (actualmente Ciudad Ho Chi Minh) e incluso atravesaban la frontera con Camboya. Los túneles permitieron al Frente de Liberación Nacional (mejor conocido por los estadounidenses como Viet Cong) distribuir suministros y armas y realizar ataques relámpago contra los soldados survietnamitas y estadounidenses y desaparecer con la misma sorprendente rapidez. El complejo subterráneo también sirvió como refugio para los soldados del Viet Cong y aldeanos huidos; barracones, salas de descanso, hospitales de campo, fábricas de armas e incluso salas de cine de propaganda podían encontrarse a través del laberinto de túneles.
En enero de 1973 el ejército de los Estados Unidos abandonó Vietnam; la Segunda Guerra de Vietnam continuó hasta abril de 1975 –cuando la ciudad de Saigón cayó ante las tropas de Vietnam del Norte. En la actualidad Vietnam recibe turistas, incluso (y especialmente) a los estadounidenses dispuestos a gastar sus dólares y les ofrece visitas guiadas por los túneles Cu Chi. Si intentaras pasar por los claustrofóbicos túneles excavados en el suelo vietnamita no podrías y aun cuando pudieras posiblemente no conseguirías atravesarlos sin caer en una de las astutas trampas del Viet Cong. Pero por cinco dólares podrás vaciar el cargador de un genuino M-16. Los horrores de la guerra han sido esterilizados y adaptados al consumo turístico.
Sólo una pequeña parte de los túneles Cu Chi están abiertos al público. Y posiblemente sea para bien; algo ha ocupado los túneles desde que el Viet Cong salió a la luz del sol, y no está dispuesto a compartir su sitio. Los Tai Hoi Li, un grupo místico que habita en esas madrigueras subterráneas, se ha mostrado amistoso con los pocos extraños que los han encontrado, pero sus miembros no han estado dispuestos a compartir información sobre sus objetivos o los motivos para elegir su hogar. De los Tai Hoi Li sólo se han obtenido evasivas.
Se sabe que el fundador de los Tai Hoi Li es un joven vietnamita cuyo nombre y pasado son desconocidos, salvo que era un campesino pobre del distrito de Cu Chi y que ha estado ciego desde que nació. Debido a su discapacidad, no tuvo mujer ni hijos pero continuó trabajando en la granja de sus padres cuando murieron. Discapacidades tan graves a menudo no eran toleradas en las zonas rurales de Vietnam –la vida era dura y los niños ciegos a menudo eran abandonados en las ciudades para que mendigaran en lugar de malgastar los recursos de las familias. Pero eran tiempos inusuales, y el joven ciego tenía habilidades valiosas para su familia y las demás familias de la aldea. Cuando la guerra entre Francia y los vietnamitas, y posteriormente entre los Estados Unidos y el Viet Cong, se acercaba demasiado a la aldea, los campesinos huían a los túneles subterráneos en busca de seguridad. Los sentidos del joven ciego en la oscuridad subterránea eran agudos. Nunca había tenido que depender de la vista; sus sentidos impedían que los campesinos se perdieran y al mismo tiempo también evitaban a los soldados que utilizaban los túneles. El joven protegió a sus seguidores hasta que se produjo un desastre: los campesinos quedaron atrapados entre los soldados estadounidenses y el Viet Cong y quedaron encerrados sin posibilidad de volver a la superficie. Ninguno de los bandos contuvo su ataque; si sabían que había civiles inocentes en medio del fuego cruzado, no parecía importarles. Muchos campesinos murieron al instante. La mayoría de los supervivientes se unieron al Viet Cong y salvaron la vida. Unos pocos campesinos se retiraron a la oscuridad con el joven ciego y esperaron a que se recuperara lo suficiente de sus heridas para guiarles. Se levantó y lo siguieron –hasta los túneles más profundos, donde permanecieron hasta hoy.
Ésta es toda la información que los Tai Hoi Li han revelado voluntariamente. Más inquietante que su reticencia a contar más detalles es la imposibilidad de extraer respuestas por la fuerza –hasta el acólito más bajo, carente de toda habilidad mágica, presenta una barrera mental tan firme y rígida como una placa de acero. El hogar excavado por el grupo, a más de cuatro pisos por debajo del nivel del suelo, es igualmente inmune a cualquier forma de clarividencia o uso de sentidos místicos.
La cantidad de poder en bruto necesario para levantar semejantes protecciones ha llevado a la mayoría de los magos a sospechar que los Tai Hoi Li han encontrado una fuente de poder externa. Los Hijos del Éter debaten sobre vastas cavernas subterráneas llenas de extrañas máquinas y dispositivos de civilizaciones perdidas. Los Verbena discuten la posibilidad de que los excavadores se hayan encontrado con una fuente pura de magma en las profundidades, con una reserva abundante de Tass procedente de la roca fundida. Otros magos mencionan la posibilidad de influencia demoníaca, sospechando la existencia de túneles o abismos sin fin que comunican con el Infierno. Sólo un extraño ha conseguido ver las cavernas de los Tai Hoi Li; sus recuerdos son confusos debido a la rapidez de su huida, pero las imágenes de su mente, confirman que los Tai Hoi Li continúan excavando cada vez más profundo en la tierra.

ORGANIZACIÓN
Los Tai Hoi Li carecen de organización formal. El grupo se encuentra unido en una misma localización, así que no son necesarios demasiados títulos ni canales de comunicación. Los Tai Hoi Li sólo salen fuera de sus túneles cuando buscan comida u otros suministros en la superficie; estos pálidos exploradores aprovechan al máximo la extensión de los túneles, adquiriendo suministros en las ciudades y aldeas de los alrededores procurando no llamar demasiado la atención.
El joven ciego que guió a los campesinos a los túneles subterráneos sigue siendo el líder del grupo; es objeto de veneración, según la información que han proporcionado varios Tai Hoi Li en sus escasos encuentros en el exterior. Ahora al joven se le conoce como “Tai Hoi”, que quiere decir “el que regresa”. El título ha provocado muchas especulaciones. ¿Cree Tai Hoi que murió en el encuentro violento entre los soldados en los túneles y su nombre significa que ha regresado a la vida? ¿Cree que es un dios o espíritu reencarnado en forma humana? ¿O quizás su nombre apunta a una profecía sobre el regreso de una gran entidad, para la que Tai Hoi está preparando el camino como un obediente Juan el Bautista de los subterráneos? Por supuesto, es posible que Tai Hoi muriera en el conflicto y que regresara de alguna manera al Reino Medio. Si es así, esta posibilidad hace que el dominio místico de los Tai Hoi Li sea muy inquietante. Quienes mejor conocen al grupo suelen decantarse por la tercera opción, que los Tai Hoi Li están preparando el camino para el regreso de algún ser mágico. La posibilidad de que el grupo esté excavando para liberar a alguna criatura atrapada en las entrañas de la tierra es suficiente para que muchos observadores se dediquen a investigar en sus bibliotecas y que dupliquen su vigilancia sobre este grupo secretista. De momento no se han producido resultados fiables.
Los Tai Hoi Li parecen un grupo muy diverso, al menos por lo que puede decirse de los que han sido vistos, y explorando los túneles cercanos a la superficie donde los Tai Hoi Li no son tan escurridizos. La mayoría de los Tai Hoi Li son vietnamitas, pero algunos son jemeres, tai o hmong. Turistas americanos y europeos desaparecen en ocasiones en los túneles Cu Chi; por lo menos uno de los periodistas desaparecidos ha vuelto a ser visto en los túneles, en compañía de los demás Tai Hoi Li.
La mayoría de los Tai Hoi Li parecen individuos completamente normales, salvo por una gran palidez debido a su vida lejos del sol. Sin embargo, algunos han adoptado la práctica de cegarse los ojos para imitar a su líder. Las terribles cicatrices y cuencas vacías que quedan testifican que quienes lo hacen recurren a sus manos, muy posiblemente ellos mismos, sin recurrir a anestesia o antibióticos. Estos Tai Hoi Li automutilados no suben a la superficie, pero pueden encontrarse en prácticamente cualquier lugar del sistema de túneles.
Los Tai Hoi Li han permanecido en los túneles durante más de treinta años. No resulta sorprendente que algunos de sus miembros guarden una gran devoción hacia sus compañeros, además de su devoción a Tai Hoi y su misteriosa causa. Esta sencilla muestra de humanidad en los oscuros túneles debería resultar confortante –pero no lo es. Los hijos que nacen entre los Tai Hoi Li a menudo tienen piel y pelo blanco, además de grotescas deformidades. Casi todos esos niños pálidos están ciegos –algunos tienen ojos bien formados aunque ciegos, pero otros sólo tienen piel blanca en el lugar en el que deberían estar sus ojos. Estos niños, incluso cuando llegan a la madurez, nunca abandonan los túneles. También se les puede encontrar merodeando en silencio por cualquier parte de los túneles, aunque los más pequeños permanecen en la seguridad de las profundidades del territorio de los Tai Hoi Li.

TEORÍAS Y PRÁCTICAS
Que los Tai Hoi Li tienen acceso a una magia poderosa es algo evidente. Lo que está menos claro es si los Tai Hoi Li son magos o hechiceros poseídos por su propio poder o simplemente un canal para el poder de algo más. La poderosa protección del grupo o las protecciones adicionales que evitan que sus túneles más profundos sean descubiertos indican una gran habilidad de lo que las Tradiciones consideran magia de la Esfera de Correspondencia. Quizás es algo previsible, teniendo en cuenta la situación personal de Tai Hoi; algunos observadores creen que Tai Hoi puede haber sido un Huérfano Despertado antes del trágico incidente en los túneles. La poderosa protección de las mentes de sus seguidores también sugiere habilidad con la Esfera de Mente.
Los habitantes de los túneles a menudo tienen muy pocas posesiones o ropas, así que los pocos objetos que llevan posiblemente sean focos. Algunos llevan consigo despojos de la guerra, como cartucheras, cascos o casquillos vacíos. Gafas de sol, anillos de boda y medallas de soldados franceses, vietnamitas y estadounidenses también han sido vistos en posesión de los Tai Hoi Li. Los devotos seguidores que se han arrancado los ojos, a menudo llevan sus órganos resecos dentro de una pequeña bolsa.
Los Tai Hoi Li muestran habitualmente habilidad con las Esferas de Correspondencia, Entropía y Mente. Algunos utilizan sus despojos de guerra para “marcar” su posición; unos pocos observadores han oído a los Tai Hoi Li, murmurando en susurros apagados y sibilantes, quizás invocando algún tipo de intervención mística.

INTERPRETANDO A LOS TAI HOI LI
Teniendo en cuenta el misterio que rodea al culto de los Tai Ho Li y las mutilaciones y condiciones específicas a las que se enfrentan, evidentemente no son personajes jugadores muy adecuados. Pueden ser formidables antagonistas o simplemente un acertijo para los jugadores. Con un poco de esfuerzo, un Tai Hoi Li podría aparecer en una Crónica. ¡El jugador que lo interprete debería prepararse bien!
Qué es lo que están haciendo los Tai Hoi Li en las profundidades de sus túneles queda en manos del Narrador. De esta forma los motivos de un personaje quedarán más limitados por el Narrador de lo habitual. Por otra parte, cualquier comunidad necesita algún tipo de sustento -¿dónde consiguen la comida? ¿Cómo ventilan sus túneles? ¿Qué hacen para comerciar con extraños, conseguir armas, ropas o información? ¿Se molestan en hacerlo? ¿Y los Tai Hoi Li que tienen amigos o parientes lejanos en el exterior? ¿Alguno de ellos ha llegado a abandonar el culto y sus compañeros han ido a buscarle? Cualquiera de estas incógnitas puede motivar a un Tai Hoi Li para que deje los túneles y regrese a la superficie, quizás para encontrarse con otros magos.
Lo más importante es que no debes interpretar a los Tai Hoi Li como si fueran caricaturas. Los magos vietnamitas pueden adoptar otras formas aparte de la de habitantes ciegos de túneles subterráneos y los Tai Hoi Li, más allá de su culto, pueden tener sus propios motivos personales.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2338
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#4

Mensaje por Alexander Weiss » 14 Oct 2019, 11:19

Imagen

LOS HIJOS DE TENGRI
En la época de la dinastía Song, hace unos ochocientos años, la mención de la tribu de los mongoles era suficiente para hacer temblar los labios de los emperadores de China. Los ejércitos de los mongoles, liderados por Gengis Khan crearon el mayor imperio que el mundo ha conocido. De hecho, bajo el liderazgo de Kublai Khan, nieto de Gengis Khan, los mongoles derrocaron a la dinastía Song, sustituyéndola con su propia dinastía Yuan. Los chamanes Despertados no eran una rareza en aquellos días, y Gengis Khan era un fiel seguidor de las creencias animistas de los mongoles, aunque él no era un Despertado.
La grandeza de los mongoles no podía durar para siempre; los pueblos sometidos de China se rebelaron contra los opresores apenas un siglo después de la conquista de Kublai Khan y la dinastía Yuan fue derrocada y sustituida por la dinastía Ming. Siglos después, los manchúes de la dinastía Qing consiguieron la lealtad de la nobleza de los mongoles Khalka. Fue durante esta época que el budismo se convirtió en una religión tan aceptada en las estepas del Reino Medio que las creencias chamánicas tradicionales de los mongoles comenzaron a desaparecer. Mongolia se convirtió en un estado cliente de China, una condición que continuó hasta el siglo XX.
Cuando Rusia y China –los poderosos vecinos de Mongolia- abrazaron el comunismo, Mongolia hizo lo mismo; las creencias tradicionales del chamanismo y el budismo se ocultaron. Los Hijos de Tengri, un pequeño grupo de chamanes, se convirtieron en los últimos herederos de la tradición animista mongola, y se encontraron perseguidos cruelmente por las fuerzas de la Tecnocracia de Oriente y Occidente. En cierto sentido son únicos debido a que son la única facción mística menor que se encuentra amenazada por el Zaibatsu de China y la Unión Tecnocrática de Rusia; los pocos observadores familiarizados con los Hijos de Tengri no creen que el grupo pueda sobrevivir mucho tiempo. Por otra parte, tampoco eran muchos los que esperaban que sobrevivieran tanto tiempo, y los Hijos de Tengri creen que pueden tener un as en la manga.

TRASFONDO
Bajo el influjo del pensamiento budista en Mongolia durante el siglo XVI, los Hijos de Tengri eran como mucho una organización informal; entonces ni siquiera se llamaban Hijos de Tengri. Simplemente eran los chamanes Despertados de Mongolia; algunos de ellos incluso reconocían que eran diferentes de otros chamanes.
Sin embargo, el budismo se extendió como una gran oleada sobre Mongolia procedente de China. Los clanes y familias de las estepas adoptaron las creencias budistas, sustituyendo su animismo tradicional sin apenas pensarlo. En cualquier caso, la religión nunca había sido una prioridad para los pueblos de Mongolia, que simplemente creían que siguiendo varias religiones incrementaban sus posibilidades de alcanzar el Cielo. Sin embargo, el budismo era otra cosa. Las viejas costumbres nunca llegaron a desaparecer, pero su importancia para los mongoles se redujo considerablemente.
Sin embargo, detrás de esta tranquila apariencia, estalló un conflicto metafísico que duró hasta mediados del siglo XVII en el que los viejos chamanes de las estepas lucharon contra la Hermandad Akáshica procedentes del sur por los corazones y las mentes de los pueblos de Mongolia. Aunque la Hermandad Akáshica nunca había llegado a abrazar una única religión de los Durmientes, el budismo había sido una de sus influencias más importantes, y muchos Hermanos Akáshicos viajaron al norte acompañando la expansión del budismo. Los Akáshicos no eran misioneros que viajaban al norte para llevar la palabra de Buda a los bárbaros; simplemente se trasladaron a las estepas cuando el pensamiento budista se popularizó en la zona.
Sin embargo, la conversión de muchos chamanes mongoles al budismo creó un motivo claro de enfrentamiento entre los chamanes y los Akáshicos. La pérdida de demasiados discípulos llevó a los chamanes mongoles a atacar a los maestros del Do. Sus primeros ataques contra los Hermanos Akáshicos, en gran parte desprevenidos, tuvieron éxito. Sin embargo, a medida que pasaba el tiempo el conflicto se volvió en contra de los chamanes mongoles; la Hermandad Akáshica, incluso en aquella época, era poderosa y sus miembros hábiles en el combate. Los Hijos de Tengri invocaron a los espíritus de la naturaleza y a los fantasmas de los hombres para defenderse pero terminaron cediendo terreno ante la Hermandad Akáshica. Pero incluso en la derrota, los Hijos de Tengri simplemente se ocultaron en lugar de desaparecer. Nuevos y jóvenes chamanes continuaron Despertando y aprendiendo el sistema de creencias de los Hijos de Tengri, y los Hijos los adoptaron y adiestraron.
Los siguientes siglos fueron relativamente tranquilos; en ocasiones los Hijos de Tengri entraban en conflicto con los cambiaformas de los bosques de Siberia o con los monstruos hambrientos y medio locos del desierto del Gobi. Pero la forma de vida de los mongoles seguía siendo predecible, y los Hijos de Tengri siguieron cabalgando tranquilamente con los Durmientes mongoles; permanecieron desapercibidos para la Hermandad Akáshica y la Tecnocracia de Oriente.
Esta situación duró hasta los comienzos del siglo XX, cuando en rápida sucesión en China cayó la dinastía Qing y Rusia se convirtió en un país comunista. Mongolia se unió al creciente movimiento comunista en 1924, y la Unión Tecnocrática utilizó la naturaleza casi totalitaria de los nuevos estados “socialistas” para someter a las Tradiciones. Durante el siglo XX muchos “experimentos” de la Tecnocracia tuvieron lugar en Mongolia; el país estaba suficientemente deshabitado para que los fallos experimentales de naturaleza social y biológica no pusieran en peligro al conjunto de la sociedad. El primer paso para llevar a cabo estos experimentos era erradicar por completo a cualquier mago nativo, pues su presencia constituía una variable de confusión.
Los Hijos de Tengri resultaron profundamente afectados por esta situación; su número se había ido reduciendo con el paso de los siglos, y habían tenido que ocultarse para tener alguna esperanza de supervivencia. En 1982 un equipo de ataque de la Tecnocracia acabó con la mayoría de los ancianos del Arte durante una reunión en Altay; los miembros más jóvenes del grupo continúan llorando su pérdida. Sin embargo, dieciocho años después, los peores efectos de la purga han pasado, y los Hijos de Tengri podrían ser capaces de salir de su largo exilio. Desconfían del Concilio de las Nueve Tradiciones, debido a su historia de conflicto con la Hermandad Akáshica, y por el momento se mantienen cuidadosamente neutrales en la guerra entre la Tecnocracia y las Tradiciones.

ORGANIZACIÓN
Los pasados diez años han sido relativamente buenos para los Hijos de Tengri. La expansión de la democracia en Mongolia –algo de lo que están más que contentos de reclamar crédito, a pesar de las obvias incongruencias de esta afirmación- ha reducido la intensidad de la presión de la Tecnocracia, a la que prefieren evitar. Sin embargo, en su mayor parte los Hijos de Tengri se encuentran organizados en líneas conspiratorias, una situación que se ha mantenido desde que los comunistas tomaron el poder en 1924.
Una célula habitual de los Hijos de Tengri consiste en un grupo de entre tres y seis miembros, todos relativamente próximos entre ellos –como mínimo todos se encuentran dentro de un radio de unos cien kilómetros. Cada miembro del grupo asume cualquier posición que le apetece, o cooperan juntos para un objetivo coordinado- actualmente existe un total de entre 10 y 20 células, y no existen dos idénticas. Sin embargo, los miembros de cada célula cuidan unos de otros. Uno o dos miembros de cada célula conocen el nombre de un contacto en otra célula y estos chamanes extienden mensajes por todo el Arte sin arriesgarse a los peligros de una estructura centralizada. Habitualmente se utilizan espíritus de confianza para transmitir mensajes, pero también se utilizan medios físicos.
Está prohibido estrictamente que dos o más Maestros de los Hijos de Tengri ocupen el mismo edificio al mismo tiempo. Esta prohibición se rompió en la reunión de 1982 y esa excepción provocó la muerte de varios Maestros en la Masacre de Altay. Ahora, casi veinte años después, con la apertura de la sociedad de Mongolia, muchos jóvenes Hijos de Tengri (e Hijas –el Arte mongol es igualitario con respecto al sexo) tratan de cambiar la organización del Arte a un sistema menos paranoico.

TEORÍAS Y PRÁCTICAS
Los chamanes mongoles veneran al dios Tengri –literalmente “Cielo”, el dios del cielo por encima de la tierra- así como a la diosa Itugen, la Madre Tierra. Comparten contacto con los espíritus de la naturaleza, especialmente los que se encuentran en lugares elevados y los del agua que fluye. Por convención ningún objeto ni lugar carece de espíritu natural, pero en estos días rígidos y mecánicos, los espíritus de muchas localizaciones han sido aplastados o expulsados.
Los Hijos de Tengri también se comunican con los espíritus de los muertos; en los primeros días del Imperio Mongol, el inframundo era un lugar agitado y poblado, y los fantasmas mantenían ocupados a los chamanes día y noche. Sin embargo, en el moderno Mundo de Tinieblas, los fantasmas de Mongolia son mucho más escasos y reticentes, hablando de esclavitud y de grandes tormentas en el inframundo.
Al contrario que la Tradición de los Cuentasueños, los Hijos de Tengri carecen de espíritus totémicos; habitualmente no se asocian con ninguna criatura ni espíritu en particular. En su lugar su principal interés consiste en un grupo de gente o una gran extensión de terreno. Los Hijos de Tengri cuidan del bienestar de su pueblo o de su tierra, tanto espiritual como físicamente, apaciguando a los espíritus que habitan en todas las cosas vivas. El Arte venera a los espíritus del agua que fluye; una comuna comunista que se despreocupa por el estado del agua puede terminar recibiendo una maldición sofisticada pero sutil.
Los Hijos de Tengri conocen la situación de numerosos Nodos inactivos en las profundidades de las estepas. Por lo menos una docena de estos lugares de energía mágica se encuentran cerrados, intactos y sin usar. Cualquier mago con algo de familiaridad con la Esfera de Cardinal podría ser capaz de detectar estos Nodos si pasara cerca de ellos, pero los Hijos de Tengri modernos han olvidado quién los selló y con qué propósito. Seguramente los Cinco Dragones de Metal los habrían abierto y utilizado si la Tecnocracia supiera la existencia de los Nodos.
Los Hijos están seguros de que en un pasado lejano sus antecesores debían de conocer la naturaleza y origen de esos Nodos. Por desgracia en la purga de las pasadas décadas (durante la era del gobierno comunista en Mongolia) muchos viejos Maestros fueron asesinados, y como transmitían su conocimiento oralmente, muchos secretos se han perdido, sobre todo tras la Masacre de Altay. Los últimos Hijos de Tengri actúan con mucha cautela en estos días.
Los Hijos de Tengri también tratan de descubrir la causa de los recientes cambios en la Celosía; aunque nunca han cruzado la Celosía sin una buena razón para ello, el mundo espiritual a menudo permitía a las células más acosadas por sus enemigos algo de respiro. Aunque los Hijos de Tengri, como la mayoría de los magos, todavía pueden atravesar la Celosía (que ellos llaman la Muralla) en un parpadeo, las graves heridas que ahora sufren habitualmente cuando cruzan al mundo espiritual hacen que prefieran evitar este peligroso proceso.
El derrumbamiento del control soviético permitió a los pueblos mongoles redescubrir su antigua herencia. Los habitantes actuales de las ciudades, cuyos ancestros fueron obligados a la fuerza a vivir en edificios de cemento ahora son libres de volver a la libertad de la estepa. Los campamentos nómadas pueden viajar sin papeleos ni estorbos innecesarios. Y lo que es más importante para los Hijos de Tengri, ahora el pueblo es animado a estudiar su historia y su cultura y a recuperar sus héroes nacionales. Por supuesto, el más destacado de todos estos héroes, es Gengis Khan. Las imágenes del Gran Khan adornan sellos de correos, monedas y billetes oficiales, plazas públicas y hogares privados. Obras académicas que reconstruyen su vida son material de lectura popular –o tema de conversación para los iletrados.
Los Hijos de Tengri se mueven dentro de este resurgimiento nacional que se extiende entre los jóvenes de Mongolia, avivando la chispa del orgullo e invitando a estos jóvenes a aprender más sobre su herencia. Es entre estos enérgicos nuevos reclutas y seguidores que los Hijos de Tengri mantienen sus esperanzas de renacimiento mágico.
Como muchos chamanes, los Hijos de Tengri utilizan la Esfera de Espíritu más que ninguna otra. Los focos habituales suelen ser algunos lugares concretos, además de objetos particulares: la orilla de un río o arroyo suele utilizarse para realizar rituales y los espíritus incluyendo al propio Tengri suelen invocarse desde lugares elevados. El “ger” (una choza de madera y pieles, también conocida como “yurta”) es considerado un espacio sagrado, y muchos rituales se realizan en su interior. El fuego de un ger tiene su propio espíritu y el fuego también es un foco importante. Música de tambores y cánticos suele acompañar a la mayor parte de la magia, y talismanes físicos como hierbas y huesos también son herramientas importantes.

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 847
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

Re: Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#5

Mensaje por Mu_ » 16 Oct 2019, 23:57

Esto es lo del Dragones del Este, ¿no?

Me parece muy decepcionante, al menos en los casos que conozco mucha verborrea y no un gramo de investigación.

Obviamente me toca la parte vietnamita. Como sabréis, en Vietnam no pasó nada hasta los años 50 ni tampoco ha sucedido nada después del 75. Nada que no esté relacionado con la guerra (ésa guerra concreta, que creemos que es la única que ha sucedido allí), es de interés. Lo bueno de eso es que toda la información que necesitas para crear un grupo mágico en Vietnam cabe en media página de una guía turística.

Bromas aparte, en el texto de ve claramente que el autor no tenía una idea concreta y ha ido divagando para llenar espacio. Me ha parecido especialmente ofensivo que afirme gratuitamente que en las zonas rurales se abandone a los niños ciegos, nada de lo que he visto en el país me hace pensarlo, antes al contrario, creo que iría muy en contra del sentido ético que he conocido.

Lo de que los ninjas no existen también es para darles. Además de ser falso, no veo por qué en un juego donde los herméticos tenían sus torres de magia y las brujas cabalgaron dragones contra los barcos voladores tecnománticos, los ninjas no pudieron existir en toda la extensión de su leyenda.
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2338
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#6

Mensaje por Alexander Weiss » 17 Oct 2019, 11:33

Yo creo que el gran problema de Dragones del Este, aparte de la información errónea, fue el escaso espacio. La diversidad mística de Asia daba por lo menos para un manual a la altura de Estirpe de Oriente.

Por supuesto, en el suplemento afirman que estas sociedades sólo son ejemplos, y en los libros de Tradición revisados y de 2ª edición aparecen facciones orientales, pero falta algo.

Avatar de Usuario
Mu_
Narrador de Vampiro
Narrador de Vampiro
Mensajes: 847
Registrado: 07 Ago 2019, 00:47
Ubicación: Saigón
Mensajes miarroba: 4.106
Antigüedad: 15 de Junio de 2014

Re: Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#7

Mensaje por Mu_ » 18 Oct 2019, 08:16

Yo hecho de menos sectas orientales de Tradiciones básicas.

Por ejemplo, los sintoístas de Japón, muístas de Corea y wuístas chinos son muy diferentes en forma a un chamán africano, pero en paradigma mágico serían sorprendentemente similares. Que el shinto no sé recoja en un libro de magos asiáticos no lo comprendo.

Si querían poner algo de Vietnam, ¿qué tal la rama caodaista del Coro? El caodaísmo trata de unificar visiones religiosas monoteístas de todo el mundo, teniendo en su santoral a gente de toda la Humanidad, desde Confucio hasta Shakespeare. ¿Hay algo más corista que eso? Claro, que no encajaría con los tópicos sobre xenofobia y aislamiento.

¿Y qué hay de los Hijos del Éter y Adeptos Virtuales? No todo en Asia es magia y superstición.
Chào mừng những con ma cà rồng Sài Gòn

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 2338
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: Ayuda: Sociedades secretas de Asia

#8

Mensaje por Alexander Weiss » 18 Oct 2019, 11:17

En los libros revisados de Tradición de vez en cuando aparece alguna referencia ocasional. En el libro de los Verbena, por ejemplo, se dice que en las últimas décadas están aliándose con varias facciones de hechiceros campesinos orientales, los Cuentasueños algo similar. En el libro de los Hijos del Éter se menciona una importante capilla en Japón, etc., aunque son menciones aisladas.

Editor completo

Volver a “Mago”