[Trasfondo] La Nación Eborá: La herencia africana en Brasil

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

[Trasfondo] La Nación Eborá: La herencia africana en Brasil

#1

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 22:46

Imagen

LA NACIÓN EBORÁ: HERENCIA AFRICANA PARA UN ESCENARIO DE CHANGELING EN BRASIL
Por Eros Rosado, Evelling Castro, Kynni Kayode y Porakê Martins
"Una sonrisa negra, un abrazo negro
trae felicidad
negro sin empleo, se encuentra sin sosiego
negra es la raíz de la libertad
negro es un color de respeto
negra es la inspiración
negro es el silencio, el luto
negra es la soledad
negro es el que fue esclavo
negra es la voz de la verdad
negro es el destino, el amor
negra también es la felicidad."
-Dona Yvonne Lara, "Sonrisa negra."

Durante siglos, los barcos conocidos como "tumbeiros" atravesaron el Atlántico abarrotados de personas traídas a la fuerza al "Nuevo Mundo". ¿Su crimen? Que su piel era más oscura que la de los europeos. ¿Su castigo? Una condena vitalicia a trabajos forzados, un castigo impuesto con crueldad y extendido a sus descendiente.
Llegados a Brasil en la sangre y los sueños de esos esclavos, inspirando y contemplando su lucha por la libertad, también desembarcaron en la costa del país Changelings nativos de África: Biloko, Djedi, Exu, Kuino, Oba, Obambo y Okubili. Fragmentos de pueblos, etnias y culturas africanas diferentes, de donde habían llegado los negros guineanos, congoleños, ambundos, benguelas, ovambos, yorubas, jejes, minas, huaças, tapas y bornus, forzados en la esclavitud.
Al otro lado del Atlántico, estos Changeling se adentraron en territorios desconocidos en el "Viejo Mundo"; conocieron y confraternizaron con los retoños de los sueños nativos; contemplaron con sus propios ojos la tardía Ruptura que se abatió sobre el continente acompañando a la marea de Banalidad que traían los colonizadores; resistieron al lado de sus Soñadores alimentándose de su esperanza, de sus recuerdos y de su afán por la libertad, pero también los inspiraron para que se mantuvieran firmes, incluso en los momentos más difíciles, ofreciéndoles apoyo para rebelarse y cobrarse venganza sobre sus carceleros siempre que surgía la oportunidad. Y por eso fueron considerados demonios y criaturas malignos por los autoproclamados "Amos de esclavos."
A pesar de todo y durante mucho tiempo, estos Changelings africanos, exiliados en lo que se convertiría Brasil, mantuvieron buenas relaciones con las hadas nativas o mantuvieron buenos términos con los Kithain que finalmente desembarcaban en las costas, acompañando a los colonos europeos, supervivientes y renegados. Pero aunque no hubiera otros Changeling, cada Eborá y cada Kithain en los vastos territorios del "Nuevo Mundo" era una criatura errante e individualista en sus propios términos.
Última edición por Alexander Weiss el 25 Jul 2020, 23:58, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: La Nación Eborá: La herencia africana para un escenario de Changeling en Brasil

#2

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 22:55

Imagen AQUALTUNE, LA LEGENDARIA MATRIARCA EBORÁ "Aqualtune era africana,
una princesa importante,
rey del Congo era su padre,
hombre muy preponderante,
y por eso fue criada
para ser buena reinante.
Allá en el Congo era princesa
pues vivía tal cual
pero había otros reinos
de los que el Congo era rival,
y por eso hubo guerra,
con devastador vendaval.
-Jarid Arraes, "Aqualtune."
Todo eso cambió cuando Aqualtune de Nlanza, princesa del Congo, una Eshu que lideró un ejército de diez mil hombres en la Batalla de Mbwila por orden de su padre, el rey Nvita a Nkanga del Congo. Pero los portugueses la derrotaron, y fue convertida en esclava y enviada a Brasil en 1665. Semejante derrota y humillación hicieron que su semblante feérico y sus recuerdos fueran sofocados por la Banalidad, pero su alma era indomable y decidida, por lo que consiguió mantenerse con vida, aguardando la oportunidad de ser libre de nuevo.
En lo que entonces era la Capitanía de Pernambuco, Aqualtune fue vendida como esclava reproductora para el Engenho de Porto Calvo, donde descubrió la existnecia del quilombo de Palmares. Con astucia y determinación, consiguió huir de su cautiverio y se unió a los quilombolas, los esclavos huidos, recibiendo especial atención de Acotirene, una poderosa hechicera inmortal que había sido la responsable de la creación del quilombo, casi un siglo antes.
Finalmente, mediante las enseñanzas y la magia de Acotirene, Aqualtune consiguió recuperar su semblante feérico y se sometió al ritual de coronación del Manto de los Orixás, pasando a formar parte del Linaje Oba, vinculándose al territorio de Palmares y liderando y organizando as su alrededor, a una banda de Changelings errantes de orígenes diversos, estableciendo las bases de lo que un día se convertiría en la Sociedad Eborá, y formando parte del Pacto Palmarino, una alianza entre Changelings, Fera y Magos de origen africano y nativo que se resistían al orden colonial de Brasil durante los siglos XVII y XVII.
Sin embargo, con la caída del quilombo de Palmares y la muerte de Aqualtune, pasaron siglos antes de que sus sucesores consiguieran consolidar su sueño de organizar, en torno a principios de solidaridad y justicia, a los Changelings brasileños, guardando las antiguas tradiciones traídas de África.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: La Nación Eborá: La herencia africana para un escenario de Changeling en Brasil

#3

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 23:02

Imagen LÉXICO EBORÁ Axé: término análogo a Glamour o Mirakamby.
Biloko, Linaje: Ipin nativo del continente africano, formado por Changelings que son la personificación viva de las tradiciones de su gente.
Caapuãs: Changelings nativos de Brasil.
Djedi, Linaje: Ipin, nativo del continente africano, formado por Changelings que aman las multitudes, las fiestas y el trabajo en equipo, tienen una gran afinidad por la magia y la confusión.
Eborá, Nación: la comunidad Changeling que se organiza en torno a tradiciones afrobrasileñas como el Candomblé, la Umbanda y el Tambor de Mina.
Egbé: unidad básica de la sociedad Eborá, formada por los Changelings y los Mortales que se unen en torno a un Templo de las tradiciones afrobrasileñas.
Egbomi: El líder Changeling de un Egbé Eborá.
Eshu, Linaje: Ipin nativo del continente africano que fue admitido y completamente asimilado por la sociedad Kithain, formada por narradores y les encanta viajar.
Ewarë: territorio que corresponde a la Amazonía brasileña y parte del Pantanal, también conocido como "Reino de la Amazonía", que sigue siendo autónomo del Imperio del Crepúsculo y está controlado por los Caapuã, Changelings nativos de Brasil. El Regente de Casa Jêje de los Eborás es parte del Gran Consejo de Ancianos que gobierna Ewarë.
Iku: el aspecto más rebelde, activo y desafiante de un Ori de Eborá, equivalente al término Oscuro de los Kithains.
Imperio del Crepúsculo, El : Dominios reclamados por los Kithain brasileños que abarca la mayor parte del país. La Casa Nagô de los Eborás acordó ser parte de la estructura política del Imperio Crepuscular, aunque mantuvo en secreto la existencia de su propia estructura interna de poder.
Ipin: en yoruba significa literalmente "porción". Utilizado por los Changelings de origen africano para designar la esencia de sus Oris que comparten entre sí y que los define como criaturas que, aunque diferentes, tienen en común una "porción" de sus almas inmortales. Casi siempre se entiende de manera similar a los Linajes entre los Kithains o las Tribus entre los Caapuas, pero generalmente está reservado para los Changelings nativos del continente africano y Sacis.
Iyabas, As: sociedad secreta ancestral, formada por representantes de los Ipins Djedi, Okubili y Biloko, responsables de elegir, coronar y guiar a los Regentes Eborás de Casas Nagô y Jêje.
Jêje, Casa: una de las dos casas secretas que gobiernan a los Eborás en Brasil, cuya influencia se extiende a través de Maranhão y Piauí, además de las regiones del norte y medio oeste del país.
Kithain: Changelings de culturas europeas.
Kuino, Linaje: Ipin nativo del continente africano, formado por comerciantes astutos que aman un buen negocio.
Nagô, Casa: una de las dos casas secretas que gobiernan a los Eborás en Brasil, cuya influencia se extiende sobre la mayoría de las regiones del noreste y sur y sureste del país.
Oba, Linaje: Ipin nativo del continente africano que cumple el papel de líderes de su pueblo, ungidos por los Orixás y guiados por los Iyabas.
Obambo, Linaje: Ipin nativo del continente africano, formado por exploradores atrevidos y astutos conocidos por sus dedos ligeros e ira implacable.
Ojo: el aspecto más tradicional, pasivo y conservador del Ori de un Eborá, equivalente al término Luminoso de los Kithains.
Okubili, Linaje: Ipin nativo del continente africano, formado por sabios obsesionados con sus vidas pasadas y su búsqueda del equilibrio espiritual.
Ori: el cambiador de almas de un Eborá.
Orixás: Entidades equivalentes a deidades en las tradiciones afrobrasileñas.
Saci, Linaje: nativo de América del Sur, que se ha integrado completamente en la cultura Eborá, formado por rebeldes irreverentes que aman la libertad tanto como las oportunidades para subvertir el status quo .

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: La Nación Eborá: La herencia africana para un escenario de Changeling en Brasil

#4

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 23:13

Imagen LA SOCIEDAD EBORÁ Los negros que esclavizan
Y venden negros en África
No son mis hermanos.
Los amos negros en América
Al servicio del capital
No son mis hermanos.
Los opresores negros
En cualquier lugar del mundo
No son mis hermanos.
Sólo los negros oprimidos,
Esclavizados,
Luchando por la libertad
Son mis hermanos.
Para ellos tengo un poema
Grande como el Nilo.

─ Solano Trindade, "Negros."

Contrariamente a lo que insisten algunos Kithain, el término Eobrá, no se refiere a una sociedad de naturaleza étnica o racial, sino una sociedad basada en vínculos culturales que unen a Changelings de orígenes distintos (Gallain de origen africano o nativo y Kithain) en torno a creencias, prácticas y valores de las culturas afrobrasileñas.
Los Eborás son Changelings que, respetuosamente, movidos por afinidades y convicciones personales, decidieron organizarse en torno a tradiciones como el Candomblé y la Umbanda. Además de abrazar estas tradiciones, los Eborás disfrutan del abundante Glamour que producen sus segudireos, lugares sagrados y rituales, y al hecho de que son honrados y reconocidos por los soñadores mortales que comparten sus creencias. A cambio, están comprometidos con los templos y las personas que siguen sus tradiciones, prestan servicios y los ayudan siempre que sea posible o necesario.
Los Changeling nacidos en Brasil que pertenecen a Linajes de origen africano ( Biloko , Djedi , Exu , Kuino , Oba , Obambo y Okubili ) tienen un vínculo muy cercano con la cultura afrobrasileña y se consideran Eborás nativos, habiendo nacido y crecido en esas tradiciones o habiendo recibido el contacto de Eborás más experimetnados justo antes o poco después de salir de la Crisálida. Además, entre ellos también se encuentra un Linaje Changeling nativo de Brasil que se ha integrado completamente en la cultura Eborá y que también se considera parte de esta sociedad: los Sacís.
Además, los Changelings de cualquier origen (Caapuãs o Kithains), independientemente de su origen étnico o color de piel, pueden unirse a los Eborás, siempre que se inicien formalmente en las tradiciones afrobrasileñas.
Los Eborás están organizados alrededor de templos o terreiros, lugares que a menudo pueden servir como verdaderos territorios libres (el acceso a ellos debe estar representado por los Trasfondos correspondientes), formando lo que llaman Egbé , un grupo de Changelings que asisten al mismo templo. y comparten creencias, deberes y afinidades. Los miembros de un Egbe Eborá casi siempre asumen obligaciones con el templo, lo protegen, participan en rituales periódicos, contribuyen a su mantenimiento e incluso brindan servicios a los Soñadores que lo asisten, pero no suelen asumir el cargo de responsables de la realización del trabajo. Los mortales que frecuentan el lugar generalmente están vinculados a estos Changelings a través de Trasfondo como Aliados, Séquito y Soñadores
Un Eborá que ha estado vinculado a cierto lugar sagrado durante mucho tiempo y es considerado la Autoridad Local en todos los asuntos relacionados con la Sociedad Changeling, recibe el título honorífico de Egbomi (hermano mayor). Para todos los demás asuntos, la máxima autoridad es el Mortal responsable de realizar el trabajo en el lugar, casi siempre alguien con acceso limitado o verdadero a Magia, Fe u otra fuente personal de poder sobrenatural, como el Mérito: Médium.
Como en cualquier sociedad de naturaleza iniciática, los Eborás guardan muchos secretos, sólo algunos de los cuales están disponibles para los recién iniciados, otros están reservados sólo para los miembros más experimentados, reconocidos por sus servicios prestados a los Orixás, sus templos y su gente.
En general, los Eborás mantienen buenas relaciones con los Caapuãs (Gallains nativos de Brasil) y Kithains del Imperio del Crepúsculo. Sin embargo, uno de los secretos mejor guardados por ellos, reservado sólo para quienes han realizado años de buen servicio a los Orixás, sus Templos y su Gente, es la existencia de una nobleza Eborá en Brasil, representada por dos Casas Nobles de miembros del raro Linaje Obá. Éstos son sus verdaderos líderes en todo el territorio brasileño y, entre los Eborás, su autoridad anula a cualquier otra autoridad Mortal o Changeling, ya que les es conferida por los mismos Orixás y ambos rastrean su ascendencia a la legendaria Princesa Aqualtune de Nlanza. Por lo tanto, la autoridad de los Obas Reyes y Reinas de Brasil, aunque limitada a los Egbés y sus Egbomis, se extiende en secreto por todo Brasil, independientemente de las fronteras establecidas por Caapuãs o Kithains.
Aunque los Eborás suelen pertenecer a la sociedad Caapuã o Kithain como miembros de pleno derecho, pertenecientes a Grupos de Caza o Misterios, Familias o Tribunales e, incluso, ocupando cargos como Miembros de los Consejos de Ancianos Caapuã o Títulos de la nobleza Kithain, estos Changelings suelen cumplir con sus obligaciones a los Orixás, la sociedad Eborá y su Egbé. Esta doble fidelidad eventualmente puede poner a un Eborá en situaciones especialmente delicadas, pero tiende a mantenerse en armonía la mayor parte del tiempo. Los mismos Caapuãs y Kithains generalmente ven el vínculo de los Eborás con sus templos y rituales como un asunto puramente religioso y no les importa a qué dios o dioses un Changeling dirija sus presencias siempre que cumpla con los deberes que se esperan de él.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: La Nación Eborá: La herencia africana para un escenario de Changeling en Brasil

#5

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 23:21

Imagen LAS CASAS NAGÔ Y JÊJÊ “Qué hermosa luz iluminó el bosque.
Se encendió y sacudió la sierra.
Qué hermosa luz vino del bosque.
Se encendió y sacudió la sierra.
Es la madre de Obá haciendo vibrar su espada.
Sembrando fuerzas, fertilizando la Tierra.
Es la madre de Obá haciendo vibrar su espada.
Sembrando fuerzas, fertilizando la Tierra.

─ Punto de Obá

Pocos más allá de los Egbomis Eborás son conscientes , pero el hecho es que, al contrario de lo habitual entre los Kithains, los miembros legendarios de la nobleza Changeling de origen africano también establecieron sus territorios en Brasil.
La primera y más antigua Casa Obá mantenida en secreto en Brasil mantiene su protectorado en Bahía y es conocida como la Casa Nagô, que gobierna a los Eborás en la mayor parte del noreste y extiende su influencia a todos los Eborás del sureste y sur del país y posee, desde su origen, un estrecho vínculo con el continente africano.
Los Eborás Nagôs dicen que su Casa fue fundada por tres sabios Changelings brasileños: Mepere, del Linaje Djedi ; Bambá, del Linaje Okubili ; y Bokolo, del Linaje Biloko . Hicieron un largo viaje al continente africano para recuperar el conocimiento ancestral y, al regresar, obtuvieron de los Orixás, evocando el Legado de Aqualtune, el poder para realizar el Ritual de Coronación de un descendiente Eshuu de la Matriarca Eborá, quien se convirtió en el primer representante del Linaje Obá en Brasil, El rey Kiniun de Xangô, alrededor del cual comenzó la estructuración de la Sociedad Eborá en Salvador, alrededor de 1830.
Hoy, los Eborás Nagôs son aliados de los Kithain y están integrados en el Imperio del Crepúsculo, la mayoría como simples plebeyos, pero algunos, incluso como poseedores de títulos de nobleza.
La segunda Casa Nobre escondida de los Eborás, un poco más reciente, tiene su sede en Maranhão y se conoce como Casa Jêje. Su poder e influencia se extiende, más allá de los territorios de Maranhão y Piauí en el noreste, a todos los Eborás en las regiones del norte y medio oeste de Brasil, con una influencia especial en todo el territorio del Protectorado Ewarë, además de tener muchos emisarios y espías en los Reinos Kithain de Xaréis y Cristales, así como conexiones con la misteriosa comunidad sobrenatural del Caribe.
Los Eborás Jêje afirman que el origen de su Casa se remonta a una Compañía inusual, formada por un Eshu , un Okubili y una Llorona , que emigraron de Haití después de la revolución que abolió la esclavitud en ese país, a finales del siglo XVIII. Estos idealistas habrían venido a la Amazonía brasileña buscando difundir sus ideales revolucionarios, donde entraron en contacto con las historias locales sobre la Gran Culebra y la identificaron con Dambalah, uno de los loas más importantes del vudú haitiano. Finalmente, participaron en los eventos que culminaron con el estallido de la Cabanagem, el levantamiento popular que devastó la entonces Provincia de Grão-Pará, en la primera mitad del siglo XIX, y destruyeron sus cuerpos mortales durante la dura represión promovida por el Imperio de Brasil.
Sólo décadas después, sus almas Changeling resurgirían y se reunirían, esta vez en São Luís, Maranhão, alrededor del culto local del vudú, el Tambor de Mina, a través del cual pudieron contactar a la Gran Culebra, que fue reconocida por los seguidores del Tambor de Mina como Dambirá, lo que les permitió coronar al miembro Eshuu de la Compañía, reencarnado en un cuerpo femenino, como la Primera Reina Obá en este lado del Atlántico. Según la tradición, esta reina llevaba la piel muerta de un descendiente de Aqualtune y comenzó la Casa Jêje de los Eborás.
Aunque siempre ha existido una gran rivalidad y algunos conflictos, ambas Casas Eborás se consideran hermanas entre sí y honran la memoria de Aqualtune y el legendario Quilombo dos Palmares, que, junto con la influencia y la sabiduría de la sociedad secreta conocida como las Iyabas, hizo posible formar una fuerte alianza entre ellos, como dos ramas complementarias de la Gran Nación Eborá.
Tradicionalmente, una de las familias encarna el aspecto Ojo (Luminoso), mientras que la otra se rige por el aspecto Iku (Oscuro), buscando mantener el equilibrio entre Orun y Aiye.
Actualmente, el aspecto Ojo está representado por la Nación Jêje, en Maranhão, cuya Reina es la poderosa Síocháin Oba, conocida como Doña Jesuína de Dambirá, a quien se le atribuyen grandes méritos por la formación del Gran Consejo Ewarë y la institución de este Protectorado.
Al mismo tiempo el aspecto Iku gobierna a la Familia Nagô de Bahía, cuyo Rey es Dom José da Gama, quizás el aliado más importante de los Kithain del Imperio del Crepúsculo en las tierras Tupiniquin, por haber aceptado compartir su Imperio como el corregente del Reino de Eterno Verano con su esposa, una Sidhe Otoñal, Dona Marina, de Casa Scathach. Rindiendo vasallaje a la emperatriz Camilla y manteniendo su papel como Soberano de los Eborás de Casa Nagô.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: La Nación Eborá: La herencia africana para un escenario de Changeling en Brasil

#6

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 23:28

Imagen LAS IYABAS "No tieneS que ser Amélia para ser real
Tienes la libertad de ser quien quieras
Ser negro, indígena, trans, noreste
No naces mujer, te conviertes en mujer
Y no tieneS que ser Amélia para ser real
Tienes la libertad de ser quien quieras
Menos negro, indígena
No apropiado
Quieres ser negro día a día
Para la policía, no quieres ".

-Ia Bia Ferreira, "No tienes que ser Amélia".


Pero los Eborás no dependen sólo de Reyes y Reinas, otro secreto reservado para los Egbomis es la existencia de una antigua orden formada exclusivamente por mujeres Eborás que no pertenecen a ninguna de las dos Casas Obas, llamadas Iyabas .
Las Iyabas existen incluso antes de que aparecieran las Casas Nagô y Jêjê, de hecho, fueran en gran parte responsables de la creación de las dos Casas. La orden fue instituida originalmente por la reina Aqualtune, con el papel de ayudantes de su hijo, Ganga Zumba, rey de Palmares, para cuando ella desapareciera.
Sin embargo, después de la muerte de Aqualtune, el consejo de las Iyabas no fue suficiente para evitar el trágico final de Ganga Zumba. Luego también sirvieron a su sucesor, Zumbi de Palmares, pero tampoco pudieron evitar la destrucción del Quilombo. Aun así, el orden se ha mantenido a lo largo de los siglos, renovando y perseverando, aprendiendo de sus errores, sirviendo a los Orixás e inspirando, guiando y formando con paciencia y determinación lo que se convertiría en la Sociedad Eborá.
Desde su fundación, las Iyabas han estado formadas por tres Changelings, siempre por una Djedi, una Okubili y una Biloko. La Djedi representa al Orixá Iansã, un guerrero astuto, atrevido e indomable. La Okubili representa al Orixá Oxum, un mediador paciente, sensible y benevolente. Y ka Biloko representa a Orixá Nanã, sabio, misterioso y oscuro.
Pertenecer a las Iyabas es un honor vitalicio, siempre que una de ellas abandone el grupo, lo que sólo puede ocurrir a través de la muerte quimérica o de hadas, es tarea de las supervivientes elegir una sucesora apropiada, siempre siguiendo las pautas de los Orixás. Se mantienen en contacto permanente, a través de búhos quiméricos y reliquias en forma de calabaza que llevan con ellas, pero sólo se las ve juntas en raras ocasiones, como en ceremonias secretas para incorporar nuevos miembros al grupo o para la coronación de Reyes y Reinas Obás.
Son responsables de elegir y coronar, entre los Exus Eborás, los nuevos Reyes y Reinas, tanto de la Casa Nagô como de la Casa Jêje, realizando el ritual del Manto de los Orixás, que los convierte en el Linaje Obá. Entre los Eborás, el derecho a la Corona debe ganarse con hechos y méritos, no es un derecho hereditario. También tienen el deber de asesorar al soberano Eborá en los momentos más decisivos. Los reyes y reinas toman las decisiones, dirigen e inspiran a su gente, pero son las Iyabas quienes mantienen unida a la Gran Nación Eborá, mediando en eventuales conflictos entre las dos Casas y manteniendo el hilo de continuidad que los conecta con su pasado mítico a la sombra de Palmares y haciendo cumplir la voluntad de los Orixás.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: La Nación Eborá: La herencia africana para un escenario de Changeling en Brasil

#7

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 23:41

Imagen
LOS IPIN EBORÁS
"Querido hermano blanco:
Cuando nací, era negro.
Cuando crecí, era negro.
Cuando cae el sol, soy negro.
Cuando estoy enfermo, soy negro.
Cuando muera, seré negro.
Y mientras tanto, tú:
Cuando naciste, eras rosado.
Cuando creciste, eras blanco.
Cuando cae el sol, eres rojo.
Cuando hace frío, eres azul.
Cuando tienes miedo, eres verde.
Cuando estás enfermo, eres amarillo.
Cuando mueras, serás gris.
Entonces, ¿quién de nosotros es un hombre de color?

- Léopold Senghor, "Hombre de color."

Ipin es un término yoruba que significa "porción", en la cultura Eborá, este término es análogo a los Linajes y Tribus Kithains y Caapuã, pero está reservado a los Linajes nativos del continente africano y a los Sacís, que aunque son un Linaje nativo de Brasil, fueron " adoptados”por los otros Ipin y admitidos entre ellos. Por lo tanto, hay un total de ocho Ipin que conforman la base de la Sociedad Eborá en Brasil.

Biloko: Los Biloko son criaturas estrechamente relacionadas con las tradiciones de su gente, son los guardianes de su cultura tradicional, responsables de mantener las viejas costumbres, técnicas y hábitos y tienden a ser naturalmente reacios a los cambios, siendo a menudo considerados hoscos y testarudos. Como anclas y pilares de sus comunidades, siempre están dispuestos a defender el mantenimiento de las prácticas antiguas a expensas de las innovaciones y cumplen así un papel fundamental en la sociedad Eborá como fuente de sus recuerdos y siempre señalando posibles defectos en visiones supuestamente innovadoras. Son grandes artesanos, comprometidos con los eventos culturales más tradicionales de la región donde viven. En Brasil, son los maestros especialmente tradicionalistas y maestros de la Capoeira de Angola, Reisado, Batuque, Marujada, Carimbó, Catira, Retumbão, Bumba Meu Boi, etc. Los miembros de este Ipin se asocian comúnmente con los Orixás Nanã y Oxalufan.

Djedi : Los Djedi son el extremo opuesto de los Biloko, son un Ipin de inconformistas apasionados por la innovación y el entorno urbano, siempre sedientos de noticias y nuevas perspectivas. Les encanta celebrar fiestas y llamar la atención, pero siempre están en sintonía con lo más moderno e innovador, en arte, moda y costumbres. Desafían a los Eborás con el cambio y rechazan viejas tradiciones que se han vuelto obtusas con el flujo imparable del tiempo. Los Djedi son iconoclastas y disfrutando cuestionando e incluso pueden buscar inspiración en las antiguas manifestaciones culturales sólo para mezclarlas con las influencias más recientes de la posmodernidad y proponer algo completamente nuevo, para la desesperación de los Bilokos, con quienes suelen estar en eterno desacuerdo sobre casi cualquier tema. En Brasil, los Djedis son agitadores culturales, hipsters, artistas incomprendidos, raperos, funkeiros, DJs y MCs. Los miembros de este Ipin generalmente están asociados con los Orixás Oxaguian e Iansã (u Oyá).

Exu : Los Exus siempre han sido responsables de mantener unidos a los Ipin, ya que en sus territorios ancestrales, los viajeros y narradores de historias, llevaban y distribuían noticias entre las diversas aldeas, tribus, naciones y etnias, enseñando lecciones del pasado, anunciando noticias del presente y lanzando profecías sobre el futuro , siempre llegando en el momento más adecuado e inevitablemente saliendo para compartir nuevas historias y descubrir nuevos lugares. Sus habilidades como viajeros, bardos y emisarios eventualmente los llevaron a establecer contacto con los Changelings europeos y a ser asimilados por su cultura y aceptados como miembros de pleno derecho de la Sociedad Kithain. Por lo tanto, se convirtieron en un puente entre las culturas changeling europeas y africanas. En Brasil, no todos los Exu están relacionados con la cultura Eborá, aunque la mayoría sí, algunos se consideran a sí mismos como kithains e incluso pueden despreciar las costumbres y creencias de los Eborás. Aún así, juegan, y siempre han jugado, un papel importante como mediadores entre estas dos culturas. Obviamente, los miembros de este Ipin generalmente se identifican con el Orixá Exú, pero también pueden asociarse con Ogum, en su aspecto Lakaiye, como "Señor del Mundo".

Kuino :Los Kuinos nacen siendo y son comerciantes astutos, a veces mezquinos y tacaños, que aman el lujo y las ganancias y siempre están ansiosos por realizar un buen negocio. También son una fuente fundamental de recursos materiales para los Eborás, que financian el mantenimiento de templos y ayudan a los miembros de su Egbé que se enfrentan a dificultades financieras. Se asocian tradicionalmente con una deidad llamada Anansi, relacionada con el pueblo Akan, nativo de Ghana, que parece manifestarse en su apariencia ligeramente arácnida. En Brasil, sin embargo, generalmente están relacionados con el Orixá Oxóssi, por su papel de proveedores de la Sociedad Eborá, y también con la entidad conocida como Zé Pelintra, muy presente en la Umbanda y otras tradiciones afrobrasileñas como el Catimbó, que personifica el arquetipo. del "Tramposo". En Brasil son bicheiros, usureros, comerciantes, vendedores, etc.

Oba: Los Oba son un fenómeno típico en regiones de África, India y Medio Oriente. Una forma ancestral de nobleza entre los miembros del Ipin Exu, porque los miembros de este Linaje que son realmente dignos y están dispuestos a renunciar a su propia libertad, la más querida de cualquier Exu, para guiar a su gente frente a las dificultades, pueden pasar por el Ritual de Coronación del Manto de los Orixás y ser exaltados en el Ipin Oba, uniéndose a cierto territorio y recibiendo a cambio poderes naturales capaces de rivalizar con los de los Sidhe. En general, pocos fuera de estos dominios ancestrales y la propia cultura de los Exus son conscientes de la existencia de los Obas, y aún menos son conscientes de la existencia de Obas en Brasil. Aquí, la influencia de los Obas se extiende más allá de los Exus, abarcando a todos los Eborás, pero está restringida a dos Grandes Casas aliadas y rivales, las Casas Nagô y Jêje, que se mantienen ocultas de los Kithains e incluso de la gran mayoría de Caapuãs. Y aquí generalmente están asociados con el Orixá Xangô.

Obambo: Desafortunadamente, es común que los Obambos sean confundidos con ladrones y delincuentes, pero entre los Eborás, son reconocidos como exploradores intrépidos, con un aura heroica de valentía y misterio. Les encanta explorar ruinas y sitios arqueológicos en busca de reliquias del pasado y toman como su misión sagrada recuperar tesoros de los pueblos africanos o nativos de América del Sur, saqueados por colonos europeos para exhibirlos en colecciones privadas o museos. Muchos coleccionan tesoros mágicos de los orígenes más diferentes, que ofrecen a sus Egbé cuando los necesitan, y realmente se apasionan por desentrañar secretos olvidados del pasado, reservando el derecho de revelarlos sólo a sus hermanos Eborás y colaboradores más cercanos. , desatando su legendaria ira sobre los espías y cualquiera que se atreva a traicionar su confianza. Son antropólogos, arqueólogos, historiadores, especialistas en cultura africana, afrobrasileña o nativa de las Américas. Junto con sus Egbés, a menudo se encuentran entre los cuidadores responsables del mantenimiento de los tiempos y los instrumentos litúrgicos. Y generalmente están asociados con el Orixá Oxóssi por sus habilidades de discreción, audacia y “caza”, pero también pueden vincularse con otras entidades de diferentes tradiciones afrobrasileñas como Tranca Ruas y Rompe Matos.

Okubili: Los miembros de este Ipin son criaturas de naturaleza fluida y plácida, obsesionadas con sus vidas pasadas y con la búsqueda de su equilibrio espiritual. Para muchos parecen sabios y benévolos, para otros son tontos idealistas que viven con la cabeza en las nubes. Los Okubili son conocidos por su versatilidad, ya que pueden encontrar significado en casi cualquier lugar o forma de vida, siempre luchando por un equilibrio entre la tradición y la innovación. Tienden a ser criaturas muy espirituales y empáticas, con un profundo conocimiento del ciclo de reencarnación. Siempre están cambiando de trabajo en su búsqueda de nuevas perspectivas, pero a menudo se asocian con prácticas místicas y de autoconocimiento, como guías espirituales, practicantes de meditación, yoga, terapias alternativas, son masajistas y se encuentran entre los raros Eborás a los que eventualmente se les puede permitir consultar a Orixás a través del juego de conchas. A menudo se asocian con orixás como Oxum e Iemanjá.

Sacis: Los Sací ocupa una posición muy particular entre los Ipin Eborás, siendo el único de ellos que no se originó en el continente africano. Típicamente brasileños, los Sací están considerados como los principales responsables de la relación amistosa entre Eborás y Caapuãs y han desempeñado un papel destacado en la lucha contra la esclavitud colonial. Irreverentes, audaces, inquietos, cuestionadores y apasionados por su noción integral de libertad, tienen una habilidad natural para localizar a los Changelings a punto de emerger de la crisálida y presentarles la cultura Eborá, independientemente de su origen, lo que garantiza el respeto y gratitud de sus hermanos También son los más propensos a dedicarse al activismo antirracista y a los movimientos sociales para combatir la opresión.

Avatar de Usuario
Alexander Weiss
Bibliotecario de Webvampiro
Bibliotecario de Webvampiro
Mensajes: 4568
Registrado: 14 Jul 2019, 01:15

Re: La Nación Eborá: La herencia africana para un escenario de Changeling en Brasil

#8

Mensaje por Alexander Weiss » 25 Jul 2020, 23:53

Imagen HISTORIA RECIENTE "Nadie escuchó
Un sollozo de dolor
En la esquina de Brasil
Un triste lamento
Siempre hizo eco
Desde el guerrero indio
Fui al cautiverio
Y cantó desde allí
Negro entonado
Un rincón de revuelta en el aire
En el Quilombo dos Palmares
Donde te refugiaste
Fuera de la lucha de los inconfidentes
Rompiendo las cadenas
Nada funcionó
Y guerra en paz
De la paz a la guerra.
Toda la gente de esta tierra
Cuando puede cantar
Canta con dolor ".

─ Paulo César Pinheiro y Mauro Duarte, O Canto das Três Raças.


Con el Resurgimiento a finales de la década de 1960, y el consiguiente regreso de los Sidhe de Arcaida, algunos miembros de este Linaje de nobles, para asombro de muchos, aparecieron en suelo brasileño, lo que fue atribuido por algunos eruditos al legado del legendario rey Don Sebastián de Portugal, que habría sido un Sidhe Otoñal.
Sin embargo, tal vez como consecuencia del Resurgimiento brasileño que tuvo lugar en medio de la dictadura militar, el número de nobles que rompieron la Crisálida entregándose a su legado Oscuro es significativo. Los Sidhe resurgidos organizaron rápidamente la desorganización de los Kithain locale, runiendo reinos independientes y protectorados, en un imperio, el Imperio del Crepúsculo, bajo la mano firme de Dom Manoel de Gwydion.
D. Manoel intentó extender sus territorios por todo Brasil, pero se encontró con muchos obstáculos: en el norte con la fuerte resistencia de los Caapuã; en el sur, con una alianza inusual entre los Changelings nativos y los plebeyos de Kithain; y en el nordeste con rebeldes liderados por Dom José da Gama.
El naciente imperio trató la resistencia de los nativos a un gobierno Sidhe unificado de una manera muy conservadora y tradicional, lo que inevitablemente provocó la reaparición de la animosidad y el resentimiento entre los Caapuãs y Kithain con un renovado vigor. Al principio, la resistencia Caapuã se encontraba extremadamente dispersa y desorganizada y los Sidhe tenían disciplina y experiencia militar de su lado. Una alianza secreta entre las Casas Jêjê y Nagô fue fundamental para organizar la resistencia Caapuã, alrededor de cuatro principales Linajes nativos (Caiporas, Curupiras, Karuanas y Mapinguaris), después de duras derrotas.
En el norte, los Caapuãs y Eborés Jêjes articularon la creación del Gran Consejo de Ewarë para unificar la resistencia de los Changelings nativos contra el asedio de ñps Kithain. Dirigidos por este Consejo de sabios Síocháin, que ya tenía un gran respeto entre las principales tribus Caapuã, bajo la guía de doña Jesuína, pudieron unir a las familias Changelings nativas de Ewarë y cambiar el rumbo de la guerra.
Una articulación que se vio favorecida aún más por el éxito de la rebelión que estalló en el nordeste, bajo el liderazgo del carismático José da Gama, donde los Eborás Nagôs hicieron imposible crear un Reino unificado, utilizando tácticas terroristas y guerrilleras para luchar contra las tropas imperiales. Mientras el emperador se encontraba en el sur, una rebelión encabezada por plebeyos nativos de trolls y changelings depuso al títere gobernante local que amenazaba la unidad del inestable Reino de la Pampa.
A fines de la década de 1980, Dom José da Gama fue coronado en secreto Rey Obá de Salvador de Bahía y se convirtió en el legítimo soberano de los Eborás Nagô, ungido por los Orixás, fue cuando se enfrentó y derrotó al emperador Dom Manoel en un combate épico y único en Chapada Diamantina, en un episodio que le costó la vida al emperador.
Después de dos décadas de conflictos sangrientos cubiertos por el manto de la dictadura militar, el Imperio se vio seriamente sacudido. Un noble consejo se hizo cargo del gobierno del Imperio del Crepúsculo durante dos años hasta que la emperatriz infantil Camilla pudo ocupar el lugar que le correspondía como heredera de la Corona. Como una de sus primeras acciones al frente del Imperio, la joven Emperatriz envió a su Emisario de confianza, Dom Marcio de Casa Liam, para negociar un final pacífico de la Rebelión en la Pampa. Su decisión fue, al principio, extremadamente controvertida entre la nobleza imperial, pero al final resultó ser correcta, con el final exitoso de las negociaciones.
Fortalecida por la victoria pacífica en la Pampa, la joven emperatriz Camilla, nuevamente aconsejada por Dom Marcio, realizó una maniobra diplomática arriesgada y propuso al líder rebelde, Dom José da Gama, la creación, en el nordeste, del Reino del Eterno Verano, ofreciéndole el título de Rey y corregente del Reino. Para sorpresa general, el líder rebelde aceptó la oferta y juró lealtad al Imperio, en un episodio marcado por su unión con una hermosa Sidhe Otoñal, doña Marina de Scathach, su Reina y corregente Kithain del recién creado Reino del Eterno Verano.
Esta alianza abrió el camino que permitió, incluso en la década de 1990, el pacto entre el Imperio del Crepúsculo y el Gran Consejo Ewarë de los Gallains amazónicos, hábilmente negociado, desde las sombras, por Dona Jesuína, con la ayuda de Dom José y los Iyabas. , que formalizó el Protectorado del Bosque y supuestamente puso fin a los conflictos entre Kithains y Caapuãs, a pesar de todo el resentimiento generado en años anteriores.
Al mismo tiempo el Reino del Eterno Verano, en la costa nordeste, se convirtió en parte del Imperio del Crepúsculo, gobernado por la pareja real, Da Gama: Dom José, un Obá que es considerado por los Kithain como un Exu especialmente noble o arrogante, y Dona Marina, una Sidhe otoñal de Casa Scathach, que también es una Eborá Nagô, hija de Iemanjá.
Ambos tienen alineamientos modernos y "Oscuros", y son elementos fundamentales en la estructura de poder del Imperio, un hecho agravado por la discreta, aunque innegable, influencia de Dom José en todos los Eborás en las regiones sudeste y sur de Brasil. Muchos Kithain toman esa influencia Oscura como una admiración legítima por un plebeyo que ascendió a su posición por sus propios méritos, mientras que otros lo consideran como una fuente incómoda de preocupación, por supuestamente alimentar los sueños de grandeza de los plebeyos insolentes, además del hecho de que Dom José fue directamente responsable de la caída del Emperador Manoel, y las malas lenguas susurran en las sombras que él también podría intentar derrocar a su sucesora.

Editor completo

Volver a “Changeling”